Sei sulla pagina 1di 17

JUZGADO QUINCE (15) PENAL MUNICIPAL

CON FUNCIÓN DE CONTROL DE GARANTÍAS


Antiguo Edificio Telecom – Piso 3 - Telefax: 3790447
j15pmgba@cendoj.ramajudicial.gov.co

Barranquilla, diciembre veintidós (22) de dos mil veinte (2.020) Hora 7: 00 P.M.- Ref.
Habeas Corpus
VISTOS

Siendo el 22 de diciembre de 2020, y allegados hasta la hora presente los informes


de las entidades accionadas, procede el Despacho a decidir lo que en derecho
corresponda con relación a la solicitud de HABEAS COSPUS, presentada por el Dr.
ANTONIO LUIS GONZALEZ NAVARRO, como apoderado de los ciudadanos
ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y el Dr. JAVIER ENRIQUE
HURTADO RAMIREZ, apoderado del señor GUSTAVO OROZCO PERTUZ, en contra
del Dr. VENANCIO GARCIA SOLIS, JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA
ATLANTICO, por la presunta vulneración a sus Derechos Fundamentales a la
LIBERTAD.

HECHOS

Manifiesta los apoderados accionantes, lo siguiente:

Que los ciudadanos ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ Y


RAFAEL OROZCO PERTUZ, fueron privados de la libertad mediante las ordenes de
captura de fecha 11 de diciembre de 2020, expedidas por el señor Juez Promiscuo
Municipal de Puerto Colombia con función de control de garantías con el fin de
imputar y solicitar medida de aseguramiento, en el radicado
110016000050201806283 por las presuntas conductas de prevaricato por acción y
fraude procesal.

Que el día 15 de diciembre de 2020, fueron capturados en la ciudad de Barranquilla


los doctores ALBERTO OYAGA MACHADO Y RAFAEL OROZCO PERTUZ, y el DR.
RAFAEL URIBE HENRIQUEZ en la ciudad de Santa Marta en la misma fecha.

Que se llevó a cabo audiencia de legalización de captura ante el señor JUEZ


PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO, el día 16 de diciembre de 2020,
para los tres sindicados precitados, con aprobación de legalidad de la captura y el
procedimiento.

Que el día 17 de diciembre de 2020, se adelantaron las audiencias de imputación y


medida de aseguramiento, postulaciones desarrolladas por el señor Fiscal 90
delegado ante el Tribunal de Bogotá, DR. GERMAN ARIAS.

Que El día 18 de diciembre de 2020, se hizo un receso para estudiar los elementos
materiales probatorios entregados por el señor Fiscal y se fijó como fecha para
continuar con el concepto de los intervinientes y las partes con respecto a la
petición de medida intramural solicitada por el delegado de la Fiscalía.

Que el día 21 de diciembre de 2020, los suscritos defensores procedieron a recusar


al señor JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA – ATLANTICO, por las causales
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 2
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

1 y 4 del artículo 56 (ley 906 de 2004) y además se le impugnó la competencia


como petición subsidiaria.

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa Atlántico, se pronunció con


respecto a la recusación y manifestó no tener ningún impedimento y negó la
recusación; que de igual manera despachó desfavorable el tema de la impugnación
de competencia.

Que en cuanto a la petición de recusación, el señor Juez Promiscuo de Galapa en el


punto para resolver a que funcionario le correspondía definir la recusación decidió
que se lo remitiría al superior funcional de él, es decir, un Juez Penal Del Circuito de
la ciudad de Barranquilla; que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa-
Atlántico no aceptó la recusación planteada.

Que el Dr. RAFAEL URIBE HENRIQUEZ, le manifestó al señor Juez de Galapa que de
acuerdo a su experiencia y lo que indican las normas procesales en la materia,
como él había negado la recusación, debía conocer de la misma el Juez más
cercano; que frente a esta circunstancia el señor Juez de Galapa le contestó que iba
hacer la consulta sobre el particular y que en efecto suspendió la Audiencia para
que se iniciara a las 2:00 pm del 21 de Diciembre del 2020; que de regreso a la hora
señalada, el Señor Juez ratificó la decisión que iba a remitir la actuación para que
conociera de este asunto su superior funcional, es decir, un Juez Del Circuito Penal
de la ciudad de Barranquilla, y que esa era su decisión.

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa dijo que remitiría la carpeta a la
ciudad de Barranquilla, a la oficina de reparto, para que se cumpliera con lo
pertinente y que esa recusación no aceptada por él se entraría a definir a partir del
12 de enero de 2021, debido a que los Jueces del Circuito de Barranquilla estaban
en vacaciones, y que por tanto los señores privados de la Libertad debían de
esperar hasta esa fecha, que darían aviso sobre el desarrollo de este asunto y cerró
la audiencia respectivamente.

ARGUMENTOS DEL ACCIONANTE

Para apoyar sus argumentaciones, los apoderados accionantes exponen los


siguientes fundamentos:

Que el Hábeas Corpus es un derecho fundamental y, a la vez, una acción


constitucional que tutela la libertad personal cuando alguien es privado de la
libertad con violación de las garantías constitucionales o legales, o esta se
prolongue ilegalmente. Que esta acción únicamente podrá invocarse o incoarse
por una sola vez y para su decisión se aplicará el principio pro homine. Que el
Hábeas Corpus no se suspenderá, aun en los Estados de Excepción.

Que el hábeas corpus goza de una doble connotación de acción y derecho


fundamental. Que además, se caracteriza por ser excepcional, de modo que
cualquier reclamo sobre el derecho a la libertad debe ventilarse ante el juez natural,
en la actuación donde se haya ordenado la limitación de ese derecho. Que de igual
forma, la decisión que niega la libertad es susceptible de los recursos ordinarios, de
suerte que el Juez Constitucional no puede invadir la órbita de competencia del
juez natural.
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 3
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

Que cuando hay un proceso judicial en trámite, la acción de hábeas corpus no


puede utilizarse para ninguno de los siguientes propósitos:

(1) sustituir los procedimientos judiciales comunes dentro de los cuales deben
formularse las peticiones de libertad; (2) reemplazar los recursos ordinarios de
reposición y apelación establecidos como mecanismos legales idóneos para
impugnar las decisiones que interfieren el derecho a la libertad personal; (3)
desplazar al funcionario judicial competente; y (4) obtener una opinión diversa -a
manera de instancia adicional- de la autoridad llamada a resolver lo atinente a la
libertad de las personas.

