Sei sulla pagina 1di 4

Parafilias (primera parte) forumclínic

Olga Simón. Psiquiatra del HOSPITAL MUTUA de Terrassa


Las parafilias son comportamientos sexuales caracterizados por la ex-
citación del sujeto ante objetos y situaciones que no forman parte de
los patrones sexuales habituales, que están cronificados en el tiempo
y que producen malestar psicológico o deterioro social. Es un trastorno
típicamente masculino. Algunas de las conductas parafílicas son deli-
tos de tipo sexual, penados por la ley. Las personas que las padecen
acuden raramente a tratamiento por voluntad propia. El tratamiento
se basa en un tratamiento psicológico cognitivo-conductual y un trata-
miento farmacológico orientado a disminuir el impulso sexual.

¿Qué son las parafilias?


El término “parafilia” hace referencia a una serie de pueden intentar la representación de sus fantasías
comportamientos sexuales caracterizados por la ex- sexuales en contra de la pareja, con resultados peli-
citación del sujeto ante objetos y situaciones que no grosos para ésta.
forman parte de los patrones sexuales habituales. A
No debemos confundir algunas actividades sexuales
menudo, las personas que la padecen son etiquetadas
raras y poco comunes que se realizan para evitar la
con frecuencia como perversas, o desviadas. A princi-
monotonía en las relaciones sexuales con consenti-
pios de los ochenta, la parafilia aparece en los manua-
miento de la pareja y que se encuadran dentro de una
les de diagnóstico de psiquiatría como un trastorno
sexualidad normal (por ejemplo, el varón que sólo se
sexual de origen psicológico.
estimula con un determinado tipo de lencería o usan-
Según el DSM-IV la característica esencial de las para- do las esposas), con las que comportan interferencia
filias es la presencia de repetidas e intensas fantasías en la actividad sexual. Se considera conducta parafí-
sexuales de tipo excitatorio, y/o de impulsos o com- lica cuando dichas actividades son obligatorias (es
portamientos sexuales que, por lo general, engloban: el único método con el que se consigue la excitación),
objetos (fetichismo), sufrimiento/ humillación de uno producen disfunciones sexuales, requieren de par-
mismo o de la pareja (masoquismo y sadismo), niños ticipación de personas en contra de su voluntad,
o otras personas que no consienten (pedofilia), du- interfieren en las relaciones sociales y/o conducen
rante un mínimo de seis meses. La fantasía del para- a problemas legales, como en el caso de la pedofilia.
fílico contiene material sexual atípico relativamente Los puntos esenciales en un caso de parafilia son: la
constante, y la excitación depende de la elaboración persona no ha elegido esa conducta, el castigo no evi-
mental o de la representación de dicha fantasía. La ta la repetición de la misma, y la persona no puede
conducta parafílica se caracteriza por su insistencia controlar ese comportamiento mediante su voluntad.
y su resistencia, y las personas que la padecen están
Algunos trastornos mentales, como el retraso mental,
sujetas a fantasías extrañas e inusuales, que se con-
la demencia, la intoxicación por sustancias, la es-
vertirán en el eje principal de su conducta erótica.
quizofrenia o el episodio maníaco pueden presentar
El diagnóstico debe hacerse solamente si el individuo disminución de la capacidad de juicio y facilitar la
ha actuado de acuerdo con estas necesidades o si le aparición de conductas parafílicas en momentos de
causan molestias marcadas. En algunas personas, los descompensación. Los distinguimos de las parafilias
estímulos parafílicos son imprescindibles para obte- porque éstas no constituyen un patrón obligatorio o
ner la excitación sexual; en otras, sólo se presentan preferido del individuo, sino que sólo son conductas
de forma episódica, siendo el individuo capaz de sexuales aisladas que coinciden con periodos de rea-
funcionar sexualmente sin este tipo de estímulos. gudización de la enfermedad mental, y éstas no esta-
La presencia de impulsos sexuales, comportamientos ban presentes en la adolescencia, ni en los periodos
o fantasías de tipo parafílico provocan un malestar de estabilidad de la enfermedad.
significativo o deterioro socio-laboral. Estas personas

CLÍNIC
Hospital Universitari
Parafilias (primera parte) forumclínic

¿Se trata de un trastorno frecuente? ¿Quiénes las padecen?


