Sei sulla pagina 1di 2

TEMA 6: LA ECONOMÍA DEL TURISMO EN ESPAÑA

1. La evolución del turismo en España:


-39,7 en 1997.
-58,6 en 2007.
-75,3 en 2016.
Si el crecimiento continúa en 2017 se duplicara la llegada de turistas desde 1997, con una
estimación 80 millones de turistas aproximadamente. 07-58,6. De 2008 a 2011 el turismo
tiene una caída constante a causa de la fase de crisis. En el año 2012 ya llega el final de los
efectos tan graves de la crisis y es sobre todo a partir de 2013 comienza el periodo de
recuperación con 60,6 millones de llegadas.
El crecimiento a partir de ese año fue de 4 o 5 millones cada año. Desde 1997 ha habido un
fuerte crecimiento del turismo británico a la causa de su auge económico y la falta de
adopción del Euro. De 10,6 a 16,3 millones en 2014 En Alemania el crecimiento no es tan
destacada. Esta actualmente en 3 puestos a causa de la recesión económica por la crisis. En
Francia el aumento del turismo ha sido espectacular entre 4,8 y 10,8, entre 1997 y 2014,
adelantando así al alemán. Destaca sobre todo el turismo en Cataluña de los franceses.
En referencia al desarrollo del turismo por CCAA destaca en especial el auge de Francia de 7,4
a 16,7 millones. Esto es por el turismo Francés que no necesita viajar en avión sino que en
coche es suficiente para llegar.
En Canarias y Baleares a pesar del estancamiento inicial luego ha conseguido gran desarrollo
por el monocultivo de turismo de sol y playa. Depende mucho del turismo alemán, que es un
turista de alto poder adquisitivo y gasta bastante pero fue un problema en los años de crisis.
En este caso, no ha sido un problema el agotamiento del modelo turístico de sol y playa. El
desarrollo de Andalucía y Comunidad Valencia están desarrolladas en relación con las
construcciones pero que también va unida a la corrupción empresarial y a la decadencia
ecológica.
Se basa sobre todo en el turismo residencial, la segunda residencia para instalarse o pasar el
verano. Hay una mezcla de turismo alemán y turismo británico.

2. Turismo y sostenibilidad
En España se de en el turismo sobre todo la estacionalidad por la cercanía al mediterráneo
produciendo que el turismo tenga un fuerte impacto ambiental, incrementado además por el
aumento del modelo de sol y playa y por la apuesta por la cantidad en lugar de la calidad.
Estas características del turismo internacional se ven afectadas negativamente (para el
turismo español) por la llegada de dos tendencias recientes que sufre la coyuntura del
turismo internacional: la aparición de un nuevo modelo de turistas más informados y más
preocupados por el medio ambiente y la competencia con otros países que ofrecen el modelo
de sol y playa, a diferencia del de España que ya está superado.
El sector debe cambiar la cantidad por la calidad, uso de todos los recursos turísticos ya
conocidos y la búsqueda de nuevos mercados, la innovación, medidas de comercialización y
difusión con el uso de TIC y redes sociales, consiguiendo que haya sostenibilidad, calidad
integral, diversificación.

3. Comparaciones con otros países


Ponemos como ejemplo Francia. A diferencia de España, el modelo francés es muy distinto. El
número de turistas se distribuye a lo largo del año y la concentración se da en zonas urbanas
(aunque también hay zonas de turismo de costa) en especial París y alrededores.
Eso da que el modelo francés de un turismo cultural y de ocio ya sea por visitas de museos o
a Disneylandia. El turismo además apuesta más por la calidad, gasta más y no masifica las
infraestructuras turísticas.

4. El turismo clásico y nuevas modalidades de turismo


El modelo de sol y playa que apuesta por la cantidad en lugar de la calidad se enfrenta a
diferentes desafíos como el nuevo modelo de turistas más infirmado y preocupado por el
medio ambiente y la burbuja inmobiliaria y la llegada de turistas q desplaza a residentes
como jubilados sobre todo ingleses y alemanes.
Eso explica la caída del porcentaje de turistas alojado en alojamientos tradicionales. La
mayoría se alojan en grandes urbes como Madrid, Barcelona o Valencia.
Otro fenómeno es la caída de turistas con paquete turístico, el aumento de porcentaje de
excursionistas que están un solo día en Madrid o Barcelona, concentración empresarial en el
sector hotelero, un aumento del porcentaje de campings o apartamentos.
En definitiva, se está observando que del modelo de sol y playa y alojamiento hotelero se está
dando un turismo de mayor alcance que incorpora nuevos espacios y se extiende hacia
múltiples modalidades de alojamiento. Por un, lado vemos la crisis del modelo tradicional y
por el lado de la demanda aparece una demanda más sofisticada. El modelo turístico español
se enfrenta a una fuerte competencia con el turismo residencial dentro del Estado y el
deterioro ambiental y territorial en muchas zonas turísticas, con la imposibilidad de jugar con
las diferencias de los tipos de cambio desde la entrada en vigor del euro y la competencia de
los espacios turísticos en el Mediterráneo, como Túnez, Egipto.