Sei sulla pagina 1di 9

Doctora

MARÍA FERNANDA ZAPATA AYURE.


Contralora Provincial – Directiva Ponente
CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA
GERENCIA DEPARTAMENTAL COLEGIADA DE BOYACA
En Su Despacho

Referencia : Descargos Auto 009 de fecha 14 de Junio de 2017.


Proceso No. : PRF 2014-05712.
Presunto Responsable Fiscal : Benito Quintero Pinto
Entidad Afectada : Municipio De Covarachía.

JUBER FERNANDO HERNANDEZ FAJARDO, identificado con la cédula de ciudadanía No.


7.170.875 de Tunja, estudiante adscrito al Consultorio Jurídico de la Fundación Universitaria Juan de
Castellanos, código estudiantil No. __________, en mi condición de apoderado de oficio del Sr BENITO
QUINTERO PINTO, por medio del presente escrito me permito aportar los respectivos argumentos de
defensa frente a la Imputación de Responsabilidad Fiscal contenida en el Auto 009 del 14 de Julio de 2017,
en los siguientes términos,

HECHOS

En el Auto de Apertura del Proceso de Responsabilidad Fiscal, se afirma que El Municipio de Covarachía
celebró contrato No. 116 de fecha cuatro (o4) de septiembre de dos mil doce (2012), entre el Alcalde
Municipal BENITO QUINTERO PINTO y la señora RUTH CATALINA GONZALEZ GARCIA, por un
valor de DIEZ MILLONES DE PESOS ($ 10.000.000), y cuyo Objeto era el de realizar la mano de obra
para latonería y pintura y mantenimiento general de la volqueta de placas OGFO31 de propiedad del
municipio de Covarachía. Se suscribe como contrato de suministro y en su contenido se obliga la
contratista a realizar los siguientes servicios : Montada Motor, valor $1.000.000; latonería y pintura -
mantenimiento general, $ 6.500.000; y arreglo y pintura del volcó, valor $ 2.500.000; siendo propios de un
contrato de Prestación de servicios y no de suministro, argumenta la Contraloría.

Así mismo, señala el ente de control que se identifican dentro del plenario Acta de Inicio del cuatro (04) se
septiembre de dos mil doce (2012); Orden pago por el valor total del contrato del cinco (05) de septiembre
de dos mil doce (2012); Acta de recibo final del cinco (05) de septiembre de dos mil doce (2012) suscrita
por el Supervisor CARLOS FRANCISCO GUALDRON GUALDRON, RUTH CATALINA GONZALEZ
GARCIA en su calidad de Contratista y el Alcalde BENITO QUINTERO PINTO y el Acta de Liquidación
del cinco (05) de los dos mil doce (2012).

Finalmente se señala, que a folio 47 obra certificación por el Alcalde Municipal LUIS ALFONSO
CAMACHO TELLEZ en donde hace constar que el vehículo de propiedad del Municipio de Covarachia,
se encuentra fuera de servicio desde el Momento en que se hizo entrega a la administración (Junio 13 de
2013) hasta la fecha, toda vez que después del estudio técnico y acta de entrega realizado al vehículo en la
mención, presenta fallas mecánicas. Así mismo, se argumenta que a folio 48 se encuentra acta de
inventario del parque automotor de fecha junio de 2013, en donde … el señor CARLOS ARTURO
GUALDRON GUALDRON entrega a la nueva administración la volqueta de placas OGF 031, en donde se
establece el estado regular del vehículo y la ausencia de batería, farolas, direccionales, luces paran y del
sistema hidráulico, lo que evidencia su estado malo y la falta de la necesidad de haber realizado pintura y
latonería.