Que cuando la decisión judicial que restringe la libertad personal o la prolonga


ilegalmente pueda catalogarse como una vía de hecho, el hábeas corpus resulta
procedente cuando se invoque como una garantía inmediata del derecho
fundamental a la libertad, al advertirse razonablemente la ocurrencia de un
perjuicio irremediable, como lo ha precisado la Corte en CSJ, 26 junio 2008. Rad.
30066, reiterado en CSJ AHP1906-2018.

Que esta acción constitucional procede cualquiera sea la forma de restricción a la


libertad, esto es, de forma total cuando la persona está imposibilitada para
desplazarse fuera del lugar de reclusión, bien sea en centro carcelario, en el
domicilio o en el lugar que haya ordenado el juez. Y también, cuando soporta una
restricción parcial, en aquellos eventos en los que cuenta con permiso para trabajar
en lugares y horarios determinados.

Que como quiera que la finalidad del habeas corpus es la protección del derecho a
la libertad personal, la acción se torna inviable en aquellos eventos en que no se
acredita la afectación de ese derecho fundamental.

Que el artículo 1° de la Ley Estatutaria 1095 de 2006 establece que el habeas


corpus es el mecanismo judicial mediante el cual se protege la libertad personal
cuando ésta se restringe:

(1) con violación de las garantías constitucionales o legales o

(2) ésta se prolonga ilegalmente.

Que procede la garantía de la libertad en los siguientes eventos

1) siempre que la vulneración de la libertad se produzca por orden arbitraria de


autoridad no judicial;

2) mientras la persona se encuentre ilegalmente privada de la libertad por


vencimiento de los términos legales respectivos;

3) cuando, pese a existir una providencia judicial que ampara la limitación del
derecho a la libertad personal, la solicitud de hábeas corpus se formuló durante el
período de prolongación ilegal de la libertad, es decir, antes de proferida la
decisión judicial;

4) si la providencia que ordena la detención es una auténtica vía de hecho judicial.


Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 4
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

Que la línea jurisprudencial de la Sala penal de la Corte Suprema de Justicia tiene


establecido dos eventos para la presentación de habeas corpus dentro del
concepto de lo excepcional, así:

“Sólo de manera excepcional puede el Juez constitucional decidir sobre la libertad


de una persona en sede de habeas corpus cuando ésta no ha acudido a las
autoridades judiciales ordinariamente llamadas a resolver al respecto, esto es,
cuando por razones que no le son atribuibles le ha resultado imposible hacerlo,
como sucede, por ejemplo, cuando se solicita la respectiva audiencia de libertad
ante el Juez de Control de Garantías y ésta no se realiza por circunstancias ajenas a
su voluntad, lo que supone una obstrucción injustificada al acceso a los medios
ordinarios de defensa.

Un segundo supuesto que habilita la intervención del Juez constitucional sucede


cuando, habiendo solicitado ante las autoridades judiciales competentes su
libertad, el procesado permanece privado de ella como consecuencia de una vía de
hecho en la decisión proferida por dichas autoridades, verbigracia, cuando el Juez
de Control de Garantías incurre en un ostensible yerro en el conteo de los términos
procesales que lo lleva a concluir que no se hallan vencidos cuando sí lo están”.

Que la decisión adoptada por el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa


Atlántico ocasiona una prolongación ilegal de la libertad de sus defendidos, y esto
se funda en lo que se conoce por la doctrina constitucional como una vía de hecho
denominada defecto procedimental absoluto que opera también en estos temas.

Que la jurisprudencia constitucional ha establecido que existen dos modalidades


del defecto procedimental, a saber: (i) el defecto procedimental absoluto, que
ocurre cuando el funcionario judicial se aparta por completo del procedimiento
legalmente establecido, bien sea porque sigue un trámite ajeno al pertinente y en
esa medida equivoca la orientación del asunto, o porque omite etapas sustanciales
del procedimiento establecido, con lo que afecta el derecho de defensa y
contradicción de una de las partes del proceso; y (ii) el defecto procedimental por
exceso ritual manifiesto, que se presenta cuando el funcionario arguye razones
formales a manera de impedimento, las cuales constituyen una denegación de
justicia.

Que lo anterior ha sido reiterado por este Tribunal en diferentes oportunidades. En


efecto, en la sentencia SU-159 de 2002, determinó que un procedimiento se
encuentra viciado cuando pretermite eventos o etapas señaladas en la ley,
establecidas para proteger todas las garantías de los sujetos procesales,
particularmente el ejercicio del derecho de defensa que se hace efectivo, entre
otras actuaciones, con la debida comunicación de la iniciación del proceso y la
notificación de todas las providencias emitidas por el juez que deben ser
notificadas de conformidad con lo dispuesto en la ley.

Que en el mismo sentido se pronunció la sentencia T-996 de 2003, en la que señaló


que:

“La Corte ha explicado que cuando el juez se desvía por completo del
procedimiento fijado por la ley para dar trámite a determinadas cuestiones y actúa
de forma arbitraria y caprichosa, con fundamento en su sola voluntad, se configura
el defecto procedimental. En este sentido, estaría viciado todo proceso en el que se
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 5
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

pretermitan etapas señaladas en la ley para el desarrollo de un asunto relevante


para asegurar las garantías de los sujetos procesales, como la solicitud y práctica
de pruebas o la comunicación de inicio del proceso que permita su participación
en el mismo”.(Negrilla fuera del texto original).

Que sentencia T-565A de 2010, se reiteró que el defecto procedimental absoluto se


configura cuando el juez dirige el proceso en una dirección que no corresponde al
asunto de su competencia o cuando omite etapas propias del juicio, por ejemplo,
la notificación que cualquier acto que requiera de dicha formalidad, lo que genera
una vulneración al derecho de defensa y contradicción de los sujetos procesales, al
no permitirles pronunciarse sobre tal actuación.

