Sei sulla pagina 1di 1

En conclusión este es un tema esencial en nuestro proceso de formación como psicólogos,

toda vez que el tema de la violencia intrafamiliar, tiene implicaciones importantes para una de las

problemáticas sociales más impactantes en los contextos sociales. Se puede apreciar que pese a

que constantemente, tanto las entidades públicas como privadas adelantan compañas de

concientización encaminadas a prevenir la violencia intrafamiliar, existe un desconocimiento

generalizado en la población sobre aspectos importantes relacionados con el tema. Se exalta que

la violencia intrafamiliar es un asunto de salud pública que puede ser abordado por la psicología

en cada uno de sus campos de acción, desde la prevención y la intervención. Se puede abordar la

temática en procesos futuros de investigación, desde el contexto cuantitativo, con el fin de

conocer los componentes de conocimiento y percepción de la población en general, así como de

manera cualitativa sobre la incidencia social. La psicología, a partir de las investigaciones que

puedan realizar frente a esta problemática, tiene la facultad de estructurar procesos de

intervención que ayuden a las comunidades a minimizar los efectos sociales y psicopatológicos

que se deriven del uso y el abuso.

La psicometría como brazo aliado de la psicología ofrece gran cantidad de oportunidades

desde el punto de vista de las mediciones, ya que ella es la encargada de especificar, determinar

y medir el comportamiento de los seres humanos desde el punto de vista cognitivo, conductual y

emocional entre otros. Las herramientas trabajadas denotan especial atención por su gran

utilidad, eficacia y precisión, incluyendo el consentimiento informado, la base de datos, las hojas

de evaluación y los libros de códigos, los cuales demuestran que todo ello hace parte de un orden

claro y sistemático. El grupo hizo empleo de estas herramientas para poder establecer y manejar

el tema de la violencia intrafamiliar en diferentes tipos de poblaciones.