Sei sulla pagina 1di 5

RECOPILANDO LOS DATOS

Una vez que se ha identificado la información necesaria, debemos describir las fuentes de los datos y
recopilarlos. En algunos casos, esta información debe provenir de otros, mientras que en otros casos
podemos recopilarla directamente nosotros mismos. Las fuentes de información pueden variar de una
ciudad a otra y de un sitio a otro. Es importante tener en cuenta que para algunos tipos de datos
bastará una sola fuente. Esto es cierto principalmente para la información cuantitativa o técnica. Otros
tipos de datos, principalmente el tipo cualitativo, pueden requerir varias fuentes para fines de
verificación. A continuación se presenta un resumen de las posibles fuentes de información.

1. Ubicación

Los mapas estatales se pueden miniaturizar mostrando solo las principales autopistas y ciudades. Se
pueden encontrar mapas de ciudades de un tamaño razonable en la mayoría de las guías telefónicas.
Solo necesitamos relacionar nuestro sitio con las principales calles o puntos de referencia. Puede ser
útil comprar una fotografía aérea de nuestro sitio y vecindario de una compañía de estudios aéreos.
Estos se pueden producir a diferentes escalas y nos permiten rastrear las calles e instalaciones del
vecindario desde la foto. Podemos rastrear el contexto del vecindario a partir de un mapa de
zonificación que se puede encontrar en el departamento de planificación municipal o se puede
obtener de las compañías locales. La documentación de las distancias y los tiempos de viaje debe
hacerse conduciéndolos realmente o, en el caso de circulación peatonal, caminando.

2. Contexto Vecinal

La zonificación de nuestro sitio y vecindario se puede aprender en el departamento de planificación


municipal o en las empresas de impresión locales que tienen los mapas de zonificación en el archivo.
Aprender sobre las tendencias de zonificación puede involucrar conversaciones con agentes de bienes
raíces que trabajan en el área y planificadores municipales. Debemos observar directamente los usos
existentes del edificio y del espacio exterior mientras hablamos con los empresarios y residentes del
área, los agentes inmobiliarios y los planificadores municipales sobre los usos proyectados. Varios
otros problemas requieren observación directa. Estos incluyen patrones arquitectónicos, relaciones
de vacío sólido, edificios significativos, situaciones frágiles, alumbrado público y el estado de los
edificios. El departamento de planificación municipal debe ser consultado sobre la existencia y los
requisitos de cualquier clasificación especial del vecindario, como "distrito histórico". Los patrones de
sol y sombra en diferentes momentos del año implican documentación de las áreas y alturas de
construcción y paisajismo y los patrones de sombra en los momentos típicos del día (9 a.m., mediodía,
3 p.m.) en el solsticio de verano e invierno y quizás en los equinoccios . Las alturas y áreas de
construcción deben estimarse mediante observación directa, tal vez con la ayuda de la fotografía. El
acimut del sol (ángulo horizontal) y la altitud (ángulo vertical) se pueden recopilar de los Estándares
Gráficos Arquitectónicos, otras referencias estándar o la oficina meteorológica local. El departamento
local de transporte o planificación del tráfico debe tener información sobre el tráfico existente y
proyectado alrededor del sitio. Deben recogerse rutas particulares de tipos de vehículos específicos
(basura, autobuses, camiones de bomberos) de cada empresa u organismo. Los principales patrones
de drenaje se pueden interpolar a partir de los mapas del Servicio Geológico de EE. UU. Por lo general,
se pueden comprar en empresas de impresión locales, en la oficina del distrito de Geological Survey o
en el ingeniero de la ciudad.

3. Tamaño y Zonificación

Gran parte de la información bajo Tamaño y zonificación, Características legales, físicas y