Que el señor JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA, cuando negó la


recusación planteada por la defensa técnica, particularmente en lo que tiene que
ver en el trámite posterior a su negativa desconoció el procedimiento que en la
materia se aplica:

El artículo 60 de la Ley 906 de 2004, modificado por el artículo 84 de la Ley 1395 de


2010, dispone:

Artículo 60. Requisitos y formas de recusación. Si el funcionario en quien se dé una


causal de impedimento no la declarare, cualquiera de las partes podrá recusarlo.

Si el funcionario judicial recusado aceptare como ciertos los hechos en que la


recusación se funda, se continuará el trámite previsto cuando se admite causal de
impedimento. En caso de no aceptarse, se enviará a quien le corresponde resolver
para que decida de plano. Si la recusación versa sobre magistrado decidirán los
restantes magistrados de la Sala.

La recusación se propondrá y decidirá en los términos de este Código, pero


presentada la recusación, el funcionario resolverá inmediatamente mediante
providencia motivada…”. (Negrillas fuera de texto original)”.
La norma precitada señala textualmente:

“En caso de no aceptarse, se enviará a quien le corresponde resolver para que


decida de plano.

Que la pregunta que surge es ¿Cuál es ese funcionario judicial al que le


corresponde resolver?

Que la jurisprudencia de manera pacífica en la Sala de Casación Penal de la Corte


Suprema de Justicia, se ha ocupado de ese problema jurídico; por esta razón señala
que presenta algunas decisiones con las cuales pretende demostrar que el señor
Juez Promiscuo Municipal de Galapa- Atlántico, equivocó el procedimiento que se
debe cumplir en punto de cuál es el juez competente para que decida sobre la
recusación que él no aceptó. Cita los siguientes precedentes:

1. AP4816-2018 Radicación N° 54045 del (31) de octubre de dos mil dieciocho


(2018).

“En tales condiciones, se observa que «…en caso de no aceptarse…» la recusación


planteada por alguna de las partes «se enviará a quien le corresponde resolver para
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 6
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

que decida de plano», quien de acuerdo con las pautas fijadas en el artículo 57 de
la misma codificación, que regula el trámite para el impedimento que se integra al
presente, es «… quien le sigue en turno, o, si en el sitio no hubiere más de uno de
la categoría del impedido o todos estuvieren impedidos, a otro del lugar más
cercano…».

Por cuanto no otra lectura puede darse a la reforma introducida con la Ley 1395 de
2010, que a más de modificar el artículo antes referido, alteró el artículo 341 del
estatuto procesal penal para privar, de manera inicial, la competencia del superior
funcional a fin de resolver este tipo de asuntos. (…)

Por tanto, de acuerdo al anterior derrotero, surge inconcuso que esta Corporación
carece de competencia para conocer la recusación planteada por la Fiscalía General
de la Nación contra la Juez Penal del Circuito Especializada de Montería, al
advertirse que aún no se ha agotado la gestión pertinente ante el Juzgado de la
misma categoría.

2. AP1831-2020 Radicación 5784- cinco (05) de agosto de dos mil veinte (2020).

“En tales condiciones, se observa que «…en caso de no aceptarse…» la recusación


planteada por alguna de las partes «se enviará a quien le corresponde resolver para
que decida de plano», quien de acuerdo con las pautas fijadas en el artículo 57 de
la misma codificación, que regula el trámite para el impedimento que se integra al
presente, es «… quien le sigue en turno, o, si en el sitio no hubiere más de uno de
la categoría del impedido o todos estuvieren impedidos, a otro del lugar más
cercano…».

Por cuanto no otra lectura puede darse a la reforma introducida con la Ley 1395 de
2010, que, a más de modificar el artículo antes referido, alteró el artículo 341 del
estatuto procesal penal para privar, de manera inicial, la competencia del superior
funcional a fin de resolver este tipo de asuntos”.

Sobre este trámite, y frente casos similares, la Sala de Casación Penal de la Corte
Suprema de justicia mantiene una línea pacífica a través del tiempo que en nada se
contradice sobre la solución a este problema jurídico en torno a quien le
corresponde resolver la recusación cuando el Juez recusado no acepta.

Alegan que siendo coherentes con lo anterior y aterrizando al caso concreto, es


importante hacer las siguientes precisiones:

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa negó la recusación y ordenó que
su superior funcional (un juez del circuito de barranquilla) resolviera el tema.

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa desconoció totalmente los


precedentes jurisprudenciales anteriormente señalados, ocasionando un defecto
procedimental absoluto, al no aplicar el art. 57 de la ley 906 de 2004 que por vía de
remisión la jurisprudencia del máximo organismo de la Justicia Ordinaria aplica
para estos casos similares o iguales al que nos ocupa.
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 7
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

Que como en el municipio de Galapa- Atlántico solo hay un Juez Promiscuo


Municipal, es decir el que tomó la decisión censurada, entonces la jurisprudencia
en estos casos ha indicado como arriba se demostró, que debió de remitir la
actuación “a otro del lugar más cercano”.

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa vulneró esta regla procedimental
con la cual la jurisprudencia pacífica indicada soluciona el punto que nos ocupa;
que no debía remitir la actuación a su superior funcional (Juez del circuito de
barranquilla), sino a un homologo del lugar más cercano; y que él mismo manifestó
que ese Juez más cercano que tenía era el del municipio de Juan de Acosta
Atlántico.

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa estaba obligado legalmente y en


acatamiento de los precedentes jurisprudenciales señalados a remitirle la actuación
al Juez homologo del lugar más cercano que según el mismo era el Juez Promiscuo
de Juan de Acosta, pero como este Juez esta en vacaciones desde el día 19 de
Diciembre de 2020 hasta el 11 de enero de 2021, entonces no tiene sentido que se
lo remita a dicho funcionario porque no va a poder resolverse el tema de
recusación, eso sería inane.

Que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa Atlántico conociendo que su


homologo más cercano (juez de Juan de Acosta) está en vacaciones la otra
alternativa que le queda de Juez más cercano es la de los Jueces Penales
Municipales con Función de Control de Garantías de la ciudad de Barranquilla,
distrito judicial al que él señor Juez de Galapa, según señala, pertenece con el fin
que estos jueces previo reparto conozcan y decidan del tema de recusación en un
plazo perentorio e improrrogable de tres días, (art. 57 inciso 1° ley 906 de 2004).

