Sei sulla pagina 1di 43

Por primera vez en su historia, América Latina no fue arrastrada

por una crisis financiera internacional y en 2010 recuperó un


crecimiento económico vigoroso gracias a sus buenas políticas
económicas y al rendimiento de sus materias primas.
Mientras Estados Unidos y la Unión Europea deben cerrar el año
con un crecimiento del PIB en torno a 2,6% y 1,7%
respectivamente, las cifras latinoamericanas rondarán el 5%. Y es
que en la crisis financiera mundial -desatada en setiembre de
2008 en Estados Unidos, prolongada este año por la crisis en
Europa- la región resultó una de las menos afectadas en el mundo
e incluso, pese a algunos coletazos, logró salir fortalecida,
estimaron analistas consultados por la AFP.
Según Augusto de la Torre, economista en jefe para América
Latina y el Caribe del Banco Mundial, son varios los factores que
explican el buen comportamiento de la región en este escenario
de crisis. En primer lugar existió una “transformación de factores
que en el pasado solían amplificar choques externos”, como
monedas débiles, sistemas financieros débiles y procesos fiscales
no muy ordenados, que magnificaban “el efecto (de crisis) en
nuestras economías”, explicó.

A su vez, “la integración en el comercio internacional está mucho


más diversificada”, ya que la región ya no se enfoca sólo en
Europa y Estados Unidos sino que ahora se abrió a mercados
como los emergentes de Asia. Otro aspecto es el “modo en el que
estamos integrados al sistema financiero internacional”,
convertidos en acreedores de deuda y receptores de grandes
caudales de inversión extranjera directa. Paralelamente, la región
aprovechó dos factores circunstanciales: el creciente “apetito por
el riesgo” que atrae inversiones extranjeras y los elevados precios
de las materias primas.

En este sentido, Alberto Ramos, economista jefe de Goldman


Sachs para América Latina, estima que entre 2003 y 2008 hubo
una valorización de las materias primas que brindó condiciones
“para reducir vulnerabilidades, aumentar reservas extranjeras,
reducir el nivel de las deudas públicas”. El caso más
representativo es el de Chile, que empleó los recursos
acumulados gracias al alto precio del cobre, del que es el primer
productor mundial, para lanzar millonarios paquetes de estímulos,
explicó Francisco Castañeda, profesor de la Universidad de
Santiago de Chile (USACH). Para Ramos, “no es que América
Latina estuviera en una situación inmune frente a la crisis (…) sino
que no estaba en una situación catastrófica” como en épocas
anteriores.

Brasil, la mayor economía de América Latina, tendrá un


crecimiento que este año alcanzará rondará 7,5% (7,7% según la
CEPAL, 7,6% según economistas del mercado local), y que
estuvo acompañado por mayor acceso al crédito y un aumento del
empleo, lo que se tradujo en un incremento del consumo. Con
más dinero en el bolsillo, los más de 190 millones de brasileños
superaron la marca de un celular por habitante (194,4 millones de
aparatos habilitados), y un millón y medio habrán viajado en avión
por primera vez en el verano austral.
Argentina por su parte, prevé crecer este año hasta 9% según los
últimos datos oficiales (8,4% según la CEPAL), tras la aplicación
de políticas anticíclicas y planes sociales.

“Las medidas más importantes se han orientado a garantizar el


nivel de empleo en empresas con problemas, (…) junto con
incrementos en los ingresos de la población de menores
recursos”, explicó Alfredo García, economista jefe del Banco
Credicoop.
Por su parte, México, que debe avanzar 5% este año, ha podido
evitar la crisis porque el país “ha estado haciendo bien la tarea,
con disciplina fiscal, ampliación de la base fiscal, con mayores
exportaciones manufactureras, control de la inflación y una tasa
de interés baja”, afirmó Alejandro Asencio, analista de
Bursamétrica.

La excepción regional en 2010 será Venezuela que, según la


CEPAL, tendrá una contracción de 1,6% de su PIB debido a una
fuerte crisis energética, caída de la inversión y del consumo
privado, en un contexto de elevada inflación y aumento del
desempleo. Luego en 2011, el PIB venezolano debería expandirse
2%, según el organismo. Para el próximo año, los especialistas
coincidieron en que la región deberá continuar mirando al norte.
“Si el escenario externo crece, vamos a tener un muy buen año.
Si el escenario externo se retrae tendremos un año solamente
bueno”, resumió Ramos, que descartó cualquier posibilidad de
recesión en América Latina.

El síndrome del Grinch Joseph Poliszuk

De 1999 para acá, los diciembres venezolanos han sido


atropellados. Hay quienes hablan de una venganza. "Llueve,
truene o relampaguee, siempre habrá Navidad", advierte el
cardenal Urosa

Faltan luces de colores en Caracas, también arbolitos y ambiente


festivo. Y para compensar, sobran fricciones. Hasta el 23 de
diciembre hubo protestas estudiantiles repelidas por una Guardia
Nacional, que respondió con golpes, agua y perdigones en el
preludio de esta Navidad. ¿Qué pasó con las pascuas del
venezolano?

De la tragedia de Vargas para acá, varios de los últimos días de


cada año han sido frenéticos. Por una u otra razón, la República
Bolivariana de Venezuela ha celebrado algunos diciembres
entrampados en el fragor de la confrontación política, los
desastres naturales y los vaivenes de la economía.

El gaitero Borjas no tiene dudas de que algo pasa. Lo sabe por la


cantidad de conciertos que últimamente ha tenido que suspender.
"La gaita es el menú principal de la Navidad venezolana y
nosotros no hemos podido hacer nada en esta", lamenta desde
Maracaibo.
Muchas actividades políticas y desastres naturales han ocurrido
en los últimos tres meses del año y esa situación ha frenado hasta
la música.

Es el síndrome del Grinch, concluye la periodista Marianela


Salazar. "Quienes decidieron expropiar la alegría sufren una
especie de síndrome del Grinch, el monstruo que odia la Navidad
en el popular cuento infantil del escritor estadounidense Dr.
Seuss".
Eso escribió en la última edición de la revista Look Caras y ahora,
frente a las últimas escenas del año, agrega que "hay un 'GrinCH'
tropical que decidió confiscar propiedades, autonomías
universitarias y expropiarnos la libertad y la alegría".

Polarizados. Si no basta con el chaparrón de agua y leyes que ha


caído este diciembre, el del año pasado será recordado por dejar
11 bancos quebrados. Ni hablar de la ya célebre Nochebuena de
2002, en la que hubo hallacas en medio de un paro de 63 días, o
de ese 28 de diciembre en el que un Chávez reelecto anunció
-tres días antes del final de 2006- que RCTV no pasaba del
próximo-año...

El sociólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela,


Amalio Belmonte, señala que la polarización política no es ajena a
las fiestas del venezolano y sobre todo en Navidad y Año nuevo,
por tratarse de celebraciones colectivas que se pasan junto a
familiares y amigos.

Este suele ser un tiempo de esperanza vinculado con el porvenir y


por eso, Belmonte cree que una parte de la sociedad está
celebrando con la incertidumbre de perder algunas libertades. "La
perspectiva que tienen muchos venezolanos es que nos quieren
imponer una hegemonía", señala. "A la angustia natural que
puede haber en cada casa se suma la incertidumbre del futuro del
país y la preocupación frente a un gobierno que está avasallando
a la sociedad".

"Cambio Navidad por libertad", decía una de las pancartas que


una estudiante alzó el 23 de diciembre en medio de la marcha que
terminó dispersada por efectivos de la Guardia Nacional. Como si
se tratara de un día cualquiera, las primeras planas de los
periódicos de este 24 de diciembre destacaron imágenes de ese
enfrentamiento entre civiles y militares.

Sin casualidades. Esta vez ni los titulares fueron muy navideños:


"Mesa de Unidad alerta que Gobierno 'deroga' la Constitución de
1999"; "La información pública es ahora confidencial por una
providencia"; "Sindicatos protestan por despidos en el Ministerio
de Finanzas"...

El diputado electo por el estado Miranda, Julio Borges, llamó el


martes a estar pendientes y mantenerse en pie de lucha,
independientemente de que sea diciembre, Carnaval o Semana
Santa: "Lo que está haciendo la Asamblea Nacional saliente es
aprovecharse de la Navidad para legislar de espaldas al pueblo;
están aprobando un conjunto de leyes que sólo buscan concentrar
el poder, no instrumentos que resuelvan los problemas de la
gente".

Nada de esto es casual para el sociólogo y directivo de la


Universidad Central de Venezuela, Amalio Belmonte, quien dice
que en las alturas del poder hay una intención de desestimar los
festejos decembrinos. "Nos quieren imponer un modo de vista
distinto", afirma. "El Gobierno aspira construir un nuevo tinglado
cultural; toda revolución levanta sus propios altares, dioses y
símbolos, y la Navidad -tal como la concebimos los venezolanos-
no está muy vinculada con las ideas que el Gobierno busca
implantar".

Algo de eso asomó el diario Clarín de Argentina en el año 2006,


cuando apareció en Gaceta oficial un decreto que sólo permitía
pesebres en las oficinas públicas: "Tal vez es una sobreactuación
de su hostilidad hacia todo lo que sea o parezca estadounidense.
O acaso simple capricho. Lo cierto es que una disposición del
gobierno de Hugo Chávez disparó una nueva polémica en
Venezuela. Los empleados públicos no podrán este año colocar
en sus oficinas árboles de Navidad o imágenes de Papá Noel,
símbolos 'ajenos a las tradiciones' de ese país".

Contra la tradición. El presidente de la República, Hugo Chávez,


criticó la noche del 23 de diciembre del año pasado la "locura
consumista" de entregar regalos a los niños en Navidad, por
considerar que "hace perder los valores espirituales", y sugirió en
cambio, contarles historias sobre Bolívar y la Patria.

"¿Por qué hay que comprar ropa nueva todos los diciembres?",
preguntó. "El estreno del 24, ¿a quién favorece eso? (... ) Y la
gente anda loca comprando el juguete y se lo meten a los niños,
en la mente de los inocentes niños por televisión, por propaganda
y por todos lados".

Más que un complejo, para Marianela Salazar se trata de una


venganza. "Diciembre siempre fue un mes de tregua, un alto para
la diatriba, el hecho de que todos disfrutábamos de las tradiciones
familiares se respetaba, pero como este es un gobierno
revolucionario y los resentidos sociales abominan de esas
tradiciones "pequeño burguesas", lo que vemos es una
arremetida, una ofensiva contra las clases productivas".

A su juicio, varias tradiciones decembrinas se han quedado en el


camino. Lamenta, por ejemplo, que las parrandas navideñas estén
en franca extinción. "No hay ánimo ni para el amigo secreto",
lamenta. "Se escondió por miedo a ser descubierto, lo que hay
son enemigos públicos".

