Sei sulla pagina 1di 17

SEMINARIO DE

CAPACITACIÓN
V PROFECÍA
Ps. ANDRÉS EYZAGUIRRE RAMÍREZ ESCATOLÓGICA
PARA DIRIGENTES

CLASE 05/14 09/07/2001

LA TRILOGÍA SATÁNICA 1

LUZBEL
(“EL DIABLO o SATANÁS”)

“¡Cómo caíste del cielo,  oh Lucero, hijo de la mañana! Derribado fuiste a tierra, tú que debilitabas a las naciones. Tú que de-
cías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio
me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres
hasta el Seol, a los lados del abismo” (Is.14:12-14)

CONCEPTO
- El diablo y sus demonios, al igual que todos los creyentes fieles al Señor, creen que la Voluntad de Dios, de todas
maneras, tendrá que cumplirse:
“Tú crees que Dios es Uno; bien haces. También los demonios CREEN, y tiemblan”. (Stg.2:19)
- Y es por eso, que conociendo ellos todo lo que está en la Sagrada Escritura, en lo posible tratan de IMITAR lo que
Dios hace, porque están convencidos que verdaderamente, así es como deben hacerse las cosas: lo CREEN.
- En la concepción de que Dios es UNO y TRINO, Satanás trata por ello de hacer lo mismo en su cúpula y estructura
funcional: Él como Dios Padre, el Anticristo como Hijo y el Falso Profeta como el E.S.
- Y dice la Biblia, que el diablo, tuvo su lugar en el Edén celestial, en el Jardín o Huerto de Dios, situado en su Monte
Santo, en el Tercer Cielo, allí era el Querubín LUZBEL, el sello de la perfección en lo creado, lo conocía todo de Dios.

ETIMOLOGÍA:
- DIABLO, es una palabra griega que significa “Adversario”, semejante a su equivalente hebreo “Satán” o “Satanás”.
- El “Dragón”, “La Serpiente antigua”, “El Tentador”, “El Enemigo”, etc. son solo algunas las principales acepciones
del mismo espíritu malvado, del cual nos habla la Biblia.
-1-
- Fue el gran enemigo del pueblo de Dios desde la Creación del hombre en el Jardín del Edén y en los tiempos del
A.T. (1Cr.21:1). Y en la actualidad y en todo el N.T. es denunciado por la Palabra de Dios como el tentador y adver-
sario de los santos y de toda la humanidad. Trata de neutralizar la predicación del Evangelio, arrebatando la buena
semilla sembrada en los corazones (Mt.13:1-9), así como ciega la mente con la incredulidad, para que la Luz del E-
vangelio no resplandezca en ellos. Esfuerzos que de alguna manera son también frustrados por Dios por su particular
Predestinación y Llamamiento (Ro.8:28-30) o nadie sería salvo.

LA CREACIÓN CELESTIAL:
- En la Biblia, se nos relata la Creación celestial a partir de que Dios hizo la LUZ:
“En el principio creó Dios los Cielos y la Tierra. Y la Tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre
la faz del Abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la LUZ;  y fue la LUZ. Y vio
Dios que la LUZ era buena; y separó Dios la LUZ de las tinieblas”. (Gn.1:1-4)
- Es decir, creó los Cielos, y especialmente en ese momento su Tercer Cielo con todas las criaturas celestiales:
“Cristo es la Imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, porque en Él fueron creadas todas las co-
sas, las que hay en los Cielos y las que hay en la Tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean prin-
cipados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él. Y Él es antes que todas las cosas, y todas las
cosas en Él subsisten”. (Col.1:15-17)
- Y según la Biblia, la criaturas angélicas o celestiales son de 7 tipos o jerarquías:
LOS TRONOS:
1).- LOS 24 ANCIANOS (Ap.4-4, 5:6,8-10 y 14, 7:11,13)
2).- LOS SERAFINES (Is.6:1-3)
3).- LOS QUERUBINES (Gn.3:24; Éx.25:18-20; 1S.4:4; 1R.6:23-29; Sal.18:10,80:1; Ez:1:5-14,10:1-22,22:28; Ap.4:6
-11, 5:6,8-10 y 14, 7:11)
LAS OTRAS CRIATURAS ANGÉLICAS:
4).- LOS DOMINIOS (Col.1:16c; Ef.6:12d)
5).- LOS PRINCIPADOS o ARCÁNGELES (Col.1:16d; Ef.6:12b)
6).- LAS POTESTADES (Col.1:16e;Ef.6:12c)
7).- LAS HUESTES ESPIRITUALES o ÁNGELES (Ef.6:12d; Col.6:12e; Ap.5:11,7:11-12, 12:4)

LUZBEL
- Los ANCIANOS son 24, sentados en tronos, 12 a cada lado del Trono de DIOS.
- El número de SERAFINES y QUERUBINES, no está determinado en la Biblia. Los Serafines eran conocidos en los es-
critos y manuscritos más antiguos como “los Ardientes”, una especie de luminosas Bengalas revoloteando por encima
del Trono de Dios.
- En cambio, los Querubines son los que están siempre alrededor y transportando el Trono de Dios.
- Uno de estos Querubines fue el más distinguido en el Cielo, se llamaba LUZBEL. Y están emparentados fundamen-
talmente con la Creación celestial y natural. Dice Juan en el Apocalipsis, que distinguió a 4 alrededor del Trono, sus
cuerpos estaban llenos de ojos y sus rostros eran diferentes entre sí: León, becerro, hombre y águila.
- El profeta Ezequiel en cambio, dice que eran parecidos a un ser humano, con 4 caras distintas que se repartían por
los cuatro lados de cada cabeza: de hombre, león, buey y águila; y con cuatro alas: con dos cubrían sus cuerpos y
con las otras dos volaban. De piernas rectas y pies como pezuñas de becerro y centelleaban luminosamente. Con
manos humanas debajo de sus alas en sus cuatro lados. Su aspecto era como de carbones de fuego encendidos,
como refulgentes antorchas (¡)
- Lo interesante, es que el Querubín LUZBEL, también es descrito por el profeta Ezequiel de una manera muy especí-
fica, señalándolo como el rey de TIRO, un puerto del LÍBANO, nación al norte limítrofe de Israel. Pero por las caracte-
rísticas angélicas con que lo describe, difícilmente, podría dársele esa aplicación a un simple rey terrenal. Tiro, por sus
características portuarias, en su propuesta urbanística y mundana, no deja de ser moralmente la creación del “dios de
este mundo” y que definitivamente, acabará en su trascendencia con la destrucción que le cabe, según la Biblia, a to-
do lo naturalmente creado:
-2-
“Y vino a mí Palabra de Jehová, diciendo: Hijo de hombre, entona lamentaciones sobre el rey de Tiro, y dile: Así ha
dicho Jehová el Señor:
Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría y de acabada hermosura.
En  Edén, en el huerto de Dios, estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura: de cornerina, topacio, jaspe, cri
sólito, ónice y berilo; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro. ¡Los primores de tus tamboriles y flautas fueron prepa-
rados para ti en el día de tu creación.
14 Tú,  Querubín  grande, protector, Yo te puse  en el Santo Monte de Dios. Allí estuviste, y en medio de las piedras
de fuego te paseabas”. (Ez.28:11-14)
- Luzbel, era perfecto en todos sus caminos, desde el día en que fue creado, hasta que se ensoberbeció su corazón.

