Sei sulla pagina 1di 14

Universidad Autónoma de Querétaro

Facultad de Ciencias Políticas y Sociales


SOCIOLOGÍA COMPRENSIVA
3do Semestre – Lic. En Sociología
Profesor: Gerardo Vázquez Piña

Huimilpan: “Comunidad de Tradición y Cambio”


Por José Luis Rodríguez Rivero y Karla Erika Escobar Basaldúa

El municipio de Huimilpan, localizado al suroeste del Estado de Querétaro, es una comunidad


pequeña de habitantes que, al parecer, marcha y se desarrolla a su propio ritmo y a través de sus
propios medios. Es un municipio que, independiente a todos los demás, dirige sus propios
proyectos de desarrollo y modernización, sin embargo, vive y se mantiene regido por dos
elementos que condicionan su autonomía e independencia: la religión católica y la cultura
norteamericana.

La urbanización y desarrollo del municipio presupone que, como producto de la modernidad, se


aprecie una apariencia estética que rompe directamente con las tradiciones de la comunidad en
relación a las nuevas generaciones de jóvenes que irrumpen los órdenes y las tradiciones
constituidas durante años, que las nuevas concepciones de vida devengan de la globalización y el
uso de nuevas tecnologías y medios de comunicación, principalmente, y así, el interés por acceder
a un nuevo status y desempeñar mejores roles en la sociedad sean sutileza de concebir a Huimilpan
como una población en tránsito hacía practicas modernas de vida.

En el presente trabajo, trataremos de establecer líneas de interpretación sobre las condiciones y


circunstancias de vida del hombre en la comunidad de Huimilpan, concebida ésta en un proceso de
desarrollo, con el fin de apreciar el cómo la población satisface sus necesidades como: empleo,
vivienda, vestimenta, salud, educación, etc., y todo esto como producto de la práctica de campo
realizada el día 07 de Diciembre del 2010 bajo la perspectiva de análisis de la Etnometodología.

1
Desarrollo de la Práctica de Campo

Objetivo Básico:

En base a los elementos y conceptos de la perspectiva de análisis social “La Etnometodología”,


establecer criterios de interpretación sobre las concepciones y modos de vida de los habitantes del
municipio de Huimilpan, Qro.

Objetivo Principal:

Establecer una relación interpersonal con un habitante de la población de Huimilpan por


determinado tiempo, con el fin de que a través de la interacción mutua se pudiesen abstraer
elementos generales a toda la población, para conocer cuáles son las prácticas cotidianas de vida
que determinan el comportamiento y la conducta del hombre en sociedad en la comunidad de
Huimilpan. Además de concebir, a través de la interpretación propia del sujeto, la estructura
cultural y el funcionamiento de ésta cabecera municipal de Querétaro.

Hipótesis de Trabajo:

1.- La estructuración de los nuevos órdenes sociales, producto de la vida moderna, genera
discontinuidad de los viejos y tradicionales estilos de vida, así como de las tradiciones y
concepciones de la realidad. En la comunidad de Huimilpan cobra sentido la estética como
ideología y a la vez delimita su protagonismo en la conformación de una comunidad moderna, y es
aquí donde la estética se concibe como un medio para la posible reinserción del hombre hacia los
nuevos aspectos de vida, principalmente, en relación a las nuevas generaciones de jóvenes, las
cuales son más susceptibles a adoptar nuevas tendencias de moda.

2.- El municipio de Huimilpan, en proceso de transición de la vida rural a la urbana, se determina


y condiciona por la cercanía con la ciudad de Querétaro, es decir, que a éste municipio se le
concibe como un tipo de vida ideal en la conformación de los nuevos ordenes de aquél municipio,
pues la permeabilidad de la moda, el lenguaje y en sí la comodidad de vida queretana se trasladan
a Huimilpan por la variedad de medios que interconectan a ambas comunidades.