La otra cara. En las filas del Chavismo también reconocen varias


navidades ajetreadas, pero no precisamente por un Grinchque
gobierna desde Miraflores. Recuerdan, por ejemplo, que en el año
2002 fueron factores de la Oposición quienes hablaron de
posponer las navidades hasta que el Presidente de la República
renunciara.

Antonio Daza, quien se presenta al otro lado del teléfono como


"revolucionario socialista", publicó una carta dirigida al Presidente
en el portal de Aporrea, en la que manifiesta las dificultades que
sufren en San Cristóbal y el resto del estado Táchira para poder
comer hallacas en estos tiempos. Pero para que nadie se
confunda, deja claro que es culpa de una oposición que manipula
las medidas empleadas ante las lluvias, así como de unos
funcionarios públicos que engañan al primer mandatario nacional.

"Todos los días tenemos que hacer cola para surtir de gasolina a
nuestros vehículos, no tenemos gas doméstico en bombonas para
hacer nuestra comida; y en ésta época de Navidad mas males se
nos enciman: el mercado argumentando escasez nos pone el
pimentón a 30 bolívares, las hojas para hacer las hallacas
navideñas a 25 bolívares el kilo, el pernil que usted anunció se
vendería a 20 bolívares no lo consigue en menos de 40", sostiene
Daza en la carta que escribió al presidente Hugo Chávez.

Extirpar el monstruo. La directora de la Escuela de Sociología de


la Universidad Central de Venezuela, Tibisay Serrada, encuentra
dos panoramas: por un lado un grupo identificado con la
oposición, en el que la situación política ha penetrado en el estado
de ánimo y la forma de celebrar y, en contraparte, habla de otro
sector cercano al Gobierno, que más de quejarse por los vaivenes
de la política, resiente los problemas económicos de la inflación y
el costo de la vida.

Serrada cree, de cualquier forma, que es superficial hablar de un


cambio en las navidades exclusivamente por la coyuntura política.
Está claro que este 24 de diciembre mucha gente llevó a la mesa
los últimos acontecimientos del país. De seguro hubo quien habló
de la oposición, la nueva y vieja Asamblea Nacional y, por
supuesto, del presidente Chávez. Pero advierte que hay
tradiciones navideñas que se han perdido por otros aspectos,
como la reducción del número de personas dentro de un mismo
núcleo familiar, el poco interés de algunos jóvenes por seguir
rituales como la preparación de las hallacas en familia o privilegiar
las compras antes que las reuniones y los encuentros.

Sea por lo que sea, Serrada cree que el significado de la Navidad


sirve para fomentar la unión. "Debería ser una situación aséptica e
incluso de reencuentro, para quienes están en los extremos de la
sociedad, para que las familias se reúnan e incluso para hablar de
nuestras diferencias sin atacarnos".

A ambos lados hay quienes hablan de un Grinch, pero Serrada


cree que lo que hace falta es luchar contra ese mismo monstruo:
"Yo precisamente lo que quiero es que se elimine ese Grinch,
porque esto no se trata de una novela rosa donde hay buenos y
malos. El Grinch es el diálogo polar, que anula y divide, y abrir ese
diálogo es la única posibilidad de entendimiento".
Los hechos después de doce años
Si algo intuye Chávez de la ontología cubana después de doce
años de mal gobierno es que debe adjudicarse con urgencia la
mayor cantidad de medios escritos y audiovisuales. El producto
revolucionario se obliga a hacer alarde diario de sus bondades, sin
trabas, para convencer sobre todo a los más jóvenes que ese
sistema corporativo es el que más le conviene. En otras palabras,
las instituciones básicas deben forjarse para que puedan actuar
como un todo. Así el mensaje se convierte en factor dominante.
La disidencia como foco de perturbación es lo de menos pues
será inhabilitada mediante estatutos de imperiosa sujeción. De allí
que el régimen haya promulgado con apremio una ley de
vigilancia más restrictiva que la Ley Mordaza.

La repetición del mensaje a través de medios cruzados es vital


para el avance del proyecto marxista. Cuando Chávez transmite
en cadena nacional o por la casi-cadena a través de las múltiples
frecuencias que controla, lo que hace, más que comunicar
realizaciones y resultados, es medir el grado de influencia de sus
mensajes. Está convencido de ser el gran pedagogo no obstante
que sus locuciones carezcan de contenido cívico. En las
autocracias es impensable que la educación se vincule a valor
republicano alguno.

Así como en 1998 a Chávez le resultó fructuoso seducir a los


pobres mercadeando una tendencia a través de dádivas, después
de 12 años el tráfico de ideas le está resultando cuesta arriba. Los
conflictos sociales que se han creado bajo su égida lo están
acosando en mayor medida de lo que quiere reconocer. ¿Quién
cree en su promesa de construir miles de viviendas de improviso y
sin proyectos si en 12 años se ha edificado lo que en "la
cuarta" se lograba en año y medio? Bien sabe, al igual que la
mayoría, que con leyes, dictámenes del TSJ, ni con actos
teatrales, se levantan las casas. Los damnificados de Vargas que
quedaron sin morada pueden dar fe de ello. ¿Y el Plan Vargas?

Es perentorio para la revolución la toma de los pocos medios


autónomos que aún subsisten a modo de impedir que adviertan y
perturben el proceso educativo emprendido por el Caudillo. Como
no hay obra que exhibir Chávez asume la confrontación
prejuiciosa entre clases como política de Estado. La educación es
ideología. De allí que eduque, como hacen los fanáticos, con
intimidación y persistiendo con epítomes de cómo hay que vivir en
pobreza para ser feliz.

Los privilegiados consejeros cubanos, en resguardo de sus


inmensos ingresos derivados del erario venezolano, jamás le
aclararán que los signos de adoctrinamiento marxistas no entrarán
ahora si no lo hicieron hace once años cuando era multimillonario.
El modelo fallido está acosando a los más pobres. En
consecuencia, de nada servirá la colosal propaganda oficial
plasmada en videos, libros, historietas, cuentos y discos al aire
libre en escenarios suburbanos y urbanos como el escenificado
por el Presidente en un refugio de damnificados. "Apóyenme para
construir un mundo sin conflictos sociales. Los villanos de la
oposición no los representan por lo tanto están exentos de
cualquier privilegio estatal".

Cuando las relaciones gobernante-pueblo son forzadas, como


sucede en los melodramas de largo metraje, en algún momento se
descubre la trama engañosa del protagonista resentido. El ardid
utilizado desde en 1998 para conquistar voluntades ya no tiene
efecto. El cosmos fantástico de Chávez, deliberadamente aislado
de la realidad, se está complicando con el mundo real de los
hechos.

Es fehaciente que las prédicas exentas de juicio de valor que


están circulando en algunos países de América Latina como
Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, están impregnadas de
racismo, imperialismo, codicia y arrogancia. Bajo esas
circunstancias es imposible cimentar un desarrollo humano
ajustado al estándar del siglo XXI. El comercio de ficciones
politiqueras y sensibleras es cosa del pasado.

Chávez gobierna bajo el signo de la fatalidad, el FATUM romano


que empuja la persona a su propia pérdida. Los venezolanos,
menos crueles, lo llaman La Pava. En la mitología romana era el
destino, la fatalidad. Una maldición que empuja a su víctima a un
final trágico, por más que ella haga esfuerzos para escapar de lo
que ya está escrito.

Cuando empezaba la primera década del 2000, Hugo Chávez lo


tenía todo. Una popularidad abrumadora, unos ingresos fabulosos
y un discurso que prometía a los venezolanos una época de
prosperidad y felicidad. Ni siquiera necesitaba mucha capacidad
administrativa ni hacía falta rodearse de genios: le hubiera
bastado seguir desarrollando el plan de expansión de PDVSA que
ya existía (para el 2011 Venezuela hubiera tenido la prevista
capacidad de producir 8 millones de barriles diarios) y dejar que
todas las demás ramas del gobierno funcionen aprovechando
aquellos enormes recursos para transformar al país en un
magnífico ejemplo de superación y no sólo alcanzar, sino superar
el Primer Mundo, colocándose a la par de Noruega, que sí lo hizo
y es considerada el paraíso de los trabajadores.

Termina la década, surge la pregunta: ¿qué pasó? Fueron


despilfarrados 950.000 millones de dólares en diez años. Si los
dividiéramos por los casi 30 millones de habitantes de Venezuela,
esto significaría que a cada venezolano le tocaba disfrutar del
equivalente a 31.666 MILLONES de dólares en diez años. Insisto
en la cifra millonaria, porque son 3.166 MILLONES de dólares
anuales por persona, que cada venezolano debía haber recibido
en la forma de mejoras en su calidad de vida y a su vez, en
educación, inversiones, incentivos que le hubieran permitido ser
productivo para agregar aún más a su bienestar.

Hoy, a diez años de la bonanza, no queda nada hecho, nada


invertido, nada conseguido y por el contrario, hay un país
endeudado no solamente por los años venideros, sino por
décadas, puesto que hasta lo poco de petróleo que todavía
produce, ha sido entregado ya a China, a futuro por muchos años.
Queda una población empobrecida, carente servicios elementales
como la luz eléctrica, vivienda cómoda, vialidad y que pronto, por
los vientos que soplan, no tendrá comida.

Venezuela es un país fabulosamente rico, bendecido por la


naturaleza. De no haberle destruido PDVSA, Venezuela seguiría
siendo un país rico y todavía algo de petróleo – en forma muy
disminuida – PDVSA produce.

Cuba es una isla pequeña, carente de riquezas naturales,


sometida a un dictador cuya única meta es permanecer en el
poder. Fidel Castro tomó el poder por la vía armada, a manera de
golpe militar guerrillero y de inmediato, buscó quien lo mantenga.

En enero de 1959, Fidel era el guerrillero que meses antes había


derrocado a un dictador y Rómulo Betancourt era presidente
electo de Venezuela (todavía no se había encargado de la
presidencia). Fidel Castro viajó a Venezuela para exigir petróleo,
explicando que era la única manera que tenía su gobierno de
sobrevivir. Betancourt le contestó que ese petróleo no era para
regalarlo. Era para Venezuela y los venezolanos. Ante la negativa
venezolana, Fidel Castro viajó a Estados Unidos en un esfuerzo
de conseguir el patrocinio de Washington. Allí le alcanzó su
hermano Raúl, quien era entonces alumno privilegiado en la
policía secreta de la URSS y ocurrió un famoso pleito a gritos en
el hotel donde Fidel se hospedaba.
El objeto del pleito era a dónde arrimarse mejor. Al final, ante la
negativa norteamericana, a Fidel no le quedó como solución sino
el patrocinio de la Unión Soviética, al elevadísimo precio de
sacrificar a los cubanos no sólo en su calidad de vida, sino como
carne de cañón en África. Fidel, cuya ideología se adaptaba a las
circunstancias, se quitó el crucifijo que enarbolaba en la Sierra
Maestra, empuñó la hoz y el martillo e instauró el comunismo en
Cuba.

