Sei sulla pagina 1di 61

CONTRATOS TIPICOS

“AÑO DE LA CONSOLIDADCION ECONOMICA Y SOCIAL DEL PERU”

UNIVERSIDAD CATOLICA LOS ANGELES DE CHIMBOTE


FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS
.

CURSO

DERECHO CIVIL-CONTRATOS
CÁTEDRA

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA.

INTEGRANTES

Aliaga Guevara Frisa


Ayala Sernaqué Milagros
Zapata Morocho Wilson
Aldana Rosado Manuel
Castro Rodríguez Jean Carlo
Marchan Castillo Christian
Vásquez Valverde Cecilia

PIURA, MARZO DEL 2010

INDICE

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 1


CONTRATOS TIPICOS

INDICE 2
INTRODUCCIÓN 5

TITULO I – ARRENDAMIENTO 6

CAPÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES


6

I.- CONTRATO DE ARRENDAMIENTO


6

A.- CONCEPTO 7

B.- CLASES DE ARRENDAMIENTO 7

C.- DERECHOS Y OBLIGACIONES QUE GENERA EL

ARRENDAMIENTO 8

D.- ELEMENTOS ESENCIALES 10

E.- NATURALEZA JURÍDICA


12

CAPITULO II: OBLIGACIONES DEL ARRENDADOR


15

CAPITULO III: OBLIGACIONES DEL ARRENDATARIO


16

A.- RESPONSABILIDAD POR DESTRUCCIÓN O DETERIORO, A CAUSA


DE INCENDIO DE BIENES ASEGURADOS (ARTÍCULO 1684 C.C)17
B.- RESPONSABILIDAD EN CASO DE PLURALIDAD DE
ARRENDATARIOS (ARTÍCULO 1685 C.C)
18
C.- RESPONSABILIDAD DEL ARRENDADOR QUE OCUPA EL 19
BIEN

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 2


CONTRATOS TIPICOS

CAPITULO IV: DURACIÓN DEL ARRENDAMIENTO


19

A.- CLASES DE DURACIÓN DEL ARRENDAMIENTO (ARTÍCULO 1687


C.C) 19
B.- LIMITES MÁXIMOS PARA EL ARRENDAMIENTO DE DURACIÓN
DETERMINADA (ARTÍCULO 1688 C.C) 20
C.- PLAZO PRESUNTO DEL ARRENDAMIENTO
(ARTÍCULO 1689 C.C) 22
D.- ARRENDAMIENTO DE DURACIÓN INDETERMINADA (ARTÍCULO
1690 C.C) 24
E.- ARRENDAMIENTO POR PERIODOS FORZOSOS Y VOLUNTARIOS
(ARTÍCULO 1691 C.C) 24

CAPITULO V: SUBARRENDAMIENTO Y CESIÓN DEL ARRENDAMIENTO

A.- EL SUBARRENDAMIENTO 25

B.- PLAZO DEL SUBARRENDAMIENTO 26


C.- INSCRIPCIÓN DEL SUBARRENDAMIENTO 27

D.- CESIÓN DE ARRENDAMIENTO 27

CAPITULO VI: RESOLUCIÓNN DEL ARRENDAMIENTO 29

A.- RESOLUCIÓN DEL ARRENDAMIENTO 29

CAPITULO VII: CONCLUSIÓN DEL ARRENDAMIENTO 30

A.- CONSIGNACIÓN DEL BIEN ARRENDADO 31

B.- EFECTOS DE LA CONSIGNACIÓN 31

C.- TRANSFERENCIA DEL BIEN ARRENDADO 31

D.- INDEMNIZACIÓN AL ARRENDATARIO 32

E.- AUTORIZACIÓN PARA DESOCUPAR EL BIEN ARRENDADO 33


F.- ARRENDAMIENTOS REGULADOS POR LEYES ESPECIALES 36

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 3


CONTRATOS TIPICOS

TITULO II – HOSPEDAJE
38 I.- ANTECEDENTES

II.- DEFINICIÓN

III.- NATURALEZA JURÍDICA:

IV.- SUJETOS DEL CONTRATO.

V.- CARACTERISTICAS DEL CONTRATO

VI.- ELEMENTOS CONSTITUTIVOS

VII.- DERECHOS Y OBLIGACIONES

VIII.- NORMAS REGLAMENTARIAS Y CLÁUSULAS GENERALES


IX.- DERECHOS DEL HUÉSPED
X.- EXHIBICIÓN DE TARIFAS Y CLÁUSULAS GENERALES
XI.- DERECHO DE RETENCIÓN EN EL HOSPEDAJE
XII.- RESPONSABILIDAD DEL HOSPEDANTE COMO DEPOSITARIO
XIII.- RESPONSABILIDAD DEL HOSPEDANTE POR OBJETOS DE USO
CORRIENTE

CONCLUSIONES 59
ANEXOS 61
BIBLIOGRAFIA 73

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 4


CONTRATOS TIPICOS

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo de investigación trata sobre el Arrendamiento, y el Hospedaje el cual


lo hemos dividido en dos títulos para su mejor estudio y comprensión.
El contrato de arrendamiento, ubicado dentro del Libro VII sobre Fuentes de las
Obligaciones, Sección Segundan de los Contratos Nominados, Titulo VI Del Código
Civil de 1984, ha sido regulado de manera autónoma. El contenido de la obligación en
el contrato de arrendamiento de un bien, la prestación consiste en ceder el uso de ese
bien; mientras que en los contratos de prestación de servicios y de obra se tiene como
contenido de la obligación la realización de un servicio que involucra el esfuerzo del
hombre.
En lo que respecta a los sujetos del contrato de arrendamiento, el Código Civil designa a
quien se obliga a ceder el uso del bien con el nombre de arrendador, y denomina
arrendatario, a quien se obliga a abonar la renta.
Así como el arrendatario tiene derecho al uso de la vivienda durante el pago del
contrato, y a no ser perturbado por el arrendador, éste a su vez tiene derecho a percibir
la renta convenida y, al vencimiento del plazo del contrato, a obtener la pronta
restitución del bien arrendado.

Así mismo también estudiaremos El contrato de hospedaje se encuentra definido en el


Art. 1713 del Código Civil vigente que prescribe: "Por el hospedaje, el hospedante se
obliga a prestar al huésped albergue y adicionalmente, alimentación y otros servicios
que contemplan la ley y los usos. A cambio de una retribución. Esta podrá ser fijada en
forma de tarifa por la autoridad competente si se trata de hoteles. Posadas u otros
establecimientos similares".

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 5


CONTRATOS TIPICOS

TITULO I - ARRENDAMIENTO
CAPÍTULO I: DISPOSICIONES GENERALES

I.- CONTRATO DE ARRENDAMIENTO

El contrato de arrendamiento (o locatio-conductio por su denominación originaria en


latín) es un contrato por el cual una de las partes, llamada arrendador, se obliga a
transferir temporalmente el uso y goce de una cosa mueble o inmueble a otra parte
denominada arrendatario, quien a su vez se obliga a pagar por ese uso o goce un precio
cierto y determinado1.

El precio puede consistir en una suma de dinero pagada de una sola vez, o bien en una
cantidad periódica, que en este caso recibe el nombre de renta. También puede pagarse
la renta en cualquier otra cosa equivalente, con tal de que sea cierta y determinada, por
ejemplo, con los frutos que produce la cosa arrendada (renta en especie); que a la vez
puede ser una cantidad fijada previamente o un porcentaje de la cosecha (aparcería).
Estos tipos de renta de la tierra no deben confundirse con los términos renta fija y renta
variable aplicados a los activos financieros).

Confiere un título de mera tenencia, porque el arrendatario no tiene el título de


propietario, sino que reconoce dominio ajeno (del arrendador, en este caso). Sean casas,
autos, o distintos inmuebles.

A.- CONCEPTO

Su definición la encontramos en el Art. 1677 del Código Civil, cuando nos dice: "Por el
arrendamiento el arrendador se obliga a ceder temporalmente al arrendatario el uso de
un bien por cierta renta convenida.2

El arrendamiento se caracteriza porque se cede temporalmente un bien.

1
JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y
MODELOS) –Lima –Perú. Pág. 345-347
2
JACK BIGIO CHREM: Contratos, Doctrina, Legislación, Jurisprudencia y Modelos.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 6


CONTRATOS TIPICOS

En el contrato de arrendamiento de bienes, supone la entrega temporal de ciertos


atributos del dominio de arrendador al arrendatario, a cambio de cierta renta convenida.

B.- CLASES DE ARRENDAMIENTO

El contrato de arrendamiento se puede presentar de tres especies3:

1. Arrendamiento de cosas (locación de cosas o locatio conductio rei ): éste crea


un vínculo personal, por virtud del cual puede exigir el arrendatario, el uso y
disfrute de aquellas, en tanto pesa sobre él la obligación de pagar la merced
convenida.
2. Arrendamiento de servicios (locación de servicios o locatio conductio
operarum): en éste el arrendador se obliga a trabajar o a prestar determinados
servicios al arrendatario en forma, lugar y tiempo convenidos mediante un pago.
El arrendatario está obligado a retribuir los servicios. Este tipo de contrato
concluye por incumplimiento de obligaciones, por terminación de contrato o por
la muerte.
3. Arrendamiento de obra o Locación de obras (locatio conductio operis): en
este contrato una persona se compromete con otra a realizar una obra o un
trabajo determinado mediante el pago de un precio. Esto recae sobre el resultado
de un trabajo, sobre el producto del mismo, ya acabado. Ejemplo: la confección
de un traje o la construcción de una casa.

C.- DERECHOS Y OBLIGACIONES QUE GENERA EL ARRENDAMIENTO

1.- DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL ARRENDADOR

Aunque no se haya pactado en el contrato el arrendador está obligado a:

A entregar al arrendatario el apartamento arrendado con todas sus


pertenencias y además de estar en buen estado para su uso convenido, así
como las condiciones óptimas de higiene y seguridad del inmueble.

3
JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y
MODELOS) –Lima –Perú. Pág. 345-347

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 7


CONTRATOS TIPICOS

A conservar el apartamento arrendado en buen estado, salvo los deterioros


normales por el uso que sufra el inmueble, pero haciendo todas las
reparaciones necesarias tales como son: obras de mantenimiento,
funcionalidad y seguridad del inmueble.
A no estorbar el uso del apartamento, salvo en reparaciones urgentes e
indispensables.
A garantizar el uso o goce pacífico del apartamento por todo el tiempo del
contrato.
La entrega del apartamento se hará en el tiempo convenido.

El arrendador (durante el arrendamiento) no puede:

Mudar la forma apartamento arrendado.


Intervenir en el uso legítimo del apartamento arrendado, salvo en casos
urgentes e indispensables.
Si el arrendador no cumpliera con hacer las reparaciones necesarias para el
uso a que esté destinada el apartamento, el arrendatario tiene la opción de
recurrir ante un juez para que resuelva lo que en derecho corresponda o
rescindir el arrendamiento.

Derechos y obligaciones de los arrendatarios.

A responder de los perjuicios que el apartamento sufra por su culpa o


negligencia.
A servirse del apartamento solamente para el uso convenido o conforme a su
naturaleza.
A pagar la renta desde el día en que reciba apartamento arrendado, aún
cuando el contrato se hubiese celebrado con anterioridad.
La renta deberá ser pagada en el lugar convenido; si no se hubiese pactado,
en la casa o despacho del arrendatario.
Si por caso fortuito o fuerza mayor se impide totalmente al arrendatario el
uso del apartamento arrendado, generalmente tendrá el derecho a no pagar la
renta mientras dure el impedimento (total o parcialmente).
A conservar y cuidar del apartamento arrendado.
Restituir el apartamento arrendado al terminar el contrato.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 8


CONTRATOS TIPICOS

A satisfacer la renta en la forma y tiempo convenido.

Causa de término del arrendamiento

En general, pueden ser causas de término del contrato de arrendamiento:

Muerte del arrendador o del arrendatario, cuando expresamente se hubiere


pactado.
Por haberse cumplido el plazo fijado en el contrato o, en su caso, por la ley.
Por acuerdo mutuo.
Nulidad.
Confusión.
Pérdida o destrucción total del apartamento arrendado.
Por caso fortuito o fuerza mayor.
Por expropiación del apartamento arrendado hecha por causa de utilidad
pública.
Por venta judicial.

El arrendador puede exigir el término del contrato

Por falta de pago de la renta

Por no pagar la renta en fechas convenidas.


Por el apartamento en contravención al uso convenido.
Por daños graves al apartamento arrendado imputables al arrendatario.
Por variar la forma del apartamento arrendado sin contar con el
consentimiento del arrendador.

D.- ELEMENTOS ESENCIALES:

a. Vienen a ser las partes que intervienen en el contrato (arrendador y


arrendatario).

El Arrendador que básicamente es el propietario.

El Arrendatario, que entra en posesión y disfruta de la cosa, temporalmente,


pagando un alquiler.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 9


CONTRATOS TIPICOS

Los sujetos deben tener capacidad plena celebrar contratos o practicar actos
jurídicos, con las condiciones de validez a los que se refiere el Art. 140 del
Código Civil. Más exactamente deben tener la capacidad de ejercicio establecida
en el Art. 42 del acotado y quienes tengan la facultad respecto a los bienes que
administran, conforme lo prevé el Art. 1667 del mimo cuerpo de leyes.4

La mujer casada puede dar en arrendamiento sus bienes propios, pero no tiene
facultad para hacer lo mismo respecto a los comunes, para requiere el
consentimiento de ambos cónyuges, a tenor del Art. 315 del Código Civil; sin
embargo uno de los cónyuges asume la representación y la dirección de la
sociedad en los casos previstos en el Art. 294.

