Sei sulla pagina 1di 6

DIDÁCTICA DE LA LENGUA Y LA LITERATURA. UN ENFOQUE SOCIOCRÍTICO.

Si partimos de la idea de que todo es lenguaje en cualquiera de sus manifestaciones, es este el


que conforma el mundo en el que vivimos, toda la realidad. Y ya que impregna todos los actos
sociales que conforman la realidad, se trata de un hecho cultural por el que asimilamos las
costumbres y tradiciones, los conocimientos y las normas de nuestro grupo de referencia. Se
trata pues de un medio para alcanzar fines a través de un código, que tendrá estrecha relación
con nuestra forma de ver la realidad.

Es debido a esta cotidianeidad, el hecho de que no le demos la importancia que tiene en


nuestras vidas el lenguaje. Cuanto más formados lingüística y comunicativamente estemos,
mejor podremos asimilar la información que vamos recibiendo. Todos los seres humanos
poseemos innatamente una competencia comunicativa que debemos ir desarrollando; este
desarrollo dependerá de sus interacciones sociales y su grado de aprendizaje.

Hablar y pensar están íntimamente relacionadas, por lo que lenguaje y pensamiento deben
actuar de manera interdependiente. Desde el momento en que nacemos, nuestro lenguaje nos
va imponiendo un punto de vista, sobre el empleo de la mente con respecto al mundo, a nuestra
realidad, por lo que nos va a presentar una perspectiva de esa realidad y nos posicionará ante el
mundo. Por ello, el lenguaje condiciona el pensamiento y, dependiendo de la Lengua que se
utilice, la realidad será vista de una manera u otra.

Ya que el lenguaje es un hecho social y que conforma nuestro pensamiento, será imprescindible
estudiarlo desde una perspectiva contextualizada por la necesidad de hacerlo operativo y
funcional debido a la cercanía y la necesidad que tiene en nuestras vidas.

Resulta imprescindible por tanto aplicar estas ideas al ámbito educativo. De manera que el
discurso de las personas debe ser nuestro principal objeto de estudio como educadores y
realizar el proceso de enseñanza-aprendizaje desde una perspectiva contextualizada.

Surge entonces la Didáctica de la Lengua y la Literatura, una disciplina que nace de la


combinación de varias disciplinas, principalmente de la pedagogía y la filología, recibiendo
aportaciones de otras menos relacionadas como la psicología, la sociología, la antropología o la
filosofía.

El objetivo de esta disciplina es entonces, cuestionar y enjuiciar con la finalidad de que las
personas puedan reflexionar y así decidir si realmente están de acuerdo con la realidad que les
rodea. Esta disciplina se le llama “didáctica crítica”, que incluyen las ideas anteriormente citadas:
contextualizar y ponteciar la reflexividad del alumnado. Para esto resulta imprescindible que, a
partir de situaciones de tipo comunicativo y de la interacción comunicativa (alfabetización crítica),
se llegue a un mayor acercamiento de las personas a un mayor control y uso de sus
capacidades cognitivas. Esto se resume pues en una potenciación de las habilidades lingüístico-
comunicativas.

No debemos quedarnos en una memorización, sino en procesos de reflexión en situaciones de


comunicación social basados en la comunicación, reconstrucción del conocimiento y
contextualización de las situaciones. La del alumnado será función del profesorado en este
enfoque sociocrítico será la de facilitador del aprendizaje y transformador de la sociedad.

El objetivo primordial, en resumen, será potenciar esa competencia comunicativa, desarrollando


las competencias que la componen, que son la competencia lingüística (las cuatro habilidades
lingüísticas) y la competencia literaria.

Para cumplir todos estos propósitos, surgen una serie de estrategias de enseñanza: son los
llamados “talleres”. En estos talleres adaptaremos los contenidos impuestos formalmente, a las
necesidades de los alumnos con el fin de proporcionarles instrumentos útiles par afrontar
diversas situaciones de la vida cotidiana, generándoles inquietudes para seguir aproximándose
al conocimiento. Estos talleres se desarrollan de manera lúdica y creativa. El alumnado se
convierte en el protagonista de la acción educativa, utilizando todo tipo de materiales para la
elaboración de los suyos propios, siempre teniendo en cuenta que estos talleres estén en
consonancia con la edad de las personas con las que trabajamos. Existen dos tipos de talleres,
los que potencian las cuatro habilidades, y los que potencian la vertiente literaria. Siempre hay
que tener en cuenta que es imprescindible fomentar la competencia lectoescritora desde una
mezcla entre los métodos globales (de lo general a lo particular) y los sintéticos (de lo particular
a lo general). Estos talleres deben estar plasmados en las Unidades Didácticas, siguiendo la
siguiente estructura:

- Nivel educativo al que va dirigido.


