Sei sulla pagina 1di 15

El usufructo

Está definido en el artículo 467 del Código Civil como el "derecho a disfrutar los
bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el
título de su constitución o la ley autoricen otra cosa".

Nuda propiedad: es el derecho de una persona (nudo propietario) a ser dueño de


un bien con la limitación de no poder gozar o disfrutar de él.

Dicho de otra forma, cuando una persona posee el usufructo de un bien tiene
derecho a su uso y disfrute, pero no tiene su propiedad.

Características del usufructo

Es un derecho real en cosa ajena

El objeto del usufructo no forma parte del patrimonio del usufructuario si no del
patrimonio del nudo propietario.

Es un derecho de disfrute completo

El usufructuario podrá disfrutar de todos los aprovechamientos de la cosa


usufructuada.

Es un derecho temporal

El usufructo nunca puede ser indefinido, tiene que tener una duración.

La duración del usufructo dependerá de quién sea el usufructuario. Si el


usufructuario es una persona física, la duración podrá ser:

 Por un plazo de tiempo: por ejemplo por 25 años (temporal).

 Por toda la vida del usufructuario (vitalicio).


Tipos de usufructo

Distinguiremos según la forma de constitución, el objeto sobre el que recae y la


duración del usufructo.
Tipos de usufructo según su constitución

El usufructo se constituye por la ley, por voluntad de los particulares y por


usucapión.

Usufructo legal

Es el usufructo constituido por disposición legal.

Actualmente, en nuestro derecho solo existe el usufructo legal del cónyuge viudo.

El cónyuge viudo, no separado legalmente o de hecho en el momento del


fallecimiento, tendrá derecho a recibir como legítima:

El usufructo del tercio de mejora, si concurre a la herencia con hijos o


descendientes.

El usufructo de la mitad de la herencia, si no hay hijos, pero sí ascendientes.

El usufructo de los dos tercios de la herencia, no existiendo descendientes ni


ascendientes.

Usufructo voluntario

La fuente principal de constitución del usufructo es el título constitutivo por


acuerdo de los interesados.

Este título constitutivo podrá ser:

Inter-vivos: Mediante acuerdo de los interesados en vida. Por ejemplo, una


persona compra una finca y reserva el usufructo a su padre.

Mortis causa. Mediante testamento. Por ejemplo, el testador podrá dejar el


usufructo de su vivienda a un hijo y la nuda propiedad a un nieto.
Usufructo por usucapión

La usucapión o prescripción adquisitiva es una forma de adquirir la propiedad de


un bien, si se cumplen unos requisitos y plazos legales.

Tipos de usufructo según su objeto

El objeto del usufructo puede ser:

Usufructo de Bienes materiales (muebles o inmuebles).

Usufructo de Derechos.

El usufructo podrá recaer sobre:

Toda la cosa.

Parte de ella.

Una cuota si la propiedad pertenece a varias personas (proindiviso).

Se pueden distinguir, entre otros, los siguientes tipos de usufructos especiales


según su objeto:

Usufructo sobre bienes materiales:

Cosas deteriorables

El usufructuario podrá servirse de las cosas que sin consumirse se deterioran


poco a poco por su uso o el paso del tiempo.

En este caso, el usufructuario deberá:

Emplearlas según su destino.

Devolverlas en el estado en que se encuentren, al finalizar el usufructo.


Indemnizar al propietario del deterioro ocasionado por su culpa.

Ejemplo: Un bien deteriorable sería una estatua o un cuadro que se deterioran con
el paso del tiempo pero no se consumen.

Cosas consumibles

Si la cosa usufructuada no se puede usar sin consumirse, el usufructuario podrá


servirse de ellas y deberá:

Pagar el importe de su valor al terminar el usufructo.

Si no se han dado valoradas, restituir una cantidad igual o pagar su precio.

Ejemplo: Usufructo de dinero.

Montes

El usufructuario disfrutará todos los aprovechamientos que pueda éste producir


según su naturaleza.