El Querubín Luzbel, era el Sello de la Perfección creada por Dios, siendo el administrador de Dios, por sus muchas responsabilidades su corazón se
llenó de iniquidad y violencia, se rebeló contra Dios y fue expulsado de su Presencia, y auto-exaltándose se constituyó en su ADVERSARIO

LA REBELIÓN DEL QUERUBÍN LUZBEL CONTRA DIOS:


- Alegoría del profeta Isaías, contra LUZBEL, como si se dirigiera al rey de Babilonia:
“¡Cómo caíste del Cielo, Lucero, hijo de la mañana! Derribado fuiste por tierra, tú que debilitabas las naciones. Tú
que decías en tu corazón: ´Subiré al cielo, en lo alto junto a las estrellas de Dios levantaré mi trono, y en el monte
del testimonio me sentaré, en los extremos del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Al-
tísimo´. 
Mas tú derribado eres hasta el Seol, a lo profundo de la fosa. 
Se inclinarán hacia ti los que te vean; te contemplarán diciendo: ¿Es este aquel varón que hacía temblar la tierra,
que trastornaba los reinos,  que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca
les abrió la cárcel?
Todos los reyes de las gentes, todos ellos, yacen con honra cada uno en su última morada. 
Pero tú echado eres del sepulcro como un vástago abominable, como un vestido de muertos pasados a espada, que
descendieron al fondo de la fosa, como un cadáver pisoteado. 
No serás contado con ellos en la sepultura, porque tú destruiste tu tierra, mataste a tu pueblo. No será nombrada
para siempre la descendencia de los malignos. 
Preparad a sus hijos para el matadero por la maldad de sus padres, que no se levanten ni posean la tierra ni llenen
de ciudades la faz del mundo´. 
´Porque Yo me levantaré contra ellos, dice Jehová de los ejércitos, y raeré de Babilonia el nombre y el sobrevivien-
te, hijo y nieto´, dice Jehová”. (Is.14:12-22)
- El profeta Ezequiel nos habla de las razones de la Rebelión de LUZBEL contra Dios:
“Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad.
A causa de tu intenso trato comercial, te llenaste de iniquidad y pecaste; por lo cual Yo te eché del monte de Dios y
te arrojé de entre las piedras del fuego querubín protector.
Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; Yo te arrojaré
por tierra y delante de los reyes te pondré por espectáculo.
Con tus muchas maldades y con la iniquidad de tus tratos comerciales profanaste tu santuario; Yo, pues, saqué
fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra ante los ojos de todos los que te
miran.
Todos los que te conocieron de entre los pueblos se quedarán atónitos por causa tuya; serás objeto de espanto y
para siempre dejarás de ser”. (Ez.28:15-19)
- Juan en el Apocalipsis, menciona que, en su Rebelión, LUZBEL arrastró a la tercera parte de las criaturas angélicas y
como se sobreentiende con rangos inferiores al suyo (principados o arcángeles, potestades, gobernadores o dominios
y las huestes espirituales o ángeles propiamente dichos):
“También apareció otra señal en el Cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez
cuernos  y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la TERCERA PARTE de las ESTRELLAS del Cielo, y las
arrojó so-bre la Tierra”. 
(Ap.12:3-4a)
- Y es que, a partir del Nacimiento de S. Jesús, en los niveles espirituales, se tenía que cumplir lo que ya estaba de-
terminado, desde la caída del hombre en Edén:
“Y Jehová Dios dijo a la serpiente: -Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los
animales del campo; sobre tu vientre te arrastrarás y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad
entre ti y la mujer (Israel), y entre tu simiente (el Anticristo) y la simiente suya (el S. Jesús);  esta te herirá en la
cabeza, y tú le herirás en el talón”.
(Gn.3:14-15)
-3-
- El diablo ya iba comprendiendo el alcance de la advertencia de Dios el Padre en el Edén y estaba muy temeroso del
advenimiento del Mesías prometido, proveniente del pueblo de Dios: Israel.

Y A PARTIR DE ESTE MOMENTO SE CONSTITUYÓ EN EL DIOS DE TODA LA TIERRA:


- Al arrebatarle con engaños su administración de lo Creado al hombre, desde el principio de los tiempos de la Crea-
ción Edénica, Satanás tenía la Tierra como su heredad y hacía en ella lo que mejor le parecía.
“En los cuales el DIOS de este SIGLO cegó el entendimiento de los incrédulos, para que NO les resplandezca la luz
del Evangelio de la Gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. (2Co.4:4)
- El Espacio Sideral (el 2do. cielo) y la Atmósfera Terrestre (1er. Cielo) le pertenecían a él y sus demonios.
PERO A PARTIR DE LA CRUZ, SOLO LE QUEDÓ LA ATMÓSFERA TERRESTRE CON SU PRIMER CIELO:
“Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en
otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al PRÍNCIPE DE LA POTESTAD DEL AIRE, el espíritu
que ahora opera en los hijos de desobediencia”. (Ef.2:1-2)
“Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los
gobernado-res de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las REGIONES CELESTES”.
(Ef.6:12)

“Por lo cual alegraos, CIELOS (3er. y 2do. Cielos), y los que moráis en ellos. ¡AY de los MORADORES de la TIERRA y
del MAR! porque el DIABLO ha DESCENDIDO a VOSOTROS con GRAN IRA, Sabiendo que tiene poco tiempo.
Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la Tierra, persiguió a la mujer (Israel) que había dado a luz al hijo
varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al
desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo (El tiempo de la
permanencia de la I-glesia fiel en la Tierra).
Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Pero la Tierra
ayudó a la mujer, pues la Tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Entonces el
dra-gón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella (La Iglesia
de Cristo), los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”. (Ap.12:7-
17)
- Su ejército demoníaco es muy ordenado, un régimen de terror que le ha impuesto lo mantiene muy disciplinado:
“Y habiéndolos llamado, les hablaba en parábolas: ¿Cómo puede Satanás echar fuera de Satanás? 
Si un reino está dividido contra sí mismo, no puede permanecer.  Y si una casa está dividida contra sí misma, tal ca-
sa no puede permanecer.  Y si Satanás se levanta contra sí mismo y se divide, no puede permanecer,  sino que ha
lle-gado su fin. 
Nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no lo ata; solamente así podrá sa-
quear su casa”. (Mr.3:23-27)

EL NUEVO ADMINISTRADOR DE DIOS: ADÁN Y LA ENVIDIA DEL DIABLO:


- El hombre se había constituido en las PRIMICIAS de toda la Creación natural y celestial de Dios en el Edén. Tan es
así que los mismos ángeles quedaban a su servicio. Por eso es que Dios hizo todo lo posible para que después de su
Caída, por su gran Misericordia, pudiera recuperar la razón de ser de su creación, y envió a su Hijo:
“Pues, ¿a cuál de los ÁNGELES dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado
de tus pies? ¿No son todos espíritus ministradores, ENVIADOS PARA SERVICIO A FAVOR DE LOS QUE SERÁN HERE-
DEROS DE LA SALVACIÓN?”. (Heb.1:13-14)
“Él, de su Voluntad, nos hizo nacer por la Palabra de Verdad, para que seamos PRIMICIAS de sus criaturas”.
(Stg.1:18)
“Porque Dios creó al hombre para la incorruptibilidad, le hizo imagen de su misma Naturaleza; más por ENVIDIA
DEL DIABLO entró la muerte en el mundo, y la experimentan los que le pertenecen”. (Sab.2:23-24)

La pérdida de la obediencia a la Voluntad de Dios, atrajo maldición a toda la humanidad y a la Creación (Gn.3:17)

EL DIABLO ES PADRE TODA MENTIRA:


- El diablo es homicida desde el principio y padre de toda mentira:
“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el
principio, y no ha permanecido en la Verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; por
que es mentiroso, y padre de mentira”. (Jn.8:44)
- Engañosamente, como padre de toda mentira, confunde aún a los elegidos, especialmente profetas en las Iglesias:
-4-
“Y esto no es sorprendente, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que, no es extraño si también
sus ministros se disfrazan de ministros de Justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”. (2Co.11:14-15)
Aquí, se advierte a los santos de sus maquinaciones, porque el, diablo se transforma hasta en maestro de moralidad
- Asimismo, trata contrarrestar la Obra de Dios, suscitando herejes que, al mezclarse con los santos, los corrompan
con malas doctrinas. Lo que el S. Jesús, explicó en la parábola de la cizaña sembrada entre el trigo. Por ello, los san-
tos son exhortados a resistirlos firmes en la Fe, para que sus espíritus dominadores se aparten de ellos (Stg.4:7).
- Hay que estar muy atentos en las Iglesias… y sobre todo en estos tiempos nuestros. No cuenta lo bien acertados
que hayan podido estar antes en su Don, porque cualquier circunstancia desfavorable en su vida, los puede andar
perturbando en esos momentos y profetizar mal. Ningún currículo anterior cuenta:
“Amados, no CREÁIS A TODO ESPÍRITU, sino PROBAD los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas
son salidos en el mundo”. (1Jn.4:1)
- El S. Jesús también nos demanda lo mismo:
“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi Nombre, diciendo: Yo soy
el Cristo; y a muchos engañarán...
Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de
muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”. (Mt.24:4-5 y 11-12)
- En los tiempos previos a la II Venida del Señor, durante los 42 meses del gobierno mundial del Anticristo, dice la Bi-
blia que el Diablo entregará todo su poder a este gobernante y fácilmente engañará al mundo con sus mentiras:
“Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca,  y destruirá con el res-
plandor de su Venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios MEN-
TIROSOS, y con todo ENGAÑO de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la Verdad
para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder ENGAÑOSO, para que crean la MENTIRA, a fin de que sean conde-
nados todos los que no creyeron a la Verdad, sino que se complacieron en la injusticia”. (2Ts.2:8-12)

