Sei sulla pagina 1di 2

Reg.: A y S t 273 p 189/191. Santa Fe, 7 de febrero del año 2017.

VISTA: La queja por denegación del


recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la actora contra la resolución dictada en fecha 17 de
setiembre de 2015 por la Cámara de lo Contencioso Administrativo Nro. 2 de la ciudad de Rosario en autos
"HAMMERLY, Beatriz Elisa contra PROVINCIA DE SANTA FE -Recurso Contencioso Administrativo-
(Expte. 69/13)" (Expte. C.S.J. CUIJ Nro. 21-00510542-8); y, CONSIDERANDO: 1. Por decisorio de fecha
17.09.2015 la Cámara de lo Contencioso Administrativo Nro. 2 resolvió declarar parcialmente procedente el
recurso interpuesto por la actora tendente a obtener que se deje sin efecto la resolución 3281 de la Caja de
Jubilaciones, se declare la prescripción del cargo formulado y se calcule el retroactivo generado por el
reajuste de haberes desde el 1° de julio de 1996, haciendo lugar a las diferencias adeudadas y rechazando la
pretensión en lo demás. Contra dicha decisión deduce la accionante recurso de inconstitucionalidad con
fundamento en que el Tribunal efectuó una interpretación arbitraria de la ley, vulnerando los artículos 14 bis
de la Constitución nacional y 21 de la Carta Magna provincial (artículo 1, inciso 3, ley 7055). En sustento de
su impugnación expresa que comenzó a cobrar el beneficio previsional el 1° de julio de 1996 y que el
Organismo le reclamó el 06.07.2006 el importe por el cargo formulado por aportes, por lo que había
transcurrido el plazo de prescripción de diez años. Cuestiona la referencia efectuada en el fallo sobre la
actuación del Departamento de Contralor de la Caja al determinar el cargo, pues alega que es un acto interno
que no se exteriorizó de modo fehaciente. Se agravia de que el Tribunal consideró que su parte había
renunciado a la prescripción, la que a su juicio, no puede presumirse. Señala, en ese sentido, que la
presentación a la que se alude en la sentencia se realizó sin patrocinio letrado, y -dice- que no se consideró la
naturaleza alimentaria del reclamo, por lo que infiere que la interpretación debe ser restrictiva. Destaca que la
única parte del fallo que tiene en cuenta que está en discusión un beneficio previsional radica en la decisión
de no incluir intereses moratorios "en contra de la jubilada" en el cargo determinado por la Caja. Cita, al
efecto, el artículo 57 de la ley 6915. Por último, en cuanto al reconocimiento de las diferencias por reajuste
de haberes, indica que el Oficio limitó el cómputo de los intereses por los períodos reajustados desde la fecha
del reclamo administrativo. Observa, al respecto, que los mismos se devengaron "desde el mismo momento
en que comienza el pago", el 01.07.1996. 2. Por auto del 15.02.2016 el Tribunal denegó la concesión del
recurso por considerar que las hipótesis de arbitrariedad no se encontraban configuradas (fs.29/32), por lo
que la recurrente compareció en recurso directo ante esta sede (fs. 33/41). 3. Se adelanta que la presente
queja no ha de prosperar. De la confrontación del memorial recursivo con la resolución impugnada surge la
mera disconformidad de la compareciente con el criterio sustentado por la Cámara en la interpretación de las
cuestiones jurídicas y fácticas del caso, lo que no configura causal de procedencia del remedio
extraordinario, atento que tales cuestiones constituyen atribución ordinaria de los jueces de la causa (Fallos:
302:1030; 306:143; 307:23), sin que la impugnante logre demostrar la concurrencia de alguna de las
limitadas excepciones a esta regla por apartamiento de la normativa aplicable y de las constancias de la causa
como alega. Ello es así, toda vez que, pese al esfuerzo argumental de la recurrente en fundar la presente
impugnación, no aporta razones que justifiquen que la solución adoptada por el Tribunal al hacer lugar al
pago de las diferencias en el haber jubilatorio de la actora, computandole la bonificación por zona
desfavorable y rechazando la pretensión de que se declare la prescripción del cargo formulado, sea
irrazonable a tenor de los fundamentos vertidos en el fallo. Se examina que la Cámara luego de analizar que
el Departamento de Contralor, el 17 de agosto de 2005 efectuó la determinación del cargo, con anterioridad
al vencimiento del plazo decenal, evaluó además que en el sub examine, al deducir recurso de revocatoria
contra la resolución 3281, la compareciente expuso "...si bien no me opongo al pago de las sumas en
concepto de aportes adicionales, sí me opongo a que a dichas sumas se le aplique intereses...", concluyendo
que era legítima la pretensión de la Administración de efectivizar el cargo correspondiente, pero sin que se
computen intereses moratorios en contra de la jubilada por el tiempo de inacción. Consideró así, que aunque
se entendiera que el primer acto mencionado no comportó con estrictez una causal interruptiva, estimó que
de todos modos la misma había operado. Señaló que la renuncia de la prescripción extintiva es el acto por el
que el deudor abdica unilateralmente del poder jurídico de invocarla, dejando subsistente y eficaz la relación
respecto de la cual aquélla había corrido. Frente a tales razones, la recurrente desarrolla su propia tesitura sin
lograr superar el plano de la mera discrepancia con la solución adoptada, sin justificar que el Tribunal en la
evaluación de los hechos a fines de considerar si constituyen renuncia, lo que es una cuestión de hecho sujeta
a la prudencial apreciación judicial, hubiese desbordado el ámbito propio de su labor jurisdiccional. En
cuanto al agravio consistente en que el cómputo de los intereses moratorios por las diferencias de haberes
debe efectuarse desde el momento en que comenzó el pago (el 01.07.1996) tampoco encuentra debido
fundamento, atento a que se observa que la Cámara ordenó que se devenguen desde la fecha del reclamo
administrativo. Tal criterio sigue los lineamientos de consolidada doctrina judicial de esta Corte (cfr.
"Kessler", A. y S. T. 146, págs. 474/484; "Chiani"; A. y S. T. 182, pág. 11; entre otros). En definitiva, los
cuestionamientos de la recurrente denotan la intención de renovar el debate acerca de lo decidido, en una
suerte de tercera instancia ordinaria, que no condice con la naturaleza extraordinaria del remedio intentado
(A. y S. T.110, pág. 327; Fallos 308:118; entre otros). Por ello, la Corte Suprema de Justicia de la Provincia
RESUELVE: Rechazar la queja interpuesta. Regístrese, hágase saber y remítanse copias al Tribunal de
origen. FDO.: SPULER - GASTALDI - GUTIÉRREZ - NETRI - FERNÁNDEZ RIESTRA
(SECRETARIA). Tribunal de origen: Cámara de lo Contencioso Administrativo nro. 2 -Rosario-.