Sei sulla pagina 1di 6

1

A∴A∴
Publicación en Clase D

[Las notas numeradas y sin corchetes, en esta edición, pertenecen a John Symonds y Kenneth Grant y fueron extraídas de la versión
de MAGICK por ellos editada y comentada (1973). Las notas entre corchetes pertenecen a terceros.]

2
2. 1 Que el Zelator observe la corriente de su respiración.
3. Que investigue las siguientes declaraciones, y que prepare un cuidadoso registro de investigación.
(a) Ciertas acciones inducen el flujo de la respiración a través del orificio nasal derecho (pingalā); y,
inversamente, el flujo de la respiración a través del pingalā induce ciertas acciones.
(b) Otras acciones inducen el flujo de la respiración a través del orificio nasal izquierdo (idā), y a la
inversa.
(c) Una tercera clase de acciones inducen el flujo de la respiración a través de ambos orificios nasales
al mismo tiempo (suśumnā), y a la inversa.
(d) El grado de actividad mental y física es interdependiente con la distancia a la cual la respiración
se puede sentir por la palma de la mano desde los orificios nasales.
4. Primera práctica. Que concentre su mente sobre el acto de respirar, diciendo mentalmente “La
respiración fluye hacia adentro”, “La respiración fluye hacia afuera”, y que registre los resultados. (Esta
práctica puede resolverse en mahāsatipatthāna 2 (ver Liber XXV) 3 o inducir samādhi. Lo que ocurra debe ser
seguido según el buen Ingenium [Ingenio] del Zelator, o según determine el consejo de su Practicus.)
5. Segunda práctica. Prānāyāma. Esto es explicado en términos generales en el Liber E. Que el Zelator
ya hábil en estas prácticas se proponga dominar un ciclo de 10, 20, 40 o incluso 16, 32, 64. Pero que esto sea
hecho gradualmente y con el debido cuidado. Y cuando esté cómodo y estable tanto en āsana y prānāyāma,
que aumente aún más el periodo.
Así, que investigue las siguientes declaraciones:
(a) Si el prānāyāma es realizado apropiadamente, el cuerpo primero estará todo cubierto con sudor.
Este sudor es diferente en carácter a aquel inducido por el esfuerzo físico. Si el Practicante frota
este sudor a fondo por su cuerpo, lo fortalecerá mucho.
(b) La tendencia a transpirar se detendrá a medida que la práctica continúe, y el cuerpo se volverá
automáticamente rígido.
Que describa esta rigidez con minuciosa precisión.
(c) El estado de rigidez automática se convertirá en un estado caracterizado por espasmódicos
movimientos violentos de los cuales el Practicante es inconsciente, pero de cuyos resultados sí
está al tanto. El resultado de esto es que el cuerpo va saltando suavemente de un lugar a otro. Tras
las primeras dos o tres ocurrencias de esta experiencia el āsana no se pierde. El cuerpo parece
(según otra teoría) haber perdido su peso casi por completo, y ser movido por una fuerza
desconocida.
(d) Como un desarrollo de esta etapa, el cuerpo se eleva en el aire, y permanece allí durante un
periodo notablemente largo, que va desde un segundo hasta una hora o más.
Que además investigue cualquier resultado mental que ocurra.
6. Tercera práctica. Con objeto tanto de economizar su tiempo y de desarrollar sus poderes, que el
Zelator practique la respiración profunda completa la cual sus ejercicios preliminares ya le habrán enseñado.
Que repita una oración sagrada (mantra) o que cuente, de manera tal que su pie marque el ritmo precisamente,
como se hace al bailar. Que luego practique prānāyāma, primero sin el kumbhaka, y sin prestar atención a los
orificios nasales más que para mantenerlos limpios. Que comience con una inhalación en 4 pasos, y una
exhalación en otros 4. Que aumente esto gradualmente a 6, 6; 8, 8; 12, 12; 16, 16, y 24, 24, o más si es capaz.
Luego que practique en la adecuada proporción 4, 8; 6, 12; 8, 16; 12, 24 y así sucesivamente. Luego, si así lo
elige, que recomience la serie, agregando un periodo de kumbhaka que se vaya incrementando gradualmente.
7. Cuarta práctica. Siguiendo la tercera práctica, que acelere su mantra y su ritmo, hasta que su andar
se vuelva un baile. Esto también puede practicarse con el ritmo normal de vals, usando un mantra de tres
tiempos, tal como ἐπελθον ἐπελθον Ἀρτεµις; o IAO; IAO SABAO; en tales casos la práctica puede ser
combinada con devoción a una deidad particular; ver Liber 175. Para el baile es mejor usar un mantra de
carácter no comprometido, tal como το εἰναι, το καλον, το ᾿αγαθον, 4 o similar.

