Sei sulla pagina 1di 5

A:. S:. E:. S:.

HOMENAJE AL CAPITULO “EL FARO” 880


QUÉ ES EMULACIÓN
Por Sublime Príncipe del Real Secreto:. Adolfo Parrado Romero 32º
Queridos hermanos:

Para el experimentado entusiasta de Emulación que pasa, posiblemente, dos o tres noches a la semana
en una Logia de Instrucción reconocida, y que raramente falta a una reunión de la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento en Freemasons Hall, la pregunta del encabezado de este capítulo puede aparecer,
indudablemente, como superflua.

Esos ritualistas celosos y laboriosos, sin embargo, deben recordar que hay muchos Hermanos que no han
ingresado jamás a la Logia de Perfeccionamiento.

Hermanos que, a pesar de declarar ser hermanos en Emulación, no poseen más conocimiento íntimo de
Emulación que el que se deriva del estudio del Ritual impreso bajo la supervisión de un Instructor que, en
muchos casos, puede estar tan desinformado sobre el tema como los alumnos que lo buscan para ser
guiados.

Para mayor información de esos Hermanos se hará un intento de responder la pregunta que encabeza
este capítulo. La respuesta debe ser necesariamente breve, siendo que el principal objetivo de este
Manual es el de proveer guías prácticas para aquellos Hermanos que buscan perfeccionarse en los
Ceremoniales de Emulación, y no el de ofrecer nada parecido a una investigación crítica de la historia de
la Logia de Emulación y Perfeccionamiento.

No es falso decir que el joven estudiante masónico, ávido de conocimiento, frecuentemente se confunde
por la multiplicidad de rituales masónicos a los que tiene acceso. Oye acerca de “Logic”, “West End”,
“Oxford”, “Bristol”, “Universal”, “North London” y muchos así llamados modos o estilos masónicos.

Es natural que se pregunte que significan todos ellos, por qué existen tantos, y cual fue su origen.
Posiblemente, también, siendo aún desconocedor de la historia del ritual masónico, mentalmente asocia
a Emulación con los demás, considerándolo nada más que un nombre pintoresco creado por un hermano
imaginativo en búsqueda de novedades.

Muy resumidamente, debe explicarse que “Emulación”, la palabra en sí misma, es una forma abreviada
para describir a la “Logia de Emulación y Perfeccionamiento para Maestros Masones”, que se reúne en
Freemasons Hall, Great Queen Street, Londres, W. C. 2, los viernes por la noche a las seis en punto, y que
es también la palabra utilizada para describir el particular sistema de ritual que allí se enseña.

La Logia de Perfeccionamiento fue fundada en 1823, siendo su objetivo enseñar la forma precisa de ritual
acordada por la Logia de Reconciliación, como fuera aprobada, sancionada y confirmada por la Gran Logia
Unida de Inglaterra el 5 de Junio de 1816, cuya sanción fuera debidamente registrada en las Actas de la
Gran Logia de esa fecha.

El principio básico de Emulación es que nadie tiene el derecho de alterar el ritual en palabra o hecho en
tanto, si ello llegara a ocurrir, la Gran Logia no sancione oficialmente dicha alteración. El hecho
repetidamente reclamado, por muchos eminentes adherentes de la famosa Logia de Perfeccionamiento
es que Emulación enseña hoy en día, y siempre ha enseñado, ese ritual autorizado en particular, sin
variación alguna.

¿Hasta donde puede sostenerse un reclamo de esa naturaleza hoy en día? Cualquier respuesta a esa
pregunta requiere hacer referencia a las condiciones existentes en la Orden Masónica Inglesa durante la
primera parte del siglo diecinueve, pero dicha referencia debe ser necesariamente breve cuando el tema
ha de ser abordado en el ámbito de un solo capítulo.
Bastará con decir que antes del año 1813 existían dos Grandes Logias. Una, establecida en 1717,
posteriormente conocida como los Modernos y la otra fundada en 1754, referida generalmente como los
Antiguos. Por más de sesenta años existió una agria rivalidad entre los dos cuerpos, pero en 1813 se
consumó satisfactoriamente la unión. De ahí el nombre

actual de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Estos hechos son, por supuesto, conocidos por todo estudiante
experimentado, pero aquí estamos escribiendo para el novato.

