Sei sulla pagina 1di 5

EL PROCEDIMIENTO ORDINARIO LABORAL:

La palabra proceso, aun cuando se deriva de Processus, raíz latina a su vez compuesta de pro
“para adelante” y caedere, “caer” caminar, es una palabra de origen canónico.

Proceso: es el conjunto de actividades ordenadas por la ley, para el desenvolvimiento de la


función jurisdiccional.

Para Devis Echacdía proceso procesal es el conjunto de actos coordinados que se ejecutan por o
ante funcionarios competentes del órgano judicial del Estado, para obtener, mediante la actuación
de la ley en un caso concreto, la declaración, la defensa o la realización colectiva de los derechos
que pretendan tener las personas privadas o públicas, en vista de su incertidumbre o de su
desconocimiento o insatisfacción y para la tutela del orden jurídico y de la libertad individual y la
dignidad de las personas en tolos casos.

Para Alvaro Velloso: El proceso es la serie lógica y consecuencial de instancias bilaterales


conectadas entre sí por la autoridad.

Procedimiento Ordinario laboral:

Este juicio puede considerarse un típico proceso de conocimiento puesto que su finalidad es la de
obtener una declaración de voluntad de consecuencias jurídicas por parte del juez, que
posteriormente puedan ser eficaces mediante la ejecución de la sentencia.

Procedimiento Ordinario laboral:

Es aquel que tiene por objeto declarar un derecho o definir una relación jurídica dudosa, previa
fase cognoscitiva, en donde las partes participan en igualdad de condiciones, para lograr
convencer al Juez y que este emita una sentencia.

ORIGENES DEL PROCEDIMIENTO LABORAL.

Enrique M. Falcón señala que aunque el desarrollo del derecho de Trabajo y de los tribunales
correspondientes tienen una larga historia de luchas y conflictos – especialmente en Inglaterra,
dejando a un lado algunas jurisdicciones municipales ordinarias el antecedente inmediato (del
procedimiento ordinario laboral) se remonta a la visita que hiciera Napoleón Baonaparte en 1805 a
la ciudad de León cuyos comerciantes solicitaron al corso, la creación de consejos de hombres
prudentes para resolver las diferencias entre ellos y sus empleadores.

En Guatemala hasta antes de 1947, los asuntos laborales se ventilaban por el procedimiento civil,
es a partir de la emisión del Código de Trabajo en 1947 que se creara un procedimiento para
conocer de las pretensiones derivada de la relación laboral que es el que rige hoy en día.

Naturaleza jurídica del juicio ordinario.


Algunos autores como Cesar Landelino Franco López indican que La naturaleza jurídica del juicio
ordinario laboral es pública, por cuanto la jurisdicción es una actividad encomendada por el Estado
por medio de la ley a los juzgadores y de allí entonces su naturaleza.

Otros autores indican que el proceso carece de naturaleza jurídica, y que el proceso laboral es sui
géneris respecto a la naturaleza jurídica del proceso laboral en el transcurso de la controversia
científica han surgido tres corrientes:

1.- Los que determinan que el proceso laboral es sui géneris.


2.- Los que afirman que es un proceso civil pero con características propias.
3.- Los que afirman que es un proceso civil oral.

Caracteres del juicio ordinario.


a. Es un procedimiento que se actúa por las partes en audiencias sucesivas.
b. Las actuaciones de las partes se asientan en actas (en la actualidad por medio de audios).
c. No existe período de prueba dentro del trámite del proceso, en virtud de que las partes
deben comparecer a las audiencias con todos sus medios de prueba y en las mismas debe
tener lugar la recepción de aquellos y el diligenciamiento de los que deban recabarse por
no encontrarse en poder de las partes.
d. La actuación de las partes debe ser por regla general oral, reservándose el carácter de
excepción a la actuación por escrito.
e. Se limita legalmente la clase y número de recursos que pueden utilizarse para impugnarse
las decisiones del juzgador.
f. Se protege jurídicamente de manera preferente a la parte económicamente más débil de la
relación procesal (trabajador por medio de normas establecidas en el Código de Trabajo).
g. No existe la posibilidad para el demandado de alegar la caducidad de la instancia, en vista
de que el impulso del procedimiento es de absoluta responsabilidad del juzgador, y de allí
que los actos a iniciativa de las partes sean también limitados.
LOS SUJETOS PROCESALES

Por partes debe entenderse a la persona del litigante que por iniciativa propia o por impugnación
de una acción promovida en contra de él interviene en el trámite del proceso.

Son partes procesales las que intervienen dentro del juicio ordinario laboral a iniciativa de parte y
en calidad de actores o demandados, con el objeto de promover la discusión de pretensiones que
constituirán la base sobre la cual se desarrollará el litigio que se discutirá dentro del juicio.

