Sei sulla pagina 1di 2

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) es la encargada de normar, controlar y fiscalizar

la actividad aeronáutica civil en todo el territorio argentino. A través de su Dirección Nacional de


Seguridad Operacional, desde el Departamento de Certificación Aeronáutica, se busca asegurar que
las empresas encargadas de fabricar productos aeronáuticos en nuestro país, cumplan con el
Reglamento de Aeronavegabilidad de la República Argentina. El propósito específico consiste en
verificar la conformidad de los productos aeronáuticos con los diseños aprobados y certificados por
la ANAC, para lo cual se realizan Inspecciones a aeronaves, motores, hélices y componentes.
Además, la Autoridad Aeronáutica realiza las inspecciones para la emisión de los Certificados de
Aeronavegabilidad, de acuerdo a los requisitos establecidos por el Convenio de Aviación Civil
Internacional de Chicago, de 1944.

En el caso de la empresa Proyecto Petrel S.A. cabe detallar el estado actual y la evolución del
proceso de obtención del “Certificado Tipo” de la aeronave PETREL 912 MP, por parte de dicha
compañía. En 2019 se coordinó con la empresa un cronograma de trabajo que incluía la construcción
y aprobación de una aeronave prototipo para la realización de los ensayos en vuelos necesarios para
su certificación. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados por la ANAC y los recursos puestos
a disposición de la empresa, la misma incumplió el cronograma planteado y propuso un nuevo
esquema de trabajo. Con el objetivo de emitir un Certificado que permitiera a la empresa Petrel S.A.
realizar los vuelos de fabricante, personal de la ANAC realizó las inspecciones necesarias a la
aeronave prototipo, que mostraron deficiencias que debían ser solucionadas por la empresa, que al
día de hoy, no han sido solucionadas. El prototipo que presentó a la ANAC muestra deficiencias
graves para la Seguridad Operacional, y además la empresa no cumplió con su obligación de
notificarlas, las cuales fueron descubiertas por la Autoridad Aeronáutica.

Frente al escenario actual, y considerando que la empresa cuenta con reducido personal, Petrel S.A.
propuso un nuevo programa de trabajo para obtener el Certificado Tipo de la aeronave en cuestión,
que implica 207 días adicionales para concluir el proceso, para lo cual la ANAC ha establecido un
plan de asignación de recursos para poder dar las respuestas necesarias esta compañía.

Adicionalmente, Petrel S.A. solicitó a la ANAC que intercediera ante la Autoridad Aeronáutica
colombiana (AeroCivil) para facilitar el ingreso de sus productos a este país. A pesar de todo lo que
hizo ANAC para colaborar con una empresa argentina para que exporte sus productos, Petrel S.A
ahora sólo se dedica a difamar a ANAC en redes sociales en lugar de solucionar las deficiencias de
su prototipo para que pueda ser certificada como una aeronave segura para volar.

Cabe mencionar que la empresa posee sus instalaciones ubicadas el Partido de Mercedes en la
provincia de Buenos Aires. Esta localidad se encuentra fuera del AMBA, con lo cual, según la Decisión
Administrativa Nº810/2020, la empresa puede continuar con su actividad, ya que se encuadra dentro
del punto 3 del artículo 1º de dicha norma, que indica que quedan exceptuados quienes se dediquen
a la fabricación y provisión de insumos y repuestos indispensables para la prestación del servicio de
transporte aéreo, y cualquier otro que sea necesario para el mantenimiento de aeronaves.

Es importante destacar que la ANAC continúa adoptando medidas para seguir fomentando la
industria nacional y ampliando el mercado de este tipo de aeronaves ya certificadas por la empresa
Petrel S.A.. Actualmente rige la eximición de aranceles ANAC a los trámites que involucren aeronaves
o elementos de industria nacional. Además, para aeronaves livianas que ya cuentan con certificado
tipo, se extendió la autorización para vuelo nocturno en vuelos locales, lo que permite que este tipo
de aeronave se utilice para instrucción nocturna.