Sei sulla pagina 1di 10

1

A∴A∴
Publicación en Clase B

2
I
1. Es absolutamente necesario que todos los experimentos sean detalladamente registrados durante la
ejecución, o inmediatamente después.
2. Es muy importante anotar la condición física y mental del experimentador o experimentadores.
3. El tiempo y lugar de todos los experimentos deben ser anotados; también el estado del clima, y
generalmente todas las condiciones que puedan concebiblemente tener algún resultado sobre el experimento
ya sea causas adjuntas o causas del resultado, o inhibiéndolo, o como fuentes de error.
4. La A.•.A.•. no tomará nota oficial de ningún experimento que no sea registrado apropiadamente.
5. No es necesario a esta altura declarar completamente el fin último de nuestras investigaciones; de
hecho tampoco sería entendido por aquellos que no se han vuelto competentes en estos cursos elementales.
6. Se insta al experimentador a que use su propia inteligencia, y a que no dependa de ninguna otra
persona, no importa su distinción, incluso entre nosotros.
7. El registro escrito debe estar inteligiblemente preparado de manera que otros puedan beneficiarse de su
estudio.
El libro Juan San Juan publicado en el primer número de The Equinox es un ejemplo de este tipo de
registro realizado por un estudiante muy avanzado. No es escrito de una manera tan simple como nos gustaría,
pero el método será mostrado.
8. Cuanto más científico sea el registro, mejor.
Aun así las emociones deben anotarse, siendo parte de las condiciones.
9. Que el registro sea entonces escrito con sinceridad y cuidado, y con práctica se acercará cada vez más
y más a su estado ideal.

II
Clarividencia Física
1. Tomar un mazo de (78) cartas de Tarot. Mezclar; cortar. Sacar una carta. Sin mirarla, intentar
nombrarla. Escribir la carta que se nombró, junto con la carta que fue sacada. Repetir, y tabular los resultados.
2. Este experimento es probablemente más fácil usando un mazo antiguo genuino de cartas de Tarot,
preferiblemente un mazo usado para la adivinación por alguien que realmente entendía la materia.
3. Recordar que uno debe esperar nombrar la carta correcta una de cada 78 veces. También se debe tener
cuidado y excluir todas las posibilidades de obtener el conocimiento a través de sentidos ordinarios como la
vista y el tacto, o incluso el olfato.
Hubo una vez un hombre cuyas puntas de los dedos eran tan sensitivas que podía sentir la forma y
posición de los dibujos, y así juzgar correctamente la carta.
4. Es mejor intentar primero, la forma más fácil del experimento, adivinar solo el palo.
5. Recordar que en 78 experimentos se obtendrán 22 triunfos y 14 de cada palo; así que, sin ningún tipo
de clarividencia, se puede adivinar acertadamente 7 veces (en general) nombrando triunfos cada vez.
6. Nótese que algunas de las cartas armonizan entre sí.
Por esto no sería un total error nombrar el 5 de Espadas (“El Señor de la Derrota”) cuando la carta sacada
es el 10 de Espadas (“El Señor de la Ruina”). Pero nombrar al Señor del Amor (2 de Copas) cuando la carta
sacada fue el Señor de la Lucha (5 de Varas) mostrará que no se acertó para nada.
Similarmente, una carta regida por Marte armonizará con cualquier 5, una carta regida por Géminis
armonizará con “Los Amantes”.
7. Estas armonías deben ser aprendidas exhaustivamente, de acuerdo a las numerosas tablas dadas en
777.
8. A medida que progreses, te darás cuenta que eres capaz de distinguir correctamente el palo de una
carta tres veces de cuatro, y que de hecho ocurren pocos errores inarmónicos, mientras que en 78
experimentos serás capaz de nombrar correctamente una carta tanto como 15 veces de 20.
9. Cuando hayas alcanzado este nivel, serás admitido para un examen; y en el evento de tu aprobación, se
te darán ejercicios más complejos y difíciles.

3
III
Āsana –Postura
1. Se debe aprender a estar sentado perfectamente inmóvil con cada músculo tenso durante largo
periodos.
2. No se debe llevar ninguna prenda que interfiera con la postura en ninguno de estos experimentos.
3. La primera posición: (El Dios). Sentarse en una silla; cabeza erguida, espalda derecha, rodillas juntas,
manos sobre las rodillas, ojos cerrados.
4. La segunda posición: (El Dragón). Arrodillarse; nalgas descansando sobre los talones, dedos de los
pies hacia atrás, espalda y cabeza derechas, manos sobre los muslos.
5. La tercera posición: (El Ibis). Ponerse de pie; sostener el tobillo izquierdo con la mano derecha (y
practicar alternadamente el tobillo derecho en la mano izquierda) colocar el dedo índice sobre los labios.
6. La cuarta posición: (El Rayo). Sentarse: el talón izquierdo presionando el ano, el pie derecho
suspendido sobre sus dedos, el talón cubriendo el falo; brazos extendidos sobre las rodillas: cabeza y espalda
derechas. 1
7. Varias cosas te ocurrirán mientras practicas estas posiciones; deben ser cuidadosamente analizadas y
descritas.
8. Anota la duración de la práctica, la severidad del dolor (de haberlo) que la acompaña, el grado de
rigidez obtenido, y cualquier otra materia pertinente.
9. Cuando hayas progresado hasta el punto que una fuente llena hasta el borde con agua y suspendida
sobre la cabeza no derrame ni una gota durante toda una hora, y cuando ya no puedas percibir el más ligero
tremor en ningún músculo; cuando, resumiendo, estés perfectamente quieto y cómodo, serás admitido para un
examen; y, de aprobarlo, serás instruido en prácticas más complejas y difíciles.

