Sei sulla pagina 1di 4

Hon.

Juan Dalmau Ramírez


Se;iador por Acumulación
Portavoz Partido Independentista Puertorriqueño

SENADO
Gobierno de Puerto Rico

2020.

Hon. Wanda Vázquez Garced


Gobernadora
Fortaleza
San Juan, PR 00901

Estimada Gobernadora:

Como acordamos en nuestra pasada reunión, el día miércoles 27 de mayo del corriente, procedo a
detallar las razones por las cuales el proyecto de Reforma Electoral debe vetarse.

1. Contexto Histórico
Como planteamiento de umbral, Puerto Rico vive un momento histórico único, que mantiene al país
intranquilo, tenso y en desasosiego. Las circunstancias vividas por el pueblo durante estos pasados tres
años y medio, han generado una peligrosa crispación social y una enorme desconfianza en las instituciones
de gobierno.

Durante este cuatrienio, el pueblo de Puerto Rico ha enfrentado el azote de dos huracanes, Irma y María.
Este último con consecuencias devastadoras, de las cuales aún no nos hemos podido recuperar. Luego,
ocurrieron los arrestos de figuras principales del gobierno, entre las cuales se encuentra la ex-Secretaria
de Educación Julia Keleher, que, sumado a la divulgación de conversaciones privadas del entonces
Gobernador Ricardo Rosselló, llevaron al país a lanzarse a las calles a reclamar reparación de parte del
gobierno. Durante el verano del 2019, el pueblo precipitó por primera vez en la historia la salida de un
Gobernador en medio de su mandato. Posteriormente, se dio un proceso accidentado de sucesión
constitucional para llenar la vacante de Gobernador, que le colocó a usted en el momento histórico de
asumir una responsabilidad inesperada.

Bajo su Gobierno, el país ha enfrentado una serie de movimientos telúricos que han causado daños
estructurales y emocionales terribles para la ciudadanía. En particular, a nuestros hermanos y hermanas
de la zona sur.

Actualmente, enfrentamos una pandemia global, que toma a nuestro pueblo en un gran momento de
inestabilidad económica y social. La prioridad de los ciudadanos es la salud y vida propia, y de los seres
queridos. El gobierno debe responder a esa urgente necesidad y evitar provocar circunstancias que
añadan mayor tensión, cargas emocionales e inestabilidad.

A todo lo anterior, se añaden las acciones de la Junta de Control Fiscal ejerciendo su poder con todo vigor,
imponiendo medidas de austeridad y menoscabando la responsabilidad del gobierno de dar servicios al
país.

El Capitolio, PO Box 9023431, San Juan, Puerto Rico 00902-3431 T. 787.722.4299 E. jdalrnau@senado.pr.gov
2

Nuestro pueblo se encuentra en su peor momento de intranquilidad, tensión social, empobrecimiento,


desasosiego y desconfianza en sus instituciones gubernamentales.

En esa circunstancia crítica que se encuentra el país es que se plantea una Reforma Electoral. Este
proyecto pretende cambiar las reglas del sistema electoral a semanas de una primaria y a varios meses de
una elección general.

Nunca se ha considerado una Reforma Electoral, que altera completamente el ordenamiento electoral a
semanas de un evento de primarias y a seis meses de unas elecciones generales, ni enfrentaba el país
unas circunstancias como las actuales. Como cuestión de hecho las tres Reformas Electorales anteriores
se aprobaron con mucha anticipación a las elecciones generales, aunque cometiendo el grave error de no
respetar el principio de consenso. La reforma electoral impulsada por Sila M. Calderón se aprobó en abril
de 2003. La reforma electoral de Luis Fortuño se aprobó en julio de 2011. La reforma electoral propuesta
por Alejandro García Padilla se aprobó en diciembre de 2014.

Este proyecto tuvo una sola vista pública y sobre un lenguaje original que ha cambiado en múltiples
ocasiones. Todos los partidos políticos del país se oponen a esta Reforma Electoral por considerarla
antidemocrática y excluyente, pero más allá de lo sustantivo, es un proyecto de ley impuesto en las peores
circunstancias que vive el pueblo.