IMPUTACION

Teniendo en cuenta los anteriores hechos, la Contraloría formula los siguientes cargos al presunto
responsable fiscal BENITO QUINTERO PINTO:

“El Municipio de Covarachía representado por su otrora Alcalde BENITO QUINTERO PINTO, celebro el
día 04/09/2012, el contrato No. 116 de 2012, con la señora RUTH CATALINA GONZALEZ GARCIA, por
valor de DIEZ MILLONES DE PESOS ($ 10.000.000), con el objeto de realizar la mano de obra para la
latonería y la pintura y mantenimiento general de la tabla de placas OGF031 de propiedad del Municipio
de Covarachía. Las irregularidades de este asunto se refieren a lo siguiente: Dicho contrato (Fls. 6 al 9),
dentro de sus cláusulas contempla un término de ejecución de 15 días calendario, sin embargo las
documentales demuestran, que el contrato se suscribe el día 04/09 / 2012 (Fls, 6 al 9), que sí mismo día
04/09/2012 se firmó el acta de inicio del contrato (Fls. 10), pero su registro presupuestal se surtió el día
05/09/2012 (Fls. ), La contratista, emite la cuenta de cobro del día 05/09/2012 (Fl. 12) y en la resolución
de fecha 05/09/2012 (Fl. 11), se ordena el pago total del contrato, vale decir al día siguiente de firmado el
contrato, a sabiendas del contrato contractual pactado de quince días, y desconociendo que la actividad
planteada como objeto de realizar, sería imposible ejecutarla en un solo día.”

Igualmente se manifiesta en la imputación que,

“Los implicados en sus calidades de Alcalde, Supervisor y Contratista, suscriben el acta de recibo final de
las actividades del conocido contrato, el día 05/09/12 (Fls. 16), en la que expresa el recibido a
satisfacción del objeto del contrato, la cual fue el soporte requisito, para el pago total del valor
contratado; en la misma fecha, las partes suscriben acta de liquidación del contrato (Fls. 17 y 18), en las
que declaran que ha recibió a entera satisfacción la totalidad de las actividades objeto del contrato según
soportes, no obstante dentro del material de pruebas remitido por la entidad afectada no se evidencia
ningún soporte del cumplimiento del contrato, además de la misma acta de recibo final y cuenta de cobro,
pero no se incluye menos la mención de verificación de las actividades e inspección del vehículo
intervenido con el objeto del contrato. Adicionalmente en el contrato y la propuesta no se especifican de
forma detallada las actividades a realizar.”

Así mismo se aduce que,

“Las pruebas señalan, que el implicado Alcalde, ordenó ineficientemente el Gasto de recursos públicos en
un vehículo sin funcionamiento, por las graves fallas que tenía, pero dentro de los diez millones de pesos
del valor contratado de seis millones quinientos mil pesos corresponden a mantenimiento general de
latonería y pintura, lo cual no redundaba en forma alguna en el funcionamiento óptimo del vehículo, sino
que son inversiones suntuarias, esto por la mala planeación técnica de la necesidad de la contratación,
igualmente a pesar que dichas deficiencias dio inicio, recibo y liquidación del contrato, a satisfacción;
esta ordenación de gasto fue irregular, en el entendido que se trataba de un vehículo en regular estado y
de difícil puesta en servicio en razón a su mal estado de funcionamiento general, que en todo caso con
posterioridad a la supuesta reparación de haberse realizado no presto ningún servicio”

“El mencionado señor QUINTERO, comprometió a la entidad que representaba firmando el contrato, lo
inició el mismo día de la firma del contrato, sin haberse surtido el registro de presupuestal que se tramitó
al día siguiente, y en la resolución sin número de fecha del día 05/09/2012, desconociendo el plazo
contractual que el había firmado ordena el pago total del contrato. Así mismo en actas del día 05/09/2012
dan por terminado plenamente el contrato desconociendo el plazo de ejecución contractual, que permitiría
la ejecución real del objeto del contrato; vale decir que no se trata de un error de digitación, porque el
contrato tiene fecha del 04/09/2012 así como el acta de inicio, y los documentos de terminación del
contrato y pago, todos los están suscritos de la día 05/09/2012, por ende es claro el afán en la liquidación
y pago del contrato.