En la mayoría de las culturas, las conductas parafílicas bién puede darse en mujeres (pero el riesgo de que
entran en conflicto con los valores de la sociedad y lo padezca una mujer es veinte veces menor). Se ha
a menudo pueden conllevar problemas legales, por postulado que esta diferencia por géneros se debe a
lo que su identificación, diagnóstico y tratamiento son un mayor impulso sexual del varón por la elevada con-
difíciles. Además, no todas las culturas han definido centración de testosterona.
un mismo comportamiento como normal o anormal.
Aparece entre los 13-26 años, siendo más frecuen-
En una misma cultura han ido variando los criterios de
te antes de los 18 años (en el 50% de los casos se
normalidad sobre la conducta sexual dependiendo de
manifiesta antes de los 18 años). En el caso de la pe-
factores sociales, culturales, y religiosos; ejemplo de
dofilia su aparición puede ser más tardía. En general,
ello es la homosexualidad, que hasta hace unos años
las parafilias son frecuentes en personas que tienen
se consideraba un trastorno mental.
algún tipo de conexión con el mercado comercial de
La parafilia es un trastorno prácticamente mascu- la pornografía y todo lo relacionado con ella.
lino, a excepción del masoquismo sexual que tam-

¿Existen diferentes tipos?


Las parafilias se diferencian y clasifican en función de no especificada. En una próxima sección describire-
las características del interés sexual que presenta mos cada una de ellas. Algunas de estas conductas
la persona. Se dividen en: exhibicionismo, fetichismo, como subgrupo (por ejemplo, la pedofilia) implican
frotteurismo, pedofilia, masoquismo sexual, sadismo una trasgresión de la libertad de otra persona y son
sexual, voyeurismo, fetichismo travestido y parafilia consideradas como actos delictivos.

¿Cuáles son sus manifestaciones clínicas?


Las personas que no comparten sus intereses parafíli- A nivel psicológico, las personas afectadas de este
cos con su pareja recurren a servicios de prostitutas trastorno pueden no presentar malestar por dicho
o, a veces, pueden obligar a la pareja a realizarlas en comportamiento en sí mismo, sino que los problemas
contra de su voluntad. En algunas ocasiones las perso- sobrevienen por el rechazo social y los conflictos lega-
nas que padecen este trastorno pueden escoger una les que estas conductas pueden generar. En cambio,
profesión o afición que les permita estar en contac- otras personas que lo padecen pueden experimentar
to con el estímulo, como, por ejemplo, vender zapa- sentimientos de culpa, vergüenza y depresión y, como
tos o lencería de mujer en el caso del fetichismo. Con consecuencia, no desarrollar una actividad sexual y
frecuencia usan material gráfico, como la fotografía o afectiva adecuada.
las películas en las que el protagonismo se lo lleva el
En el ámbito clínico, los pacientes que más consultan
estímulo sexual parafílico.
son los pedófilos, seguidos de los exhibicionistas y los
voyeurs, a menudo a causa de la presión social.

¿Cuáles pueden ser sus causas?


En el siglo XIX, el comportamiento parafílico se con- refirió a dichas conductas como conflictos del incons-
sideraba un pecado. A medida que la psiquiatría fue ciente expresados de forma inadecuada, y es a finales
progresando en sus conocimientos sobre la enferme- de ese mismo siglo cuando la ciencia se ha planteado
dad mental, se plantearon las conductas parafílicas la existencia de factores psicológicos implicados, du-
como consecuencia de algún trastorno orgánico (como rante el periodo de aprendizaje y de establecimiento
la sífilis). Fue a principios del siglo XX cuando Freud se de la conducta sexual.