Que el defecto procedimental absoluto origen de una prolongación ilegal de la


Libertad se genera de bulto cuando en la decisión del 21 de diciembre de 2020 el
señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa manifestó que esta recusación será
resuelta después del 12 de enero de 2021, es decir cuando regresen de vacaciones
los Jueces penales del circuito de barranquilla; esta situación vulnera
ostensiblemente el plazo perentorio establecido en la ley de tres (3) días para
pronunciarse el funcionario judicial sobre la recusación que no fue aceptada por su
homologo.

Que no es Convencional, tampoco Constitucional y mucho menos legal que un


trámite de recusación dure Veintidós (22) días calendarios en una actuación con
tres (3) personas privadas de la libertad, que esto viola radialmente los artículos 7.5
y 8° de la Convención Americana de Derechos Humanos; 29 y 228 de la
Constitución Política de 1991, 57 inciso 1° de la ley 906 de 2004 y 4° de la ley 270
de 1996.

Que esperar Veintidós (22) días calendarios para que resuelvan la recusación es
vulneratorio del instituto del plazo razonable específico que en nuestro derecho
interno encuentra eco en el término perentorio de tres (3) días y no se puede
extender porque la norma que lo autoriza respaldada por la jurisprudencia pacífica
anotada es radical en señalar que se trata de un término IMPRORROGABLE.

Y finalmente que el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa extiende el término


legal de 3 días a un término irrazonable e ilegal de 22 días calendarios.
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 8
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

PETICION

Con fundamento en todo lo anterior, solicitan los apoderados accionantes lo


siguiente:

Que se decrete la libertad inmediata por PROLONGACION ILEGAL DE LA LIBERTAD


de los Dres. GUSTAVO OROZCO PERTUZ, ALBERTO OYAGA MACHADO Y RAFAEL
URIBE HENRIQUEZ, quienes se encuentran recluidos en el Hotel Girasol de la
ciudad de Barranquilla en la calle 44 N° 44-45 habitación N° 212 desde el día 15 de
diciembre de 2020.

DESCARGOS DE LAS AUTORIDADES ACCIONADAS.

- RESPUESTA JUZGADO PROMISCUO MUNICIPAL DE BARRANQUILLA

El Dr. Venancio Garcia-Solis Solis, manifiesta que en consideración a que se está


sosteniendo la necesidad de garantizar el derecho a la libertad de los accionantes
de este Habeas Corpus; el Juzgado Promiscuo Municipal de Galapa, ha expedido
auto mediante el cual decide remitir ante los Jueces Penales Municipales de
Barranquilla, con Funciones de Control de Garantías, el asunto que suscita
inconformidad, para que decida lo pertinente frente a la recusación que se planteó
en su contra.

Y que para tal fin remitió al Centro de Servicios Judiciales SPOA de Barranquilla, los
elementos materiales probatorios que reposan en su juzgado, así como los links
correspondientes a las audiencias.

En consecuencia, al satisfacer los motivos de inconformidad, solicita se declare


improcedente la solicitud, por hecho superado.

- FISCALIA 90 DELEGADO ANTE TRIBUNAL DE BOGOTÁ

Indica que a su consideración no existe violación de garantías ni derechos de las


personas privadas de la libertad, toda vez que fueron capturados por orden de
autoridad competente Juez Promiscuo municipal con función de control de Control
de Garantías de Puerto Colombia, fueron legalizadas las capturas antes de las 36
horas ante el Juez, se realizó la formulación de imputación y se dio comienzo a la
audiencia de solicitud de medida de aseguramiento agotando la intervención de la
Fiscalía y el traslado de los EMP, cuando de manera premeditada en búsqueda de
la libertad irregular de sus clientes, interponen el HABEAS CORPUS solo como
medio para decir con argumentos flojos y desfasados que se va a prolongar la
libertad de manera indebida, cuando ellos mismos propiciaron la situación procesal
en que nos encontramos, a sabiendas que los jueces promiscuos municipales con
función de control de garantías del circuito de Barranquilla se encuentran en
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 9
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

vacaciones y conociendo el cambio de radicación donde la Corte Suprema de


Justicia indicó los motivos de transparencia e imparcialidad con casos relacionados
con el asunto que nos ocupa.

En consecuencia, pide sea denegada la libertad, que de manera desleal se está


solicitando.

- RESPUESTA PROCURADURÍA JUDICIAL 48 PENAL II DESIGNADO

El Dr. Wilson Rangel González emite concepto en el sentido de oponerse a la


solicitud, por considerar que los peticionarios faltan a los principios de lealtad y
eventualmente a la ética, toda vez que sí se revisan los audios, en sus exposiciones
se dijo, qué ellos afrontaban las consecuencias respecto de la prolongación de la
privación de la libertad de sus pupilos, por la decisión que se tomara con respecto
a las solicitudes qué hacían de recusación y Cambio de radicación.

Agrega que como ministerio público se sorprende de la solicitud elevada por


quienes debían agilizar la decisión, y que se vio obligado a aunarse a lo atinente al
Cambio de radicación, ojalá incluyendo Cambio de distrito.

Señala que es cierto que resulta inconveniente para los imputados esta situación,
sobre todo cuando la solicitud de medida ya se realizó pero debe tenerse en
cuenta que la defensa técnica así lo quiso.

- RESPUESTA Dr. FRANCISCO BERNATE

Señala que dentro de este trámite se realizaron las audiencias concentradas tanto
de legalización de captura formulación de imputación y se avanzó en la audiencia
preparatoria cuando, la defensa solicitó el fin de semana para preparar su
intervención.

Una vez revisa los documentos estando en curso la misma defensa es quien
manifiesta que recusa al juez, con argumentos que claramente no proceden y
señala que asume el que sus prohijados queden privados de la Libertad hasta tanto
no se resuelva esta recusación.

Indica que la defensa misma asumió esta situación siendo plenamente conocedora
de todas las consecuencias y fue quien dio lugar a esta dilación y es quien debe
asumir esta situación; en la que no hay una privación ilícitamente la libertad que
habilite la procedencia del habeas corpus.