Al declinar el patrocinio soviético, Castro buscó


desesperadamente otro buen árbol para arrimarse. Existe la
relación de los avances diplomáticos que intentó con Felipe
González en España y con François Mitterand en Francia, donde
el intermediario en París fue un amigo personal de Castro, el
ministro francés Régis Debray. Los esfuerzos fueron vanos. La
URSS se desmoronaba y a Fidel, los gobiernos socialistas
europeos no lanzaban un cabo.

Con la caída del muro de Berlín la situación de Castro se hizo


insostenible y es cuando apareció Hugo Chávez. Era la víctima
perfecta, con tal de seguir fomentando en él sus particulares
fijaciones mentales de un liderazgo continental y, ya que a eso
vamos, ilusionarlo hasta con un liderazgo mundial. Poco
importaba que por esos sueños de grandeza faraónica, Venezuela
se desangrara distribuyendo en el mundo sus riquezas – y las de
su pueblo -, con tal de que lo grueso del desagüe se canalizara
hacia Cuba. Al dominar a Chávez sobre la base de una fantasía
de Hugo, los Castro consiguieron prolongar su dictadura una
década más.

El último recurso

Lo que hubiera sido un Plan Racional de Fidel Castro a favor de


su régimen dictatorial, se descarriló por lo irracional del pupilo.
Eso de despilfarrar casi un mil de miles de millones de dólares en
el mundo, creyendo que con eso se erigiría como el nuevo Mesías
universal, resultó en lo que era: locura total.

El capital inicial de Hugo Chávez en el 2000 era tan


escandalosamente cuantioso en popularidad y dinero, que
necesitó una década entera para agotarse y para que los
venezolanos –sobre todo los pobres que estaban encandilados
-se percatasen de que su país está destruido, el dinero se acabó,
el petróleo no da más y en diez años no se construyó ni se mejoró
nada.

Lo que queda ahora – y en eso al régimen cubano le va la vida –


es amordazar y someter a los venezolanos de la misma manera
como Fidel Castro, con el asesoramiento de la URSS, logró
someter y amordazar a los cubanos.

Venezuela y los venezolanos es lo que menos importa – que a


Fidel nunca le importó- , porque se trata de un asunto de vida o
muerte para la dictadura cubana.

El horrible papel de las focas

La atropellada carrera para imponer a Venezuela por la vía


legislativa el paquete comunista, llenará con su descripción
páginas de los manuales de Historia por décadas y siglos,
hinchándose su importancia a medida que pasen los años y se
adquiera la perspectiva que ofrecen los acontecimientos
desencadenadores de grandes eventos.
Unos extraños diputados mudos y ciegos, se prestan a la farsa de
aprobar en minutos y sin leerlas, leyes de 250 o más artículos en
materias tan vitales como el sistema de gobierno (Ley del Poder
Popular, Ley de la Controlaría Social, Ley de Planificación Pública
y la Ley de Comunas), los medios de comunicación (Ley de
Responsabilidad Social de la Radio y Televisión), los Derechos
Humanos (Ley de Cooperación Internacional que cercena el
financiamiento de las ONG), el sistema económico (Ley del
Sistema Económico Comunal, la Habilitante al Presidente de la
República) y la educación (Ley de Universidades).
Esos diputados que sin procedimiento legal alguno aplauden y
votan a favor del paquete comunista, tendrán sus nombres
colocados en aquellas páginas de la Historia. Al igual que después
del período nazi, cuando los hijos y nietos de los líderes hitlerianos
buscaban cambiarse el apellido, los hijos y nietos de esos
diputados cargarán para siempre con un peso que marcará sus
vidas, porque el “paquete de leyes” que hoy se aprueba será la
semilla de sangrientas convulsiones de resistencia, pasiva y/o
activa, de las que seguramente nacerá una Venezuela distinta y
nueva.

¿Cuánto tiempo durarán los dolores del alumbramiento? Es la


gran incógnita. Pero su semilla se habrá sembrado en este fatídico
mes de diciembre que cierra la década.

El caso Palmer en el Derecho constitucional y el derecho


internacional

Posiblemente el gobierno no se lo ha planteado y asume la


negativa de recibir al Sr Palmer como una cuestion "entre comillas
de honor revolucionario" ; sin visualizar que el caso del embajador
Larry Palmer es una injerencia en los asuntos internos de los
EE.UU. Una de las funciones de los Congresos o Asambleas
además de legislar, ser órgano contralor y servir de equilibrio entre
los poderes constituidos, es la de aprobar la designación de los
embajadores.
En nuestro caso, Constitución de 1999 (art 187) entre las
funciones que corresponden a la Asamblea Nacional, está la de
Autorizar el nombramiento de los Jefes de Misiones Diplomáticas
Permanentes. Para ello la Asamblea Nacional por intermedio de la
Comisión de Política Exterior debe interpelar al embajador
designado en una audiencia pública para evaluar la trayectoria,
condiciones y capacidades del “designado”.
Por su parte el interpelado hace gala de sus conocimientos sobre
el país para el cual se le ha solicitado el Placet. Conocimientos
que si bien son propios, también representan la impresión, política
e instrucciones de Ministerio, puesto que para ello el interpelado
se nutre de los informes que le ha facilitado su cancillería. En los
gobiernos anteriores esta era la practica; hoy no sabemos si la
Asamblea se atreven a negar la autorización para algunos de los
premiamos con unas vacacioncitas en el exterior por sus servicios
al régimen.

Como ya dijimos esta es una práctica común en todos los países y


tiene su fundamento en el derecho constitucional. En el caso de
los EE.UU, el pecado del señor Larry Palmer fue responder a un
cuestionario que le presento un senador y en el cual manifestó lo
que ya es público en la prensa internacional y forma parte de los
cables filtrados por Wikiliki cuando aseguro que creía en la
presencia de guerrillas colombianas en Venezuela y criticó la baja
moral y la influencia cubana en el ejército de ese país.

El señor Palmer al expresar su opinión no lo hizo ni en la calle


ocho de Miami ni en un programa de Larry King un domingo por la
tarde; lo hizo en el Congreso americano, bajo juramento,
atendiendo a un mandato constitucional y revelo lo que los
informes que sus embajadas transmiten a Washington.

La forma como el gobierno de Chávez rechaza la designacion del


Sr Palmer y los argumentos utilizados por el Canciller Sr Maduro y
el embajador de Venezuela ante la Casa Blanca (ver el Universal
20/9/2010) representan no sólo una injerencia en los asuntos
internos de los EE,U si no tambien un desconocimento al derecho
interno y a las normas constitucionales de los Estados que tiene
como practica interpelar a los embajadores antes de que sean
definitivamente nombrados por el jefe del poder ejecutivo.
Visto de otra forma, el comandante Chavez pretende amenazar
con vetar a los embajadores designados al momento de pasar por
el poder legislativo, so pena de declararles "persona no grata"
antes de presentar credenciales.

El preámbulo del fin


El talante comunista del régimen queda totalmente al descubierto.
La batalla que por casi 12 años ha sido librada entre la pretensión
totalitaria y la sociedad democrática, entra en un período
definitorio. Los acontecimientos del próximo año, resultarán
fundamentales para la determinación de la fuerza política que
logrará la victoria en las elecciones presidenciales de 2012.

La Mesa de la Unidad, tiene el deber de dar los pasos necesarios


para la consolidación de la mayoría de votos alcanzados en los
pasados comicios del 26 de septiembre.

Las aspiraciones continuistas de la corrupta


ineficiente "nomenklatura" criolla, no dejan lugar para descuidos ni
equivocaciones. La lucha de 2011, se desarrollará en diversos
escenarios.

Asamblea Nacional. El error de haber optado por la abstención en


la elecciones de 2005, le ha costado a la oposición 5 años de
ausencia en el Parlamento.

Durante este período, los diputados oficialistas han aprobado sin


obstáculo alguno todas las leyes que han sido necesarias para el
avance del proyecto totalitario del socialismo del siglo XXI. Pocos
legisladores disidentes, trabajaron infructuosamente para impedir
el atropello.

El saliente Parlamento, incumplió también con su deber


constitucional de controlar a los otros poderes del Estado.
Diversos casos de corrupción, jamás fueron investigados. Los
grandes problemas del país, nunca fueron discutidos con
profundidad. Una mayoría genuflexa de diputados rojitos, se
entregó obsecuente ante los caprichos presidenciales.

La realidad será otra en 2011. Los resultados del 26 de


septiembre, le permitirán a la alternativa democrática contar a
partir del próximo 5 de enero, con 65 diputados que prometen
recuperar las funciones de una verdadera Asamblea Nacional.
Debieron ser más, pero las perversiones del sistema electoral
utilizado, impidieron que la mayoría del voto popular se reflejara
en un número equivalente de curules.

En estas circunstancias, el escenario político cambiará. La


oposición contará con por lo menos 1 diputado en cada entidad
del país, con la excepción del estado Delta Amacuro.

El creciente descontento de las regiones, tendrá voz en el próxima


Asamblea. Esto resulta de gran importancia, principalmente en un
país donde el año 2010 cerrará con más de 3.500 protestas
producidas.

El desenvolvimiento normal de un Parlamento, choca con los


planes totalitarios. La confrontación de ideas y la existencia de la
crítica, entorpece la instauración del pensamiento único. Por esta
razón, desde el poder se intentará obstaculizar, por diferentes
vías, la labor de la próxima Asamblea Nacional.
Los diputados electos, deberán dar una pelea sin tregua por la
democracia.

Nueva geometría del poder. Las leyes que establecen el Estado


comunal, aprobadas por la saliente Asamblea Nacional entre
gallos y media noche, no sólo conculcan preceptos
constitucionales, sino que van en contra de la voluntad popular
expresada en el referéndum del 02/12/2007.

Con el pretexto de "darle poder al pueblo", se materializa una


especie de Estado dentro del Estado, cuyas autoridades no
dependerán del voto universal, directo y secreto, sino de los
designios de un Ministerio. El régimen intenta de esta forma,
prepararse para gobernar siendo minoría.

El Estado comunal, no elimina las alcaldías ni gobernaciones,


pero sí despoja a estos entes territoriales de muchas de sus
funciones y de gran parte de sus ingresos. Más poder para el
Ejecutivo, en detrimento de los ciudadanos.

Por otra parte, la actual AN ya ha sancionar una nueva Ley


Habilitante para el presidente de la República. Esa Ley facultad al
Ejecutivo para legislar por decreto hasta por 18 meses o sea más
allá del 5 de enero próximo. Y ello se considera un golpe a la
Constitución.

En 1933, Hitler obtuvo del Reichstag la aprobación de una ley


habilitante, denominada "Ley para Solucionar los Peligros que
Acechan al Pueblo y al Estado". Este instrumento jurídico, de tan
solo 5 artículos, permitió la instauración de la dictadura nazi en
Alemania. Esperemos que aquí no se pretenda emular este
oscuro episodio.

Medios de comunicación y libertad de expresión

Ante la imposibilidad de resolver los grandes problemas que


afectan a los ciudadanos, el régimen ha optado por restringir la ya
menguada libertad de expresión que existe en Venezuela. A
través de leyes inconstitucionales y artilugios jurídicos, el
Gobierno pretende reducir al mínimo los espacios de
comunicación ciudadana. El poder quiere silenciar a las voces
criticas. Se pretende la hegemonía de la verdad oficial.

El objetivo principal, pareciera ser el cierre o la estatización del


canal de noticias Globovisión. De esta manera, se intentaría
provocar también la autocensura de otros medios de
comunicación. La regulación recaería también, sobre herramientas
como Twitter e Internet. Una verdadera arremetida en contra de la
libertad de expresión.

La caída vertiginosa de la popularidad presidencial, provoca estas


medidas desesperadas. Los verdaderos afectados, son los
ciudadanos. Las protestas del pueblo, no tendrán canales de
comunicación.

El talante comunista del régimen, queda totalmente al descubierto.


Sin instituciones que defiendan los derechos humanos, sólo queda
como recurso la movilización ciudadana.
Situación de la economía
El talón de Aquiles del régimen, es la economía. Luego de
haberse despilfarrado más de $950.000 millones, las arcas del
Gobierno se encuentran menguadas. La disminución de la
producción de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), ha reducido
significativamente los ingresos. El endeudamiento irresponsable,
ya resulta una pesada carga para el presupuesto nacional.

Para el año 2011, muchos analistas consideran que la inflación


rondará entre 30% y 35%. La tasa de desempleo, inicia el año por
encima del 9%, lo que significa que más de 1.200.000
venezolanos, se encuentran sin trabajo.

El "bolívar fuerte" de 4,30 por dólar será el tipo de cambio para


toda la actividad, lo cual hará que los bienes y servicios
importados sean más costosos. Se ha anunciado también, un
posible aumento del IVA. La delicada situación de las finanzas del
país, contribuirá con una mayor disminución de la popularidad
presidencial, pues todo eso eleva de nuevo la inflación.

Los candidato de la unidad nacional


Los factores agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática, han
manifestado consenso en cuanto a las primarias como método de
escogencia del candidato presidencial. Estos comicios internos,
pudieran realizarse en el último trimestre del año próximo, o a
principios de 2012.
En todo caso, 2011 se vislumbra como un período fundamental
para el posicionamiento del hombre o mujer, que representará a la
alternativa del cambio en las presidenciales de diciembre de
2012.

Ante el escenario adverso que se le presenta en el futuro, Hugo


Chávez intentará provocar que la oposición se desvíe de la ruta
electoral, que tanto lo atormenta. La reedición de otro fallido 11 de
abril, lo atornillaría nuevamente en el poder. Si el liderazgo
democrático atina en la conducción de la lucha, 2011 se presenta
como el preámbulo del final de la pesadilla totalitaria.

Chávez no llega a las elecciones del 2012


El dictador Hugo Chávez pretende hacer con el presidente de
FEDECAMARAS lo mismo que hizo con la Juez Afiuni, exigirle a
sus jueces sumisos que lo pongan preso.
El presidente del organismo exhortó a los miembros de la Fuerza
Armada Venezolana a cumplir con el artículo 25 de la constitución,
el cual estipula que todo funcionario público está obligado a
desconocer cualquier orden que viole o menoscabe los derechos
garantizados por la constitución. Al promover el cumplimiento de
la constitución el presidente de FEDECAMARAS cumple con un
deber cívico, no comete delito alguno.
En un comentario que revela su naturaleza racista el dictador se
ha quejado de que las cárceles están demasiado llenas de negros
y mulatos (no mencionó a los zambos) y que “no hay suficientes
presos blancos”.
Esto suena grotesco en boca de un presidente y revela su
inestabilidad mental.

Estas señales de desintegración mental y moral en el dictador


corroboran lo que he venido pronosticando por unos tres años en
unas 15 ciudades de los Estados Unidos y en once países de
América Latina, en charlas sobre la situación venezolana a
centenares de empresarios, estudiantes, líderes políticos y público
en general: Hugo Chávez no llegará al final normal de su período,
saldrá de la presidencia antes de Diciembre 2012.
No es necesario pedir un golpe de estado para pronosticar esto.
Basta con que el dictador siga el suicida rumbo que lleva. El
término que uso para definir el final del dictador es Implosión, un
colapso de adentro hacia afuera, producido por los innumerables
errores y torpezas del déspota. Es un proceso que ha adquirido
una dinámica propia y que apenas requiere de una presión cívica
continua en el plano doméstico para que se mantenga. El resto del
mandado lo harán el repudio creciente que muestra la opinión
pública internacional por el déspota y la acción profiláctica de
algunos países democráticos importantes como USA, México,
Costa Rica y Colombia (con un Brasil vergonzosamente sentado
en la talanquera).

La fórmula de la implosión luce así: Implosión = 60 %; Colapso


interno del régimen = 25%; Oposición doméstica y presión
internacional =15%.
El dictador terminará el año 2010 en situación desesperada. La
sociedad civil venezolana comienza a insurgir en pleno contra su
dictadura. Los Estados Unidos están al borde de tomar medidas
políticas y comerciales contra su régimen.
El régimen cubano se desploma.España seguirá presionando por
la relación del dictador con la ETA. Los Chinos comenzarán a
cobrarle la enorme deuda de $28.000 millones, exigiéndole que le
entregue el resto de soberanía nacional que el dictador no le ha
entregado aún a los cubanos.
PDVSA dejará de generar suficientes ingresos para alimentar sus
insaciables requerimientos de dinero y podría perder a la empresa
Citgo ubicada en Houston (Texas) debido a acciones legales que
se avecinan. El dictador terminará el 2010 sin más aliados en el
hemisferio que Ortega, Morales y Correa.
Ortega prepara una trampa electoral pero se tambalea en el
poder. Morales es apenas un parásito del dictador venezolano.
Correa tiene problemas políticos inmensos, incluyendo una
posible revocación de su mandato y un juicio internacional por el
fraude intentado contra la empresa Chevron-Texaco.
Y como un nuevo CID, CAP inspirará a muchos venezolanos,
después de su muerte, a luchar por la democracia. Así se
confirma el pronóstico: El dictador venezolano no llega a las
elecciones de Diciembre 2012

Zulianos por la Constitución


Recientemente nació la organización Zulianos por la Constitución,
un movimiento cuyo norte principal es la defensa de los principios,
derechos, deberes, normas y valores consagrados en la Carta
Magna de la República Bolivariana, vigente desde el año de
1999. Está conformado por la diversidad y pluralidad de
instituciones y personalidades zulianas, quienes aspiran el debido
acatamiento y respeto a la Constitución Nacional por parte del
Presidente y su gobierno nacional. Nada más, sólo exigir que las
cosas en Venezuela se hagan dentro del marco constitucional – y
legal - así de sencilla es la orientación de Zulianos por la
Constitución.
La razón de defender el instrumento jurídico principal y clave de la
nación venezolana está inspirado en el sistema democrático
consagrado en el texto constitucional y el cual puede definirse con
una sola frase: libertad.
Son las libertades ciudadanas las que corren peligro con el marco
de leyes y decisiones arbitrarias del gobierno nacional del
presidente Hugo Chávez Frías, quien está imponiendo un
socialismo inexistente en la Constitución actual, donde no existe la
mínima mención a este sistema retrógrado y perverso que imperó
en la URSS de Lenin y Stalin; en la China de Mao; en la
Yugoslavia de Tito; y el cual actualmente agoniza en la Cuba de
Fidel y Raúl Castro.

En el año 2007, los venezolanos rechazamos una reforma


constitucional de evidente contenido socialista, Castro –
comunista – al votar por el No y negar la propuesta presentada
por Chávez y su gobierno.
Fue una gran victoria de la oposición que saboreó el camino del
éxito mientras el Presidente sintió el dolor y el vacío de la derrota.
Sin embargo, se negó a aceptar la decisión mayoritaria porque 3
años después opta por el camino de usar a un Poder Legislativo
en transición para aprobar un Fujimorazo a la propia Asamblea
Nacional y un paquete de leyes castro – comunistas que, sin
empacho alguno, las cataloga de socialistas.
Al contrabando de leyes socialistas les agregó una Ley Habilitante
la cual le permite mandar en forma omnipotente durante 18
meses, es decir, en el último tramo de su período presidencial que
se agota en el 2012.

De allí surge la necesidad del nacimiento de un movimiento como


Zulianos por la Constitución que sólo busca corregir los entuertos
jurídicos cometido por el gobierno nacional contra la Carta Magna
y la vida de los venezolanos con el interés de que el país recobre
la sindéresis política y el camino de la democracia que es la ruta
de la libertad.
Este movimiento tendrá prontamente sus réplicas en otros estados
del país para luchar por la Constitución y los derechos allí
consagrados, porque la Venezuela actual requiere de la unidad
política, de la participación de personas e instituciones; del empuje
ciudadano, y del ejecútese todas las acciones pertinentes e
institucionales para alcanzar el fin: reconstruir la Venezuela que
anhelamos, ese modelo de país que aspiramos para nuestros
hijos y el cual es totalmente distinto a ese socialismo mezquino,
perverso y autoritario que están imponiendo por encima de los
preceptos constitucionales. En la actualidad, la Constitución nos
está marcando el rumbo a seguir.
“El Gobierno emite primer decreto en el marco de la Habilitante”
y paso a paso Chávez instaura una dictadura comunista en
Venezuela
Paso 1: Constituir fondos financieros; o sea firmar
la primera de la ley Habilitante. Es el fondo Simón Bolívar para
atender la reconstrucción de las zonas devastadas (por las
lluvias). “Será para la constitución de un fondo con un aporte
inicial de 10 mil millones de bolívares, de los cuales ya aprobó
506,4 millones”

Paso 2: Usar los fondos para construir en territorios dominados


por la oposición cuatro mil viviendas en los municipios Mara,
Maracaibo y Guajira, informó el presidente Hugo Chávez.

