Sei sulla pagina 1di 3

La responsabilidad social del creyente

(Marcos 10:4-7).
 El señor me ha inquietado a hacer trabajo social y mi oración es que el señor cambie
los corazones en los barrios pobres. Y trajera el avivamiento.
-El pasaje de Bartimeo (marcos 10:4-7).
-Yo también estoy ciego, por que no conozco mi corazón y pido por otros y no pido porque
el señor obre en mi, el tenia mayor deseo.
-Clame señor ten misericordia de mi.

-Necesitamos ver nuestros propios corazones para que el señor nos pueda
cambiar y haya un avivamiento personal. Pero los avivamientos comienzan
cuando hombres y mujeres caen de rodillas, allí es donde tenemos una
verdadera intimidad con Dios é iniciamos el verdadero viaje de
transformación a la imagen de cristo y solo así con hombres y mujeres
transformados el curso de esta nación puede cambiarse.

En Juan 19:26-27 El Cristo crucificado llamo la suprema ley del amor


Vendían sus propiedades (Hech 244-45)

Comencemos por definir el asunto de la responsabilidad:

De la persona que tiene que responder frente a otra, decimos que Dios no es
Responsable por que no tiene que darle cuenta a nadie. El es soberano.
Pero como la gracia es una de sus virtudes personales, entra en relación de pacto
con el hombre y se hace responsable así mismo por el cumplimiento de su palabra
empeñada.

La relatividad del ser humano no le permite esa soberanía estamos querámoslo ó no


en una estructura en la cúspide de la cual esta Dios.

Cuando hablamos de la aceptación de la jerarquía é incluimos, colocándonos por


debajo, a los demás seres humanos, decimos que tenemos un deber hacia ellos, una
responsabilidad. Y cuando usamos la palabra social es para indicar que no estamos
hablando de la familia de la fe, sino de los que están afuera.

Estamos de acuerdo que nuestra responsabilidad primero es con Dios, nuestra


responsabilidad es única por que no se puede ser responsable ante Dios sin serlo
ante los hombres y viceversa.

Pero quien es el que decide acerca de nuestra responsabilidad? Lo hace Dios.

Y lo hace de a través de nuestra conciencias iluminadas a través del espíritu santo de


Dios.

La sociedad, los hombres no tienen derecho a decidir acerca de la responsabilidad


frente a ellos, muchas veces nos dejamos acomplejar por demandas y acusaciones,
donde nos quieren señalar nuestros deberes.

El adolescente pide a el padre lo que el piensa que es responsabilidad del padre, solo
los padres deciden hasta donde llega su responsabilidad. De igual forma los cristianos no
estamos atado a las demandas nos exige la sociedad, corrompido, incapacitados.

Pasemos entonces a definir lo de responsabilidad social no olvidando nuestra relación


vertical con el señor, poniendo acento en la horizontalidad. Es entonces sobreentendido el
mandato de la gran comisión. Pero hay que recordarlo porque sabemos de la necesidad de
evangelizar y los resultados positivos de esta en la sociedad. De manera categórica
reafirmamos que la mejor manera de cumplir con la responsabilidad social es predicando
el evangelio. Pero el evangelio es un todo, no por piezas. Que el Evangelio no puede
desligarse de sus implicaciones sociales. ni en su proclamación, ni en su vivencias.

Algunos hablan acerca del evangelio espiritual y un evangelio social, pero si me toca
decidirme por uno, escojo el espiritual, porque se han convertido más almas por este que
por el otro, nada de obras sociales, ni de política, ni de ecumenismo, Hacen mas que los que
se van al otro extremo convirtiéndose en activistas sociales y dejando de lado los aspectos
espirituales. Buscamos el justo equilibrio, rogando a Dios para que no nos eche de su boca
por tibios, es necesario buscar rabiosamente el equilibrio. A veces me lamento de no ser
radicalmente evangelistico, pero me consuelo diciendo que soy como el soberano Dios me
hizo. Marco 3:13 dice que el escogió, fue selectivo en su escogencia, para que estuvieran
con el. Con poder, para enviarlos a predicar, primer lugar. Y tuviesen autoridad para sanar
enfermos y echar fuera demonios. Importante el orden, subió al monte ( todos los medios
son importantes) la radio era del príncipe de la potestad de la tinieblas. Hasta que vinieron
unos atrevidos y lo redimieron para cristo.

