Sei sulla pagina 1di 4

suplementodía-d

1 voto[s] | 1 comentario[s]

"Memoria de mis memorias", Otro aporte a historia de Ricardo Arturo Ríos

Crónica sobre muertes


silenciadas
La dictadura militar de Omar Torrijos, Rubén Darío de Paredes y Manuel
Antonio Noriega corrompió moralmente a este país y en el caso de los
estudiantes atomizaron al movimiento estudiantil.

Rosalina Orocú Mojica


PA-DIGITAL

La obra "Memoria de mis memorias" se presentará mañana lunes en Exedra Books a las 7:00
p.m.

Treinta muertos. Asesinados por francotiradores de la Guardia Nacional dirigida por


Bolívar Vallarino y con la anuencia del presidente Ernesto De La Guardia.

Sucedió el 22 de mayo de 1958.

"Hubo una censura por parte del gobierno de Ernesto De La Guardia a la prensa nacional,
que duró tres semanas. El Panamá América sacó en junio de 1958 un suplemento especial
de los incidentes, con las fotos de los asesinados por la Guardia Nacional".
La anterior es parte de la información que sale a relucir en "Memoria de mis memorias",
el más reciente libro del escritor, promotor cultural y docente universitario Ricardo
Arturo Ríos Torres.

Esta publicación, avalada por el Círculo Cultural Guillermo Andreve, devela hechos
históricos que no aparecen en los textos escolares ni son conocidos por la mayoría de los
panameños, porque "los historiadores oficiales deliberadamente han ocultado la verdad
de lo que ocurrió en Panamá en mayo del "58", expresó Ríos.

Todos estos acontecimientos de mayo del ´58, conocidos como Operación Soberanía y la
marcha patriótica del 59, son los antecedentes del 9 de enero, asegura el autor.

El escritor hizo una cronología de los sucesos del "58, el "59 y el "61, donde el movimiento
estudiantil fue cobardemente reprimido y avasallado por la Guardia Nacional.

Recuento de una villanía.


El 2 de mayo de 1958 se realizó la Operación Soberanía por parte de la Unión de
Estudiantes Universitarios, que presidía Carlos Arellano Lennox. El rector de la UP era
Jaime De La Guardia.

"Esa Acción surge porque en el II Congreso Extraordinario de Estudiantes de la Federación


de Estudiantes de Panamá, celebrado el 2 de diciembre de 1957, se estableció que el
propósito fundamental del Movimiento Estudiantil era ejercer nuestro derecho soberano
en la Zona del Canal. El gran propósito de nosotros era lograr la plena jurisdicción del
Estado panameño sobre su territorio", explica el profesor Ríos.

Relata que "el 2 de mayo, de manera pacífica y cívica, decenas de estudiantes


universitarios (alrededor de 60) sembramos de banderas la Zona del Canal en acción
simultánea en las áreas más representativas del poder norteamericano. Esa acción se dio
a las 10:00 a.m. en distintos lugares. A mí personalmente me tocó el punto más
neurálgico de la Zona, el edificio de la Administración, del Gobernador de la Zona del
Canal. Junto a Arellano Lennox, Félix Espinosa y otros estudiantes me tocó poner la
bandera panameña en la plazoleta donde se dirigía toda la policía del Canal. El corazón
geográfico de la Zona del Canal".

Sigue diciendo que, posteriormente, el 3 de noviembre de 1959, siendo parte de la Unión


de Estudiantes Universitarios, le tocó dirigir una marcha pacífica y cívica a la Zona del
Canal. Ese día detuvieron a dos jóvenes panameños, Ezequiel González Núñez y Ezequiel
Meneses, del Instituto José Dolores Moscote, de la generación de 1958.

Hace la salvedad de que Ezequiel Meneses es uno de los mártires del 9 de enero de 1964.

En mayo de 1958 se dan también los trágicos sucesos del 19 al 22 de mayo.

El 16 de mayo llega a la Presidencia una marcha estudiantil que venía desde Aguadulce
hacia la Presidencia de la República reclamando un mejoramiento de la educación
nacional.

Se inician las clases con un caos educativo: los colegios no estaban arreglados, no había
educadores nombrados, el currículum no correspondía a las exigencias del mundo
moderno.

Ese día, el 16 de mayo, Ernesto De la Guardia, presidente de la República, se negó a


recibir a los estudiantes. Esa acción estudiantil estaba dirigida por la Unión de
Estudiantes Secundarios que tenía entre sus dirigentes a Ricardo Quirós, Virginia Ramírez,
Luis Aguilar, Polidoro Pinzón, Carlos Jiiménez y Odilio González, entre muchos otros.

