Sei sulla pagina 1di 11

MCDR

RAICES HEBREAS
NIVEL I - CLASE 2

YESHUA Y LA INTERPRETACION Y
APLICACIÓN DE LA TORAH

Dr. Iván Delgado ThD-CHED

0
DISCIPULADO DE RAÍCES HEBREAS
NIVEL 1 – CLASE 2

YESHUA Y LA INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE LA TORAH

i) Judaísmo en la época de Yeshua


En el período del segundo templo y en la época en que Yeshua ejerció su misión, la
religión judía o hebrea de manera más general, con sus numerosos grupos y subgrupos,
era conocida como judaísmo.

Gál 1:11-14
11 Porque os hago saber, hermanos, que el Evangelio proclamado por mí, no es según
hombre; 12 pues yo no lo recibí ni lo aprendí de hombre, sino por revelación de
Jesucristo. 13 Porque oísteis acerca de mi conducta anterior en el judaísmo, que
perseguía sobremanera a la iglesia de YHVH y la destrozaba; 14 y en el judaísmo
aventajaba a muchos de los contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de
las tradiciones de mis antepasados.

Luego de la rebelión de los macabeos (175-142 AEC) surgieron los saduceos, fariseos,
esenios y zelotes; había gran cantidad de grupos y escuelas de enseñanza, cada rabino
tenía su escuela de torah y sus estudiantes.
Mat 3:7
Pero al ver que muchos fariseos y saduceos venían a su bautismo, les dijo: ¡Generación
de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la inminente ira venidera?
Luc 6:15
a Mateo y a Tomás, a Jacobo (de Alfeo), y a Simón (el llamado Zelote).

Eran grupos y maestros itinerantes, que viajaban por ciudades y recorrían grandes
distancias, tal como las compañías de profetas que se describen en el Tanaj; esta
costumbre la siguió Juan el Inmersor y también Yeshua.

Mat 9.14-15
14 Llegaron a Él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos
ayunamos, y tus discípulos no ayunan? 15 Jesús les dijo: ¿Acaso los que asisten al
esposo pueden tener luto mientras el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando
les sea quitado el esposo; entonces ayunarán.
Mat 9:9
Pasando de allí, Jesús vio a un hombre sentado en el lugar de los tributos, llamado
Mateo, y le dice: Sígueme. Y levantándose, lo siguió.

Luego con Yeshua, ya ejerciendo su ministerio primero con sus doce discípulos y luego
con la gran cantidad de seguidores que movía; vemos como en el milagro de los panes y
peces, alimentando a cinco mil varones sin contar mujeres y niños, forma su propia
escuela rabínica que se conoció como la secta El Camino y a sus discípulos como
nazarenos (natsarim o notzrim).
En el primer siglo había cerca de cinco millones de judíos, tres millones en la diáspora y
dos millones en Jerusalén.

1
Hec 24: 5
Porque hemos hallado que este hombre es una peste que promueve altercados entre los
judíos por todo el mundo, siendo además cabecilla de la secta de los nazarenos,
Hec 9:2
y le solicitó cartas para las sinagogas de Damasco, para que cuando hallara hombres o
mujeres que eran de este Camino, pudiera traerlos atados a Jerusalén.
Hec 24:14
Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman secta, así sirvo al Dios de
mis antepasados, creyendo todo lo que es conforme a la Ley y lo que está escrito en los
Profetas.

Fariseos: Clase popular mayoritaria. Opuestos a la corrupción


saducea.
Interpretaban la Torah (sinagoga – rabinos).
Grupos Saduceos: Clase alta, grupo de poder político - religioso.
Religiosos Sacerdocio - Templo.
Esenios: Sacerdotes que huyeron a Qumrám (judíos del desierto).
Época de Josefo habían 872 esenios.
Zelotes: Ultranacionalistas, movimiento político.
Nazarenos: Seguidores de Yeshua.

El judaísmo de esta época tenía una gran cantidad de ramificaciones y era muy
heterogéneo; las diferencias y controversias que mantenía Yeshua con ellos no era un
tema de vigencia o no de la Torah, la discusión era de tipo halajico o de interpretación de
la torah y su aplicación práctica.

Los temas fundamentales que había en la época de Yeshua, eran los siguientes:

 Interpretación (halajá) y aplicación (hagadá).


 Contexto religioso social.
 Torah vs tradiciones de hombres.
 Inclusión de los gentiles (goyim).
 Mashiaj: un asunto político.
 Helenismo greco romano.