Los dos reinos. El Reino de Dios, Instauración y desarrollo entre los hombres la misión
de la iglesia y el mundo. Aun siendo distinto no están separados
El Reino de Dios no se identifica con ningún reino temporal, Juan 18:36 Mi reino no es de
este mundo. Pero la soberanía absoluta de cristo, le impide independizar.
Se ha acercado Mateo 4:17 Somos embajadores

Excusa para ser flojo negligente

Peregrinos y advenedizos.
1 de pedro 2:11

Los dos reinos superpuestos.

El ser humano esta en el aquí y en el ahora y todo lo que hace, lo hace en función del reino.
Ciertamente los dos reinos se superponen tangencialmente, aunque esto no es razón para
vivir con menos intensidad que el resto de la dimensión cristiana. Negando la importancia
de uno ó de otro, escondiéndonos en uno y saliendo del otro. Esto daría lugar a cometer
pecado por comisión ú omisión y de una irresponsabilidad histórica. “Una
irresponsabilidad social de la cual dará cuenta a nuestro señor en el día del tribunal
de Cristo, cuando seremos juzgados por lo que hayamos hecho en obediencia a Dios”.

Entonces cada momento de mi vida, es una oportunidad para vivir el Reino, actuar en el
reino, en el nombre del reino, viviendo en el reino. Vivir los momentos históricos en
función del reino es una responsabilidad, no para con nosotros mismos, sino para con el
Rey de nuestro Reino.

Nuestro señor Jesús, vivió con toda intensidad su paso por este mundo, identificándose con
su prójimo y dando lo mejor de sí.

Jesús es nuestro modelo de hombre, con vocación celestial que cumple a cabalidad con su
responsabilidad social, que pasa por este mundo y vive las dos dimensiones del Reino de
aquí y del que no es aquí y de esta conjunción no solo sale ileso, sino que sale victorioso,
mostrando su carácter perfecto, digno de emulación.

Entonces vemos al cristiano como un transeúnte, un peregrino, un advenedizo, un


embajador que aunque esta de paso por este reino esta obligado a vivir de conformidad con
los principios del Reino que representa y del cual es miembro. Para poder cumplir con esta
altísima responsabilidad, mira los pasos, el ejemplo de su maestro y señor, a quien también
le toco enfrentar los mismos problemas.

El campo es el mundo.
El sembrador que es nuestro señor Jesucristo nos coloca en diferentes lugares, con
diferentes culturas, en distintas instituciones, clases sociales, áreas de influencias, países,
regiones. El sabe lo que está haciendo, buscando un perfil de un evangelio que se pueda
vivir en todas partes.

El evangelio del Cristo crucificado es un evangelio que puede ser vivido en cualquier
parte del mundo. Tenemos que recordar que si estamos donde estamos, estamos allí por que
el señor fue el que nos puso allí. Con todas esas responsabilidad que esto implica,
ecológica, social, económica, cosmologica.”Nuestra vida esta ligada al mundo, el mundo
es lugar de nuestras posibilidades”.

Insistimos en que esta relación no se da fuera del Reino de los cielos, sino que se dan en un
punto histórico donde coinciden las cosas de este reino y las del Reino de Dios. Es allí
donde surgen las tensiones que a veces toman proporciones terribles, cuando el cristiano
tiene que hacer frente a temas como por ejemplo: lo social ó la política.
Jerarquías
Somos la sal de la tierra la luz del mundo
La estrategia de la levadura

La primera responsabilidad predicar el evangelio, los medios de


comunicación, lo social, lo politico, lo ambiental lo cultural.