Metodología:

2
• Observación participante y no participante
• Entrevista no estructurada.
• Uso de las conceptualizaciones de Etnometodología

Desarrollo:

Al llegar a Huimilpan aproximadamente a las 9:30am nos situamos en el centro de la comunidad,


esto porque pensamos el grupo de estudiantes que en ese lugar encontraríamos la mayor
concentración de gente posible como informantes calificados para el cumplimiento de los
objetivos antes descritos, además, porque casualmente los centros de la ciudades son lugares de
paso y reunión de los habitantes y es allí donde casualmente se concentran las principales
atracciones de la comunidad y donde se encuentra cercanía con “instituciones” que satisfacen las
necesidades del pueblo (por ejemplo: la parroquia, la presidencia municipal, las escuelas, los
mercados, etc.)

Desde aquí comenzamos a analizar y observar la infraestructura del centro de la comunidad,


atendiendo al hecho de que por ser el centro se le atiende con más detalle y cuidado que a las
zonas aledañas a él. Observamos también que los sujetos que transitaban por las calles eran
relativamente una minoría, y que la gente que estaba ahí presente era gente de la 3era edad.
Podemos indagar que el horario en el que arribamos al centro de Huimilpan es una hora estándar
en la que la población comienza a realizar sus actividades del día.

Tras deducir las instrucciones por parte del profesor, los alumnos nos dispersamos por las calles en
búsqueda de alimentos. Algunos nos situamos en el mercado y otros se fueron más allá.
Curiosamente observamos que dentro del mercado los negocios eran de otra índole, menos de
comida, además de que su espacio era reducido y con poco abastecimiento en materia prima,
encontrando que los principales comercios se figuraban a los establecidos en la ciudad de
Querétaro, tanto en forma como en contenido.

Durante el almuerzo, tuvimos la oportunidad de conversar e interactuar con tres jóvenes que
atendían el local de comida, las cuales nos platicaban un poco acerca de su concepción sobre las
condiciones de vida en Huimilpan, haciendo expresiones como: ¡Huimilpan es muy aburrido!, ¡No

3
hay lugares a donde ir y divertirse!, ¡La gente de aquí es muy cerrada!, ¡Vamos a Querétaro sólo a
las tiendas, a pasear y de pronto cuando no encontramos lo necesario aquí en Huimilpan, como las
cosas para el negocio!,. A pesar de sus edades, 17, 19 y 20 años, ninguna de ellas estudiaba y su
grado máximo de estudios era la secundaria. Su apariencia estética de las tres jóvenes se basaba en
jeans, blusas escotadas, aretes largos y condicionamiento perfecto el rostro, es decir, pareciera ser
que cuidaban su apariencia física en relevancia y agradamiento a quien tuviese un acercamiento a
ellas. Su lenguaje o expresión oral denotaba una característica peculiar de las comunidades rurales,
sus expresiones eran populares y no existía una pronunciación correcta de las palabras.

Las circunstancias en las que las tres señoritas desempeñaban sus funciones eran las siguientes:
para empezar, tenían en sintonía una estación de radio queretana con denominación “La k buena”,
algunos de los spots de radio referían a la Feria Internacional Ganadera de Querétaro, por lo que
ellas parloteaban sobre los posibles goces que pudiesen vivir en esta experiencia y así mismo, la
posibilidad de asistir a dicha feria. Consumían, además, producto de Herbalife como medio para
atender algunos problemas de salud y como suplemento alimenticio.

Después de 10:30am, una vez ingeridos los alimentos, comenzamos con la búsqueda de nuestros
informantes calificados para establecer la interacción propicia que nos diera los datos suficientes
para el cumplimiento y dirección de nuestras hipótesis de trabajo. Sin embargo, en ningún
momento ignoramos lo que sucedía a nuestro alrededor, pero, al parecer, nuestra presencia física
en el lugar generó el acaparamiento de la atención de algunos de los transeúntes, éstos fijaban su
mirada por cierto tiempo sobre nosotros y en pocas interacciones con ellos nos cuestionaban sobre
nuestro lugar de origen.

