Sei sulla pagina 1di 3

¿Es el ecumenismo bueno o malo?

Definición:
El ecumenismo se refiere a toda iniciativa que apunte a una mayor unidad o
cooperación entre las confesiones cristianas. La búsqueda de la cooperación entre
diferentes religiones, como entre las religiones
abrahámicas: Judaísmo, Cristianismo e Islam se llama diálogo interreligioso.i

La intención del Ecumenismo es buena, desde el punto de vista humanista. Pero


desde el punto de vista Cristiano, donde todo aquel que no entre por la puerta
llamada Jesucristo se quedará, es totalmente anticristiano.

El ecumenismo tiene la intención de reunir a todas las religiones en busca de la paz.


La paz es buena, pero... ¿A cambio de qué? Si tenemos que transar con el Evangelio y
nuestro Dios Jesucristo, no puede ser bueno para nosotros. El Ecumenismo es el
ensayo para lo que pronto será una sola religión presidida por el Falso Profeta.

Los grupos "ecuménicos" ven en la humanidad en términos de grupo y consideran sus


problemas principalmente como sociales, y a los que se les tiene que enfrentar para
darles una solución. La "Unidad Espiritual" no existe y hay marcada divergencia
doctrinal porque se aceptan grupos que niegan, como un ejemplo de esto, los hechos
extraordinarios que se reportan en la Biblia como son los milagros, o en otro caso, la
inspiración Divina de las Escrituras, tal como lo hacen los Liberales, y que están en
estos grupos participando en puestos de liderazgo y en decisiones importantes dentro
de los "Concilios Ecumenistas".
Grupos religiosos como son Unitarios (por desgracia), Trinitarios, Liberales,
Conservadores, Neoortodoxos, Anglicanos, Ortodoxos Orientales, etc, se han reunido
en esta perspectiva, y quienes conocen la verdad bíblica se han olvidado que el
«Cuerpo es Uno», y la «Cabeza», «Cristo»:
«Pues del mismo modo que el cuerpo es uno, aunque tiene muchos miembros, y todos
los miembros del cuerpo, no obstante su pluralidad, no forman más que un solo
cuerpo, así también Cristo» (1 Co.12:12, Biblia de Jerusalén).
«Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y sus miembros cada uno por su parte»
(1Co.12:27, Biblia de Jerusalén).
«Él es también la Cabeza del Cuerpo, de la Iglesia. . .» (Col. 1:18, Biblia de Jerusalén).

Estos grupos pasan por alto la considerable importancia de mostrarles a cada persona
las enseñanzas doctrinales que se encuentran en la Palabra de Dios, descuidando por
otra parte la proclamación del Evangelio del Reino de Dios, Reino que será establecido
en el orbe terrestre y que será regido por el Señor Jesucristo por todo un milenio (Ap.
20:4, 6).

"El Concilio Mundial Ecuménico" se identifica con los gobiernos de mundo, que dista
mucho con lo que Jesús dijo hace casi dos mil años en su ministerio terrenal: «Mi Reino
no es de este mundo», porque los sistemas políticos, llámese Capitalista, Monárquico,
Comunista, Democrático, Republicano, Fascista, y otros perecederos más, pertenecen
al "mundo" y no a los ideales del Santo Dios:
«No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del
Padre no está en él.
Puesto que todo lo que hay en el mundo - la concupiscencia de la carne, la
concupiscencia de los ojos y la jactancia de las riquezas - no viene del Padre, sino del
mundo. El mundo y sus concupiscencias pasan; pero quien cumple la voluntad de Dios
permanece para siempre» (1 Jn. 2:15-17, Biblia de Jerusalén).ii

1
Debido a las declaraciones exclusivistas del mismo Señor Jesucristo, es evidente que
el Cristianismo es una religión que no puede ser compatible con ninguna otra religión.
Otras religiones tienen, o varios otros dioses, o un dios que no es el Dios de la Biblia.
Jesús claramente dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino
es a través de Mí". Esta es una declaración ¡absolutamente exclusivista! Si no es a
través de Jesús, nadie llega a Dios. Si otra religión ofrece llegar a un dios a través de
otro que no sea Cristo, ese dios no es el Dios de la Biblia y ese profeta es falso… ¡de
acuerdo con el mismo Jesús!

Sin importar los esfuerzos de los teólogos liberales por compatibilizar la Verdad del
Evangelio con las enseñanzas del Islamismo u otra religión, es imposible que se pueda
salvar la abismal diferencia entre todas las religiones y el cristianismo.

El Ecumenismo de Ginebra.

Una unión entre denominaciones protestantes y católicas iniciado en Amsterdan en


1948. Adoptado por el papa Juan XXIII, a través de convocación del Vaticano II, el 25
de diciembre de 1961. Usando el texto básico Juan 17 como meta y prédica a la unión
de Iglesias en una sola iglesia mundial. Son muchas sus características: ––Tiene un
líder. La iglesia Católica. Sus requisitos son todos anti bíblicos y humanistas. –– Su
líder, de pésimo testimonio. La Historia de su líder es sangrienta y sin piedad. –– Su
líder está amenazado. Necesita del CMI cada día. Sus iglesias están FALIDAS. La falsa
Iglesia mundial se valdrá del CMI para implantar sus dominios. Quien lee Apocalipsis
17, podrá entender la misma cosa. Será una Iglesia para el Gobierno del Anticristo. La
Nueva era está implantando este estilo de vida.iii

Existe una corriente religiosa unificadora, llamada el Ecumenismo, que intenta unificar
todas las religiones que después de todo, creen en Dios, y dejando las "diferencias" a
un lado, buscan al "dios verdadero". La "diferencia" principal, por supuesto, que habría
que dejar a un lado es el Cristo del Cristianismo. ¡Ahí es donde está el problemita!
Pero eso será imposible. Ningún cristiano verdadero tendrá la aprobación del Espíritu
Santo para hacer tal cosa.

Recopilado por Catalina Gómez Fonseca

1
i
http://es.wikipedia.org/wiki/Ecumenismo
ii
http://www.nosotros.cl/enigmas/detalle_noticia.php?cont=666
iii
http://www.meujesus.com.br/y+falsa+iglesia.htm