CLÍNIC
Hospital Universitari
Parafilias (primera parte) forumclínic

Se desconoce porqué algunas personas padecen para- persona a aceptar la continuidad del abuso durante
filias, pero se cree que el inicio de esas pautas de con- la edad adulta, convirtiéndose más tarde en abusa-
ducta se establece en la infancia. El placer sexual se dor. A veces, la persona usa esta forma de actividad
empezaría a asociar con conductas parafílicas desde sexual como una manera de agredir a otras, como un
la infancia; esta asociación haría incrementar la utili- mecanismo de control que no tendría con un igual. Su
zación por parte del niño de imágenes parafílicas para necesidad puede ser no tanto sexual como de control,
obtener placer y la asociación se haría más fuerte, sin de olvidar sentimientos de inadaptación social o la
que ésta fuera inhibida. Dado que la sociedad crimi- de expresar su frustración o coraje, convirtiendo la
naliza dichas conductas, quien lo padeciera acabaría sexualidad en un instrumento.
aprendiendo que este tipo de comportamientos deben
La parafilia no es contagiosa, no se adquiere por el
hacerse en secreto, y esta prohibición aumentaría la
hecho de exponerse a contenidos de libros, revistas,
excitación y, por tanto, se reforzaría la asociación.
películas o por estar en contacto con personas pa-
Progresivamente, el paciente sólo obtendría placer
rafílicas. La persona que no se excita mediante una
sexual mediante estímulos sexuales inadecuados,
conducta parafílica puede sentir aburrimiento, repug-
siendo incapaz de experimentar una sexualidad nor-
nancia o cualquier otra emoción ante el estímulo en
mal. Otro mecanismo causal descrito en la literatura
cuestión.
es el caso de personas que han recibido abusos sexua-
les. El abuso en la infancia puede predisponer a una

¿Cómo se realiza el diagnóstico?


Lo más importante es realizar una historia psiquiá- que su conducta le genera. Para facilitar la entrevis-
trica y médica completa. A veces, se usan métodos ta, se recomienda explicar las posibilidades terapéu-
psicofisiológicos para medir la respuesta a estímu- ticas del trastorno, así como evitar hacer un juicio de
los parafílicos (a través del volumen peniano) pero valor sobre la conducta parafílica, pues si el paciente
su validez diagnóstica es cuestionable. El objetivo se detecta reacciones emocionales negativas por parte
centra en identificar el interés sexual parafílico, para del terapeuta será muy difícil establecer una alianza
poder modificarlo. La dificultad reside en que a me- terapéutica. El objetivo del terapeuta debe ser ayu-
nudo hay resistencia por parte de la persona a contar dar al paciente a comprender sus trastornos sexuales,
su problema; ya sea por las repercusiones legales que para poder modificarlos y evitar daños a terceros.
pueda conllevar o por los sentimientos de vergüenza

¿Cuál es su evolución?
Algunas fantasías y comportamientos pueden iniciarse disminuir. Tienen peor pronóstico las personas que se
ya en la infancia, pero su máximo desarrollo se ela- inician de forma precoz, la alta frecuencia en su rea-
bora durante la adolescencia y los primeros años de lización, la falta de sentimiento de culpa o vergüenza
la vida adulta y pueden mantenerse a lo largo de toda y el consumo de tóxicos. Presentan buena evolución
la vida. La intensidad y frecuencia de las fantasías aquellos que acuden de forma espontánea a tratarse
pueden oscilar en las diferentes etapas de la vida, y que además hayan mantenido relaciones sexuales
pero en general con el paso de los años tienden a adecuadas.

¿Existe tratamiento?
La mayoría de los pacientes acuden solicitando trata- ción están los que consultan a causa del sentimiento
miento por las presiones sociales; en menor propor- de culpa y otros por problemas emocionales.