Si se pudiera afirmar que la actual Ley Electoral no goza de la confianza del país, la urgencia para su
cambio se comprendería. No obstante, ésa no es la realidad. La Ley Electoral actual produce resultados
que el país respeta y goza de la confianza de todos. No hay justificación para la urgencia en la aprobación
de esta medida. En un país tan dividido políticamente, cuando se realizan elecciones generales, la
Comisión Estatal de Elecciones certifica resultados preliminares y el pueblo le reconoce credibilidad. Aún
en los momentos de mayor tensión, los resultados electorales no producen conflictos trágicos,
derramamiento de sangre, ni inestabilidad cívico social. Eso se debe a que nuestro sistema, el actual, se
basa en la mutua fiscalización de los partidos políticos dentro de la CEE.

Cambiar las reglas de juego electoral que goza de la confianza del pueblo de manera unilateral,
independientemente de que usted pueda estar de acuerdo con sus disposiciones, crea una inferencia
en los puertorriqueños y en el gobierno estadounidense, de que se busca inclinar la balanza electoral a
favor del partido de gobierno.

Convertir en Ley con su firma esta medida, profundizaría peligrosamente la división en el país en
momentos de gran intranquilidad, tensión y desconfianza en las instituciones de gobierno.

II. Elementos sustantivos de la medida

Como usted me lo solicitó en la reunión, le desgloso elementos que generan preocupación y desconfianza
en la Reforma Electoral.

• Disposiciones transitorias (Art. 14.4)- elimina inmediatamente a los vicepresidentes y


subsecretarios que crea un balance institucional en la fase ejecutiva y a todos los funcionarios no
contemplados en el Balance Institucional. Le otorga al Presidente la facultad de nombrar
supervisores de áreas de su confianza y eliminar oficinas. El efecto neto de esta disposición es
eliminar a los funcionarios de partidos minoritarios para la necesaria fiscalización que requiere el

El Capitolio, PO Box 9023431, San Juan, Puerto Rico 00902-3431 T. 787.722.4299 E. jdalmau@senado.pr.gov
3

proceso. El Presidente, nombrado por un partido político, tendría el control de todas las áreas de
la administración del proceso electoral, sin la necesaria fiscalización.

o Cambios en la Adjudicación del Voto El proyecto propuesto establece nuevas definiciones de


cómo adjudicar los votos emitidos que afectan adversamente la intención del elector. En el caso
del Voto Íntegro se define en el proyecto como una sola marca bajo la insignia de un partido, sin
ninguna otra marca en la papeleta. Eso cambia las reglas de adjudicación. Por ejemplo, si un
elector hace una marca bajo la insignia de un partido político y luego hace marcas al lado de los
candidatos a Gobernador(a) y Comisionado(a) Residente de ése mismo partido, actualmente se
adjudica como un voto íntegro, ya que votó bajo una insignia y todos los candidatos que aspiran
bajo esa insignia. La nueva definición menoscaba derecho del elector a que se adjudique el voto
tal cual lo emitió.

• Cambios en la Definición de Voto Mixto Hoy, fecha en que le envío esta carta, el Senado ha

recibido una enmienda a la definición de Voto Mixto dentro de un mismo partido, que se había
obviado de la última versión aprobada por el Senado. Eso demuestra que, incluso dentro de los
legisladores de mayoría, hay confusión sobre el alcance de las definiciones bajo las cuales se
adjudicarán los votos de los electores. Esa confusión, debido a los cambios de definiciones del
voto realizadas a última hora, es peligrosa y propende a conflictos en los colegios electorales.

Voto ausente y voto adelantado (Arts. 9.35- 9.37)- el voto ausente se solicita 45 días antes y el
voto adelantado 50 antes (del día de las elecciones). Se amplían las categorías de voto y se hace
muy difícil fiscalizar el proceso porque no se le puede cuestionar sin prueba evidenciaria
contundente en contra. En el artículo 3.4 se señala que en caso de querer añadir otras categorías
de voto adelantado a menos de 90 días de la elección tiene que haber unanimidad; sin embargo,
en emergencias, el Presidente puede hacerlo. Actualmente, Puerto Rico enfrenta una emergencia
por pandemia, por lo que añadir nuevas personas para votar de manera adelantada recae
exclusivamente en las manos del Presidente, sin el aval de los partidos políticos de oposición.