Árboles plantaciones arbóreas

El usufructo puede recaer sobre viñas, olivares y otros arbustos.

El usufructuario podrá percibir los frutos naturales derivados de dichas


plantaciones.

Ejemplo: Ganado o rebaño

En este caso, el usufructuario deberá reemplazar las crías de las cabezas de


ganado que mueran al año, de manera ordinaria o por ataque de depredadores.

Usufructo sobre derechos

El usufructo puede recaer sobre un derecho, siempre que no sea personalísimo o


intransmisible.
El usufructuario adquiere los beneficios o utilidades que le reporta el derecho
usufructuado.

Por ejemplo: Usufructo sobre un derecho de crédito. El usufructuario recibirá


únicamente los intereses.

Tipos de usufructo según su duración

Usufructo temporal

Es aquel que se concede por un plazo de tiempo determinado. Este plazo, por
regla general, se fija en el título constitutivo del usufructo.

Usufructo vitalicio

Es aquel cuya duración termina cuando muere el usufructuario.

Extinción del usufructo

Las causas legales de extinción del derecho de usufructo son las siguientes:

Muerte del usufructuario

Ahora bien, el usufructo constituido en favor de varias personas (usufructo


sucesivo) se extinguirá cuando fallezca de la última de ellas.

Vencimiento del plazo o cumplimiento de la condición resolutoria.

El usufructo terminará una vez que llegue el plazo estipulado o se cumpla la


condición resolutoria establecida.
Si el usufructuario muere antes del cumplimiento del plazo o condición, quedará
igualmente extinguido el usufructo.

En este caso, para que continúe el usufructo a favor de los sucesores del
usufructuario será preciso que así se haya pactado expresamente.

Por ejemplo: si el usufructo se constituye por un plazo de 25 años y el


usufructuario muere antes, el usufructo se extingue, salvo pacto en contrario.

Un supuesto especial sería el usufructo por el tiempo que tarde un tercero en


llegar a cierta edad.

Si el usufructo se concede por el tiempo que tarde un tercero en llegar a una cierta
edad (25 años por ejemplo), aunque muera antes (con 18 años), subsistirá el
tiempo que quede (7 años) hasta la edad prefijada.

Salvo que el usufructo se haya concedido expresamente en atención a la


existencia de esa persona.

Consolidación

Es decir cuando se reúna el usufructo y la nuda propiedad en una misma persona.

Ello ocurrirá cuando el usufructuario adquiera, por cualquier título, la nuda


propiedad.

Renuncia del usufructuario

La facultad que tiene el usufructuario de renunciar al usufructo tiene limitaciones:

Si se hace la renuncia en fraude de acreedores, se podrá pedir la rescisión.


Si el usufructo está hipotecado, no se extingue la hipoteca hasta el:

cumplimiento de la obligación asegurada (pago), o vencimiento del tiempo de


duración del usufructo de no haber habido renuncia.

Pérdida total de la cosa objeto de usufructo

Si la pérdida fuera parcial, continuará el usufructo sobre el resto.

En caso de pérdida por expropiación forzosa, el nudo propietario deberá:

Sustituir el objeto usufructuado, o Abonar al usufructuario el interés legal del


importe de la indemnización por el tiempo total del usufructo.

Cesar en su derecho el que lo constituyó

Es decir, si la persona que constituyó el usufructo pierde su derecho sobre la cosa


usufructuada.

Prescripción extintiva

Cuando el usufructuario deja de usar su derecho durante el tiempo establecido en


la ley.

Efectos de la extinción del usufructo

Terminado el usufructo:

Se entregará al propietario la cosa usufructuada, consolidando el dominio.

