Sei sulla pagina 1di 3

Estamos en la era digital que amenaza al mundo entero.

Nuestras familias se ven

en un mundo tecnológico que muchas veces decimos que no hay una buena

relación social, esto afecta dramáticamente las relaciones en persona, estas cosas

son inevitables en el mundo que vivimos y tenemos que tener cuidado con los

familiares que están recibiendo el gran impacto que han producido las redes

sociales. ya que estas redes sociales han remplazado gran parte de las relaciones

que tienen los familiares. Las redes sociales han cambiado las relaciones de antes

con respecto a las de ahora. Pues tanto los padres como los jóvenes y se enfocan

en las redes sociales. Tanto es así que en vez de una relación personal con

amigos y familiares estando en la misma casa es por medio de las redes sociales.

Más aún si se encuentra en otro barrio, ciudad o país. Hasta cuando cumple un

ser querido, un amigo o cualquier otro allegado. está felicitación no es personal así

sea que viva en la misma casa. Es tanto el apego a las redes sociales que

siempre utilizan las redes sociales para transmitirles a otras personas sus

saludos., sus buenos días, felicitaciones y todo aquello que en un momento dado

le queramos decir al otro.

Estas redes sociales que cada día avanza vertiginosamente no son del todo

malas. Malo es el uso o el mal uso que hacemos de ellas. Las redes sociales son

de gran beneficio como herramienta de trabajo en las empresas, negocios.

Inclusive en nuestras casas, en el colegio, universidad o en cualquier otro campo,

pero sabiéndolas manejar. Desafortunadamente la mayoría de las personas no

saben usar las redes sociales con todos los avances que trae consigo hasta el
punto de convertirse en una adicción. Esta adicción a las redes sociales ha traído

muchas consecuencias a nivel familiar se ha perdido la comunicación entre los

miembros de la familia, padres e hijos. Entre hermanos. Es normal ver a cada uno

de los miembros de los padres sentados cada uno por su lado concentrados en su

celular y para colmo los hijos si son dos, tres o cuatro, cada uno de ellos en su

cuarto chateando, jugando esos video juegos incitadores de violencia o metidos en

páginas pornográficas sin que los padres se percaten o se interesen en lo que

están viendo sus hijos o con quien se están relacionando, que clase de amistades

tienen. En fin, cada uno por su lado. Hasta el punto que sí alguno de ellos le

quiere decir algo al otro miembro de la casa no se desprende de su celular,

tabletas, Portátil o videojuego para ir personalmente, sino que se mandan

mensajes los unos a los otros de habitación a habitación estando en la misma

casa. Hay muchos padres que no se dan cuenta del gran daño que le están

haciendo a sus hijos inclusive el q se hacen ellos mismos desperdiciando un

valioso tiempo para interactuar con sus hijos, comunicarse con ellos conocer sus

inquietudes, su manera de pensar., de actuar y todo esto debido a que apenas

llegan del trabajo papá y mamá se dirigen a sacar sus celulares, tabletas, portátil

etc. para distraerse o desesterarse con estos aparatos. Y si los hijos por alguna

circunstancia los requieren le dicen ahorita hablamos q estoy ocupado(a) y así

pasa el tiempo cada uno se va a dormir o a continuar con su distracción o mejor

dicho adicción en su habitación y no hubo ningún diálogo entre padre e hijo. Es tan

grave la adicción a las redes sociales que hasta la costumbre de compartir la

mesa a la hora del desayuno, almuerzo y cena se ha perdido. Hoy en día parecen

unos autómatas llevándose los alimentos a la boca y cada uno con su celular en la
mesa chateando o visitando cualquier página. No se miran las caras. Ni siquiera

miran lo que están comiendo lo hacen por inercia y cuando terminan de comer se

dirige cada uno a su habitación a continuar con su rutina diaria.

En conclusión, las redes sociales tienen sus ventajas y desventajas, pero los que

más tienen que poner de su parte son los padres de familias y para iniciar

tienen que dar ejemplo a seguir, porque no es posible que un padre le diga a su

hijo apague el celular y deja de estar en las redes, si el padre está realizando la

misma acción, cada familia tiene que educar a sus hijos de una manera diferente

ya que tiene que ir evolucionando de acuerdo a los nuevos peligros que hay en la

sociedad. Los padres son los que en la mayoría de los casos fomentan esta

adición dándoles a los hijos bebes un celular para que se mantengan entretenidos

y no los molesten ya que no tienen tiempo para estar con ellos, pero si tienen

tiempo para hacer cualquier clase de actividades menos compartir con ellos.

Entonces como quieren que los problemas con las redes sociales disminuyan si

ellos son los que inducen a la tecnología y a entrar a las de redes sociales a

edades muy tempranas, esto lo podemos solucionar con un poco de tiempo que

los padres les dediquen a sus hijos. Porque por estar más pendiente de trabajar se

olvidan de dedicarle de tiempo a sus hijos y esto lleva a que los hijos sean más

independientes de sus padres y quieren solucionar todo lo que les pasa en su

vida refugiándose en las redes sociales.