De todos los temas fundamentales y en algunos que causaban una gran controversia,
vemos que ninguno tiene que ver con la vigencia o no de la torah, hasta la época de la
separación de la rama gentil de los nazarenos el judaísmo tradicional no hay una sola
mención de abolición de la torah o cambio de la misma. Nunca estuvo en discusión la
vigencia de la torah.

ii) Halajá vs. Hagadá

Yeshua como buen judío usó métodos propios de enseñanza de su pueblo:


1. Siempre contestaba con una pregunta, porque una respuesta en la mentalidad
hebrea o judía cierra el debate:

2
Mat 21.27
23 Cuando vino al templo, los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se
acercaron a él mientras enseñaba, y le dijeron: ¿con que autoridad haces estas
cosas? ¿y quién te dio esta autoridad? 24 Respondiendo Yeshua, les dijo: Yo
también os haré una pregunta, y si me la contestáis, también yo os diré con qué
autoridad hago estas cosas. 25 El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o
de los hombres? Ellos entonces discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del cielo,
nos dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? 26 Y si decimos, de los hombres,
tememos al pueblo; porque todos tienen a Juan por profeta. 27 Y respondiendo a
Yeshua, dijeron: No sabemos. Y él también les dijo: Tampoco yo os digo con qué
autoridad hago estas cosas.

2. Usaba la táctica farisea de la confrontación para sacar la mejor interpretación.

Mat 16.13-16
13 Viniendo Yeshua a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos,
diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 14 Ellos dijeron:
Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 15
El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16 Respondiendo Simón Pedro,
dijo: Tú eres el ungido, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Yeshua:
Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre,
sino mi Padre que está en los cielos.

3. Usaba las parábolas (mashal) que era un método muy antiguo de enseñanza de la
torah, así vemos en el libro de Isaías, capítulo cinco la parábola de la viña y era un
método usado especialmente por los profetas.

4. Una de las expresiones favoritas de Yeshua era “Yo os digo”, esta era una
costumbre rabínica, en el talmud hay una expresión para los rabinos “si un rabino
demanda más de la torah, es válido; pero, si demanda menos no es válida”.

Mat 5.43-47
Ustedes han oído que se dijo: ‘Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.’ Pero yo les
digo, amen a sus enemigos, bendigan a quienes los maldigan, hagan el bien a quienes los
odian, y oren por quienes maliciosamente los persigan, para que sean hijos de su Padre
que está en el cielo; porque Él hace que Su sol brille sobre los malos y sobre los buenos,
y envía lluvia sobre los justos y sobre los injustos. Porque si ustedes aman a quienes los
aman, ¿qué recompensa tienen? ¿No hacen lo mismo los colectores de impuestos? Y si
ustedes saludan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen más que otros? ¿No hacen así hasta
colectores de impuestos?.

Yeshúa comienza citando el Tanáj "Ama a tu prójimo" (Lev. 19:18) pero también añade el
corolario de Qumrán "y odia a tu enemigo." Yeshúa no estaba de acuerdo con la
enseñanza esenia de “odia a tu enemigo"; más bien, estaba alineado con el pensamiento
misericordioso de amar a todos de Hillel.
Aparentemente la comunidad de Qumrán concluía que “Ama a tu prójimo” (Lev. 19:18)
implicaba albergar un odio profundo hacia sus enemigos.

3
Para Yeshúa el punto en disputa es la interpretación de "prójimo." En su parábola del
buen samaritano (Luc. 10:29-36) Yeshúa argumenta que no podemos estar seguros de
quién es nuestro prójimo," así que para estar seguros de no violar Lev. 19:18, debemos
amar a todos.

5. Yeshua al ser naví, rabí y mashiaj, tenía poder y autoridad para interpretar la
torah, en muchos pasajes de los llamados evangelios, vemos como se acercan a
consultarle, Nicodemo lo lamó rabí (Jua 3).

Con estos antecedentes, definamos las palabras hebreas halajá y hagadá.

Halajá
Es la interpretación legal o teológica de la torah.Viene de la palabra hebrea hebrea que
signfica ir.
Se refiere a la forma de comportarse, a la forma de caminar.
Es el conjunto de reglas extraídas de la torah.
La halajá representa la fuerza para ordenar nuestra vida de acuerdo a un patrón fijo, es
decir da forma.
La halajá es la racionalización y la esquematización del vivir, es definida, específica
establece medidas y límites, poniendo a la vida en un sistema exacto.
La halajá se ocupa de los detalles con cada mandamiento por separado.
La halajá nos enseña cómo hacer determinados actos en un determinado momento.
La halajá nos da conocimiento.
La halajá habla de las leyes incluso en forma abstracta, sin importar la totalidad de la
persona.
La halajá habla de las medidas y las dimensiones de nuestras obras, diciéndonos cuánto
debemos hacer para cumplir con nuestro deber, sobre los tamaños, capacidades y
contenidos de quien hace una determinada acción.

