Sei sulla pagina 1di 6

Capítulo 5: La gestión económico-financiera

5.1. La gestión económico-financiera y su realización en el ámbito de la intervención social


Definimos la gestión económico-financiera (E-F) como:
aquel proceso de gestión que se ocupa del dinero como recurso necesario para el funcionamiento de
las organizaciones y sistemas, encargándose de que se cuente siempre con los recursos económicos
necesarios para las actividades que se desea realizar y, en general, de buscar la mejor asignación y
utilización de los recursos financieros.
La gran importancia del dinero como medio generalizado de intercambio y el hecho de que en las
actividades de las organizaciones el dinero fluye, se acumula o se pierde nos debe hacer conscientes de la
importancia de este proceso de gestión.
Cuando comprendemos las organizaciones como procesos de creación y agregación de valor no podemos
comprender ese valor añadido sólo como valor económico. Si existe la intervención social es porque hay
bienes valiosos que no son reconocidos por los mercados, porque hay un valor social que no se
corresponde con el valor económico. Es preciso decir esto porque nos envuelve un discurso social que
tiende a confundir valor con valor económico y a considerar el dinero como el único instrumento capaz de
regular las relaciones entre las personas.

5. Enfoque. 1. La teoría de la firma y la teoría de la agencia en las ciencias económicas


La teoría de la agencia comprende la empresa como un conjunto de contratos establecidos entre las
diferentes personas y grupos interesados o implicados (stakeholders) que cooperan con el fin de reducir
costes. Se presenta como una superación de la teoría de la firma o enfoque clásico en el que se entiende a
la organización como una máquina que funciona racional y coordinadamente para la consecución de
beneficios económicos para quien aporta los recursos.

Es legítimo que desde la gestión E-F se intente disponer de la mayor cantidad de dinero que sea posible.
Cosa muy distinta es que ese se convierta en el objetivo permanente y prioritario de la unidad u
organización.
En el ámbito de la intervención social nos encontramos con un escenario complejo y es evidente que la
gestión E-F se verá afectada por esa diversidad y complejidad de situaciones. Además esa gestión E-F no se
rige únicamente por criterios técnicos, sino por una regulación normativa que va a variar ya sea nos
encontremos en el sector público, el tercer sector o el privado convencional.
Descomponemos este proceso de gestión en cinco subprocesos: planificación E-F, financiación, gestión del
circulante, inversión y evaluación E-F.
5. Enfoque. 2. Componentes de la gestión E-F

financiación

planificación E-F evaluación E-F

gestión circulante
inversión
5.2. Planificación económico-financiera
El proceso de planificación es el que permite señalar objetivos en relación con los recursos financieros y
articular las actividades que permitirán alcanzar dichos objetivos. Se habrá de hacer en íntima relación con
el proceso de planificación general.
Pueden diferenciarse los bucles más grandes o más pequeños en los que se despliega la actividad de las
organizaciones:
Ciclo a largo plazo o ciclo del capital (económico). Comienza con la captación de recursos
económicos y continúa con las inversiones, lo que a su vez permitirá obtener recursos financieros…
Ciclo a corto plazo (ciclo del ejercicio o ciclo de explotación). También podría denominarse ciclo
dinero-actividad-dinero o el tiempo que tarda un dinero que está en la caja en volver a la caja.
Tanto en una como en otra cabe plantearse distintos tipos de objetivos en relación con los recursos
económicos. Una vez establecidos estos objetivos económico-financieros, las actividades que van a
permitir alcanzarlos no caen bajo la responsabilidad directa de las personas con responsabilidades E-F. Lo
que harán es establecer políticas que permitirán alcanzar los objetivos planteados.

5. Enfoque. 3. Drucker: la gestión por objetivos y más


Drucker (1909) hace aportaciones significativas sobre casi todas las cuestiones clave en organización y
gestión. Una de sus aportaciones principales es la administración por objetivos en la que:
Se establecen conjuntamente unos objetivos entre una persona y quien la supervisa.
Se analiza la interacción entre los objetivos de distintas personas
Se brinda apoyo a la persona
Se realiza una evaluación del desempeño de la persona, se corrige y se fijan nuevos objetivos
Ësta ha sido una de las propuestas con mayor impacto en el campo de la gestión, siendo también objeto de
críticas y reinterpretaciones como la de Géniler quien en 1976 refuerza la participación de las propias
personas en la fijación de sus objetivos.

