Sei sulla pagina 1di 14

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria Ciencia y Tecnología


Universidad Bolivariana de Venezuela

Maturín Estado Monagas

La
Democr
acia
Profesora: Estudiante:

Participa
Adelaida Fermín León Sanabria Anismel

UC: Medios de Participación y Protagonismo del CI: 26.516.530

tiva y
Pueblo

PFG: Estudios Jurídicos Sección 1 Tramo III

Protagó
Maturín, 04 de mayo 2020
nica del
Pueblo
ÍNDICE

C ONTENIDO
PÁG.

Introducción 03
El tránsito de la democracia representativa a la democracia participativa y
04
protagónica en Venezuela

Sustitución de la ¨Democracia de Partidos¨ por la participación directa y 05


protagónica del pueblo

Fines, Valores y Principio de la Democracia Venezolana 06

Conceptos: 08

 Soberanía
 Participación y Protagonismo
 Generalidad

Deberes y Responsabilidades Sociales (art 132 CRBV) 09

Importancia de la Participación Y Protagonismo Popular 11

La Participación y Protagonismo del Pueblo como ejercicio de su 12


Soberanía

Conclusión 13

Referencias Electrónicas. 14
INTRODUCCIÓN
Nuestro Gobierno, como movimiento de masas y de cuadros, basa
su crecimiento Integral en las tareas de formación y educación de los
ciudadanos y del pueblo en General, para asumir al lado de las fuerzas
populares, la transformación estructural del viejo orden de la
democracia representativa, fundamento del poder de las elites sociales,
políticas o económicas, basado en privilegios de unos pocos y la
exclusión social de las grandes mayorías.

Para conquistar los fines, propósito y razón de este plan, nosotros


debemos de trabajar por la unidad de los sectores democráticos,
progresistas y revolucionarios, mediante la convocatoria permanente de
la lucha política y económica del pueblo, hasta alcanzar nuestra plena
independencia, ejercer la soberanía nacional y alcanzar un orden de
gobernabilidad democrático, participativo y protagónico, garantía del
desarrollo de Venezuela con justicia social.

Los cambios tecnológicos y científicos, presentes en la producción


de bienes y servicios, así como la revolución de las nuevas tecnologías y
las herramientas digitales para la comunicación, que permiten el manejo
masivo de datos y de información, en tiempo real, hoy al alcance de
muchos, harán posible nuevos esquemas de participación política en una
democracia que se fundamente en el protagonismo del pueblo.
EL TRÁNSITO DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA A LA DEMOCRACIA
PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA EN VENEZUELA.
La caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958,
marcó el comienzo de uno de los períodos más interesantes e importantes de la
historia contemporánea de Venezuela. Que parte con la formación de una Junta
de Gobierno que asume el poder y dirige el proceso político del país hacia el
establecimiento de un régimen constitucional.

Durante este período provisional asciende al primer plano la actividad


política de los partidos; se convocaron las elecciones y el país entró en una etapa
de democracia representativa, que ha sido el signo dominante durante la vida
política de Venezuela durante los últimos cuarenta y dos años. El 23 de enero de
1958 representa una fecha importante en la historia venezolana.

Ese día, un movimiento cívico-militar derrocó al Gobierno de Marcos Pérez


Jiménez, a partir de ese momento se dieron una serie de periodos de transición y
cambios que favorecían solo a los pudientes del poder, ignorando las verdaderas
necesidades del pueblo que lo había elegido, este proceso sufre una  
transformación en el año de 1999, en este momento nace un nuevo ideal de
socialismo, donde el pueblo tiene el poder de participar y tomar dediciones.

En la República Bolivariana de Venezuela el pueblo incurrió para dejar de


ser espectador, consciente de que no basta con delegar su poder soberano, se dio
a sí mismo una Constitución que consagra el derecho de los ciudadanos y
ciudadanas a participar en los asuntos públicos -no sólo a través de
representantes elegidos- sino directamente. Me refiero a la democracia
participativa y protagónica en la que las comunidades, conjuntamente con las
autoridades locales, tienen el derecho- y el deber- de formular, ejecutar, controlar
y efectuar seguimiento a las políticas públicas.
SUSTITUCIÓN DE LA ¨DEMOCRACIA DE PARTIDOS¨ POR LA

PARTICIPACIÓN DIRECTA Y PROTAGÓNICA DEL PUEBLO

Se ha dicho que la democracia venezolana, hasta 1999, era esencialmente


partidocrática (Coppedge, 1993). La “despartidización” la política y la apertura de
nuevos canales de participación directa de la sociedad fueron banderas de
algunas élites ilustradas y reformistas de izquierda y de derecha, mucho antes del
auge del “chavismo” en 1998. Desde los setenta, la izquierda no comunista, en
especial el Movimiento al Socialismo, reclamaba más y mejor democracia y
proponía “democratizar la democracia”, para hacerla más participativa.

