Sei sulla pagina 1di 5

CONDICIONAMIENTO CLÁSICO Y OPERANTE.

Autoras:
Valentina Córdoba Alarcón.
Yuri Alejandra Galvis Tabares.
Francia Yohana Oronda Quintero.
Karla Quintero Mira.

Docente:
Juan Felipe Valencia Acevedo.

Asignatura:
Psicología cognitivo – conductual.

Fecha de entrega:
Febrero 27.

Facultad:
Ciencias Sociales y humanas.

Departamento:
Psicología.

Universidad Católica Luis Amigó.


Medellín.
2020.
CONDICIONAMIENTO CLÁSICO.

Caso número 1:

Johan es un chico alegre, extrovertido y muy entusiasta. El miércoles de la semana


pasada fue su cumpleaños, el pequeño cumplió 8 años, debido a este gran
acontecimiento, sus padres decidieron salir con él, lo llevaron a comer helado, al parque
de diversiones y finalmente terminarían la celebración yendo a cine. Al llegar al cine,
sus padres y Johan deciden que quieren ver la película de “IT”, puesto que, está en
cartelera y la imagen que se ve de la película es un payaso – sus padres, ingenuamente
creen que es una película apropiada para su pequeño – Antes de entrar a cine, deciden
comprar palomitas de maíz dulces y saladas, chocolates y gaseosas.

Se ubican en sus asientos en la sala de cine 4D y a medida que transcurre la película, se


dan cuenta que ésta tiene una trama de terror y de suspenso, puesto que, trata de siete
adolescentes que luchan contra un malvado demonio que asesina niños ocultos tras la
máscara de un payaso. Cada que el payaso atrapa a uno de los infantes la silla vibra y
cuando los asesina, degollándolos con su cuchillo y la sangre se esparce por todos los
lugares, en la sala de cine 4D da la impresión de que la sangre les está cayendo encima a
los televidentes (realmente, lo que les cae encima es solo agua), además, el sonido
macabro y perverso de una caja musical que tiene un volumen excesivamente alto, hace
que los cinéfilos se asusten aún más.

Cada que el payaso estaba a punto de cometer su próximo asesinato, sonaba la melodía
de la caja musical, lo cual hace que el pequeño Johan muestre una respuesta de miedo.
Esto sucedía incontables veces en la película y cada vez que sucedía, Johan reaccionaba
de la misma manera. Al finalizar la película, Johan y sus padres salieron del cine y se
dirigieron a casa.

Días después, Johan fue invitado al circo a celebrar el cumpleaños de uno de sus amigos
con el que entrena fútbol, al llegar a la fiesta se da cuenta que está sonando la misma
melodía de la caja musical en la fiesta y el simple hecho de escucharla, era suficiente
para asustarlo, hacerle llorar, temblar y sudar. Sus padres, al ver tal comportamiento,
deciden llevárselo a su hogar.

Al pasar el tiempo, sus padres se dan cuenta que estímulos similares al sonido de la caja
musical, como las canciones que ponen en los carritos de helados y en las piñatas,
producían la misma respuesta en su hijo, así que su miedo se había generalizado,
desencadenando en él una fobia.
Caso número 2:

Angie es una chica de 17 años que estudia en la Universidad Católica Luis Amigó,
actualmente, está cursando el tercer semestre de psicología y los días sábados se
encuentra viendo una asignatura que se llama “Psicología cognitivo – conductual” en el
horario de 8:00 a.m. a 12:0 p.m. El primer día, al llegar a clase y conocer a sus
compañeros, se da cuenta que hay un chico que le resulta extremadamente atractivo y al
notarlo, no deja de mirarlo, pero en cuanto él comienza a devolverle las miradas, ella se
pone sumamente nerviosa. El resto de la clase transcurre con normalidad y al finalizar a
las 12:00 p.m., Angie regresa a casa.

El fin de semana siguiente, Angie llega a la universidad a las 7:50 a.m. y se dirige al
bloque 6 al aula 304, cuando va llegando al aula que le corresponde, se da cuenta que la
sensación de nervios se apodera de ella, su pulso se agita, le sudan las manos y tiembla
un poco. Al entrar al salón, esa misma situación continúa y cuando ve al chico que le
atrae entrar por la puerta y le sonríe, esta sensación aumenta. En su tercera sesión de
psicología cognitivo – conductual, le sucede exactamente lo mismo, al estar
aproximándose a su aula de clase, los nervios aparecen nuevamente, ella entra al salón
que le corresponde, toma su asiento habitual y espera atenta a que comience la clase. La
sensación de nervios prevalece en ella, incluso cuando el chico que le atrae, no llega ese
día a clase.