Es perfectamente comprensible que la prolongada rivalidad no concluyera sin bastantes dificultades. Se


requerían nuevas regulaciones para el gobierno de la Orden y el consenso de la nueva forma de ritual a
ser utilizada bajo la recién formada Gran Logia fue, naturalmente, una de las cuestiones controversiales
que diera lugar a muchas discusiones y diferencias de opinión.

Los artículos de la unión, ratificados, confirmados y sellados el 1 de Diciembre de 1813, que a partir de
ese momento debería existir perfecta unidad en el trabajo. Para alcanzar el propósito de dicha unidad de
trabajo, los artículos establecían la constitución de una Logia a ser llamada “Logia de Reconciliación”, a
ser compuesta por un número igualitario de masones expertos por cada una de las antiguas
Constituciones. En el artículo V encontramos que los hermanos componentes de la Logia de Reconciliación
tenían la potestad de definir la forma de ritual a ser observada con carácter permanente.

Que los hermanos de la Logia de Reconciliación no escatimaron esfuerzos para alcanzar conclusiones
satisfactorias y unánimes está probado por el hecho de que recién el 20 de Mayo de 1816 se demostraron
las Ceremonias acordadas ante una reunión especial de Gran Logia presidida por el M. R. Gran Maestro,
Duque de Essex. En la siguiente reunión de la Gran Logia, realizada el 5 de Junio de 1816, las Ceremonias
recomendadas fueron aprobadas y confirmadas.

Es evidente, por lo tanto, que en el año 1816 se aprobó y se aceptó por la Gran Logia Unida un método
específico de abrir y cerrar la Logia en los Tres Grados y de Iniciar, Aumentar y Elevar Masones, por el bien
del conjunto de la Fraternidad Inglesa. La Ceremonia de Instalación fue considerada en fecha posterior y
en 1827 el Gran Maestro, mediante un Consejo de Maestros Instalados. Sostuvo cuatro reuniones y
decidió la única forma de Ceremonia de Instalación que no ha recibido jamás el sello de autoridad.

La Logia de Reconciliación, habiendo cumplido el propósito específico para el cual fue constituida, dejó
de existir en 1816, y la propagación del recientemente establecido ritual de Reconciliación recayó sobre
las “Logias de Instrucción”, que nacieron en ese periodo. De esas Logias una de las más importantes fue
la Logia Unida de Perseverancia, fundada el 26 de Enero de 1818, un poco más de un año después de la
disolución de la Logia de Reconciliación.

Esta Logia contaba entre sus miembros a varios de los masones más instruidos de la época, de los cuales
nueve se convirtieron en fundadores de la Logia de Emulación y Perfeccionamiento en 1823. Otros se
unieron subsecuentemente a la Logia de Perfeccionamiento. En una de sus reuniones, los hermanos de la
Logia Unida de Perseverancia emitieron la siguiente resolución: “Que las Antiguas Liturgias y Ceremonias
de Iniciación, Aumento y Elevación, así como fueran confirmadas por la Gran Logia de Inglaterra, sean
cumplidas estrictamente en esta Logia”.

La Logia de Reconciliación, como ya se dijo, se disolvió en 1816, y la Logia de Emulación y


Perfeccionamiento no fue fundada hasta 1823. Pero esta brecha de siete años se reduce
considerablemente cuando se descubre a partir de evidencias confiables que la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento surgió obviamente a partir de la antigua Logia de Perseverancia. La mayoría de los
hermanos de la Logia original se convirtieron en decididos adherentes de Emulación, y es razonable
asumir que los veteranos y resueltos masones que sancionaron la resolución mencionada con
anterioridad no habrían de permitir la más mínima innovación en los trabajos y Ceremonias de
Reconciliación mientras tuvieran vida.