CLÍNIC
Hospital Universitari
Parafilias (primera parte) forumclínic

El tratamiento supone un desafío terapéutico. Se cen- estudios sobre la mejoría del trastorno tras el aban-
tra en dos áreas: dono de la medicación. Para abordar el problema de
las parafilias, sobretodo aquellas que provocan daño
• Terapia psicológica cognitivo-conductual: consiste
a terceras personas como el caso de los delincuentes
en desestabilizar patrones parafílicos aprendidos y
sexuales, debemos plantearnos una terapia de mante-
modificar el comportamiento para que sea acepta-
nimiento crónica y periódica, y una adecuada coordi-
ble socialmente.
nación entre el sistema judicial y el sistema sanitario
- Técnicas para disminuir la excitación sexual de salud mental, asegurando un adecuado seguimien-
inadecuada y aumentar la apropiada. to del tratamiento y una remisión de la conducta.
- Habilidades sociales y métodos para reforzar En España, la castración química para delincuentes
el comportamiento social. sexuales fue objeto de controversia en el año 2007. La
- Trabajar la empatía hacia posibles víctimas. castración química es un procedimiento por el cual se
inyecta una hormona para inhibir el deseo sexual du-
- Reducir los pensamientos alterados utilizados para rante seis meses. La inyección produce una disminu-
justificar la conducta (reestructuración cognitiva). ción de la intensidad y frecuencia de los pensamien-
- Prevención de recaídas: identificar y controlar las tos eróticos, impide la irrigación del pene (impidiendo
situaciones que suponen un riesgo de reincidencia. la erección) e imposibilita el orgasmo a través de la
eyaculación. Para que se mantenga el efecto, debe
• Terapias aversivas: consisten en condicionar la administrarse cada seis meses. Este tema suscitó po-
conducta parafílica a un estímulo aversivo (desagra- lémica y debate en los medios de comunicación por
dable); escapar del estímulo aversivo fantaseando posiciones enfrentadas al respecto. Los opositores a
sobre un evento normalizado. La finalidad no es la esta medida defendían la dignidad de los delincuentes
de producir sufrimiento sino la de eliminar el pla- sexuales y su derecho a la procreación y/o a la inte-
cer asociado a la conducta parafílica e incrementar gridad física. Los pioneros de la castración química
la capacidad de autorregulación y autocontrol de la fueron los norteamericanos. En 1996 en el Estado de
persona. Sólo funciona si es posible reforzar otras California, la castración química se convirtió en re-
conductas alternativas gratificantes. quisito indispensable para los delincuentes sexuales a
• Tratamiento farmacológico: antiandrógenos (redu- la hora de poder acceder a la libertad condicional. En
cen los niveles de testosterona en sangre), fármacos España todavía no hay ninguna resolución al respecto
hormonales, como el acetato de medroxiprogestero- y deberá ser el Tribunal Constitucional el que valore
na (reduce los niveles de testosterona favoreciendo su implantación y que pondere entre el derecho a la
su rápida eliminación hepática) y, por último, anti- libertad y a la seguridad de las víctimas y el derecho
depresivos como los inhibidores selectivos de la re- a la integridad física del agresor sexual.
captación de serotonina (reduce el deseo sexual). En una próxima sección hablaremos de los diferentes
Los estudios indican que el tratamiento farmacológico tipos de parafilias.
es eficaz mientras éste se administra, pero no existen

Bibliografía
• Farré Martí JM, Lasheras Pérez G, en: Barcia Salorio D. Trastornos de la inclinación sexual. Del
estigma a la clínica: las parafilias. Tratado de psiquiatría. Arán. 1ª ed., 2000.
• American Psychiatric Association. DSM-IV-TR. Manual diagnóstico y estadístico de los trastronos
mentales. Texto revisado. Barcelona: Masson, S.A, 2002.
• Stanley E. Althof, Screiner-Engel P, en: Michael G. Gelder, Juan López-Iborr i Nancy Andreasen.
Parafilias. Tratado de Psiquiatría. Tomo II. Barcelona, Ars Medica, 2003.
• Benjamín James Sadock, M.D, Virginia Alcott Sadock, MD. La sexualidad humana. Sinopsis de
Psiquiatria. Barcelona, Waverly Hispanica S.A., 2004.

CLÍNIC
Hospital Universitari