Concluye que no solamente es manifiestamente improcedente por ser una


situación provocada por la defensa, sino que resulta llamativo este estilo de litigio
que señala no tiene justificación y que es decepcionante.

- RESPUETA Dr. HUGO JUNIOR CARBONÓ ARIZA

El representante de victimas le solicita al juez constitucional declare improcedente


y sin ninguna vocación de prosperidad el habeas corpus presentados por los
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 10
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

Doctores ANTONIO LUIS GONZALEZ NAVARRO Y JAVIER ENRIQUE HURTADO


RAMIREZ, no obstante según la Fiscalía 90 Delegada ante el Tribunal Superior de
Bogotá al momento de la imputación y de la solicitud de la medida de
aseguramiento dejo claramente establecido que los tres imputados hacen parte de
una red de corrupción de la rama judicial de Barranquilla Atlántico con grandes
anotaciones, los tres han sido imputados y acusados en múltiples procesos donde
se le ha cuestionado que han defraudado a la ley, a la administración de justicia y
por ende se han convertido en un peligro a la comunidad y a la obstrucción de
justicia.

Señala que al doctor RAFAEL URIBE HENRIQUEZ, le aparecen más de 18 radicados,


imputado y acusado y lo mismo a los otros dos imputados también le aparecen
serias anotaciones que son de repugna por la sociedad, por los ciudadanos y por
los medios de comunicación que esperan que se haga justicia en este caso
concreto. Adiciona que el habeas corpus es indebido por eso no se puede
conceder.

- RESPUESTA Dr. ERICK CALDERON JARABA

Pide se despache de manera desfavorable la presente Acción de Habeas Corpus ya


que al presentarse la recusación en contra de un funcionario judicial la actuación
penal se SUSPENDE, por ello, se advertiría improcedente la concesión del amparo
sobre la base que, NO PUEDE OTORGARSE LA LIBERTAD SOBRE UNA ACTUACIÓN
SUSPENDIDA, máxime cuando el debate fue propuesto por la defensa.

Señala que fue el mismo defensor ANTONIO LUIS GONZÁLEZ NAVARRO, quien
manifestó que aceptaría las consecuencias de la suspensión de la actuación, pues
había hablado con sus clientes y estos manifestaron que era necesario recusar al
señor JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLÁNTICO, conociendo las
consecuencias de lo que se pretendía; por demás que quien dé lugar a una
actuación no puede pretender su aprovechamiento, así lo establece el aforismo
latino que, refiere principio -nemo auditur propriam turpitudinem allegans-, por
ello, ante el conocimiento que tienen de las consecuencias de haber recusado al
Juez; indica que quien propuso la recusación la realizó sobre la base del proceso
201701150 que se tramitaba en Barranquilla, empero, pretendió extrapolar una
actuación a otra, generando una situación sui generis, pues no puede entenderse
cómo una actuación con unas particularidades definidas pueda afectar a otras que
nada tienen que ver, máxime, cuando la revocatoria de la medida de
aseguramiento se había realizado sobre la base que la FISCALÍA 58 SECCIONAL DE
BARRANQUILLA había solicitado PRECLUSIÓN DE LA INVESTIGACIÓN en favor de
ALBERTO ENRIQUE ACOSTA PÉREZ Y JUAN JOSÉ ACOSTA OSSIO, tal como indicó el
señor JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLÁNTICO.

Finaliza indicando que no existe ninguna posibilidad de vocación del habeas


corpus propuesto, pues su configuración está sustentada sobre la base que se haya
privado ilegalmente de la libertad a una persona; sin embargo, en este caso, se
privó de la libertad en virtud de una orden de captura, el acto fue legalizado y fue
la DEFENSA con conocimiento de las consecuencias jurídicas de su petición la que
decidió RECUSAR AL JUEZ, suspendiendo el proceso. Al tiempo, las controversias
sobre la libertad de las personas deben surtirse al interior del respectivo proceso,
no invocando mecanismos excepcionales en los que, los debates son distintos.
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 11
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

- RESPUESTA Dr. ALVARO ALEJANDRO ARCILA CASTRO

Solicita negar por improcedente la acción de habeas corpus presentada por los
señores Alberto Oyaga Machado, Rafael Uribe Enriquez y Gustavo Orozco Pertuz,
en contra del Juzgado Promiscuo Municipal de Galapa, Atlántico, pues el término
establecido para dar trámite a la recusación, de acuerdo con el Art. 57 y 341 de la
ley 906 de 2004 no ha vencido.

- RESPUESTA INFORME DE LOS Dres. ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL


URIBE HENRIQUEZ, GUSTAVO OROZCO PERTUZ

Quienes se pronunciaron en los mismos términos de los abogados solicitantes y


solicitaron se protegiera su derecho a la libertad, y que se decrete su libertad
inmediata, ante la actitud caprichosa del Juez Promiscuo Municipal de Galapa.

- RESPUESTA DEL CONSEJO SECCIONAL DE LA JUDICATURA DEL ATLÁNTICO

Señala que las competencias y atribuciones conferidas a los Consejos Seccionales


son taxativas, delimitadas y conferidas a través de Acuerdos por el Consejo
Superior de la Judicatura, sin que sea procedente la modificación o regulación de
asuntos no establecidos por nuestro superior, aclara que los impedimentos y
recusaciones se rigen por la ley procesal penal o civil según el caso y es un trámite
jurisdiccional en el que no interviene el Consejo el Consejo Seccional de la
Judicatura.

Indica, que las funciones establecidas en el artículo 101 de la Ley 270 de 1996 están
circunscritas a la división territorial, es decir, que esta Sala solo podría pronunciarse
respecto a los asuntos que comprenden nuestra orbita de competencias que
territorialmente comprende el Distrito Judicial de Barranquilla, para finalmente,
informar que la Sala no tiene competencia para pronunciarse sobre asuntos
jurisdiccionales, por consiguiente, no podría dar respuesta a sus interrogantes toda
vez que excedería su orbita de competencias.