SATANÁS Y SUS DEMONIOS NO CESAN EN SU ASEDIO AL CREYENTE:


“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien
devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros
hermanos en todo el mundo”. (1Pe.5:8-9)
- La FIDELIDAD, esa Fe indesmayable del creyente al Señor, es lo único que nos aleja de este asedio constante:
“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”. (Stg.4:7)
- Y es que, a Satanás, siempre lo hemos visto como hostil para con Dios y obrando en contra de sus planes,
empobre-ciendo, enfermando, desanimando, atemorizando y afligiendo a la gente.
- Desde el A.T. vimos a Satanás constantemente dedicado a actividades contrarias al bien del hombre: En el Edén,
sa-bemos todo que fue el instigador directo de la desobediencia del hombre a la Voluntad de Dios. También impulsó
al rey David a censar al pueblo (1Cr.2:1). Se ubicó a la diestra del Sumo sacerdote Josué para acusarlo, atrayendo así
la reprensión del Señor (Zac.3:1ss.). David en los Salmos, manifiesta que la peor calamidad para el impío en su
acusa-ción, será tener a Satanás sentado a su diestra (Sal.109:6). El apóstol Juan y todas las referencias
veterotestamenta-rias, nos afirman que: “El diablo peca desde el principio” (Jn.3:8)
- Pero, en el N.T., no cejó tampoco en ningún momento, su empeño de tratar de destruir el Reino de los Cielos en la
Tierra que venía siendo establecido por el S. Jesús. Al nacer trató de matarlo (Mt.2:13-15; Ap.12:1-6). Al inicio de su
ministerio público, trató de tentarlo en el desierto para que llevara a cabo su Misión con un espíritu inadecuado (Mr.1:
13; Mt.4 y Lc:4). El S. Jesús, fue tentado en todo según nuestra semejanza (Heb.4:15). Y es que el propósito expreso
del S. Jesús al venir a los hombres era para “deshacer las obras del diablo” (1Jn.1:3-8; Hb.2:14).
- Y al terminar su vida pública, Satanás fue el gran instigador de su muerte. Entró en Judas para que lo traicionara, y
sea capturado, por ello nos manifestó el Señor: “Esta es vuestra hora y la potestad de las tinieblas” (Lc.22: 53).
- El apóstol Pedro nos recalca la ferocidad de esta oposición: “como león rugiente, anda alrededor buscando a quién
devorar” (1Pe.5:8). Y el apóstol Pablo nos resalta la astucia que frecuentemente emplea: “Satanás se disfraza como
ángel de luz” (2Co.11:14), y de igual forma que tengamos también mucho cuidado cuando sus esbirros se nos apa-
rezcan en la Iglesia atractivamente disfrazados (2Co.11:15): “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros
con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”. (Mt.7:15-16)
- Hay referencia también “Al lazo del diablo” (1Ti.3:7; 2Ti.2:26) y a los efesios se les exhorta a vestir “toda la Arma-
-5-
dura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo” (Ef.6:11).
- Cristianos y hasta los arcángeles (Jud.9), enfrentan un constante conflicto que se lleva a cabo no solo implacable si-
no astutamente. Por ello se necesita contar con juicio discriminatorio, como también esfuerzo y valentía. El apóstol
Pedro nos anima a resistir al diablo “Firmes en la Fe” (1Pe.5:9) y Santiago, el hermano del Señor, nos exhorta a re-
chazar al diablo de la misma manera ”Resistid al diablo, y huirá de vosotros”: Stg.4:7. El apóstol Pablo demanda “no
dar lugar (oportunidad) al diablo” (Ef.4:27), y pone su confianza en la Fidelidad de Dios “Fiel es Dios, que no os dejará
ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también justamente con la tentación la salida, para que po
dáis soportar” (1Co.10:13) y tiene plena conciencia de los recursos que cuenta Satanás, procurando siempre “obte-
ner ventaja sobre nosotros” -especialmente atemorizándonos-, pero nos agrega que ”no ignoramos sus maquinacio-
nes“ (2Co:2:11).
- No descuidemos que Satanás obra a través de los propios seguidores de Cristo, recordemos Al apóstol Pedro recha-
zando el concepto del sacrificio de la Cruz: “¡Apártate de delante mí, Satanás!” (Mt.16:23). El Señor tuvo que orar
por él (Lc.22:31ss.). Un creyente profesante como Ananías también sucumbió: “¿Por qué llenó Satanás tu corazón?”
(Hch.5:3).
- El principio general aparece en 1Jn.3:8: “El que practica el pecado es del diablo”. Y es que el hombre logra rendir-
se por sus desobediencias a la Voluntad de Dios hasta tal punto, que llega a pertenecer al diablo, se vuelve su “Hijo”:
“En esto se manifiestan los Hijos de Dios y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia y que no ama a su
hermano, no es de Dios”. (1Jn.3:10)
-También leemos de Iglesias cristianas que, por andar en legalismos, son señaladas como “Sinagogas de Satanás”
(Ap.2:9,3:9) y de creyentes que moran “donde está el trono de Satanás” (Ap.2:13).
- Satanás también entorpece la labor misionera (1Ts.2:18). Se lleva la buena semilla sembrada en el corazón de los
hombres (Mr.4:15) y siembra la mala semilla, la cizaña o “los hijos del malo” en el campo, que es el mundo (Mt.13:-
38) y es el responsable de una gran mayoría de enfermedades (Lc.13:16).
- No es presentado invariablemente, como muy habilidoso y activo: sin permisos y no toma descansos o vacaciones.

- También obra por medio de los enemigos de la Fe: “Vosotros sois de vuestro padre, el diablo” (Jn.8:44) , lo vemos
igual, en el caso del enemigo de la fe, Elimas: “Hijo del diablo” (Hch.13:10).
- Y sobre todo que se nos manifiesta en los momentos más aciagos de nuestra vida. El accionar de Judas se atribuye
a la actividad del maligno “Satanás entró en Judas” (Lc.22:3; Jn.13:27), “El diablo había puesto en el corazón de Ju-
das Isacariote, hijo de Simón, que le entregase (Jn.13:2). Con la cruz a la vista el S. Jesús pudo decirnos, “viene el
príncipe de este mundo” (Jn.14:30) y “Habiendo estado con vosotros cada día en el Templo, no extendisteis las
ma-nos contra Mí; mas esta es vuestra hora, y la potestad de las tinieblas” (Lc.22:53).
- El gran Amor de Dios, para que todos los hombres puedan llegar a su pleno conocimiento y de esta manera lograr
su Salvación, permite que el Diablo y sus demonios deban permanecer aún en la Tierra hasta el JUICIO FINAL -hasta
que sea Salvo el último gentil-. Período que bíblicamente es conocido como “El tiempo de los gentiles”:
“Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mis-
mos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado LA PLENITUD DE LOS GENTILES;
y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad”.
(Ro.11:25-26)
- Este “TIEMPO DE LOS GENTILES”, empezó a partir de la Cruz -no antes, cuando la Palabra de Dios ya pudo llegar a
todos ellos, incluidos nosotros-, vemos que concluirá recién en el JUICIO FINAL.
- El N.T. nos ofrece la seguridad en cuanto a sus limitaciones y derrota de Satanás. Pues, su poder es DERIVADO, au-
torizadamente viene de Dios: “A ti daré estos reinos y toda la gloria de ellos, porque a MÍ me HA SIDO ENTREGADA
y a quien quiero se la doy. Si tú, postrado, me adoras, todos serán tuyos” (Lc.4:6) ; y LIMITADO, pues, solo puede e-
jercer su autoridad dentro de los límites fijados por Dios (Job1:12, 2:6; Ro.13:1-5; 1Co.10:13; Ap.20:2,7). (1Co.5:5;
ES UN ENEMIGO MUY PODEROSO
- El diablo es un ladrón que mata y destruye, en toda circunstancia: En el hogar, en la familia, en la sociedad y hasta
en la Iglesia, pues siempre no nos falta algún desamorado y auto-exaltado por allí:
“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en
abundancia. Yo soy el Buen Pastor; el Buen Pastor su Vida da por las ovejas. Mas el asalariado, y que no es el pas-
-6-
tor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las
dispersa. Así que el asalariado huye porque es asalariado y no le importan las ovejas”. (Jn.10:10-13)
- Pero, el S. Jesús nos dijo que “El Fuego eterno, fue preparado para el diablo y sus ángeles” (Mt.25:41) y el apóstol
Juan ve el cumplimiento de esto en Ap.20:10.
- El conflicto del S. Jesús con Satanás solo llegó hasta la Cruz: “Para destruir por medio de la muerte al que tenía el
imperio de la muerte, esto es, el diablo” (Heb2:14) y “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras
del diablo” (1Jn.3:8). Y, a comienzos de su Pasión nos había manifestado que pronto iba a poder ser echado fuera
de la vida personal de cada discípulo y creyente suyo, por la Autoridad y Poder que iba a llegar a su Iglesia en
Pentecos-tés:
“Ahora es el Juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo SERÁ ECHADO FUERA. Y Yo, cuando sea levanta
do de la Tierra (Ascensión a los Cielos), a todos atraeré a Mí mismo”. (Jn.12:31-32)