Paso 3: Blindar legalmente la Ley, para que no la puedan derogar:


“Esta primera ley Habilitante será enviada al Tribunal Supremo de
Justicia (TSJ) para que se le otorgue su carácter orgánico, dado
que confluye con otras leyes, como la de Administración
Financiera,…”

Paso 4: Girar instrucciones para determinar de donde van a salir


los fondos financieros:“El Jefe de Estado giró instrucciones al
Ministro Ramírez para utilizar recursos de Petróleos de
Venezuela, S.A (PDVSA) para cumplir con la construcción de
viviendas anunciada en el estado Zulia, si el TSJ se tarda en
conferirle carácter orgánico a esta primera ley Habilitante”

Paso 5: Decidir cuando, quienes ejecutaran y quienes controlaran:


Al llegar la plata este plan de viviendas va ser desarrollado por
Corpozulia, PDVSA, Fuerza Armada y las alcaldías bolivarianas, y
por supuesto, bajo el control del Poder Popular”,indicó.
Paso 6: Negar que el proceso iniciado es dictadura:
“Para eso es especialmente la ley Habilitante ¿De dónde sacan
algunos enloquecidos que es para instalar en Venezuela la
dictadura? Allá ellos y su irracionalidad. Han quedado de nuevo al
descubierto con su egoísmo y su odio con el pueblo. No hacen
nada por el pueblo, y pretender impedirme a mí que no trabaje por
el pueblo; pero no van a impedir que trabajemos por y para el
pueblo”

¿Por qué se está afirmando afirmando que estamos en presencia


de un proceso de instauración de una dictadura comunista?

1.- Chávez es zurdo y en consecuencia firmará con su mano


izquierda.

2.-¿De donde sacó tanta plata, si este es un país quebrado, según


dice el economista Teodoro? ¿La habrá obtenido de alguna botija
encontrada en la tumba del Libertador y por eso le puso ese
nombre al fondo? ¿O lo habrá obtenido vendiendo las 500
toneladas de arroz que le trajo Evo?

3.-¿Por qué escogió al Zulia, territorio sagrado de Rosales? ¿No


es esto una provocación que puede traer graves consecuencias?
¿Es que piensa expropiar y construir en las tierras de tan
distinguido ciudadano amado por su pueblo? ¿Qué va a pasar
cuando Chávez inaugure las primeras viviendas y el pueblo
zuliano salga a la calles protestando porque sólo tienen 3
habitaciones y dos baños y ellos merecen algo mejor y están
acostumbrados a las casas que les fabricaba Rosales con aire
acondicionado central?¿Es que Chávez no se cuenta que los
zulianos no lo quieren y no quieren nada de él?

4.-¿Qué es eso de blindar La Ley para impedir que los


representantes del pueblo zuliano en la Asamblea Nacional
puedan derogarla el mismísimo 5 de Enero?. ¿No se está atando
de pies y manos a unos diputados que fueron electos por el
pueblo zuliano para que lo defendiera del tirano Chacumbele?.

5.-¿Por qué decidió que sea de PDVSA donde saldrían los


fondos? Una Empresa que ésta quebrada, que no produce nada,
pues los que sabían de petróleo fueron botados a la calle.

6.-¿Por qué trata de acallar la voz del pueblo, que es la voz de


Dios, cuando le dice mentirosa a los lideres de la oposición,
siendo ésta mayoría demostrada en las últimas elecciones
parlamentarias cuando sacaron 65 diputados y el gobierno
solamente 98?.

Por todas estas razones y argumentos, se piensa a pies de


juntillas, que Chávez se las está comiendo y que su dictadura
llegará por lo menos hasta el 2021, si Dios y la virgen así se lo
ordenan al pueblo venezolano.

La universidad vencerá de nuevo las sombras


Han abierto la Caja de Pandora en su afán de insaciable poder y
en el fondo se ha librado la esperanza, la Universidad Autónoma,
la que ideó la Libertad para hacerla realidad

La Universidad Venezolana es la Patria de su Pueblo, de sus


hombres, de sus mujeres y jóvenes. La Universidad Venezolana
es la Patria de nuestros obreros, de nuestros empleados, de
nuestros hombres y mujeres de ciencia, de nuestros hombres y
mujeres de fe.
En la Universidad aprendemos a pensar en el País como unidad
diversa y rica en valores y libertad. En la Universidad aprendemos
a desarmar a la violencia con la Paz, con la razón, las ideas y el
pensamiento.

En la Universidad no nos adoctrinamos porque estudiamos a


todas las ideologías sin dejarnos avasallar por ninguna, para
comprenderlas e interpretarlas y ser superiores a todas ellas
porque aprendemos a discurrir en su conjunto .En la Universidad
no excluimos a las personas por su fe, por el color de su piel, por
su sexo o manera de pensar, todo lo contrario, hacemos del
conocimiento la actividad por todos ejercitada que permite su
integración.
En la Universidad creamos la pólvora, la bomba atómica y la
nuclear. Pero también el discurso requerido para acallar a los
cañones.

El discurso de la dignidad humana y de sus derechos. La más


formidable de las herramientas que haya inventado el ingenio
humano, su producto más preciado, el más formidable de sus
inventos: El libre pensamiento, fundamentado en el respeto y
amor al prójimo, a la naturaleza, al universo del cual forma parte.

Para los que no lo saben, la Universidad es la hija primada de la


Iglesia. Y heredó de ella su coraje, su valentía, su inteligencia para
sortear las dificultades y para crear las condiciones que
multipliquen el bienestar individual y social.

Lo que no sabe el soldado que se coloca frente a un universitario


para impedir su marcha, es que en ella también transita el futuro
de sus hijos .Es que a él debe desde su independencia hasta el
mas elemental de sus derechos; debe su salud, debe la calidad de
sus alimentos, debe la estabilidad y el futuro de sus familias.
Cuando un soldado golpea a un universitario lesiona al ser que
quisiera ser, al mejor de sus amigos porque su amistad y respeto
no dependen de que esté armado para brindársela.

El civil, el civil universitario, porta su boina azul que representa el


cielo de su pensamiento para ampliar su criterio y el mar de su
vida para convertirlo en bienestar de navegar libre, no necesita de
un arma para hacerse escuchar.
Su voz está hecha de conciencia, la que nunca se disipa ni
desaparece y la única que puede comprometer la voluntad
humana. Conciencia que se multiplica cuando es agredida en todo
el mundo hasta terminar con la más ruidosa y ruinosa de las
tiranías. Cuando se cuenta con Dios entre sus filas, no hay ejército
mortal que pueda vencer y acallar el trueno inmortal de sus
principios.
E
so es la Universidad, La Casa que vence a las Sombras .Su
gloriosa juventud no ha dejado de serlo. Y se hará escuchar
cuando las sombras con su noche triste de tiranía intenten opacar
el luminoso sol de su invicto cielo. Ténganlo bien claro.
No es el temor a las armas lo que reducirá a la Universidad
Venezolana, porque su indómito espíritu está construido con la
libertad que la alienta. Antes bien, la tiranía es la gasolina que
expandirá su fuego libertario por toda la República.
Han abierto la Caja de Pandora en su afán de insaciable poder y
en el fondo se ha librado la esperanza, la Universidad Autónoma,
la que ideó la Libertad para hacerla realidad.

Felipe González escribe el obituario para CAP

Ha muerto como un trasterrado sin dejar de mirar a su tierra,


Venezuela, a la que dedicó su vida, sus esfuerzos, su pasión. Por
ninguna razón merecía ese destino, incluyendo el procesamiento
que lo sacó de su segunda presidencia de la República. Cuando
se sosieguen las cosas y se vea la perspectiva histórica con cierta
objetividad, esto quedará claro.

Carlos Andrés Pérez ha sido mi amigo durante casi cuatro


décadas. Amigo más allá de los acuerdos y desacuerdos y, por
eso, amigo. Es fácil hablar de amistad cuando solo hay
coincidencias y realmente complicado cuando las discrepancias
se manifiestan o cuando las circunstancias de la vida hacen el
camino difícil y los que estaban próximos, o algo más que
próximos, toman distancias “porque les conviene”.

También ha sido siempre amigo de España, en el poder y en la


oposición; dentro de su país y en exilio. Allá por el año 76, cuando
balbuceaba la Transición en España, con el Rey ya en su sitio,
pero sin partidos legalizados que articularan el pluralismo
democrático, me trajo en su avión, procedente del Congreso de la
Internacional Socialista en Suiza.

El Rey fue a recibirlo, con los rituales de rigor. Convinimos que yo


debería descender del avión oficial por otra puerta, con la
discreción debida para no interferir en la ceremonia oficial. Una de
las magníficas tiras de Peridis ilustra el momento en que el
presidente de Venezuela saluda al Rey y le dice “traigo
contrabando en el avión”.
Yo era ese contrabando. Naturalmente desaparecí de ese
escenario sin que nadie se percatara, salvo por sus palabras y la
risa del Rey. Hasta la primavera siguiente no se produjo la
legalización de los partidos.

La anécdota ayuda a comprender la personalidad arrolladora de


CAP, como todo el mundo le llamaba. También su pasión por las
libertades democráticas y, lo que antes decía, su sentido profundo
de la amistad.

Nos separaban 20 años de edad, llevaba dos años en la


presidencia y tenía 54 años. Yo viajaba a Venezuela y me recibía
a las 5.45, indefectiblemente, después de haber caminado durante
una hora ? : ”el presidente que camina” había sido eslogan e idea
fuerza de la campaña que lo llevó a la presidencia de la
República?. “¿Crees que estarán puestas las calles de Caracas?”,
le decía cuando me convocaba, recién llegado a la residencia
oficial.

Años después, en 1983, yo estaba en el gobierno y CAP en la


oposición. Cada vez que me veía o cuando impaciente llamaba
por teléfono, insistía en que lo estaba haciendo mal. Reconversión
industrial, ajuste económico, reformas de fondo, le parecían un
seguro definitivo para la catástrofe electoral.
Salvaba siempre la amistad cargando las culpas en los ministros
de Economía y de Industria ? Boyer y Solchaga? en aquella dura
época de los comienzos del mandato.

