Sei sulla pagina 1di 9

NOMBRE

Dayanara María Trinidad Portes


Matricula: 13-MDRT-1-019

MAESTRA:
Oniber Calvajar +paniagua

MATERIA:
Derecho Migratorio
TRABAJO:

● Bibliográfica de charles Maurice de Talleyrand relato de su vida y aportes que el hizo

● Discurso de Talleyrand en homenaje al Conde de Reinhard en 1838


BIBLIOGRÁFICA: RELATO DE LA VIDA DE TALLEYRAND

Charles Maurice de Talleyrand demostró que la Diplomacia no se trata de novelas si no de


historias y no solo en fe si no en el conocimiento. Charles Maurice de Talleyrand fue un ex
presidente del consejo de Francia nace en París Francia el día a 02 de Febrero del año 1754
tuvo un nombre secular y mejor conocido como Charles Maurice de Talleyrand y Périgord.

Proviene de una familia de la casa real mejor conocida como casa de Talleyrand perigor,
siendo el primogénito nace en el seno de una de las familias prestigiosas y poderosas de la
epoca su padre fue Charles Daniel de Talleyrand y su Madre Alexandrine Marie de Damas
d'Antigny

Podemos a preciar que Miembros de esta noble familia ocuparon cargos de elevada
importancia durante el reinado de Luis XV y como cualquier familia típica de la aristocracia
de entonces, disponían de diversas propiedades, méritos, títulos posiciones, y conexiones
políticas.

El joven Talleyrand, en consecuencia, fue educado en las clásicas maneras de su nivel social,
en donde se le enseñaron modales refinados, tradiciones y formalidades propias de la alta
sociedad francesa y se le inculcó que debía demostrar siempre un altísimo nivel de
sofisticación en cada cosa que hiciese o dijese, algo que el joven mantendría por el resto de su
vida y por lo cual se haría célebre. .

Como era costumbre en aquella época entre las familias reales, la familia de Talleyrand
planificaba el futuro del joven heredero, donde eventualmente podría ascender hasta alcanzar
altos méritos y reconocimientos.

Momento Difíciles de charles Ante una enfermedad

Pero drásticamente todo cambia desde que la niñera que lo atendía lo dejó sobre una mesa y
este se cae causando que su pie derecho quedará en estado de deformación por lo que la caída
obligo a un cambio de plan lo cual frustró los intereses de su familia de destinarlo a la carrera
militar, por lo que quedó así relegado a su segunda opción: ser destinado a la carrera
eclesiástica.

Esto a los padres de Talleyrand no le causaba precisamente mucho entusiasmo, pero le iba a
permitir disponer de un oficio acorde a su estatus, aunque también le significó perder su
posición como heredero de los títulos familiares, de los cuales fue privado en favor de su
hermano menor. Así no pudo ostentar el título de conde, recibir la mayor parte de los bienes
familiares, ni pudo transmitir a sus descendientes el patrimonio ancestral. Esto fue una herida
de la que Talleyrand nunca se recuperó y drásticamente definió muchas de sus acciones
futuras.

El rostro de Talleyrand ocasiono ciertas impresiones al envejecer se volvió como una cabeza
de muerto y sus ojos se pusieron tan opacos que no se podía a preciar su luz prácticamente
su cara tubo una desfiguración provocado por un síndrome y esta enfermedad provoco que él
se debilitara.

Talleyrand había recibido muchos desprecios por una parte esta enfermedad fustro sus
intereses.

Una vida como la que tenía Talleyrand necesitaba de su rostro.

Pero de toda circunstancia nacen cosas buenas los padres de Charles Maurice de Talleyrand
obtaron por la decisión de enviarlo donde su adorable bisabuela quien fue la princesa de
chalais quien le hizo pasar por buenos momentos en la vida como lo recuerda Talleyrand y en
unas de sus memorias acordadas dijo que no había nadie tan distinguida y de buena
formación y que hasta con la forma en la que se expresaba su bisabuela se podía notal lo
refinada que era ella la bisabuela le había dado un amor que él nunca había experimentado.

Las costumbres que tenía la nobleza en perigord eran muy parecidas a los castillos de
Talleyrand porque eran grandes y muy estable la luz entraba poco pero entraba dulcemente a
si se expresó Talleyrand.

Talleyrand interpreto sus esfuerzos como la demostración de su habilidad en el arte de


negociar y su dominio en la ética del oficio y que no tuvo rival Registrado en la historia
Talleyrand fue muy ambicioso sin convicción alguna porque gozo del poder en el vicio y lo
ejerció también en la tradición

Talleyrand tuvo muchas Aventuras amorosas tenía una única manera de seducir no atraía solo
por su fortuna ni por todo el dinero que tenía ni por sus grandes rangos si no que tenía una
sutil forma de persuadir el sexo femenino tenía arte en las expresiones de sus palabras.
Vivió siempre como un hombre libre y carente de escrúpulos. Conocía y vivía plenamente la
vida señorial y mundana del siglo xviii en la literatura y placer social al momento de saber
que tenía que entrar a la carrera eclesiástica ingreso en el seminario de san pulpicio.

Adquirió un gran espacio dentro de la opinión de Napoleón quien se refirió a él como la única
persona con la que el podía hablar estaba sorprendido porque Talleyrand no tenía experiencia
en la vida eclesiástica.

Podría decir que Talleyrand tenía una inteligencia de vidente porque nada turbaba su razon
tenía una convicción firmemente el cual derribaba hombres y ante ciertas situaciones actuaba
sin escrupulos.

Su separación de Napoleón provoca que Talleyrand quisiera abandonar el ministerio y lo


logro en agosto del año 1807. Tras el acontecimiento de la paz de talsit mientras el imperio
estaba en su apogeo

El momento de la carrera sacerdotal que tubo Talleyrand fue sin vocación por que él tenía
otros planes como la lucha por la nacionalización de los bienes del clero, la consagración de
los obispos juramentados, la excomunión papal, el matrimonio civil, la vida pública
revolucionaria y sus ideales no quebrantaron su fe religiosa. Talleyrand nunca dejo de
considerarse un hijo de la iglesia.
La posición de Talleyrand ante el congreso de Viena

Talleyrand y el congreso de viene corresponden a la primera de las tres crisis y fueron


objetos de una polémica constante entre muchos historiadores.

Algo que es importante resaltar es que cuatro horas antes de su muerte firmo una solemne
declaración en la cual repudio de una manera abierta los grandes errores que tenía la iglesia
católica esto lo relatan sus binógrafos al momento de su muerte.

Vivió ochenta y cuatro años


Falleció el 17 de mayo de 1838. Lugar de muerte parís Francia

APORTES

Considerado uno de los diplomáticos más destacados de su época, fue notable su ejercicio del
Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, que administró en cuatro ocasiones, durante
las cuales lideró la política exterior de la Revolución francesa, así como la ambiciosa política
expansionista del Consulado Francés y el Imperio Napoleónico, además de tener una
destacable participación en el Congreso de Viena.

Como representante del siglo XVLLL Talleyrand comprobó que la diplomacia es una ciencia
que incluye pero que no se reduce a un acto de sentimiento.

Se dedicó a la diplomacia en la que el demostró una gran habilidad y una capacidad extrema
se supervivencia A pesar de estar bajo ciertos regímenes políticos.

Participo en la oposición liberal contra el absolutismo, fue miembro de la cámara de pares.


Dio gran apoyo a la revolución de 1830 y tuvo una colaboración con el nuevo régimen
constitucional siendo embajador de Londres y un delegado en la conferencia y debió estar al
margen y resolver la situación en Belgica.
Talleyrand fue ordenado sacerdote tenía mucha ambición y pese a esto logró tener poder, él
fue nombrado obispo de Autun. Un punto muy importante y es que el rechazaba la ideas de
igualdad y se desentendió de la salvación y no escuchó al pueblo

Como diputado del clero luchó por los estados generales y brindo ayuda a los revolucionarios
constituyentes de la asamblea nacional en base a esto surgieron críticas. Apoyó la
constitución civil del clero y la entrega de los vieneses eclesiásticos a la nación.

Dio inicio a su carrera Diplomática no con el éxito que él se esperaba puesto que luego fue
expulsado de Francia y también de Inglaterra. Luego de esto Talleyrand viajó a América para
dedicarse a los negocios

En Francia Talleyrand logró ser nombrado ministro de asuntos exteriores el desempeñó ese
cargo durante el directorio y el consulado.