Dentro de la planificación como proceso de gestión E-F la elaboración de presupuestos está considerada
como la técnica por antonomasia. Podemos definir el presupuesto como:
Plan económico-financiero en el que se estiman los ingresos y gastos monetarios de un período de
actividad.
En cada empresa el presupuesto se referirá a una serie de variables que se agrupan y ordenan los distintos
ingresos y gastos. La confección de presupuestos comprende, usualmente:
La elaboración del presupuesto de caja o de tesorería y
los estados financieros previsionales o de explotación
El presupuesto de caja consiste en la previsión de cobros y pagos de la organización en el período en
cuestión, sólo se recoge entradas y salidas de dinero efectivo en caja (períodos mensuales)
El presupuesto de explotación se refiere a los movimientos que afectan a la cuenta de resultados (cada
año). Elaborar el balance previsional supondría elaborar el balance al que se llegaría concluido el período
de explotación.
A la hora de hacer presupuestos se propugna el enfoque del presupuesto base cero (ZBB, Zero Base
Budgeting). Se trata de no partir del presupuesto anterior sino de trabajar interactivamente con el
correspondiente plan optando por la alternativa más eficiente. Este enfoque es compatible con el
presupuesto por programas o PPBS (Programming, Planning and Budgeting System). Una de las
operaciones clave es la estimación ex –ante de la eficiencia de cursos de acción.
También cabe mencionar el enfoque del presupuesto basado en prioridades (PBB; Priority Based
Budgeting) relacionado con la gestión por procesos y basado en el análisis de actividades.
5.3. Evaluación económico-financiera
Incluiría todos aquellos momentos, actividades o subprocesos en los que se obtuviera y procesara
información relacionada con los recursos económicos con el fin de reiniciar el ciclo de la gestión E-F. La
evaluación E-F se despliega en tres momentos:
En primer lugar, la contabilidad
A partir de ella, el análisis económico financiero
Y, a partir de éste, la evaluación E-F
5. E. 4. Tres niveles en la evaluación económico-financiera

contabilidad

análisis E-F

evaluación E-F

5.3.1. La contabilidad
La contabilidad es:
un sistema o procedimiento normalizado o estandarizado que sirve para recoger, resumir y clasificar
todo aquello que ocurre en una unidad organizativa y puede ser expresado o valorado en términos
económicos.
Según una primera clasificación podemos hablar de contabilidad financiera y contabilidad de gestión.
Otra clasificación distingue entre:
Contabilidad general.
Contabilidad analítica o de costes
La contabilidad general es comprendida como un sistema de procesamiento de la información, como un
todo que finalmente se plasma en las cuentas anuales o estados financieros que son:
el balance de la situación,
la cuenta de resultados (o de explotación) y
la memoria
El balance es el estado financiero que resume el patrimonio de una organización en un determinado
momento, desglosándolo en bienes y derechos (activo) y obligaciones y deudas (pasivo). El neto
patrimonial sería lo que tiene menos lo que debe.
El activo del balance (la columna de la izquierda) recibe el nombre de estructura económica o capital en
funcionamiento, mientras que el pasivo (columna derecha) es denominado financiación o capital
financiero. Aunque la situación económica y la situación financiera de una empresa están relacionadas,
puede ocurrir que la una sea buena y la otra mala, y viceversa.
Las partidas del activo se ordenan de menor a mayor disponibilidad y las del pasivo de menor a mayor
exigibilidad. El activo se divide en dos partes:
Inmovilizado o activo fijo, que está formado por aquellos bienes que posee la organización y que
utiliza de forma estable para realizar su actividad.
Activo circulante, que es aquel que la organización piensa convertir en líquido (efectivo) en plazo
inferior de 12 meses
El pasivo también se divide en dos partes:
Pasivo no exigible (fondos propios)
Pasivo exigible (o endeudamiento)
La cuenta de explotación refleja los ingresos y gastos de un ejercicio determinado y permite calcular el
resultado neto, es decir los beneficios o las pérdidas, que obtenemos con la siguiente fórmula: ingresos
menos gastos. No se debe confundir ingreso con cobro y gasto con pago.

5. Herramienta. I. Cuenta de explotación

Debe Haber
Gastos de la explotación Ingresos de la explotación
Resultado positivo de la explotación Resultado negativo de la explotación
Amortizaciones y provisiones
Gastos financieros Ingresos financieros
Resultados financieros positivos Resultados financieros negativos
Resultado positivo de la actividad ordinaria Resultado negativo de la actividad ordinaria
Gastos extraordinarios Ingresos extraordinarios
Resultado positivo de la actividad extraordinaria Resultado negativo de la actividad extraordinaria
Resultados positivos antes de impuestos Resultados negativos antes de impuestos
Impuestos
Excedente positivo del ejercicio Excedente negativo del ejercicio

La memoria es un documento que completa la información del balance y la cuenta de resultados.