La capacidad procesal en materia procesal individual del trabajo.


La capacidad para ser parte en el proceso individual de trabajo se determina de manera general
por la mayoría de edad. En el caso del juicio ordinario guatemalteco el art 31 ct, norma la única
excepción, y ésta se refiere a aquellos trabajadores menores de edad que han superado los 14
años a los que la ley dota de capacidad, no solo para contratar su trabajo, sino además para
comparecer por sí mismos a demandar ante los tribunales de trabajo el cumplimiento de su
contrato de trabajo y demás acciones que puedan derivarse de la relación de trabajo y de la propia
legislación laboral. Para los que quieran comparecer a juicio, se hace por medio de las formas de
representación previstas en la ley, entra las que se incluye la representación por quien ejerza la
patria potestad de éstos, por quien ejerza la tutela o bien si se trata de menores desvalidos
mediante la forma de representación establecida en la ley para ellos.

La representación de las partes y sus limitaciones en el código de trabajo.


De conformidad en el art 323 ct, existe la posibilidad de que las partes puedan comparecer y
gestionar personalmente o por medio de mandatario judicial. En el caso de que se quieran hacer
representar en juicio, únicamente se admite que puedan comparecer como mandatarios judiciales:
a) Los abogados en ejercicio.
b) Los parientes de las partes dentro de los grados de ley, cuarto grado de consanguinidad y
segundo de afinidad.
c) Los dirigentes sindicales cuando se trate de representar en juicio a los miembros de base
de sus respectivas organizaciones.
d) En el caso de que la representación judicial se ejercite a favor de personas jurídicas la
misma solo puede ejercerse por los abogados habilitados para el ejercicio de la profesión.

La posibilidad de comparecer representado judicialmente observa una limitación, que es la relativa


al caso de cuando se proponga como medio de prueba por la otra parte la confesión judicial, de
quien está compareciendo mediante mandatario judicial y además se haga ver en la proposición de
esta prueba que la confesión judicial debe prestarse en forma personal y no por medio de
apoderado en el caso de las personas individuales, y por medio de su representante legal instituido
en la escritura pública de constitución en el caso de las personas jurídicas. Si se trataré de estos
casos la representación judicial no podría ejercerse por lo menos en esa etapa del proceso de
donde se deriva la limitación a la que se hace referencia.

Las personas jurídicas actuarán por medio de sus respectivos representantes previstos en su
escritura constitutiva o en sus estatutos. Significa que la persona deberá acreditar el título con el
acta notarial de nombramiento debidamente inscrito en el registro respectivo.

Pero, si estos representantes legales natos, no desearen comparecer personalmente podrán


expensar a mandatarios judiciales que tengan la calidad de abogados, por medio de un mandato
judicial con representación, que deberá contener un cláusula especial en la que con base en lo
dispuesto en la escritura constitutiva de la sociedad se faculte al representante legal nato a delegar
la representación legal de aquella persona jurídica en la persona del abogado que deberá
designarse para ese efecto.

La asesoría profesional en el juicio ordinario laboral.


No obstante y que dentro del juicio ordinario laboral no constituye un requisito para las partes, el
comparecer auxiliadas por abogado por virtud del principio de antiformalidad, el art 321 ct, faculta
para que éstas puedan, sí así lo desean, auxiliarse de abogado. Además el auxilio profesional en
materia no solo del juicio ordinario, sino en todo el derecho procesal del trabajo, recibe la
denominación de asesoría, por lo que los abogados que auxilian a las partes dentro del proceso
son abogados asesores y en esa calidad comparecen auxiliando a las partes.

Además el art 321 ct, establece la posibilidad para que las partes puedan asesorarse no solo por
los abogados en ejercicio sino también por otras personas (leer art).

LAS ETAPAS DEL PROCESO:

DEL INICIO: en materia laboral cuando iniciamos un proceso pretendiendo tutela jurisdiccional, lo
incoamos por medio de la demanda que es el acto procedimental por medio de la cual se activa la
función jurisdiccional. Dicha demanda que inicia el proceso debe plantearse o presentarse por
escrito o en forma verbal; si se cumple en el demanda con todos los requisitos el juez le da trámite
a la demanda por medio de una resolución que se le denominada decreto, y dicha resolución se le
notifica al demandado; y en esa resolución se señala día y hora para la celebración de la audiencia
ordinaria laboral.
EN LA AUDIENCIA: el demandado deberá tomar una actitud en contra de la demanda (oposición
de excepciones dilatorias, contestación en sentido negativo y oposición de excepciones
perentorias, y contrademandar)

ETAPA DE CONCILIACION el juez procurara una conciliación entre las partes.