El Art. 1669 del CC. Prevé que el condómino no puede arrendar la parte que le
corresponde, por sin consentimiento de los demás y si lo hace el arrendamiento
es válido si los copropietarios los ratifican expresa o tácitamente.

El Art. 491 del CC. Establece que los bienes del patrimonio familiar sólo pueden
ser arrendados por situaciones de urgente necesidad y con autorización judicial.

Por lo tanto, la ley establece que pueden dar en arrendamiento, aquellos que
tengan la libre disposición de los Bienes, es decir, el propietario, el
administrador y el mandatario, que tengan la facultad de administración, sin
embargo, señala igualmente quienes no pueden tomar en arrendamiento, tal
como se señala el Art. 1668 del CC.

1. Los sujetos

2. El Precio Denominado en el Código Civil como la renta, también se le llama


merced conductiva, canon o alquiler.

Las reglas para el pago de la renta son:

Según lo estipulado en el contrato.


Si no está especificado en el contrato, la renta se paga cada mes en el
domicilio del Arrendatario.

4
JACK BIGIO CHREM: Contratos, Doctrina, Legislación, Jurisprudencia y Modelos.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 10


CONTRATOS TIPICOS

3. El Objeto:

Que es la cesión del uso temporal del bien.

El objeto del contrato de arrendamiento esta constituido por toda clase de bienes,
muebles e inmuebles; los mismos que deben contener los siguientes requisitos:

1. Debe existir al tiempo de formalizarse el contrato.


2. El uso debe ser posible.
3. Debe ser de aquellos que se encuentren en el comercio de los hombres.

IMPORTANCIA:

En líneas generales sirva para satisfacer perentorias necesidades, como el de la


habitación y otras de urgente requerimiento.

E.- NATURALEZA JURÍDICA:

La doctrina civilista y clásica, sostiene que el contrato de arrendamiento es un "Acto de


Administración" y no de disposición, porque no constituye una enajenación del dominio
del bien, ni la concesión al conductor de un derecho real sobre éste, sino que tiende a la
conservación del patrimonio.

Esta tendencia de la legislación, ha reafirmado la opinión doctrinaria, cada vez


poderosa, de que el arrendatario de un predio urbano, tiene actualmente un derecho real
sobre el bien alquilado.

1.- CARACTERES JURÍDICOS:

a. Vincula personas ya sea natural o jurídica, que manifiestan su voluntad


expresamente y, por tanto se obligan mutuamente.

b. Es individual:

No depende de otro contrato, es autónomo. Puede haber convenciones accesorias


como las cláusulas de arrendamiento-venta o subarrendamiento, pero son
independientes.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 11


CONTRATOS TIPICOS

c. Es principal:

Porque hay doble juego de obligaciones y derechos, tanto del arrendador como
del arrendatario. El arrendador tiene la obligación principal de mantener al
inquilino en uso y goce del bien arrendado y el derecho de percibir la renta
convenida. El arrendatario, en cambio, tiene la obligación de pagar el alquiler en
los períodos convenidos y el derecho de usar y ocupar el bien.

d. Es de prestación recíprocas:
e. Es oneroso: Porque existe contraprestación.

Se prevé las consecuencias del contrato, tanto por el arrendador como por el
arrendatario, ya sea que las prestaciones de ambos intervinientes son
equivalentes y porque al tiempo de celebración, pueden determinarse los
beneficios que habrá de producirle el contrato.

f. Es conmutativo:

Se va cumpliendo en función del tiempo y del pago de la renta en forma


sucesiva continua y periódica.

g. Es típicamente de Tracto Sucesivo:

Porque se entrega el bien por cierto tiempo, no en forma indefinida. Supone que
el arrendatario solo disfruta del uso, hace suyo los frutos y posee el bien mueble
o inmueble durante un determinado tiempo.

La duración del arrendamiento puede ser:

1. Determinada

Art. 1688, 1689, 1699, 1700 del CC

2. Indeterminada

Art. 1690 del CC, se pone fin dando aviso judicial o extrajudicial al otro
contratante (Art. 1703 del CC, concordante con los Art. 1365 y 1690 del
acotado).
Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 12
CONTRATOS TIPICOS

h. Es temporal:
i. Es consensual:

Porque no se necesita documento alguno, basta el concierto de voluntades sobre la renta


para que exista el contrato de arrendamiento. Para su existencia es suficiente que ambas
partes estén de acuerdo, den su consentimiento y aceptación sobre el bien y el monto de
la renta5.

Sin embargo, esto es inconveniente, porque la palabra no tiene ninguna seguridad y, por
lo tanto, hay que celebrarlo en un documento, ya sea público o privado, para que las
partes no se aprovechen de esa situación.

CAPITULO II: OBLIGACIONES DEL


ARRENDADOR

1. Efectuar la entrega de la cosa con todos sus accesorios, en el lugar, plazo y


estado convenidos (Art. 1678 CC.)
2. El Art. 1680 del Código Civil, señala otras obligaciones tales como:

a. Mantener el arrendatario en uso del bien durante el plazo del contrato y a


conservarlo en buen estado el fin del arrendamiento.
b. Realizar durante el arrendamiento todas las reparaciones necesarias, salvo
pacto distinto.

El arrendador tiene la obligación de efectuar en la casa arrendada, las


reparaciones que por pacto o costumbre no sean de cuenta del arrendatario.
Las mejoras correrán a cargo del propietario, siempre que por pacto no sean
de cuenta del arrendatario.

5
JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y
MODELOS) –Lima –Perú. Pág. 367-370

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 13


CONTRATOS TIPICOS

El propietario o arrendador, dada la naturaleza del contrato de


arrendamiento, responde no solamente por los vicios ocultos existentes al
momento de la entrega, sino también de los que se manifiestan en el curso
del arrendamiento.
Si las reparaciones impiden el uso parcial del bien, el inquilino tiene derecho
a exigir la reducción proporcional del alquiler en relación al tiempo y a la
parte que no ha usado según el Art. 1640 del Código Civil.
Cuando las reparaciones requieren la exigencia de la desocupación total,
procede al aviso de despedida y el inquilino tiene el derecho preferencial
para volver a ocupar el predio (Art. 19 del CL. 21939, también aplicable sólo
en el caso de la Ley 26400)

Aunque el Código civil no lo dice, podemos decir que otra obligación del arrendador es
defender el uso del bien arrendado por el arrendatario, contra un tercero que pretenda
tener o quiera ejercer algún derecho sobre él.

La perturbación por terceros debe ser de derecho, por que las de hecho, las puede
repeler el propio arrendatario con acciones posesorias e interdíctales.

CAPITULO III: OBLIGACIONES DEL


ARRENDATARIO

Están contenidos en el Art. 1681 del Código Civil.

1. A recibir el bien y cuidarlo con diligencia, así como usarlo para el destino que se
le concedió en el contrato o que pueda presumirse de las circunstancias.
2. A pagar puntualmente, el alquiler el contrato señala la técnica del pago. A falta
de convenio, se paga cada mes en el domicilio del arrendatario.
3. A pagar puntualmente, los servicios públicos suministrados en beneficio del
bien.
4. A dar aviso al arrendador de cualquier usurpación, perturbación o imposición de
servidumbre que se intente contra el bien.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 14


CONTRATOS TIPICOS

5. A permitir al arrendador que inspeccione por causa justificada el bien, previo


aviso de siete días.
6. A efectuar las reparaciones que le correspondan conforme a ley o al contrato.
7. A no hacer uso imprudente del bien o contrario al orden público o a las buenas
costumbres.
8. A no introducir cambios ni modificaciones en el bien, sin asentimiento del
arrendador.
9. A no subarrendar el bien, total o parcialmente, ni ceder el contrato, sin
consentimiento escrito del arrendador.
10. A devolver el bien al arrendador al vencerse el plazo del contrato en el estado en
lo recibió, sin más deterioro que el de su uso ordinario.
11. A cumplir sus demás obligaciones que se establezca la ley o el contrato.

El Art. 1683 del Código Civil, establece que el arrendatario es responsable de la pérdida
o deterioro del bien que ocurren en el curso del arrendamiento, aún cuando deriven del
incendio, a no ser que provenga de caso fortuito, fuerza mayor o vicio de construcción,
es decir, por causas no imputables al arrendatario6.

A.- RESPONSABILIDAD POR DESTRUCCIÓN O DETERIORO, A CAUSA DE


INCENDIO DE BIENES ASEGURADOS (ARTÍCULO 1684 C.C)

El presente numeral regula de manera más explícita las consecuencias de la destrucción


o deterioro del bien enmendado por incendio, cuando este estuviese asegurado.
A tenor de lo establecido por el Primer Párrafo del artículo, la responsabilidad del
arrendatario frente al arrendador se limita a la diferencia resultante entre la cobertura
que corresponda al asegurador y el daño efectivamente sufrido. En consecuencia, el
arrendatario responde frente al arrendador por la parte que el seguro no alcanza a cubrir.
El Segundo Párrafo señala que el arrendatario queda totalmente liberado frente al
arrendador en el caso de que la valorización del bien coincida con el monto del seguro.
El Tercer apartado del numeral deja a salvo el derecho de subrogación que en estos
casos asiste al asegurador.

6
JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y
MODELOS) –Lima –Perú. Pág. 234-237

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 15


CONTRATOS TIPICOS

Nótese que las soluciones establecidas por el presente numeral deben concordarse con el
que le antecede. En consecuencia, la indemnización parcial que correspondería ser
asumida por el arrendatario, en aplicación del primer párrafo de este ARTÍCULO, lo
será en la medida en que el arrendador pruebe que el daño se produjo por causa
imputable al arrendatario. El mismo razonamiento se aplica en caso de que el
asegurador se subrogue en el lugar del arrendador para efectos de cobrarle al
arrendatario la indemnización correspondiente.

B.- RESPONSABILIDAD EN CASO DE PLURALIDAD DE ARRENDATARIOS


(ARTÍCULO 1685 C.C)

Esta norma se da en forma genérica a la pérdida o al deterioro del bien. Además, se


precisa que la extensión de la responsabilidad de cada uno de los arrendatarios se
expresa en proporción al valor de la parte que cada uno ocupa en el inmueble.
Este precepto regula, pues, un supuesto de presunción de culpa colectiva de los
arrendatarios; no obstante, por razón de equidad, no establece la responsabilidad
solidaria de estos.
Francesco Messineo, al comentar la responsabilidad de los arrendatarios, enseña:
"Como se ve, la ley, para la hipótesis de casa ocupada por varios inquilinos, no
establece la responsabilidad solidaria, aun tratándose de un caso en el cual, de ordinario,
no es posible establecer a quién se remonte en concreto la responsabilidad del incendio.
La responsabilidad por incendio recae enteramente sobre el inquilino singular, si los
otros (o uno de los otros) prueban que el incendio ha comenzado por la habitación de él;
e, igualmente, queda exonerado de responsabilidad aquel inquilino que pruebe que el
incendio no ha podido comenzar en su habitación

C.- RESPONSABILIDAD DEL ARRENDADOR QUE OCUPA EL BIEN

El citado precepto tiene como fuente el ARTÍCULO 1521 del Código Civil de 1936,
numeral respecto del cual José León Barandiarán expresa:
"Si el incendio comenzó en la parte que ocupa el propietario (y se ha propagado al
predio), no habrá responsabilidad por parte de los arrendatarios, en virtud de que se
aplicaría en cuanto al propietario lo ordenado en el ARTÍCULO 1520; resultando que el
único responsable es el propio dueño. Si no se puede probar dónde comenzó el incendio,

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 16


CONTRATOS TIPICOS

el propietario reclamará de cada arrendatario la porción proporcional respectiva del


daño, en base a la extensión que ocupe, por aplicación de lo dispuesto en el ARTÍCULO
1520 y así recibirá parte de la indemnización del daño sufrido, pues en lo que se refiere
a la porción que representa la extensión que él, el propietario, ocupa no podrá cobrarse a
sí mismo7"

CAPITULO IV: DURACIÓN DEL


ARRENDAMIENTO

A.- CLASES DE DURACIÓN DEL ARRENDAMIENTO (ARTÍCULO 1687 C.C)

El arrendamiento puede ser de duración determinada o indeterminada.

1.- Arrendamiento a plazo determinado

Respecto del contrato de arrendamiento celebrado con plazo de duración determinada,


las partes tienen libertad para concertar el plazo por meses, bimestres, trimestres,
cuatrimestres, años, salvo la limitación temporal que contiene el ARTÍCULO 1688 del
Código Civil. En efecto, cuando se trata de un contrato celebrado con un plazo
determinado, este no puede exceder de 10 Y 6 años.Cuando el arrendamiento se ha
celebrado con un plazo de duración determinado, si el arrendatario permanece en el bien
arrendado sin resistencia del arrendador, es de aplicación lo dispuesto en el ARTÍCULO
1700 del Código Civil.

2.- Arrendamiento a plazo indeterminado

Si el arrendamiento tiene duración indeterminada, las partes han acordado los elementos
esenciales, esto es, la renta y el bien arrendado. Cuando las partes nada han indicado

7
LUIS EDUARDO MEDINA MONTOYA: Contrato Sobre Vivienda, Comercio Y Destinación
Múltiple Lima- Perú. Pág. 123.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 17


CONTRATOS TIPICOS

respecto a la duración del plazo, cualquiera de ellas puede ponerle fin en cualquier
momento de conformidad con el ARTÍCULO 1703 del Código Civil.