A partir de aquí, ya existía un poco más de movilidad sobre las calles, era más fácil distinguir ya
los modos de vestimenta, los hábitos de vida, los estilos de lenguaje y así mismo la función de la
variedad de establecimientos y el uso que los sujetos daban a éstos, como los son las casas de
cambio y las cajas de ahorro. Percibimos directamente una connotación entre las generaciones de
jóvenes y adultos, pudimos observar que existe mucha gente de la tercera edad los cuales pasean
por las calles o se reúnen a platicar en las plazas y fuera de la iglesia, unos que encontramos
sentados fuera de la iglesia, bromeaban sobre la edad, los cuales decían tener 85 y 88 años, y su

4
condición como adultos, recordando las actividades de su pasado, las cuales ya no realizan en su
presente.

Empezaban a transitar carros por el lugar, la mayoría eran camionetas grandes y con música con
volumen fuerte. Al pasar por la iglesia “Parroquia de San Miguel Arcángel” decidimos ingresar, ya
dentro, pudimos apreciar imágenes católicas, como La Virgen de Guadalupe en el centro del altar
y bajo ésta se aprecia la bandera de México unida a la bandera del Vaticano, como símbolo de
comunión. A un costado se ubica un símbolo significante y alusivo a la cultura de Huimilpan, “La
cruz del migrante”, la cual es de madera con centro hueco donde relucían 37 gorras que, según la
descripción, cada una representa algunos de los estados a donde principalmente emigran los
habitantes de Huimilpan. Al centro de la cruz se ubica a San Toribio como principal redentor del
migrante. Los fundadores de la cruz fueron el párroco Juvenal Hernández y el vicario Navor
Fonseca.

Después de la visita a la iglesia, con el interés de acceder a una la misas como testimonio para
comprender el tipo de discurso que se da en ésta, dado que una de las comerciantes de accesorios
religiosos nos informó que habría una misa especial para la peregrinación de las comunidades
aledañas por el novenario de la Virgen de Guadalupe, pero que se encontraba aún fuera de tiempo
pues comenzaba a las 12pm. Por lo que accedimos a platicar con Angélica de 17 años quien
supervisaba el ingreso a los baños del mercado, siendo originaria de Humilpan, y Horalia de 36
años, originaria de Cápula, una de las comunidades cercanas, quien se dedicaba a comerciar
tortillas hechas a mano en uno de los locales del mismo.

La plática giró en torno a las condiciones de vida de la comunidad y sobre el estilo de vida de ellas
mismas. Horalia fue uno de nuestros principales informantes, pues dada su experiencia, comentaba
cuestiones relativas al empleo femenil desde su perspectiva, pues a través de ella, deducíamos los
roles adscritos que debían desempeñar la mujeres de la comunidad y en relación a la familia, pues
tras la ausencia de su esposo (quien radicaba en México laborando como albañil) debía trabajar y
atender las cuestiones de su hogar simultáneamente, cayendo el peso completo sobre ella con el fin
de satisfacer las necesidades básicas y primordiales de su familia como educación, alimentación y
salud. Cuenta que su familia está conformada por 8 integrantes, siendo 6 hijos de los cuales una de
ellas tiene 16 años y que no quiso seguir estudiando, teniendo truca la secundaria, y es con quien

5
Horalia comparte las labores de su hogar mientras trabaja en un horario de 8am a 3pm, mientras lo
de demás hijos están estudiando con ayuda del programa Oportunidades del gobierno federal.

En la plática con Horalia rescatamos que la mayoría de los hombres de la región, a partir de 15
años de edad, emigran a Estados Unidos, Querétaro u otros lugares donde existan más
oportunidades laborales, ya que ahí es un lugar muy pequeño y en mucha ocasiones no se cuenta
con las oportunidades necesarias de desarrollo. La educación en Huimilpan deja de tener
importancia o interés dado la concepción de la vida y trabajo en Estados Unidos. Que los servicios
de salud son retardados y casi obsoletos, pues únicamente se cuenta con la medicina básica y las
consultas de los doctores, que en su mayoría son pasantes de medicina. Cuenta que en la
comunidad de Cápula sólo existe un centro de salud, por lo que la situación es aún más precaria,
por lo que ella debe acceder a Huimilpan para la satisfacción y atención de cualquier enfermedad
presentes, o en su defecto, debe ir a Querétaro para tener una atención más especializada, como el
dentista.