En la década de los ochenta algunas organizaciones sociales muy


pequeñas pero muy activas (como Queremos Elegir, Escuela de Vecinos y
Fiscales Electorales), así como también ciertas élites económicas y académicas
(en espacios como los propiciados por el Grupo Santa Lucía, el Grupo Roraima y
el IESA) exigían la despartidización de la política y del sistema electoral, y la
elección uninominal de los diputados.

Curiosamente, algo similar fue usual escuchar y leer en las declaraciones


de los propios líderes de AD y Copei. Tales cuestionamientos fueron recogidos,
reflejados y ampliados por los medios de comunicación.

En los años noventa los reclamos de participación se incrementaron y fueron


recogidos en propuestas técnicas de reformas políticas por expertos académicos y
políticos. Carlos Ayala Corao (1993:108), por ejemplo, criticó el esquema
representativo de la democracia venezolana y propuso extender al nivel estatal y
nacional las instituciones participativas ya presentes en el régimen municipal,
señaladamente, la iniciativa legislativa, el referéndum consultivo y el referéndum
“sancionatorio” o aprobatorio de las enmiendas constitucionales.

En un diagnóstico escrito poco después de las rebeliones militares por


quien fuera en ese momento Presidente de la Copre (Blanco, 1993:64-65), se lee
que la excesiva partidización de la sociedad y del Estado, la insuficiencia de los
mecanismos de participación y la casi inexistencia de medios de control de los
representantes, separaron a los partidos de la sociedad y crearon una clase
política casi inmune al descontento popular. Para muchos, la democracia
etiquetada de “puntofijista” adolecía de ser sólo formalmente representativa y de
haber garantizado única y defectuosamente los derechos políticos necesarios para
la elección de representantes. Así lo dijo reiteradamente el escritor y político liberal
Arturo Uslar Pietri, mucho tiempo antes del auge del Polo Patriótico.

A su vez, Ricardo Combellas (1994:23), quien fuera Presidente de la


Copre, pero en su caso durante el segundo Gobierno del presidente Caldera (de
1994 a 1999) y quien más tarde fue también miembro electo de la Asamblea
Nacional Constituyente, postulado por el presidente Chávez (en 1999), lo puso de
esta manera:

El sistema constitucional venezolano es formalmente representativo. El reto no


está solamente en la realización de la voluntad constitucional, es decir, en el logro
de una democracia más representativa, sino en hacerla a su vez, efectivamente
participativa.

Es así porque las carencias de representatividad del sistema no están en la


Constitución sino en los actores políticos, los partidos, a los que se les cuestiona
precisamente el abuso de la función de representación, su mediatización en
función de intereses partidocráticos, cuyas notas más destacadas los constituyen
la perversión del principio de independencia de las ramas del Poder Público, su
configuración centralista y disciplinada en torno a una oligarquía dirigente y el
control hegemónico de la sociedad civil y sus expresiones asociativas.

FINES, VALORES Y PRINCIPIO DE LA DEMOCRACIA VENEZOLANA

La democracia moderna, como se ha visto, es ante todo un método, un


conjunto de procedimientos para formar gobiernos y para autorizar determinadas
políticas. Pero este método presupone un conjunto de valores éticos y políticos
que lo hacen deseable y justificable frente a sus alternativas históricas el
autoritarismo o la dictadura. Estos valores, a su vez, son el resultado de la
evolución de las sociedades modernas, y pueden y deben justificarse
racionalmente, mostrando por qué son preferibles y cómo pueden realizarse
institucionalmente, lo que significa que no se trata de meras cuestiones de gusto
que como es sabido son individuales y subjetivas- sino de cuestiones que pueden
y deben debatirse pública y racionalmente, proponiendo argumentos razonables,
tanto para entender sus características como para mejorar sus realizaciones.