Napoleón nombró a Talleyrand como chambelán y le entregó el principado de Benevento el


cual fue un título nobiliario de origen francés el cual era otorgado al político y dramático
Charles Maurice de Talleyrand.

Defendió una política de paz con los ingleses teniendo flexibilidad con las naciones ya
conquistadas y se vio obligado a dimitir pero recibió como indemnización el título de vice
como gran lector.

Fue un fiel consejero de Napoleón, como también uno de los principales promotores de su
caída. Cursó estudios de Teología en el seminario de San Sulpicio fue ordenado sacerdote.
Talleyrand se convirtió en jefe del gobierno provisional hasta el regreso de Luis XVIII.

Antes de su muerte el firmó, en presencia del abad Dupanloup, una solemne declaración en la
que repudió abiertamente los grandes errores que... habían perturbado y afligido a la Iglesia
católica, apostólica y romana, y en los que había tenido la desgracia de caer.

En el momento de la muerte, después de reconciliarse con la Iglesia se le fue a administrar la


Santa Unción, que él aceptó contento. Pero cuando le fueron a ungir, pidió que lo hicieran en
el reverso de la mano, como se hace con los sacerdotes, debido a que sus palmas ya habían
sido ungidas, pues en el fondo él era sacerdote y No había vivido como tal, sino todo lo
contrario, pero después de muchos errores, por lo menos quería morir como tal dignamente.

Para el 1789 Talleyrand hace acto de presencia en la asamblea para leer el discurso del
triunfo del marqués de mirabeau y sobre el reparto de las partes iguales de la herencia y esto
implicaba la supresión de los privilegios de la primogenitura

Talleyrand celebró la misa durante la fiesta de la federación y con lo cual el consagraba su


imagen para así mismo ser sacerdote de la Revolución.

Sugirió la confiscación de loa bienes de la iglesia por la revolución de 1790 y participa de


manera activa en la misma.

Talleyrand respaldo a bona parte y fue nombrado ministro de relaciones exteriores

Reseña historia
En él Ámbito de la diplomacia tuvo un legado y fue que era considerado como el padre de la
diplomacia moderna de la época y fue el responsable del mayor número de alianzas A nivel
Internacional y de la solución y creaciones y también de las firmas de numerosos tratados Y
pactos Que eran diplomáticos que dieron forma en Europa a finales del siglo XVLLL y
comienzo del siglo xix estos se pudieron citar a la alianza y alineación entre las cuatro
grandes potencias de Europa y reino unido, España, Portugal, Francia. El congreso de viena
todos ellos fueron creaciones Diplomática a si fue que se le otorga como príncipe de los
Diplomáticos
OPINIÓN SOBRE EL DISCURSO DE TALLEYRAND EN HOMENAJE AL
CONDE DE REINHARD EN 1838

Este fue el último discurso el que cual se pronunció el día 03 de marzo del año 1838
Talleyrand fue invitado por la Academia de ciencias morales Únicamente para hacerle un
elogio al conde Reinhardt.

El conde Reinhardt fue un ex ministro de relaciones Exteriores de Francia fue unos de los
hombres más ilustres y diplomático de su tiempo. Talleyrand debió primero pensar en su
persona que pensar más en su amigo cuando dijo que el conde Reinhardt era el perfecto
ministro de Relaciones exteriores.

A pesar del papel jugado de Charles Maurice de Talleyrand Perigord en ese doble juego
demostró que a lo largo de una extraordinaria carrera que la diplomacia no se basaba en
novelas si no en la historia y no solo en la fe necesaria sino en el conocimiento y, sobre todo
como perfecto representante del siglo xvlll y comprobó que la diplomacia era una ciencia
puesto que incluía pero no se reducía a un acto de sentimiento.

Para los contemporáneos de Talleyrand la unidad de Europa fue una realidad lo cual fue bien
reconocido en diferentes regiones. Todos los colegas de Talleyrand fueron productos de una
cultura similar porque estaban conscientes de que los puntos que tenían en común eran tan
importantes que las cuestiones que los podían separar.