características artificiales sería recopilada y documentada por un ingeniero de encuestas si tuviéramos
que hacer una encuesta topográfica para nuestro sitio. Estas encuestas se pueden adaptar para incluir
más o menos de la lista de datos de nuestro sitio, dependiendo de la cantidad de investigación que
podamos hacer nosotros mismos y cuánto pueda pagar nuestro cliente por la encuesta. (Por lo
general, los clientes son responsables de proporcionar la información de la encuesta del sitio al
arquitecto). Para nuestros propósitos, asumiremos que debemos recopilar todos los datos. Las
dimensiones de los límites del sitio deben medirse directamente para ser verificadas, pero pueden
obtenerse en forma registrada de las compañías de seguros de títulos o la oficina del asesor fiscal del
condado. Los derechos de paso actuales y futuros de la vía pública generalmente se pueden obtener
del departamento de transporte municipal, mientras que las servidumbres implican contactar a todas
las compañías de servicios públicos. Toda la información de zonificación, incluida la clasificación, los
contratiempos, las restricciones de altura, la cobertura permitida del sitio, los usos permitidos y los
requisitos de estacionamiento implican primero averiguar cuál es la clasificación de zonificación
actual. Esto puede hacerse obteniendo un mapa de zonificación de una imprenta local o
departamento de planificación de la ciudad. La información específica sobre lo que permite nuestra
clasificación de zona de sitio se puede recopilar de la ordenanza municipal de zonificación, un libro
que documenta esta información para cada clasificación de zona. Se puede comprar una copia de la
ordenanza de la planificación municipal o pedirla prestada a la biblioteca. Los conflictos entre lo que
permite nuestra zona del sitio y lo que nuestro cliente quiere poner en el sitio deben determinarse
por comparación. Si hay un conflicto, el cliente debe solicitar una variación a la junta municipal de
ajuste o solicitar una clasificación de zonificación diferente que permita todos los usos planificados en
el sitio. También puede comprar propiedad adicional o comprar una propiedad diferente. Otra opción
es simplemente modificar los usos planificados para adaptarlos a los permitidos. El número de pies
cuadrados de área edificable se calcula tomando el área dentro de las líneas de límite del sitio y
restando el área de cualquier contratiempo o servidumbre. Normalmente, el estacionamiento y las
carreteras en el sitio pueden ocupar el área no edificable dentro de los contratiempos.

4. Legal

La mayor parte de la información legal sobre el sitio, incluida la descripción legal, los convenios y las
restricciones, y el propietario pueden obtenerse de la escritura de la propiedad. El propietario o la
compañía de seguros de título debe tener esta información. La oficina del asesor de impuestos del
condado también puede tener algunos. La jurisdicción normalmente es una cuestión de averiguar si
el sitio está dentro o fuera de los límites de la ciudad. A veces puede haber problemas jurisdiccionales
especiales, como los relacionados con tierras de reserva indias o tierras federales o estatales. Los
cambios proyectados en esta información requieren conversaciones con nuestro cliente, las agencias
jurisdiccionales apropiadas, las asociaciones de vecinos, los propietarios anteriores o las partes
responsables de los convenios y restricciones.

5. Características Físicas Naturales

La mayoría de la información en esta categoría requiere la observación directa del sitio y el registro
de los datos en un levantamiento topográfico que muestra los contornos del sitio. Los contornos
topográficos se incluyen en la encuesta de propiedad realizada por el ingeniero de la encuesta.
Dependiendo de qué tan contorneado esté nuestro sitio, los intervalos pueden variar de un pie a diez
pies. En sitios muy grandes, los intervalos pueden ser aún más. Donde debemos determinar los
contornos, realizamos el levantamiento topográfico nosotros mismos. Cuando estamos interesados
solo en un sentimiento general sobre la pendiente del sitio, podemos hacerlo parándonos en las
cuatro esquinas de la propiedad (donde el tamaño del sitio lo permite) y estimando las elevaciones de
las otras esquinas en relación con el nivel de nuestro ojo. Una vez que establecemos la caída general
del sitio, podemos estimar la tasa de caída (intervalos de contorno) entre los puntos altos y los puntos
bajos. Si requerimos un registro más preciso de los contornos del sitio, debemos realizar un
levantamiento topográfico formal. Las principales características topográficas como puntos altos,
puntos bajos, crestas, valles, áreas inclinadas y planas implican la observación directa y el registro de
la información en el mapa de contorno. Los patrones de drenaje también implican observación directa.
Los patrones de drenaje siempre serán perpendiculares a las líneas de contorno del sitio. Además,
debemos buscar colectores de drenaje mayores y menores en los valles del sitio. Estos deben
documentarse en términos de patrones en nuestro sitio y fuera de nuestro sitio. Los cuerpos
permanentes de agua estancada o en movimiento deben registrarse sobre el mapa de contorno. El
borde de esta agua obviamente será una de las líneas de contorno y uno de los bordes bajos del sitio.
Las características naturales existentes en el sitio, incluidos los árboles, la cobertura del suelo, el
afloramiento de rocas, la textura de la superficie del suelo y los montículos, requieren observación
directa y registro sobre el mapa de contorno. Cuando la ubicación precisa de estos es importante,
debemos medir su posición en relación con algún punto de referencia del sitio y registrar estas
dimensiones en nuestro mapa. Las opiniones y juicios sobre el valor de las características del sitio
natural pueden registrarse en forma de notas alrededor del mapa donde se registran las
características. Estos también implican mirar hacia adelante al proyecto al decidir sobre la idoneidad
y el valor de las características para nuestra situación de diseño. Las condiciones del suelo requieren
perforaciones del suelo y un informe del suelo que describe el tipo de suelo y la capacidad de carga.
A veces, la prueba de suelos no se realiza hasta después del diseño esquemático, de modo que solo
se prueba el suelo en el área donde se ubicará el edificio. Esto es especialmente cierto para sitios
grandes donde solo se desarrollará un pequeño porcentaje de la tierra. Las pruebas de suelos son
normalmente pagadas por el cliente y son realizadas por un ingeniero de suelos o un laboratorio de
pruebas.