Es preciso indicar que, a pesar de que las partes no hubieran establecido un plazo de
duración del contrato, este se considera determinado en los supuestos previstos en el
ARTÍCULO 1689 del Código Civil.
Asimismo, debe precisarse que tanto para el caso de contrato de duración determinada
cuanto para el celebrado sin determinación de plazo, rige para el arrendatario de
inmuebles la obligación de obtener la papeleta de mudanza o la autorización escrita del
arrendador a que alude el ARTÍCULO 1711 del Código Civil.

B.- LIMITES MÁXIMOS PARA EL ARRENDAMIENTO DE DURACIÓN


DETERMINADA (ARTÍCULO 1688 C.C)
El plazo del arrendamiento de duración determinada no puede exceder de diez años.
Cuando el bien arrendado pertenece a entidades públicas o a incapaces el plazo no
puede ser mayor de seis años.
Todo plazo o prórroga que exceda de los términos señalados se entiende reducido a
dichos plazos.

1.- Plazo máximo de diez años

El primer párrafo del numeral establece como regla general para el arrendamiento de
duración determinada el límite máximo de diez años.
Esta parte de la norma se refiere a los contratos celebrados respecto de bienes
pertenecientes a personas capaces.
Es importante indicar que el hecho de que los contratantes guarden silencio sobre la
duración del arrendamiento no importa que rijan los plazos que se prevén en este
numeral, ya que en ese caso se está ante un arrendamiento de duración indeterminada,
cuyos efectos están regidos por el ARTÍCULO 1703 del Código Civil.
Igualmente, es necesario precisar que un contrato celebrado con plazo de duración
indeterminada no concluye cuando el arrendatario se encuentre en posesión del bien
más de diez años; este contrato concluirá cuando cualquiera de las partes, en ejercicio
del derecho que se establece en el ARTÍCULO 1703 del Código Civil, ponga fin al
contrato.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 18


CONTRATOS TIPICOS

2. Plazo máximo de seis años

Cuando el bien arrendado pertenece a incapaces

Para tales casos el numeral prescribe que el contrato no puede tener una duración mayor
de seis años.
En cuanto a la administración de los bienes del menor o del mayor incapaz efectuada
por sus padres, de acuerdo con las reglas referidas a la patria potestad, estos pueden
arrendar los bienes del incapaz hasta por tres años sin requerir para ello de autorización
judicial. En cambio, para que los padres puedan arrendar los bienes del menor por plazo
mayor al de tres años, deberán obtener la autorización judicial correspondiente, de
acuerdo con lo establecido por el inciso 1 del ARTÍCULO 448 del Código Civil, en
cuyo caso el contrato se encuentra sujeto al límite de seis años.

Cuando el bien arrendado pertenece a entidades públicas


Respecto de los bienes del Estado, el segundo párrafo de este numeral establece que el
arrendamiento no puede exceder de seis años.
A propuesta del doctor Rodolfo Zamalloa Loaiza, miembro de la

3.- Efectos por violación de los plazos máximos

En primer lugar, debe indicarse que el establecimiento de plazos máximos para la


celebración del contrato de arrendamiento a plazo determinado, constituye una norma
de observancia obligatoria.
El tercer párrafo del ARTÍCULO establece los efectos en el caso de que las partes
acuerden un lapso mayor de diez o seis años, según el caso, para la duración o prórroga
del contrato.
Debe notarse que en tal caso no se trata de una causal de nulidad del contrato; solamente
será nula la cláusula del mismo referida al plazo en cuanto exceda del límite legal,
solución adoptada en razón de que la duración del arrendamiento no constituye un
elemento esencial del contrato.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 19


CONTRATOS TIPICOS

La nulidad del plazo excesivo puede ser accionada por el arrendador, por el
arrendatario, por los herederos de cualquiera de ambos, por los adquirentes del bien por
cualquier título, etc.

C.- PLAZO PRESUNTO DEL ARRENDAMIENTO (ARTÍCULO 1689 C.C)

1. Arrendamiento con finalidad específica


El primer supuesto, está referido al arrendamiento que tiene una finalidad específica y
se entiende efectuado por el tiempo necesario para lIevarla a efecto. Por ejemplo, si se
alquila un puesto para exhibir mercaderías en una feria se entiende por todo el plazo que
esta dure; asimismo, si se arriendan maquinarias y equipos para la construcción de una
obra, el plazo del arrendamiento es el necesario para que esta concluya.
En consecuencia, el arrendador no puede dar por terminado el contrato hasta que la
finalidad para la cual este se celebró, se haya cumplido por completo.

2. Arrendamiento de inmuebles ubicados en zona de temporada


En lo que respecta al inciso 2 regula el caso del arrendamiento de cosas inmuebles
ubicados en lugares de temporada. Por ejemplo, si se arrienda una casa en el balneario
de Santa Rosa en el mes de diciembre, la ley presume que las partes han entendido que
la duración del contrato es la de la temporada de verano. regula el caso del
arrendamiento de cosas inmuebles ubicados en lugares de temporada. En este caso, ni el
arrendador puede solicitar la restitución del bien antes de la conclusión de la temporada
ni el arrendatario tampoco .Cabe indicar que, este último, no podrá prolongar su
permanencia en el uso del inmueble arrendado por más tiempo que el de la estación de
verano. Es así que, en caso de incumplimiento, el arrendador podrá solicitar al
arrendatario la restitución del bien además de los daños y perjuicios correspondientes.
Como quiera que los supuestos previstos en este numeral se refieren al arrendamiento
de duración determinada, el arrendador no puede solicitar la devolución del bien en
cualquier momento al amparo de lo dispuesto en el ARTÍCULO 1703 del Código Civil,
norma que es inaplicable por cuanto es privativa de los contratos celebrados sin plazo
determinado.

D.- ARRENDAMIENTO DE DURACIÓN INDETERMINADA (ARTÍCULO 1690


C.C)

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 20


CONTRATOS TIPICOS

"El ARTÍCULO 1690 del Código Civil no faculta a considerar que el contrato se ha
renovado por un periodo igual a lo renovado anteriormente, sino que el arrendamiento
de duración indeterminada se reputa por meses, si la renta se paga por meses, u otro
periodo, según se pague la renta".

El presente numeral que comprende todo tipo de bienes susceptibles de arrendarse.


Como se desprende de su texto, en el presente caso se trata de un arrendamiento de
duración indeterminada. El pago de la renta será por meses, quincenas, semanas, días o
cualquier otro periodo, de acuerdo a como se haya estipulado en el contrato.

E.- ARRENDAMIENTO POR PERIODOS FORZOSOS Y VOLUNTARIOS


(ARTÍCULO 1691 C.C)

La novedad que introduce este precepto es que se refiere a "periodos forzosos y


periodos voluntarios", en consonancia con la normativa del arrendamiento, que admite
que este tenga periodos menores de un año.
Este numeral permite que las partes celebren el arrendamiento haciendo un distingo en
el carácter de los periodos, separando a estos en voluntarios o forzosos. Los voluntarios
pueden ser a favor de una o de ambas partes.
Debe advertirse que si se guarda silencio respecto a la calificación de los periodos,
deberán reputarse como forzosos para ambas partes.
José León Barandiarán sienta doctrina que el legislador hace suya, con la reserva que se
admite que los periodos pueden ser menores de un año. El citado jurista enseña:
"El no aviso por quien tiene derecho a la opción, se reputa como voluntad del
mantenimiento del contrato por el tiempo constituido por los años voluntarios. Solo
mediante un aviso en contrario, el arrendamiento cesa con los años forzosos. Conforme
al ARTÍCULO 1499 la situación de uno y otro contratante, locador o conductor, es muy
distinta. Uno de ellos (indistintamente el locador o el conductor, según lo convenido)
tiene un papel activo, en cuanto le corresponde la opción para decidir si el contrato
termina en el primero o se prolonga para el segundo periodo. El otro contratante tiene
un papel pasivo: ha de aceptar la decisión adoptada al respecto por el contratante8.
8
LUIS EDUARDO MEDINA MONTOYA: Contrato Sobre Vivienda, Comercio Y Destinación
Múltiple Lima- Perú. Pág. 133.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 21


CONTRATOS TIPICOS

Solo que la decisión para que los años voluntarios no corran, una vez tomada por el
opcionario, ha de ser comunicado al contratante antes de seis meses de que terminen los
años obligatorios. Resulta, pues, que para que los años voluntarios se trasformen en
obligatorios, basta que el contratante a quien corresponde la decisión optativa no diga
nada y no dé ningún aviso (con tanto mayor razón, ello ocurrirá si avisa que quiere que
por los años voluntarios se prolongue el arrendamiento)" (p. 329).

CAPITULO V: SUBARRENDAMIENTO Y CESIÓN


DEL ARRENDAMIENTO

A.- EL SUBARRENDAMIENTO

El subarrendamiento no es otra cosa que el arrendamiento superpuesto, o sea que


existiendo un contrato de arrendamiento, el arrendatario, a su vez, busca un arrendatario
para él. Y le entrega la cosa que ha arrendado, a cambio de una renta.

En este caso hay concurrencia de dos contratos paralelos, el arrendatario, sigue obligado
en todas las formas frente al arrendador, pero así mismo hay otro contrato entre el
subarrendatario y el arrendatario, llamándose a éste arrendador. En cada caso hay
vinculaciones propias9.

Según el Art. 1692 del Código Civil, el subarrendamiento es e arrendamiento total o


parcial del bien arrendado que celebra el arrendatario a favor de un tercero, a cambio de
una renta, con asentimiento escrito del arrendador.

Tanto el subarrendatario como el arrendatario están obligados solidariamente ante el


arrendador por las obligaciones asumidas por el arrendatario (Art. 1693)

Este precepto se encarga de definir el subarrendamiento como el subcontrato de


arrendamiento que celebra el arrendatario con un tercero mediante el cual se obliga a
cederle el uso total o parcial del bien arrendado.
La esencia del subcontrato es la "subsidiariedad", y como consecuencia de esta
característica el subarrendamiento está limitado, es decir, no puede ir más allá que el
contrato de arrendamiento en cuanto a la cesión del uso del bien.
9
JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y
MODELOS) –Lima –Perú. Pág. 256-257

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 22


CONTRATOS TIPICOS

A mayor abundamiento, el legislador no hace sino incorporar en la ley, lo que en la


generalidad de los contratos de arrendamiento se venía estipulando; esto es, la
prohibición del subarriendo sin el asentimiento escrito del arrendador.
Es razonable suponer, entonces, que el arrendador antes de ceder el uso del bien ha
tomado las providencias necesarias para efectuar una cuidadosa elección del
arrendatario.
Es importante indicar, que cuando hay subarrendamiento el inquilino se convierte en
arrendador y el subarrendatario tiene la condición de arrendatario frente a aquel. Puede
afirmarse, pues, que el subarrendamiento es un contrato accesorio al de arrendamiento,
del cual depende su suerte.
Autorización para subarrendar
El ARTÍCULO 1681 señala entre las obligaciones del arrendatario la de no subarrendar
el bien ni ceder el contrato, sin asentimiento escrito del arrendador. Este precepto incide
nuevamente en este aspecto, siendo requisito para que el arrendatario pueda
subarrendar.
Dicha autorización puede tener origen en el mismo documento del que consta el
contrato de arrendamiento, en escrito posterior, o en el mismo contrato de
subarrendamiento.
Si el arrendatario cede el uso del bien a un tercero, sin haber sido facultado para
subarrendar por el arrendador, o contra pacto expreso, este queda facultado para
solicitar la resolución del contrato de arrendamiento.
Debe notarse que cuando el arrendatario incumple su obligación de no subarrendar, tal
conducta no produce la nulidad del subcontrato, sino que el arrendador queda facultado
para resolver el arrendamiento, en aplicación de lo dispuesto por el inciso 4 del
ARTÍCULO 1697 del Código Civil. Por consiguiente, su anuencia expresada con
posterioridad a la celebración del subcontrato importa la renuncia tácita de su derecho a
demandar la resolución del arrendamiento.

La renta en el contrato de subarrendamiento

Cuando hay subarrendamiento, el arrendatario, que en virtud de este subcontrato asume


la calidad de subarrendador, puede convenir con el subarrendatario el monto de la renta
sin restricción alguna. Tal renta puede consistir en una prestación diferente de la que él

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 23


CONTRATOS TIPICOS

le paga al arrendador. Inclusive, la merced conductiva que puede percibir puede ser
mayor que la que está obligado a cumplir frente al arrendador.

B.- PLAZO DEL SUBARRENDAMIENTO

Esto no puede exceder de diez años, el subarrendamiento tampoco puede exceder de


este plazo, precisamente por ser un contrato accesorio. Dicha solución no es sino la
aplicación del principio general de derecho en cuya virtud, "nadie puede trasmitir un
derecho mayor ni diferente al que posee".

C.- INSCRIPCIÓN DEL SUBARRENDAMIENTO

En lo que respecta a la inscripción del subarrendamiento, es importante indicar que


siendo su naturaleza jurídica la de un contrato de arrendamiento es inscribible en el
Registro de la Propiedad Inmueble, de conformidad con lo dispuesto en el inciso 6 del
ARTÍCULO 2019 del Código Civil, siempre que cuente con el asentimiento escrito del
arrendador, tal como exige este precepto. Además, a fin de respetar el principio de
tracto sucesivo contenido en el ARTÍCULO 2015 del Código Civil, el derecho del
arrendatario debe encontrarse previamente inscrito en el Registro. De lo contrario, el
subarrendamiento no es susceptible de ser inscrito por cuanto el título de donde emana
el derecho del arrendatario no se encuentra registrado.

D.- CESIÓN DE ARRENDAMIENTO

La diferencia entre el subarrendamiento y la cesión del arrendamiento, esta en que


mientras en el subarrendamiento hay dos contratos de arrendamiento superpuestos, en la
cesión del arrendamiento es el mismo contrato de arrendamiento que pasa de un
arrendatario a un nuevo arrendatario.