El usufructuario o sus herederos conservarán el derecho de retener la cosa, hasta


que se le abonen los desembolsos realizados en lo usufructuado.
EL DERECHO DE USO Y EL DERECHO DE HABITACIÓN

El derecho de uso es un derecho real que permite a su titular utilizar una cosa
que pertenece a otra persona para satisfacer sus necesidades y las de su familia.
El derecho de habitación es un derecho real que permite a su titular ocupar las
habitaciones suficientes de un inmueble que pertenece a otra persona para
satisfacer sus necesidades y las de su familia.

Características del Derecho de Uso

Es un derecho real. Permite al usuario servirse de una cosa para satisfacer


necesidades personales y familiares.

Es un derecho real de carácter personal. Los frutos obtenidos son solo para el
consumo familiar o personal, no pueden ser cedidos o vendidos. (Art. 624 C.C.V.)

Es un derecho real sobre cosa ajena. El usuario es un poseedor en nombre ajeno,


es decir, ejerce su derecho sobre un bien que pertenece a otra persona.

Concede al titular el uso y frutos limitados. Solo puede hacer uso del bien para
aquellos que esté destinado de manera diligente.

Se ejerce sobre cualquier tipo de bien. El uso puede darse tanto sobre bienes
inmuebles, como bienes muebles.

No puede cederse ni arrendarse. Es consecuencia del carácter personal de este


derecho real. (Art. 630 C.C.V.)

No puede hipotecarse. El usuario no tiene más que un simple derecho de usar el


bien, por lo que no puede disponer del mismo.

Es temporal. Es un derecho que puede constituirse a tiempo determinado o por el


tiempo de vida del usuario.

Es intransmisible. Solo se constituye a favor de la persona que se va a servir de


ella para su satisfacción personal o familiar.
Contenido del Derecho de Uso

El artículo 624 del Código Civil Venezolano dispone que “Quien tiene el uso de un
fundo solo podrá tomar de él los frutos que basten a sus necesidades y a las de su
familia”, por lo que se desprende que el titular de este derecho solo podrá utilizar
(ius utendi) el bien y a obtener sus frutos de forma limitada, de acuerdo a sus
necesidades personales o familiares.

DERECHO DE HABITACIÓN (Arts. 625 y 626 C.C.V.)

El derecho real de habitación consiste en la posibilidad de habitar un inmueble,


bien sea de manera individual o con toda la familia. Es un derecho exclusivo de
habitar un inmueble.

Es un derecho de goce sobre la cosa ajena que se diferencia del uso respecto a
su Contenido, puesto que el habitacionista solo podrá habitar el espacio descrito
en el contrato que lo constituya como tal, es decir, el habitador solo se sirve de la
cosa solamente para habitarla él o con su familia, descartando la idea de lucro o
ganancia.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS BENEFICIARIOS DE LOS DERECHOS


DE USO Y HABITACIÓN

Derecho a los frutos (Art. 625 C.C.V.): El usuario tiene la facultad de tomar los
frutos que sean necesarios y en la medida que satisfagan a su persona o a su
familia. El habitacioncita, por otro lado, solo puede servirse del inmueble para
vivienda o habitación en la proporción establecida.

Intransmisibilidad de los derechos de uso y habitación (Art. 630 C.C.V.): Los


derechos de uso y habitación no pueden ser transmitidos ni a título gratuito ni a
título oneroso por parte de los beneficiarios, salvo disposición contractual en
contrario.

Obligación de practicar inventario y dar caución (Art. 627 C.C.V.): Para el ejercicio
de ambos derechos debe prestarse caución por los daños y perjuicios que se
pudieran generar por su práctica, para lo cual deberán levantar un inventario de
todo lo existente al momento de tomar posesión de los derechos por parte del
beneficiario.

Obligación de comportamiento diligente: Los beneficiarios son responsables por


los daños o deterioros ocasionados por su culpa durante su práctica, por lo que
debe manifestar un comportamiento de buen padre de familia y manteniendo el
destino dado por el propietario constituyente del derecho.