6. Características Hechas por el Hombre

Las características en el sitio normalmente se incluyen en el levantamiento topográfico realizado por


el ingeniero de levantamiento. Estos incluirían elementos tales como edificios, muros, muros de
contención, ramadas, cercas, campos de juego y canchas, patios, plazas, unidades, muros, áreas de
servicio, cortes de bordillos, postes de energía, hidrantes y paradas de autobuses. El tamaño y la
ubicación de estas características se deben medir directamente en el sitio y hacer referencia a algún
elemento de referencia en el sitio. Cuando la ubicación exacta no es crucial, su tamaño y ubicación
pueden estimarse a partir de una fotografía aérea del sitio. Estos normalmente se pueden obtener de
una compañía local de estudios aéreos o del departamento de planificación municipal. Cuando el
diseño interno de los edificios existentes es importante, es mejor si podemos obtener un conjunto de
los dibujos de trabajo originales. Si no están disponibles, es posible que necesitemos medir el edificio
y reconstruir el dibujo del diseño. La documentación del carácter arquitectónico de los edificios que
rodean nuestro sitio se puede hacer mediante bocetos o fotografías junto con 'notas que registran
nuestras observaciones y juicios. Puede ser beneficioso, por ejemplo, dibujar las fachadas de las calles
de un conjunto de estructuras históricas para varias cuadras para registrar la imagen general,
variaciones formales, ritmo y frecuencia de formas y detalles. También puede haber informes sobre
áreas históricas que documentan gran parte de estos datos para nosotros. El departamento de
planificación municipal debe saber si existen tales informes.

7. Circulación

La documentación de todas las calles, carreteras, callejones, caminos, aceras, plazas, etc.,
probablemente ya se haya realizado en categorías de datos de sitios anteriores. La "circulación"
aborda principalmente lo que sucede en esos sistemas de ruta. Los datos relativos a la red peatonal,
tanto dentro como fuera del sitio, pueden incluir observación directa, proyecciones basadas en imanes
del vecindario (supermercados, etc.) y posiblemente estudios realizados por la planificación municipal
(tráfico peatonal en el centro, etc.). También podemos aprender mucho sobre los patrones de
movimiento al hablar con los residentes del vecindario. Nos interesa saber quién circula, por qué
circulan, cuándo circulan, cuántos circulan, dónde se origina y dónde termina su tráfico. Las ideas
sobre las formas en que se podría reforzar o facilitar el tráfico peatonal existente comienzan a entrar
en el ámbito del diseño del sitio. Estos conceptos deben documentarse en diagramas separados
utilizando los patrones existentes como marco gráfico inicial. El tráfico de vehículos en nuestro sitio,
adyacente a él o en el vecindario puede investigarse mediante observación directa, proyecciones
basadas en imanes y / o estudios previos realizados por planificación municipal o transporte (patrones
de carga de calles, etc.). El estacionamiento adyacente y cercano requiere observación directa. Cuando
la situación es particularmente complicada, podemos comenzar nuestro análisis con una fotografía
aérea. Las rutas de transporte público en relación con nuestro sitio se pueden obtener de mapas de
rutas asegurados en el departamento de transporte público. Esto también debe incluir la observación
directa de las ubicaciones específicas de paradas y refugios que ocurren en o cerca de nuestro sitio.
Las direcciones y rutas de llegada y dispersión de los usuarios de nuestro edificio (incluidos los modos
de llegada y dispersión) a veces se pueden proyectar estudiando el tipo de edificio, la ubicación de
nuestro sitio en relación con el resto de la ciudad y la calle principal. sistema. Deben documentarse
las características de los usuarios (personal, clientes, residentes, etc.), la hora de llegada y salida y las
posibles indicaciones generales de aproximación y salida. Se pueden proyectar ubicaciones específicas
o bordes en nuestro sitio que ofrecen el acceso peatonal y vehicular más seguro y conveniente a
nuestro sitio teniendo en cuenta todos los datos de circulación. Esto comienza a entrar en el ámbito
de la decisión de diseño pero, sin embargo, es un juicio valioso para registrar en nuestro análisis
contextual. Los tiempos de viaje deben estudiarse mediante observación directa. Debemos recorrer
el sitio y registrar el tiempo que se tarda en cruzarlo. Debemos conducir desde nuestro sitio a las
ubicaciones relacionadas en la ciudad y registrar los tiempos de viaje.

8. Utilidades

La documentación de toda la información de servicios públicos se puede hacer visitando los


respectivos departamentos y compañías de servicios públicos. A menudo, estas compañías nos
pueden dar una impresión de un dibujo que ya registra la información necesaria. Necesitamos verificar
con cada utilidad que estos dibujos son actuales y precisos. Registrar las mejores oportunidades de
conexión requiere un análisis de los datos de servicios públicos en relación con las condiciones en
nuestro sitio (distancias a sitios de construcción probables, relación con contornos, barreras,
condiciones del suelo, etc.).

9. Sensorial

Toda la información sobre vistas en y alrededor de nuestro sitio requiere observación directa.
Podemos utilizar fotografías y bocetos para ayudar en este sentido. Los datos de ruido se pueden
recopilar por experiencia directa en el sitio con el uso de equipos de detección y estudiando datos
relacionados con el ruido en otras categorías de información (tráfico, usos circundantes, etc.). Es
importante documentar el ruido en términos de intensidad, fuente, duración, horario y dirección. Los
olores, el humo y otros contaminantes requieren observación directa y experiencia en el sitio. Cuando
la contaminación es de gran escala, las fotografías aéreas pueden ayudar a estudiar la fuente y la
dirección. La dirección de los vientos predominantes, cómo cambian durante el día, de día a noche,
etc., también es importante.

10. Humanos y Culturales


Se puede obtener una cantidad considerable de datos de las estadísticas del censo del vecindario. Esta
información generalmente está disponible a través de la agencia local de planificación municipal.
Puede ser útil discutir los factores humanos y culturales del vecindario con representantes de las
asociaciones del vecindario o con servicios sociales y agencias recreativas, servicios minoristas,
religiosos y / o educativos que operan en o para la población del vecindario. En ausencia de fuentes
consolidadas para recopilar esta información, podemos realizar entrevistas con una muestra de los
residentes del vecindario, aunque esto es relativamente ineficiente y puede no producir un consenso
real del sistema de valores del vecindario. Las consideraciones humanas y culturales pueden
extenderse más allá del sitio inmediato a procesos políticos, problemas de toda la ciudad con respecto
al proyecto y factores similares. La inclusión o exclusión de estos temas en nuestro análisis contextual
depende de nuestra visión del significado del "contexto del proyecto".

11. Clima

Todos los datos climáticos generalmente están disponibles en el servicio meteorológico local. También
hay perfiles meteorológicos para diferentes lugares que publican los servicios armados y las
universidades. Es ventajoso entrevistar a personas apropiadas sobre las tendencias climáticas en un
área. Estas personas pueden trabajar en la oficina meteorológica, la universidad, el aeropuerto o la
base de servicios armados. El análisis de las once clasificaciones de datos debe incluir proyecciones
futuras en la medida en que puedan realizarse.