De conformidad con lo previsto en Art. 1696 la cesión de arrendamiento constituye la


transmisión de los derechos y obligaciones del arrendatario a favor de un tercero que lo
sustituye y se rige por las reglas de la cesión de posición contractual.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 24


CONTRATOS TIPICOS

CAPITULO VI: RESOLUCIÓNN DEL


ARRENDAMIENTO

A.- RESOLUCIÓN DEL ARRENDAMIENTO

Las causales de resolución del contrato de arrendamiento se establecen en el Art. 1697


del Código Civil y puede resolverse10:

1. Si el arrendatario no ha pagado la renta del mes anterior y se vence otro mes y


además quince días. Si la renta se pacta quince días. Si el alquiler se conviene en
periodos menores a un mes, basta que venzan tres períodos.
2. En los casos previstos en el Inc. Primero, si el arrendatario necesitó que hubiese
contra él sentencia para pagar todo o parte de la renta y se vence con exceso de
quince días el plazo siguiente sin que haya pagado la nueva renta devengada.
3. Si el arrendatario da el bien destino diferente de aquél para el que se le concedió
expresa o tácitamente, o permite algún acto contrario al orden público o a las
buenas costumbres.
4. Por subarrendar o ceder el arrendamiento contra pacto expreso, o sin
asentimiento escrito por el arrendador.
5. Si el arrendador o el arrendatario no cumplen cualquiera de sus obligaciones.

La resolución por falta de pago de la renta se sujeta a lo pactado, pero en ningún caso
procede, tratándose de casas-habitación comprendidas en leyes especiales, si no se han
cumplido por lo menos dos mensualidades y quince días.

CAPITULO VII: CONCLUSIÓN DEL


ARRENDAMIENTO

El contrato de arrendamiento concluye en los siguientes casos:

10
CODIGO CIVIL

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 25


CONTRATOS TIPICOS

1. Si vencido el plazo el sin que el arrendador solicite el bien ni el arrendador lo


haya devuelto, la ley considera que no se ha producido un nuevo contrato, sino
que hay continuación del arrendamiento, bajo las mismas estipulaciones, hasta
que el arrendador solicite su devolución (Art. 1700 del CC.)11

2. Por concluirse el término fijado por las partes (Art. 1699)

El aviso a que se refiere debe cursarse con no menor de dos meses de


anticipación al día del vencimiento del respectivo período si se trata de
inmuebles y de no menos de un mes, en el caso de los bienes (Art. 1701).

3. En el arrendamiento cuya duración se pacta por periodos forzosos para ambas


partes y voluntarios a opción de una de ellas, os periodos voluntarios se irán
convirtiendo uno a uno en forzosos, si la parte a la que concedió la opción no
avisa a la otra que el arrendamiento se concluirá al finalizar los períodos
forzosos a cada uno de los voluntarios.
4. Si en el contrato se establece que los períodos sean voluntarios para ambas
partes, basta que cualquiera de ellas de a la otra aviso prescrito en el Art. 1701
para que el arrendamiento concluya al finalizar los períodos forzosos. (Art.
1702).
5. Si el contrato de arrendamiento es de duración indeterminada, se le pone fin
dando aviso judicial o extrajudicial al otro contratante (Art. 1703)
6. Cuando el arrendador es vencido en proceso sobre el derecho que tenía (esta
arrendando un bien ajeno)
7. Por Muerte Arrendatario. Si dentro de los 90 días del fallecimiento, sus
herederos comunican al arrendador que no pueden continuar el contrato. Por
muerte de arrendatario no concluye el contrato, si es que los herederos no
manifiestan su voluntad de poner término al mismo. El arrendamiento se
trasmite, es un contrato personal, pero no personalismo.
8. Por estar en el ejercicio de sus derechos civiles el menor de edad.
9. Por terminar el albaceazgo, en el arrendamiento que hubiere hecho algún
albacea.
10. Si es preciso para la conservación del bien que el arrendatario lo devuelva con el
fin de repararlo.

11
JACK BIGIO CHREM: Contratos, Doctrina, Legislación, Jurisprudencia y Modelos.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 26


CONTRATOS TIPICOS

11. En caso de expropiación.

A.- CONSIGNACIÓN DEL BIEN ARRENDADO

En caso de conclusión del arrendamiento o teniendo el arrendatario derecho para


devolver, si pone el bien a disposición del arrendador y éste no puede o no quiere
recibirlo, aquel podrá consignarlo (Art. 1706 CC.)

B.- EFECTOS DE LA CONSIGNACIÓN

Desde el día en que el arrendatario efectúe la consignación se extingue su


responsabilidad por la renta, salvo que la impugnación a la consignación fuese
declarada fundada (Art. 1707 CC.)

C.- TRANSFERENCIA DEL BIEN ARRENDADO

En caso de enajenación del bien arrendado se procederá de siguiente modo (Art. 1708
CC.)

1. Si el arrendamiento estuviese inscrito, el adquiriente deberá respetar el contrato,


quedando sustituido desde el momento de su adquisición en todos sus derechos
y obligaciones del arrendado.

Excepcionalmente, el adquiriente está obligado a respetar el arrendamiento, si


asumió dicha obligación.

2. Si el arrendamiento no ha sido inscrito, el adquiriente puede darlo por concluido.


3. Tratándose de bienes muebles, el adquiriente no está obligado a respetar el
contrato si recibió su posesión de buena fe.

D.- INDEMNIZACIÓN AL ARRENDATARIO

Cuando concluya el arrendamiento por enajenación del bien arrendado, el arrendador


que obligado al pago de daños y perjuicios irrogados al arrendatario (Art. 1709)

AUTORIZACIÓN PARA DESOCUPAR EL BIEN (Art. 1711 CC.)

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 27


CONTRATOS TIPICOS

Para desocupar el bien el arrendatario debe previamente recabar autorización escrita del
arrendador o, en su defecto de la autoridad respectiva.

Si el arrendatario desocupa el bien sin alguna de esas autorizaciones, será responsable12:

1. De la renta y de los pagos por los servicios a su cargo que se devenguen después
de la desocupación hasta que el arrendador tome posesión del bien.
2. De los daños y perjuicios correspondientes.
3. De que un tercero se introduzca en él.

Los contratos de arrendamiento regulados por leyes especiales se rigen supletoriamente


por las normas de Código Civil (Art. 1712)

E.- AUTORIZACIÓN PARA DESOCUPAR EL BIEN ARRENDADO

Para desocupar el bien el arrendatario debe previamente recabar autorización escrita del
arrendador o, en su defecto, de la autoridad respectiva.
Si el arrendatario desocupa el bien sin alguna de esas autorizaciones, será responsable:
1.- De la renta y de los pagos por los servicios a su cargo que se devenguen después de
la desocupación hasta que el arrendador tome posesión del bien.
2.- De los daños y perjuicios correspondientes. 3.- De que un tercero se introduzca en él.

El primer párrafo de este dispositivo tiene como fuente de inspiración lo que dispone el
ARTÍCULO 35 del Reglamento de la Ley de Inquilinato, D.S. N° 052-77-VC de 25 de
noviembre de 1977, según el cual13: "Para desocupar el predio alquilado, el inquilino
deberá previamente recabar la "papeleta de mudanza" de la autoridad policial
respectiva, debiendo exhibir para tal efecto el recibo que acredite estar al día en el pago
del alquiler y los recibos de los servicios de agua, luz, arbitrios municipales y teléfono
de ser el caso".

12
LUIS EDUARDO MEDINA MONTOYA: Contrato Sobre Vivienda, Comercio Y Destinación
Múltiple Lima- Perú. Pág. 178.

13
JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN, JURISPRUDENCIA Y
MODELOS) –Lima –Perú. Pág. 345-347

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 28


CONTRATOS TIPICOS

La segunda parte, destinada a establecer los efectos de la mudanza clandestina del bien
por el arrendatario, tiene como fuente el ARTÍCULO 49 del anteproyecto formulado
por el doctor Jack 8igio Chrem ante la Comisión del estudio y revisión del Código Civil
de 1936.
Debe hacerse hincapié, que la norma se refiere a los contratos sobre cosas inmuebles
con plazo determinado o de duración indeterminada, y está concebida para regular
únicamente el caso de los bienes inmuebles que son susceptibles de ser ocupados.
En primer término, debe indicarse que el arrendatario está obligado a devolver el bien,
en el mismo estado en que lo recibió, sin más deterioro que el proveniente de su
desgaste ordinario, según dispone el inciso 10 del ARTÍCULO 1681 del Código Civil.
Debe, asimismo, entregarlo con las llaves y demás accesorios del bien arrendado.
El fundamento de este precepto es evitar que el inmueble sea abandonado por el
arrendatario y que como consecuencia de ello sufra daños por falta de los cuidados
necesarios, o por la intromisión de terceros o que se produzcan hurtos en él.
El arrendador, antes de desocupar el bien arrendado debe, pues, conforme a este
numeral, solicitar autorización escrita del arrendador o, en su defecto, de la autoridad
respectiva.
La norma también tiene por finalidad que el arrendador inspeccione el estado del bien
antes de otorgar la autorización respectiva y de que se verifiquen los pagos de renta y de
los demás servicios suministrados en beneficio del bien que pudieran estar pendientes.
Cabe indicar, que de no introducirse la obligación de obtener la autorización escrita del
arrendador podría importar que el arrendatario se mude del bien dejando impagos la
renta y los servicios indicados. Además, constituye la oportunidad que tienen las partes
de tratar acerca de la restitución de la prenda de dinero que, por lo general, constituye el
arrendatario a fin de garantizar su obligación de mantener en buen estado de
conservación el bien arrendado.
En lo que respecta al permiso de la autoridad respectiva, cabe indicar que tiene por
objeto que esta compruebe si el arrendatario se encuentra o no al día en el pago de la
renta y en los servicios suministrados en beneficio del bien.
La segunda parte, establece que en caso de que el arrendatario desocupe el bien en
forma clandestina, esto es, sin alguna de dichas autorizaciones, quedará obligado al
pago de la renta y de las prestaciones accesorias consistentes en el pago de los distintos
servicios suministrados en beneficio del bien hasta que el arrendador tome posesión del
bien.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 29


CONTRATOS TIPICOS

El fundamento para imponer tal responsabilidad a cargo del arrendatario se encuentra en


el hecho de que mientras no haga entrega del bien al arrendador, este se encuentra
privado de su goce.
En otro orden de ideas, debe notarse que el precepto resuelve el problema de la
determinación del momento hasta el cual dura la responsabilidad del arrendatario y
establece que no solo alcanza al momento de la sentencia sino hasta el día que el
arrendador tome posesión efectiva del bien arrendado.
En este sentido cabe recordar que el arrendatario es responsable, pues, del pago de la
renta hasta que restituya efectivamente al arrendador el bien materia del contrato.
.
El legislador no puede desconocer que en la práctica ha venido ocurriendo que el
arrendatario antes de desocupar el inmueble arrendado, en caso de proceso judicial,
procede por ejemplo, a destruir los sanitarios ya deteriorar sus paredes. Por este motivo,
en prevención de tan lamentables actitudes, establece que el arrendatario es responsable
de los daños que se ocasionen al inmueble hasta su efectiva devolución al arrendador.
Finalmente, el inciso 3 se introduce a fin de responsabilizar al arrendatario en el caso de
que un tercero se introduzca en el inmueble arrendado. Este inciso se incorpora a fin de
enfatizar que si un tercero ingresa al bien, el arrendatario continúa siendo responsable
del pago de la renta y, en general, de todos los daños que ocasione la ocupación
indebida por el tercero.
Debe advertirse, que el precepto no tiene carácter limitativo, por lo que si el arrendador
prueba que se han producido otros daños, podrá accionar por dichos conceptos contra el
arrendatario.
En el caso de que el arrendatario obtenga la autorización respectiva para la mudanza si
el arrendador no puede o no quiere recibir el inmueble, aquel puede consignarlo, de
conformidad con lo dispuesto en el ARTÍCULO 1706 del Código Civil.
Finalmente, conviene tener presente que la restitución de cosas muebles se rige por lo
dispuesto en el ARTÍCULO 1675, a cuya Exposición de Motivos procede remitirse.

F.- ARRENDAMIENTOS REGULADOS POR LEYES ESPECIALES

Los contratos de arrendamiento regulados por leyes especiales se rigen supletoriamente


por las normas de este título.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 30


CONTRATOS TIPICOS

Este ARTÍCULO tiene por objeto establecer que el régimen del arrendamiento está
sometido a los siguientes cuerpos legales14:
a) Decreto Ley N° 21938, del 20 de setiembre de 1977 que regula el arrendamiento
de casas habitación sujetas al ámbito de aplicación de dicha ley;
b) Decreto Ley N° 17716.
c) El Código Civil, en cuyos ARTÍCULOS 1666 a 1711 se establecen las normas
generales del arrendamiento, cuando el bien arrendado no está sujeto a un régimen
especial.
Por consiguiente, el Código Civil regula el arrendamiento de bienes urbanos no
comprendidos en el régimen del Decreto Ley N° 21938 así como el alquiler de bienes
muebles.
La norma, que responde a una propuesta de los doctores Fernando Vidal Ramírez y
Sergio León Martínez durante los debates para la aprobación del Proyecto de Código
Civil de 1981, tiene por objeto asegurar una mayor estabilidad en las reglas que regulan
el arrendamiento, a fin de evitar que sus preceptos dejen de tener vigencia por normas
de excepción como las que el Poder Ejecutivo ha dictado de manera reiterada durante la
vigencia del Código Civil de 1936. Como se recuerda, dichos dispositivos no han
permitido sino la aplicación parcial de las reglas contenidas en los ARTÍCULOS 1490 y
siguientes del Código Civil derogado, relativas a la locación conducción de cosas15.
El precepto establece que las normas que consigna este título rigen supletoriamente la
normativa específica en aquello que no esté expresamente previsto por esta.