Vistas estas consideraciones soportadas en las pruebas del proceso, es evidente la culpa grave del
ordenador de gasto.”

TENIENDO EN CUANTA LO ANTERIOR, ME PERMITO PRESENTAR LOS SIGUIENTES


ARGUMENTOS DE DEFENSA

Establecido el entendido que la responsabilidad fiscal surge al presentarse un daño patrimonial al Estado,
una conducta dolosa o culposa atribuible a una persona que realiza gestión fiscal y a la existencia de un
nexo de causalidad entre el daño y la conducta, se planteará a través de la siguiente argumentación, los
hechos y testimonios a través de los cuales quedan desvirtuados estos elementos, y en consecuencia, los
motivos por los cuales se debe archivar la presente imputación y se debe exonerar de la presunta
responsabilidad fiscal al sr BENITO QUINTERO, ya que no existen en el presente caso las características
propias que frente al daño ha establecido la doctrina como son el de ser directo, actual y cierto, para que el
operador jurídico pueda determinarlo sin error alguno.

El Municipio de Covarachía celebró contrato No. 116 de fecha cuatro (o4) de septiembre de dos mil doce
(2012), entre el Alcalde Municipal BENITO QUINTERO PINTO y la señora RUTH CATALINA
GONZALEZ GARCIA, por un valor de DIEZ MILLONES DE PESOS ($ 10.000.000), en donde se
determina como Objeto del contrato el de realizar la mano de obra para latonería y pintura y mantenimiento
general de la volqueta de placas OGFO31 de propiedad del municipio de Covarachía; Objeto que se
cumplió a cabalidad, ya que según las actas de recibido final, acta de liquidación y testimonios que a
continuación se relacionan, permiten evidenciar los trabajos contratados y realizados al vehículo automotor
volqueta de placas OGFO31 de propiedad del municipio de Covarachía, además de demostrar que este
activo quedó luego de su intervención en perfecta operatividad y en consecuencia no se causó daño o
detrimento patrimonial al municipio de Covarachía.

Por urgencia manifiesta, el ordenador del gasto del Municipio de Covarachia, de forma proactiva, de buena
fé y para evitar detrimentos al patrimonio del municipio y en especial al banco de maquinaria, celebra
contrato con el objeto de realizar la mano de obra para latonería y pintura y mantenimiento general de la
volqueta de placas OGFO31 de propiedad del municipio, y en su contenido se obliga la contratista a
realizar los siguientes servicios : Montada Motor, valor $1.000.000; latonería y pintura - mantenimiento
general, $6.500.000; y arreglo y pintura del volcó, valor $ 2.500.000; lo anterior a razón del mal estado del
vehículo automotor y a las fallas que determinaron su inmovilización definitiva para la fecha de los hechos
aquí discutidos. Este contrato es ejecutado y recibido a satisfacción por parte del Supervisor designado
parea el mismo, Ingeniero CARLOS FRANCISCO GUALDRON GUALDRON; quien además se
desempeñaba como Secretario de Planeación y era según su manual de funciones el directo responsable
del parque automotor del Municipio. Una vez recibido el visto bueno por parte del supervisor de la
ejecución del contrato, el presunto responsable fiscal Sr BENITO QUINTERO PINTO, coadyuva las
respectivas actas de recibido final y liquidación del contrato, ya que al recibirse restaurada y en
operatividad la volqueta del municipio, esta quedaría al servicios de la comunidad y los programas de
desarrollo municipal.