Tres son los valores básicos de la democracia moderna y de su principio


constitutivo (la soberanía popular): la libertad, la igualdad y la fraternidad. Para
comprenderlos adecuadamente conviene considerarlos analíticamente, para
después examinar sus relaciones de conjunto.

a. Las libertades democráticas: ¿Qué significa ser libre en el contexto


de nuestras sociedades complejas? Existen al menos dos sentidos
decisivos de libertad: el primero remite a la posibilidad de actuar sin
interferencias ni amenazas. En este sentido, por libertad se entiende
que cada individuo goza del derecho a realizar determinadas
actividades sin que nadie -ni el gobierno, ni organización social
alguna, ni algún otro individuo se lo impidan. Por ejemplo, todo
ciudadano es libre de asistir a la iglesia de su preferencia, de trabajar
en tal o cual empleo, de formar una familia, de votar por un partido,
etc. Su libertad así entendida puede verse como la posibilidad de
elegir entre diversas alternativas sin verse sujeto a sanciones,
amenazas o impedimentos; es, por ende, una libertad frente a los
demás y frente a las instituciones sociales y políticas.

b. La igualdad política de la democracia: La igualdad jurídica y


política de todos los ciudadanos es el segundo valor fundamental de
la democracia moderna. Este valor no significa que se cancelen
todas las diferencias o incluso desigualdades de corte económico,
social, cultural o físico, sino que ninguna de tales diferencias o
desigualdades puede legitimar el dominio de unos seres humanos
sobre otros y, por ende, la preeminencia política de los primeros
sobre los segundos. Por eso, es un principio básico de los
procedimientos democráticos que cada ciudadano tenga derecho a
un voto y sólo a un voto, y que ningún voto valga más que los
demás. De esta manera, en el momento de emitir los sufragios
desaparecen las diferencias intelectuales, físicas o socioeconómicas,
y cada votante tiene exactamente el mismo peso en los comicios, sin
importar su ocupación, su sexo, su fortuna o sus capacidades
personales.

c. La fraternidad como valor democrático: Afirmar el valor de la


fraternidad, es decir, afirmar que todos los seres humanos deben
tratarse como hermanos significa, en primer lugar, enfatizar los
valores antes mencionados de la libertad y la igualdad de los
ciudadanos. Pero significa algo más, que resulta importante para el
buen funcionamiento de los procedimientos democráticos. A saber,
que a pesar de sus diferencias y conflictos de intereses o de opinión,
los miembros de una sociedad no deben verse como enemigos, es
decir, como divididos en bandos contrapuestos e irreconciliables,
sino, en todo caso, como copartícipes parcialmente conflictivos en la
formación de la voluntad política nacional. En otras palabras, la
democracia requiere, para funcionar correctamente, que los
conflictos no excluyan la cooperación, y que la cooperación no
excluya los conflictos. Por ello es éste, quizás, el valor más difícil de
entender y asumir dentro de las democracias modernas, pues
supone dejar atrás tradiciones y actitudes no sólo autoritarias sino
beligerantes, fuertemente arraigadas en la historia de la humanidad,
y pasar a concebir y practicar la política de un modo distinto,
tolerante y racional.

CONCEPTOS

 Soberanía:
El concepto de soberanía puede entenderse de distintas maneras
según el enfoque elegido. Dentro del ámbito de la política, la soberanía está
asociada al hecho de ejercer la autoridad en un cierto territorio. Esta
autoridad recae en el pueblo, aunque la gente no realiza un ejercicio directo
de la misma sino que delega dicho poder en sus representantes.
En este sentido es importante que subrayemos que existen una serie
de diversos tipos de soberanía. Así, nos encontramos con la soberanía
nacional que es la que establece que el poder está en manos del pueblo y
que este se ejerce a través del conjunto de órganos de tipo constitucional
que son representativos de aquel citado pueblo.
 Participación y Protagonismo:
La participación ciudadana es la intervención de los ciudadanos en la
toma de decisiones respecto al manejo de los recursos y las acciones que
tienen un impacto en el desarrollo de sus comunidades.
Es un legítimo derecho de los ciudadanos y para facilitarla se
requiere de un marco legal y de mecanismos democráticos que propicien
las condiciones para que las personas y las organizaciones de diversos
sectores de la sociedad hagan llegar su voz y sus propuestas a todos los
niveles de gobierno.
 Generalidad:
Generalidad es un término básico para muchas cuestiones de la vida
cotidiana, pero también tiene un significado específico relacionado con la
política de un país europeo. Primero, generalidad puede ser un adjetivo que
señala a un todo. Si existe acúmulo de personas con una característica
particular se puede decir que la generalidad es esa, sin mencionar a un
individuo en particular.
Una generalidad de la vida podría ser la misma rutina en la que están
inmersas las personas que siguen un patrón de conducta en la vida, cuando
vemos que mucha gente se dirige en la mañana a sus trabajos es una
generalidad sin ninguna determinación.