Era inevitable que me viera como un joven con poca experiencia


que no hacía, como Mitterrand, lo que se esperaba de un
socialista. No ponía límites a su crítica, siempre privada y
personal, pero implacable. Su mandato presidencial, en aquella
Venezuela que se había incorporado al club de los petroleros, que
había conformado la OPEP y participado del primer gran salto en
los precios, allá por los años 73-74, después de la Guerra de Yom
Kippur, estuvo lleno de expansión y crecimiento.
Nosotros vivíamos exactamente lo contrario. Llegábamos al
gobierno sin habernos ajustado a ese choque y soportando el
segundo en 1982.
Por esos años de su primera presidencia, estábamos en un
congreso de Acción Democrática y Carlos Andrés, exuberante,
repasaba la situación internacional, tocándolo todo, desde
Singapur a Brasil, pasando por África y Europa. Gonzalo Barrios,
viejo y sabio dirigente del partido, comentaba a mi lado, con su
dificultad para articular fluidamente: “Este Carlos Andrés está muy
bien; tal vez le falte un poquito de ignorancia”.

Con CAP viví los momentos cruciales de la caída de Somoza y del


triunfo sandinista, la guerra terrible de Centroamérica, los
esfuerzos para enderezar la paz, el apoyo a las elecciones que le
dieron el triunfo a Violeta Chamorro en Nicaragua y su afán por
darle seguridad, que tantos y dramáticos disgustos le costó. Con
él estuve en el primer aniversario de ese triunfo sandinista y en su
reencuentro con Fidel Castro, con ese motivo.

Habían compartido exilio y después duros enfrentamientos por la


presencia de la guerrilla pro-cubana en la naciente democracia
venezolana que presidió Rómulo Betancourt. Habían sido amigos
en el exilio compartido y enemigos enfrentados con violencia en el
poder, contraponiendo la revolución democrática de Venezuela a
la revolución comunista de Cuba.
Aquellas horas de charla y discusión, hasta la madrugada, se me
quedaron grabadas para siempre. La dureza de los
enfrentamientos se disolvía en una discusión caribeña, de viejos
luchadores que habían optado por caminos distintos, e
incompatibles ?democracia o dictadura?.

Como sería interminable el relato, quiero revelar un momento


crucial de su segunda presidencia, en la que también se cruzaron
nuestras experiencias vitales. En ese periodo, 1989-1993, CAP
emprendió políticas de reformas estructurales y de ajustes
económicos en una dirección totalmente diferente de las que
caracterizaron al primero. Por primera vez coincidíamos al frente
de las responsabilidades de gobierno. Debo añadir que lo que
hacía me parecía necesario y se parecía mucho más a las
políticas que habíamos hecho nosotros y que, como dije, él criticó
con dureza en 1983, 1984 y 1985.
Estábamos más cerca, no en la amistad que era la misma, sino en
el análisis de lo que había que hacer para desarrollar la economía
y crear valor para mantener la cohesión social.

Después de los disturbios que se conocieron como El Caracazo, 0


sea: protestas sociales contra las políticas de ajuste que se
saldaron con una oleada de violencia y decenas de muertes, lo
llamé por teléfono para tratar de informarle de algo muy grave que
me estaba llegando. Le advertí de que no era apropiado que le
pasara la información por esa vía y decidió mandarme a una
persona de su confianza. Le hablé a ese enviado de lo que sabía:
los preparativos de un golpe militar inmediato.
CAP había entendido mi preocupación y el enviado ya tenía
preparada su respuesta. Lo negó resueltamente y me pasó el
mensaje del presidente de que no había ningún riesgo de
movimientos militares. Un par de meses después se produjo la
asonada del teniente coronel Chávez, hoy presidente.

Varias veces, con CAP fuera de su país, comentamos este suceso


dramático. Y hace poco más de cuatro años, también lo hablé con
Chávez, en un encuentro personal en Caracas, con el propósito
de conocer si él sabía que yo le había advertido a CAP de que se
preparaba un golpe contra él. Me dijo Chávez que él no sabía que
yo le había advertido a CAP, pero que no le extrañaba de que no
lo creyera. Era la posición oficial, me dijo.

Carlos Andrés, incansable en su lucha por la libertad y la justicia,


con sus aciertos y sus errores como todos los líderes importantes,
reposa ya de su larga vida, pero no lo hará definitivamente hasta
que lo que queda de él llegue a su Venezuela.

La Verdad: Rusia desea las fincas del Sur del Lago

El diputado Juan Romero afirmó que los productores del Sur del
Lago sospechan que la expropiación de 47 fincas tiene que ver
con el convenio firmado en octubre entre Venezuela y Rusia para
la creación de una empresa mixta para el cultivo de plátano
venezolano.

En esa oportunidad, el presidente Chávez afirmó que el acuerdo


tendría “un tremendo impacto”. Para la misma fecha Luis Antonio
Ruda, alcalde del municipio Francisco Javier Pulgar de Maracaibo,
resaltó las potencialidades de la zona para la siembra de banano,
en el marco del convenio ruso-venezolano.

Esta denuncia la realizó la semana pasada la Mesa de la Unidad


en el marco de la expropiación de las fincas productivas en el Sur
del Lago.

Así lo reseña el Diario La Verdad: El objetivo del acuerdo fue


“constituir una empresa mixta en un plazo máximo de 120 días
siguientes a su firma”, precisó un comunicado emitido entonces
por la Cancillería General de la República.

El Gobierno tomó 20 mil hectáreas de tierras productivas en el Sur


del Lago, la misma cantidad que le ofreció a Rusia para cumplir un
convenio de siembra de bananos.

La toma de tierras en el Sur del Lago de Maracaibo por parte del


gobierno de Hugo Chávez, podría no tener nada que ver con el
“rescate” de tierras del “latifundio” y la liberación de trabajadores
“esclavizados”. La medida ordenada por el Ejecutivo podría estar
relacionada con el cumplimiento de un convenio suscrito el
pasado mes de octubre entre Venezuela y Rusia.

Juan Romero, diputado de la Asamblea Nacional, afirmó que


productores sospechan que el despojo de sus tierras guarda
relación con un acuerdo firmado entre Chávez y el Gobierno ruso,
que consiste en la producción de banano venezolano que será
comercializado en Rusia.

El pasado 17 de diciembre, el Gobierno con la ayuda del Ejército,


desalojó a 47 fincas productivas en el Sur del Lago de Maracaibo,
las cuales en conjunto sumaban una extensión de 20 mil
hectáreas, donde se producían rubros como carne, leche, palma
aceitera y plátano.

“El Gobierno dijo que esa medida se ejecutó, primero, como un


rescate de tierras por incultas, ociosas o mal habidas; segundo,
por el esclavismo de los productores, pero al final parece que es
para cumplir el compromiso que tiene con Rusia, para que
empresas rusas vengan a sembrar banano en tierras
venezolanas”.
“Si ese acuerdo se realizara con la ayuda de los productores
venezolanos estaría bien, porque representaría una entrada de
divisas no petroleras y favorecería a nuestros productores, pero
parece que no será así, porque más bien le están quitando las
tierras a los productores venezolanos a punta de excusas”, agregó
el parlamentario.

Pero la toma en el Sur del Lago de Maracaibo no se limitó a tierras


productivas, sino que el Gobierno se prepara ahora para expropiar
a la empresa Proinplat, una procesadora de plátanos que
funciona desde el año 2007 en el municipio Colón.

El presidente Chávez anunció el domingo la estatización de la


industria, la cual se hará efectiva una vez firmado el decreto, lo
que podría concretarse en los próximos días.

El convenio. El pasado mes de octubre el mandatario nacional se


reunió en Moscú con su homólogo ruso Dmitri Medvedev, a fin de
“tratar temas importantes de la agenda estratégica de ambas
naciones”.

Ambos jefes de Estado suscribieron una serie de convenios, entre


los que se encuentra la creación de una empresa mixta para el
cultivo, producción y comercialización de banano venezolano.

El objetivo del acuerdo fue “constituir una empresa mixta en un


plazo máximo de 120 días siguientes a su firma”, precisó un
comunicado emitido entonces por la Cancillería General de la
República. Habrá que ver el tremendo impacto que eso tendrá. Se
firmó un contrato entre una empresa rusa y una empresa
venezolana, una alianza para producir banano, plátano, en
Venezuela… Veinte mil hectáreas para comenzar”, explicó el
Presidente en esa oportunidad.

Para entonces, Luis Antonio Ruda, alcalde del municipio Francisco


Javier Pulgar, del Sur del Lago de Maracaibo, durante una
entrevista con Venezolana de Televisión resaltó las
potencialidades de la zona para la siembra de banano, en el
marco del convenio ruso-venezolano.

Ganaderos entregan volantes en Colón


Ayer un grupo de ganaderos se concentró en el puente Bolívar,
que une las poblaciones de San Carlos y Santa Bárbara de Zulia,
pertenecientes al municipio Colón, para hacer entrega de
volantes, donde alertan a la población del peligro que corre la
economía, producto de las expropiaciones.

“No al robo de las tierras” “No a las expropiaciones” “Estamos


acabando con la economía del sur del lago” se leían en los
volantes y vidrios de los vehículos. “No nos hemos quedado
tranquilos, estamos haciendo asambleas de productores, no
podemos dar toda la información a través de los medios, pero
estamos buscando un encuentro con el gobierno nacional, en la
que estaremos planteando un poco de propuestas.” Informó
Carlos Benavidez, presidente de Aganaco (Asociación de
Ganaderos de Colón).

Mientras esto ocurría, en el centro de la población colonesa, un


grupo de ganaderos, dueños de los 16 pequeños fundos en los
que el presidente Chávez, reculó invitaban a una rueda de prensa
que no se ofreció, por la falta de presencia de los organizadores.
¿Por qué actualización y no reforma económica en Cuba?

«Estamos haciendo un bonsái en esta pequeña isla», me contesta


Hugo Pons, Doctor en Ciencias Económicas, cuando trato de
explicarme la movida que está comenzando a registrarse en la
economía cubana. Y la sorprendente respuesta, aferrada al
símbolo, nos lleva por un laberinto coloquial.
¿Quién habla y conceptualiza? ¿El profesor titular de la Facultad
de Economía de la Universidad de La Habana? ¿El investigador?,
¿o el especialista de la Consultoría CANEC? ¿Quizá el
vicepresidente de la Asociación Nacional de Economistas y
Contadores de Cuba? Todos a la vez, en una sola persona
pausada, amante de las conceptualizaciones
Hugo explica su símil: «Un bonsái es aparentemente pobre e
insignificante por su pequeñez, pero expresa una singularidad
atrayente, una individualidad muy fuerte. Estamos en un proceso
sui géneris, que responde a nuestros orígenes y nuestro destino; a
la cultura, historia e identidad de esta nación».

Este preguntón le hace el juego al estilo alegórico del entrevistado,


y supone que antes de plantearnos «la actualización del modelo
económico cubano» en que nos va la vida, estuvimos mucho
tiempo haciendo injertos de abedules y abetos siberianos en el
«tronco» de la economía cubana.