Obligación de hacer las reparaciones y aportar los gastos (Art. 629 C.C.V.): Si el
beneficiario tomare todos los frutos provenientes del inmueble, adicionales a los
necesarios, los gastos del inmueble corren por cuenta de éste y el habitacionista
que ocupare todo el inmueble destinado a la vivienda estará obligado a efectuar
todas las reparaciones menores necesarias.

HOGAR
Es un conjunto de bienes destinados al uso y disfrute exclusivo de la familia,
excluido de la responsabilidad patrimonial del sujeto que lo ha constituido. El
hogar es un caso característico de patrimonios separados de nuestra legislación,
tiene mucha importancia la expresión del artículo 632 del Código Civil, que lo
califica de manera expresa "como excluido absolutamente de su patrimonio y de la
prenda común de sus acreedores" , con lo cual señalan la existencia de una masa
de bienes (hogar) distinguido del patrimonio.

UBICACIÓN LEGAL

Legalmente, el hogar se encuentra ubicado en el Parágrafo 2o de la sección


II, Del uso, de la habitación y el Hogar, del título III del libro segundo del Código
Civil venezolano (1982), como una de las limitaciones de la propiedad. Con la
distinción entre límites y restricciones o limitaciones de la propiedad. La institución
del hogar no es propiamente una limitación en sentido de restricción de la
propiedad sino un límite de la propiedad.

Personas que pueden constituir el hogar

El hogar legalmente constituido está establecido conforme al artículo 632, del


Código Civil vigente, mediante el cual una persona puede constituir un hogar para
sí y para su familia, excluido absolutamente de su patrimonio y de la prenda
común de sus acreedores, el cual puede establecerse en favor de personas que
existan en la época de su institución o constitución.

El padre o la madre que hayan reconocido su hijo como natural pueden constituir
hogar en beneficio del hijo, aun cuando tengan descendencia legítima. No se
requiere que el hijo sea menor. El padre o la madre adoptivos pueden, igualmente,
constituir un hogar en beneficio de su hijo o hijos adoptivos. El artículo 634 del
Código Civil, dispone que cada persona puede constituir como suyo el hogar y que
“si constituye otro u otros, estos se regirán por las disposiciones de donación” (p.
114). De acuerdo con esta disposición, toda persona pero en tal caso se le rige
por las normas sobre donación sin serlo, ya que la constitución de un hogar es un
acto de administración y no de disposición. Esta disposición permite a parientes
crear el nido de una familia que va a nacer.

Bienes susceptibles de ser constituidos en el hogar

Durante el matrimonio, uno u otro de los cónyuges puede constituir un hogar,


incluso no existiendo hijos entre ellos. El marido puede constituir en hogar: (a) los
bienes que le pertenezcan en exclusiva propiedad; (b) los bienes en comunidad
conyugal, cuando los cónyuges están casados bajo el régimen de comunidad
conyugal y el (c) los bienes propios de la cónyuge y su administración con la
tolerancia de ella, según lo dispuesto en el artículo 155 del Código Civil. Si se
considera la constitución del hogar, es de la comunidad conyugal, dado que el
hogar puede prologarse más allá después de la disolución del matrimonio, se
requiere el consentimiento de ambos cónyuges conforme el artículo 168 del
Código Civil. La cónyuge, por su parte, puede constituir un hogar sin el
consentimiento o acuerdo del esposo con base en los bienes sobre los cuales ella
tiene administración propia: (a) los bienes que les son propios, adquiridos antes
del matrimonio, (b) en caso de régimen de separación de bienes, todos los bienes
personales; y (c) los bienes de la comunidad que hubiere adquirido con su trabajo
personal o por cualquier otro título legítimo conforme el artículo 168 del Código
Civil.