14
Jack Bigio Chrem
15
LUIS EDUARDO MEDINA MONTOYA: Contrato Sobre Vivienda, Comercio Y Destinación
Múltiple Lima- Perú. Pág. 123.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 31


CONTRATOS TIPICOS

TITULO II - HOSPEDAJE
I. ANTECEDENTES:

El contrato de hospedaje es regulado por primera vez, como contrato típico en el


Derecho peruano, en el Código Civil de 1984. Esto no quiere decir que sea una figura
contractual de reciente formación; muy por el contrario, sus antecedentes se remontan
hasta tiempos antiquísimos, pues como señala Arias Schreiber (p. 665), "el
desplazamiento de las personas y el requerimiento vital de recuperarse de la fatiga de
los viajes determinó que desde antiguo" surgiera la necesidad del albergue u hospedaje".
Los orígenes de este contrato se pierden, pues, en el tiempo. Incluso se dice que
históricamente el concepto de "hospitium" no es una creación del pueblo romano (ZAR,
citado por ARIAS SCHREIBER, p. 665), sin embargo, como actividad económica sí se
organiza recién en Roma como una forma primitiva de prestación de servicios.
En todo caso, se puede hallar en las Siete Partidas alguna referencia al hospedaje con
motivo de los bienes que se dan en depósito al contratar albergue; diciéndose más o
menos así: mandamos que todos las cosas que los hombres que van camino por tierra o
por mar, metieron en las casas de los hostaleros o de los taberneros, o en los navíos que
andan por mar o por los ríos; aquellas que fueron y metidas, con sabiduría de los
señores de los hostales, o de las tabernas, o de las naves, o de aquellos que estuvieron en
lugar de ellos, que las guarden de guisa que se pierdan, ni se menoscaben por su
negligencia, por engaño que ellos hiciesen, o por otra culpa, o si las hurtasen algunos de
los hombres que vienen con ellos; entonces ellos serían tenidos de pechar todo cuanto

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 32


CONTRATOS TIPICOS

perdiesen, o menoscabasen16.(Más adelante, el negocio de hospedaje y la consecuente


relación contractual que de este se origina, se acrecienta en la Edad Medía y se
convierte en una actividad masiva y habitual con el paso del tiempo hasta llegar a
nuestros días; sin embargo, en el Perú la figura contractual, si bien es reconocida como
contrato nominado, no adquiere tipicidad propia sino recién con el Código Civil vigente,
es decir, antes de ello no se reguló en los Códigos de 1852 ni de 1936.
Los primeros vestigios normativos en relación con esta figura se dan a partir del decreto
supremo sobre casas de hospedaje (20 de abril de 1946), del decreto supremo
reglamentario de la industria hotelera (6 de agosto de 1949) y el Reglamento de
Establecimientos de Hospedaje17.
Posteriormente se dictaron tres Reglamentos de Establecimientos de Hospedaje,
derogando el de fecha más reciente al inmediato anterior; así tenemos el aprobado por
D.S. N° 012-94-ITINCI de 22 de junio de 1994; el aprobado por D.S. N° 023-2001-
ITINCI de 13 de julio de 2001; y el aprobado por D.S. N° 029-2004MINCETUR de 27
de noviembre de 2004, en actual vigencia. Cabe precisar que las disposiciones
contenidas en estos reglamentos son de orden administrativo, de manera que regulan la
clasificación, categorización, requisitos, condiciones mínimas, supervisión, infracciones
y sanciones, entre otros aspectos, de los establecimientos dedicados a la actividad de
hospedaje. Salvo la definición de "contrato de hospedaje" que se puede hallar en ellos,
no están normadas las relaciones jurídico-contractuales entre el hospedante y el
huésped; esto recién se da, como ya se dijo, en los artículos 1713 al 1727 del Código
Civil de 1984.

II. DEFINICIÓN:

El contrato de hospedaje se encuentra definido en el Art. 1713 del Código Civil vigente
que prescribe: "Por el hospedaje, el hospedante se obliga a prestar al huésped. Albergue
y. Adicionalmente, alimentación y otros servicios que contemplan la ley y los usos. A
cambio de una retribución. Esta podrá ser fijada en forma de tarifa por la autoridad
competente si se trata de hoteles. Posadas u otros establecimientos similares".

Para nosotros esta definición, que data desde 1984, es la que realmente describe la
figura y determina sus elementos; pues si bien el actual Reglamento de Establecimientos

16
Ley 26, tít. VIII; parto 5a, cfr. LEON BARANDIARAN, p. 155).
17
D.S. N° 006-73-IC/DS de 29 de marzo de 1973
Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 33
CONTRATOS TIPICOS

de Hospedaje también contiene aparentemente una definición de este contrato, según se


podría desprender de su artículo 3 literal o), en realidad lo que allí se señala no es
propiamente una definición de la figura; pues se dice que: "Es la relación jurídica que se
genera entre el huésped y el establecimiento de hospedaje, por la sola inscripción y
firma en el Registro de Huéspedes, se regula por el Derecho común, las normas del
propio establecimiento de hospedaje y las disposiciones contenidas en el presente
reglamento / Las agencias de viajes y turismo u otras personas naturales y jurídicas que
pudieran intermediar en la contratación de los servicios de alojamiento, no son parte del
contrato de hospedaje referido en el párrafo precedente".
Como se puede observar, en el reglamento se alude a otras cuestiones: la forma, la
normativa aplicable y la aclaración, obvia e innecesaria, de quienes no son parte del
contrato.

III. NATURALEZA JURÍDICA:

Del contrato de alojamiento es especial o “sui generis” porque comparte muchas


características con otros contratos pero no llega a identificarse plenamente con ninguno
de ellos. Con el contrato con el que guarda más semejanza es con el de arrendamiento
de la vivienda, pues en ambos se cede posesión a cambio de un precio, pero sin embargo
la diferencia fundamental es que ningún arrendador se compromete a prestar servicios
complementarios, mientras que estas son esenciales de las empresas de alojamiento.

Guarda similitudes también con el arrendamiento de servicios porque como hemos


dicho la empresa de alojamiento presta servicios complementarios, pero sin embargo en
un arrendamiento de servicios no hay nunca cesión de posesión de ningún bien,
mientras que en hospedaje esa cesión de unidad de alojamiento es esencial.

Finalmente también guarda paralelismos con la compra- venta, es cierto que en las
empresas de alojamiento se realizan ventas pero lo esencial en un contrato de compra -
venta es la transmisión de la propiedad de la cosa objeto del contrato, mientras que en el
hospedaje lo que se transmite es la posesión, por tanto se trata de uno de los tres
contrato citados anteriormente.

IV. SUJETOS DEL CONTRATO.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 34


CONTRATOS TIPICOS

En la relación jurídica de hospedaje intervienen 2 sujetos, por un lado la empresa de


alojamiento, persona natural o jurídica, que además es objeto de una reglamentación
especial a nivel estatal y autonómico respecto a su funcionamiento interno y que
depende del tipo de empresa y de la categoría, de esa reglamentación se deduce que la
empresa de alojamiento jurídicamente para ser considerada como tal, requiere
autorización administrativa del órgano autonómico correspondiente. Tras la
autorización (a parte de que en determinados casos tenga que inscribirse en el Registro
Mercantil) tendrá que inscribirse en el correspondiente registro administrativo
dependiente del órgano con competencias en materia de turismo, en Extremadura el
Registro de Empresas y actividades Turísticas.

La inscripción administrativa es gratuita pero obligatoria y tiene como función el que la


administración turística pueda controlar la actividad de alojamiento a efectos
estadísticos y a efectos inspectores y sancionadores.

Un problema especial se plantea cuando una empresa de alojamiento que aparentemente


está autorizada y registrada realiza contratos de alojamiento con clientes. Evidentemente
todas las leyes de turismo de las CCAA consideran la falta de autorización como
infracción muy grave imponiéndole las sanciones más altas que prevé la norma.

Desde el punto de vista privado la solución más lógica sería la nulidad del contrato, pero
ese mecanismo perjudicaría al cliente de tal manera que se dan 2 situaciones:

Cuando el cliente actúa de buena fe (que desconozca que la empresa de


alojamiento carezca de autorización), el contrato será válido teniendo la falsa
empresa de alojamiento que cumplir todas las obligaciones derivadas del
mismo tal y como si estuviera autorizada y además el cliente si procediera
podría reclamar daños y perjuicios.

Que el cliente actúe de mala fe, que se haya alojado conociendo la carencia
de la autorización administrativa, en tal caso si se puede decretar la nulidad
del contrato de alojamiento ya que el dolo o la intencionalidad siempre son
castigados por el derecho, lo que implicaría la restitución de las prestaciones
recíprocas.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 35


CONTRATOS TIPICOS

El responsable del cumplimiento de las obligaciones de una empresa de alojamiento es


el director y en su defecto el titular de la empresa, que si es empresario individual será
la propia persona física y si se trata de una sociedad los administradores o representante
legal. Para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones y de las posibles
indemnizaciones reclamadas por los clientes, las empresas suelen contratar (no
obligatorio) seguros de responsabilidad civil empresarial y para los profesionales
(directores, administradores…) seguros de responsabilidad civil profesional.

Se considera huésped o viajero partiendo del concepto amplio de turismo el que se aloja
en una empresa de alojamiento con independencia del motivo que propicie su
desplazamiento y alojamiento, así es huésped el que hace el alojamiento por motivos de
recreo o por motivos profesionales, la única diferencia entre una y otra, es que al que
viaja por placer se le aplica para su defensa la Ley General de Defensa de los
Consumidores y Usuarios que no se aplica al huésped de trabajo, al no considerar esa
norma a los profesionales como consumidores.

El huésped para poder celebrar validamente un contrato de hospedaje requiere no la


plena capacidad de obrar pero si tener cumplidos los 16 años, lo que presupone la
emancipación, no pueden contratar los menores de esa edad, ni los incapacitados por
sentencia.

V. CARACTERISTICAS DEL CONTRATO

Contrato “sui generis”, atípico, que aunque tiene paralelismos con otros
contratos, tiene también otras características especiales que lo diferencia de
ellos.
Contrato autónomo o independiente.
Contrato no regulado, existen disposiciones aisladas en el Código Civil, pero no
hay una normativa propia y completa sobre el mismo, de tal manera que viene
regulado por las costumbres o prácticas del sector, y por supuesto por los pactos
entre cliente y empresa.
Es un contrato consensual, es decir, no es formal, para que el contrato de
alojamiento quede perfeccionado y surjan las obligaciones recíprocas, no es
necesario ninguna forma especial, ni siquiera la forma escrita, siendo válida el
alojamiento u hospedaje verbal, el consentimiento por sí mismo de las dos partes

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 36


CONTRATOS TIPICOS

es suficiente. Cuestión distinta es que a efectos administrativos se exija a la


empresa que el cliente rellene el parte de entrada.

Es un contrato bilateral, es decir surgen obligaciones recíprocas para ambos


contratantes, empresa de alojamiento y huésped.18

El contrato de hospedaje es un contrato bilateral porque intervienen dos personas: el


hospedante que proporciona el albergue y/o otros servicios, y el huésped que hace
uso de esos servicios.
El huésped paga por los servicios y albergue que se le proporciona. En caso de no
pagar, el hospedante tiene derecho a retener los objetos introducidos por el huésped.
Tales como maletas, cámaras. Etc.
El contrato se renueva tácitamente día a día mientras dure la necesidad del huésped
de albergue y demás servicios adicionales o conexos. Tales como alimentación,
estacionamiento de vehículos. Etc.

VI. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS

De la definición legal del contrato de hospedaje se desprenden sus principales


elementos, que ahora vamos a detallar.
En cuanto al elemento subjetivo, en este contrato las partes son el hospedante y el
huésped. El hospedante puede estar organizado como persona natural, negocio
unipersonal o persona jurídica, en este último caso bajo cualquiera de las
modalidades reguladas en la Ley General de Sociedades, o como empresa individual
de responsabilidad limitada, conforme al D.L. N° 21621. De acuerdo al Reglamento
de Establecimientos de Hospedaje estos se clasifican y/o categorizan en la siguiente
forma: Hotel (1 a 5 estrellas); Apart - Hotel (3 a 5 estrellas); Hostal (1 a 3 estrellas);
Resort (3 a 5 estrellas); Ecolodge y Albergue, estos últimos sin rango de estrellas.
Es pertinente agregar que para que el hospedante pueda operar como tal, sea como
fuere que esté organizado o constituido legalmente, debe cumplir los requerimientos
y exigencias formales que señala el Reglamento de Establecimientos de Hospedaje
vigente. Tales exigencias son, por ejemplo, que para el inicio de actividades
deberán: i) estar inscritos en el Registro Único de Contribuyentes (RUC); ii) contar
con licencia municipal de funcionamiento, y iii) cumplir con las demás
disposiciones municipales correspondientes. Asimismo, las condiciones mínimas

18
JACK BIGIO CHREM: Contratos, Doctrina, Legislación, Jurisprudencia y Modelos

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 37


CONTRATOS TIPICOS

que deben cumplir los establecimientos de hospedaje son: i) seis habitaciones o más;
ii) ingreso para la circulación de los huéspedes y personal de servicio; iii) área de
recepción; iv) botiquín de primeros auxilios; v) área de las habitaciones (incluyendo
el área de c1óset y guardarropa) con 6 m2 o más; vi) área total de los servicios
higiénicos privados o comunes con 2 m2 o más; vii) servicios higiénicos revestidos
con material impermeable y área de ducha con revestimiento de 1.80 m; viii)
ascensor, en caso de establecimiento de cinco o más plantas; entre otros
requerimientos.
Con relación al huésped, este necesariamente por razones obvias debe ser persona
natural.
Por otro lado, en lo que concierne a los elementos objetivos, es decir, a las
prestaciones que se derivan de las obligaciones de las partes, el hospedante está
obligado a prestar alojamiento o albergue en las habitaciones de su local y,
adicionalmente, alimentación y otros servicios que pudieran haberse convenido
(lavandería, por ejemplo). Además, el hospedante asume una obligación subsidiaria
y consecuente responsabilidad respecto de la custodia o eventual depósito de los
bienes del huésped, a lo cual nos referiremos al comentar los artículos 1718 al 1724.
A su turno, el huésped está obligado a pagar la respectiva retribución, la misma que
normalmente está fijada a modo de tarifa. y aunque la norma dice que esta puede ser
aprobada por la autoridad administrativa competente, esto en la realidad no ocurre,
rigiéndose por las reglas del mercado de oferta y demanda.

