Sei sulla pagina 1di 2

Ambiente y/o herencia y su influencia en el desarrollo de la conducta.

El ser humano tiene dos vías que son vitales, pero a la misma vez
contradictorias ya que no se sabe en concreto que influye mas en el
desarrollo del ser humano, si el ambiente o la herencia.
El ambiente viene siendo la influencia de los padres, hermanos, familia,
amigos, escolaridad, alimentación y todas las demás experiencias a las que
está expuesto una persona. El Ambiente es quien determina el otro
cincuenta por ciento del comportamiento y rasgos característicos del ser, no
tan físicamente como la herencia genética pero sí en actitudes, costumbres
y rasgos en el ambiente donde se desenvuelve el ser. La incidencia de la
naturaleza y la crianza depende de múltiples factores, pero estas dos serán
interminablemente inseparables, siempre estarán tomadas de la mano para
determinar a un individuo.
Un rasgo del comportamiento donde influye el ambiente es la personalidad,
que además de heredarlo se va modificando y aunando con el ambiente
donde la persona se desarrolla.
Podemos concluir que es difícil determinar cuáles son las contribuciones de
la herencia y cuales las de ambiente al comportamiento humano, pero si se
entiende que son ambas quienes determinan al individuo en sí.
En muchas ocasiones nos referimos a que el comportamiento de alguien es
genético, que, si padece alguna enfermedad o tiene alguna adicción, los
genes suelen ser responsables de esto; pero, ¿qué tan cierto es esto? Esto
nos lleva a la conclusión de que los genes son algo inmutable, que no se
puede cambiar, lo cual es erróneo. Debido a que no solo estos intervienen
en cierto comportamiento o enfermedad, sino que también, el ambiente
juega un papel importante en este punto.
En el caso de las enfermedades, solo un pequeño porcentaje puede ser
transmitido genéticamente, sin embargo, hay otras con una predisposición,
que poseen un componente genético, es decir, que tienen cierta tendencia a
padecerla; por ejemplo, si una madre presenta un cáncer, sus hijos podrían
desarrollar la enfermedad, o sea que hay un antecedente genético. Cabe
aclarar que una predisposición no es lo mismo que una predeterminación,
ya que, si se da una predeterminación, no se podría garantizar la aparición
de dicho carácter.
En el comportamiento se suelen ver similitudes en cuanto al de un niño con
el de sus padres, pero esto no se debe a los genes, sino al factor del
ambiente, el cual seria las primeras influencias de la infancia, el tipo de
educación, el trato, etc. Los cuales afectan a las expresiones génicas, ya que
los genes se adaptan al ambiente que los rodea, por ejemplo; un niño que
convive constantemente en un ambiente de violencia, lo más probable es
que tienda hacer violento, ya que en eso se basa su entorno; además de que
se considera algo epigentico, es decir, que se activan o desactivan ciertos
genes en función del entorno. En conclusión, es erróneo afirmar que los
genes son los responsables de nuestro comportamiento, ya que las personas
pueden adoptar esta idea y culpar a sus genes por su comportamiento.
La relación entre herencia y ambiente es un constante vínculo que, tomados
de la mano, serán los determinantes de la conducta de una persona, de lo
que será y como será.
La verdad es que el destino de un ser está dictado por los patrones de
herencia desde el momento de la concepción del individuo, y luego del
nacimiento, el ambiente es un factor importante para determinar el
desenvolvimiento de la conducta del ser, como lo es la crianza en la etapa
infantil.
La conducta es el resultado de la interacción entre la experiencia, las
emociones, el ambiente y los genes, por tanto, los genes influyen, pero no
de una forma mas directa y amplia como el ambiente.
Se da el caso de una persona homosexual, muchos nos estaremos
preguntando que hace una persona homosexual, si el ambiente o la genética
se podría decir que la homosexualidad es una característica en la que
actúan, muy probablemente, factores genéticos, otros factores biológicos,
socioculturales y experiencias vivenciales.