Consta del cumplimiento del objeto del contrato No. 116 de fecha cuatro (o4) de septiembre de dos mil
doce (2012), y de la operatividad del vehículo automotor volqueta de placas OGFO31 de propiedad del
municipio de Covarachía, además de las actas respectivas, los siguientes testimonios que bajo la gravedad
del juramento fueron aportados a este proceso así:

A folio 148 indica el sr TARCISIO CAMACHO HIGUERA almacenista del Municipio de Covarachía
durante el periodo comprendido entre el Enero de 2012 a Julio de 2013, en declaración juramentada,
manifiesta sobre las reparaciones realizadas en el año 2012 a la volqueta referencia del contrato, lo
siguiente:
(…) Si, yo sé que le pintaron la trompa, el volco (el platón donde echan la tierra) también lo pintaron, le
repararon motor, le cambiaron la carevaca (donde va la caja), todo eso le hicieron que me conste a mí, se
lo hicieron en el Municipio de Capitanejo. Es decir, que bajo la gravedad del juramento el funcionario en
cuestión, certifica que efectivamente se realizaron trabajos tanto de latonería y pintura como de mecánica al
automotor del municipio.

En otro aparte de la misma versión, e indagado sobre si después de esas reparaciones mencionadas el
vehículo automotor quedo en funcionamiento y que en caso afirmativo indicara para qué era utilizado el
mismo, el sr Tarcisio manifiesta: (…) Eso la llevaron para Covarachía, no me acuerdo bien si le hicieron
viajes y después la guardaron en la bloquera que es el garaje de los carros del municipio. Lo anterior
indica, que para haber trasladado el vehículo automotor a los garajes del Municipio, esta debía estar en
condiciones de cubrir el trayecto entre los municipios de Capitanejo y Covarachía, y tener todos sus
elementos mecánicos, eléctricos e hidráulicos en funcionamiento para esta actividad. Se le pregunta si
conoce el motivo del por qué al momento de realizar el inventario de entrega de bienes a la administración
entrante en junio de 2013 la volqueta presentaba ausencia de batería, ausencia de farola derecha, ausencia
de direccionales y ausencia de luces de stop, según consta en acata obrante a folio 48, a lo cual manifiesta
Sé lo de la farola, porque el día que la trajeron de Capitanejo, se le cayó la farola, lo de la batería no sé
porque ella no tenía batería, porque como esa la cambiaban para el tractor o para otra cosa, el resto no
sé. Testimonios que permiten establecer que el objeto del contrato se cumplió y que la operatividad de la
volqueta era visible, pero que sufrió desperfectos y anomalías pero con posterioridad a su entrega y por
actividades o decisiones del personal que la estaba operando para el año 2013, como en el evento de
cambiarle la batería con el tractor del municipio, eventos que nada tienen que ver con las actuaciones
desplegadas por el supuesto responsable fiscal sr BENITO QUINTERO PINTO.

A folio 149 y en declaración juramentada, NURY LILIANA GUALDRON SOTO, Auxiliar de planeación
del Municipio de Covarachía y cuyas funciones termino en Junio de 2013, testifica al ser indagada sobre si
conocía el estado de la volqueta de placas OGF-031 de propiedad del Municipio de Covarachía durante su
periodo de prestación de servicios en la Alcaldía Municipal de Covarachía, lo siguiente … Que yo tengo
conocimiento que estuvo en reparación, pero no sé ni donde, ni cuánto tiempo, pero sé que la estuvieron
arreglando. Se le indaga sobre el estado de la volqueta al momento de entregarla a la nueva administración
el 14 de junio de 2013 frente a lo cual expresa (…) Pues yo la vi pintada pero como yo no conozco de esos
repuestos, la verdad no se que le colocaron. Se le pregunta además si la volqueta después de esas
reparaciones mencionadas quedo en funcionamiento, y que en caso afirmativo indicara para qué era
utilizado este vehículo automotor, frente a lo cual manifiesta (…)Si la utilizaron para una vía de un
puente en la vereda las Tapias, que recuerde para eso la utilizaron, no me di cuenta si la utilizaron para
algo más, eso era del Despacho de la Alcaldía quienes daban las órdenes para donde se realizaban los
trabajos. Durante la declaración también es indagada de como tuvo conocimiento que la volqueta fue
pintada como lo había afirmado en respuestas anteriores, interrogante frente al cual manifiesta (...) Porque
fue traída de donde la tenían arreglando y la llevaron al parqueadero y ahí la vi que estaba pintada
porque cuando la vi antes no estaba pintada. PREGUNTADO: De qué color era antes y de qué color fue
pintada. (…) Era blanca y la pintaron de blanco.

