Sei sulla pagina 1di 2

"¿Cuáles son los diferentes tipos de oración?

"

Respuesta: La Biblia revela muchos tipos de oraciones y emplea una variedad de palabras para
describir la prá ctica. Por ejemplo, 1 Timoteo 2:1 dice: "Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas,
oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres". Aquí, las cuatro palabras griegas
principales utilizadas para la oració n son mencionadas en un versículo.

Aquí está n los principales tipos de oraciones en la Biblia:

La oración de fe: Santiago 5:15 dice: "…la oració n de fe salvará al enfermo, y el Señ or lo levantará ".
En este contexto, la oració n es ofrecida en fe para alguien que está enfermo, pidiendo a Dios sanarlo.
Cuando oramos, debemos creer en el poder y la bondad de Dios (Marcos 9:23).

La oración de común acuerdo (también conocido como la oración corporativa): Después de la


ascensió n de Jesú s, los discípulos "todos… perseveraban uná nimes en oració n y ruego" (Hechos
1:14). Má s tarde, después de Pentecostés, la iglesia primitiva "perseveraba en" oració n (Hechos
2:42). Su ejemplo nos anima a orar con los demá s.

La oración de petición (o súplica): Debemos llevar nuestras peticiones a Dios. Filipenses 4:6


enseñ a, "Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda
oració n y ruego, con acció n de gracias". Parte de ganar la batalla espiritual es "orando en todo tiempo
con toda oració n y sú plica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y sú plica" (Efesios
6:18).

La oración de acción de gracias: Vemos otro tipo de oració n en Filipenses 4:6: la acció n de gracias
o gratitud a Dios. "…sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oració n y ruego, con
acció n de gracias". Muchos ejemplos de oraciones de acció n de gracias pueden encontrarse en los
Salmos.

La oración de adoración: La oració n de adoració n es similar a la oració n de acció n de gracias. La


diferencia es que la adoració n se centra en quién es Dios; la acció n de gracias se centra en lo que Dios
ha hecho. Los líderes de la iglesia en Antioquía oraron de esta manera con el ayuno: "Ministrando
éstos al Señ or, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: ‘Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que
los he llamado’. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron"
(Hechos 13:2-3).

La oración de consagración: A veces, la oració n es un tiempo de apartarnos a nosotros mismos


para hacer la voluntad de Dios. Jesú s hizo una oració n así la noche antes de Su crucifixió n: "Yendo un
poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta
copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú " (Mateo 26:39).

La oración de intercesión: Muchas veces, nuestras oraciones incluyen peticiones por otros al


interceder por ellos. 1 Timoteo 2:1 nos dice que intercedemos "por todos los hombres". Jesú s sirve
como nuestro ejemplo en esta á rea. El conjunto de Juan 17 es una oració n de Jesú s en nombre de Sus
discípulos y todos los creyentes.
La oración de imprecación: Las oraciones imprecatorias se encuentran en los Salmos (por ejemplo,
7, 55, 69). Se utilizan para invocar el juicio de Dios sobre los malvados y así vengar a los justos. Los
salmistas utilizan este tipo de recurso para enfatizar la santidad de Dios y la seguridad de Su juicio.
Jesú s nos enseñ a a orar la bendició n sobre nuestros enemigos, no la maldició n (Mateo 5:44-48).

La Biblia también habla de orar en el Espíritu (1 Corintios 14:14-15) y oraciones cuando somos
incapaces de pensar en las palabras adecuadas (Romanos 8:26-27). En aquellos tiempos, el Espíritu
Mismo intercede por nosotros.

La oració n es una conversació n con Dios y debe hacerse sin cesar (1 Tesalonicenses 5:16-18). Al
crecer en nuestro amor por Jesucristo, naturalmente desearemos hablar con É l.

La oració n es el medio hecho por Dios para comunicarnos directamente con él. Es la forma de có mo
establecemos una relació n íntima con nuestro Padre Celestial. Se trata de una conversació n con él
llena de sinceridad, integridad, con el corazó n y con el alma, es hablar con él de forma honesta y
directa. Pero existen distintos tipos de oració n y que son imprescindibles en todo momento.

1. Oració n de fe: Que, si confesares con tu boca que Jesú s es el Señ or, y creyeres en tu corazó n que
Dios le levantó de los muertos, será s salvo. Porque con el corazó n se cree para justicia, pero con la
boca se confiesa para salvació n. Romanos 10:9-10

2. Oració n en acuerdo: Ademá s os digo, que, si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier
cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Mateo 18:19

3. Oració n de sanidad: ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren
por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señ or. Y la oració n de fe salvará al enfermo, y el Señ or
lo levantará ; y si hubiere cometido pecados, le será n perdonados. Santiago 5:14-15

4. Oració n en la intimidad: Mas tú , cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu
Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en pú blico. Mateo 6:6

5. Oració n intercesora: Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones
de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que está n en eminencia, para que
vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. 1 Timoteo 1-2

6. Oració n de petició n: Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo
que queréis, y os será hecho. Juan 15:7

7. Oració n matutina: Yo amo a los que me aman, y me hallan los que temprano me
buscan. Proverbios 8:17

La oració n debe ser sin hipocresía, sin vanas repeticiones y como Jesú s nos enseñ ó en su Palabra. É l
dio instrucciones claras y sencillas para desarrollar una oració n eficaz, es comunicarse con Dios de la
mejor manera, llevando a la prá ctica todo lo aprendido.