o Registro Electoral- el sistema electrónico en el cual el elector mismo hace los procesos y cambios
por internet tiene como fecha inicial del ide julio de 2022. Preocupa el proceso de fiscalización y
la facilidad con la que un elector se mueva de un pueblo a otro para influir en una elección. En el
20i2 ocurrieron una serie de transferencias de electores ilegalmente para influir en un proceso
electoral. Gracias a las medidas de fiscalización existentes en la ley actual y que este proyecto
elimina, se pudieron identificar y denunciar el intento de fraude.

• Definición de Junta de Balance Electoral y Junta de Balance Institucional- estas definiciones y su


implantación en distintas situaciones electorales son ambiguas e incongruentes. Es importante
destacar que la Junta de Balance Electoral incluye a todos los partidos políticos. La definición de
Balance Institucional excluye partidos de minoría e impide la adecuada fiscalización en procesos
internos en la CEE y de inscripción de electores.

EJ Capitolio, PO Box 9023431, San Juan, Puerto Rico 00902-3431 T. 787.722.4299 E. jdalmau@senado.pr.gov
4

• Composición CEE (Art. 3.1)- El nuevo lenguaje excluye del ente ejecutivo y decisional de la
Comisión Estatal de Elecciones a partidos minoritarios, sin importar que logren tener franquicia
electoral según los criterios del propio proyecto de ley.

• La CEE puede aceptar donaciones de fundaciones (Art. 3.1) Esto abre una puerta peligrosa.

Actualmente la CEE puede hacer alianzas con entidades y agencias públicas con el consenso de
los comisionados. Esta disposición colocaría a la CEE en ente gubernamental subsidiado por entes
privados. Si el inversionismo político ha resultado dañino para el proceso de campañas
electorales, añadirlo a la administración del proceso electoral resulta escandaloso.

e Nombramiento del Presidente (Art. 3.7)- el primer paso es que el Comisionado del partido de
mayoría (que es el que más votos íntegros obtuvo en la elección anterior, aún si no lograron elegir
al Gobernador) recomienda a los otros pares. De no haber acuerdo, el segundo paso es que el
Gobernador haga nombramiento para consentimiento de 2/3 partes de ambos cuerpos
legislativos. En caso de no lograr ser escogido entonces la última etapa consistirá en que el pleno
del Tribunal Supremo escoja un juez por mayoría de votos. Esto violenta la Separación de Poderes
ya que el nombramiento de un jefe de una agencia de la Rama Ejecutiva, es nombrado pór la
mayoría de los jueces del Tribunal de mayor instancia de la Rama Judicial. Además, crea un
enorme conflicto de interés, ya que las decisiones del presidente de la CEE son revisables por el
Tribunal Supremo, cuyos miembros lo nombrarían.

• Domicilio Electoral (Art. 5.4)- dificulta la posibilidad de recusar ya que recae demasiado el peso
de la prueba en el que recusa. Tiene que tener prueba concluyente, clara y robusta. Se presume
que el último domicilio es legal. El período de recusación se queda igual del 15 de enero al 30 de
abril.

e Transportación de electores- mantiene el gasto innecesario de 1.2 millones de dólares de fondos


públicos.

III. Conclusión

Independientemente, que pueda opinarse o si se coincide o no con los méritos de la medida, a mi juicio
resulta determinante que el momento actual firmar este proyecto de ley va a profundizar el desasosiego
y la tensión que existe en el país. Debe tenerse suprema prudencia y sensibilidad de no provocar el
descrédito del proceso electoral, que hoy día es un proceso que goza de la confianza de todo el pueblo.
Trastocar el ordenamiento electoral en estos momentos arrojará dudas y desconfianza en los resultados
electorales que se avecinan, con potencialmente peligrosas consecuencias. Por todo lo anterior, insisto
que debe vetar la medida.

~aImente,

Hon. Juan Dalmau Ramírez

El Capitolio, PO Box 9023431, San Juan, Puerto Rico 00902-3431 T. 787.722.4299 E. jdalmau@senado.pr.gov