El arcángel Miguel y los ejércitos celestiales derrotaron a Satanás, y sus demonios al Nacimiento del S. Jesús, y fue expulsado del 2do. y 3er.
Cielos,
descendió a la Tierra y se constituyó en el “dios de este mundo” (2Co.4:4)

- La tarea fundamental de la Iglesia consiste en convertir a los pecadores “De la potestad de Satanás a Dios” (Hch.26
:18). Por ello, el apóstol Pablo nos dice confiadamente que “El Dios de Paz aplastará en breve a Satanás bajo vues-
tros pies” (Ro.16:20).
- Nunca se debe olvidar tampoco, que Satanás es un enemigo nuestro desmoralizado, resignado y VENCIDO, porque
ya ha sido Denunciado (Col.2:15), Juzgado (Jn.16:11) y Sentenciado a su destino final (Ap.20:10). Eso más bien, se
lo podemos recordar cuando lo expulsamos en el Nombre del S. Jesús, en las aflicciones que nos depare (¡).

PARA ESTA GUERRA ESPIRITUAL DE LOS CREYENTES HAY GRANDES PROMESAS:


1).- LA IGLESIA ESTÁ REVESTIDA DE PODER:
- Dios el Padre, nos dice en el A.T. que Israel es su esposa (Ez.16:8; Os.2:14-15 y 19-23), al igual que en el N.T. la I-
glesia fiel -actualmente la Novia engalanada-, a partir de las Bodas del Cordero (Ef.5:21-33; Ap.19:6-9) está destina-
da a ser la Esposa. Por ello es que la defensa del pueblo de Dios en el A.T. y la Iglesia en el N.T. es de una gran con-
sideración:
“Pero recibiréis PODER, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en
toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la Tierra”. (Hch.1:8)
“He aquí os doy POTESTAD de hollar serpientes y escorpiones,  y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará”.
(Lc.10:19)
“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque MAYOR es el que está en vosotros, que el que está en
el mundo”.
(1Jn.4:4)
“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósi-
to son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la I-
magen de su Hijo, para que Él sea el Primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también
Llamó; y a los que Llamó, a éstos también Justificó; y a los que Justificó, a éstos también Glorificó.
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?   El que no escatimó ni a su propio Hijo,
sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con Él todas las cosas. ¿Quién acusará a los es-
cogidos de Dios? Dios es el que Justifica.
¿Quién es el que condenará? Cristo es el que Murió; más aún, el que también Resucitó, el que además está a la dies
tra de Dios, el que también Intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del Amor de Cristo? ¿Tribulación, o angus-
tia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?
Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.  Más
antes, en todas estas cosas SOMOS MÁS QUE VENCEDORES por medio de aquel que nos amó.
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni
lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en
Cris-to Jesús Señor nuestro”. (Ro.8:28-
39)
2).- LA IGLESIA TIENE EN LA CONFESIÓN DEL NOMBRE DEL S. JESÚS SU ARMA MÁS PODEROSA:
- Pero, nunca debemos olvidar, estas valiosas recomendaciones de la Palabra y que las debemos tener muy en cuen-
ta, sobre todo, el confesar versículos AUDIBLEMENTE y muy a menudo, porque estamos en permanente guerra espi-
ritual contra las tinieblas: “El Señor es mi Pastor, nada me faltará” (Sal.23:1)
-7-
“Que si CONFESARES CON TU BOCA que Jesús es el SEÑOR (la Suprema Autoridad), y creyeres en tu corazón que Dios
le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para Justicia (Perdón de nuestros pecados), pero
CON LA BOCA SE CONFIESA PARA SALVACIÓN (de todo género de mal)”. (Ro.10:9-10)
“Y en ningún otro hay Salvación; porque NO HAY otro NOMBRE bajo el Cielo, dado a los hombres, en que podamos
ser SALVOS”. (Hch.4:12)
“Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio UN NOMBRE que es sobre todo nombre, para que en el
NOMBRE DE JESÚS se doble toda rodilla de los que están en los Cielos, y en la Tierra, y debajo de la Tierra; y toda
lengua confiese  que Jesucristo es el SEÑOR, para Gloria de Dios Padre”. (Flp.2:9-11)
“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere Bautizado, será sal-
vo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: EN MI NOMBRE echarán fuera
demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará da-
ño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. (Mr.16:15-20)

3).- LAS PODEROSAS 7 ARMAS DEL CREYENTE: EF.6:13-20:


“Por tanto, tomad toda la ARMADURA DE DIOS, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo,
estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la VERDAD (1),  vestidos con la CORAZA de JUSTICIA
(2), y calzados los pies con el celo por anunciar el EVANGELIO de la PAZ (3). Sobre todo, tomad el ESCUDO de la FE
(4), con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Tomad el YELMO de la SALVACIÓN (5), y la ESPA-
DA del ESPÍRITU (6), que es la Palabra de Dios. ORAD (7) en todo tiempo con TODA ORACIÓN y súplica en el Espíri-
tu, y velad en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos   y por mí, a fin de que al abrir mi boca me
sea dada Palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del Evangelio, por el cual soy embajador en cadenas,
y que con denuedo hable de Él, como debo hablar”. (Ef.2:13-20)
- Todo Nacido de Nuevo en Cristo Jesús, como podemos apreciar, tiene 7 poderosas ARMAS en su guerra espiritual
personal contra el diablo y sus demonios. Las 5 primeras tienen un carácter defensivo y propio, las 2 últimas son po-
derosas armas de ATAQUE contra el mal:
1).- Ceñirse bien el cinturón o correa con la VERDAD: el S. Jesús mismo (Ef.6:14a). Para que no se nos caiga la ropa
y se descubran nuestras vergüenzas.
2).- Colocarse la CORAZA de la JUSTICIA en el tórax (Ef.6:14b): Nuestro Hombre Interior, nuestra manera de pen-
sar, hay que cuidarla mucho: “Sobre todas las cosas guardadas, guarda tu corazón” (Pr.4:23). Dios abomina to-
da injusticia.
3).- Nuestro andar, será CALZANDO siempre un celo por anunciar la Palabra, el Evangelio de la PAZ (Ef.6:15).
4).- No perdamos la FE. Hay que pedir siempre al Señor nos la aumente. Sin FE es imposible agradar a Dios (Heb.11:
6). Es el mejor ESCUDO contra los dardos encendidos del enemigo (Ef.6:16).
5).- La SALVACIÓN de todo mal, por la fe en el Señor Jesús, debe gobernar todo pensamiento nuestro, como un YEL-
MO protector debe estar en nuestra cabeza (Ef.6:17a).
6).- La Instrucción por la Palabra de Dios en la vida de todo creyente, debe ser un alimento diario. La ESPADA del Es-
píritu (Ef.6:17b) porque es también una PODEROSA ARMA de ataque. CONFESAR esa Palabra en todo momento
de nuestra vida, antes de lanzar, un grito, un lamento o acusación gratuita, no olvidemos que es una PREDICA-
CIÓN para nosotros mismos, que permitirá el crecimiento de nuestra FE (Ro.10:17) y alejará los ataques del ene-
migo. Convenzámonos de que esa Palabra audible, es un verdadero tormento para todo poder tenebroso que es-
té tratando de afligirnos, saldrá huyendo, dice la Biblia (Stg.4:7). Y finalmente:
7).- La ORACIÓN de INTERCESIÓN (Ef.6:18-20), es fundamental y decisiva en la guerra espiritual contra las
tinieblas:
“Otra vez os digo, que, si dos de vosotros SE PUSIEREN DE ACUERDO en la Tierra acerca de cualquiera cosa que
PIDIEREN, les SERÁ HECHO por mi Padre que está en los Cielos. Porque donde están dos o tres congregados en
mi Nombre, allí estoy Yo en medio de ellos”. (Mt.18:19-20)
4).- LA ESTRATEGIA EN LA GUERRA ESPIRITUAL Y EL GRAN VALOR DEL CONOCIMIENTO DEL ENEMIGO:
- La ESTRATEGIA, es el Arte de proyectar y dirigir las operaciones militares, especialmente las de una guerra.
- Asimismo, es una serie de acciones muy meditadas, encaminadas hacia un fin determinado. Un destacar en pantalla
a aquellos elementos que puedan aportar las claves para la ejecución de un proyecto y el tomar la iniciativa de una ac
-8-
ción desde sus inicios cuidando de no desviarnos de los parámetros que establezcamos.
- El S. Jesús nos manifestó:
“¿Quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que ne-
cesita para acabarla? No sea que, después que haya puesto el cimiento, no pueda acabarla y todos los que lo vean
comiencen a hacer burla de él, diciendo: ´Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar´.
¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez
mil al que viene contra él con veinte mil? Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y
le pide condiciones de paz. Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi
discípulo”. (Lc.14:28-33)
- En el mundo de la milicia, la Inteligencia Operativa, juega un papel muy importante respecto al conocimiento del e-
nemigo; un factor determinante, si se desea tener éxito al enfrentarlo. La Biblia nos habla justamente de eso en Nm.
13 y Jos.2, tanto Moisés como Josué, enviaron espías a los lugares que ellos iban a tomar, para preparar la ESTRA-
TEGIA de asalto, más allá de la seguridad de Victoria que les había dado el Señor.   El Salmos 64, es el que no da luz,
acerca de cómo operan el diablo, sus demonios y los hombres influenciados por ellos mismos, en contra nuestro:
“Escucha, Dios, la voz de mi queja; Guarda mi vida del MIEDO al enemigo. Escóndeme del plan secreto de los
malig-nos, de la conspiración de los malvados, que afilan como espada su lengua; lanzan como una saeta suya la
palabra amarga (falsas profecías, noticias alarmantes, etc.), para disparar a escondidas contra el íntegro; de repente le
disparan, y no temen.
Obstinados en su perverso designio, tratan de esconder los lazos, y dicen: ¿Quién los ha de ver?
Planean maldades, hacen una INVESTIGACIÓN EXACTA; el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como su
corazón, es profundo (con mucha seriedad es lo que hacen). Pero Dios los herirá con saeta; de repente llegarán sus pla-
gas. Sus propias lenguas los harán caer; se espantarán todos los que los vean. Temerán entonces todos los hom-
bres, y anunciarán la Obra de Dios, y entenderán sus hechos. Se alegrará el justo en Jehová, y confiará en Él; y se
gloriarán todos los rectos de corazón!”.
- Desde Edén, los demonios, hace casi 6,000 años, nos vienen estudiando en nuestras debilidades y flaquezas; en
nuestros gustos y apetencias; en lo que nos irrita y complace. Por esto es que el S. Jesús, también nos recomendó
que debíamos tener un previo y pleno Conocimiento de nuestro enemigo y calcular muy bien si como estábamos al
ingreso de nuestra vida de Fe, podíamos plantearle una efectiva respuesta en la guerra espiritual que nos trazaría.
- Satanás, se equivocó desde el Principio. Supuso que el rebelarse contra Dios, iba a ser solo un asunto de ángeles di-
sidentes…, desconocía que Dios, tenía en sus Planes, la Creación de una nueva criatura, que se iba constituir en las
PRIMICIAS de todo lo Creado: el Hombre; y lo más incómodo, que toda criatura angélica quedaría a su servicio (Heb.
1:14), por eso es que lo envidió y lo odió desde el Principio, en el Edén; e hizo todo lo posible para desaforarlo de
esa especialísima y grande Posición y Autoridad recibidas:
“Así, los primeros serán últimos y los últimos, primeros, porque muchos son llamados, pero pocos escogidos”.
(Mt.20:16)

- Si los organismos militares y policiales, que son los elementos tutelares de la disuasión y el poder en las naciones,
cuentan con una compleja organización interna, cuánto más lo tendrán las muy incontables y disciplinadas huestes
demoníacas (Ef.6:12; Col.2:15). Y más, si el afán de todos ellos, es sembrar la incredulidad en los hombres, porque
conocen perfectamente que “Sin FE es imposible agradar a Dios, porque es necesario que todo el que se acerca a
Dios crea que Él existe y que recompensa a los que lo buscan” (Heb.11:6). Por eso es que el mundo tiene la misma
fe de los demonios: Creen en Dios, pero no le obedecen, aunque le temen (Stg.2:19).
- Demonios de impureza: adulterio, fornicación y desviacionismo sexual; de aflicción, psicosis paranoica, esquizofrenia
y locura; de adivinación, brujería y hechicería, de espiritismo; de sueño y pereza; de desánimo; de vergüenza, de te-
mor; de opresión y depresión; de suicidio; de una gran mayoría de enfermedades, etc. son los que han venido traba-
jando por muchos siglos y generaciones en los corazones y las mentes de los hombres, tratando de establecer la fe
de ellos, a fin de que no puedan entender la verdadera FE de Dios.
- Es por eso que tenemos la PALABRA escrita en la BIBLIA; pero, en estos tiempos modernos, contemplamos la apari-
ción de unas nuevas sectas “Mesiánicas”, que esforzadamente tratan de echar “barro” a la Biblia actual, señalándola
como que sus autores son solo hombres, está desvirtuada por sus muchas traducciones y no es fiable:
“Si vosotros permaneciereis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la Verdad, y la Ver-
dad os hará LIBRES”. (Jn.8:31-32)
“Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la Vida eterna; y ellas son las que dan
-9-
TESTIMONIO DE MÍ”. (Jn.5:39)

EL DIABLO Y SUS DEMONIOS PUEDEN LLEGAR A POSEER PERSONAS Y ANIMALES:


- Ningún cristiano puede ser tocado por el Diablo, excepto en lo que Dios el Padre permita y controle, para la discipli-
na de sus hijos, y solo porque busca el bien de todos ellos.
- Pero, la Palabra nos distingue algunos ejemplos, de gente muy cercana al mismo S. Jesús que por su mal corazón,
terminaron poseídos por el mismo diablo o sus demonios:
“Y ENTRÓ Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno de los doce; éste fue y habló con los princi-
pales sacerdotes, y con los jefes de la guardia, de cómo se lo entregaría. Ellos se alegraron, y convinieron en darle
dinero. Él aceptó y buscaba una oportunidad para entregárselo a espaldas del pueblo”. (Lc.22:3-6)
(Ver también: Jn.13:2-4).
“Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Cómo te llamas? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían ENTRADO en
él. Y le rogaban que no los mandase ir al Abismo. Había allí un hato de muchos cerdos que pacían en el monte; y le
rogaron que los dejase ENTRAR en ellos; y les dio permiso. Y los demonios, salidos del hombre, ENTRARON EN LOS
CERDOS; y el hato se precipitó por un despeñadero al lago, y se ahogó”. (Lc.8:30-33)
“Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el Evangelio del Reino
de Dios, y los doce con Él,  y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades:
María, que se llamaba Magdalena, de la que habían SALIDO siete demonios”.
(Lc.8:1-2)
“Cuando llegó a donde estaban los discípulos, vio una gran multitud alrededor de ellos, y escribas que disputaban
con ellos. Y en seguida toda la gente, viéndole, se asombró, y corriendo a Él, le saludaron. Él les preguntó: ¿Qué dis
putáis con ellos? Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, el
cual, dondequiera que le TOMA, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus dis
cípulos que lo echasen fuera, y no pudieron”. (Mr.9:14-18)
(Ver también: Mt.17.14-21; Lc.9.37-43).
- Y más a menudo lo hace con los no creyentes. El sin número de internos en los Hospitales mentales y los desquicia-
dos de la mendicidad urbana y rural, son permanentes víctimas de su generalizada posesión maléfica:
“Y arribaron a la tierra de los gadarenos, que está en la ribera opuesta a Galilea.   Al llegar Él a tierra, vino a su en-
cuentro un hombre de la ciudad, endemoniado desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa,
sino en los sepulcros.  Este, al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz: ¿Qué
tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te ruego que no me atormentes. (Porque mandaba al espíritu
inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había APODERADO de él; y le ataban con
cadenas y grillos, pe-ro rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos)”.
(Lc.8:26-29)
(Ver también Mt. 8.28-34; Mr. 5.1-20).
- Desde que han sido arrojados a la Tierra, Satanás y sus demonios, siguen obrando contra toda la humanidad y so-
bre todo contra los creyentes y devendrán en ser los espíritus generadores de una TRINIDAD de maldad, pues, duran
te próximos 42 meses -antes de la II Venida del Señor-, darán su Trono y autoridad a la Bestia o Anticristo y al Falso
Profeta (Ap.13:2 y 12).
- Y Satanás, doblemente, será también el caudillo de las naciones en las últimas batallas contra el campamento de los
santos: Armagedón y en el Juicio Final.
LA CONDICIÓN Y DIGNIDAD ANGÉLICA DE LAS EX-AUTORIDADES ESPIRITUALES DE-
MANDAN NUESTRA MODERACIÓN AL HABLAR ACERCA DE ELLAS:
- No descuidemos que Satanás fue puesto por Dios, en gran dignidad y Jerarquía entre sus criaturas celestiales; y ha
arrastrado en su caída a principados, potestades y dominios y no solo a la generalidad de las huestes angélicas; aun-
que hayan caído tienen que ser todavía respetados. Los podemos echar fuera en el Nombre del S. Jesús, sin estriden-
cias o insultos. La Biblia, eso nos lo destaca para tenerlo muy en cuenta aún con los ángeles o demonios:
“Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, deshonra su cabeza, porque es lo mismo que si se
hubiera rapado…
Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles”. (1Co.11:5 y 11)
- Algo similar al gran ejemplo que nos dio David, al manejarse bajo la autoridad ungida del rey Saúl, aunque ya había
sido desechado. La Palabra, cuando se dirige a señalar como los demonios fueron en la Cruz despojados, menciona
que lo hizo con los principados y las potestades, y sin ningún desmerecimiento de sus rangos ostentados en el Tercer
- 10 -
Cielo (Col.2:15). Además, Satanás es señalado como el “príncipe de este mundo”, por el mismo S. Jesús (Jn.12:31);
y como “el dios de este siglo” (2Co.4:4) y “el príncipe de la potestad del aire” (Ef.2:2) por el apóstol Pablo.
- Tampoco olvidemos, que el Diablo, al dirigirse al S. Jesús en las tentaciones del desierto en una de ellas -al mostrar-
le todos los reinos del mundo-,le manifestó “pues a mí me ha sido ENTREGADO y se la doy a quien quiero”: Lc.4:5-6,
con astucias se los ganó al hombre, pero Dios se los entregó.
- Durante el A.T., antes del Nacimiento del S. Jesús, el Libro del patriarca Job, nos muestra que Satanás tenía acceso
a la Presencia de Dios cuando lo hacían “los hijos de Dios” (Job,1:6 ss.) como uno más entre las huestes celestiales.
- A partir del Nacimiento de Cristo, luego de ser derrotado junto a sus demonios por el arcángel Miguel y los ejércitos
celestiales, fue expulsado del 3er. y 2do. Cielos y destinado solo a la Tierra y su atmósfera (1er. Cielo).
- El cristiano por ello lucha contra las autoridades y las huestes espirituales de maldad (condición no perdida): Ef.6:12
- Por eso es que tampoco podemos andar calumniándolos, echándole la culpa de todo lo malo que nos asalte o pase,
hay también responsabilidad nuestra:
“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo  lo que el hombre sembrare, eso también segará”. (Gl.6:7)
- Pero, no faltan, quienes gratuitamente denigran a las glorias -aunque ahora estén caídas-. Una innumerable
mayoría de creyentes por su ignorancia de la Palabra de Dios, se comportan altanera y ofensivamente cuando se
dirigen a Sa-tanás y sus demonios. no valorando que sus desafíos, burlas e insultos, provocan la reacción demoníaca
y se exponen inmediatamente a un feroz ataque personal y especialmente con los suyos -los inocentes que tienen la
desgracia de ser su propia familia-. Terminan exponiéndose a un escarmiento y venganza, y no solo ellos, sino lo que
es peor, sus familiares más cercanos. Debemos tener mucho cuidado.
- Y es que es un hecho notable, que, a pesar de la maldad de Satanás y sus demonios, Dios los usa en la disciplina de
sus santos -como en el caso de Job y su auto-suficiencia (Job.33), pero solo permitiendo al Diablo avanzar hasta
don-
de Él quiere (Job.1:12). Asimismo, el apóstol Pablo usó su autoridad apostólica para entregar a algunos desobedien-
tes a Satanás para la destrucción de la carne (1Co.5:5; 1Ti.1:20). Un autorizado demonio atormentó al mismo apóstol
Pablo como un aguijón en su carne, para que lo sublime de las Revelaciones que recibió en el Tercer Cielo no lo auto-
exaltaran desmedidamente (2Co.12:7).
- El S. Jesús nos mostró unas victorias preliminares de sus discípulos en varias ocasiones antes de Pentecostés; en las
misiones de los 12 (Lc.9:1-6), de los 70 (Lc.10:18), cuando ministraban sanidades y expulsiones de demonios y
cuan- do Bautizaban (Jn.4:2), pero les dijo que no se alegraran por esas cosas, que más bien lo hicieran porque sus
nom-bres estaban escritos en el Libro de la Vida del Tercer Cielo (Lc.10:18-20).
- Muy duras son las Palabras en la Biblia, condenando a los creyentes que son irreverentes con las Glorias, aunque
hoy estén caídas. “La Carta de Judas” -el Hermano del S. Jesús, por ser hermano de Santiago o Jacobo, el otro
Herma no del Señor (v.1) y autor de la otra “Carta de Santiago” -, nos manifiesta lo siguiente:
“No obstante, de la misma manera, también estos soñadores mancillan la carne, y RECHAZAN LA AUTORIDAD, Y
BLASFEMAN DE LOS PODERES SUPERIORES. 
Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputándole el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir
juicio de maldición contra él, sino que dijo: ´EL SEÑOR TE REPRENDA´. Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no
conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen, como animales irracionales. 
¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la
contradicción de Coré.  Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo sin vergüenza alguna con vosotros,
se apacientan a sí mis mos sin temor alguno: nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles
otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados.  Son fieras ondas del mar, que espuman sus propias
vergüenzas; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas. 
14 De estos también profetizó Enoc, séptimo desde Adan, diciendo: ´Vino el Señor con sus santas decenas de milla-
res,  para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho
impíamente, y de todas las cosas duras de los pecadores impíos han hablado contra Él. 
16 Estos son murmuradores quejumbrosos, que andan según sus propios deseos; cuya boca habla cosas infladas,
adulando a las personas para sacar provecho”. (Jud.8-16)
Una gran mayoría de creyentes no termina de comprender aún, que hay una muy grande responsabilidad en lo que nuestra boca confiesa

- Y el apóstol Pedro, también nos incide en la mismo:


“Y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en placeres e inmundicia, y DESPRECIAN el SEÑORÍO. A-
trevidos y obstinados, no temen decir mal de los poderes superiores, mientras que los ángeles, que son mayores en
- 11 -
fuerza y en poder, no pronuncian Juicio de maldición contra ellos delante del Señor.
Esos hombres, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales nacidos para presa y destruc-
ción, perecerán en su propia perdición, recibiendo la recompensa de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar
de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aún mientras comen con vosotros, se recrean en
sus errores. Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el
corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo
el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad, y fue reprendido por su iniquidad, pues una
muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta.
Estos hombres son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta, para quienes la más densa oscuridad está
reservada para siempre. Hablando palabras infladas y vanas, seducen con pasiones de la carne y vicios a los que
verdaderamente habían huido de los que viven en error.
Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Pues el que es vencido por alguno es hecho escla
vo del que lo venció.
Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo por el conocimiento del Señor y Sal-
vador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su último estado viene a ser peor que el primero. Me-
jor les hubiera sido no haber conocido el camino de la Justicia que, después de haberlo conocido, volverse atrás del
santo mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido lo que, con verdad, dice el proverbio: ´El perro vuelve
a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno´”. (2Pe.2:10-22)
- Muy valiosas unidades de medida que nos propicia la Palabra para que podamos evaluar siempre la calidad
espiritual de todos aquellos que en nuestras congregaciones practican por su ignorancia, estas condenadas
pedanterías.

AL LLEGAR LA PODEROSA PREDICACIÓN DEL EVANGELIO, SATANÁS SUPO QUE HABÍA


LLEGADO SU HORA:
Su reino en la Tierra, empezó ya a trastabillar. El S. Jesús nos manifestó:
“Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del Cielo como un rayo. He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpio-
nes, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, si-
no regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los Cielos”. (Lc.10:18-20)
-Hemos visto que en Apocalipsis 12, después de la gran batalla escatológica en el Cielo, entre el principado o arcán-
gel Miguel, comandando los ejércitos celestiales y Satanás con todos sus demonios, luego del Nacimiento del S.
Jesús, el diablo, al salir derrotado fue ENJUICIADO y como consecuencia de ello, fue destinado solo a la Tierra y su
1er. Cie-lo (la atmósfera terrestre) y tuvo que abandonar el 2do. y 3er. Cielos (el Espacio sideral natural y el Lugar de
Dios y todos sus ángeles, respectivamente)
“Pero Yo os digo la Verdad: Os conviene que Yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a voso-
tros; más si me fuere, Os lo enviaré. Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de Justicia y de Juicio.
De pecado, por cuanto no creen en mí; de Justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de Juicio, por
cuanto el PRÍNCIPE de ESTE MUNDO HA SIDO YA JUZGADO”. (Jn.16:7-11)

APERTURA DE LOS SIETE SELLOS DE LA ADVERSIDAD DEL HOMBRE Y LA CREACIÓN:


Las Aperturas del 1er, y 4to. Sellos, fueron muy decisivas por la Obra de la Cruz. El Evangelio -la Palabra de Dios-, pudo al fin llegar a toda la
Humanidad y no solo a Israel, y asimismo, el control del Hades y la entidad de la muerte quedar nuevamente en manos de la administración de Dios

“Él anuló el ACTA de los Decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, y la quitó de en medio clavan-
dola en la Cruz. Y despojó a los principados y a las autoridades (potestades y dominios) y los exhibió públicamente,
triunfando sobre ellos en la Cruz”. (Col.2:14-15)
- La Obra de la Cruz, entre sus múltiples beneficios que consiguió para la Redención del hombre y de toda la
creación, es que el Señor Jesús logró romper el Contrato Adverso con sus 7 Cláusulas desfavorables que pesaban
sobre toda la creación y la humanidad entera y que Satanás había demandado a Dios al haber derrotado a su
administrador: Adán.
- SIETE SELLOS aseguraban lo calamitoso de estas demandas (Ap.5:1-14, 6:1-6, 7:1-17 Y 8:1):
“Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera,  sellado con sie-
te sellos. Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?
Y ninguno, ni en el Cielo ni en la Tierra ni debajo de la Tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Y lloraba yo mucho
porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de leerlo, ni de mirarlo. Y uno de los ancianos me
di-jo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá,  la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus
siete sellos”. (Ap.5:1-5)
- Satanás al arrebatarle la administración de lo creado al hombre, planteó nuevas exigencias para alcanzar un domi-
- 12 -
nio casi absoluto de todo lo que Dios había entregado en las manos del hombre: Lo primero de su creación.
- Demando un CONTRATO adverso para el hombre y la creación toda con 7 Cláusulas desfavorables: los SIETE SE-
LLOS.
- Por su Obediencia plena a Dios y su Sacrificio Vicario por el hombre y la creación, el S. JESÚS es quién pudo rom-
per y Aperturar estos SIETE SELLOS, liberando las restricciones de sus contenidos:
1).- La Apertura del PRIMER SELLO, liberó las limitaciones impuestas por el diablo a la predicación de la Palabra de
Dios para todos los hombres y ya no solo para Israel. El Evangelio salió triunfante para no ser vencido (Ap.6:1-
2).
Y es que hay que Recordar que el S. Jesús, dijo a la mujer gentil siro-fenicia, que Él no podía entregar el pan de
los Hijos a los “perros”, como denominaban los judíos a todos los gentiles
“Entonces ella vino y se postró ante Él, diciendo: ¡Señor socórreme!   Respondiendo Él dijo: No está bien tomar el
pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen
de la mesa de sus amos”. (Mt.15:25-27)
2).- La Apertura del SEGUNDO SELLO, liberó el manejo de la Guerra de las manos del diablo (Ap.6:3-4)
3).- La Apertura del TERCER SELLO, liberó la administración del hambre y la escasez de las manos del diablo (Ap.6:5-
6).
4).- La apertura del CUARTO SELLO, liberó el control del Hades o Seol, (el lugar de los muertos: todos podían entrar,
pero nadie podía salir) y sacar a la misma entidad de la Muerte, de las manos del diablo (Ap.6:7-8).
“Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, Él también participó de lo mismo, para destruir por
medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de
la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre”. (Heb.2:14-
15)
- Por eso, dice la Biblia, que el S. Jesús al morir, descendió a las profundidades de la Tierra para liberar del Hades
o Seol, el Paraíso o Seno de Abraham -que contenía las almas de los justos (Ver Lc.16:19-31)-, y llevarlo al Ter-
cer Cielo (Ef.4:7-10; 1Pe.3:19-20).
5).- La Apertura del QUINTO SELLO, santifica a los Mártires que estaban debajo del Altar del Sacrificio en el Tercer
Cielo (Ap.6:9-11).
6).- La Apertura del SEXTO SELLO, libera a las Señales Cósmicas para que puedan ser aplicadas durante el gobierno
autorizado del Anticristo (como el Inicio de la Gran Ira de Dios y cancelar mediante ellas a la Gran Tribulación).
Asimismo, se libera el marcar a los 144,000 judíos para que puedan ser considerados como las Primicias de la Ce-
bada (Israel) que demanda el Estatuto Perpetuo de Lev.23:9-11 en la II Venida del Señor. La Cebada es el
primer
grano que se cosecha en Israel, y permite que, a partir de allí, se pueda cosechar toda la mies, hasta el Trigo
ma-
duro en la finalización de la Primavera. Y finalmente, en esta apertura del Sexto Sello, se libera la santificación de
todos los mártires de la Gran Tribulación futura y para que ya pueden estar delante de la Presencia y del Trono
de Dios (Ap.6.12:12-17 y 7:1-17).
7).- La Apertura del SÉPTIMO SELLO, libera el cumplimiento o consumación de todo el Misterio de Dios (Ap.10:7) y el
toque de las Siete Trompetas como la continuación o 2da. Parte de la aplicación de la Gran Ira de Dios, contra el
gobierno del Anticristo en sus meses finales, con la inmediata Consumación de la Gran Ira de Dios con el derrama
miento de las 7 Copas en los 30 e inmediatos días y la Batalla final de Armagedón (Ap.8:1-13 y Caps. 9 al 20).