Horalia resalta uno de los valores más comunes de su comunidad y en general de Huimilpan, que
es la solidaridad, tomando como ejemplo a que la sociedad está dispuesta a cooperar para adquirir
los materiales necesarios para enriquecer los servicios de salud; Otro de los ejemplos que ella
menciona es la invitación que nos hizo para conocer el templo que se está construyendo en su
comunidad gracias a las aportaciones del pueblo y en particular de uno de los habitantes
propietario de una de las fincas de la comunidad. Y es que la expresión que ella hace es: “¡Somos
muy afortunados de tener ese templo tan bonito en Cápula!” Y eh aquí, donde encontramos que el
sentido de solidaridad que aún se puede rescatar de la sociedad, y que deviene precisamente de
fundamentos de orden religioso.

También nos habló sobre los aspectos de vida en Huimilpan, nos expuso sus condiciones de
hábitat donde se desarrolla junto con su familia, ella misma marca la diferencia entre su vivienda y
las de otros, haciendo referencia que sólo cuenta con dos cuartos incluyendo cocina, sala y
dormitorio, es decir que sus condiciones de hábitat son precarias a diferencia de las demás casonas
que se han construido en los alrededores de la comunidad de Huimilpan.

6
Huimilpan, según la concepción de Angélica, es un lugar que se mantiene en el olvido por sus
gobernantes, tal es el caso de Saúl Ayala quien actualmente es el presidente municipal, y que
según ella, asegura que éste mantiene más contacto con Querétaro que en el mismo municipio, por
lo tanto no atiende a peticiones y necesidades del pueblo, ni aun haciendo presencia en los actos
cívicos religiosos y sociales que se suscitan en la región. Ella, dejo sus estudios truncos dado la
imposibilidad económica de continuarlos e iniciar una carrera o profesión.

Tanto Horalia como Angélica, presuponen que la presidencia daría frutos benéficos a la población
de Huimilpan si estuviese a cargo de una mujer, pues aseguran que una fémina es quien sabe con
certeza las necesidades de las mujeres y de la familia en la región, y por lo tanto se preocuparía por
cubrir, no sólo cuestiones de urbanización y saneamiento en las calles, sino también aspectos de
alimentación, salud y educación que son indispensables desarrollarlos potencialmente para el
paralelo desarrollo del municipio.

La tendencia en Huimilpan, además de las ya descritas, a según aseveraciones de las informantes,


es que algunos individuos de las comunidades rurales cercanas al municipio emigran a éste con el
fin de satisfacer, principalmente, sus necesidades de empleo. Siendo entonces que los habitantes
nativos de Huimilpan emigran a otros municipios como Querétaro o bien, a Estados Unidos, con el
mismo fin. Es decir, que las concepciones de mejores condiciones de vida radica en los
mecanismos de movilidad social, así mismo, la exigencias propias sobre nuevas y novedosas
condiciones de vida de los habitantes de Huimilpan deviene precisamente de las calidad de vida
que ellos aprecian directamente de otros lares.

Las prácticas de empleo de las mujeres en Huimilpan son principalmente en base a la atención de
servicios y comercios, mientras que la actividad laboral de los hombres radica en el campo y la
mano de obra dura (albañilería y el trabajo en campo).

La variedad de establecimientos de fuerza mayor que cubren las necesidades primordiales de


educación, socialización y de carácter reglamentario y constitucional, en la comunidad de
Huimilpan se encuentran concentradas en una misma zona que es el centro de la comunidad. Nos
informaron que existen solo dos institutos de educación preescolar y primaria, tanto de carácter
público y privado; sólo una secundaria y una institución educativa media superior “CECyTEC” (el

7
cual no tiene mucha demanda debido al desinterés de los jóvenes por continuar sus estudios).
Existen también 2 casas de cambio de moneda, así como 3 cajas de ahorro e inversión. También 4
centros de internet (Cyber Café). Además pudimos observar diversidad de tiendas de ropa y
calzado.