DILIGENCIAMIENTO O RECEPCION DE MEDIOS DE PRUEBA,

AUTO PARA MEJOR FALLAR.

SENTENCIA.

IMPUGNACION.

REGLAS DE COMPETENCIA DE ACUERDO CON EL CODIGO DE TRABAJO:

La palabra COMPETENCIA etimológicamente, viene de COMPETER, que significa


PERTENECER, INCUMBIR A UNO ALGUNA COSA. En consecuencia, la competencia es la
porción de jurisdicción que se atribuye a los tribunales que pertenecen al mismo orden
jurisdiccional.
competencia y con jurisdicción, pero no puede pensarse en la existencia de jueces sin jurisdicción y con competencia.
Suele confundirse
algunas veces la competencia con la
jurisdicci
ó
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la especie; puede concebirse la existencia de jueces sin

competencia y con jurisdicción, pero no puede pensarse en la existencia de jueces sin jurisdicción y con competencia.
La competencia la podemos
dividir de la manera siguiente:

a) Competencia por razón del territorio;

b) Competencia por razón de la materia;

c) Competencia por razón de grado;

d) Competencia por razón de la cuantía.

REGLAS DE LA COMPETENCIA DE ACUERDO CON EL CODIGO DE TRABAJO


GUATEMALTECO:

A. En el capítulo V del Código de Trabajo, denominado PROCEDIMIENTO DE


JURISDICCION Y COMPETENCIA, se establece todo lo relativo a competencia de los
tribunales de trabajo y previsión social, artículos del 307 al 314.

Artículo 307. En los conflictos de trabajo la jurisdicción (la competencia debieron decir los
legisladores) es improrrogable por razón de la materia y el territorio, salvo en lo que respecta a la
jurisdicción (competencia) territorial, cuando se hubiere convenido en los contratos o pactos de
trabajo una cláusula que notoriamente favorezca al trabajador.

Artículo 314. Salvo disposición en contrario convenida en un contrato o pacto de trabajo,

n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la
competencia es la especie; puede concebirse la existencia de jueces sin competencia y con jurisdicción, pero no puede
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
n, pero los autores para establecer su diferencia dicen que la jurisdicción es el género y que la competencia es la espec
que notoriamente favorezca al trabajador, siempre es competente y preferido a cualquier otro juez
de trabajo y previsión social:

a) El de la zona jurisdiccional a que corresponda el lugar de ejecución del trabajo;

b) El de la zona jurisdiccional a que corresponda la residencia habitual del


demandante, si fueren varios los lugares de ejecución del trabajo;

c) El de la zona jurisdiccional a que corresponda la residencia habitual del


demandado si fueren conflictos entre patronos o entre trabajadores entre sí, con
motivo del trabajo; y

d) El de la zona jurisdiccional a que corresponda el lugar del territorio nacional, en


que se celebraron los contratos, cuando se trate de acciones nacidas de contratos
celebrados con trabajadores guatemaltecos para la prestación de servicios o
construcción de obras en el exterior, salvo que se hubiere estipulado cláusula más
favorable para los trabajadores o para sus familiares directamente interesados.

B. Cuando se presenta un caso de incompetencia por razón de la materia o territorial, el


Código de Trabajo en su artículo 309 señala el procedimiento a seguir al establecer:

Artículo 309. El que sea demandado o requerido para la práctica de una diligencia judicial
ante un juez que estime incompetente por razón del territorio o de la materia, podrá
ocurrir ante éste (declinatoria) pidiéndole que se inhiba de conocer en el asunto y remita lo
actuado al juez que corresponda. También podrá ocurrir ante el juez que considere
competente, (inhibitoria) pidiéndole que dirija exhorto al otro para que se inhiba de conocer
en el asunto y le remita los autos. En ambos casos debe plantear la cuestión dentro de tres
días de notificado.

C. Doctrinariamente se sostiene que la naturaleza jurídica de la competencia es la de ser un


PRESUPUESTO PROCESAL y que en consecuencia es OBLIGACION DEL JUEZ,
analizar su competencia de oficio cuando se requiere su actividad jurisdiccional, criterio
normado dentro del derecho común, en nuestro medio, en el artículo 116 de la LOJ que
dice: "Toda acción judicial deberá entablarse ante el juez que tenga competencia para
conocer de ella; y siempre que de la exposición de los hechos, el juez aprecie que no la
tiene, debe abstenerse de conocer y sin más trámite mandará que el interesado ocurra
ante quien corresponda...". En tanto que dentro del proceso laboral el artículo 313 lo define
de la siguiente forma: