Sei sulla pagina 1di 18

Unidad 1 / Escenario 1

Lectura fundamental

El lenguaje de la química

Contenido

1 Materia

2 Mediciones

3 Átomos

4 Tabla periódica

5 Moléculas

6 Iones

7 Mol

8 Masa molar o peso atómico

9 Fórmula empírica

Palabras clave: química, materia, sustancia, mezcla, átomo, elemento, compuesto, mol, número de avogadro,
tabla periódica.
La química es la ciencia dinámica que estudia la materia, la energía y sus transformaciones. Es una
ciencia activa y en movimiento, así como lo es la sociedad. Imagine por un momento que el aire, un
recurso vital, pero en vía de extinción por la contaminación, se agotara, sería una catástrofe mundial
instantánea. Estudios indican que el aire es comúnmente una mezcla de elementos dentro de los
cuales se tiene el oxígeno con el 20.9 %, el nitrógeno 78.09 %, argón 0.93 %, 0.04 % de dióxido
de carbono entre otros (Chang, 2010). Cada día este precioso recurso que desde ahora se llamará
“mezcla” se agota, y es de vital importancia cuidarlo.

¿Sabía qué...?
La química está presente en procesos tan complejos como la energía que emana el Sol
y en procesos tan simples y cotidianos como la cocción de un huevo (Chang, 2010).

Es fundamental para el estudio y la comprensión de este módulo que se maneje el lenguaje y los
conceptos fundamentales de la química. Inicialmente se verán los conceptos y se pondrán en
contexto algunos ejemplos prácticos en cada uno de estos. En algunos momentos del módulo podrá
revisar diferentes materiales adicionales con el fin de hacer su aprendizaje más interactivo.

1. Materia
La materia se puede entender como todo aquello que nos rodea, ocupa un lugar en el espacio y
tiene masa, se puede entender como todo aquello que puede ser percibido por los sentidos, aunque
también es aquello que no lo es, como el aire que es transparente e inodoro, en algunas ocasiones.
Como se ha dicho, la química trata acerca de las transformaciones de la materia, es decir, de unas
sustancias en otras (Brown, Lemay y Bursten, 1998). En la figura 1, puede observar los tres estados de
la materia que experimenta un bloque de hielo a temperatura ambiente, pues el cambio de una fase a
otra dada por un cambio en la temperatura hace que haya un reordenamiento molecular, pero que se
conserven las propiedades del agua.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 2
Figura 1. Estados de la materia de un bloque de hielo
Fuente: elaboración propia

Por lo anterior, vale la pena aclarar dos tipos de propiedades químicas y físicas que identifican la
materia. Una propiedad física se puede medir y observar sin que se modifique la composición o
identidad de la sustancia. El color, la masa, el peso, el volumen y el punto de ebullición son algunos
ejemplos. Las propiedades químicas, por su parte, indican un cambio en la composición de una
sustancia, por ejemplo, la combustión es un proceso de trasformación química, porque si se quema un
trozo de madera, este se transforma en otra cosa y jamás podrá retornar a su estado original.

Todas las propiedades de la materia corresponden a una de dos categorías adicionales, las propiedades
extensivas e intensivas. Las propiedades extensivas son las que dependen de la cantidad de materia
como la masa y el volumen. La masa es la cantidad de materia contenida en una sustancia y el
volumen es el espacio que ocupa dicha masa. Por su parte, las propiedades intensivas no dependen de
la masa, como por ejemplo la densidad y la temperatura. Para identificar si una propiedad es intensiva
o extensiva basta con imaginar dividirla en dos. Si se toma un trozo de hielo y se divide en dos, su masa
y su volumen también los harán, pero no ha se ha de dividir la temperatura ni su densidad.

La clasificación de la materia se expone de manera general como se muestra a continuación:

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 3
Figura 2. Clasificación de la materia: propiedades químicas y físicas
Fuente: elaboración propia

Otra clasificación importante que puede hacerse de la materia es concebirla como una sustancia
pura o una mezcla. Las sustancias puras tienen composición definida, pueden ser elementos o
compuestos y pueden separarse únicamente por métodos químicos. Los elementos son sustancias
puras simples y están compuestos de solo una clase de átomos y los compuestos son sustancias
puras formadas por dos o más elementos. Algunos autores incluyen dentro de los cambios de la
materia los cambios nucleares, estos ocurren en el momento que se modifican los núcleos de un
átomo de un elemento y este proceso hace que se convierta en otro. La cantidad de energía que se
libera para llegar a este proceso es enorme. Uno de los ejemplos más comunes es la radioactividad
natural que es producida por los núcleos inestables de algunos elementos pesados. También existe la
radioactividad artificial que es producida por el hombre, el primer ensayo lo hace Ernest Rutherfor
en el año de 1919 (Brown et al., 1998). Desde entonces, se tienen nuevos núcleos de elementos con
un sinnúmero de aplicaciones energéticas.

Por otro lado, se puede clasificar la materia como mezclas, las cuales pueden ser homogéneas o
heterogéneas porque son de composición variable y pueden separarse por medios físicos (Brown et
al., 1998). Las mezclas homogéneas son también llamadas disoluciones y son uniformes en todos sus
puntos, las heterogéneas, por su parte, no son uniformes y se puede distinguir su fase a simple vista
(Harwood, 2003). Esta clasificación de la materia se expone de manera general como se muestra
a continuación en la figura 3. Estos conceptos se amplían en el Material de apoyo correspondiente
a este Escenario con ejemplos prácticos, en donde se definen las sustancias puras, las mezclas y sus
respectivas clasificaciones.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 4
Figura 3. Clasificación de la materia: sustancias puras y mezclas
Fuente: elaboración propia

Existe un caso especial que puede prestarse para confusiones y se debe aclarar. Algunos elementos
son estables en sus formas moleculares, y aunque son “elementos” están, como su nombre lo
indica, en forma de moléculas. Tal es el caso del oxígeno, cuyas formas moleculares O2 y O3 tienen
comportamientos diferentes entre sí, porque su número de átomos es diferente; algunos otros casos
son el nitrógeno molecular N2 y el cloro molecular Cl2 (Chang, 2010).

Como se dijo anteriormente, se identifican sustancias por sus propiedades y su composición.


Algunas propiedades como las conocidas organolépticas, que son las que se pueden percibir con los
sentidos, como el sabor, la textura, el color y el olor, que también hacen parte de las propiedades
físicas. Por ejemplo, el color identifica la identidad de una sustancia sin que ella modifique su
composición (Brown et al., 1998). Las propiedades organolépticas son usadas con frecuencia en
la industria de alimentos por catadores profesionales, los cuales hacen parte de la evaluación de
parámetros de calidad organolépticos.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 5
2. Mediciones
En química, generalmente se realizan mediciones y cálculos para obtener las cantidades relacionadas
de diferentes instrumentos, en donde se pueden hacer evidentes las propiedades de una sustancia.
Aquí se encuentran dos propiedades importantes para evaluar, como lo son las propiedades
macroscópicas y las microscópicas. Por su parte, las propiedades microscópicas sobresalientes en la
escala atómica o molecular tienen que determinarse a través de métodos indirectos en los estados
de agregación de la materia, en el Escenario 3 este tema se tratará en detalle. Las propiedades
macroscópicas son aquellas que se pueden medir directamente, como en el caso del volumen,
presión, temperatura, tiempo y longitud (Chang, 2010). Por ejemplo, con el metro o cinta métrica
se pueden medir las distancias o la longitud, así se determinan, por ejemplo, la escala de crecimiento
de un niño, los índices de obesidad o riesgo de diabetes por perímetro abdominal o la construcción
de un mueble. Con instrumentos de medición de laboratorio como lo son la bureta, pipeta y probeta
se realizan mediciones volumétricas, cada instrumento consigue en la medición una precisión, un
porcentaje de error y exactitud para la toma de esta medida. Con el termómetro se mide un valor
de temperatura, existen muchas clases, desde los convencionales o de usos caseros muy conocidos
como lo son el termómetro de mercurio o el digital, hasta termómetros industriales usados por
ejemplo en el área de las fundiciones o fabricación de vidrios, conocidos como pirómetros, que son
termómetros que registran temperaturas entre los 7000 °C a 20000 °C (Brown et al., 1998). Una
cantidad de medida suele describirse como un número con una unidad apropiada. Es decir, que en el
caso de salir de la casa de paseo de Bogotá a Melgar no solo es válido decir que se encuentra a una
distancia de 116, es necesario indicar que ese 116 corresponde a una medida en kilómetros, así que de
forma correcta seria 116 km haciendo uso del prefijo correspondiente (Chang, 2010).

2.1. Unidades del Sistema Internacional

El Sistema Internacional de unidades, conocido como (SI), es una autoridad internacional en cuanto
a las unidades, propuesta en el año de 1960 con la conferencia de pesas y medidas. El Sistema
Internacional sí cumple con una característica especial y es que sus unidades se basan en fenómenos
físicos fundamentales, lo que permite la equivalencia de las medidas realizadas con instrumentos
similares, usados y calibrados en lugares distantes y diferentes, asegurando así, sin la necesidad de
ensayos y mediciones, el cumplimiento de las características de los productos que son objeto de
transacciones con el comercio internacional (Harwood, 2003).

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 6
En el lenguaje de la química se utilizan con más frecuencia las siguientes propiedades, como los son
el tiempo, masa, volumen, densidad y temperatura. En la tabla 1 se pueden apreciar las unidades
básicas del Sistema Internacional. Hay otros sistemas de conversión de unidades que se conocen
como el sistema inglés o anglosajón (Chang, 2010).

Tabla 1. Unidades básicas de Sistema Internacional (SI)

Cantidad Nombre de la unidad Símbolo


Longitud metro m
Masa kilogramo kg
Tiempo segundo s
Corriente eléctrica amperio a
Temperatura kelvin k
Cantidad de sustancia mol mol
Intensidad luminosa candela cd
Fuente: elaboración propia

¿Sabía qué...?
En 1998 ocurrió un accidente espacial en Marte con un costo de 125 millones de
dólares para la NASA, debido a un error en la conversión de unidades del sistema inglés
al sistema métrico en los programas de navegación. Los ingenieros que construyeron
la nave indicaron su fuerza en libras, que es su unidad inglesa o anglosajona, y por su
parte los ingenieros de la NASA habían supuesto que los datos de fuerza que recibieron
estaban expresados en el Sistema Internacional, es decir, en kg*m/S² unidades
equivalentes a Newton (N). La libra, por lo general, es la unidad de masa, pero cuando
se usa como unidad de fuerza es mucho menor. Por ende, cuando el satélite entró a la
atmósfera marciana el calor la destruyó. Cuando se realizan cálculos hay que tener en
cuenta las unidades y la conversión entre las magnitudes.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 7
3. Átomos
Para los griegos, quienes fueron los primeros en utilizar la palabra “átomo”, significaba indivisible.
Hoy es de conocimiento que un átomo está compuesto por un conjunto de partículas subatómicas,
neutrones, protones y electrones, en efecto un átomo puede ser divisible por medio de reacciones
nucleares. Estas partículas están ordenadas de la siguiente manera: protones y neutrones se
encuentran en el núcleo y los electrones están alrededor del núcleo en una nube electrónica cuyo
volumen es alrededor de 100 000 veces el volumen del núcleo (Chang, 2010). En la figura 4 se
muestra el modelo atómico actual.

Figura 4. El modelo atómico actual


Fuente: elaboración propia

Una definición contemporánea de átomo dice que es la partícula más pequeña de un elemento que
conserva su identidad química. La diferencia entre un átomo de un elemento; y uno de otro, radica en
el número de protones que residen en su núcleo. Las propiedades de estas tres partículas subatómicas
se muestran la siguiente tabla:

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 8
Tabla 2. Masa y carga de las partículas subatómicas

Partícula Carga relativa Masa (kg)


Electrón - 1.109 * 10 -31
Protón + 1.672 * 10 -27
Neutrón Neutra 0 1.674 * 10 -27
Fuente: elaboración propia

Con base en lo anterior, el núcleo es mucho más denso que la nube electrónica, ya que allí se
encuentran las partículas de mayor masa y que su carga es positiva. Debido a que los electrones se
encuentran en la parte exterior del átomo y ellos están encargados de establecer uniones con otros
átomos en lo que se conoce como enlace químico. Por varios siglos, los científicos han elaborado
detalladas teorías para explicar la forma como están organizados los electrones en la nube electrónica
(Brown et al., 1998). Se conocen 112 tipos diferentes de átomos desde el punto de vista del número
de protones, reflejados en la tabla periódica.

4. Tabla periódica
Los elementos químicos ordenados según su número atómico (número de protones) muestran cierta
periodicidad tanto en sus propiedades físicas como químicas. Este ordenamiento dio origen a la
tabla periódica de los elementos. En ella está consignada gran cantidad de información útil para los
químicos. Por ejemplo, el radio atómico, potencial de ionización, punto de ebullición o de fusión, entre
otros. El módulo se fijará principalmente solo en dos de ellas: la masa molar y los diferentes estados
de oxidación, ya que son herramientas muy útiles en los cálculos que se realizarán.

En un átomo neutro el número de protones es igual al número de neutrones y de electrones. El


número atómico (Z) es el número de protones, que para el caso de un átomo neutro de carbono es
6, lo cual significa que también tendrá 6 neutrones y 6 electrones, el cual corresponde al 98.93 %
del carbono presente en la tierra. El número de masa (A) es la suma del número de protones y el
número de neutrones, así que un átomo neutro de carbono tendrá un numero de masa de 12. Un
isótopo es un átomo que difiere en la cantidad de neutrones y se reconoce porque el número de masa
es diferente al de un átomo neutro. Así, el isótopo de carbono 13 tendrá 6 protones y 7 neutrones y
representa solamente el 1.07 % del carbono terrestre.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 9
Tabla 3. Representación isótopo de carbono

Número atómico (Z): número de protones en el núcleo del


átomo de un elemento. En un átomo neutro la carga es neutra,
carga neta cero, la carga positiva es igual a la carga negativa.
Número de masa:

C
Para este ejemplo es 6, es decir que hay 6 protones y por lo tanto
neutrones + 13
es la misma cantidad de electrones.
Número atómico:
protones 6
Número de masa (A): es la suma de neutrones y protones
presentes en el núcleo del átomo del elemento.
número � de
� masa = número � de
� protones + número � de
� neutrones

Fuente: elaboración propia

5. Moléculas
La combinación de dos o más átomos de igual o diferente especie, en diferentes proporciones, da
origen a toda una multitud de moléculas que constituyen todos los compuestos que se conocen.
Estas proporciones se expresan en fórmulas químicas donde el subíndice indica el número de átomos
de cada elemento que se encuentra en la molécula. Un subíndice por fuera de un paréntesis multiplica
todos los átomos que se encuentran dentro del paréntesis. Ver los siguientes ejemplos:

H2O = 2 átomos de hidrógeno, 1 átomo de oxígeno.

NH3= 1 átomo de nitrógeno, 3 de hidrógeno.

Al(NO3)3= 1 átomo de aluminio, 3 átomos de nitrógeno, 9 átomos de oxígeno.

Por otra parte, cada sustancia, por ejemplo, el agua, siempre tiene una determinada composición,
es decir, la misma proporción de los elementos constituyentes, lo que se conoce como la ley de las
proporciones definidas. Esta ley dice que los mismos elementos pueden combinarse en diferentes
proporciones para dar compuestos diferentes con características químicas propias, y que dichas
proporciones pueden expresarse en números enteros, tal como lo hacen el hierro y el cloro para
formar dos sales diferentes: FeCl2 y FeCl3.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 10
Cada combinación de elementos, es decir, cada compuesto, tiene un comportamiento químico
característico (Brown et al., 1998). Por ejemplo, se pueden tener diferentes especies de oxígeno:
oxígeno atómico O, oxígeno molecular O2 y ozono O3. Las propiedades químicas de cada uno de
estos compuestos son muy diferentes. El oxígeno atómico es muy reactivo y no es una forma estable
del oxígeno. El oxígeno molecular O2 es la forma más estable del elemento, y es el oxígeno que se
respira y que sustenta la vida. Finalmente, el ozono O3, es el que protege al planeta de la radiación
ultravioleta que proviene del Sol, y tiene un comportamiento muy reactivo y distinto al oxigeno
molecular (Harwood, 2003). Con lo anteriormente expuesto queda claro que 6 átomos de O, 3
moléculas de O2 y 2 moléculas de O3 representan las mismas cantidades de átomos de oxígeno (6),
pero desde el punto de vista químico representan especies completamente diferentes.

Figura 5. Contaminación del aire


Fuente: Diario de Madrid (2018)

¿En este punto podría decirse que el aire es una molécula, un átomo o una mezcla?

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 11
6. Iones
Es una especie química que ha ganado o perdido uno o más electrones. Un átomo neutro tiene el
mismo número de protones y de electrones, pero cuando pierde un electrón se entiende que ahora
tiene una carga positiva de más que se denomina catión. Recuerde el viejo adagio entre químicos que
dice que, si quieres ser más positivo, pierde un electrón. Si un átomo gana un electrón se entiende
que ahora es más negativo y se le denomina anión. Esta ganancia o esta pérdida depende de la
afinidad que tenga un átomo con otro de diferente especie para hacer un enlace y la disponibilidad de
dar o recibir electrones (Brown et al., 1998).