Con el paso del tiempo la halajá se convirtió en la ley judía, paralela de igual importancia
a la torah dada a nuestros padres Abraham, Isaac y Jacob y a Moisés.
Las reglas de la Halajá se pueden dividir en:
Leyes bíblicas o "DeOraita" (Torah).
Leyes "divinas" o "Halaja LeMoshe Misinai", no figuran en el texto bíblico, fueron
tradicionalmente dadas por Dios a Moisés.
Leyes rabínicas o "DeRabanan", prácticas instituidas por los rabinos del Talmud.
Costumbres.
La Halajá es una guía detallada de los numerosos aspectos de la vida humana, corporal y
espiritual; intenta comprender todo lo que está implicado en el mandamiento: "Sé santo,
como yo tu Dios soy santo" .

Hagadá
Es la interpretación práctica de la torah.
Hagadá en hebreo: ‫הגדה‬, significa narración o discurso, es un término que proviene de la
raíz hebrea ‫ד"נג‬, estrechamente conectada a su vez con el verbo ‫( להגיד‬lehaguíd), cuyo
significado es tanto decir' como 'instruir.
Como término de índole general, hagadá designa un conjunto de narraciones de la
tradición oral hebrea, así también como textos literarios hebreos de naturaleza no
legalista, provenientes a veces de debates y escritos rabínicos ( Talmud) y entre los que

4
se incluyen cuentos, leyendas, parábolas, y otras tantas narraciones que pueden hacer
referencia a la historia y/o la astronomía.
La Hagadá se ocupa de aquellos asuntos inefables entre el Hombre con Dios, con su
prójimo y con el mundo.
La hagadá da la visión de los propósitos de vivir.
Es la hagadá la que se preocupa de mantener el foco en hacer un cambio en quien hace la
acción, que el propósito de la observancia es hacernos alcanzar metas espirituales.
La hagadá trata con lo que no se puede medir, con los aspectos internos de la vida,
diciéndonos cómo debemos pensar y sentir, cómo en vez de cuánto debemos hacer para
cumplir con nuestros deberes, la manera, no sólo el contenido es importante.

Un ejemplo de hagadá y halajá lo tenemos en la explicación de Yeshua cuando explica


acerca del tema del adulterio.

Mat 5.27-30
27 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio (torah). 28 Pero yo os digo que
cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón
(hagadá). 29 Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti;
pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado
al infierno (halajá). 30 Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti;
pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado
al infierno (halajá).

Mat 23.1-4
1 Entonces habló Yeshua a la gente y a sus discípulos, diciendo: 2 En la cátedra de
Moisés se sientan los escribas y los fariseos. 3 Así que, todo lo que os digan que
guardéis (halajá), guardadlo y hacedlo (hagadá); mas no hagáis conforme a sus obras
(hagadá), porque dicen, y no hacen. 4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar
(halajá), y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo
quieren moverlas (hagadá).

La versión Codigo Real de esta porción de Mateo dice:


1 Entonces habló Yeshua a la gente y a sus talmidim, diciendo: 2 En la cátedra de Moisés
se sientan los escribas (soferim) y los fariseos (perushim). 3 todo cuanto ha dicho Moisés,
guardadlo y hacedlo, pero las interpretaciones que ellos hacen de estos mandamientos
(halajá), no los sigáis ni tampoco imitéis sus obras (hagadá), porque ellos dicen mucho y
no hacen nada. 4 Pues declaran permitidas muchas cosas que son una carga imposible
de llevar sobre los hombros del pueblo (Halajá) mientras que ellos mismos ni con un dedo
tienen la intención de guardarlas (hagadá).

La imagen inferior es la Hagadá Barcelona, manuscrito hebreo miniado, 1350, fol. 30v:
"Esclavos fuimos de Faraón en Egipto ..."era leída en Sefarad durante el Séder de Pésaj.

5
iii) Yeshua y la controversia con las sectas de su tiempo

Mat 16.5-12
5 Cuando llegaron a la otra orilla, los discípulos habían olvidado llevar panes. 6 Yeshua
les dijo: Cuidaos y guardaos de la levadura de los fariseos (perushim) y saduceos
(Tzedokim). 7 Ellos entonces razonaban entre sí, diciendo: Es porque no trajimos panes.
8 Sabiéndolo Yeshua, dijo: ¿Qué estáis hablando entre vosotros, oh faltos de fe, de que
no tenéis panes? 9 ¿No entendéis aún? ¿No recordáis los cinco panes de los cinco mil, y
cuántos cestos recogisteis? 10 ¿Ni los siete panes de los cuatro mil, y cuántas canastas
recogisteis? 11 ¿No entendéis que no os hablo acerca de panes, sino de guardaros de la
levadura de los fariseos y saduceos? 12 Entonces entendieron que no les decía que se
guardaran de la levadura de los panes, sino de las interpretaciones de la Torah (halajá)
dadas como enseñanza por los fariseos y saduceos.