DEBERES Y RESPONSABILIDAD SOCIAL (ART 132 CRBV)


El proyecto de Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, trata
una materia que no es nueva. Buena parte es objeto de diferentes leyes (Ley
Orgánica de Educación, artículos 11, 20, 34; Ley Orgánica de Protección al Niño y
el Adolescente, artículos 62 al 80; Ley Contra sobre la Violencia contra la Mujer y
la Familia, artículo 12, para sólo mencionar algunos). Lo nuevo es el carácter que
la Constitución de 1999 asigna a la responsabilidad social y la forma como se
regula en el proyecto, a partir de ese nuevo carácter, de la legislación existente, e
incluso, de las normas de Ética de la Televisión venezolana y de las
organizaciones privadas de publicidad (Código de Ética de la Cámara de
Televisión Venezolana y Código de Ética de ANDA-FEVAP), así como de los
tratados internacionales.

De conformidad con el artículo 2 de la Constitución de 1999, la


responsabilidad social es un valor superior del ordenamiento jurídico y de la
actuación del Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, lo cual sujeta
toda actuación del Estado, en cualesquiera de los niveles en que se ha distribuido
el Poder Público (vertical y horizontalmente), a este superior valor. Asimismo, la
Constitución de 1999 define la responsabilidad social como un deber de toda
persona (natural o jurídica), tal como se evidencia del artículo 132 y del artículo
135, en el cual se destaca como fundamento del principio de corresponsabilidad,
ya enunciado en el artículo 4 constitucional.

Con la entrada en vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela (1999) se inicia en el país una nueva forma de vincularse el pueblo en
los asuntos relacionados a su entorno desde la gestión pública. En tiempos de la
IV República sólo era un invitado en cada periodo electoral para que cediera su
poder soberano a "los representantes" que surgieran de las cúpulas de AD y
Copei, quienes "en nombre" del pueblo tendrían firmado "el poder" para hacer
cuantos desmanes, corruptelas y fechorías se les antojase.

En esos tiempos grises para la Patria, hubo quienes se beneficiaron de esa


política entreguista, de privatizaciones de las empresas básicas y áreas sociales al
gran capital. Esos que bajo engaño y sin ningún control a su lamentable paso por
la administración pública dominaron a un pueblo (afortunadamente llegó el Cmdte
Chávez y mando a parar), hoy esa misma gente (enemigos del pueblo) pretenden
acabar con los logros de la revolución bolivariana y volver al gobierno, y para ello
usan las viejas prácticas de mentiras, manipulaciones, poder económico,
sabotajes y conspiraciones, ahora bajo la figura de la MUD.

Uno de los principales reconocimientos que siempre tendrá el Comandante


Chávez será haberle restituido el poder originario al Pueblo con la inclusión
constitucional de la Democracia participativa y protagónica. Esa que ha permitido
en la V República que el pueblo no sólo concurra cada periodo a escoger a sus
representantes ante las distintas instancias gubernamentales, ni que solamente
sea consultado ocasionalmente para escuchar su opinión en algunos asuntos de
interés público, sino que tiene ahora plena facultad para formar parte en la toma
de decisiones en asuntos comunitarios, municipales, regionales y nacional
(Comités de trabajo, Consejos Comunales, Comunas, Consejos Locales de
Planificación Públicas, Referendos…).

IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACIÓN Y PROTAGONISMO POPULAR

La participación y el protagonismo del pueblo en la Revolución Venezolana


es un ejercicio de democracia directa, un proceso de empoderamiento popular que
ha ido alcanzando cada vez mayor fuerza y profundidad acorde al avance y
radicalización de la Revolución dirigida por el Comandante Chávez. Se trata de
promover a través del accionar de los luchadores sociales y demás fuerzas
revolucionarias, un trabajo político con el pueblo que potencie su poder real de
autogestión revolucionaria. En esta dirección, tal labor educativa deberá lograr un
nivel de participación popular que ascienda de una identificación con la
Revolución, a un comprometido accionar de las masas en la dirección,
planificación, ejecución, evaluación y control de los proyectos de trasformación
comunitarios, así como en las demás tareas y actividades que la Revolución exige.

La participación del pueblo es la participación de los sujetos que se


identifican conscientemente con los objetivos de la Revolución a través de su
acción política, económica, social y cultural en todos los niveles de la sociedad y
así construye el nuevo poder y la nueva cultura política. Se trata de alcanzar un
nivel de autogestión popular que posibilite diagnosticar sus propias necesidades
materiales y espirituales, elaborar planes de desarrollo comunitario a partir de
decisiones de masas, proponer y aprobar presupuestos, estableciendo las
necesarias redes de apoyo; encauzar la ejecución de tales proyectos e incluso
realizar las funciones de contraloría como ejercicio de su poder ciudadano.