Un elemento de interés que suscitó la plática con nuestras informantes, es que una posibilidad de
trabajo alterno para los hombres que se dedican a la albañilería, es cuando los migrantes regresan a
Huimilpan deseosos de mejorar sus condiciones de vida, iniciando con la ampliación y
remodelación de sus viviendas. Y aquí la actividad se le deja a aquellos que no ha tenido suerte en
el extranjero o que ya desistieron de vivir allá. Es decir, que el dinero norteamericano pone a
trabajar a otros nativos de la población con pocas probabilidades de éxito, y esto se manifiesta
como indicios de desigualdad en oportunidades, y la adopción de un sistema de desigualdad, clases
y jerarquías sociales norteamericano.

Una de las principales preocupaciones, general a Horalia y Angélica, así como otras mujeres de la
región, es todo lo relacionado a la salud y alimentación, pues al parecer Huimilpan no es lo
suficientemente capaz de solventar ese tipo de atención sobre la mayoría de la población. Las
enfermedades son concurrentemente y es algo que sucede en los habitantes de la población, debido
a las condiciones climáticas que están en constante cambio, y además a las condiciones en las que
vive la sociedad.

Para las 12:20pm, aproximadamente, decidimos acceder a escuchar la misa que se estaba dando en
ese momento, con el fin de atender el tipo de discurso expresivo por parte del párroco dirigido a
los asistentes. Dentro de la iglesia observamos que tanto hombres como mujeres, jóvenes y
adultos, acceden a escuchar la misa. Ya dentro de las instalaciones, los individuos presentes en tal
evento, se ubicaron de tal modo que pudimos apreciar que la gran mayoría de hombres están
sentados o formados en las bancas del lado izquierdo, así mismo, la gran mayoría de las mujeres
de lado derecho. Dentro también observamos el tipo de vestimenta de los presentes, las mujeres
adultas con faldas, calcetas, zapatos y abrigadas con un suéter o rebozo; las jóvenes o adolecentes
portaban jeans, tenis o botas y algún suerte simple; los hombres adultos portaban huaraches o
zapatos, pantalones de vestir o mezclilla y la gran mayoría con sombrero en mano; mientras que
los jóvenes adolescentes, la gran mayoría, marcaban una tendencia norteamericana tanto en el

8
corte de cabello como en la vestimenta: Corte de pelo estilo ‘hongo’ muy corto, camisas cuadradas
o bien, playeras holgadas con estampados o leyendas en inglés, los pantalones también holgados y
tenis, todos, sin excepción alguna con perforaciones en las orejas o en la cara; los niños presentes
en la misa, traían un aspecto similar a la de los jóvenes, y en su mayoría ya padres de familia.

El tipo de discurso, dirigido por el párroco a los presentes fue determinado por una carga
valorativa que incitaba a los asistentes, sin importar género, a fortalecer su fe en cada una de sus
actividades diarias y a intensificar la práctica de las peregrinaciones con motivo de unión y
solidaridad, tendiendo siempre en cuenta la celebración de la fiestas en conmemoración a la
Virgen de Guadalupe. Se hacía hincapié en el valor de la honestidad, caridad y responsabilidad
como principales ejes para emprender una vida llena de fortaleza ante las sutilezas de la misma.
Los asistentes atendían en todo momento a las indicaciones del ritual en los momentos debidos, de
forma implícita y explicita.

