Sei sulla pagina 1di 2

Cómo Diferenciar El Signo Y El Símbolo

Vemos que en la cotidianidad es bastante común confundir los símbolos con los signos; incluso hay
personas que piensan que son sinónimos y no discriminan a la hora de utilizarlos; para aclarar
esto, en este artículo te mostramos Cómo diferenciar el signo y el símbolo.

Tanto el símbolo como el signo son formas de comunicación entre las personas, ambos quieren
transmitir ideas, pero no es lo mismo si por ejemplo ves esto (¿) ($) en un texto a si ves ilustrada
una paloma blanca.

Los primeros transmiten ideas muy concretas, que realmente será lo mismo cuando lo vea
cualquier persona en el mundo y el segundo ejemplo, puede que para ti sea el símbolo de la paz,
pero para otros no.

Cuando hablamos de signos nos referimos a representaciones gráficas o figuras, las cuales son de
lenguaje universal y por lo tanto pueden ser entendidas por cualquier persona del mundo, como
los signos de entonación o incluso los zodiacales; por su parte los símbolos son aquellas imágenes
que tienen un significado, pero realmente no están representados; en este caso caben como
ejemplo las imágenes que han sacado para representar el cáncer, una cruz, comunidad lgtb, etc.,
se podría decir que son metafóricos y se pueden usar por convención o analogía. Tantos los signos
como los símbolos se encuentran permanentemente en todas partes, cuando caminas por las
calles, cuando vas a una tienda y hasta los puedes encontrar en accesorios y ropa.

Veamos a continuación más detalladamente sus diferencias.

El signo es el que tiene la capacidad de transmitir contenidos que son totalmente representativos,
o sea que cualquier persona en el mundo sabrá el significado de esa imagen; los signos también
pueden ser palabras o aromas universales.

Existen varios tipos de signos los cuales son: verbales (una carcajada o una sonrisa), no verbales
(un prohibido), táctiles (sistema braille), auditivos (escuchar la unión de instrumentos nos dan el
género de una música), y visuales (la luz de los semáforos). Se captan de manera sensorial donde
sobre salen el oído y la vista y pueden intervenir diferentes procesos, tanto comunicativos como
cognoscitivos. Cuando escribimos, también los utilizamos a través de los signos de puntuación
(., ;), (¡!) signos de admiración, (¿?) signos de interrogación. También tenemos signos
matemáticos: (-) para restar, (+) para sumar, (x) para multiplicar; según lo que veamos sabremos
qué operación hay qué realizar. Los signos se utilizan para transmitir informaciones universales.
Los rayos y el humo pueden entrar en esta categoría y hasta ser comprendidos por los animales.

Por el contrario, el símbolo siempre es una representación gráfica que da a entender una palabra,
puede involucrar ideales, sentimientos y valores. A diferencia del signo, el símbolo no es universal,
así una imagen puede significar una cosa diferente según el país y la cultura en que te encuentres.
Por lo tanto el símbolo no establece 100% una relación real con el objeto o situación que pretende
reflejar, pues está asociado a la mente de las personas que lo utilizan. Así podemos decir que los
símbolos son más figurativos y que se encargan de transmitir ideas abstractas, que pueden llegar a
ser intelectuales o morales y que su significado será variante según quién los reciba y quien los
vea. Un ejemplo de esto es: dos pajaritos simbolizan el amor, también las medias lunas y las
estrellas de David son símbolos.
Los símbolos son las formas que tienen las poblaciones de exteriorizar los sentimientos, los
pensamientos y las ideas, mientras los signos transmiten una información exacta para todos. Los
signos tienen un significado concreto y los símbolos amplios. El signo está muy bien definido, es
utilitario y limitado, se encarga de transmitir información que es conocida por todo el mundo, es
marcado y controlado, mientras que el símbolo realmente no tiene un uso práctico y no es
utilitario, expresa sentidos ilimitados y nuevos.

En el signo juega un papel importante el conocimiento, mientras que en el signo el re-


conocimiento. La lingüística nos enseña que los signos deben tener significado y significante,
mientras que el símbolo es algo que representa la realidad (de las personas que lo viven y lo
reconocen). En conclusión, el símbolo es la representación mental de una realidad y puede tener
diferentes significados según quien lo vea y el signo es más mundial, es colectivo, todos conocen
de qué se trata.

En una buena comunicación existen las barrares, o sea obstáculos que pueden hacer más difícil
que las cosas se entiendan, entre éstas nos encontramos con las semánticas; ejemplos de esto es
cuando un emisor menciona una palabra pero el receptor la puede interpretar de una manera
diferente; por ejemplo la palabra banco puede referirse a una institución financiera, un banco de
sangre o a un mueble que sirve para sentarse; así mismo hay palabras que pueden variar de
significado según el país, así se hable el mismo idioma.