Sei sulla pagina 1di 2

CASO CLÍNICO: EVA

Historia Clinica:
Eva es la hija única de una pareja. Durante el embarazo la madre de Eva
presentaba amenaza de parto prematuro. Dio a luz sin complicaciones a los 38
años.
A los dos años, los padres solicitaron una consulta psicológica. Se
diagnosticaron trastornos del comportamiento con inestabilidad, retraso del
desarrollo y trastorno de la comunicación. Los padres se vieron sobrepasados con
el comportamiento de su hija. Se inició una primera toma de contacto hospitalaria
de día, y se la instaló. en una familia de acogida.
A los cuatro años, la familia partió para instalarse en un pueblo de Córdoba
(de donde era oriundo el padre). Una tentativa de escolarización se saldó con un
fracaso (ansiedad, trastorno de adaptación, trastorno del comportamiento).
A los cinco años, la familia se fue a vivir a Francia y se instaló en
Montpellier. La pareja debió afrontar dificultades sociales, y las consecuencias de
un trastorno psiquiátrico materno (esquizofrenia). Los padres se separaron. El
padre no pudo hacerse cargo de la niña, trabajaba todo el día y no tenía familia
para que le ayudara. Eva fue con una nueva familia de acogida, y pasaba los fines
de semana con su padre. Los contactos con la madre eran escasos.
A los cinco años, Eva presentaba una angustia mayor, fobias múltiples,
dificultades de relación social, excesiva familiaridad con extraños, retraso en el
desarrollo, déficit de autonomía, y comportamientos hipersexualizados.
Se realiza un tratamiento global: talleres de expresión, psicomotricidad,
psicoterapia individual, retomar progresivamente la escolarización, y vida de grupo
en estructura especializada.
La evolución de los cinco a los diez años estuvo marcada por una
suavización de los trastornos del comportamiento, una disminución de la ansiedad,
un repuntar dinámico del desarrollo con competencias intelectuales e intereses
diversificados. Integró los límites educativos y mostró capacidades de relación
nuevas. Necesitaba un apoyo y una atención permanente del adulto.
A los 10 años acuden a consulta porque Eva dice poder controlar el
comportamiento de otras personas a través de su respiración y que los demás son
capaces de leer su mente, cree que sus actividades son grabadas por una cámara
de televisión y que alguien graba videos de ella para luego venderlos. Está
convencida de que la miran y la siguen, se queja de sentirse confusa, refiere oír
también múltiples voces que le dicen una y otra vez, que pronto morirá porque ha
hecho que otras personas cometan crímenes. Muchos días, esas voces
comienzan por la mañana y continúan de manera intermitente durante todo el día.
El estado de ánimo de Eva es negativo, está poco motivada y sólo se
relaciona con una amiga del colegio.