Al finalizar la misa, a eso de la 1pm, los asistentes se conglomeraban en pequeños grupos. Unos
conformados de puros jóvenes, otros de adultos o de tercera edad y otros sólo de mujeres, tanto
adolecentes como adultas. Platicaban y reían, etc. Esto lo podemos apreciar o interpretar, la misa,
como un elemento de integración de los individuos en un determinado contexto social, y además
es un momento de socialización fuerte, donde se establecen momentos de intersubjetividad entre
los presentes, de tal forma que se da una comunicación y se forma un ambiente agradable. Es aquí
donde cada uno toma su rol (el último concepto de Etnometodología).

Para la 1:30pm tuvimos la oportunidad de platicar con un padre quien es el vicario en la parroquia,
su nombre Navor Fonseca.

¡¡¡AQUÍ VA TU DESARROLLO KARLA!!!


Complicaciones para la realización exitosa de la práctica de campo:

La primera complicación para la realización de nuestra práctica de campo fue precisamente en


base al desconocimiento total sobre las condiciones de vida de Huimilpan, es decir, que nos hizo
falta una breve revisión histórica sobre ésta cabecera municipal del Estado de Querétaro. Sin
embargo, nuestras percepciones fueron amplias y nuestros criterios como observadores

9
promovieron la disponibilidad en nosotros para ser acreedores de datos esenciales en relación a
nuestras hipótesis de trabajo, así mismo, fácilmente nos acoplamos al ritmo y estilo de vida que
viven los hombres en la comunidad de Huimilpan. Las circunstancias en que desarrollamos y
centramos nuestra atención fueron cómodas, y además la gente con la que tuvimos contacto
directo fue amable y cortes.

Una segunda complicación fue precisamente establecer una relación arbitraria y duradera con un
solo informante calificado para establecer líneas de interpretación generales, y así aprobar o refutar
las hipótesis de trabajo. En sí, está dificultad para establecer un tipo de interacción duradera con
algún habitante de la comunidad, rompió directamente en uno de los objetivos principales de
nuestra práctica de trabajo, pues el desglose o ensayo de las conceptualizaciones metodológicas de
“La Etnometodología” tuvieron poco desarrollo, y en ocasiones nos fue complicado aplicarlas a
nuestro objeto de estudio inserto en su realidad. Sin embargo, al obtener variedad de puntos de
vista sobre la propia comunidad de Huimilpan logramos entender un poco más a fondo sobre los
puntos nodales de vida en la comunidad, sobre su estructura y organización, y así mismo, nos fue
más fácil establecer líneas de interpretación sobre cuestiones generales a toda la población y no
sólo a un individuo en particular. Entendiendo el por qué sobre las concepciones de vida de los
integrantes de la comunidad, y, de igual manera, atender el aspecto moderno de los estilos de vida
como símbolos y sentidos significantes en relación a los anhelos de mejores ritmos de vida y
mejores oportunidades de desarrollo.

Líneas de Interpretación sobre el catolicismo, la cultura migratoria y la concepción de la


vida moderna en Huimilpan (Comprobación de hipótesis de trabajo)

Huimilpan, como comunidad en proceso de desarrollo y modernización, está próxima a convertirse


en un punto focal del Estado de Querétaro y tal vez también está próxima a ocupar el lugar que en
algún tiempo la inercia histórica le arrebató, pues sus procesos independientes, así como sus
nuevos proyectos de vida, atienden directamente a las necesidades del hombre en sociedad, con el
fin de aspirar a un status mayor donde las condiciones de vida son mejores, y sobre todo, donde
existan indicios claros de igualdad y de mejores oportunidades de vida. Éste municipio, dentro de
algunos de sus límites territoriales enmarca nuevas visiones de vida las cuales cobran sentido,
principalmente, en las nuevas generaciones de jóvenes. Es una comunidad que genera

10
potencialmente nuevos elementos que reestructuran los viejos órdenes y tradiciones que hacían de
Huimilpan una comunidad solidaria y prospera. En ella ahora los vientos de cambio son fuertes
torrentes de rebaten directamente las subjetividades de los individuos, y en cambio les adscriben a
éstos nuevas concepciones de cómo se tiene y debe vivir en sociedad, sin embargo, la apariencia
objetiva de estas nuevas nociones de vida, distorsionan, para la variedad de capacidades, la
realidad nativa de este poblado y la indiferencia en la aceptación de estas tendencias les impide
apreciar que todos sus anhelos devienen directamente de los productos de modernidad implantados
en la cultura norteamericana:

“Estando en Estados Unidos te das cuenta de cómo es su visión ahora de ellos sobre la vida. Ya
no encontramos las casitas de tejita roja, de adobe o de vigas aquí en Huimilpan (como las
mejores que podíamos encontrar), ahorita las casas ya son casas inmensamente grandes, pero
todo deviene del estilo americano. Estando en Estados Unidos te das cuenta del porque los
individuos traen aquí a Huimilpan sus nuevas visiones sobre una mejor condición de vida, de la
necesidad de mejorar las cosas” (Nabor Fonseca)

La cultura de emigración en Huimilpan, como tradición que innova con sutileza la variedad de
aspectos de vida, independiente a su función y promoción en el desarrollo socioeconómico en la
comunidad, presupone que el desempeño y función de la familia en sociedad cambie y se
transforme:

“Ahora sí que las mujeres la hacen de mamá y papá, realizan las dos funciones, puesto que el
hombre se la pasa la mayor parte del tiempo trabajando en el norte. Sin embargo, Estados Unidos
en estos tiempos ya no es redituable dado la crisis económica que vive este país. Inclusive lo
podemos observar con el hecho de que a los niños nacidos allá se les está negando la
nacionalidad debido a sus políticas tan estrictas y rígidas” (Nabor Fonseca)

Toda esa visión de querer vivir en Estados Unidos ha cambiado la mentalidad de los habitantes de
Huimilpan. Esa movilidad social con el Norte del País es un vínculo que no sólo mueve a los
individuos entre poblaciones, sino que también acarrea estilos de vida, concepciones ideológicas,
jerarquías y un sistema de desigualdad preponderante en la región norte. Huimilpan no es sólo una

11
sola comunidad de habitantes nativos, sino que también alberga entre sus espacios a variedad de
individuos de nacionalidades diferentes: alemanes, franceses, ingleses, rusos, americanos.

Entonces, al retomar como prototipo ideal de vida a Estados Unidos, concede arbitrariamente que
Huimilpan sea un municipio que funciona y se desarrolla de forma autónoma e independiente,
pues de la cultura americana los individuos se traen condigo nuevas ideas y estereotipos. No es por
nada que el desarrollo de la infraestructura en esta comunidad sea una de las principales atenciones
por parte de las autoridades que detentan la hegemonía en la comunidad. La urbanización de
Huimilpan es una de los principales objetivos de ésta, aun cuando las necesidades de salud,
vivienda y educación estén en desarrollo medio y precario.

Y a partir de aquí surge la pregunta, ¿qué es lo que hace posible que aún se mantenga fuerte y
sólida la tradición religiosa católica en Huimilpan, tras solaparse los nuevos estilos y concepciones
de vida norteamericanas?

“Estando en Estados Unidos te das cuenta que la religión católica es la que más predomina,
claro, si hay muchas sectas protestantes pero con menor fuerza. Allá las iglesias católicas están
organizadas con mucha solides, super organizadas. Los gringos son super organizados. Y esa
cuestión de la organización es algo que también muchos se traen de Estados Unidos. La religión
mayoritaria en Estados Unidos es la católica. Es todo un conglomerado” (Nabor Fonseca)

No es por nada que “La Cruz del Migrante”, en la parroquia de San Miguel Arcángel, tenga un
fuerte sentido de correspondencia en la comunidad de Huimilpan, y es precisamente porque es
algo común al pueblo ¡es de ellos!, ahí se concentra el sentido de vida del migrante (representada a
través de gorras con un significado superior atribuido por cada uno de los individuos).