Ningún repaso de la historia de Emulación, así sea resumida, puede considerarse completa sin hacer
referencia al célebre Peter William Gilkes, un famoso instructor masónico cuyo nombre está
inseparablemente unido a las actividades iniciales de Emulación. Al escribir acerca de Peter Gilkes, el
difunto hermano Henry Sadler, Gran Bibliotecario y notorio historiador y autor Masónico, decía:
“Realmente nos preguntamos si algún individuo, ya sea desde ese tiempo o después, ha alcanzado tal
nivel de distinción como Instructor Masónico”.

El 6 de Agosto de 1818, el R. H. Edwards Harper, Gran Secretario, escribió al V. M. de la Logia 498 de


Shrewsbury: “Al contactaros con Peter Gilkes os mencioné que él habría de instruirnos en el método
correcto adoptado desde la Unión”.

El 6 de Septiembre de 1843, el R. H. White, Gran Secretario, escribió al V. M. de la Logia 523: “El hermano
Gilkes fue maestro completo de todas las Ceremonias, y creo que las cumplía fielmente”.

El hermano Peter Gilkes nació en 1765 y murió en 1833. Fue inicia o en 1786 en la British Lodge, ahora
No. 8, la Logia que patrocinó a la Logia Unida de Perseverancia, de la cual Gilkes fue un miembro
preeminente. Peter Gilkes estuvo presente en la primera reunión de la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento, convirtiéndose en miembro poco tiempo después y fue líder del Comité en 1825.

Vale la pena hacer notar que Gilkes participó de las reuniones de la Logia de Promulgación, una Logia
constituida en 1809 por la Gran Logia de los Modernos, siendo su objetivo “El establecimiento y
promulgación de los antiguos linderos de la Orden”. Puesto en palabras simples, esto simplemente
significa que los miembros de la Logia de Promulgación se reunieron para decidir en cuáles de sus propias
costumbres y práctica debían insistir cuando la deseada Unión se alcanzara, hasta donde estaban
dispuestos a ceder ante los Antiguos.

Un estudio cuidadoso de antiguos Registros y Actas lleva a la conclusión de que la mayoría de los cambios
efectivamente realizados fueron decididos en la Logia de Promulgación entre 1809 y 1811, pocos años
antes de que sea constituida la Logia de Reconciliación El eminente y respetado historiador Masónico, el
difunto hermano W. B. Hexall, escribió: “La Logia de Reconciliación adoptó muchas de las decisiones que
poco tiempo después había alcanzado la Logia de Promulgación”. Es evidente, por lo tanto, que Peter
Gilkes estaba en posición de saber de antemano las posibles decisiones que la Logia de Reconciliación
habría de adoptar, y que asistió a esa Logia (como lo hiciera en diez oportunidades), no como alumno,
sino más bien en calidad de crítico experto, que ya había memorizado de la A a la Z el recientemente
reestructurado alfabeto que otros estaban intentando aprender.

Peter Gilkes, ya se ha dicho, fue líder de Emulación en 1825, posición que ocupó hasta su muerte en 1833,
cuando fue sucedido por uno de sus alumnos, el hermano Stephen Barton Wilson.

A continuación se transcribe un extracto del Informe del Festival de Emulación realizado en 1835: “La
reunión estuvo particularmente marcada por la presencia de tres eminentes Liturgistas en masonería,
sobre los cuales es a consenso general, como si el manto de Peter Gilkes hubiera caído sobre ellos.
Sentimos en nuestra Asociación un orgullo honesto por los hermanos Dowley, Cooper y S. B. Wilson, y
tenemos en tan alta consideración su valía para la Sociedad que nos tomamos la libertad de hacer tan
público como podamos, su bien ganado carácter e inteligencia, basados en un cuidadoso cumplimiento
de los Linderos de la Orden, en la estricta observancia de nuestras leyes y regulaciones, y más aún en la
modestia con la cual ellos recibieron el homenaje que se brindó a sus méritos como individuos”.

Del hecho que los nombres de los hermanos Wilson, Dowley y Cooper son mencionados conjuntamente
en el Informe como sucesores de Peter Gilkes en el gobierno de la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento, parece una deducción obvia que la Logia se encontraba controlada entonces, como
lo está hoy en día, por un Comité de Preceptores experimentados, elegidos por sus miembros de entre
los más expertos.