En el contrato de hospedaje intervienen los siguientes elementos:

1) Elemento personal;

2) Prestaciones;

3) Normas reglamentarias y

4) Garantía.

1. ELEMENTO PERSONAL

De tracto sucesivo.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 38


CONTRATOS TIPICOS

En el contrato de albergue u hospedaje intervienen dos partes contratantes:

Hospedante:

Es la persona natural o jurídica que presta los servicios de hospedaje y adicional,


tales como; lavado. Alimentación, cochera, peluquería. Etc.

Huésped.

Es la persona que utiliza los servicios antes indicados y paga por ellos según la tarifa
establecida. Solamente pueden hacer el papel de huésped las personas naturales, puesto
que solamente ellas son factibles de consumir los servicios propios del albergue. Por las
personas jurídicas utilizarán el hospedaje sus representantes legales.

Para la validez del contrato, hospedante y huésped deben ser personas capaces, en razón
de que ambas asumen derechos y obligaciones.

2. PRESTACIONES:

El hospedaje es un contrato bilateral con prestaciones recíprocas. Mientras el


hospedante proporciona albergue. Alimentación. Lavado, cochera, peluquería, etc. El
huésped, en cambio, paga esos servicios. Para cumplir esos servicios, el hospedante
requiere de un local, establecimiento. Debidamente implementado; por su parte. El
huésped deberá tener recursos o los fondos necesarios para cancele: esos servicios a
base de una tarifa convenida o establecida oficialmente.

El hospedaje comprende los siguientes establecimientos: Hoteles, hostales, casas de


pensión, hospitales, clínicas, casas de salud, casas de reposo, balnearios. Restaurantes,
clubes, naves yates de recreo, aeronaves, coches cama y similares.19

3. NORMAS REGLAMENTARIAS

Según los artículos: del código civil LIBRO VII - FUENTES DE LAS
OBLIGACIONES

SECCION PRIMERA - Contratos en general

19
LUIS EDUARDO MEDINA MONTOYA: Contrato sobre vivienda, comercio y destinación múltiple

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 39


CONTRATOS TIPICOS

Artículo 1392°.- Las cláusulas generales de contratación son aquéllas redactadas


previa y unilateralmente por una persona o entidad, en forma general y abstracta,
con el objeto de fijar el contenido normativo de una serie indefinida de futuros
contratos particulares, con elementos propios de ellos.

Artículo 1393°.- Las cláusulas generales de contratación aprobadas por la autoridad


administrativa se incorporan automáticamente a todas las ofertas que se formulen
para contratar con arreglo a ellas.

El órgano administrativo competente para otorgar esta aprobación es el Instituto


Nacional de Defensa del Consumidor y de la Protección de la Propiedad Intelectual
(INDECOPI) o la entidad que lo sustituya.

Artículo 1394°.- “EL PODER EJECUTIVO” (INDECOPI) señalará la provisión


de bienes y servicios que deben ser contratados con arreglo a cláusulas generales de
contratación aprobadas administrativamente por él.

Articulo 1395º.- Las partes pueden convenir expresamente que determinadas


cláusulas generales de contratación aprobadas por la autoridad administrativa, no se
incorporen a la oferta en el contrato particular que ellas celebran.

4. GARANTÍAS

Los equipajes y demás bienes introducidos por el huésped a la posada responden


preferentemente por el pago del hospedaje y por los daños y perjuicios que éste
ocasione. La garantía será retenida por el hospedante hasta la cancelación de la deuda,
conforme al Art. 1717 del CC.

VII. DERECHOS Y OBLIGACIONES

Comprende dos subtítulos:

1) Derechos y obligaciones del hospedante; y

2) Derechos y obligaciones del huésped.

1. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL HOSPEDANTE

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 40


CONTRATOS TIPICOS

a. El hospedante deberá tener un lugar visible el Reglamento del Establecimiento o


las cláusulas generales del contrato a las que se someterá el huésped. Estas
cláusulas serán elaboradas por el hospedante y supervisadas por autoridad
competente (Art. 1716 CC.)
b. El hospedante no puede negarse a recibir en custodia y responder como
depositario por el dinero, joyas, documentos y demás bienes que el huésped
introduzca. Salvo motivos justificados (Art. 1718 y 1721 CC.). Son justos
motivos para negarse. Por ejemplo, el excesivo valor y la naturaleza de los
bienes que constituyen un obstáculo para el establecimiento.
c. El hospedante responde por los objetos de uso corriente introducidos por el
huésped de acuerdo al contrato y reglamento. Esta responsabilidad se hace
extensiva a los familiares del hospedante y empleados del establecimiento (Art.
1720 CC.).

d. El hospedante tiene derecho de exigir al huésped, dentro de las 24 horas de su


ingreso. Una declaración jurada de los objetos de uso común introducidos, tales
como ropa. Zapatos. Cremas. Etc. También el hospedante tiene el derecho de
comprobar la exactitud de dicha declaración jurada (Art. 1720 CC.). 20
e. El hospedante responde por la pérdida o deterioro de los bienes del huésped,
salvo que se deba a culpa de éste y de quienes lo visitan (Art. 1724 CC.).

1. DERECHOS Y OBLIGACIONES DEL HUÉSPED

a. El huésped tiene derecho a exigir una habitación aseada, servicios normales y


eficientes, y una alimentación de calidad e higiene (Art. 1715 CC.).
b. El huésped está obligado a comunicar inmediatamente al hospedante la
sustracción. Pérdida o deterioro de los bienes introducidos en el establecimiento.
De no hacerlo quedará excluida la responsabilidad del hospedante, excepto en
los casos de dolo o culpa inexcusable (Art. 1723 CC.)
c. El huésped tiene la obligación de presentar, dentro de las 24 horas. Una
declaración jurada de los bienes introducidos en el establecimiento y permitir
que el hospedante los pueda chequear.

20
JACK BIGIO CHREM: Contratos, Doctrina, Legislación, Jurisprudencia y Modelos

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 41


CONTRATOS TIPICOS

VIII.- NORMAS REGLAMENTARIAS Y CLÁUSULAS GENERALES

El hospedaje se sujeta además a las normas reglamentarias ya las cláusulas generales de


contratación aprobadas por la autoridad competente.
Por lo general la normativa correspondiente a los contratos nominados y típicos de
naturaleza civil se halla, como es obvio, en el Código Civil, sin perjuicio de ciertas
disposiciones de diverso orden relacionadas con aquellos, que se pueden encontrar en
otra clase de normas; tal el caso, por ejemplo, de disposiciones tributarias,
administrativas, registrales o municipales vinculadas con determinados contratos.
Al respecto, señala Castillo Freyre que, en efecto, la mayoría de contratos limitan su
tratamiento legal a las normas contenidas en el Código Civil, pero ello no sucede en el
caso del hospedaje, debido a que se trata de "un contrato cuya importancia va más allá
de las propias partes que lo celebran, pues estamos hablando de una actividad en donde
los establecimientos brindan un servicio al público usuario o consumidor"; debiendo
considerarse, además, que dicho contrato tiene un rol preponderante en una de las
actividades de mayor relevancia que en tiempos actuales viene promoviendo el Estado,
que es la actividad turística.
Al comentar el artículo 1713 del Código, ya nos hemos referido a grosso modo a los
antecedentes legislativos y a la normatividad complementaria sobre esta materia, por lo
que en esta parte conviene referimos a dos de las normas reglamentarias de mayor
relevancia que se conectan directamente con el artículo 1714:
a) El Reglamento de Establecimientos de Hospedaje (D.S. N° 029-2004-
MINCETUR de 27-11-2004), que consta de 7 capítulos, 31 artículos, 7 disposiciones
transitorias, complementarias y finales, y 8 anexos.
El primer capítulo, referido a las disposiciones generales, regula el objeto del
reglamento, el ámbito de aplicación para todos los establecimientos que prestan el
servicio de hospedaje, la clasificación y categorización de los mismos, y las definiciones
de la terminología corriente relacionada con el negocio y actividad de hospedaje. El
capítulo segundo tiene contenido meramente administrativo, pues se refiere a la
competencia y funciones de los órganos regionales para la aplicación del reglamento. El
capítulo tercero es de suma importancia porque regula todo lo concerniente a la
autorización y funcionamiento de los establecimientos de hospedaje (requisitos para
iniciar actividades y condiciones mínimas que deben cumplir, así como la verificación
de las mismas). El cuarto capítulo se ocupa del régimen de clasificación y

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 42


CONTRATOS TIPICOS

categorización, incluyendo la solicitud, el certificado, el procedimiento, el uso de la


placa indicativa y el directorio de establecimientos. El quinto capítulo concierne a las
visitas de supervisión a efectos de verificar el cumplimiento de la normatividad
administrativa por parte de los establecimientos de hospedaje. El sexto capítulo
establece brevemente el régimen sobre el cambio del titular de los establecimientos de
hospedaje; y en el último capítulo se desarrolla el régimen de atención y registro de
huéspedes. En suma se trata mayormente de disposiciones reglamentarias de carácter
predominantemente administrativo para el correcto funcionamiento y desarrollo de la
actividad de hospedaje; por lo que no se halla en este reglamento norma alguna sobre la
relación contractual entre hospedante y huésped.
b) La escala de infracciones y sanciones aplicable a los establecimientos de
hospedaje clasificados y categorizados (R.M. N° 147-2001-ITINCI-DM de 26-072001),
que consta solo de 4 artículos y que básicamente distingue las infracciones leves
sancionables con amonestación escrita y las infracciones graves sancionables con multa;
así como las sanciones de cambio de clase o categoría, cancelación de las mismas y
cancelación de la acreditación como establecimiento turístico.

IX.- DERECHOS DEL HUÉSPED

El huésped tiene derecho a exigir del hospedan te que la habitación presente las
condiciones de aseo y funcionamiento de servicios normales y que los alimentos, en su
caso, respondan a los requisitos de calidad e higiene adecuados.

X.- EXHIBICIÓN DE TARIFAS Y CLÁUSULAS GENERALES

Los establecimientos destinados a hospedaje exhibirán en lugar visible las tarifas y


cláusulas generales de contratación que rigen este contrato.

La prestación principal del huésped en un contrato de hospedaje es, obviamente, el pago


de la retribución por el alojamiento brindado en el establecimiento; sin embargo, para
poder cumplir con esta obligación -y en realidad para decidir la propia celebración del
contrato y asumir la responsabilidad en cuanto a dicha prestación- el huésped debe estar

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 43


CONTRATOS TIPICOS

debidamente informado sobre las respectivas tarifas y, adicionalmente, sobre todas las
condiciones generales de contratación que impone el hospedante21.
Si el contrato de hospedaje fuera paritario, la norma contenida en este artículo no
hubiera sido necesaria, puesto que las partes bien podrían negociar precio y condiciones
previamente a la celebración del contrato; empero ocurre que los contratos de hospedaje
son actos que se celebran por adhesión sobre la base de cláusulas generales
predispuestas, de modo que el huésped prácticamente no negocia tales cuestiones y,
ordinariamente, solo tiene la posibilidad de aceptar o rechazar las tarifas y condiciones
que ofrece el hospedante.
En esa línea, la disposición del artículo 1716 tiene por finalidad proteger los derechos e
intereses de los huéspedes (ARIAS SCHREIBER, p. 677), siendo pues una norma
necesaria, máxime si "la tarifa es uno de los elementos esenciales especiales del
contrato de hospedaje oneroso. Mal podría entenderse celebrado un contrato de estas
características, si el huésped desconociera la tarifa que va a regir durante su estadía en
dicho establecimiento22".
Asimismo, aclara este autor que la exhibición de las cláusulas generales de contratación
resulta indispensable para que las mismas se incorporen al contrato de hospedaje en
caso de no haber sido aprobadas por la autoridad administrativa, en aplicación de lo
señalado en el artículo 1397 del Código Civil; o, si tales cláusulas generales estuvieran
aprobadas, se incorporarían automáticamente a todos los contratos de hospedaje que
celebre el establecimiento que obtuvo dicha aprobación, conforme al artículo 1393 del
mismo Código.
Sobre este tema, el artículo 30 del Reglamento de Establecimientos de Hospedaje
vigente, aprobado por D.S. N° 029-2004-MINCETUR, reitera la disposición a que se
contrae el artículo bajo comentario, señalando que en el establecimiento debe mostrarse
en forma visible, tanto en la recepción como en las habitaciones, las tarifas, la hora de
inicio y el término del día hotelero y demás condiciones del contrato de hospedaje.
Como puede apreciarse, en este caso la regulación es más precisa en cuanto al tema de
la exhibición, ya que no solo se limita a decir que debe ser en un lugar "visible", como
dispone un poco vagamente el Código Civil, sino que dicho lugar visible es, conforme
al citado reglamento, el ambiente de recepción del local y las habitaciones donde se

21
Manuel Muro Rojo
22
CASTILLO FREYRE, p. 66
Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 44
CONTRATOS TIPICOS

brinda el hospedaje, con lo que no cabe duda de que los huéspedes tendrán a su alcance
la mencionada información en ubicaciones que les son perfectamente accesibles.