FINAL DEL GOBIERNO DEL DIABLO EN LA TIERRA:


- Con la II VENIDA del Señor, pasados los 30 días del Castigo del Derramamiento de las 7 COPAS de la Gran IRA de
Dios, Satanás será capturado y encerrado por el transcurso de los 1,000 años del Gobierno de Cristo sobre la Tierra,
en el Abismo o gran sima del Hades o Seol, en el CENTRO interior de la TIERRA:
“Y vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del Abismo y una gran cadena en su mano.  Prendió al dragón,
la serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al Abismo, y lo cerró y lo selló so-
bre él, para que no engañara más a las naciones, hasta que se cumplieran los mil años; después de esto debe ser
desatado por un poco de tiempo”. (Ap.20:1-3)
- Transcurridos estos mil años, Satanás será nuevamente soltado para probar nuevamente a las naciones en su fideli-
dad al S. JESÚS y finalmente será arrojado al Lago de fuego y azufre, preparado para el diablo y sus ángeles:
“Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,   y saldrá a engañar a las naciones que están en
los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog,  a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como
- 13 -
la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la Tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad a-
mada; y de Dios descendió fuego del Cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el Lago de
fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los
siglos”. (Ap.20:7-10)
- El testimonio del N.T., por lo tanto, es claro. Satanás constituye una realidad maligna, siempre hostil a Dios y al pue
blo de Dios. Pero ya ha sido derrotado en la Vida, la Muerte y la Resurrección del S. JESÚS, derrota que será obvia y
definitiva al final del tiempo de la era, en el Juicio Final.

¡EL SEÑOR LOS BENDIGA ABUNDANTEMENTE!

Ps. Andrés Eyzaguirre Ramírez

_________________________________________________________________ UNA INTERESANTE LECTURA


El profeta Ezequiel, tiene en su Libro, un detallado y muy didáctico análisis sobre lo que apóstol Juan manifiesta en A-
pocalipsis 20, respecto al Inicio y el final del Milenio del Gobierno de Cristo sobre la Tierra:

EZEQUIEL 38:
ANUNCIO SOBRE EL FIN DEL MILENIO:
Vino a mí Palabra de Jehová, diciendo:

Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza
con-tra él,

y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, Yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal.

Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo
en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas;

Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo;

Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos con-
tigo.
Las naciones europeas, del Medio Oriente y del Norte del África y sus ascendientes históricos según la Biblia

Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda.

De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de mu-
chos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos
ellos morarán confiadamente.

Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la Tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos
pueblos contigo.
10 
Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento,
11 
y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas
habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas;
12 
para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y
sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central
de la Tierra (Israel: Ombligo del mundo).
13 
Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has
reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para tomar gran-
des despojos?
14 
Por tanto, profetiza, hijo de hombre, y di a Gog: Así ha dicho Jehová el Señor: En aquel tiempo, cuando mi pueblo
Israel habite con seguridad, ¿no lo sabrás tú?
15 
Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y
poderoso ejército,
16 
y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la Tierra; SERÁ AL CABO DE LOS DÍAS; y te traeré so-
bre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos.
17 
Así ha dicho Jehová el Señor: ¿No eres tú aquel de quien hablé Yo en tiempos pasados por mis siervos los profe-
tas de Israel, los cuales profetizaron en aquellos tiempos que Yo te había de traer sobre ellos?
18 
En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dijo Jehová el Señor, subirá mi Ira y mi Enojo.
19 
Porque he hablado en mi Celo, y en el fuego de mi Ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de
Israel;
20 
que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y
todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes,
y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra.
21 
Y en todos mis montes llamaré contra él la espada, dice Jehová el Señor; la espada de cada cual será contra su
hermano.
22 
Y Yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos
pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre.
23 
Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que Yo soy Jeho-
vá”. (Ez.38:1-23)

EZEQUIEL 39:
Tú pues, hijo de hombre, profetiza contra Gog, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí Yo estoy contra ti, oh
Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal.

Y te quebrantaré, y te conduciré y te haré subir de las partes del norte, y te traeré sobre los montes de Israel;

y sacaré tu arco de tu mano izquierda, y derribaré tus saetas de tu mano derecha.

Sobre los montes de Israel caerás tú y todas tus tropas, y los pueblos que fueron contigo; a aves de rapiña de
toda especie, y a las fieras del campo, te he dado por comida.

Sobre la faz del campo caerás; porque Yo he hablado, dice Jehová el Señor.

Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que moran con seguridad en las costas; y sabrán que Yo soy Jehová.

Y haré notorio mi Santo Nombre en medio de mi pueblo Israel, y nunca más dejaré profanar mi Santo Nombre; y
sabrán las naciones que Yo soy Jehová, el Santo en Israel.

ANUNCIO A ISRAEL SOBRE EL MILENIO:



He aquí viene, y se cumplirá, dice Jehová el Señor; este es el DÍA (Inicios del Milenio, final del Derramamiento de la 7ma.
Copa, después de la Batalla de ARMAGEDÓN) del cual he hablado.

Y los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses, arcos y sa-
etas, dardos de mano y lanzas; y los quemarán en el fuego por siete años.
10 
No traerán leña del campo, ni cortarán de los bosques, sino quemarán las armas en el fuego; y despojarán a sus
despojadores, y robarán a los que les robaron, dice Jehová el Señor.
11 
En aquel tiempo Yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente del mar; y
obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón
-gog.
12 
Y la casa de Israel los estará enterrando por siete meses, para limpiar la Tierra.
13 
Los enterrará todo el pueblo de la Tierra; y será para ellos célebre el Día en que Yo sea glorificado, dice Jehová el
Señor.
14 
Y tomarán hombres a jornal que vayan por el país con los que viajen, para enterrar a los que queden sobre la faz
de la Tierra, a fin de limpiarla; al cabo de siete meses harán el reconocimiento.
15 
Y pasarán los que irán por el país, y el que vea los huesos de algún hombre pondrá junto a ellos una señal, hasta
que los entierren los sepultureros en el valle de Hamón-gog.
16 
Y también el nombre de la ciudad será Hamona; y limpiarán la Tierra.
17 
Y tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor: Di a las aves de toda especie, y a toda fiera del campo: Junta-
os, y venid; reuníos de todas partes a mi víctima que sacrifico para vosotros, un sacrificio grande sobre los montes
de Israel; y comeréis carne y beberéis sangre.
18 
Comeréis carne de fuertes, y beberéis sangre de príncipes de la Tierra; de carneros, de corderos, de machos ca-
bríos, de bueyes y de toros, engordados todos en Basán.
19 
Comeréis grosura hasta saciaros, y beberéis hasta embriagaros de sangre de las víctimas que para vosotros
sacri-fiqué.
20 
Y os saciaréis sobre mi mesa, de caballos y de jinetes fuertes y de todos los hombres de guerra, dice Jehová el
Señor.
21 
Y pondré mi Gloria entre las naciones (Milenio), y todas las naciones verán mi Juicio que habré hecho, y mi Mano
que sobre ellos puse.
22 
Y de aquel día en adelante sabrá la casa de Israel que Yo soy Jehová su Dios.
23 
Y sabrán las naciones que la casa de Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se rebelaron contra mí,
y Yo escondí de ellos mi Rostro, y los entregué en manos de sus enemigos, y cayeron todos a espada.
24 
Conforme a su inmundicia y conforme a sus rebeliones hice con ellos, y de ellos escondí mi Rostro.

ANUNCIO A ISRAEL SOBRE EL RETORNO DE SU CAUTIVERIO EN EL TIEMPO LA CONSUMACIÓN DE LA GRAN IRA DE


DIOS: DERRAMAMAMIENTO DE LAS 7 COPAS - 30 DÍAS DEL INICIO DEL MILENIO:
25 
Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Ahora volveré la CAUTIVIDAD de Jacob, y tendré Misericordia de toda la
casa de Israel, y me mostraré celoso por mi Santo Nombre.
26 
Y ellos sentirán su vergüenza, y toda su rebelión con que prevaricaron contra mí, cuando habiten en su tierra con
seguridad, y no haya quien los espante;
27 
cuando los saque de entre los pueblos, y los reúna de la tierra de sus enemigos, y sea santificado en ellos ante los
ojos de muchas naciones.
28 
Y sabrán que Yo soy Jehová su Dios, cuando después de haberlos llevado al Cautiverio entre las naciones, los
reú-na sobre su tierra, sin dejar allí a ninguno de ellos.
29 
Ni esconderé más de ellos mi Rostro; porque habré derramado de mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice Jehová
el Señor”. (Ez.39:1-29)