Ríos explica que "el Presidente se negó a atenderlos. Ellos anunciaron que volverían el 19
a la Presidencia. Cuando se llega a la Plaza Catedral, el edecán del Presidente, Raúl Arias
Espinosa, ordenó a la Guardia Nacional dispersar la manifestación estudiantil y una
bomba lacrimógena disparada por un policía al no explotar le pegó en el pecho al
estudiante artesano José Manuel Araúz y le causó la muerte, hecho que pudo haberse
evitado si Ernesto De La Guardia hubiese atendido a la manifestación pacífica de los
estudiantes".

Todo el país se paraliza ante el mandato de los dirigentes de la FEP: Andrés Castillo, Blas
Bloise, Nicolás Dabello, Humberto Brugiatti, Eduardo Berbey, Carlos Núñez, etc.

El miércoles 21 de mayo se convoca a una reunión en la Presidencia de la República, a


solicitud del Rector de la Universidad y de todos los decanos y la dirigencia estudiantil.
Asistieron por la FEP Andrés Castillo, Ricardo Quirós y Ricardo Ríos. Allí se acordó que el
Presidente haría una investigación de los hechos ocurridos con la muerte del estudiante
Araúz y que se atendería las peticiones de la FEP por mejorar la educación del país.

"El jueves 22 de mayo, violando el acuerdo, la Guardia Nacional, dirigida por Bolívar
Vallarino y con la anuencia del presidente De La Guardia rodean al Instituto Nacional y
con francotiradores de la policía comienzan a dispararle al Nido de Águilas e
inmediatamente inician una represión en todas las calles de Panamá contra los
estudiantes, situación que ocasiona más de 30 muertes entre niños, mujeres,
estudiantes, obreros y ciudadanos en general".

Ríos denuncia que "la Guardia Nacional disparó en esa ocasión las famosas balas "Dum
dum", prohibidas en convenios internacionales". Esas balas cuando pegaban en el ojo
explotaban.

"Hubo una censura por parte del gobierno de Ernesto De La Guardia a la prensa nacional,
que duró tres semanas y El Panamá América sacó en junio de 1958 un suplemento
especial de los incidentes con las fotos de los asesinados por la Guardia Nacional. Hay
una foto en la morgue donde están los cadáveres amontonados uno sobre otro, porque no
había espacio para acomodarlos", recuerda al ahora escritor y profesor universitario.

Añade que "el diario La Hora, también de la Flia. Arias, publicó en distintos números
todas las fotos de los muertos en los hechos, pero eso no se dice, porque es una historia
silenciada, porque los historiadores oficiales han silenciado esos acontecimientos.
Deliberadamente han ocultado la verdad de lo que ocurrió en mayo del "58".

Allí no termina todo. Los estudiantes sitiados en el Instituto Nacional fueron trasladados
a la Universidad de Panamá y allí permanecieron sitiados por la Guardia Nacional por más
de una semana, hasta que se firmó "El Pacto de la Colina", que dio fin a todos los sucesos
ocurridos durante ese período.

Valga decir que según Ríos Torres, "El Pacto de la Colina" nunca fue cumplido por el
presidente Ernesto De La Guardia".

Beligerancia estudiantil.
Eran jóvenes con ideales, dice Ríos Torres, y continúa hablando de otros hechos
bochornosos y lamentables.
"La generación del ?58 (Nicolás Danello, Eduardo Berbey, Virginia Ramírez, etc.) participó
activamente en el Levantamiento del Cerro Tute, de abril del "59. Allí son asesinados por
la Guardia Nacional Rodrigo Pinzón, Domingo García, José Rogelio Girón y Eduardo Santos
Blanco".

Otro hecho digno de mencionar es "la marcha del 3 de noviembre del ?59 a la Zona del
Canal que dejó más de cien heridos y varios detenidos".

Asimismo, "Floyd Britton y Narciso Cubas son asesinados por el golpe militar del ?68".

Anteriormente fue asesinado Polidoro Pinzón el 11 de julio de 1961 por la Guardia


Nacional.

"Lo acusaron de terrorista, le mandaron una bomba a su casa. Estaba con sus hermanos.
Cuando abrió la caja la bomba explotó y lo mató", relata el escritor y agrega que
"podemos considerar a la generación del ?58 como los hijos de Don Quijote, porque esa
generación se caracterizó por su idealismo, valentía y por luchar contra los molinos de
viento de Panamá".

Destacó que Polidoro Pinzón denunció a "los presidentes de papel" como Ernesto de la
Guardia que serían reemplazados por el poder militar por "los presidentes de a dedo".

El profesor Ríos recomienda la lectura de su libro "Memorias de mis memorias" y el


ensayo en honor a la generación del "58.

El libro, de 200 páginas, va acompañado de una gran cantidad de fotografías.

Consta de cuatro ensayos: "Don Amor y la Celestina", "Una aproximación a la historia


panameña", "Soy El Chagres, el río cuenta su historia" y "La patria de los estudiantes
panameños".

En "La Patria de los estudiantes panameños", el autor hace un homenaje a la generación


patriótica, a los mártires heróicos del ?58. Homenaje que será refrendado el 19 de mayo