IV
Prānāyāma –Regularización de la Respiración
1. Descansando en una de tus posiciones, cierra el orificio derecho de tu nariz con el pulgar de la mano
derecha y exhala lenta y completamente a través del orificio izquierdo de tu nariz, mientras tu reloj marca 20
segundos. Inhala a través del mismo orificio durante 10 segundos. Cambiando de manos, repite con el otro
orificio. Que esto sea continuado durante una hora.
2. Cuando esto sea muy fácil para ti, aumenta los periodos de respirando a 30 y 15 segundos.
3. Cuando esto sea muy fácil para ti, pero no antes, exhala durante 15 segundos, inhala durante 15
segundos, y sostén la respiración durante 15 segundos.
4. Cuando puedas hacer esto con perfecta facilidad y comodidad durante una hora entera, practica exhalar
durante 40 segundos, inhalar durante 20 segundos.
5. Habiendo logrado esto, practica exhalar durante 20 segundos, inhalar durante 10 segundos, sostener la
respiración durante 30 segundos.
6. Cuando esto sea perfectamente fácil para ti, serás admitido para un examen, y si lo apruebas, serás
instruido en prácticas más complejas y difíciles.
7. Te darás cuenta que la presencia de comida en el estómago, incluso en cantidades pequeñas, hace muy
difícil la práctica.
8. Hay que tener mucho cuidado de nunca fatigar excesivamente tus poderes; especialmente nunca
permitir quedar tan corto de aliento que debas exhalar brusca o rápidamente.
9. Esfuérzate por la profundidad, amplitud, y regularidad de la respiración.

1. [En The Equinox I (7), apareció el siguiente anuncio:

Algunos de los hermanos más débiles encontraron las posturas en el Liber E demasiado difíciles, el lamentable corazón del
Præmonstrator de la A. .A. . ha autorizado la publicación de posturas adicionales, que se encontrarán en la hoja opuesta. Un
• •

caballero corpulento y mayor de hábitos sedentarios ha sido lo suficientemente bueno como para posar, así que nadie debe
sentirse excluido de dedicarse a la Gran Obra debido a una debilidad física.
Las dos placas adicionales de āsanas allí impresas se muestran más adelante, después de la placa de The Equinox I (7) mostrando las
cuatro posiciones descritas arriba. –T.S.]

4
Varios fenómenos remarcables probablemente ocurran durante estas prácticas. Deben ser cuidadosamente
analizados y registrados.

V
Dhāranā –Control del Pensamiento
1. Constriñe la mente para que se concentre sobre un solo y simple objeto imaginado.
Los cinco tatwas son útiles para este propósito; estos son: un óvalo negro; un disco azul; una luna
creciente plateada; un cuadrado amarillo; un triángulo rojo.
2. Procede a combinar objetos simples; por ejemplo, un óvalo negro dentro de un cuadrado amarillo, etc.
3. Procede con objetos de movimiento simple, tales como un péndulo balanceándose, una rueda girando,
etc. Evita objetos vivos.
4. Procede a combinar objetos de movimiento simple, por ejemplo, un pistón subiendo y bajando
mientras un péndulo se balancea. La relación entre los dos movimientos debe variar en diferentes
experimentos.
O incluso un sistema de volantes, excéntricas, y regulador.
5. Durante estas prácticas la mente debe estar absolutamente confinada al objeto determinado; ningún
otro pensamiento debe ser permitido entrar en la consciencia. Los sistemas móviles deben ser regulares y
armoniosos.
6. Anota cuidadosamente la duración de los experimentos, el número y naturaleza de los pensamientos
intrusos, la tendencia del objeto mismo de alejarse del curso dado, y cualquier otro fenómeno que se presente.
Evitar la fatiga excesiva. Esto es muy importante.
7. Procede a imaginar objetos vivos; como un hombre, preferiblemente algún hombre que conozcas y
respetes.
8. En los intervalos de estos experimentos puedes intentar imaginar los objetos de los otros sentidos, y
concentrarte sobre ellos.
Por ejemplo, intenta imaginar el gusto del chocolate, el olor de las rosas, la sensación del terciopelo, el
sonido de una cascada, o el tictac de un reloj.
9. Finalmente empéñate en excluir todos los objetos de cualquiera de los sentidos, y en prevenir todos los
pensamientos que surjan en tu mente. Cuando sientas que has obtenido cierto éxito en estas prácticas, aplícate
para el examen, y si lo apruebas, prácticas más complejas y difíciles te serán prescritas.

