Sei sulla pagina 1di 5

Profesorado de Teatro – Trabajo Vocal I – Docente Pilar Llop

Pautas de Higiene Vocal

“Más vale prevenir que curar”


“La voz es sana en un cuerpo sano”
La voz es y ha sido, a través de la historia, una herramienta de comunicación
fundamental de comunicación en los seres humanos. A lo largo de su evolución el
hombre vio la necesidad de comunicarse con los demás a través de diferentes
sonidos producidos con la laringe, que día a día se fueron modificando de acuerdo
a la intención y emociones hasta llegar a la palabra. Con el paso de los años se
lograron avances importantes a nivel socio – cultural, donde se conformaron
diversas comunidades gracias a los procesos de interacción comunicativa
mediados en su mayoría por el código oral. Es por esto que la voz, además de ser
un proceso físico – acústico de orden neuroanatomofisiológico es la herramienta
principal de interacción y socialización.

Hoy en día, la voz obtiene un valor agregado. La sociedad cuenta hoy con
innumerables profesiones competitivas que requieren de habilidades
comunicativas para generar impacto en su entorno laboral. El uso permanente de
la voz, los factores de riesgo en cada uno de los contextos y la realización de
conductas vocales inadecuadas puede ocasionar desequilibrios en la función
vocal, aumentando los niveles de incidencia y prevalencia de alteraciones
estructurales y funcionales.

Peyrone, M (2001) define la voz profesional como “el resultado de conductas de


uso vocal que permite a un profesional realizar su tarea habitual”, con esto se
puede afirmar que cualquier profesional que requiera del uso de la voz para
cumplir con sus demandas laborales será catalogado como profesional de la voz.

Jimenez, F (2004) afirma que profesional de la voz “es aquella persona que utiliza
su voz como medio primario para la comunicación dentro de su ocupación. Esto
incluye dos factores el requerimiento de comunicación por medio de la voz y la
producción de una voz deseable.

Los profesionales, con el tiempo, pueden llegar a sobrecargar el órgano vocal y


generar adaptaciones vocales deficientes que impiden la producción natural de la
voz.

Si se analizan las diferencias entre un hablante que no es profesional de la voz del


que si lo es, se plantea que el primero necesita adecuados niveles de
funcionamiento y coordinación de diversos sistemas (endócrino, nervioso,
Profesorado de Teatro – Trabajo Vocal I – Docente Pilar Llop

respiratorio, fonatorio, auditivo, postural, gastrointestinal), que contribuyen


significativamente y regulan el proceso de producción vocal. Por otra parte, el
segunda necesita, además de estas condiciones, entrenar su órgano vocal para
que sea óptimo, es decir, debe conocer y reflexionar sobre su producción vocal,
educarla y potenciarla para atraer a su público.

Factores de riesgo vocal

RIESGO AGENTE REPERCUSIONES EN LA VOZ


Físicos Ruido Uso vocal en ambientes ruidosos: aumento
Temperatura de la intensidad de la voz.
Esfuerzo, mal uso vocal
Ambientes con temperaturas extremas
Componente alérgico
Químicos Material Particulado Cambios en la mucosa nasal y laríngea
Esfuerzo fonatorio, carraspeo frecuente,
sensación de sequedad
Ergonómicos Posiciones forzadas Uso vocal con posturas inapropiadas
Respiración inadecuada
Cansancio muscular y vocal
Psicosociales Estrés Tensión muscular
Uso vocal prolongado Cansancio vocal
Mal uso de la voz
Deficiente técnica vocal Esfuerzos fonatorios
Pérdida de las cualidades de la voz