XI.- DERECHO DE RETENCIÓN EN EL HOSPEDAJE

Los equipajes y demás bienes entregados o introducidos por el huésped responden


preferencialmente por el pago de la retribución del hospedaje y por los daños y
perjuicios que aquel hubiese causado al establecimiento, pudiendo el hospedan te
retenerlos hasta su cancelación.

La figura opera como un procedimiento válido para que los acreedores consigan, con
auxilio de este medio, un pago que normalmente les sería muy difícil de obtener, siendo
una herramienta útil, aunque solo procede en ciertos casos y en determinadas
circunstancias; uno de estos casos es en el contrato de hospedaje, según lo previsto en el
artículo 1717 bajo comentario23.
Así, pues, el derecho de retención consiste en la facultad otorgada al acreedor titular de
un derecho de crédito, de mantener en su poder un bien de su deudor, hasta que dicho
crédito sea pagado o suficientemente garantizado (artículo 1123 del C.C.). Se trata de un
derecho real de garantía, aunque con caracteres especiales que difieren de las garantías
reales clásicas.
Conforme al artículo 1123 del Código Civil, para la procedencia y ejercicio del derecho
de retención debe estar dicho derecho reconocido expresamente en la ley o cuando haya
conexión entre el crédito debido y el bien que se retiene. Complementariamente, deben
cumplirse algunas premisas obvias: i) la existencia de una relación jurídica y de un
crédito exigible; ii) la posesión por parte del acreedor de un bien adquirido
legítimamente; iii) la insuficiencia de garantía del crédito; iv) que el bien sea susceptible
de ser retenido.
Así, pues, lo señalado en el artículo 1123 alude a dos supuestos excluyentes entre sí,
atendiendo a la disyuntiva "o" que se emplea en el texto de la norma. Cuando decimos
que son excluyentes nos estamos refiriendo a que la retención procede en casos
específicos y puntuales señalados en la ley, sean cuales fueren las condiciones en que
dicho derecho esté regulado, es decir, aun cuando no se cumpla el requisito de la
conexión (que es el otro supuesto excluyente).
23
Manuel Muro Rojo
Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 45
CONTRATOS TIPICOS

Esto ocurre, precisamente, en el caso del artículo 1717 del Código Civil, en lo que
concierne a los equipajes y bienes "introducidos" por el huésped a un establecimiento de
hospedaje (se entiende a su habitación), los mismos que responden por la retribución de
hospedaje no pagada y por los daños y perjuicios causados. Se observa que no hay
conexidad directa entre los bienes retenidos (equipaje introducido) y el crédito
adeudado, habida cuenta que este tiene relación con el alojamiento o albergue brindado
y no con el equipaje. Distinto es el caso de los bienes "entregados" (por ejemplo, dinero
o joyas) en calidad de custodia o depósito, puesto que en este caso el hospedante
responde como depositario, de manera que el crédito a su favor si guardaría conexidad
con los bienes que mantiene en su poder.
Así, pues, estando reconocido el derecho de retención a favor del hospedante, hay que
interpretar con cuidado la norma del artículo 1717, pues conforme a su texto literal
podría pensarse que el hospedante está autorizado para hacerse pago de la deuda del
huésped directamente con los bienes que fueron introducidos al establecimiento o que le
fueron entregados en custodia o depósito; es decir, que podría apropiarse de ellos.
Sin embargo esto no es así; pues, si bien el hospedante puede retener los bienes del
huésped, sucede que para hacerse cobro del crédito, en caso que finalmente este no
fuera cancelado, debe seguir el procedimiento ordinario de ejecución de la garantía,
dado que el derecho de retención tiene carácter de garantía real según ya hemos
mencionado.
En tal sentido, sería aplicable lo dispuesto en los artículos 720 y siguientes del Código
Procesal Civil que regulan el proceso de ejecución de garantías, de manera que el
hospedante satisfará su acreencia con el producto del remate.

XII.- RESPONSABILIDAD DEL HOSPEDANTE COMO DEPOSITARIO

El hospedan te responde como depositario por el dinero, joyas, documentos y otros


bienes recibidos en custodia del huésped y debe poner en su cuidado la diligencia
ordinaria exigida por la naturaleza de la obligación y que corresponda a las
circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar.
Además de la obligación principal, en el contrato de hospedaje tiene importante
protagonismo una obligación secundaria del hospedante que se genera a consecuencia
de la prestación del alojamiento y que consiste en custodiar o responder por los bienes

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 46


CONTRATOS TIPICOS

del huésped. A pesar de ser teóricamente una obligación subsidiaria, en la realidad


parece tener más relevancia que la prestación de alojamiento24.
Es usual que el huésped lleve consigo equipaje, pertenencias y bienes en general-
inclusive automóvil-, los cuales son de distinta naturaleza, uso y valor. Es también usual
que los bienes del huésped permanecen dentro del local de hospedaje mientras este no
necesariamente está en su habitación, es decir, cuando se halla lejos del ámbito de
vigilancia de dichos bienes y muchas veces sin adoptar medidas de seguridad. Por ello,
y considerando además que es inherente a este contrato que personal a cargo del
hospedante ingrese a las habitaciones a realizar servicios de limpieza, existe entonces un
cierto riesgo de que los bienes, al estar relativamente expuestos, puedan ser sustraídos,
extraviarse o deteriorarse; por ese motivo se considera pertinente regular la
responsabilidad del hospedante en relación con estos eventos.
Sobre el particular, León Barandiarán (pp. 155-156), comentando el Código de 1936,
expresa que el depósito aquí -o sea dentro del marco de un contrato de hospedaje- viene
a ser una operación jurídica subsidiaria, y como el hotelero y el posadero ejercen una
actividad lucrativa, un oficio, una actividad permanente y remunerada, se les exige que
asuman la responsabilidad como depositarios, con relación a los efectos (bienes)
cuando, como actividad profesional u oficio permanente y notorio, brinden hospedaje a
cualquiera que lo solicite.

XIII.- RESPONSABILIDAD DEL HOSPEDANTE POR OBJETOS DE USO


CORRIENTE

El hospedan te responde igualmente de los objetos de uso corriente introducidos por el


huésped, siempre que éste cumpla las prescripciones del aviso que estará fijado en lugar
visible de las habitaciones.
La autoridad competente fijará el límite de la responsabilidad.

A diferencia del artículo anterior, el artículo 1719 se refiere a los bienes meramente
"introducidos" por el huésped, lo cual supone no solo la ausencia de entrega de los
mismos al hospedante para fines de custodia, sino inclusive la eventual ausencia de
declaración sobre el ingreso de tales bienes y, por consiguiente, el desconocimiento por
parte del hospedante de que estos se hallan al interior del establecimiento (salvo que se
24
Manuel Muro Rojo
Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 47
CONTRATOS TIPICOS

ejerza el derecho previsto en el numeral 1720). En este escenario no puede hablarse de


depósito y menos aplicar las normas de este contrato, en la medida en que no ha habido
entrega directa25.
Así, pues, debe recordarse que, como afirmamos al comentar el artículo 1718, la
responsabilidad del hospedante se manifiesta de dos maneras: cuando los bienes han
sido en verdad introducidos, y cuando estos le han sido realmente entregados. Ahora
estamos tratando del caso de los bienes "introducidos", debiendo precisar,
adicionalmente, que los bienes de que trata la norma son solo los de uso corriente, y ya
no los bienes de valor, como dinero o joyas.

25
Manuel Muro Rojo
Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 48
CONTRATOS TIPICOS

CONCLUSIONES
CONCLUSIÓN DEL ARRENDAMIENTO

El contrato de arrendamiento concluye en los siguientes casos:

1. Si vencido el plazo el sin que el arrendador solicite el bien ni el arrendador lo


haya devuelto, la ley considera que no se ha producido un nuevo contrato, sino que
hay continuación del arrendamiento, bajo las mismas estipulaciones, hasta que el
arrendador solicite su devolución (Art. 1700 del CC.)

2. Por concluirse el término fijado por las partes (Art. 1699)

El aviso a que se refiere debe cursarse con no menor de dos meses de anticipación
al día del vencimiento del respectivo período si se trata de inmuebles y de no
menos de un mes, en el caso de los bienes (Art. 1701).

3. En el arrendamiento cuya duración se pacta por periodos forzosos para ambas


partes y voluntarios a opción de una de ellas, os periodos voluntarios se irán
convirtiendo uno a uno en forzosos, si la parte a la que concedió la opción no avisa
a la otra que el arrendamiento se concluirá al finalizar los períodos forzosos a cada
uno de los voluntarios.
4. Si en el contrato se establece que los períodos sean voluntarios para ambas
partes, basta que cualquiera de ellas de a la otra aviso prescrito en el Art. 1701
para que el arrendamiento concluya al finalizar los períodos forzosos. (Art. 1702).
5. Si el contrato de arrendamiento es de duración indeterminada, se le pone fin
dando aviso judicial o extrajudicial al otro contratante (Art. 1703)
6. Cuando el arrendador es vencido en proceso sobre el derecho que tenía (esta
arrendando un bien ajeno)
7. Por Muerte Arrendatario. Si dentro de los 90 días del fallecimiento, sus
herederos comunican al arrendador que no pueden continuar el contrato. Por
muerte de arrendatario no concluye el contrato, si es que los herederos no
manifiestan su voluntad de poner término al mismo. El arrendamiento se trasmite,
es un contrato personal, pero no personalismo.
8. Por estar en el ejercicio de sus derechos civiles el menor de edad.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 49


CONTRATOS TIPICOS

9. Por terminar el albaceazgo, en el arrendamiento que hubiere hecho algún


albacea.
10. Si es preciso para la conservación del bien que el arrendatario lo devuelva con el
fin de repararlo.

ANEXOS

"AÑO DE LAS CUMBRE MUNDIALES EN EL PERÚ"

Contrato Arrendamiento de Predio Agrícola


Conste por el presente documento un contrato de Arrendamiento, que celebran de una
parte don JORGE RODIL CUCHO MITACC, Peruano, identificado con DNI

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 50


CONTRATOS TIPICOS

02792368, domiciliado en Jr, MOQUEGUA 382 EDIF. SAN SEBASTIAN 4TO PISO
DPTO 402, provincia y departamento de Piura a quien en adelante se le denominará el
PROPIETARIO DEL PREDIO AGRICOLA y de otra parte Don HECTOR
MENDOZA CERNA , Peruano, identificado con DNI 41016113, domiciliado en
Caserío el Triunfo S/N Distrito de San Miguel, Provincia de San Miguel, Departamento
de Cajamarca, a quien en adelante se le denominará el ARRENDATARIO, bajo las
cláusulas y condiciones siguientes:
PRIMERO: el Propietario, arrienda el predio agrícola de su propiedad al arrendatario,
predio Ubicado en Sector YAPATO -Lateral 8 de Diciembre, Comisión de Regantes
Margen Derecha- Junta de Usuarios del Valle de Sechura, con una extensión de
QUINCE HECTÁREAS.
SEGUNDO: el precio pactado de común acuerdo por las partes es de s/ 7, 500.00
SIETE MIL QUINIENTOS NUEVOS SOLES, por los periodos de Agosto del 2008 a
Enero del 2009 (CAMPAÑA COMPLEMENTARIA 2008), el dinero como pago de
la merced conductiva será cancelado en una sola armada al propietario contra depósito
bancario en la entidad Financiera en la Caja Municipal de Piura, por lo que el
ARRENDATARIO se obliga a depositar dicho importe en la cuenta 210-01-3622890,
el día Miércoles 30 de Julio del 2008.
TERCERO: El ARRENDATARIO luego de haber cancelado la merced conductiva,
tomará posesión inmediata del predio arrendado, el mismo que se encargará de
limpiarlo y prepararlo para que lo pueda cultivar.
CUARTO: el Tipo de Cultivo será la siembra y cosecha de sandía, no pudiendo
variarse el tipo de cultivo sin consentimiento del PROPIETARIO.
QUINTO: en caso de incumplimiento por falta depósito el contrato queda resuelto de
pleno derecho a los siete días de celebrado el contrato.
SEXTO: En caso de conflicto las partes se someten a llegar a un previo acuerdo
conciliatorio.