Procedimientos y efectos de la constitución del hogar

Los procedimientos y efectos de la constitución del hogar están especificados en


los artículos del 637 al 639, del Código Civil venezolano, tal como se expresa
seguidamente:

La persona que pretenda constituir hogar, deberá ocurrir por escrito al Juez de
Primera Instancia de la jurisdicción donde esté situado el inmueble destinado para
aquel objeto, haciendo la declaración correspondiente con designación clara y
precisa de las personas a cuyo favor lo constituya, si tal fuere el caso, y así mismo
expresar la situación, cabida y linderos del predio y demás datos que tiendan a
describir dicho inmueble.
Con la solicitud mencionada acompañará su título de propiedad, y una certificación
expedida por el Registrador respectivo relativa a los últimos veinte (20) años, para
comprobar que no existe gravamen vigente sobre el inmueble que se va a
constituir en hogar.

De este modo, el Juez de Primera Instancia mandará a valorar el inmueble por


tres (3) peritos, elegidos uno por el solicitante, otro por dicho Magistrado y el
tercero por los mismos dos peritos o por el Juez, cuando aquéllos no estuvieran de
acuerdo. Sin embargo, el interesado podrá convenir en que el justiprecio lo haga
un solo perito nombrado por el Juez. El mismo Juez ordenará que se publique por
carteles la solicitud, en un periódico de la localidad, durante noventa (90) días, una
vez cada quince (15) días, por lo menos, y si no hubiese ningún periódico en ella,
en el que se edite en alguna de las poblaciones cercanas.

Transcurridos los noventa días de la publicación referida, y llenas las formalidades


exigidas en los artículos precedente, sin haberse presentado oposición de ningún
interesado, el tribunal declarará constituido el hogar en los términos solicitados,
separado del patrimonio del constituyente, y libre de embargo y remate por toda
causa u obligación, aunque conste de documento público o de sentencia
ejecutoriada; y ordenará que la solicitud y declaratoria se protocolicen en la Oficina
de Registro respectiva, se publiquen por la prensa tres veces, por lo menos, y se
anoten en el Registro de Comercio de la jurisdicción.

Mientras no se haya cumplido con todas estas formalidades, el hogar no producirá


los efectos que le atribuye la Ley, y si ellas no se hubieren realizado en el término
de noventa días, quedará sin lugar la declaratoria del Tribunal. Si antes de la
declaración judicial hubiere oposición, el Tribunal la resolverá por los trámites del
juicio ordinario.
Por su parte, en el artículo 640 del Código Civil, se deja claro que el hogar no
podrá enajenarse ni gravarse sin oírse previamente a todas las personas en cuyo
favor se haya establecido, o a sus representantes legales, y con autorización
judicial, que no dará el Tribunal sino en el caso comprobado de necesidad
extrema, y sometiéndola a la consulta del Tribunal Superior.

Extinción del hogar

La extinción del hogar puede darse, en los siguientes casos, de acuerdo a lo


dispuesto en los artículos 641, 642 y 643:

1. Cuando hubiere fallecido el último miembro de la familia para quien fue


constituido el hogar, o cuando haya fenecido el derecho a gozar de él, según lo
establecido en los artículos 636, 642 y 643, volverá el inmueble al patrimonio del
constituyente o de sus herederos, a menos que el dominio se haya traspasado a la
persona o personas en cuyo favor se constituyó el hogar.

2. En caso de divorcio o de separación judicial de cuerpos, conservará el


derecho al hogar aquel a quien se atribuya la guarda de los hijos. Cuando no
existan hijos, el hogar quedará extinguido; sin embargo, si hubieren descendientes
y el hogar hubiese sido constituido también a favor de ellos, les corresponderá el
derecho al hogar. En los casos de separación de cuerpos convertida en divorcio,
los interesados decidirán lo relativo al hogar en el escrito de separación, sin
perjuicio de los demás beneficiarios. Si no hubiere acuerdo, el Juez determinará
cuál de ellos gozará del hogar o lo declarará extinguido, según las circunstancias.
3. En caso de nulidad de matrimonio el derecho al hogar se regirá según lo
dispuesto en el artículo 127.

4. Los beneficiarios, mayores de edad, que sean de mala conducta notoria,


pierden su derecho al hogar.