7. Mol
En química la cantidad de una sustancia se expresa como mol. La definición de “mol” es como sigue:
un mol es la cantidad de materia que contiene tantos objetos como número de átomos hay en 12
gramos de C. Este número es 6.022 *10 23 y es conocido como número de Avogadro (Chang, 2010).
Es un número que relaciona cantidad, por ejemplo, decir cuántos elementos hay en una docena, por
supuesto que la respuesta es 12. La misma relación la cumple un mol en una sustancia, ya que en ese
mol caben 6.022 *10 23 unidades.
Los conceptos de número de Avogadro y masa molar permiten efectuar conversiones entre masa
y moles de átomos, entre moles y número de átomos y viceversa, para los respectivos cálculos se
emplearán los siguientes factores de conversión, donde X representa el número del elemento:

Se va a utilizar una analogía para explicar qué es un mol. Se ha dicho que un mol es “cantidad”. La
docena es otra unidad de cantidad que se conoce y se sabe que son 12 unidades de cualquier objeto.
Así como una docena son 12 unidades, un mol son 6.022 *1023 unidades. Si una docena de uvas no
pesa lo mismo que una docena de naranjas, tampoco un mol de hidrógeno pesa lo mismo que un mol
de oxígeno. El número 6.022 *1023 es conocido como el número de Avogadro, en honor al científico
italiano Amadeo Avogadro, quien ideó formas experimentales de calcularlo (Chang, 2010). Para
ilustrar qué tan grande es este número, suponga que comisiona a 100 personas a evacuar con baldes
1 mol de pelotas de tenis de un lugar imaginario. Si en cada balde sacaran 20 pelotas a la vez y cada 10
segundos saliera uno de ellos, entonces para un año los cálculos son:

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 12
En síntesis...
1000 personas trabajando sin descanso durante un año, solamente habrán logrado evacuar una
pequeña parte de un mol de pelotas. ¡Para completar su tarea necesitarán aproximadamente un
millón de millones de años! Este sorprendente número de átomos o moléculas está presente,
por ejemplo, en 18 gramos de agua (aproximadamente 180 gotas de agua).

Un ejemplo práctico para entender qué cantidades se pueden relacionar al momento de tener este
tipo de ejercicios, es relacionar estas conversiones para encontrar la cantidad de átomos, moléculas
de elementos o compuestos.

¿Cuántos moles de galio son 3,021 *1012 átomos de galio?

Ahora, ¿qué pasa si me piden protones de galio? Debo hacer una relación adicional como se muestra a
continuación, partiendo desde 1.5 mol de galio.

8. Masa molar o peso atómico


La masa molar es el peso de un mol de moléculas o átomos de determinada sustancia. Sus unidades
son gramos/mol. La masa molar de los elementos aparece en la tabla periódica, también es conocida
como peso atómico. A continuación, se ubica dentro del elemento hidrógeno la masa atómica
(Chang, 2010).

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 13
Figura 6. El hidrógeno en la tabla periódica
Fuente: elaboración propia

La figura 6 muestra la ilustración del hidrógeno en la tabla periódica. Hay varios datos importantes
que se pueden sacar de esta ilustración, por ejemplo, la valencia que es el número de electrones que
le faltan o debe ceder un elemento químico para completar su último nivel de energía. También está
el punto de fusión y de ebullición del elemento además de su densidad. La configuración electrónica
de ahí deriva el periodo, grupo y valencia del elemento (Brown et al., 1998). Para este Escenario es
fundamental conocer el valor del peso atómico. Es usual que se redondee el valor de la masa molar o
peso atómico 1.00797 g, a 1.00 g.

