Sei sulla pagina 1di 3

La Destrucción del

Templo
Mateo 24:1-5

"Cuando Jesús salía del terreno del templo, sus discípulos le señalaron los diversos edificios del
templo. Pero él les respondió: «¿Ven todos esos edificios? Les digo la verdad, serán demolidos
por completo. ¡No quedará ni una sola piedra sobre otra!». Más tarde, Jesús se sentó en el monte
de los Olivos. Sus discípulos se le acercaron en privado y le dijeron:—Dinos, ¿cuándo sucederá
todo eso? ¿Qué señal marcará tu regreso y el fin del mundo? Jesús les dijo:—No dejen que nadie
los engañe, porque muchos vendrán en mi nombre y afirmarán: “Yo soy el Mesías”, y engañarán a
muchos."

Antes de entrar en el mensaje que Dios puso en mi corazón para compartirlo con ustedes,
es necesario que explique algunas cosas para que usted pueda entender la esencia del mensaje, lo
primero es conocer la definicion de la palabra templo, según el diccionario se refiere a un edificio o
lugar destinado publica y exclusivamente a un culto. Si nos damos cuenta la definición se refiere a
una estructura fisica.

Por siglos el hombre se ha esmerado en construir templos para que Dios habite allí y que
las personas puedan ir a adorarle, pero llego un momento en que Dios se canso de que el hombre
pensara que podía tenerlo encerrado en cuatro paredes, a pesar de que el dijo a través del profeta
Isaias en el capitulo 57, versículo 15, dice lo siguiente: El Alto y Majestuoso que vive en la
eternidad,  el Santo, dice: «Yo vivo en el lugar alto y santo con los de espíritu arrepentido y
humilde. Restauro el espíritu destrozado del humilde y reavivo el valor de los que tienen un
corazón arrepentido.

Cuando yo entiendo esto, comprendo por qué Lucas escribió en Hechos 7:48 Sin embargo,
el Altísimo no vive en templos hechos por manos humanas y en 1 Corintios 3:16-18 el apostol
Pablo escribio lo siguiente: ¿No se dan cuenta de que todos ustedes juntos son el templo de Dios y
que el Espíritu de Dios vive en ustedes? Dios destruirá a cualquiera que destruya este templo. Pues
el templo de Dios es santo, y ustedes son este templo. Dejen de engañarse a sí mismos. Si
piensan que son sabios de acuerdo con los criterios de este mundo, necesitan volverse necios
para ser verdaderamente sabios.

Si hay algo que usted y yo debemos aprender, es que Dios nunca trabajara en
construcciones hechas por otros, El derribara toda estructura para comenzar a reconstruir su
propia obra encima de lo que derribo.

Yeshúa estaba en compañía de sus discípulos, iban saliendo del terreno donde estaba el
templo, cuando ellos les dijeron que contemplara lo bello que era el templo, le estaban mostrando
los edificios porque eran varios, quizás algunos le decían "maestro mira lo precioso que es este
templo", otro quizás comparaba la belleza de un templo con otro, ellos estaban maravillados por lo
que sus ojos naturales estaban viendo en ese momento, pero Yeshua estaba viendo otra cosa, el
problema es que nosotros nos dejamos impresionar por las cosas que vemos naturalmente, nos
asombra cuando una persona se viste muy bien, habla muy bonito, predica muy bien, es refinado,
tiene dinero, es de buena posición, es de buena familia y nos olvidamos que eso es solo algo
superficial, eso es solo lo de afuera, por eso fue que Yeshúa exhortó a los fariseos cuando les dijo
en Mateo 23:25-26 »¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas!
¡Pues se cuidan de limpiar la parte exterior de la taza y del plato pero ustedes están sucios por
dentro, llenos de avaricia y se permiten todo tipo de excesos! ¡Fariseo ciego! Primero lava el
interior de la taza y del plato, y entonces el exterior también quedará limpio.

Nos esmeramos en andar muy bien presentable, en hablar muy refinado, eso no es malo, no
me mal entienda, me gusta vestir bien, usar un buen perfume, el problema es que cuando nos
enfocamos solo en eso, descuidamos nuestro interior, en Dios los cambios primero son por dentro,
para que despues se reflejen en lo externo, cuando hacemos lo primero simplemente caemos en
apariencia.

Cuando eso sucede, entendemos por qué Yeshúa les dijo a los discípulos,"serán demolidos
por completo. ¡No quedará ni una sola piedra sobre otra!". lo que el estaba diciendo era que cada
uno de nosotros ya tenemos una estructura previa en nuestra vida, refiriéndose a nuestra manera
de vivir, a la forma de como yo vivo mi vida, por eso el estaba diciendo que no quedaría ni una sola
piedra sobre otra, porque él, si yo se lo permito destruirá todo argumento en mi vida para poder
establecer su voluntad en cada uno de nosotros, porque si hay algo que aprendí, es que el destruye
lo humano para reconstruir lo espiritual, jamás puedo pretender dejar unas cosas y seguir
haciendo otras, Dios no trabaja de esa manera.
Cuando sus discípulos se le acercan y le preguntan qué ¿cuándo sucederán esas cosas? Al
leer esta parte viene a mi mente el pasaje de Apocalipsis 3:20 "Yo estoy a tu puerta, y llamo; si
oyes mi voz y me abres, entraré en tu casa y cenaré contigo" esto me hace entender a mi, que el
Señor esta esperando por mi decisión de dejarlo entrar en mi corazón, entonces comprendo que la
tardanza de que Dios derribe hasta la ultima piedra y reconstruya su nueva obra, solo depende de
mi.