Pero Hugo vuelve a sorprender con su visión dialéctica del camino


recorrido en más de 50 años. Lo ve como un proceso permanente
de ruptura y continuidad. El bonsái lo estamos fomentando como
una especie única e irrepetible desde 1959, una verdadera
experimentación renovadora que, tropiezo tras tropiezo, avances y
retrocesos incluidos, siempre nos conduce a un arbolito extraño en
el bosque de la economía global.

Mira hacia atrás, pero no con anatemas ni ácidos resentimientos


por los vaivenes y tumbos que ha dado la economía cubana, los
cuales califica como estadios o momentos de una larga corriente
de ruptura y continuidad que nos atraviesa: «El bonsái se logra
cortando y podando meticulosamente las ramas y las raíces que te
limitan.

Muchas raíces y ramas se han ido extirpando en sucesivos


procesos de cambio, acuciados por las circunstancias».

—¿Cuándo mira atrás, no cree que demoramos demasiado para


promover estos cambios?

—Solo es posible decir que pudo haberse hecho antes esto o lo


otro, si logramos llegar al después. Cuando volteo la cabeza trato
de mirar lo que se ha logrado; como mismo cuando miro hacia
delante me sitúo el reclamo de lo que se debe hacer.

«Cuando miras hacia atrás, te das cuenta de que este país se ha


visto en tres ocasiones en el fuego cruzado, en la necesidad de
reestructurar la base de sustentación de su economía y su
producción: A inicios de los 60, tras el cisma con Estados Unidos,
hubo que reorientarse hacia los recursos del campo socialista
europeo, y a su particular ámbito científico y tecnológico. En 1972,
cuando nos integramos al CAME, institucionalizamos nuestras
relaciones económicas en aquel sistema. Y con la caída del
socialismo real, en la mayor soledad del bonsái, tuvimos que
vérnoslas apenas con nosotros mismos, con nuestras virtudes y
defectos».

—Hay quien prefiere olvidar aquellos años más cruentos del


Período Especial…

—Yo creo que habrá que recordar siempre el Período Especial no


solo por lo que se desarticuló, sino porque también fue un punto
de inflexión que nos trajo hasta aquí. Hay que estudiarlo
científicamente, además de recordarlo para que no vuelva a
repetirse. Uno de los efectos más graves fue el deterioro de la
institucionalidad, la desarticulación de los vínculos entre los
órganos de dirección, incluido el Ministerio de Economía y
Planificación y las empresas. Hubo que preservar con cierta
premura el sistema empresarial, arreciando la centralización. Y
esta no fue siempre un error, sino una necesidad. El problema es
cuando trasciende y desborda los marcos de la necesidad
histórica.

«Ya ves, para mí el Período Especial fue la demostración de la


inmensa capacidad de prevención que tuvimos para sobrevivir a
tantos retos juntos, por encima del precio que ha habido que pagar
en todos los órdenes. Fue también parte del largo proceso de
ruptura y continuidad».

—Por cierto, usted menciona el proceso de rectificación de errores


y tendencias negativas, a fines de los 80, como un momento
especial en la evolución del bonsái. Aunque parezca especulación,
¿adónde cree que hubiéramos llegado de no producirse el
desplome del socialismo europeo?

—El proceso de rectificación de errores y tendencias negativas


marcó una pauta, porque identificó los aspectos de la política
económica, y sus instrumentos, que no se correspondían con
nuestras características e identidad, con las posibilidades de
desarrollar nuestro bonsái. Se clarificaron muchos errores y se
ponderaron muchos aspectos motivadores en los procesos
productivos en cuanto a la utilización de la fuerza de trabajo y su
participación activa, se estimuló el vínculo salarial con los
resultados, se criticaron debilidades del proceso inversionista, y en
general se fustigó mucho el copismo de otras realidades.
«¿Adónde hubiéramos llegado? Nos hubiera acercado mucho más
a realidades que hoy nos planteamos. Al menos creo que nos
hubiera acercado a fórmulas más idóneas de redistribución de las
riquezas».
—¿Encuentra usted algún nexo entre el proceso de rectificación
de errores y la actualización del modelo económico a la que está
abocada Cuba?

—Tanto uno como el otro han pretendido transformaciones


preservando el socialismo, pero en contextos históricos muy
diferentes.

—¿Por qué el socialismo europeo no pudo resolver sus propias


contradicciones?

—Siempre pienso en lo que motivó ese proceso. La esencia del


problema es que no se supo interpretar a tiempo los intereses de
la sociedad que estaban construyendo. Se alejaron y no fueron a
las raíces, a las esencias de sus singularidades culturales e
históricas. Aplicaron raseros igualitarios a todo.

«El apego al poder en la URSS causó mucho daño, y el no tener


una visión realista de sus capacidades como potencia para
competir con el capitalismo; el negar las realidades del capitalismo
y esconder los avances de la ciencia, la técnica y la cultura en
otras realidades, hizo mucho daño».

—En su consideración, ¿por qué se identifica el proceso en que


está enrolada Cuba como una actualización del modelo económico
y no como una reforma?

—Antes te sugiero que profundices en la actualidad de esta


reflexión martiana: «Solo lo genuino es fructífero. Solo lo directo es
poderoso. Lo que otro nos lega es como manjar recalentado. Toca
a cada hombre reconstruir su vida: a poco que mire en sí, la
reconstruye».
«Y te agrego: El agotamiento del modelo copista se expresa entre
nosotros a finales de los 80, con el proceso de rectificación de
errores. Ahora estamos en un proceso de cambio, pero no puede
ser identificado jamás con otras reformas, porque ello se hará sin
minar las bases del socialismo y de su ideología, sin modificar las
relaciones de producción preponderantes».

—¿El proceso de actualización del modelo económico no supone


que lo que hoy pensemos necesario mañana puede ser ya
inoperante? ¿No implicará una revisión permanente?
—No hay nada más parecido a la labor del médico que los
procesos de dirección y gestión económica. El economista tiene su
paciente o cuerpo vivo en la economía. Cuando el economista
analiza una situación, elabora un diagnóstico. Y a partir del
diagnóstico se deben tomar un conjunto de medidas, que serían la
prescripción facultativa, la receta. Luego debe monitorearse lo que
está pasando en el comportamiento de ese paciente que es la
economía.

«En términos prácticos, los compartimentos estancos no existen


en economía. La solución a los problemas de hoy no tendrá que
ser la del mañana. Siempre voy a gestionar, rectificar y accionar».

—¿Cómo se podría aplicar eso a nuestro socialismo?

—Hay una dimensión aspirada en nuestro socialismo, porque este


sistema es el único que se construye a voluntad y a conciencia.
Eso requiere de la instrumentación de la planificación. La
estrategia es lo que se pretende alcanzar a largo plazo, la política
es el conjunto de acciones que deben lograrse para resolver los
problemas en la consecución de la estrategia. Y el modelo de
gestión es el mecanismo con que aseguras el conjunto de políticas
para lograr la estrategia. Esta interacción debe ser orgánica y
coherente, pero progresiva. A fuer de marxistas, sabemos que
nunca hay soluciones definitivas.

—Algunos creen ver un antes y un después de los Lineamientos


del Congreso del Partido y del último discurso de Raúl en la
Asamblea Nacional del Poder Popular…

—Creo que vivimos un momento de reforzamiento de la confianza


en la Revolución, por la precisión con que se están identificando y
abordando los problemas; y porque esa identificación está
expresada desde el sentir popular, desde las necesidades y los
objetivos de la mayoría. Por lo dialéctico y flexible que caracteriza
este proceso, sin tener que abandonar principios esenciales.
«Para mí EL QUÉ de los Lineamientos son las transformaciones
estratégicas que requerimos. El CÓMO son los instrumentos para
actualizar nuestro modelo económico. El CUÁNDO es el horizonte
temporal en que se vayan definiendo los alcances. Y El QUIÉN, es
lo más importante: el pueblo, nuestra gente, que siempre será la
garantía.

«Esa capacidad de identificar, analizar y desarrollar se garantizará


en la medida en que la construcción del socialismo en Cuba
responda a la mayoría de la población. El socialismo se construye
a voluntad, y esa voluntad hay que educarla, desarrollarla y
preservarla. Esa será la única forma de mantener vivo y sano el
bonsái».

Entre CAP y Chávez

Exactamente un año después de Caldera, muere Carlos Andrés


Pérez y con él desaparece también el último de los caudillos de la
Venezuela democrática del siglo XX. Carlos Andrés Pérez o CAP
como popularmente se le conocía, fue el primero en alcanzar la
Presidencia de la República en dos oportunidades dentro del
marco de la Constitución de 1961 y también el primero y el único
en ser destituido de su cargo.

Resulta curioso, por no decir jocoso, echar una mirada a estos


doce años de chavismo y pensar luego, que CAP o algún otro,
hubiese podido ser enjuiciado por malversar 250 millones de
bolívares de la partida secreta de la época, financiando campañas
políticas en Nicaragua y en otros países. ¿Cuantos “Sierra
Nevada” pudiéramos encontrar en nuestra historia reciente?, si de
regalos a Bolivia o a Cuba se trata.

Claro está que ahora no existe un “cicerón” como en aquel


entonces, que haga las veces de censor moral por televisión, ni un
Fiscal General con espíritu justiciero o un Poder Judicial que
quiera pasar a la historia. No es nuestra intención justificar
ninguna manifestación de corrupción, pero sería poco objetivo
recordar a CAP solo por este capítulo y no por el balance de su
obra completa.

De hecho, la comparación de sus ejecutorias políticas durante sus


casi diez años de gobierno en dos periodos distintos, sin
continuidad, con los doce años interrumpidos de Chávez, habla
por sí sola. Veamos.
En materia de política exterior y de presencia internacional, CAP
restableció relaciones con La Habana en diciembre de 1974,
después de 13 años, lo que no fue óbice para que a pesar del
malestar de Washington, fuese recibido por el presidente Carter
con bombos y platillos.

Abrazó la causa tercermundista y se opuso a la dictadura de


Somoza, apoyando la candidatura de Violeta Chamorro en
Nicaragua. Formó parte protagónica de las negociaciones sobre el
Canal de Panamá junto con su amigo Torrijos y fue el artífice en
1975, junto con Echeverría, presidente de México, del Sistema
Económico Latinoamericano, SELA, con sede en Caracas.

A través de Fondo de Inversiones de Venezuela creado en su


primer gobierno, mantuvo una política de subvenciones y de
ayudas económicas cuantiosas con muchos países del Caribe y
Sur América.

En su segunda presidencia mantuvo relaciones internacionales y


de amistad con Fidel Castro, Felipe Gonzalez y Jaime Paz
Zamora, este último presidente de Bolivia, entre otros, así como
con el Secretario General de la ONU Javier Pérez de Cuellar, con
quien formó parte del equipo negociador del proceso de paz en El
Salvador. Y aun pudiéramos seguir, solo para darnos cuenta de
que la actuación internacional de CAP sería la envidia de
cualquiera.

