Sei sulla pagina 1di 11

Mt 3:2: y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los

cielos se ha acercado."
Mt 4:17: Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a
decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se
ha acercado.
Mt 4:23: Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las
sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del
reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en
el pueblo.
Mt 5:3: Bienaventurados los pobres en espíritu, porque
de ellos es el reino de los cielos.
Mt 5:10: "Bienaventurados los que padecen persecución
por causa de la justicia, porque de ellos es el reino
de los cielos."
Mt 5:19: De manera que cualquiera que quebrante uno
de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe
a los hombres, muy pequeño será llamado en el
reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los
enseñe, éste será llamado grande en el reino de los
cielos.
Mt 5:20: Porque os digo que si vuestra justicia no fuere
mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis
en el reino de los cielos.
Mt 6:33: Mas buscad primeramente el reino de Dios y su
justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Mt 7:21: No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en
el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de
mi Padre que está en los cielos.
Mt 8:12: "mas los hijos del reino serán echados a las
tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de
dientes."
Mt 9:35: "Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas,
enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el
evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y
toda dolencia en el pueblo."
Mt 10:7: Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los
cielos se ha acercado.
Mt 11:12: Desde los días de Juan el Bautista hasta
ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los
violentos lo arrebatan.
Desde los días de Yojanán el Inmersor hasta ahora, el
reino del cielo se alcanza a la fuerza, y los
esforzados lo arrebatan. VIN
Mt 12:28: Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera
los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el
reino de Dios.
Mt 13:11: "El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os
es dado saber los misterios del reino de los cielos;
mas a ellos no les es dado."
Mt 13:19: "Cuando alguno oye la palabra del reino y no
la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue
sembrado en su corazón. Este es el que fue
sembrado junto al camino."
Mt 13:24: "Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de
los cielos es semejante a un hombre que sembró
buena semilla en su campo;"
Mt 13:31: Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de
los cielos es semejante al grano de mostaza, que un
hombre tomó y sembró en su campo;
Mt 13:33: Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es
semejante a la levadura que tomó una mujer, y
escondió en tres medidas de harina, hasta que todo
fue leudado.
Mt 13:38: "El campo es el mundo; la buena semilla son
los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del
malo."
Mt 13:41: Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y
recogerán de su reino a todos los que sirven de
tropiezo, y a los que hacen iniquidad, No arrepentidos
Mt 13:43: Entonces los justos resplandecerán como el sol
en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír,
oiga.
Mt 13:44: Además, el reino de los cielos es semejante a
un tesoro escondido en un campo, el cual un
hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por
ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel
campo.
Mt 13:45: También el reino de los cielos es semejante a
un mercader que busca buenas perlas,
Mt 13:47: Asimismo el reino de los cielos es semejante a
una red, que echada en el mar, recoge de toda clase
de peces;
Mt 13:52: El les dijo: Por eso todo escriba docto [que se
constituye en alumno] en el reino de los cielos es semejante