- Objetivos.
- Orientaciones sobre la intervención pedagógica.
- Recursos didácticos.
- Desarrollo de actividades.
- Temporalización.
- Evaluación.

Teniendo en cuenta todas estas ideas, la evaluación no podrá ser de otra manera, que
atendiendo más a los procesos que a los resultados. Resultará imprescindible no tomarla como
algo forzado e impuesto, sino de manera integrada en el proceso. Será interesante hacer una
evaluación inicial, a principio de curso, otra continua a lo largo del curso, y una valoración global
de cada alumno, teniendo en cuenta su evolución. También es oportuno favorecer la
autoevaluación del alumnado.

En definitiva, este sistema apuesta por la recuperación de la comunicación entre las personas
como aspecto esencial de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

A continuación se presenta una secuencia didáctica siguiendo el modelo explicado.


Título:
“Nos entrevistamos para descubrirnos”

Curso al que va dirigida:


Esta actividad va dirigida al 2.º Ciclo de Educación Primaria, más concretamente
en 4.º curso, pero puede adaptarse para ponerla en práctica en cualquier curso.

Tiempo:
- 1 sesión de una hora para explicar a los alumnos la actividad y preparar las
preguntas.
- 2 sesiones para hacer las preguntas a los compañeros.

Espacio:
Se utilizará el aula, para la primera sesión cada alumno trabajará de forma
individual, y para las sesiones de entrevista los alumnos se colocarán en semicírculo
y enfrente una silla donde se sentará el entrevistado.

Recursos
- Folios y bolígrafos
- Sillas, una para cada alumno.

Objetivos:
- Desarrollar habilidades de comunicación.
- Despertar el interés por los medios de comunicación que nos rodean.
- Desarrollar las habilidades lingüísticas mediante la lengua oral y escrita.
- Conocer aspectos que les interesen de sus compañeros.

Contenidos:
Conceptuales:
- Conocimiento de los distintos medios de comunicación y su forma de trabajo.

Procedimentales:
- Formulación de las preguntas que deberán plantear.
- Uso adecuado de las habilidades lingüísticas.
Actitudinales:
- Desarrollo de las habilidades de comunicación.
- Fomento de la espontaneidad en las respuestas.

Metodología:

En primer lugar, el docente deberá explicar a los alumnos lo que deben preparar,
en este caso escribirán unas preguntas que quisieran realizar a sus compañeros para
conocerlos más. Tras esto, los niños empezarán a escribir estas preguntas. Estas
podrán tratar temas diversos, sus actividades de diversión, deportes, familia, amigos…
Cuando todos las hayan escrito colocarán las sillas en semicírculo y una silla delante
de todas de cara a las demás, allí se colocará el alumno que será entrevistado. El orden
de salida será según se sienten.
Los demás compañeros procederán a recitar las preguntas, de una en una, y se irán
contestando de esta forma. El alumno entrevistado deberá contestar con sinceridad pero
puede abstenerse de responder si no se siente cómodo con la pregunta. Tendrá que
contestar al menos una pregunta de cada compañero. De esta forma pasarán el resto de
la clase por el papel de entrevistado. Muchas de las preguntas realizadas serán
comunes para todos los entrevistados lo que ayudará a que se conozcan rasgos
comunes de cada educando. El docente se encargará de mantener orden en la clase y si
lo viera oportuno de participar e intervenir en cualquier momento.

Evaluación:
El profeorado evaluará la participación de los alumnos/as y el interés mostrado en la
actividad. Además, hará hincapié en que las respuestas deben ser verdaderas para
que los compañeros se conozcan más.

