Sei sulla pagina 1di 2

Desarrollo

1-Las pirámides de población en un es una forma gráfica de representar datos estadísticos básicos
como sexo y edad de la población de un país. Las pirámides de edades es un histograma doble en
el que se representan en la derecha la población masculina y en la izquierda la población
femenina.

2-Piramide triangular: se presenta en una población joven, su base es ancha debido a la existencia
de altas tasas de natalidad, la población desciende rápidamente a la sima y reflejando una
esperanza de vida baja y baja población anciana. La pirámide triangular se relaciona con los países
más pobres de África y España.

-Pirámide campana: indica la población preminencia adulta, tiene una base moderada, pues se ha
iniciado el descenso de la natalidad, la población disminuye lentamente hacia arriba debido a una
esperanza de vida alta, caracteriza a países en vía de desarrollo. La pirámide campana se relaciona
con los países en vía de desarrollo como los países de Latinoamérica ej: Argentina, y países del
sudeste de Asia.

-Pirámide Bulbo: es propia de una población envejecida presenta una base estrecha debido a una
natalidad baja y en descenso, la población disminuye lentamente hacia la sima debido a una
esperanza de vida muy alta, el porcentaje de ancianos es alto representa a países desarrollados,
de alto desarrollo económico. La pirámide bulbo se relaciona con países como Canadá un país con
población envejecida, Japón, Australia, y Norte América.

Las diferencias son:


-Las pirámides se diferencian porque, la pirámide triangular nos indica la población joven, la
pirámide campana nos indica la población adulta, y la pirámide Bulbo nos indica la población
envejecida. También se diferencian porque se relacionan con diferentes países.

consistente esencialmente en el paso de los niveles de natalidad y fecundidad altos y sin


control, a niveles bajos y controlados, a través de un período intermedio dentro del cual el
descenso de mortalidad antecede al de natalidad, generando un crecimiento rápido de la
población. De acuerdo con esta evolución, la población humana, en el pasado, se mantenían
constante numéricamente o se expandía muy lentamente, en función de las oscilaciones de
mortalidad, de tendencia alta, y de una fecundidad de relativamente constante, de nivel alto,
también. Durante la revolución industrial, la fecundidad permaneció por algún tiempo alta y sin
control, mientras que la duración de la vida aumentaba, generando a si un crecimientos
demográfico sin precedentes. Durante los siglos xviii y xix, la tasa de natalidad comenzaron a
descender, primero en Francia y estados Unidos y posteriormente en los demás países
industrializados, como consecuencia de un control deliberado de los matrimonios. Este descenso
en las tasa de natalidad redujo el ritmo de crecimiento, aunque la mayoría de las poblaciones de
los países industrializados muestran en la actualidad tasa de natalidad superiores a la de
mortalidad. Esta transición, considerada por algunos autores como la contrapartida dentro del
plano de población de las revoluciones industriales, agrícola y comercial, es producto del avance
tecnológico y de la modernización que acompañan al proceso global de industrialización y
urbanización.
4-Tendencia Demográfica:

La tendencia demográfica indican un incremento considerable del sector de población con mayor
edad en las próximas décadas. Se refiere a un cambio en la estructura por edades de población. El
sector de la población y mayor de los 65 años es casi nueve millones de personas en, pasarán a ser
doce millones en 2048 y quince millones en 2068. El aumento de esperanza de vida ha crecido en
numerosos países, lo que produce una abundancia de población madura y longeva, consecuencia
del éxito de las políticas de salud pública y del desarrollo socioeconómico. Parte de la población
que antes moría en el parto, ellos primero meses de vida, durante la infancia, juventud, y la
primera madurez, ahora sobreviven durante muchos años.

5- El nivel de reemplazo generacional: se refiere la fecundidad mínima necesaria para que una
población cerrada las se mantenga indefinidamente en el tiempo sin disminuir su volumen, y
suelen cifrarse en 2,1 hijos por mujer no promedio. Se entiende así que cada mujer debe ser
producirse a sí misma en su pareja, y el decimal se debe a que existen mujeres que no tiene
ningún hijo. La reproducción no depende únicamente de la fecundidad, si no que resulta de su
balance con el otro componente, mortalidad. En una población con una supervivencia escasa
hasta las edades reproductivas, una fecundidad de 2,1 puede ser totalmente insuficiente para su
reemplazo. El reemplazo poblacional, por tanto, y a diferencia del reemplazo individual, no
depende sólo del número de hijos que tienen las personas, sino que dependen también de su
estructura poblacional, el tiempo que viven, ellas y sus descendientes.