Dentro de los aspectos psicosociales, uno aspectos al que mas debe prestar
atención un profesional de la voz es al comportamiento de abuso y mal uso de la
voz. El abuso vocal es todo comportamiento vocal impropio y excesivo. También
se ha definido como el manejo inadecuado de las cualidades acústicas de la voz,
ya que el sistema deja de funcionar en equilibrio y pierde la eficiencia de
producción de la voz ya sea por el uso inadecuado de la intensidad y la frecuencia
de la voz entre otras; estas conductas son permanentes o muy frecuentes en el
tiempo y pasan a formar parte de los hábitos más arraigados en las personas. A
todo esto también se suma, la o realización de reposo vocal luego de la utilización
de la voz durante un período prolongado. La no realización de pausas en el
trabajo, es sumamente perjudicial, ya que como cualquier músculo, los
encargados de la voz deben realizar descansos con el fin de poder recuperarse
físicamente. También es de gran influencia negativa la sobrecarga de trabajo ya
que aumenta la tensión muscular y el cansancio. De esta manera, estar tenso,
estresado y contracturado hace que la voz se emita con hipertensión
muscular en la parte anterior del cuello y laringe, la ondulación de las cuerdas
vocales origina un duro impacto entre ambas y la mucosa de sus bordes se
irrita.
Profesorado de Teatro – Trabajo Vocal I – Docente Pilar Llop

Asímismo, es perjudicial no dar importancia a los trastornos de la voz, por lo que


éstos se agudizan al utilizarla de igual modo. Insistir en utilizar la voz en el trabajo
cuando por enfermedad de las vías aéreas superiores deberían estar en reposo de
su aparato fonatorio. Automedicarse en lugar de consultar especialistas de la voz
y continuar haciendo el mismo uso de la voz.

En cuanto a los factores físicos se pueden mencionar como más importantes se


observan los cambios de temperaturas, el hacer uso de la voz en espacios
abiertos con mala acústica y la exposición a altos niveles de ruidos. En cuanto a
éste último, se calcula que la intensidad de la voz se incrementa en 1 dB por
cada dB de incremento en el nivel de ruido. Es por esto que es necesario tener en
cuenta la falta de aislamiento de los lugares de trabajo y las instalaciones
acústicamente incorrectas.
Dentro de los factores físicos en la docencia es el más frecuente el daño que
ocasiona el polvo de la tiza sobre el aparato fonatorio, como factor irritante
pudiendo mencionar también como agentes ambientales adversos el polvo o
humo.

También es importante tener en cuenta la falta de humedad en el ambiente, ya


que reseca las mucosas nasofaríngeas, el exceso de frío o de calor, ventilación
escasa o corrientes de aire, aire acondicionado o ventilación excesiva. porque
pueden irritar las mucosas.

Otro factor muy importante es mantener malos hábitos como fumar, beber alcohol
porque irrita las mucosas de la garganta y no dormir suficientemente porque
aumenta la fatiga.

Los principales factores de riesgo específicamente relacionados con la docencia


son:
. Hablar mientras se escribe en la pizarra, es decir, de espaldas a la clase lo que
obliga a elevar el tono de voz.
. Querer imponer la autoridad con el grito.
. Exposición a polvo de tiza. El óxido de cal de la tiza da lugar a diversos grados
de alergia. Esto produce una irritación que provoca carraspera, congestión,
sensación de picor o de cuerpo extraño.
. Ruido que genera el propio alumnado por lo que el docente se ve obligado
a subir la intensidad de la voz por encima del ruido para poder ser escuchado.
. Número de alumnos por clase. Obviamente, a menor número de alumnos
menor ruido.
. Aulas grandes con reverberación del sonido.
. Edad del alumnado. Las estadísticas establecen que en Educación Inicial se
producen más alteraciones de la voz. Las causas son:
. Los alumnos no saben leer, por lo que se requiere de la voz para cualquier
Profesorado de Teatro – Trabajo Vocal I – Docente Pilar Llop

explicación.
. Utilización de canciones o cuentos como herramienta pedagógica que
comporta cambios bruscos de voz.