LOPEZ VALERO, A., ENCABO FERNÁNDEZ, E. Introducción a la didáctica de la


lengua y la literatura: Un enfoque sociocrítico. España: Octaedro, 2002

- Ejemplificacion práctica
- Busca información sobre aprendizaje por talleres
- Utilización de TIC en enseñanza de la lengua.
- Buscando las refencias en ley sobre la didáctica, metodología, etc, de la
enseñanza de la lengua.
- Desarrollo evolutivo de la capacidad de lenguaje en primaria.
- Busca marco teórico sobre enseñanza comunicativa de las lenguas.
(http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=173397)
- Referencias bibliográficas.

EVOLUCIÓN DEL LENGUAJE (http://www.educacioninicial.com/)

El lenguaje es la base de la comunicación humana y representa el auxiliar más


importante para completar el desarrollo psíquico del hombre, por lo tanto es necesario
que el niño se comunique usando un lenguaje adecuado.
El desarrollo del lenguaje en el niño es un proceso de carácter biológico, dotado de leyes
internas y con marcadas etapas de evolución.
El hecho de señalar etapas significa que hay funciones o fenómenos que se establecen
dentro de las mismas, pero nunca que dichas funciones terminen al iniciarse la etapa
siguiente; todo lo contrario, cada una de estas etapas se perfecciona o deteriora a lo
largo de toda la vida.
MESES ETAPA
* de 0 a 9 * Conexión corporal-gestual
* de 9 a 18 * Comprensión-expresión del habla
* de 18 a 3 años * pensamiento concreto
* de 3 años a 6 años * Interiorización del habla
* de 6 a 12 años * Lecto-escritura
* más de 12 años * Pensamiento formal

Características de cada etapa


1° ETAPA: durante la misma el pre-lenguaje está constituido por llanto, grito,
vocalización (en los tres primeros meses), consonantizaciones (del 3° al 6° mes),
silabaciones (del 6° al 9° mes). Sin embargo esto tiene menos significación lingüística
que las reacciones tónicas (actitudes) y las posturas del bebé. Cuando el niño llora
expresa su displacer con todo su cuerpo, a través de actitudes y posturas.
Establece así un verdadero "diálogo corporal ", la conexión a través del cuerpo
establecida en el mismo nacimiento se irá entrenando y perfeccionando más tarde hasta
adquirir niveles de verdadero lenguaje gestual.
2° ETAPA: comienza a los 9 meses de vida y en ella el niño inicia, primero
autoimitaciones auditivas y pasa luego a imitar el habla de los demás, tanto
comprendiendo como sin comprender lo que imita. Sin embargo sus primeras palabras
pronto responden a una significación común o generalizada.
3° ETAPA: entre los 18 y 36 meses de vida durante la cual se cumplen verdaderos
"interiorizaciones" objetivas que forman el pensamiento concreto.
Poco a poco a medida que se aproxima a los 3 años de edad, el niño inicia sus
identificaciones entre pensamiento- lenguaje. Estas funciones nacidas separadamente,
van a encontrar la "vía final común" por la que transitarán conjuntamente el resto de la
vida.
4° ETAPA: comienza y se desarrolla con rapidez entre los 3 y 6 años de vida. En la
misma se constituye la "interiorización del habla", es decir que los elementos verbales
que el niño habla, llegan a confundirse con el pensamiento. Psicológicamente la etapa
egocéntrica favorece los soliloquios que le permita al niño pensar con palabras.
5° ETAPA: a partir de los 7 años, señala la adquisición del lenguaje leído y escrito en
todas sus bases fundamentales y hasta el logro de un pensamiento formal. En esta
etapa se desarrollan las posibilidades de generalización, se establecen categorías y se
llegan a las abstracciones superiores.
La alteración de cualquiera de estas etapas origina un mismo síndrome básico. Cuando
la falla del lenguaje ocurre en la etapa de comprensión- expresión, es alcanzada
parcialmente, pero hay fallas en la identificación del pensamiento lenguaje, hablamos de
disfasia infantil.
Cuando la falla afecta al lenguaje leído- escrito hablamos de dislexia infantil.
Estas deficiencias tienen características particulares y pueden presentarse de las formas
más severas hasta las más leves.
Si las alteraciones no perturban directamente estas etapas fundamentales de la
evolución del lenguaje, sino los procesos de entrenamiento o perfeccionamiento de las
mismas, el síndrome reviste características propias y recibe distintos nombres: dislalias:
disartrías, afasis, etc.