1. Liber RV posee instrucciones para el Prāṇāyāma referidas a la respiración. El número 1 (o unidad) se refiere al Espíritu Universal
anterior e indiferenciado que no se manifiesta aun como una dualidad (2). Esto viene simbolizado por la Respiración o Espíritu (RV) en
acción, distinguiéndose así entre Descanso y Movimiento.

2. Una forma Budista de Atma-Vichara o Auto-análisis.

3. [Esto puede denotar un documento perdido o no escrito; es poco probable que se refiera a La Estrella Rubí. De todas formas la
técnica conocida como mahāsatipatthāna es descrita en el ensayo de Crowley titulado Ciencia y Budismo.]

4. “ser, lo hermoso, lo bueno.”

3
8. Quinta práctica. Que practique la concentración mental durante la danza, e investigue la siguiente
declaración:
(a) La danza se vuelve independiente de la voluntad.
(b) Ocurren fenómenos similares a aquellos descritos en 5 (a), (b), (c), (d).
(c) Ciertos resultados mentales importantes ocurren.
9. Una nota al respecto de la profundidad y amplitud de la respiración. En toda expiración apropiada,
hasta la última porción posible de aire debe ser expulsada. En esto los músculos de la garganta, pecho,
costillas, y abdomen deben usarse completamente, y deben ser ayudados presionando los brazos contra los
costados, y presionando la cabeza contra el tórax.
En toda inspiración apropiada, hasta la última porción posible de aire debe ser llevada hacia los pulmones.
En todo sostenimiento apropiado de la respiración, el cuerpo debe mantenerse absolutamente quieto.
Diez minutos de tal práctica es suficiente para inducir abundante transpiración en cualquier lugar con una
temperatura de 17º C o más.
El progreso del Zelator en adquirir una profundidad y amplitud de la respiración debe ser probado por el
respirómetro. Los ejercicios deben ser cuidadosamente graduados para evitar la hipertensión y el posible daño
de los pulmones. Esta profundidad y amplitud de la respiración debe ser mantenida lo más posible, incluso en
los ejercicios rápidos, con la excepción de la sexta práctica.
10. Sexta práctica. Que el Zelator respire tan entrecortada y rápidamente como le sea posible. Debe
asumir la actitud de su momento de expiración más grande, y respirar solo con los músculos de su garganta.
También puede practicar alargar el periodo entre cada respiración entrecortada.
(Al adquirirse, esto puede combinarse con concentración sobre el Chakra Viśuddhi, es decir, que fije su
mente inquebrantablemente sobre un punto en su espina opuesto a la laringe. ED.)
11. Séptima práctica. Que el Zelator respire tan profunda y rápidamente como pueda.
12. Octava práctica. Que el Zelator practique la restricción de la respiración de la siguiente manera.
Durante cualquier etapa de la respiración que de repente la sostenga, resistiendo la necesidad de respirar
hasta que pase, regrese, y pase de nuevo, y así hasta que la consciencia se pierda, ya sea elevándose hacia el
Samādhi o alguna condición supernormal similar, o cayendo en el olvido.
13. Novena práctica. Que practique las formas usuales de prānāyāma, pero que el kumbhaka sea usado
después de la expiración, en vez de antes. Que gradualmente aumente el periodo de este kumbhaka como en el
caso de los otros.
14. Una nota al respecto de las condiciones de estos experimentos.
Las condiciones favorables son aire seco, un clima cálido, ausencia de viento, ausencia de ruido, insectos,
y toda influencia perturbante*, una situación retirada, comida simple ingerida con gran moderación al
concluir las practicas de la mañana y la tarde y bajo ningún concepto antes de la práctica. La salud corporal es
casi esencial, y debe ser cuidadosamente mantenida (ver Liber 185, Tareas de un Neófito1). Una disciplina
diligente y tratable, o el Practicus o el Zelator, debería ayudarle en su trabajo. El discípulo debe ser silencioso,
paciente, vigilante, puntual, alegre, de maneras suaves, y reverente con su maestro, inteligente para anticipar
sus deseos, limpio y gracioso, no dado a hablar, devoto y altruista. Con todo esto debe ser fiero y terrible para
extraños y toda influencia hostil, determinado y vigoroso, incesantemente vigilante, el guardián del umbral.
No es deseable que el Zelator emplee cualquier otra criatura que no sea un hombre, salvo en casos de
necesidad. Aunque para algunos de estos propósitos podría servir un perro, para algunos otros una mujer.
También hay otros determinados para servir, pero éstos no son para el Zelator.
15. Décima práctica. Que el Zelator experimente si lo desea con inhalaciones de oxigeno, óxido nitroso,
dióxido de carbono, y otros gases mezclados en pequeña proporción con su aire durante estas prácticas. Estos
experimentos deben ser conducidos con cuidado en la presencia de un médico de experiencia, y son solo
útiles para facilitar un simulacrum de los resultados de las prácticas apropiadas, y de esta manera alentando al
Zelator.
16. Undécima práctica. Que el Zelator en cualquier momento durante las prácticas, especialmente
durante periodos de kumbhaka, lleve su voluntad totalmente hacia su Santo Ángel Guardián, direccionando
sus ojos hacia adentro y arriba, y llevando su lengua hacia atrás como tragándosela.