Otros factores:

Alimentación: antes de usar la voz en exceso es prudente ingerir alimentos


livianos, dando tiempo para completar la digestión. Sin embargo, es necesario
recordar que la función vocal, sobretodo en el canto, implica un intenso desgaste
energético.las dietas deben ser básicamente proteicas para dar fuerza y vigor al
tono muscular. En general, es conveniente limitar las comidas demasiado picantes
o excesivamente condimentadas.
También recomendable la ingestión de líquidos no gaseosos. Resulta útil tomar
pequeños sorbos de té tibio con limón y azúcar antes de la emisión vocal
profesional. Durante los períodos de actuación, deberían eliminarse todas las
bebidas frías, más si contienen un alto porcentaje alcohólico. También es
conveniente beber pequeños sorbos de agua a temperatura ambiente a lo largo
del tiempo de exposición vocal.

Emociones: cuando surgen impactos en la vida socioemocional y éstos producen


reacciones físicas, psicosomáticas o excesivo stress, tensión o desgaste
energético por la extremada angustia será necesario equilibrar estos estados con
la ayuda de apoyo o tratamiento psicológico. Para cumplir con las exigencias de la
vida profesional es indispensable el reposo y el sueño relajante. Son de mucha
ayuda los métodos fisioterápicos (masajes, baños de vapor) y la gimnasia de
relajación para equilibrar los excesos musculares, ya sean de origen físico o
psíquico.

Tabaco: el tabaco es nocivo en general, afecta especialmente las vías


respiratorias. Es obvio que, si la función vocal se basa en la respiración, el
cigarrillo debería eliminarse de los hábitos del profesional de la voz. El cigarrillo
produce molestias en los órganos vocales, que con el tiempo pueden llegar a
hacerse crónicas.

Vestimenta: es necesario que las ropas permitan la evaporación de la


transpiración. Las camisas o blusas de nylon impiden este proceso y el sudor
puede quedar en el cuerpo produciendo humedad y frío. Así mismo, las prendas
que se usan durante la emisión vocal no deben oprimir el cuello ni la zona
abdominal e impedir los movimientos respiratorios.
Profesorado de Teatro – Trabajo Vocal I – Docente Pilar Llop

La prevención vocal

Es la toma de conciencia sobre la propia voz basada en dos pilares


fundamentales: la educación de la voz y los cuidados o la higiene vocal. La
conciencia de sí mismo es un proceso de atención progresivo y autoreflexivo a
estados internos que va a generar actitudes y /o conductas que expresan lo que
experimenta aquí y ahora, un individuo tal como él la siente.

La educación vocal busca optimizar el uso de la voz consciente y evitar


disfunciones vocales producidas por no haber tomado en cuenta el efecto que
tiene el uso vocal erróneo sobre el funcionamiento psicofísico del profesional y que
le premita realizar un entrenamiento personalizado a partir de sus aptitudes y
capacidades. Este debe ser también progresivo ya que se irá modificando a
medidas que las exigencias de sus tareas habituales se modifiquen y constante
porque iniciado durante su formación profesional, no debiera interrumpirse
mientras desarrolle su actividad.

La higiene vocal está relacionada con la práctica de conductas vocales que no


dañan o abusan de la estructura laríngea y que conlleva a reducir la fuerza y/o el
contacto de los pliegues vocales conservando en buen estado su órgano fonador.

¿Cómo prevenir afecciones vocales?

 Evitar el mal uso y abuso de la voz


 No hablar en exceso
 Cuando se realicen esfuerzos, descansar para recuperar el equilibrio
respiratorio y muscular.
 Evitar la tos habitual, excesiva y violenta.
 Evitar el carraspeo intenso, para aclarar la garganta.
 Hablar con intensidad adecuada, no gritar.
 Hablar a una velocidad correcta.
 No fumar.
 Evitar Cambios bruscos de temperatura.
 Respirar antes de hablar.
 Tomar varios vasos de agua por día.