VI
Limitaciones Físicas
1. Es deseable que descubras tus limitaciones físicas.
2. Con este fin comprueba durante cuantas horas puedes subsistir sin comida o bebida antes de que tu
capacidad de trabajo sea seriamente interferida.
3. Comprueba cuánto alcohol puedes beber, y qué formas de ebriedad te atacan.
4. Comprueba cuánto puedes caminar sin detenerte ni una vez; lo mismo con bailar, nadar, correr, etc.
5. Comprueba cuántas horas puedes pasar sin dormir.
6. Pon a prueba su resistencia con varios ejercicios gimnásticos, lanzamiento de mazas, etc.
7. Comprueba cuánto tiempo puedes permanecer en silencio.
8. Investiga otras capacidades y aptitudes cualesquiera que se te ocurran.
9. Que todas estas cosas sean cuidadosa y conscientemente registradas; ya que de acuerdo a tus poderes
será lo que se te demandará.

5
VII
Un Curso de Lectura
1. El objeto de la mayoría de las prácticas precedentes no será claro en un principio; pero por lo menos
(¿quién podría negarlo?) te habrán entrenado en determinación, precisión, introspección, y muchas otras
cualidades que son valiosas para todos los hombres en sus avocaciones ordinarias, así que de ningún modo tu
tiempo habrá sido perdido.
2. Para que ganes cierta perspicacia sobre la naturaleza de la Gran Obra que yace más allá de estas
nimiedades elementales, debemos, sin embargo, mencionar que una persona inteligente puede hacerse con
más de una pista de su naturaleza en los siguientes libros, que deben ser tomados como serias y eruditas
contribuciones al estudio de la naturaleza, aunque no necesariamente para basarse en ellos.

El I Ching.
El Tao Tê Ching.
Tannhäuser, por Aleister Crowley.
Los Upanishads.
El Bhagavad-Gita.
La Voz del Silencio.
Raja Yoga, por Swami Vivekananda.
El Shiva Sanhita.
“Los Aforismos de Patanjali”.
La Espada de Canción, por Aleister Crowley.
El Libro de los Muertos.
Dogme et Rituel de la Haute Magie, por Eliphas Lévi.
El Libro de la Magia Sagrada de Abramelin el Mago.
La Goëtia.
El Hathayoga Pradipika.
Historia de la Filosofía, de Erdmann.
La Estrella en el Oeste, por el Capitán Fuller.
El Dhammapada.
Las Preguntas del Rey Milinda.
Liber 777 vel Prolegomena, etc.
Variedades de Experiencia Religiosa, por William James.
Kabbala Denudata.
Konx Om Pax, por Aleister Crowley.

3. El estudio cuidadoso de estos libros habilitará al estudiante para hablar en el lenguaje de su maestro y
facilitar la comunicación con él.
4. El estudiante debe emprender el descubrimiento de la armonía fundamental de estas obras tan variadas;
con este propósito encontrará mejor estudiar las divergencias más extremas lado a lado.
5. Puede solicitar un examen sobre este curso de lectura en cualquier momento que desee.
6. Durante la totalidad de este estudio y práctica elementales, será sabio que busque, y que se apegue a,
un maestro, uno competente para corregirlo y aconsejarlo. Tampoco debe ser desalentado por la dificultad en
encontrar a tal persona.
7. Que además recuerde que de ninguna manera debe depender, o creer en, ese maestro. Debe depender
enteramente de sí mismo, y acreditar solamente aquello que se encuentre dentro de su conocimiento y
experiencia.
8. Como en el comienzo, también al final, insistimos aquí sobre la vital importancia del registro escrito
como el único medio para controlar los errores derivados de las varias cualidades del experimentador.
9. Así, que la obra sea debidamente cumplida; si, que sea debidamente cumplida.

(Si ocurriesen resultados realmente importantes o remarcables, o si cualquier gran dificultad se presenta, la
A.•.A.•. debe ser informada de las circunstancias al momento.)

6
LAS CUATRO POSICIONES

EL DIOS EL DRAGÓN

EL IBIS EL RAYO
En el Ibis la cabeza está inclinada un poco demasiado hacia atrás; en el Rayo el pie derecho puede estar un
poco más alto y la rodilla derecha más abajo con ventaja.

7
LIBER E. INSTRUCCIÓN SUPLEMENTARIA SOBRE ASANA

1. El Buda Moribundo. Estas tres posiciones recostadas son más adecuadas


2. El Colgado. para reposar tras las meditaciones que para las
3. El Cadáver. meditaciones mismas.

8
LA PUNTA DE FLECHA

EL OSO

9
LA HIEDRA

EL PARALELOGRAMO

Estas últimas posiciones (4-7) con cabeza inclinada son más adecuadas para āsana y para meditación, pero
no para prānāyāma.

* * *

10