Angie, cada que va a entrar al salón 304 del bloque 6 y estando ya a allí, comienza a
sentirse nerviosa, así el chico que le gusta, no se encuentre en ese lugar.

Nota: Angie únicamente ve al chico que le atrae los días sábados en esa misma aula, en
el mismo horario.
CONDICIONAMIENTO OPERANTE.

Caso número 1:

Laura es una pedagoga infantil que actualmente trabaja en una Institución educativa
ubicada en Tricentenario como maestra, este año, las asignaturas que debe impartir son
inglés y matemáticas en chicos y chicas de cuarto grado de primaria. Ella comienza el
año con sus pequeños sumamente entusiasmada. En el área de inglés comienza
enseñándoles sobre vocabulario y gramática del presente simple.

Al impartir sus clases, se da cuenta que sus alumnos muestran muy poca participación o
más bien una participación nula, puesto que solo uno de ellos participa. Así que Laura,
decide dejar salir 10 minutos antes al recreo al único estudiante que participa en su aula
(Refuerzo positivo).

Días después, al estar nuevamente en clase de inglés, se da cuenta que la participación


en sus pequeños aumentó, ahora eran 5 estudiantes los que estaban participando y
decidió dejarlos salir 10 minutos antes al recreo. Así continuaron las semanas y el
número de estudiantes que participaban en clase iba ascendiendo. Incluso, los chicos
realmente participaban porque querían, comprendían completamente el tema, les
gustaba y hacían de la clase un lugar ameno y dinámico.

Laura, había condicionado a sus estudiantes, de tal manera que los incentivaba a
participar en cada clase de inglés. (Respuesta condicionada).

Caso número 2:

Martín es un hombre adulto de 35 años, le gusta el deporte, es un fiel amante a la


lectura, es defensor de los derechos de los animales y es un exitoso abogado penal.
Actualmente vive en un condominio en el municipio de Girardota, en el norte de la
ciudad de Medellín, allí tiene su casa finca con una gran zona verde, pero la oficina en
donde trabaja queda en la Alpujarra. Su horario de trabajo es de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.
Todos los días, él sale de su hogar a las 7:15 a.m. para dirigirse a su trabajo, pero
siempre se topa con muchísimo tráfico y accidentes automovilísticos, lo que trae como
consecuencias, que é llegue tarde a su oficina, lo cual lo pone de mal humor y causa que
su jefe le haga un llamado de atención.

Así que, al día siguiente, decide salir más temprano de su casa, alrededor de las 6:45
a.m. y se da cuenta que, al conducir por la ciudad en esa franja horaria para llegar a su
lugar de destino, se está evitando todo el tráfico con el que anteriormente se topaba.
(Reforzador negativo)

Martín toma la decisión de seguir saliendo más temprano de su casa, este


comportamiento se ve intensificado por el beneficio de evitar el tráfico que hacía que
llegara tarde a laborar y con la satisfacción de llegar puntual a su oficina y hacer que su
día y su trabajo tengan un excelente rendimiento.

APRENDIZAJE VICARIO.

Caso número 1:

Alejandro y Natalia son dos hermanos que se llevaban 4 años de diferencia, siendo el
primero el mayor, con 24 años y la segunda con 20 años de edad. Alejandro, el día
viernes había pedido prestado el auto a su padre, pues ese mismo día en la noche
asistiría a una fiesta en casa de su novia. Su padre con todo el gusto accedió a prestarle
su auto con la única condición de que llegara a las 2:00 a.m. y Alejandro accedió ante
esa condición.

Alejandro, no llegó a casa a la hora que había pactado con su padre, sino que llegó a las
5:30 a.m., su padre estaba sumamente molesto por la irresponsabilidad de su hijo y por
tal comportamiento, lo castigó prohibiéndole el uso del carro por 3 meses. Natalia al
presenciar el enfado de su padre, aprendió que no debía exceder el límite de la hora
propuesta por su padre si quería seguir usando el auto de la familia para ir de compras,
al cine, a comer, de fiesta con sus amigas o a visitar a su novio.