- RESPUESTA CENTRO DE SERVICIOS JUDICIALES SPOA BARRANQUILLA

Estando en Tramite esta decisión llego la respuesta del Centro de Servicios


Judiciales de los Juzgados Adscritos al Sistema Penal Oral Acusatorio, el cual señala
“recibió el Oficio de fecha 22 de diciembre de 2020, suscrito por el Doctor
VENANCIO GARCIA SOLIS SOLIS, en el cual se puso a disposición los elementos de
pruebas recibido en su despacho como Juez de Conocimiento de la causa
110016000050201806283 - 100160000502018-06283 y que a su vez informó que
fue recusado e impugnada su competencia, para que se determine el
procedimiento administrativo pertinente.

Acto seguido se puso en conocimiento al Juez Coordinador del Centro de Servicios


Judiciales SPOA, de dicha solicitud; razón por la cual éste dispuso cumplir con lo
ordenado por el Juez Promiscuo Municipal de Galapa y en consecuencia someter a
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 12
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

reparto la recusación mencionada, correspondiéndole su conocimiento al Juzgado


19 Penal Municipal con función de Control de Garantías de Barranquilla”.

CONSIDERACIONES DEL DESPACHO:

- DEL DERECHO CONSTITUCIONAL AL AMPARO DE HABEAS CORPUS:

La figura del HABEAS CORPUS, es un instrumento democrático por excelencia,


pleno de una vieja y prodiga tradición civilista, que a todo lo largo de la historia se
ha caracterizado como una verdadera garantía de libertad contra la omnipotencia
del Estado y las arbitrariedades de los funcionarios públicos, se erige como control
de legalidad sobre la aprehensión de cualquier ciudadano, encontrándose
consagrada en nuestro Estado, en las siguientes normas de orden Constitucional:

Art. 30 de la Constitución Nacional.- “Quien estuviere privado de su libertad, y


creyere estarlo ilegalmente, tiene derecho a invocar ante cualquier autoridad
judicial, en todo tiempo, por si o por interpuesta persona, el HABEAS CORPUS, el
cual debe resolverse en el término de 36 horas”.-

A su vez por reglamentación de esta norma constitucional, se expidió la Ley 1095


DEL 2 DE NOVIEMBRE DEL 2.006, la cual lo define de la siguiente manera:

ART. 1° Definición: El Hábeas Corpus es un derecho fundamental y, a la vez, una


acción constitucional que tutela la libertad personal cuando alguien es privado de
la libertad con violación de las garantías constitucionales o legales, o esta se
prolongue ilegalmente. Esta acción únicamente podrá invocarse o incoarse por
una sola vez y para su decisión se aplicará el principio pro homine. El Hábeas
Corpus no se suspenderá, aun en los Estados de Excepción.

La consagración constitucional de esta garantía convirtió en derecho fundamental


lo que en el pasado era un recurso, materia del conocimiento exclusivo de la
jurisdicción penal; actualmente se concreta en una acción especial y preferente
que busca el restablecimiento del derecho constitucional de la LIBERTAD,
vulnerada por una aprehensión ilegal o ilegalmente prolongada.-

En efecto, la acción pública del habeas corpus representa uno de las más añejas
garantías del estado liberal creada para proteger de manera única y exclusiva e
inmediata el derecho a la libertad individual de cualquier forma de restricción
arbitraria e ilegal, pues siendo este un derecho fundamental, por ser la libertad el
status natural del hombre, solamente puede autorizarse su limitación a través de la
ley.

Esta disposición de rango constitucional, pone de presente en nuestro sistema de


Estado de Derecho, la doble naturaleza de la institución del Habeas Corpus; de una
parte se le consagra como un derecho constitucional fundamental y de otra, se le
regula como medio procesal específico orientado a proteger directamente la
libertad física contra las privaciones ilegales que puedan presentarse contra
cualquier persona en caso de actuaciones de las autoridades administrativas, o,
excepcionalmente, en caso de actuaciones por vías de hecho de las autoridades
judiciales.-
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 13
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

En fin, se trata de una acción pública encaminada a la tutela de la libertad en


aquellos eventos en que una persona es privada de ella con violación de sus
garantías constitucionales y legales, o ésta se prolongue ilegalmente, y la ley
faculta a quien se considere ilegalmente privado de la libertad para acudir ante
cualquier juez, por supuesto, distinto de quien adelanta la actuación, a efectos de
que se pueda constatar la arbitrariedad o ilegalidad, lo cual se edifica o se
estructura básicamente en dos eventos, a saber:

“1.- Cuando la aprehensión de una persona se lleva a cabo por fuera de las
formas o especies constitucional y legalmente previstas para ello, como son: con
orden judicial previa (arts. 28 C Pol, 2 y 297 L 906/94), flagrancia (arts. 345 L 600/00
y 301 L 906/04), públicamente requerida (art. 348 L 600/00) y administrativa (C- 24
enero 27/94), esta última con fundamento directo en el artículo 28 de la
Constitución y por ello de no necesaria consagración legal, tal como sucedió -y
ocurre- en vigencia de la Ley 600 de 2000.

“2.- Cuando ejecutada legalmente la captura la privación de libertad se


prolonga más allá de los términos previstos en la Carta Política o en la ley para que
el servidor público i) lleve a cabo la actividad a que está obligado (escuchar en
indagatoria, dejar a disposición judicial el capturado, hacer efectiva la libertad
ordenada, etc.), o ii) adopte la decisión que al caso corresponda (definir situación
jurídica dentro del término, ordenar la libertad frente a captura ilegal -art. 353 L.
600/00 y art. 302 L. 906/04- entre otras)1”.