La anterior declaración, es clara, precisa y concreta en cuanto a demostrar que el vehículo automotor fue
objeto de intervención y su operatividad fue evidente en servicios y trabajos a la comunidad, así como era
evidente su intervención en cuanto a pintura y latonería al ser ejecutado el objeto del contrato No. 116 de
2012.

Igualmente obra a folio 267, declaración en versión libre del Ingeniero Carlos Francisco Gualdrón
Gualdrón, quien oficiaba como Secretario de Planeación Municipal y quien según manual de funciones, era
quien tenía a su cargo la maquinaria del municipio y quien daba la orden de desplazamiento y las
ordenes de trabajo de la maquinaria amarilla y volquetas del parque automotor del municipio, y
quien además fungía como supervisor designado para la ejecución del contrato 116 de 2012. En dichas
declaraciones, el Ingeniero Carlos Francisco Gualdrón Gualdrón afirma y confirma entre otros hechos lo
siguiente:

“En el 2012 esa volqueta iba con un viaje de arena para el Municipio de Covarachia y motoreó (se dañó
el motor) en un sitio que se llama loma redonda o las puertas y se llevó al municipio de Capitanejo
(Santander) donde se ubicó en un taller del señor Gustavo no recuerdo el apellido, el dicen "Chanchiro",
en el cual se hizo la reparación del motor, se le arregló la caja, se hizo la latonería y pintura general, se le
arregló el volco, ese carro cuando se llevó para el municipio después de arreglado, trabajó en la
construcción del puente colgante vehicular de las veredas las tapias, al carro se le hizo todo eso, el objeto
del contrato se cumplió, inclusive tengo las fotos para anexarlas. Esa volqueta actualmente está
trabajando bien, prestando un servicio en el municipio.”

A folio 268 se encuentra que al ser indagado sobre las explicacion que le merecían el Contrato, el acta de
inicio, el registro presupuesto, el acta de recibo final y el pago del Contrato No. 116 de 2012 se hizo
durante los días 04. 05 de septiembre de 2012, cuando El objeto contractual de las labores desarrolladas
exigen un tiempo mucho mayor. (…) Lo que paso fué que cuando se varo esa volqueta, y quedo fuera de
servicio, esa volqueta se desplazó para el municipio de Capitanejo, debido a que no se podía dejar a
campo abierto, ya que era muy riesgoso porque le robaban los elementos pertenecientes a ella y esa
volqueta entro al taller antes de pagar el objeto del contrato, o sea el mecánico empezó a desbaratarla, a
desarmarla para poder valorar el daño que presentaba la volqueta. Cuando Gustavo fue a cobrarle al
alcalde prácticamente la volqueta ya estaba arreglada.

Seguidamente, se le cuestiona sobre cuál era el estado de la volqueta de placas OGF- 031 antes y después
del Contrato No. 116 de 2012, frente a lo cual afirma “El estado era malo, la volqueta estaba en mal
estado, presentaba averías en las latas, estaba para arreglar el volco, era mala de motor, de caja,
prácticamente lo que se hizo una esa volcada en el contrato, no era ni regular estaba mala. A continuación
se le cuestiona sobre en que era utilizada la volqueta en los años 2012 y 2013 y quién es testigo de su
afirmación, a lo cual afirma; “En el 2012 se utilizan para transportar materiales, arena, recolectar
basura y trabajo en la construcción en el puente colgante vehicular de la vereda de las Tapias y en el
2013 en lo mismo.

