Sei sulla pagina 1di 9

LOS GÉNEROS LITERARIOS

LA DRÁMATICA

Instructora: Mercy Johanna Rincón


Comunicación social

Integrantes:

Leidy Andreina Carreño

Leidy Yeyin Lazo

Leidy Gabriela Mora

Ingrid Paola Medina

Diana Cortez

Maicol Abendaño

Miguel Estupiñan

VENTAS DE PRODUCTOS Y SERVICIOS


903034
SENA
VILLA DEL ROSARIO
2015
LA DRÁMATICA

Es aquel que representa algú n episodio o conflicto de la vida de los seres


humanos por medio del dialogo de los personajes.

DRAMA: proviene del idioma griego que significa hacer o actuar.

Cuando esta es positiva nos encontramos ante una comedia, si por el


contrario es negativa se produce una tragedia. Es interpretada por
personajes o actores que mediante sus gestos, cuerpo y voz dan a conocer
una historia o cuento.

Las principales formas de la dramá tica son: la tragedia, la comedia y el


drama.

LA TRAGEDIA: Tuvo su origen en la antigü edad, Se refiere a un episodio


fatal de la vida, que termina en forma triste o con la muerte del
protagonista. Habitualmente el conflicto trá gico es producto de la ruptura
del orden del mundo, evento que enfrenta a los personajes con un destino
inexorable, El gran modelo de la tragedia como forma dramá tica lo
encontramos en las obras de los clásicos griegos.

LA COMEDIA: Se origina en Grecia, describe aspectos de la vida cotidiana


de forma graciosas y a veces ridícula el desenlace es feliz y optimista y se
da un ascenso en el estado de los personajes.

EL DRAMA: No tiene un cará cter definido, sino que en él se combinan


aspectos trá gicos y có micos el drama representa la vida tal como es, razó n
por la cual tratan los asuntos menos rígida que la tragedia y la comedia.
OBRA DE TEATRO

TITULO:

¡¡ESTO ES UN ASALTO!!
Autor: Fabián Choque

PERSONAJES:
 LA PILLO: Diana Cortez
 LA GANDAYA: Leidy Carreñ o
 LA CAJERA 1: Leidy Lazo
 EL CAJERO 2: Maicol Abendañ o
 CLIENTE 1: Miguel Estupiñ an
 CLIENTE 2: Paola Medina
 LA POLICIA: Leidy Mora

(Mientras se encuentran haciendo sus cosas rutinarias en el banco, dos personas con
má scara entran y gritan) “sonido de fondo la pantera rosa”

LA PILLO: ¡¡esto es un asalto!! ¡¡Arriba los monos!! (Los clientes y los cajeros se miran
extrañ ados. Ella pone la punta de la pistola en su cabeza y se queda algo pensativa) no,
esperen.

LA GANDAYA: (Le dice al oído y en voz baja) se dice, “arriba las manos”

LA PILLO: ¡ah! Verdad! ¡¡Arriba las manos!! ( Todos reaccionan y recién comienzan a
asustarse).

LA PILLO: ¡Quiero que me den todo el dinero que tienen! ¡Para hoy! 
LA CAJERA 1: Muy bien. ¿Me dan el nú mero de su cuenta, por favor?

LA PILLO: Sí, anote es el… (La Gandaya golpea la cabeza de su compañ era) 

LA GANDAYA: ¡No seas tonta, oe! (Mira al cajero 2) Mételo todo en estas bolsas ¡Y
rá pido! 

CAJERO 2: ¡Sí, en seguida! (Va a colocar el dinero en las bolsas que les dio). 

EL CLIENTE 1: ¿¡Pero dó nde está la policía cuando se le necesita!? 

(En eso, sale del bañ o la oficial “sonido de fondo desagü e de retrete”; floja y
totalmente indiferente ante la situació n)

En ese momento la oficial empieza a bailar indiferente ante la situació n que estaba
pasando al momento. “Mú sica de fondo la “materialista” la chapa que vibra”

LA POLICÍA: ¡Ay, qué rico! (Voltea y ve a la cajera y a los Clientes tirados en el suelo
boca abajo) ¿Qué está n haciendo ahí? ¿Qué, está calientito el piso o qué? (Ellos le
señ alan con el dedo a las asaltantes) ¿Qué pasa? (Voltea y ve la punta de las pistolas en
su cara) (Se asusta y comienza a gritar) ¡¡¡Mamaaaaaaaa!!!! (Al instante se arrodilla y
junta sus manos) ¡Por favor, no me maten tengo esposo con dos hijos, amante y otros
tal vez por ahí!… ¡Yo que sé pero por favor no me maten por su madrecita linda! 

LA CLIENTA 2: ¡Oiga! ¿¡Pero qué clase de policía es usted, que no cumple su deber
aprehendiendo a esas ladronas!? 
LA POLICÍA: (Le quita la pistola a la Pillo y se la muestra a la Clienta 2) ¿¡Y qué, no ha
visto el tamañ ote de arma que tienen!? (Se la devuelve a la ladrona) 

EL CLIENTE 1: (Se coge la cabeza) ¿Y para esto pago mis impuestos? 

LA GANDAYA: ¡Al suelo usted también! ¡¡¡Rá pido!!! 