Esta notable acción es de carácter de breve o sumario, toda vez que su tramitación
y resolución debe evacuarse en el término de 36 horas, y dentro de ello se puede
disponer la práctica de pruebas.-

De igual manera, cuando este sea impugnado, lo cual no requiere de sustentación,


se cuenta con el término de tres (3) días hábiles para su resolución, por parte de la
autoridad judicial de segunda instancia.-

A su vez, algunos instrumentos internacionales, se refieren al amparo de habeas


corpus, así:

Contamos entonces con la DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS


HUMANOS, que señala en su articulado:

“ARTICULO 8: Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales
nacionales competentes, que la ampare, contra actos que violen sus derechos
fundamentales reconocidos por la Constitución y la Ley”.-

ARTÍCULO 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

El PACTO INTERNACIONAL SOBRE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS aprobado


mediante Ley 74 de 1968, dispone:

ARTICULO 9: 1.- Todo individuo tiene derecho a la libertad y a las seguridades


personales. Nadie podrá ser sometido a detención o prisión arbitrarias. Nadie

1Ver al respecto, fallo de 7 de noviembre de 2008 con radicación 30772, y fallo 36486 del 17 de mayo de 2011, dentro de procesos de
habeas corpus.-
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 14
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

podrá ser privado de su libertad, salvo por las causas fijadas por la ley y con arreglo
al procedimiento establecido en esta.

2.- Toda persona detenida será informada, en el momento de su detención de las


razones de la misma, y notificada, sin demora, de la acusación formulada contra
ella.

3.- Toda persona detenida o presa a causa de una infracción penal será llevada sin
demora ante un Juez u otro función ario autorizado por la ley para ejercer
funciones judiciales, y tendrá derecho a ser juzgada dentro de un plazo razonable o
a ser puesta en libertad. . . . .”.-

De su parte, la CONVENCION AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS, Pacto de


San José de Costa Rica, aprobada en Colombia mediante la Ley 16 de 1972, reseña:

“Artículo 7. Derecho a la Libertad Personal:

1. Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad personales.


2. Nadie puede ser privado de su libertad física, salvo por las causas y en las
condiciones fijadas de antemano por las Constituciones Políticas de los Estados
partes o por las leyes dictadas conforme a ellas.
3. Nadie puede ser sometido a detención o encarcelamiento arbitrarios.
4. Toda persona detenida o retenida debe ser informada de las razones de su
detención y notificada, sin demora, del cargo o cargos formulados contra ella.
5. Toda persona detenida o retenida debe ser llevada, sin demora, ante un
juez u otro funcionario autorizado por la ley para ejercer funciones judiciales y
tendrá derecho a ser juzgada dentro de un plazo razonable o a ser puesta en
libertad, sin perjuicio de que continúe el proceso. Su libertad podrá estar
condicionada a garantías que aseguren su comparecencia en el juicio.
6. Toda persona privada de libertad tiene derecho a recurrir ante un juez o
tribunal competente, a fin de que éste decida, sin demora, sobre la legalidad de su
arresto o detención y ordene su libertad si el arresto o la detención fueran ilegales.
En los Estados partes cuyas leyes prevén que toda persona que se viera amenazada
de ser privada de su libertad tiene derecho a recurrir a un juez o tribunal
competente a fin de que éste decida sobre la legalidad de tal amenaza, dicho
recurso no puede ser restringido ni abolido. Los recursos podrán interponerse por
sí o por otra persona.
7. Nadie será detenido por deudas. Este principio no limita los mandatos de
autoridad judicial competente dictados por incumplimientos de deberes
alimentarios”.

A su vez, en la DECLARACION AMERICANA DE DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE,


en el artículo XXV, contempla:

“ Artículo XXV. Nadie puede ser privado de su libertad sino en los casos y según
las formas establecidas por leyes preexistentes.

Nadie puede ser detenido por incumplimiento de obligaciones de carácter


netamente civil. Todo individuo que haya sido privado de su libertad tiene
derecho a que el juez verifique sin demora la legalidad de la medida y a ser
juzgado sin dilación injustificada, o, de lo contrario, a ser puesto en libertad.
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 15
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

Tiene derecho también a un tratamiento humano durante la privación de su


libertad”.

En síntesis, el artículo 30 de la Constitución Política consagra el derecho


fundamental de hábeas corpus, mecanismo de protección que ha sido
ampliamente reconocido en el ámbito internacional como un derecho intangible y
de aplicación inmediata por la Declaración Universal de los Derechos Humanos
(artículos 8º y 9º), el Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos (artículo
9º), la Convención Americana sobre Derechos Humanos (artículo 7º), la Declaración
Americana de Derechos y Deberes del Hombre (artículo XXV), la Convención
Americana de Derechos Humanos (artículo 27-2), cuyos instrumentos en virtud del
artículo 93 de la Carta Política integran el bloque de constitucionalidad.

RESOLUCION DEL CASO CONCRETO

En el presenta caso, tenemos que los Doctores ALBERTO OYAGA MACHADO,


RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZCO PERTUZ, se encuentran privados
de la libertad, desde el 15 DE DICIEMBRE DEL 2020, como quiera, que ante el
JUZGADO PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA - ATLÁNTICO, se celebraron las
audiencias de LEGALIZACION DE CAPTURA, FORMULACION DE IMPUTACION DE
CARGOS, y se encontraba en desarrollo la solicitud de IMPOSICION DE MEDIDA DE
ASEGURAMIENTO, consistente en DETENCION PREVENTIVA EN CENTRO
CARCELARIO, elevada por la fiscalía y estando en turno de presentarse los alegatos
por parte de la defensa; ésta recusó al titular el despacho de Galapa invocando los
numerales 1 y 4 del artículo 56 de la Ley 906 del 2009; quien no la aceptó y ordenó
el envío del expediente para su resolución a los Juzgados Penales del Circuito de
Barranquilla, los cuales estando en vacancia judicial entrarán a resolver el asunto a
su regreso el 12 de enero del 2021.

Lo anterior aun cuando los citados accionantes, le indicaron que como el juzgado
más cercano estaba en vacancia judicial, esto es, el Juzgado Promiscuo Municipal
de Juan de Acosta, debía remitirlo a los Juzgados Penales Municipales de
Barranquilla, requerimiento que inicialmente fue negado por el Dr. VENANCIO
GARCIA-SOLIS SOLIS – Juez de Galapa, pero, que de acuerdo a lo informado al
descorrer el traslado que hizo esta instancia judicial, afirmó que a fin de garantizar
el derecho a la libertad de los aquí accionantes, ha expedido auto mediante el cual
decide remitir por ante los Jueces Penales Municipales de Barranquilla, con
Funciones de Control de Garantías, el asunto que suscita inconformidad, para que
decida lo pertinente frente a la recusación que se planteó en contra de ese servidor
judicial, y que para tal efecto remitió al Correo del Centro de Servicios SPOA de
Barranquilla, los elementos materiales probatorios que reposan en la carpeta, así
como los links de las audiencias, adjuntando para tal efecto el oficio a través del
cual se remite las debidas actuaciones al Centro de Servicios Judiciales para su
reparto.