En el mismo folio consta que se le pregunta el por qué el vehículo según acta obrante un folio 48 del 1 de
junio de 2013 y que el suscribe, fue entregado a la nueva administración en un estado que era de imposible
uso (sin batería, sin farola derecha, sin direccionales, sin stops), a lo cual responde “Esta farola se le cayó
trayendo un viaje de arena, en esos días que estuvimos en el acta de empalme se le cayó la farola, los
stops se rompen fácil cuando cargan material, esas volquetas no tienen direccionales laterales deben ser
las de atrás que se rompen fácil y la batería de pronto sin servicio” . Adicionalmente se le pregunta de qué
color fue pintada la volqueta mencionada y de qué color era antes, a lo cual responde: “Siempre fue
blanca”.

Las anteriores declaraciones citadas, permiten determinan las causas que generaron el contratop 116 de
2012, y adeás de ello que los trabajos objeto del contrato se realizaron en el automotor de propiedad del
municipio de Covarachía y que como consecuencia de eso trabajos la volqueta esta operativa y fue utilizada
en los trabajos propios del municipio. Igualmente, se observa que como consecuencia de las operaciones y
actividades que realizaba la maquinaria del municipio, esta sufre el desgaste propio de su actividad y es por
esto que al entregarse a la nueva administración ha sufrido los rigores del ambiente y las condiciones de
trabajo en las que se utiliza. Condiciones que se dan por la utilización de la volqueta luego de haberse
recibido en la administración del sr QUINTERO, y que fueron seguidas por las administraciones de
PAOLA ACUNA RINCON desde el 26/02/2012 al 07104/2013 y RUBIEL JACINTO FIGUEROA del
08/04/2012 al 12/06/2013.

Por lo anterior, los daños que se reportan se ocasionaron en futuras administraciones o por terceras
personas, por daños fortuitos y por las condiciones de aparcamiento o manipulación de los operadores de la
maquinaria, en tiempos en los cuales el Sr QUINTERO ya no hacía parte de la administración municipal y
su injerencia en ella era nula.

Para continuar argumentando la no existente del daño patrimonial que alude la Contraloría en el auto de
imputación, es necesario analizar las declaraciones dadas adicionalmente por el Señor GUSTAVO
GOMEZ ROJAS, quien para la época de los hechos se dedicaba a las labores de mecánica de vehículos y
fue el encargado de ejecutar los trabajos al vehículo automotor de propiedad de la alcaldía de Covarachía.
Los mencionados apartes puntuales son los siguientes:

Consta en folios 409 y 410, que frente al interrogante planteado en relación a que si el Sr GUSTAVO
GOMEZ ROJAS arregló en su taller vehículos de propiedad del municipio de Covarachía, Boyacá,
manifiesta, (…) Sí claro arreglé la volqueta blanca y el tractor, volqueta Chevrolet blanca me parece que
era modelo 86, el tractor era 6610 FORD.

Así mismo, al indagársele si por alguna circunstancia había tenido en su taller al vehículo volqueta blanca
Chevrolet Placa OGF-031 de propiedad del municipio de Covarachía Boyacá, en qué fechas, por qué razón
y quién lo había llevado, declara lo siguiente: “Sí claro mientras la estuve latoniando y arreglándole el
motor, eso hace como unos cinco años, sinceramente no me acuerdo quien la trajo, tuvo haber sido un
conductor de la administración.” Al preguntarle si en el año 2012, tuvo en su taller el vehículo volqueta
Blanca Chevrolet Placa OGF-031 de propiedad del municipio de Covarachía Boyacá, que mantenimiento o
arreglos le efectuó y en qué fechas afirma lo siguiente: “Sí eso se latonió, se reparó el motor, se arregló el
platón y el chasis que estaba partido y otros detalles como la cuadrada de los guardapolvo y otros
detalles pequeños, eso fue como en Agosto de 2012.”

