Sei sulla pagina 1di 4

Facultad de Economía

Materia:
Historia económica general I
Profesor:
Lorena Rodríguez León.
Alumno:
Guerrero Uribe Joel Isaac.

Unidad II. La historia económica y su método.


3. Las formaciones precapitalistas.
1. ¿Cuáles fueron las condiciones sociales y políticas que rodean el origen de la
sociedad feudal en Europa?

Para comprender el carácter distintivo de la economía medieval, hay que recordar las
condiciones sociales y políticas que rodearon sus orígenes: unos impuestos cada vez más
gravosos y la creciente ineficacia y corrupción del Imperio romano, el derrumbe final de la
autoridad central y la anarquía resultante, el crecimiento de las grandes haciendas
autosuficientes y el ocaso de las ciudades y del comercio interregional.
Tras la caída del imperio, las correrías de tribus bárbaras continuaron sembrando la
destrucción; surgieron y desaparecieron pequeños reinos, pero no fueron capaces de
mantener un orden efectivo más que durante períodos breves de tiempo, ni de implantar
sistemas fiscales regulares. El reino de los francos, establecido en el centro estratégico de la
Europa medieval, entre el Loira y el Rin, se mantuvo más tiempo que los otros; pero sin un
sistema fiscal regular y sin una burocracia permanente, también él dependía para el
mantenimiento del orden y la unidad de la dudosa lealtad de los grandes nobles y sus
partidarios.

2. Explique por qué el manor se convirtió en la base económica del sistema feudal.

Sustentando el sistema feudal, pero con orígenes bien diferentes y más antiguos, estaba la
organización económica basada en el manor. Un manor podía tratarse de una aldea aislada o
de varias granjas dispersas, pero siempre bajo el dominio de un señor, que, a su vez, podía
tener jurisdicción sobre uno o varios manors y residir en la ciudad. Ésta empezó a tomar
forma en los últimos tiempos del Imperio Romano, cuando las grandes fincas (latifundia) de
la aristocracia romana se transformaron en haciendas autosuficientes y los campesinos
quedaron ligados a la tierra por ley o por presiones económicas y sociales más directas e
inmediatas.

3. ¿Cómo fue el proceso de expansión del comercio en el Mediterráneo, oriente y la


Hansa?

Los resultados económicos globales de esta expansión se pueden resumir en: difusión de una
tecnología más avanzada, importante incremento de la población debido a un aumento natural
y a la emigración, gran ampliación de la tierra de cultivo (nuevos recursos) e intensificación
de la actividad económica. Ya a mediados del siglo XIII barcos procedentes de Brandenburgo
transportaban cereales hasta los Países Bajos e Inglaterra a través del Báltico y el mar del
Norte; posteriormente, Polonia y Prusia oriental se convirtieron en importantes proveedores
no sólo de cereales, sino también de otras materias primas y de material naval. Por último,
pese a que esta consecuencia va más allá de la pura esfera económica, la expansión germana
unió más estrechamente a la Europa Oriental con la civilización emergente de Occidente.
Durante la Edad Media, la importancia de los mares del norte de Europa, si bien menos
activos que el Mediterráneo, experimentó un aumento continuo. A principios de la época
medieval fueron los frisones los principales agentes del reducido volumen de comercio
existente a lo largo de las costas del mar del Norte y en los grandes ríos. A medida que el
Báltico cobraba importancia, los escandinavos fueron ocupando su lugar, pero en la Baja
Edad Media el comercio en el Báltico y en el mar del Norte estuvo dominado por las grandes
ciudades comerciales alemanas organizadas en la Hansa (a la que en general se denomina,
incorrectamente, Liga Hanseática).

4. Describa las características de la principal industria en la Europa feudal.

Hasta el advenimiento del industrialismo en el siglo XIX, la agricultura constituía en todas


partes el sector más importante de la actividad económica, tanto en lo referente al valor y el
volumen del producto como en la proporción de mano de obra en ella ocupada.

Dentro de la población rural había diversas categorías o grados según el nivel social. La teoría
del feudalismo plenamente desarrollada —que, de forma característica, no se elaboró hasta
que la propia institución estuvo al borde del ocaso— dividía la sociedad en tres «órdenes » y
asignaba un deber a cada uno de ellos. Los señores proporcionaban protección y mantenían
el orden, los clérigos cuidaban del bienestar espiritual de la sociedad y los campesinos
trabajaban para mantener a los dos órdenes superiores. Dicho de manera más concisa, los
señores peleaban, el clero rezaba y los campesinos trabajaban. Resulta significativo que los
habitantes de las ciudades no figuren en esta jerarquía, a pesar de que en el siglo XI
constituían ya una categoría considerable, ciertamente más numerosa que los señores o el
clero.

5. ¿Cuáles son los rasgos característicos de la crisis de la economía medieval?

En 1348 una epidemia de peste bubónica, la terrible Peste Negra, llegó a Europa procedente
de Asia. Extendiéndose rápidamente a través de las principales rutas comerciales, durante
dos años asoló toda Europa —de Sicilia y Portugal a Noruega, de Moscovia a Islandia—,
cobrándose el mayor número de víctimas en ciudades y pueblos grandes, que en ocasiones
vieron cómo sucumbía más de la mitad de sus habitantes.
Aunque el episodio más dramático de la crisis de la economía medieval no fue el origen o la
causa de tal crisis. A finales del siglo XIII el aumento demográfico de los dos o tres siglos
anteriores ya había empezado a remitir. La creciente precariedad del suministro de alimentos,
junto con la congestión de las ciudades y los pueblos y unos servicios sanitarios insuficientes,
hicieron a sus habitantes mucho más vulnerables a las epidemias, de las cuales la peor fue la
Peste Negra.