Con base en todo lo anterior, tenemos que se torna evidente, que la detención de
los Doctores ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO
OROZCO PERTUZ; no corresponde a una prolongación ilícita de la libertad, por
cuanto fueron vinculados legalmente a la actuación, lo cual no ha sido objeto de
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 16
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

reparo por parte de los accionantes, y de otro lado el Juzgado Promiscuo Municipal
de Galapa hizo la remisión del expediente al Centro de Servicios Judiciales SPOA,
quien es el encargado de someter mediante el sistema reparto Tyba, a fin que se
conozca y se resuelva sobre la recusación presentada en su contra, que fue
presentada ayer en la tarde 21 de diciembre del 2019 y cuyo trámite, como ya se
dijo se va materializando, el día de hoy 22 de diciembre del 2020, es decir, al día
siguiente de su decisión inicial, Independiente de la forma en que lo hizo (por auto
por escrito), si se ajusta o no a las formalidades propias del sistema oral, pero esta
situación no, nos corresponde dirimirla sino al Juzgado Diecinueve Penal Municipal
de Control de Garantías a quien le correspondió por reparto, tal como lo manifestó
el señor Coordinador del centro de servicios judiciales de esta ciudad.-

Si analizamos la pretensión de los accionantes de esta acción pública, se aprecia


que la fundamentan en que el Dr. VENANCIO GARCIA SOLIS, no acepto la
recusación por ellos planteada, y sostienen que este, sin cumplir el trámite
establecido en la ley, considero que quien debía resolverlo era su superior
Jerárquico, esto es el JUEZ PENAL DEL CIRCUITO DE la ciudad de Barranquilla, por
consiguiente se vulneraba con ello el principio fundamental a la libertad de los
citados señores, sin embargo estando en curso la presente acción Constitucional, el
Juez Promiscuo Municipal De Galapa Atlántico, dispone la remisión de las
actuaciones a los jueces penales municipales con función de Control de Garantías
de la ciudad de Barranquilla, para que resuelva la “RECUSACIÓN”; Así lo dispone en
el auto, que se nos puso de presente, subsanándose con ello cualquier situación
irregular que haya podido presentarse.

Con Tal decisión se cumple a cabalidad con el procedimiento establecido en la ley


906 de 2004; artículos 57 modificado por el artículo 82 de la ley 1395 de 2010 y el
artículo 60, modificado por el artículo 84 de la Ley 1395 de 2010.-

Ahora bien, considera el Despacho que desaparecen las causas que puedan dar
origen al defecto procedimental absoluto, que origina una posible prolongación
ilegal de la Libertad, pues al día siguiente de haber tomado una decisión hoy
reversa a través de un auto la decisión anterior o por lo menos corrige un acto
irregular al tenor de lo previsto en el inciso final del artículo 10 de la ley 906 de
2004, por tal motivo lo expuesto por el señor Juez Promiscuo Municipal de Galapa
en la decisión del 21 de diciembre de 2020 en la que manifestó que esta recusación
será resuelta después del 12 de enero de 2021, cuando regresaran de vacaciones
los Jueces penales del circuito de Barranquilla; ha quedado subsanada, por lo que
aún se encuentra el nuevo Juez al que le correspondió en reparto dentro del
término establecido en la ley de tres (3) días para pronunciarse.

Consideramos que en el presente asunto, no se presenta una vía de hecho que


derive en alguna de las causales que permiten la prosperidad del hábeas corpus.-

Por lo brevemente expuesto este Despacho llega a la conclusión que se encuentran


ausentes en el caso sometido a estudio cualquiera de las causales que harían
procedente la concesión de la libertad inmediata a través de la acción del HABEAS
CORPUS, pues, es evidente que la esencia o fundamento que motivó la presente
solicitud de amparo de habeas corpus, ya fue superada y por ende actualmente no
existe vulneración a los derechos de los accionantes, toda vez que se satisface el
núcleo esencial de la acción como quiera que ya se materializo el traslado al Centro
de Servicios Judiciales para el reparto de la recusación presentada.
Accionante: ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y GUSTAVO OROZOCO PERTUZ. 17
Accionado: JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO
Ref: HABEAS CORPUS

De esta manera, satisfecho el requisito por el cual fue interpuesto el Hábeas


Corpus, existe un hecho superado, que torna improcedente la acción, es decir, la
orden que pudiera impartir este despacho, ningún efecto podría tener en cuanto a
la efectividad de los derechos presuntamente conculcados, el proceso carecería de
objeto y el habeas corpus, resultaría entonces improcedente.-

En razón y en mérito de lo anteriormente expuesto, el juzgado Quince Penal


Municipal con funciones de control de garantías de Barranquilla, administrando
justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley.

RESUELVE

PRIMERO: NEGAR como en efecto NIEGA el amparo de HABEAS CORPUS,


solicitado por el Dr. ANTONIO LUIS GONZALEZ NAVARRO, como apoderado de los
ciudadanos ALBERTO OYAGA MACHADO, RAFAEL URIBE HENRIQUEZ y el Dr.
JAVIER ENRIQUE HURTADO RAMIREZ, apoderado del señor GUSTAVO OROZCO
PERTUZ, en contra del Dr. VENANCIO GARCIA SOLIS, JUEZ PROMISCUO
MUNICIPAL DE GALAPA ATLANTICO, de conformidad a las motivaciones expuestas
en el cuerpo de este proveído, por encontrarnos frente a un hecho superado.-

SEGUNDO: NOTIFICAR por medios virtuales a las partes, e intervinientes, sobre


esta decisión.

TERCERO: Contra esta decisión procede el recurso de impugnación previsto en el


artículo 7o de la ley 1095 del 2.006.-

Hora final: 9 y 41 P.M.-

NOTIFIQUESE Y CUMPLASE

EL JUEZ, DANIEL CORRALES OVIEDO.