La iglesia y la religión católica en Huimilpan cumple una función especial, y al parecer mantiene
la esencia con la que fue fundada, es decir, “mantener el orden social” pues a través de la devoción
que se le inculca al individuo migrante, siempre con el fin de evitar y desviar cualquier noción de
relativismo (el no importar las normas y leyes, la iglesia católica y la certeza de cada individuo que
su pensamiento, expresión y acción es correcta, aun cuando vaya en contra de las tradiciones en
Huimilpan), toda concepción norteamericana que subordine o altere los órdenes de forma
manifiesta es sutilmente reprimida (parte de esto se aprecia también en el tipo de discurso que

12
expresa el párroco en cada una de las misas de acción de gracias, donde es imprescindible la
presencia de individuos migrantes)

“Parte del relativismo se vive precisamente en estas épocas y son concepciones que se traen
directamente de Estados Unidos. Dicen ustedes que ven tranquilo aquí pero en realidad cuando
llegan los migrantes se genera un desorden, vienen con sus camionetas, la música a todo volumen
(llegando felices por volver a sus lugares de origen) y dan vueltas al jardín… se le llama “las 40
´s”. (Nabor Fonseca)

Entonces, se podría asegurar que la cercanía o el posible impacto que Querétaro pueda tener sobre
la comunidad de Huimilpan es casi nulo. Son más influyentes las concepciones de vida de Estados
Unidos y la tradición cultural de emigrar a ésta nación. Querétaro es sólo un lugar de paso, en
ocasiones sirve como proveedor de materia prima al municipio de Huimilpan, y para los jóvenes
solo es un medio para satisfacer sus deseos de diversión. La ciudad industrial sólo se concibe para
aquellos individuos que realmente no tienen éxito ni en su comunidad ni al migrar a Estados
Unidos.

Parece ser que el constante contacto que puedan tener los habitantes de Huimilpan con Querétaro,
y casi siempre a través de los medios de comunicación, es sólo en base a la necesidad de
mantenerse actualizados y de ser acreedores de la variedad de innovaciones de aquél municipio,
con el fin de mantener un vínculo de correspondencia entre municipios en cuestiones de tecnología
y modernidad, y así, no querer perder aspectos de vida moderna y en sí, de los prototipos de
hombre moderno que enmarca Querétaro a lo ancho de su territorio.

Una de las características propias y alusivas de forma manifiesta en Huimilpan es precisamente


uno de los productos de la vida moderna para el hombre en sociedad: la estética como ideología, o
bien, la ideología estética. Éste elemento rompe directamente con los órdenes establecidos, con él
la cultura y la tradición no pueden rebatir estos nuevos modos de pensar y concebir la vida en las
nuevas generaciones en Huimilpan.

Es posible apreciar una ruptura entre generaciones, se puede observar a algunos adultos y señores
de la tercera edad con indicios de vestimenta alusiva a la condición rural con la que fueron criados
(de seguro) y así mismo, es posible apreciar a algunos jóvenes con indicios de vestimenta alusiva a

13
las condiciones en que la que se están desarrollando, jóvenes que cuidan al máximo su apariencia
estética en presencia de otros. Parece ser que la función social aquí de éste elemento particular,
como expresión de vida, es precisamente el poder relevar a nivel básico sus tesis de existencia,
pues la estética se concibe como un medio para poder acceder a todas las particularidades que
ofrece la vida moderna. Pero a la vez realza y realiza un sistema de desigualdades sobre la misma
población del municipio de Huimilpan.

En fin, y en cierta medida, es verídico que la estructuración de los nuevos órdenes sociales,
producto de la vida moderna, genera discontinuidad de los viejos y tradicionales estilos de vida,
así como de las tradiciones y concepciones de la realidad, aun en procesos de transición de la vida
rural a la urbana. En la comunidad de Huimilpan cobra sentido la estética como ideología y a la
vez delimita su protagonismo en la conformación de una comunidad moderna. Y tal vez éste
fenómeno es producto tanto de la cercanía con el municipio Querétaro (el cual ya manifiesta
también indicios sobre estas cualidades de vida) y a la vez, con la transferencia y el intercambio
cultural con Estados Unidos.

14