Es este control colectivo por un Comité experto la principal fortaleza del sistema de Emulación; ofrece
testimonio convincente de la exactitud y confiabilidad de los métodos de Emulación y de la transmisión
autorizada del Ritual de Reconciliación desde aquellos tiempos antiguos del periodo inmediatamente
posterior a la Unión hasta el día de hoy.
En una Logia de Instrucción normal, a medida que los Preceptores se van sucediendo, existe por supuesto
la posibilidad, y uno podría decir la seguridad, de innovaciones filtrándose en el trabajo. Muchas de las
diferencias que se ven en los trabajos hoy en día han surgido en los últimos años, ya sea a partir de la
negligencia o como resultado de la influencia personal de algunos miembros imaginativos y de fuerte
personalidad de algunas Logia en particular.

En la Logia de Emulación y Perfeccionamiento es justo decir que algo de esa naturaleza es imposible, por
la simple razón de que siempre hay, y siempre ha habido, un Comité sobrepuesto, homogéneo, donde
todos han jurado observar e insistir en la más minuciosa exactitud, y prevenir la más mínima desviación o
innovación. Sentados a la izquierda de Peter Gilkes en sus días estuvieron los hermanos Barton Wilson y
Dowley. Cuando Wilson sucedió a Gilkes tuvo con él a los hermanos Richards y Pike y, posteriormente,
Thomas Fenn.

Fue Fenn quien se convirtió en líder a la muerte de Wilson en 1866, y él fue apoyado por los hermanos
Richards y Murton y, subsecuentemente, por el hermano Robert Clay Sudlow. Sudlow sucedió a Fenn en
1883 y tuvo a su lado por un tiempo a los hermanos Spaul y Dawson. Luego vinieron sucesivamente los
hermanos Rushton, Kentish, Lander y, en 904, el actual Líder del Comité, hermano G. J. V. Rankin, que
sucedió a Sudlow como líder en 1914.

Al asumir el hermano Rankin como líder, se añadió un cuarto miembro al Comité, y él tuvo el apoyo de
los hermanos J. H. Jenks, J. J. Duck y A. Scott. El hermano Jenks se retiró en 1916 y fue sucedido por el
hermano S. Chalkley, mientras el hermano S. A. Knaggs tomó el lugar del hermano Scott en 1920.

Los dirigentes de Emulación están permanentemente alertas para preservar la transmisión del Ritual. En
los últimos años, habiendo aumentado el trabajo enormemente, se ha cargado mayor presión sobre los
miembros del Comité; por ello, a principios de 1926, se decidió agrandar adicionalmente el colectivo de
dirección. Los dos hermanos elegidos fueron los hermanos A. B. Wilson y Herbert F. Inman. El hermano
Chalkley renunció a fines de 1928 y fue sucedido por el hermano A. J. Peyton. El hermano Inman renunció
en Marzo de 1929 y fue sucedido por el hermano H. C. Tasker, quien fue elegido en Enero de 1930.

Así se ve que el Comité de Emulación ha sido siempre una cadena fuerte y sólida desde los tiempos de
Peter Gilkes, y las innovaciones han sido imposibles hasta donde es humanamente posible. También debe
recordarse que cada miembro que ingresa al Comité de Emulación ha sido personalmente instruido y
capacitado por su predecesor. Cada uno de ellos debe cumplir un largo periodo de aprendizaje,
generalmente como Preceptor de una de las Logias de Instrucción reconocidas.

A pesar de que el término “Comité de Emulación” es generalmente aceptado para referirse a aquellos
eminentes instructores que ocupan la Barra del Comité para tomar control del trabajo ceremonial de los
trabajos semanales, uno no debe perder de vista los invalorables servicios brindados a la Logia de
Perfeccionamiento por muchos distinguidos Hermanos que han ocupado los cargos de Tesorero y
Secretario.

El hermano John Hervey, Gran Secretario, fue un miembro activo de Emulación por cerca de cuarenta
años y fue Tesorero por muchos años antes de su muerte en 1880. Fue sucedido por el hermano Thomas
Fenn P. G. D., quien ocupó el cargo hasta 1894.