A folio 411, se le indaga sí en el año 2012, efectuó mantenimiento o arreglos al vehículo volqueta Blanca
Chevrolet Placa OGF-031 de propiedad del municipio de Covarachía Boyacá, y que manifieste el estado de
funcionamiento en que recibió la volqueta, y en qué estado la devolvió al municipio de Covarachía, a lo
cual contesta: “La volqueta no prendía la trajeron tirada con otro vehículo, la devolví trabajando bien lo
único que no servía era las luces” (negrilla fuera del texto). Seguidamente se le pregunta sí en el año
2012, efectuó mantenimiento o arreglos al vehículo volqueta Blanca Chevrolet Placa OGF-031 de
propiedad del municipio de Covarachía Boyacá, dentro de ellos estaba lo relacionado con el motor y con
latonería y pintura de la volqueta, a lo cual manifiesta : “Sí señor claro”. Finalmente, en folio 412 se le
pregunta sí en el año 2012, efectuó mantenimiento o arreglos al vehículo volqueta Blanca Chevrolet Placa
OGF-031 de propiedad del municipio de Covarachía Boyacá, y si dentro de ellos estaba lo relacionado con
mantenimiento general y arreglo del volcó de la volqueta, a lo cual declaró … “Si yo le arregle eso”.

Con la citación de los anteriores testimonios y declaraciones, relacionados con los hechos y actividades que
se generan del objeto del contrato 116 de 2012, y la posterior operatividad del vehículo volqueta Blanca
Chevrolet Placa OGF-031 de propiedad del municipio de Covarachía Boyacá, se demuestra y se concluye
el cumplimiento del Objeto del contrato firmado para tal efecto en el año 2012 y su posterior operatividad
en la administración del presunto responsable fiscal Sr BENITO QUINTERO PINTO. Así mismo, se
evidencia que no existió daño patrimonial al Municipio de Covarachía, ya que cada uno de los testimonios
aportados en el proceso, certifican que los arreglos mecánicos y de latonería se hicieron y se entregaron a
satisfacción para el beneficio de la comunidad del Municipio.

En relación a la cláusula quinta del contrato en la cual se establece un plazo máximo de ejecución y
entrega, esta no se determina como plazo obligatorio o mínimo, sino por el contrario como límite superior
de la ejecución del mismo.

El contrato cumplió con las condiciones y apropiaciones presupuestales necesarias para su existencia,
según certificado de disponibilidad presupuestal 2012000607 del primero de agosto de 2012 (folio 4),
Cuenta 231430403 Operación y mantenimiento del Banco de Maquinaria

Las actas de recibido final y de liquidación, se firmaron de acuerdo al visto bueno y concepto de recibido a
satisfacción del supervisor y garante de la ejecución del objeto del contrato, Secretario de Planeación
Ingeniero, CARLOS FRANCISCO GUALDRON GUALDRON que para el caso era la persona con el
conocimiento y experticia para conocer del asunto, mas no el presunto responsable fiscal BENITO
QUINETRO PINTO, quien tenía a su cargo la administración de los recursos y la gestión de los mismos.

El contrato se canceló una vez se recibe a satisfacción el vehículo por parte del supervisor designado por el
municipio.

No se le puede asignar una responsabilidad al sr BENITO QUINTERO PINTO, en razón a la permanencia


en los parqueaderos del municipio de la volqueta objeto de este proceso, ya que al entregar sus funciones
como primera autoridad del municipio y delegarlas a sus sucesores, también entrega y delega las
responsabilidades propias de quien ejerce esa magistratura y quienes en adelante debían velar por el
mantenimiento, cuido y supervisión de los bienes y activos del municipio. No se puede hacer responsable al
Sr BENITO QUINTERO PINTO, por situaciones futuras que nada tienen que ver con su voluntad y en
donde se presentan daños que se originan en causas ambientales, de infraestructura municipal o de simple
descuido de los operarios de turno.

