Sei sulla pagina 1di 1

Los aztecas formaron una de las sociedades más

influyentes del actual México, donde se establecieron a


principios del siglo XIV tras vagar de un lado a otro en
busca de una señal divina mitad águila y mitad
serpiente.
.
El águila representaba la inteligencia y la astucia, mientras
que la serpiente era una metáfora del impulso animal. En el
año 1325 fundaron la ciudad de Tenochtitlán y organizaron
un ejército de soldados que, en apenas 70 años, se convirtió
en un imperio gigantesco.
 
Como era habitual en todas las civilizaciones precolombinas,
los aztecas elaboraron su propio calendario astrológico,
tomando como punto de partida el que usaban los mayas
desde hacía tres mil años. No tenía nada que ver con los
calendarios occidentales, pero compartía con éstos la
necesidad de conjugar al hombre con el sol, la luna y la
tierra.
 
Sin embargo, el calendario azteca es más complicado de
interpretar porque se divide en tres tipos de años: el solar,
formado por 365 días distribuidos en 20 meses; el sagrado,
compuesto por 20 signos que se multiplican por 13
números; y el venusino, que añade 5 años por cada 8
solares. Por este motivo, el horóscopo azteca no agrupa a
sus signos por semanas o meses, como los demás, sino en
días alternos, y utiliza símbolos vegetales, animales y
materiales.