LA PARTICIPACIÓN Y PROTAGONISMO DEL PUEBLO COMO EJERCICIO DE

SU SOBERANÍA

La organización y participación del pueblo en el ejercicio de su soberanía


se inspira en la doctrina del Libertador Simón Bolívar, y se rige por los principios y
valores socialistas de la democracia participativa y protagónica, así como los de
interés colectivo, equidad, justicia, igualdad social y de género, diversidad cultural,
defensa de los derechos humanos, corresponsabilidad, autogestión, cooperación,
solidaridad, honestidad, eficacia, eficiencia, rendición de cuentas, y control social.

En este sentido, es oportuno señalar que la instancia de participación e


integración de ciudadanas y ciudadanos son las organizaciones y los movimientos
sociales que permiten al pueblo organizado ejercer el gobierno comunal y la
construcción de un nuevo modelo de sociedad igualitaria, y equitativa con justicia
social, ya que a través de los consejos comunales se promueve y consolida la
democracia participativa y protagónica, mediante la promoción y fortalecimiento de
la intervención del poder popular en la planificación, control y ejecución de la
gestión pública.

La Contraloría General de la República Bolivariana de Venezuela tiene a


disposición de la ciudadanía la Dirección de Atención al Ciudadano y Control
Social (Daccs), y en el Sistema Nacional de Control Fiscal (SNCF) las Oficinas de
Atención al Ciudadano (OAC), como un medio que permite participar a través de
las denuncias, quejas, reclamos, sugerencias y peticiones de manera directa,
individual o colectiva para el control de la gestión pública en la prevención e
investigación de actos que atenten contra la ética pública y la moral administrativa,
mediante la promoción de la educación y la formación como proceso creador que
proporciona orientación e información a quien lo solicite.

CONCLUSIÓN

El tema de la participación social en Venezuela, se encontraba dentro de


un proceso de adecuación, si bien la Constitución de 1961 presentaba un
acercamiento a la idea de la participación social, con la promulgación de la
Constitución de 1999 se torna en un vuelco, ya que la estructura de la Constitución
se centra principalmente en la búsqueda continua de la participación social, la
incluye dentro de los derechos políticos y la considera un elemento relevante para
el desarrollo de las principales funciones ejercidas por el estado (función pública).
Muchos autores opinan que la participación social es una necesidad de las
sociedades de este tiempo, ya que es difícil que la vida compartida se desarrolle
sin la colaboración del colectivo; es por ello que se considera válido precisar que
la participación es apenas un camino para construir, desarrollar y mantener la
sociedad deseada. En este trabajo se pretenden precisar algunas ideas sobre la
participación social en Venezuela con un enfoque Constitucional.
REFERENCIAS ELECTRÓNICAS

Dra. Cecilia García Arocha (Principios y valores de la democracia


Conferencia dictada por la rectora de la UCV en el Centro Medico de
Caracas. 9 de abril de 2013)
[https://www.revistacentromedico.org/ediciones/2013/2/art-7/] 02/05/20

Luis Salazar (Valores y Principios de la Democracia Venezolana Primera


edición,2016) [http://www.bibliotecautopia.mx/images/PROCESO
%20ELECTORAL/Principios%20y%20valores%20de%20la
%20democracia.pdf] 02/05/20

María Carolina Turarén Magro. (Democracia participativa y protagónica..


Elemento fundamental del socialismo del siglo xxi 2009)[
http://cdsa.aacademica.org/000-062/979.pdf} 04/05/2020

Alberto salas (La Responsabilidad Social en la Constitución de 1999.


Comisión para la Democratización de la Comunicación, la Educación y la
Cultura 23/05/2003 02:34 PM)
[https://www.aporrea.org/actualidad/a3238.html} 04/05/20

Benito López (Participación, consciencia y protagonismo popular elementos


claves para la defensa de la revolución bolivariana 03/05/2016 09:34 AM)[
https://www.aporrea.org/actualidad/a227260.html} 04/05/20

Manuel E. Galindo B. (La participación ciudadana es un deber del pueblo


soberano, y su atención un compromiso de las OAC 13 marzo, 2018)
[http://www.correodelorinoco.gob.ve/la-participacion-ciudadana-es-un-
deber-del-pueblo-soberano-y-su-atencion-un-compromiso-de-las-oac/}
04/05/2020
Equipo de investigación Frente Francisco de Miranda (La participación
popular y el protagonismo del pueblo. 2008)
[https://signosdeizquierda.blogspot.com/2010/03/la-participacion-popular-y-
el.html} 04/05/20