a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas


nuevas y cosas viejas.
Mt 16:19: Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y
todo lo que atares en la tierra será atado en los
cielos; y todo lo que desatares en la tierra será
desatado en los cielos.
Mt 16:28: De cierto os digo que hay algunos de los que
están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que
hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.
Mt 18:3: y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os
hacéis como niños, no entraréis en el reino de los
cielos.
Mt 18:4: Así que, cualquiera que se humille como este
niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.
Mt 18:23: Por lo cual el reino de los cielos es semejante a
un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Mt 19:12: Pues hay eunucos que nacieron así del vientre
de su madre, y hay eunucos que son hechos
eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí
mismos se hicieron eunucos por causa del reino de
los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo
reciba.
Mt 19:14: Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y
no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de
los cielos.
Mt 19:23: Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto
os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino
de los cielos.
Mt 19:24: Otra vez os digo, que es más fácil pasar un
camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico
en el reino de Dios.
Mt 20:1: Porque el reino de los cielos es semejante a un
hombre, padre de familia, que salió por la mañana a
contratar obreros para su viña.
Mt 20:21: El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena
que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el
uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda.
Mt 21:31:¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre?
Dijeron ellos: El primero. Jesús les dijo: De cierto os
digo, que los publicanos y las rameras van delante
de vosotros al reino de Dios.
Mt 21:43: Por tanto os digo, que el reino de Dios será
quitado de vosotros, y será dado a gente que
produzca los frutos de él.
Mt 22:2: El reino de los cielos es semejante a un rey que
hizo fiesta de bodas a su hijo;
Mt 23:13: Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos,
hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos
delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni
dejáis entrar a los que están entrando.
Mt 24:14: Y será predicado este evangelio del reino en
todo el mundo, para testimonio a todas las naciones;
y entonces vendrá el fin.
Mt 25:1: "Entonces el reino de los cielos será semejante a
diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a
recibir al esposo."
Mt 25:14: "Porque el reino de los cielos es como un
hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les
entregó sus bienes."
Mt 25:34: "Entonces el Rey dirá a los de su derecha:
Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino
preparado para vosotros desde la fundación del
mundo."
Mt 26:29: "Y os digo que desde ahora no beberé más de
este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba
nuevo con vosotros en el reino de mi Padre."
Mr 1:14: "Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino
a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,"
RV'60+ Mr 1:15: "diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el
reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en
el evangelio."
Mr 4:11: "Y les dijo: A vosotros os es dado saber el
misterio del reino de Dios; mas a los que están
fuera, por parábolas todas las cosas;"
Mr 4:26: "Decía además: Así es el reino de Dios, como
cuando un hombre echa semilla en la tierra;"
Mr 9:1: También les dijo: De cierto os digo que hay
algunos de los que están aquí, que no gustarán la
muerte hasta que hayan visto el reino de Dios
venido con poder.
Mr 9:47: Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo;
mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo,
que teniendo dos ojos ser echado al infierno,
Mr 10:15: "De cierto os digo, que el que no reciba el reino
de Dios como un niño, no entrará en él."
Mr 10:23: "Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a
sus discípulos: ¡Cuán difícilmente entrarán en el
reino de Dios los que tienen riquezas!"
Mr 10:24: "Los discípulos se asombraron de sus
palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a
decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino
de Dios, a los que confían en las riquezas!"
Mr 10:25: "Más fácil es pasar un camello por el ojo de
una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios."
Mr 12:34: Jesús entonces, viendo que había respondido
sabiamente, le dijo: No estás lejos del reino de Dios.
Y ya ninguno osaba preguntarle.
Mr 14:25: "De cierto os digo que no beberé más del fruto
de la vid, hasta aquel día en que lo beba nuevo en el
reino de Dios."
Lc 1:33: "y reinará sobre la casa de Jacob «para siempre,»
y su reino no tendrá fin."
Lc 4:43: "Pero él les dijo: Es necesario que también a
otras ciudades anuncie el evangelio del reino de
Dios; porque para esto he sido enviado."
Lc 6:20: "Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía:
Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro
es el reino de Dios."
Lc 7:28: "Os digo que entre los nacidos de mujeres, no
hay mayor profeta que Juan el Bautista; pero el más
pequeño en el reino de Dios es mayor que él."
Lc 8:1: "Aconteció después, que Jesús iba por todas las
ciudades y aldeas, predicando y anunciando el
evangelio del reino de Dios, y los doce con él,"
Lc 8:10: "Y él dijo: A vosotros os es dado conocer los
misterios del reino de Dios; pero a los otros por
parábolas, para que viendo no vean, y oyendo no
entiendan."
Lc 9:2: Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a
los enfermos.
Lc 9:11: "Y cuando la gente lo supo, le siguió; y él les
recibió, y les hablaba del reino de Dios, y sanaba a
los que necesitaban ser curados."
Lc 9:27: Pero os digo en verdad, que hay algunos de los
que están aquí, que no gustarán la muerte hasta
que vean el reino de Dios.
Lc 9:60: "Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a
sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios."
Lc 9:62: Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano
en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de
Dios.
Lc 10:9: y sanad a los enfermos que en ella haya, y
decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.
Lc 10:11: Aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha
pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra
vosotros. Pero esto sabed, que el reino de Dios se ha
acercado a vosotros.
Lc 11:17: Mas él, conociendo los pensamientos de ellos,
les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es
asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.
Lc 11:18: "Y si también Satanás está dividido contra sí
mismo, ¿cómo permanecerá su reino? ya que decís
que por Beelzebú echo yo fuera los demonios."
Lc 11:20: Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los
demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a
vosotros.
Lc 12:31: Mas buscad el reino de Dios, y todas estas
cosas os serán añadidas.
Lc 12:32: "No temáis, manada pequeña, porque a vuestro
Padre le ha placido daros el reino."
Lc 13:20: Y volvió a decir: ¿A qué compararé el reino de
Dios?
Lc 13:28: "Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando
veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los
profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis
excluidos."
Lc 13:29: Porque vendrán del oriente y del occidente, del
norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino
de Dios.
Lc 14:15: Oyendo esto uno de los que estaban sentados
con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que
coma pan en el reino de Dios.
Lc 16:16: La ley y los profetas eran hasta Juan; desde
entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se
esfuerzan por entrar en él.
Lc 17:20: Preguntado por los fariseos, cuándo había de
venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino
de Dios no vendrá con advertencia,
Lc 17:21: ni dirán: Helo aquí, o helo allí; porque he aquí
el reino de Dios está entre vosotros.
Lc 18:16: "Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los
niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los
tales es el reino de Dios."
Lc 18:17: "De cierto os digo, que el que no recibe el reino
de Dios como un niño, no entrará en él."
Lc 18:24: "Al ver Jesús que se había entristecido mucho,
dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios
los que tienen riquezas!"
Lc 18:29: "Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay
nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o
mujer, o hijos, por el reino de Dios,"
Lc 19:11: "Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y
dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de
Jerusalén, y ellos pensaban que el reino de Dios se
manifestaría inmediatamente."
Lc 19:12: "Dijo, pues: Un hombre noble se fue a un país
lejano, para recibir un reino y volver."
Lc 19:15: "Aconteció que vuelto él, después de recibir el
reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los
cuales había dado el dinero, para saber lo que había
negociado cada uno."
Lc 21:10: "Entonces les dijo: Se levantará nación contra
nación, y reino contra reino;"
Lc 21:31: "Así también vosotros, cuando veáis que
suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino
de Dios."
Lc 22:16: "Porque os digo que no la comeré más, hasta
que se cumpla en el reino de Dios."
Lc 22:18: "porque os digo que no beberé más del fruto de
la vid, hasta que el reino de Dios venga."
Lc 22:29: "Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre
me lo asignó a mí,"
Lc 22:30: "para que comáis y bebáis a mi mesa en mi
reino, y os sentéis en tronos juzgando a las doce
tribus de Israel."
Lc 23:42: "Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando
vengas en tu reino."
Lc 23:51: "Este, que también esperaba el reino de Dios, y
no había consentido en el acuerdo ni en los hechos
de ellos,"
Jn 3:3: "Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te
digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el
reino de Dios."
Jn 3:5: "Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que
el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede
entrar en el reino de Dios."
Jn 18:36: "Respondió Jesús: Mi reino no es de este
mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis
servidores pelearían para que yo no fuera entregado
a los judíos; pero mi reino no es de aquí."