De igual manera, los hallazgos efectuados en la auditoria de fecha 01 de octubre de 2013 (Folio 19), dan fe
de unas situaciones que se presentan en el vehículo 1 año y 27 días después de haberse recibido el
automotor a satisfacción según el objeto del contrato y según el supervisor designado para la ejecución del
contrato. En consecuencia, no es procedente tener como prueba para esta imputación estos hallazgos ya que
carecen de idoneidad frente al tiempo de recibido del vehículo y el deterioro y desgaste natural que pos su
trabajo tiene los automotores y maquinaria del municipio.

En conclusión, se reitera que no se causó un daño al patrimonio del Municipio en la ejecución del contrato
116 de 2012 y por el contrario se evitó un detrimento patrimonial, se preservaron los activos de Covarachía
y se le devolvió a la comunidad una herramienta para su bienestar y desarrollo. Así mismo, se actuó
manteniendo presentes los principios de la Administración público como la economía, celeridad, eficacia,
publicidad, moralidad, presunción de buena fe y participación. Siempre en concordancia con lo preceptuada
por el art 103 constitucional.

Así mismo, el Artículo 5° de la ley 610 de 2000, establece … Elementos de la responsabilidad fiscal. La
responsabilidad fiscal estará integrada por los siguientes elementos: - Una conducta dolosa o culposa
atribuible a una persona que realiza gestión fiscal. - Un daño patrimonial al Estado. - Un nexo causal
entre los dos elementos anteriores., En consecuencia, para el presente caso se carece de elementos de
responsabilidad fiscal y por lo tanto se debe proferir fallo sin responsabilidad fiscal a favor del Sr BENITO
QUINTERO PINTO y archivarse el proceso al no existir un daño patrimonial, una conducta que genere
responsabilidad fiscal y por ende no exista un nexo causal entre ellas.

En concordancia, establece El Artículo 6° de la ley 610 de 2000 lo siguiente, … Daño patrimonial al


Estado. Para efectos de esta ley se entiende por daño patrimonial al Estado la lesión del patrimonio
público, representada en el menoscabo, disminución, perjuicio, detrimento, pérdida, uso indebido o
deterioro de los bienes o recursos públicos, o a los intereses patrimoniales del Estado, producida por una
gestión fiscal antieconómica, ineficaz, ineficiente, inequitativa e inoportuna, que en términos generales, no
se aplique al cumplimiento de los cometidos y de los fines esenciales del Estado, particularizados por el
objetivo funcional y organizacional, programa o proyecto de los sujetos de vigilancia y control de las
contralorías. Dicho daño podrá ocasionarse por acción u omisión de los servidores públicos o por la
persona natural o jurídica de derecho privado, que en forma dolosa o culposa produzcan directamente o
contribuyan al detrimento al patrimonio público”, circunstancias que no se dieron en el cumplimiento del
contrato 116 de septiembre de 2012 por parte del Sr BENITO QUINTERO PINTO.

De existir fallas en los procesos administrativos, estos no tienen que ver con el objeto y cumplimiento del
presente contrato, y deben ser tratados en el respectivo proceso, aislado del presente.

Estando en ausencia de daño patrimonial y en ausencia de responsabilidad fiscal, se solicita el


pronunciamiento del ente investigador, mediante fallo sin responsabilidad fiscal a favor del Sr BENITO
QUINTERO PINTO y se archive el respectivo expediente, caso contrario se tenga lo siguiente como

PRUEBAS

Se le dé plena validez a los testimonios aquí transcritos y que reposan en los respectivos folios citados, a fin
de demostrar el cumplimiento del objeto del contrato No 116 de 2012, la operatividad de la volqueta del
municipio, y la ausencia de responsabilidad frente a los daños posteriores que presenta el vehículo.

Atentamente,

JUBER FERNANDO HERNANDEZ FAJARDO.


C.C. No. 7.170.875 de Tunja.
Código Estudiantil No. ---------------------.
Fundación Universitaria Juan de Castellanos.