LA POLICÍA: ¡Ya voy! ¡Ya voy! (Se echa al suelo, al costado de la Clienta 2 y ella le
dice)

LA CLIENTA 2: (Dice con sarcasmo) “¡Ahora que usted está a mi lado, me siento má s
tranquila!” 

LA POLICÍA: ¿Ah sí? ¿Y qué cree? ¿Qué yo soy Superman, que las balas me chocan y
rebotan? 

EL CLIENTE 1: ¡Ya mejor…cá llese la boca! 

(Llega el Cajero 2 con las bolsas de dinero) 

EL CAJERO 2: (Le da todo atemorizado) Acá está . 


LA GANDAYA: Espero que esté todo. 

EL CAJERO 2: Si desea, lo puede contar. 

LA PILLO: A ver... (Abre la bolsa y sacando el dinero, comienza a contar) 100, 200,
300… (La Gandaya toma la mano de su compañ era y la mira con ojos furiosos) ¡Pero
compañ era! Hay que estar seguros que no nos falte nada… 

LA GANDAYA: Guarda… eso… ahora… ¿Ok? 


LA PILLO: Muy bien, pero luego no vengas a reclamar que te han robado, ah. 

LA GANDAYA: Si no te callas ahora, vas a estar con ellos en suelo. 

LA PILLO: No te quejes después, no má s… 

LA GANDAYA: ¡¡¡Ya!!! (Mira a los clientes y a los cajeros) Bueno bueno, estas damas,
se retiran. Muchas gracias por su colaboració n. 

LA PILLO: Sí, y para cualquier asalto o secuestro, acá está nuestra tarjeta (Se las
entrega mientras lo quedan mirando con extrañ eza) 

LA GANDAYA: Este… (Extiende su mano hacia la tarjeta) ¿Me lo prestas un


momento? 
LA PILLO: Sí, las acabo de mandar a hacer, ¿Te gusta? (Comienza a leerlo y mientras
lo hace, la expresió n en su rostro comienza a cambiar) 

LA POLICÍA: ¡Inaudito!, ¡Ahora hasta los asaltantes hacen su “publicidad”! ¡Qué tal! 

LA CLIENTA 2: ¡Usted cá llese, que para policía es una completa inú til! 

EL POLICÍA: ¡Oiga no le permito que me insulte! ¡A la policía, se le respeta! 

EL CLIENTE 1: ¡Qué “a la policía se le respeta”! ¡Si usted para lo ú nico que sirve, es
para comer e ir al bañ o! (Las asaltantes discutían en silencio sobre la tarjeta) 

LA GANDAYA: ¿¡Pero has gastado la plata en esto!? ¿¡Qué tenías en la cabeza!? 

LA POLICÍA: Una pierna de pollo. Sí, eso es lo ú nico que pude comer. Me va a
perdonar ¿Pero, sabe usted a qué se parece? 
LA PILLO: A la “Tía Camote”, a ella le encargué las tarjetas. 

LA GANDAYA: Mira ya olvídalo y vá monos (Ve a las personas) Bueno fue un gusto
hacer trato con ustedes, nos vamos (Las dos se retiran apuntá ndoles con sus armas
mientras que los otros se quedan en el suelo asustados, hasta que se fueron. A los
pocos segundos, entra La Pillo rá pidamente y les deja la tarjeta) 
LA PILLO: (Habla en voz baja) Acá abajito está el nú mero, llá menos (Al instante de
dejarles la tarjeta, se va. Todos se quedan mirá ndolo muy sorprendidos y extrañ ados.
Luego, se levantan). 

LA POLICÍA: (Toda cursi, toma la palabra) Tuvieron suerte esta vez (los clientes la
mira con indignació n). 

LA CLIENTA 2: Mire, mejor cá llese antes que me amargue (Va donde la Cajera 1 y la
encuentra maquillá ndose) ¿¡Y usted, qué está haciendo? 

LA CAJERA 2: ¡Ay pues con todo esto, se me cayó todo el maquillaje! 

LA POLICÍA: Bueno lo que es por mí, esta pelea me ha dado hambre. ¡Ya regreso, voy
a comer! 

EL CLIENTE 1: ¡Oiga! ¿¡Y usted a dó nde cree que va!? 

LA POLICÍA: ¿Qué? ¿También quiere un sanguchito? Hay de pollo, de chancho de… 

LA CLIENTA 2: ¡Qué sanguchito, ni que “ocho cuartos”! ¡Lo que debe hacer es
investigar este asalto para atrapar a las asaltantes! 

LA CAJERA 1: Este lo ú nico que atrapa es una papa rellena con ensalada. 
LA POLICÍA: Y un poco de ají. 

LOS CLIENTES: ¡Esto es el colmo de la desfachatez! ¡Vá monos de aquí! (Se retiran
totalmente molestos) 

LA POLICÍA: Bueno, yo sí me voy a comer. Ya vengo (Se va todo despreocupada) 

LA CAJERA 1: Y aprovechando que no hay clientela, voy al bañ o a maquillarme. (Se


va caminando como si fuera una modelo de pasarela)

(mú sica de fondo mú sica de pasarela dj Markus)

Fin

 
BIBLIOGRAFIA

http://www.profesorenlinea.cl/castellano/generodrama
tico.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Comedia

http://www.obrasteatrocortas.com/2012/08/esto-es-
un-asalto.html