Dado en Vice, a los treinta días del mes de Julio del año 2008

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 51


CONTRATOS TIPICOS

------------------------------------- ------------------------------ HECTOR


MENDOZA CERNA JORGE RODIL CUCHO MITACC
DNI Nº 41016113 DNI Nº 02792368
Arrendatario Propietario

"AÑO DE LAS CUMBRE MUNDIALES EN EL PERÚ"

Contrato de Alquiler de Vehículo de Placa OC-2069


Conste por el presente documento un contrato de Alquiler, que celebran de una parte
don MARCIANO PANTA TUME, Peruano, casado , identificado con DNI 02742672,
domiciliado en Ciudad del Pescador S/N - Parachique- Provincia y departamento de
Piura a quien en adelante se le denominará el PROPIETARIO DEL VEHÍCULO DE
PLACA OC- 2069 y de otra parte Don EDGAR DENIS SÁNCHEZ GARRIDO ,
Peruano, soltero, identificado con DNI 1892144, domiciliado en Jr. Jorge Chávez 319-
Distrito de Juanjui, Provincia de Mariscal Cáceres, Departamento de San Martín , a
quien en adelante tendrá en su poder el vehículo alquilado, bajo las cláusulas y
condiciones siguientes:
PRIMERO: el Propietario, alquila el vehículo de placa OC- 2069, color ROJO
OSCURO MICA, de su propiedad, siendo el precio el que figura en el anexo número
uno del presente contrato por un periodo de Diez Días.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 52


CONTRATOS TIPICOS

SEGUNDO: El propietario del vehículo hace entrega real y en buen estado de


conservación y en perfecto funcionamiento siendo que el consignado recibe el vehículo
a su entera satisfacción.
TERCERO: El consignado que a partir de la fecha recibe el vehículo acepta haber
recibido el vehículo sin fallas mecánicas y en perfecto funcionamiento y se obliga a
devolverlo a su propietario en un plazo de diez días, cualquier arreglo y reparación
mecánica a partir de la fecha corre por su cuenta.

Vice, 16 de Diciembre del 2008.


Firman ante mi, Edgard Eduardo Chunga Tume. Juez de Paz.

-------------------------------- ------------------------------
MARCIANO PANTA TUME EDGARD DENIS SÁNCHEZ
GARRIDO DNI Nº 02742672 DNI Nº 18982144
Propietario Consignado
"AÑO DE LAS CUMBRE MUNDIALES EN EL PERÚ"

Contrato Arrendamiento de Predio Agrícola

Conste por el presente documento un contrato de Arrendamiento, que celebran de una


parte don RAFAEL AMAYA LORO , Peruano, identificado con DNI 02736754, de
ocupación agricultor, domiciliado en Calle Cinco de Octubre No 108- Distrito de
Rinconada Llícuar, Provincia de Sechura y Departamento de Piura a quien en adelante
se le denominará el PROPIETARIO DEL PREDIO AGRICOLA y de otra parte
Don ELEUTERIO RUIZ PURIZACA, Peruano, identificado con DNI 02740834,
domiciliado en Calle Juan Velasco S/N- Caserío Tajamar - Provincia de Sechura y
Departamento de Piura, a quien en adelante se le denominará el ARRENDATARIO,
bajo las cláusulas y condiciones siguientes:

PRIMERO: el Propietario, arrienda el predio agrícola denominado "CHUPER"


Ubicado en le sector de Chuper-Zona Llicuar- Valle del Bajo Piura, siendo irrigado por
el canal " CORVOVA Zeta" Correspondiente a la Comisión de Regantes de la Margen
Izquierda, el mismo que consta de UNA HECTÁREA.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 53


CONTRATOS TIPICOS

SEGUNDO: el precio pactado de común acuerdo por las partes es de s/ 1, 500.00 MIL
QUINIENTOS NUEVOS SOLES, por los periodos de Enero del 2007 a Diciembre del
2009 (CAMPAÑA GRANDE Y CHICA), el dinero como pago de la merced
conductiva es cancelado a la firma del presente contrato. En una sola armada al
propietario dinero que es entregado en presencia del Señor Juez que suscribe.

TERCERO: El ARRENDATARIO, tomará posesión del predio arrendado, el mismo


que se encargará de limpiarlo y prepararlo para que lo pueda cultivar, dado que
actualmente se encuentra en un estado de abandono por parte del ARRENDATARIO
don Juan Martínez Jacinto; no puede subarrendarse el predio arrendado, asimismo el
ARRENDATARIO deberá entregar el predio agrícola a su propietario en Junio del
2009, y en caso de que la campaña grande termine antes de Junio del 2009, lo entregará
antes de Junio del 2009, pudiendo renovarse el contrato, previa manifestación de
voluntades y suscripción de otro contrato
CUARTO: el Tipo de Cultivo será la siembra que autorice la Autoridad de la materia, y
al vencimiento del presente contrato en Junio del 2009, se podrá renovar; el
ARRENDATARIO pagará los derechos de Uso de Agua por el cultivo de la campaña a
sembrar y dejará limpio el terreno y entregará a su propietario en la fecha indicada en la
cláusula tercera.

QUINTO: en caso de incumplimiento por alguna de las falta depósito el contrato


queda resuelto de pleno derecho a los siete días de celebrado el contrato.

SEXTO: En caso de conflicto las partes se someten a llegar a un previo acuerdo


conciliatorio, ante el juez de Paz de Primera Nominación del Distrito de Vice- sechura.

Dado en Vice, a los Siete días del mes de Enero del año 2007

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 54


CONTRATOS TIPICOS

------------------------------------- -------------------------------
ELEUTERIO RUIZ PURIZACA RAFAEL AMAYA LORO
DNI Nº 02740834 DNI Nº 02736754
Arrendatario Propietario

"AÑO DEL DEBER CIUDADANO"

Contrato Arrendamiento de Predio Agrícola

Conste por el presente documento un contrato de Arrendamiento, que celebran de una


parte doña CRISTINA ZAPATA INGA, Peruana, identificada con DNI 02722453, de
ocupación agricultor, domiciliado en Panamericana Norte s/n – Dos Altos, Distrito de
La Unión, Provincia y Departamento de Piura a quien en adelante se le denominará el
PROPIETARIO DEL PREDIO AGRICOLA y de otra parte Don OSCAR DAVID
OLAYA ELIAS, Peruano, identificado con DNI 43569600, domiciliado en Calle Tacna
160- Distrito de La Unión - Provincia y Departamento de Piura, a quien en adelante se
le denominará el ARRENDATARIO, bajo las cláusulas y condiciones siguientes:

PRIMERO: El Propietario, arrienda el predio agrícola denominado “LA DEFENSA”


Ubicado en le sector de Distrito del Tallan, Valle del Bajo Piura, Correspondiente a la
Comisión de Regantes de la Margen Izquierda, el mismo que consta de UNA
HECTÁREA.

SEGUNDO: el precio pactado de común acuerdo por las partes es de S/. 1, 500.00
MIL QUINIENTOS NUEVOS SOLES, por los periodos de Enero del 2007 a
Diciembre del 2009 (CAMPAÑA GRANDE Y CHICA), el dinero como pago de la
merced conductiva es cancelado a la firma del presente contrato y comprometiéndose al
pago de los periodos restantes, En una sola armada al propietario, dinero que será
entregado en presencia del Señor Juez que suscribe.

TERCERO: El ARRENDATARIO, tomará posesión del predio arrendado, el mismo


que se encargará de limpiarlo y prepararlo para que lo pueda cultivar, dado que
actualmente se encuentra en un estado de abandono por parte del ARRENDADOR doña
Cristina Zapata Inga; asimismo el ARRENDATARIO deberá entregar el predio

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 55


CONTRATOS TIPICOS

agrícola a su propietario en Diciembre 2009, pudiendo renovarse el contrato, previa


manifestación de voluntades y suscripción de otro contrato.

CUARTO: El Tipo de Cultivo será la siembra que autorice la Autoridad de la materia,


y al vencimiento del presente contrato en DICIEMBRE del 2009, se podrá renovar; el
ARRENDATARIO pagará los derechos de Uso de Agua por el cultivo de la Campaña a
sembrar y dejará limpio el terreno y entregará a su propietario en la fecha indicada en la
cláusula tercera.

QUINTO: En caso de incumplimiento por alguna de las falta de depósito el contrato


queda resuelto de pleno derecho a los siete días de celebrado el contrato.

SEXTO: En caso de conflicto las partes se someten a llegar a un previo acuerdo


conciliatorio, ante el Juez de Paz de Primera Nominación de la Villa Monte Redondo
– LA UNIÓN.

Dado en LA UNIÓN, a los Siete días del mes de Enero del año 2007.

---------------------------------- ------------------------------

OSCAR DAVID OLAYA ELIAS CRISTINA ZAPATA INGA


DNI Nº 43569600 DNI Nº02722453
Arrendatario Propietario

“AÑO DE LA UNION NACIONAL FRENTE A LA CRISIS EXTERNA”

CONTRATO DE COMPRA-VENTA DE MOTOLINEAL MCG-37959.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 56


CONTRATOS TIPICOS

Conste por el presente documento un contrato de COMPRAVENTA, que celebran de


una parte la señora MONICA MERCEDES CHUNGA TUME identificada con DNI Nº
XXXX, domiciliada en AV.Miguel F. Cerro Nº 072 del distrito de Vice, Provincia de
Sechura y a quien en adelante se le denominará LA VENDEDORA y de otra parte el
señor EDWARD CHUNGA AYALA, identificado con DNI Nº 02886575 ,domiciliada
en Calle Arequipa Nº 525 del distrito de la unión, departamento de Piura a quien en
adelante se le denominará EL COMPRADOR, bajo las cláusulas y condiciones
siguientes:

PRIMERO: La vendedora es propietaria de un Vehículo menor- Moto lineal de Placa


MCG-37959 con las siguientes Características:

1.- CLASE: VEHÍCULO AUTOMOTOR 10.-NUMERO DE SERIE:


20000472MN
2.- MARCA: KONDA. 11.- RUEDAS: 2
3.-AÑO DE FABRICACIÓN: 2005. 12.-PASAJEROS:1
4.-MODELO: GY 125. 13.-PESO SECO: 110 KG
5.-COMBUSTIBLE: GASOLINA
6.-CARROCERÍA: MOTOCICLETA
7.-COLOR: ROJO
8.- NÚMERO DE MOTOR: CB 125 20001126
9.- CILINDROS: 1

SEGUNDO: La vendedora transfiere la propiedad al comprador con todos sus


accesorios, declarando además que sobre el bien mueble materia del presente contrato
no recae ninguna medida cautelar, gravamen , orden de Captura u otra similar que limite
su derecho de propiedad y se compromete a asumir las responsabilidades en caso que
esta situación sea falsa .

TERCERO: el precio del bien materia de la compraventa pactado de común acuerdo es


de s/ 2,200.00 DOS MIL DOSCIENTOS NUEVOS SOLES, pagados al cash. Dinero
que recibió la vendedora con absoluta libertad.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 57


CONTRATOS TIPICOS

CUARTO: la vendedora deja constancia que el bien a que se refiere la cláusula primera
se encuentra en perfecto estado de funcionamiento y conservación, sin mas desgastes
que el producido por el uso normal y ordinaria. Asimismo hace entrega de la Tarjeta de
Propiedad con número de serie de emisiones RV-37859-A09 de fecha 20-02-2009.

QUINTO: el comprador se comprometen a asumir los gastos de transferencia que se


dieren para brindar seguridad Jurídica, comprometiéndose a pagarlo en su totalidad.

En señal de conformidad suscriben el presente documento ante el JUEZ DE PAZ DE


PRIMERA NOMINACION del distrito de Vice en donde legalizan sus firmas a los 008
días del mes de Julio del 2009.
................................................ ...........................................
MONICA MERCEDES CHUNGA TUME EDWARD
CHUNGA AYALA
DNI: DNI: 02886575
VENDEDORA COMPRADOR

......................................... ............................................
...............
LUDWING CHUNGA AYALA KATY ELENA
BANCAYAN PERICHE
DNI: 43495986 DNI: 45589588
TESTIGO. TESTIGO.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 58


CONTRATOS TIPICOS

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE PIURA


JUZGADO DE PAZ DE PRIMERA NOMINACIÓN DEL DISTRITO DE VICE-
PROVINCIA DE SECHURA.
CALLE MIGUEL F. CERRO Nº 072- VICE- FRENTE LA COMISARIA PNP
Juez: Dr. Edgard Eduardo Chunga Tume, Abogado REG. ICAP 1497
_________________________________________________________________

Vice, 03 de Junio del 2009.

OFICIO Nº 483-2009.-JPPNV/S- CSJP.

ASUNTO: UBICACIÓN Y CAPTURA DE VEHÍCULO DE


PLACA.

REFRENCIA:
EXPEDIENTE: 41-09-MC--JPPNV/S-CSJP.

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 59


CONTRATOS TIPICOS

DEMANDANTE.: WILMER ENRIQUE PAIVA


CHUNGA
DEMANDADO.: SIXTO CHUNGA SILVA
MATERIA: EMBARGO EN FORMA DE SECUESTRO
CONSERVATIVO.

SEÑOR COMISARIO DE LA COMISARIA DE CATACAOS

Tengo a bien dirigirme Usted, a fin de que proceda a la


ubicación y captura del vehículo de placa CH 7672 , por haberse ordenado así en, la
causa 41-09-MC--JPPNV/S-CSJP.

Dios Guarde a Usted.

Atentamente,

:las partes acuerdan


.

Dado en LA UNIÓN, a los veintinueve días del mes de Marzo del 2004.

------------------------------------- -----------------------------------
ROMÁN SANTOS ELÍAS TEMPORA ELÍAS
GUTIERREZ
VENDEDOR COMPRADORA
DNI 02723913. DNI 02722679

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 60


CONTRATOS TIPICOS

BIBLIOGRAFIA

Código Civil
LIBRO VII - FUENTES DE LAS OBLIGACIONES

SECCION SEGUNDA - Contratos nominados


JACK BIGIO CHREM CONTRATOS (DOCTRINAS LEGISLACIÓN,
JURISPRUDENCIA Y MODELOS) –Lima -Perú
LUIS EDUARDO MEDINA MONTOYA: Contrato Sobre Vivienda,
Comercio Y Destinación Múltiple Lima- Perú.

GACETA JURIDICA http://www.gacetajuridica.com.pe

Dr. ARTURO ZAPATA AVELLANEDA 61