Sei sulla pagina 1di 1

10 EL DISTRITO Marzo 2011

DISTRITO CULTURAL ñ
SUPLEMENTO CULTURAL ADJUNTO A EL DISTRITO
email: cartas@eldistrito.es

Marina Osuna / Cultura REPORTAJE

Un paseo por el Siglo de Oro


En el Madrid de las Letras los más grandes representaron la obra de su vida y la de su muerte.

adrid ha inspirado muchas de las grandes obras exequias del que fuera un auténtico ídolo del pueblo: Lope

M de la literatura universal y sus calles han queda-


do a la vez impregnadas de las letras que sobre
ella han escrito los más grandes poetas, dramaturgos y
de Vega. Hasta allí llegó su cortejo fúnebre, el 27 de agos-
to de 1635, entre una multitud nunca vista en la época; y
cerca, muy cerca del Altar Mayor descansaron sus restos
prosistas de todas las épocas. Fue el conocido como Siglo durante algunos años, hasta que fueron exhumados y
de Oro el que marcó un antes y un después en la cultura arrojados a una fosa común, después de que el Duque de
madrileña, bien por ser entonces la capital escenario de Sessa no financiara el entierro tal y como había prometido.
obras literarias, o por convertirse en la residencia de los A esta iglesia pertenecían además las dos hermandades
escritores más importantes de la época. La Villa fue el gran (de la Pasión y de la Soledad) que gestionaban el Corral
teatro en el que Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la de Comedias. Quizás esta relación histórica con los cómi-
Barca, Góngora y Quevedo cos sea la justificación de
fijaron su residencia y repre- que una de las capillas de la
sentaron la obra de su vida y parroquia esté dedicada a VISTA DEL IES
EL FESTIVAL SAN ISIDRO
MADRID EL
EL TEATRO ESPAÑOL,
FESTIVAL MADRID EN
la de su muerte. Lo hicieron en Nuestra Señora de la DESDE LA PLAZA MAYOR LA PLAZA DE SANTA ANA
el Barrio de Las Musas o del Novena, patrona de los Al lado de la Colegiata de San Era conocido como Corral del
Parnaso, que posteriormente actores españoles. Isidro se encuentra el actual insti- Príncipe o de La Pacheca y estaba
se conocería como Barrio de Pasear por la calle de tuto homónimo y antiguo Colegio gestionado por dos hermandades
Las Letras. Huertas es empaparse de Imperial, por el que pasaron los de la Iglesia de San Sebastián. El
las citas que recuerdan a los más grandes escritores del Siglo original era más reducido y estaba
El Madrid de las Letras muchos literatos que vivie- de Oro: Lope de Vega, Quevedo,... descubierto.
Merece la pena pasear por ron en las inmediaciones y
este pedacito de casticismo y que están grabadas sobre el
echar la vista atrás hacia un suelo que tantas veces pisa-
Madrid de callejuelas imposi- ran sus zapatos. Aquí más
bles en el que el teatro causa- que en ningún otro lugar se
ba verdadero furor. Lo hace- hace necesario caminar
mos siguiendo la ruta de El mirando al suelo, aunque
Madrid de las Letras organiza- también conviene levantar la
da por el Patronato de Turis- vista hacia los paneles infor-
mo del Ayuntamiento de Ma- mativos de los laterales.
drid, pero antes, Esther, nues-
tro guía, aconseja detenerse Las calles de los grandes
frente al Colegio Imperial Nuestros pasos nos condu-
LA CASA EN LA QUE MURIÓ CERVANTES.
(actual IES San Isidro), el cen- cen a la calle del León uno PLACA SOBRE EL MURO DE VERSOS GRABADOS SOBRE
tro educativo más antiguo de España. Ubicado al lado de de los mentideros más famosos de la Villa, donde se reu- LA IGLESIA DE S.SEBASTIÁN EL SUELO EN HUERTAS
la Colegiata de San Isidro, por sus aulas han pasado los nía el gremio de los representantes. Muy cerca se abre Aunque los restos de Lope des- Estos versos de Gustavo Adolfo
más ilustres escritores del Siglo de Oro, políticos, e inclu- paso la calle de Cervantes, donde se ubica la casa en la cansaron en la parroquia durante Bécquer son sólo una de las múl-
so, bandoleros como Luis Candelas. Desde allí atravesa- que falleció el creador de El Quijote (una placa lo recuer- años, posteriormente fueron ex- tiples citas que se encuentran gra-
mos la Plaza Mayor (un gran escenario teatral) para diri- da), y la que fuera residencia durante 25 años de Lope de humados y enterrados en una fo- badas en este ‘paseo de la fama
girnos a la Plaza de Santa Ana por la calle de la Bolsa, Vega (actualmente reconvertida en su casa-museo abierta sa común debido al impago de las de la literatura’ que es la calle de
siguiendo un camino de baldosas rojas que indican la pri- al público). Desde allí salía puntualmente el dramaturgo a exequias del escritor. las Huertas.
mera senda peatonalizada de la Villa; la que unía el Paseo las 12.00 horas hacia el convento de las Trinitarias (situa-
del Prado con la Plaza de Oriente. Dos corrales de come- do en la calle de Lope de Vega y donde permanecen los
dias se repartían entonces la audiencia popular, rivalizan- restos de Cervantes), de donde era capellán; y cruzaba la
do en estrenar a Tirso de Molina o a Calderón de la Barca: calle de Quevedo, donde se encuentra la casa en la que
el más importante y todo un icono cultural en la actualidad vivió este y que previamente había ocupado su mayor
es el Corral del Príncipe o de La Pacheca, precedente del rival: Luis de Góngora.
Teatro Español. Escasos metros separan este escenario Terminamos la visita en la calle del Prado y mirando hacia
de la parroquia más ilustre de la Villa, la de San Sebastián. el Paseo homónimo, triángulo de oro del arte mundial.
Allí recibió el Bautismo Tirso de Molina, entre otros Pasado y presente de una ciudad viva, con mucho que
muchos, se casaron Larra o Zorrilla y se celebraron las ofrecer.

EL MADRID DE LAS LETRAS


CASA EN AL QUE VIVIERON EL CONVENTO DE LAS
GÓNGORA Y QUEVEDO TRINITARIAS
VISITA GUIADA
Ubicada en la calle de Quevedo se En este convento de aspecto
Organiza: Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Madrid encuentra esta casa en la que resi- decadente, situado en la calle
Horarios: Miércoles y Domingos a las 10.00 horas dió Luis de Góngora. Las deudas Lope de Vega, descansan los res-
Venta de entradas: Plaza Mayor, 27, red de cajeros de Caja Madrid, del escritor le llevaron a perderla tos de Miguel de Cervantes por
venta telefónica (902 221 424) e internet (www.entradas.com) en beneficio de Quevedo, su deseo expreso del escritor, ya que
mayor detractor, que ocuparía la fue esta orden la que puso fin a su
vivienda tras echarle. largo cautiverio en Argel.