El hermano Sir Edgard Letchworth, Gran Secretario, que había ingresado a Emulación en 1875, sucedió al
hermano Frenn, y ofició como Tesorero hasta 1917, cuando fue seguido por el actual Gran Secretario,
hermano Sir Colville Smith. Esta larga y cercana asociación entre la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento y los Secretarios de la Gran Logia Unida es en si misma una garantía de la confiabilidad
de Emulación como el estándar reconocido del Ritual de la Orden Inglesa.

Los Secretarios de Emulación han generado mucho Francmasones celosos y eminentes.

Las comparaciones son generalmente consideradas como “odiosas”, pero debe quedar establecido que
ningún hermano puede haber dado mayor servicio a Emulación en esta oficina de alta responsabilidad
que el hermano J. Ernest Franck, P. A. G. S. Wks., quien se retiró en Enero de 1931, después de ocupar el
cargo por diez años.

Fue sucedido por el hermano S. P. Larkworthy, L. R., que fue lamentablemente obligado por razones
personales a renunciar al cargo después de solamente un año de servicio. El hermano Larkworthy fue
seguido por el hermano Tte. C. N. L. G. P. Orde.

Solo aquellos que han estado íntimamente asociados con el trabajo de la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento pueden formase una idea justa de la gran cantidad de trabajo arduo que recae sobre
el Secretario y el Secretario Adjunto. En el cargo mencionado al final el hermano Frank W. Simmonds, P.
A. G. Reg., ha ejercido desde 1925, y es uno de los oficiales más populares en la Casa Central.

El 23 de Febrero de 1894, el difunto hermano R. Clay Sudlow, para entonces líder de Emulación, hizo la
siguiente afirmación: “Consideramos la confianza que nos ha sido depositada como algo muy importante,
algo sagrado, y hablado por mí mismo y, estoy seguro, también en nombre de mis colegas, puedo decir
que esa confianza será preservada de la manera más leal, más honorable y más rigurosa”.

No puede haber duda alguna de que un espíritu similar anima a los miembros del Comité de la Logia de
Emulación y Perfeccionamiento hasta el día de hoy.

Durante el discurso pronunciado en 1894, el hermano Sir Edgard Letchworth, entonces Gran Secretario,
afirmó que los registros de la Gran Logia probaban concluyentemente que la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento era considerada como el estándar de Perfección Masónica.

Ocho años después, el mismo eminente hermano escribió: “El trabajo actual de la Logia de Emulación y
Perfeccionamiento es generalmente aceptado como una ejemplificación del Ritual autorizado”.

El 2 de Marzo de 1923, el Past Gran Maestro, el honorable hermano Lord Ampthill, dijo en el transcurso
de un discurso: “La Logia de Emulación y Perfeccionamiento ha mantenido por aproximadamente cien
años un estándar uniforme del Ritual, mismo que ha permanecido sin alteraciones”.

El 24 de Febrero de 1928, el Gran Secretario, hermano Sir Colville Smith, afirmó: “Debemos agradecer a
la Logia de Emulación y Perfeccionamiento por mantener el estándar del ritual por más de un siglo”.

El recuento precedente de la historia y objetivos de la Logia de Emulación y Perfeccionamiento puede ser


suficiente para permitir a un masón responder a la pregunta que encabeza el presente capítulo.

Emulación, como se podrá ver, es algo más que el simple nombre dado a un particular modo de trabajo;
es el nombre de una famosa Institución Masónica cuya influencia se ha extendido a lo largo y del mundo
masónico de habla inglesa; una institución que ha mantenido, por más de un siglo, como su principal
objetivo preservar y transmitir el sistema ritualístico que recibió, ciento dieciséis años atrás, el sello de
aprobación de la Gran Logia Unida de Inglaterra.

EL MODO EMULACION EXPLICADO

“Emulation Working Explained” Un Manual práctico para la guía de la Oficialidad, desde el Venerable
Maestro hasta el Guardián Externo o Tyler, en Logias de la Obediencia bajo a jurisdicción de la Gran Logia
Unida de Inglaterra.

Sublime Príncipe del Real Secreto:. Adolfo Parrado Romero 32º


Camp., de Oruro, Enero 10, 2006.