Para calcular la masa molar de un compuesto se realiza la sumatoria de las masas molares de los
átomos constituyentes, tantas veces como aparezcan en la fórmula. Por ejemplo, para el agua H2O su
masa molar es 18, ya que:

2 H + 1 O = 2(1 g/mol) + 1(16 g/mol) = 18 g/mol

En el caso del hidróxido de aluminio Al(OH)3 que es el componente de la mayoría de los antiácidos
comerciales. Su peso o masa se calcula de la siguiente manera:

Al(OH)3

= 1*(Al) + 3*(O) + 3*(H)

= 1*(26.9 g/mol) + 3*(16 g/mol) + 3*(1 g/mol)

= 77.9 g/mol

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 14
Recuerde que un mismo elemento (átomos con igual número de protones) puede tener diferentes
isótopos (átomos con igual número de protones y diferentes números de neutrones). Cada uno de estos
isótopos tiene diferentes masas, por lo tanto, el valor de masa que parece en la tabla es un valor promedio.

9. Fórmulas químicas
Se utilizan estas fórmulas químicas con el fin de expresar la composición de las moléculas y los
compuestos iónicos por medio de los símbolos químicos. Es una clasificación especial dependiendo de
dos tipos de fórmulas, como los son las moleculares y las empíricas.

9.1. Fórmulas moleculares

Esta representación indica con exactitud el número de átomos de cada uno de los elementos
presentes en la unidad más pequeña de una sustancia. Se debe tener en cuenta que el subíndice
numérico indica el número de átomos de cada elemento que está presente. Es decir, que en el caso
del agua que es H2O corresponde a dos átomos de hidrógeno y una molécula de agua (Chang,
2010). Para el caso del ozono O3 corresponde tres átomos de oxígeno. Un caso recurrente es
encontrar oxígeno, este se representa con la fórmula O2. Es decir, que este es un alótropo porque son
diferentes formas de un mismo elemento. Dos formas alotrópicas del carbono son el diamante y el
grafito, ya que son completamente diferentes no solo en sus propiedades químicas, sino que también,
y de forma evidente, en su costo. Los modelos moleculares pueden ser las fórmulas moleculares,
fórmulas estructurales, el modelo de esferas y barras y el modelo espacial.

Estos modelos se representan de forma gráfica debido a que estas moléculas son demasiado
pequeñas para poderlas observar a la vista (Harwood, 2003). El primer paso para construir un
modelo molecular consiste en escribir su fórmula estructural en donde se muestra cómo están unidos
los átomos de una molécula. Por ejemplo, la fórmula molecular del hidrógeno es H2 y su fórmula
estructural está representada como H-H, para el caso del agua sería H2O la fórmula molecular y la
fórmula estructural sería H-O-H. Los modelos de esferas y barras muestran la distribución en 3D
o tridimensional de los átomos, que son relativamente fáciles de construir. Por su parte, los modelos
espaciales son más exactos porque muestran la diferencia entre los átomos, pero su construcción
didáctica es un poco más compleja (Chang, 2010).

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 15
9.2. Fórmula empírica

Estas fórmulas indican cuáles elementos están presentes y la proporción mínima en números enteros
entre sus átomos, pero no necesariamente indican el número real de átomos de una molécula
determinada. Es decir que la fórmula empírica de un compuesto se puede calcular obteniendo
primero la fórmula molecular, luego se divide en el factor común cada mol por el menor valor, y
finalmente se hallan los números enteros. Por ejemplo, en el caso del etano que es C2H6 el factor
mínimo divisible es 2, es decir que quedaría la fórmula empírica como CH3 (Brown et al., 1998).

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 16
Referencias
Brown, T. L., Lemay, H. E. y Bursten, B. E. (1998). Química: La ciencia central. (Séptima edición).
México: Prentice Hall.

Chang, R. (2010). Química. (Décima edición). México: Editorial McGraw-Hill.

Harwood, P. (2003). Química: química general. (Octava edición). Madrid: Prentice Hall.

Referencias de imágenes
Diario de Madrid. (2018). Contaminación. [Ilustración]. Recuperado de https://upload.
wikimedia.org/wikipedia/commons/5/55/Ma%C3%B1ana_jueves_se_desactiva_el_Protocolo_de_
contaminaci%C3%B3n_01.jpg

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 17
INFORMACIÓN TÉCNICA

Módulo: Fundamentos de Química


Unidad 1: Lenguaje de la química y cálculos estequiométricos
Escenario 1: El lenguaje de la química

Autor: Viviana Trujillo Cuellar

Asesor Pedagógico: Diana Marcela Díaz


Diseñador Gráfico: Carlos Montoya
Asistente: Alejandra Morales

Este material pertenece al Politécnico Grancolombiano.


Prohibida su reproducción total o parcial.

POLITÉCNICO GRANCOLOMBIANO 18