La contabilidad analítica es la que se centra en el cálculo de los costes y resultados económicos vinculados a
las diversas actividades. Por coste se entiende el valor de los recursos económicos. Se pueden clasificar de
diversas maneras:
la que distingue entre costes fijos y variables
la que diferencia entre costes directos e indirectos
Entre los sistemas que se han venido utilizando para la contabilidad de costes hay que diferenciar entre los
vinculados al concepto de coste de absorción total y de coste marginal. Otra diferencia entre costes
estándar y costes reales. En la actualidad tiene más vigencia el sistema ABC (activity-based costing) o
sistema de reparto por actividades.
La contabilidad se encuentra cada vez más ante el reto de reflejar el valor monetario de las actividades y
organizaciones en un contexto en que adquieren cada vez más importancia los denominados activos
intangibles. Aunque tenemos la costumbre y las herramientas para reflejar contablemente que poseemos
una determinada infraestructura, no resulta tan fácil hacer lo mismo con valiosos elementos
superestructurales, como los relacionados con el conocimiento.

5.3.2. El análisis E-F


La expresión análisis económico-financiero se utiliza para referirse a determinadas actividades de
tratamiento de la información que sale del proceso de contabilidad. Tienen particular relevancia:
el análisis por ratios y
el estudio del apalancamiento operativo y financiero
El análisis por ratios se basa en la utilización de una serie de indicadores en forma de coeficiente o índice
expresados como porcentaje. Debe ser comparado con otra magnitud para aportar información. Se puede
hablar de dos grandes grupos de ellos: financieros y económicos.
Para un análisis financiero podemos utilizar ratios como la liquidez, la solvencia, la estructura del activo o
del pasivo,..
En cuanto al análisis económico el concepto fundamental que se maneja es la rentabilidad ya el estudio de
ésta permite diferenciar entre organizaciones orientadas al margen y las orientadas a la rotación.
También hay que referirse al estudio del apalancamiento operativo y financiero y al análisis del punto de
equilibrio o punto muerto.

5.3.3. La evaluación E-F


Podemos completar el proceso de evaluación E-F incorporando actividades como:
el control presupuestario,
la valoración acerca del cumplimiento de los objetivos E-F,
la valoración de las actividades y
la posibilidad de englobarlo todo en autorías E-F.

5. Enfoque. 5. La teoría de los costes de transacción y la teoría de recursos y capacidades


En el ámbito de la aproximación económica a las organizaciones se han de mencionar dos enfoques de gran
actualidad y emparentados entre sí.
La teoría de los costes de transacción se basa en los costes de transacción para explicar por qué
hay operaciones que se hacen en el mercado y otras que se hacen internamente en la empresa. Las
transacciones son intercambios de bienes y servicios que tienen un coste por fenómenos como la
información asimétrica y el riesgo moral (moral hazard).
La teoría de recursos y capacidades representa una mirada sobre las transacciones como un
conjunto de competencias esenciales y recursos básicos, distintos en cada organización, donde las
asimetrías diferenciales son defendibles y sostenibles cuando se da una ambigüedad casual o
existen activos no comercializables.

5.4. Financiación, gestión del circulante e inversión


Vamos a referirnos a otros tres subprocesos específicos a cargo del responsable de gestión E-F:
La financiación. Responsabilizarse de ella es ocuparse de la consecución de los recursos financieros
necesarios. Puede buscarse dentro y fuera de la organización y es importante que exista
correspondencia entre la fuente de la financiación y la naturaleza de la inversión o gasto. El estudio
del apalancamiento financiero es uno de los puntos de apoyo para adoptar decisiones correctas en
relación a fuentes, plazos y fórmulas de financiación. Se utiliza el concepto de coste de capital.
La gestión del capital circulante se ocupa de los recursos financieros y su circulación a través de la
organización. Se gestiona tanto el activo como el pasivo circulante buscando asegurar a la
organización la capacidad de hacer frente a sus compromisos de pago y obtener la mayor
rentabilidad de esos fondos circulantes. Se pueden diferenciar subprocesos como la gestión de
clientes, la gestión de proveedora/es, la gestión de stocks, la gestión de tesorería.

5. H. 2. Fondo de maniobra

Fondos propios + pasivo exigible a largo


Inmovilizado plazo
Fondo de maniobra
Activo circulante
Pasivo exigible a corto plazo

En el campo de la gestión del capital circulante resulta de especial relevancia el concepto de fondo de
maniobra. Es la diferencia entre el activo circulante y el pasivo circulante, que permite prevenir la
suspensión de pagos.
Otro concepto importante es el de flujo de caja (cash flow) que es el dinero que genera la empresa a través
de su actividad ordinaria.

Por último, la inversión. Es el proceso que se ocupa de la aplicación y optimización de los recursos
financieros más allá del gasto corriente. El concepto de coste de capital es clave a la hora de
evaluar las inversiones y decidirse por las más adecuadas. Un último concepto muy utilizado es el
de coste de oportunidades definido como la rentabilidad de la mejor alternativa de inversión
disponible