* Nótese que en las etapas tempranas de la concentración de la mente, tales molestias se vuelven despreciables.

1. Esta instrucción circuló mecanografiada entre los miembros de la A. .A. . No ha sido publicada.
• •

4
(Esta última operación es facilitada cortando el frænum linguæ, lo cual, si se hace, debe ser hecho por un
cirujano competente. No aconsejamos este ni ningún método similar de evitar dificultades. Esto, sin embargo,
es inofensivo. 1)
De esta manera la práctica es llevada desde el plano físico al plano espiritual, de la misma manera que
palabras como Ruh, Ruach, Pneuma, Spiritus, Geist, Ghost [fantasma], y de hecho palabras de todos los
lenguajes, han surgido desde su significado físico de viento, aire, aliento, o movimiento, hasta el plano
espiritual. (RV es la vieja raíz que significa yoni, y por ende Rueda (Francés, roue, Latín, rota), y la raíz
Semítica correspondiente significa “ir”. Similarmente Espíritu está conectada con “espiral.” ED.)
17. Que el Zelator no adjudique ningún crédito a ninguna declaración que pueden haber sido hecha a
través del curso de esta instrucción, y que recuerde que lo que es adecuado para el promedio de gente puede
ser completamente inadecuado para él.

PRĀNĀYĀMA APROPIADAMENTE EJECUTADO 2

(Ha sido necesario mostrar esto porque los estudiantes estaban intentando hacerlo sin esfuerzo, y de otras
maneras incorrectas. ED.)

1. El final de pūraka. La mala definición de la imagen se debe al temblor


espasmódico que acompaña a la acción

1. [Sin contar el peligro de tragarse accidentalmente la lengua y morir ahogado mientras se duerme. –T.S.]

2. [Esta placa acompañaba al Liber RV en The Equinox I (7). Ya que Crowley no define los términos en ningún lado, vale la pena
indicar que kumbhaka es “retención del aliento”, pūraka es “inhalación” y rechaka es “exhalación” (definiciones de Vivekananda).]

5
2. Kumbhaka.

3. El final de rechaka.

* * *
6