Sei sulla pagina 1di 8

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MANABÍ

FACULTAD DE CIENCIAS MATEMATICAS FISICAS


Y QUIMICAS
CARRERA DE ING. QUIMICA

MATERIA:
OPERACIONES UNITARIAS

PARALELO:
“A”

TAREA #1
TIPOS DE EVAPORADORES

ESTUDIANTE:

 LAZ MACIAS GREGORIO SANTIAGO

DOCENTE:
ING. FRANCISCO SÁNCHEZ PLAZA

PERIODO
Junio
2020
EVAPORADORES
Un evaporador es un intercambiador de calor de coraza y tubos. Las partes esenciales de un
evaporador son la cámara de calefacción y la cámara de evaporación. El haz de tubos
corresponde a una cámara y la coraza corresponde a la otra cámara. La coraza es un cuerpo
cilíndrico en cuyo interior está el haz de tubos.
Las dos cámaras están separadas por la superficie sólida de los tubos, a través de la cual
tiene lugar el intercambio de calor. La forma y la disposición de estas cámaras, diseñadas
para que la eficacia sea máxima, da lugar a distintos tipos de evaporadores.
Podemos clasificar los evaporadores en dos grandes grupos:

Evaporadores de tubos horizontales. El vapor calefactor es vapor de agua saturado que


cede su calor de condensación y sale como agua líquida a la misma temperatura y
presión de entrada. Este evaporador se denomina de tubos horizontales porque los tubos
están dispuestos horizontalmente.

En el siguiente evaporador, la cámara de calefacción está formada por los tubos


horizontales, que están soportados por dos placas. El vapor entra en los tubos y se
condensa al cedes su calor de condensación. Puede quedar vapor no condensable, que se
elimina mediante una purga. La cámara de evaporación formada por un cuerpo cilíndrico
vertical, cerrado por las bases, con una salida para el disolvente evaporado por la parte
superior y otra salida para la disolución concentrada en la parte inferior. Estos
evaporadores suelen ser de chapa de acero o hierro con un diámetro aproximado de 2
metros y 3 metros de altura. El diámetro de los tubos acostumbra a ser de 2 a 3
centímetros.
En el siguiente evaporador el vapor entra por dentro de los tubos, y al ceder calor al líquido
que circula por encima de los tubos, el vapor se condensa. Del evaporador sale la
disolución concentrada y el disolvente evaporado.

Evaporadores de tubos verticales. Se denominan así porque los haces de tubos están
dispuestos verticalmente dentro de la coraza.

El evaporador que se encuentra a continuación se denomina Evaporador Standard, que es


uno de los más conocidos. La evaporación tiene lugar dentro de los tubos, saliendo por la
parte superior el disolvente evaporado y por la parte inferior la disolución concentrada. El
vapor calefactor entra por encima del haz de tubos y sale como agua condensada.

El Evaporador de Cesta que se encuentra a continuación, es otro tipo de evaporador de


tubos verticales, en el cual la coraza tiene forma cónica. Este tipo de evaporador se utiliza
cuando lo que se pretende es llevar la evaporación al extremo, es decir, evaporar todo el
disolvente de la disolución diluida para obtener cristales. Los cristales formados se recogen
por la parte inferior. El elemento calefactor se trata de un cuerpo compacto que se puede
extraer para su limpieza.
Evaporador múltiple efecto

Un evaporador de múltiple efecto consta de un conjunto de evaporadores, donde el primer


efecto es el primer evaporador y así sucesivamente. Durante el funcionamiento, el vapor
producido en el primer efecto se utiliza como vapor calefactor del segundo efecto.

Métodos de alimentación en los múltiples efectos:


Alimentación directa. El alimento entra en el primer efecto y sigue el mismo sentido de
circulación que el vapor, saliendo el producto en el último efecto. El líquido circula en
el sentido de las presiones decrecientes y no es necesario aplicar ninguna energía
auxiliar para que el líquido pase de un efecto al otro. Solo hacen falta dos bombas, una
para introducir el líquido en el primer efecto y otra para extraer el producto del último
efecto.

Alimentación a contracorriente. El líquido a evaporar entra en el último efecto y sale


concentrado por el primero. El líquido a concentrar y el vapor calefactor circulan en
sentido contrario. Aquí el líquido circula en sentido de presiones crecientes y esto
requiere el uso de bombas en cada efecto para bombear la disolución concentrada de un
efecto al siguiente. Esto supone una complicación mecánica considerable que se suma
al hecho de hacer trabajar las bombas a presiones inferiores a la atmosférica. Así, si no
hay otras razones, se prefiere el sistema de alimentación directa.
Alimentación mixta. Cuando en una parte del sistema de alimentación es directa y en la
otra parte es a contracorriente. Este sistema es útil si tenemos disoluciones muy viscosas.
Si utilizamos la corriente directa pura, nos encontramos que el último efecto, donde hay
menos temperaturas la viscosidad de la disolución concentrada aumenta, lo que hace
disminuir sensiblemente el coeficiente global, U, en este efecto. Para contrarrestar eso, se
utiliza la alimentación a contracorriente o la mixta. La disolución diluida entra en el
segundo efecto i sigue el sentido de la alimentación directa, pasando después del último
efecto al primero, para completar la evaporación a temperatura elevada.

Alimentación en paralelo: Cuando el alimento entra simultáneamente a todos los


efectos y el líquido concentrado se une en una sola corriente. Sistema utilizado en la
concentración de disoluciones de sal común, donde los cristales depositados hacen que
resulte difícil la disposición de la alimentación directa.
En general, para decidirnos por un sistema de alimentación u otro, es necesario efectuar el
cálculo previo del rendimiento de evaporación para cada uno de los sistemas. Si la
temperatura de entrada del alimento es bastante inferior a la de ebullición en el primer
efecto, en el caso de corrientes directas todo el calor que se da en el primer efecto va
destinado a calentar el alimento (calor sensible) y muy poco a producir vapor, lo que
provocará un bajo rendimiento en el proceso global del múltiple efecto.

En este caso se prefiere la circulación a contracorriente. Por lo contrario, cuando la


disolución entra en el sistema a temperatura superior a la de ebullición del último efecto,
será más conveniente la alimentación directa, ya que lo que pasaría sería que la disolución
al entrar al último efecto lo vaporizaría parcialmente, produciendo un vapor que no tiene
utilidades posteriores, entonces la disolución lo enfriaría hasta la temperatura de la cámara
de evaporación del último efecto y posteriormente se tendría que ir calentando al entrar a
cada efecto.[ CITATION uni13 \l 12298 ]
Bibliografía
catalunia, u. p. (12 de 05 de 2013). Obtenido de
http://epsem.upc.edu/~intercanviadorsdecalor/castella/evaporadors.html