En el plano interno, la nacionalización durante su primera


presidencia de corte populista, de las industrias básicas del hierro
con el izado simbólico de la bandera nacional en el Cerro Bolívar,
estado Bolívar, en enero de 1975, y del petróleo, un año después,
con la constitución de PDVSA, destacan por si solas, como actos
políticos trascendentales que hubiesen sido el sueño de cualquier
mandatario, mas aun de uno socialista, o un nacionalista de esos
que viven proclamando la soberanía y el antiimperialismo.

Ciertamente, CAP les robó este sueño a sus sucesores. Además,


en materia de políticas sociales, fue el autor, para bien o para mal,
del Decreto de Inamovilidad Laboral, posteriormente convertido en
Ley, así como de cuantiosas inversiones en obras públicas que
buscaban mejorar el empleo y el poder adquisitivo del trabajador.
En su segundo gobierno de corte neoliberal, el Plan Económico
Global, conocido como “el paquete”, ajustado a los requerimientos
del Fondo Monetario Internacional, conllevó a aumentar el precio
de la gasolina y de los servicios públicos, mientras que en materia
social estableció un programa de aumentos salariales, becas
alimentarias, hogares de cuidado diario, programa de
consolidación de barrios, apoyo a las microempresas,
fortalecimiento de programas de salud infantil y de ambulatorios.

Antecedentes indudables éstos, de las “misiones” actuales. Hasta


se constituyó una comisión presidencial para la lucha contra la
pobreza. Además, fue el propio CAP quien propuso una
Constituyente cuando las cosas se le pusieron chiquititas, aunque
no tuvo eco.

Si los “álter egos” en verdad existen, cabría pensar que de alguna


manera CAP representa el “álter ego” frustrado de Chávez o más
bien, su otro yo por realizar. Que la historia lo diga.

Montaner explora los ‘5 Socialismos del Siglo XXI’ y dice que


Chávez está “ungido por Fidel

El escritor cubano Carlos Montaner explora el Socialismo del Siglo


XXI desde el punto de vista de los 5 países latinoamericanos que
lo promueven: Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua,
y catalogando a Chávez como el “ungido de Fidel Castro”.
“Hugo Chávez se percibe como el heredero ungido por Fidel. Su
delirante fantasía es triunfar donde fracasó Moscú.

Pretende construir y dirigir un amplio campo antioccidental en el


que caben la teocracia iraní, el manicomio norcoreano, Zimbabue,
la tiranía bielorrusa y cualquiera que odie a las democracias
liberales.

El se considera marxista-leninista –no hay que poner en duda su


autodefinición–, pero no busca la uniformidad ideológica, sino la
creación de un bloque unido por el rechazo al modelo político
parido por Occidente desde la Ilustración”, dice en su escrito
publicado en el sitio web de El Nuevo Herald.
Lea a continuación se columna tal y como se publica:

El socialismo del Siglo XXI en América Latina son, en realidad,


cinco. Tantos, como los países que conforman ese mundillo
caudillista, antirrepublicano, caótico y con vocación autoritaria. Se
unifican en el antiamericanismo, en la convicción de que los
individuos deben estar al servicio del Estado, y no al revés, en el
desprecio al mercado, y en la superstición de que el caudillo sabe
exactamente lo que les conviene o les perjudica a todos los
ciudadanos, pero son muy distintos.

Los gobiernos que lo integran son Cuba, Venezuela, Bolivia,


Ecuador y Nicaragua. El primero, claro, es el cubano. Sin la
dictadura cubana no existirían los demás socialismos.

Cuba les brinda a los otros cuatro países lo que sabe hacer con
gran destreza: dirección estratégica, labores de inteligencia,
métodos de control político y social, carpintería institucional,
propaganda y redes internacionales de ayuda.

Además aporta personal sanitario y entrenadores deportivos, pero


esa es la tapadera, lo menos importante. Cuba enseña todo lo que
aprendió de la URSS en los treinta años de complicidad con el
mundo comunista.

La gran paradoja es que Raúl Castro ya dejó de ser marxista-


leninista y lamenta la época en que él y su hermano precipitaron
irresponsablemente a la Isla en la dirección del comunismo, pero
la única mercancía que tiene para vender es la fabricación de
jaulas totalitarias como la que destrozó a Cuba. Es eso lo que
Chávez le paga a precio de oro: ciento ocho mil barriles diarios de
petróleo más otras formas encubiertas de subsidio y corrupción
que elevan la cifra final a más de cinco mil millones de dólares.

Raúl no comparte los planes de conquista planetaria que Chávez


acaricia, pero el cliente siempre tiene la razón y Chávez no sólo es
“el cliente”: es el único cliente de que dispone Cuba.

Hugo Chávez se percibe como el heredero ungido por Fidel. Su


delirante fantasía es triunfar donde fracasó Moscú. Pretende
construir y dirigir un amplio campo antioccidental en el que caben
la teocracia iraní, el manicomio norcoreano, Zimbabue, la tiranía
bielorrusa y cualquiera que odie a las democracias liberales.

El se considera marxista-leninista –no hay que poner en duda su


autodefinición–, pero no busca la uniformidad ideológica, sino la
creación de un bloque unido por el rechazo al modelo político
parido por Occidente desde la Ilustración.

El problema de Evo Morales es de otra índole. Odia la


modernidad, el progreso, el desarrollo occidental. Ama la
coca, reverencia a la Pachamama, que es la diosa-tierra, y
quisiera volver al trueque. Sueña con regresar a un pasado idílico
en el que se revitalicen los valores precolombinos.

Su socialismo no es, en realidad, el del siglo XXI, sino el del XV,


antes de la llegada de Pizarro, exponente, según él, de la “cultura
de la muerte”, cuando aimaras y quechuas vivían en un paraíso
andino, reino glorioso de la “cultura de la vida”.

El experimento socialista ecuatoriano de Rafael Correa ha sido


definido elocuentemente por el señor René Ramírez, funcionario a
cargo del Secretariado Nacional de Planificación y Desarrollo de
Ecuador (SENPLADES): “El Nuevo Socialismo es un bio-
socialismo republicano orientado a construir una bio-polis, una
sociedad del bio-conocimiento, de servicios ecoturísticos
comunitarios y de productos agro-ecológicos, liberando tiempo
para el ocio creador, para el erotismo, para el arte y la artesanía,
para la indagación existencial, para la fiesta y la celebración, para
la minga”. (¡Pobre país, Dios mío!).

Daniel Ortega, el nicaragüense, como Raúl Castro, dejó de creer


en el comunismo, pero sin transformarse en un demócrata. Hoy es
un neo-somocista. Quiere mantenerse en el poder a cualquier
costo con el propósito de mandar y enriquecerse. Ese es su
socialismo del Siglo XXI. Para ello cuenta con el control de los
tribunales de justicia y con un elemento clave que también
utilizaban los Somoza con enorme habilidad: la corrupción.

Ortega corrompe parlamentarios, jueces, periodistas y electores.


La cifra de que dispone para la compra-venta de conciencias y
voluntades es de mil millones de dólares anuales facilitados por su
mentor Hugo Chávez. Mucha plata en un país muy pobre, pero si
ese dinero llegara a faltarle, su régimen se hundiría rápidamente.

Roy Chaderton: Venezuela responsabiliza a EEUU por


cualquier impacto negativo en relación bilateral

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados


Americanos (OEA), Roy Chaderton, señaló este jueves que
cualquier situación negativa que se produzca en la relación de
Estados Unidos con su país será responsabilidad de la nación
norteamericana.

En declaraciones vía telefónica a TeleSUR, Chaderton se refirió a


la revocatoria de visa al embajador de Venezuela en Washington,
Bernardo Álvarez, por parte del Departamento de Estado
estadounidense, situación que se produjo luego de la decisión
soberana del Gobierno venezolano de no aceptar como embajador
de la nación norteamericana a Larry Palmer.

"El Gobierno de Estados Unidos, en lugar de reconocer toda la


intriga (de Larry Palmer) contra nuestro país, decidió amenazar y
creían que íbamos a retroceder, cualquier cosa negativa que
ocurra será responsabilidad de Estados Unidos", expresó
Chaderton en su diálogo con TeleSUR.

El diplomático venezolano además sostuvo que su país mantiene


una política de apertura, "de cualquier avance que pueda hacerse
en las relaciones bilaterales (con Estados Unidos), sobre la base
del respeto mutuo entre ambos países".

"Pero "no vamos a recibir en nuestra casa a una persona que no


es bienvenida que ha ofendido a nuestro país", dijo Chaderton en
referencia a Palmer.

Recordó que el postulado por Washington como embajador


Venezuela, Larry Palmer, "tuvo expresiones contra nuestro
gobierno, ofensivas e intervencionistas".

"Nosotros, cumpliendo con nuestro deber de dignidad y


autorespeto, decidimos retirar el beneplácito concedido" a Palmer,
dijo Chaderton a teleSUR.

Informó que el Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez,


tras la revocatoria de la visa al embajador Álvarez por parte del
Departamento de Estado norteamericano, "está estudiando el
caso con la delicadeza y responsabilidad que le compete y tomará
las decisiones que sean correspondientes".

El pasado miércoles, el vicecanciller de Venezuela para Asia,


Medio Oriente y Oceanía, Temir Porras, confirmó a través de su
cuentra en la red social Twitter que Estados Unidos había
revocado la visa a Álvarez.

Asimismo, la información también fue anunciada por la red social


la abogada venezolana-estadounidense, Eva Golinger, quien
consideró que esta situación "constituye una venganza por la
decisión del Gobierno venezolano de negar el beneplácito a Larry
Palmer".

También el miércoles, el portavoz adjunto del Departamento de


Estado de Estados Unidos (EE.UU.), Mark Toner, había afirmado
que para ese país norteamericano es de "interés nacional
mantener relaciones diplomáticas con Venezuela".

En una entrevista, Toner sostuvo que "hay tensiones y hay áreas


de desacuerdo entre ambos países, y por eso nos interesa tener
relaciones diplomáticas".

La postulación de Larry Palmer como embajador en Venezuela ha


sido reiteradamente rechazada por el país suramericano, debido a
declaraciones injerencistas emitidas por el diplomático.

Palmer dijo el pasado mes de agosto ante el Congreso


estadounidense que tenía información sobre una supuesta baja
moral en la Fuerza Armada Bolivariana (FANB) de Venezuela, lo
que fue considerado por Caracas como "un serio precedente de
injerencia e intervencionismo para alguien que ni siquiera ha
pisado el territorio venezolano".