Los siguientes son tan solo unos poquísimos ejemplos de las controversias que mantuvo
Yeshua con fariseos, saduceos y escribas, con el antecedente que la controversia y el
debate es una manera de la cultura hebrea y/o judía para el estudio de las Escrituras.

6
Arrepentimiento, Ofrendas y Sacrificios
Los saduceos decían que Todo sacrificio debe ser llevado al Templo para obtener
perdón, no había necesidad de arrepentimiento.
Los fariseos decían que primero debían arrepentirse y luego traer la ofrenda.
Yeshua dijo “Si traes ofrenda y te acuerdas que tienes algo contra tu hermano, ve primero
y haz las paces” (Mat 5.23-24). Es decir aplicó una halajá farisea.
Mat 15.5-6
5 Pero vosotros decís: Cualquiera que diga al padre o a la madre: Es Corbán todo aquello
con que pudiera ayudarte, 6 de ningún modo tendrá que honrar a su padre. Así habéis
invalidado la palabra de Dios por vuestra tradición.

Diezmos
Mat 23:23
¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que diezmáis la menta, el eneldo y el
comino, pero dejasteis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto
era necesario hacer sin dejar aquello.

Los saduceos decían que el cien por ciento de los diezmos debía ir al Templo, en cambio
los fariseos decían que los diezmos debían ir a la comunidad y no al Templo; también
había una tercera posición, la de los esenios que decían que no se debía dar el diezmo
sino el cien por ciento de los bienes.
Al joven rico, Yeshua le pidió el cien por ciento de los bienes, es decir aplicó el principio
esenio, tal como lo hizo Zaqueo.

Mat 19.16-21
16 Y he aquí, acercándose uno, le dijo: Maestro, ¿qué cosa buena haría yo para tener
vida eterna? 17 Entonces Él le dijo: ¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno
solo es el bueno; pero si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. 18 Le dice:
¿Cuáles? Y Yeshua dijo: Lo de no matarás, no adulterarás, no hurtarás, no dirás falso
testimonio, 19 honra al padre y a la madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo. 20 Le
dice el joven: Todas estas cosas guardé, ¿qué más me falta? 21 Yeshua le dijo: Ya que
quieres ser perfecto, anda, vende tus posesiones y da a los pobres, y tendrás un tesoro
en los cielos, y ven, sígueme.

Resurrección y Vida eterna


Los saduceos no creían en la resurrección ni en la vida eterna, ellos tenían la
interpretación literal (peshat) de la torah y decían “del polvo eres y al polvo volverás”, los
saduceos, solo usaban la torah de Moisés (Pentateuco), el equivalente actual son los
karaítas.

Mat 22.23-33
23 En aquel día se le acercaron unos saduceos que dicen que no hay resurrección), y le
preguntaron, 24 diciendo: Maestro (rabí, rabino), Moisés dijo: Si alguno muere sin tener
hijos, su hermano se casará con la mujer de él, y levantará descendencia a su hermano.
25 Ahora bien, había entre nosotros siete hermanos, y el primero murió después de
casarse, y no teniendo descendencia, dejó su mujer a su hermano. 26 De la misma
manera, también el segundo, y el tercero, así hasta los siete; 27 al final de todos, murió la
mujer. 28 En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será mujer? Porque todos la

7
tuvieron. 29 Entonces, respondiendo Yeshua, les dijo: por vivir desconociendo la Torah y
el poder de dios es que erráis 30 porque en la resurrección, no se casan ni se dan en
casamiento, sino que son como los ángeles en el cielo. 31 Pero acerca de la resurrección
de los muertos, ¿no leísteis lo dicho por Dios a vosotros, cuando dice: 32 Yo soy el Dios
de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob? No es Dios de muertos, sino de
vivos. 33 Y las multitudes, oyéndolo, se maravillaban de su explicación de la torah (halajá,
doctrina).

Mat 16.1-4
1 Luego, algunos Perushim (de la casa de Shammai) y Tzedukim vinieron para tenderle
una trampa a Yeshúa, pidiéndole que les mostrara alguna señal milagrosa del Cielo. 2
Pero su respuesta fue: ("Cuando es por la tarde, ustedes dicen: 'Va a hacer buen tiempo,'
porque el cielo está rojo; 3 y por la mañana, dicen: 'Habrá tormenta hoy,' porque el cielo
está rojo y nublado. ¡Ustedes saben interpretar la apariencia del cielo, pero no saben
interpretar las señales de los tiempos!) 4 Una generación que ignora la torah y se vuelve
malvada demanda una señal milagrosa del cielo, pero ninguna señal de esta clsse les
será dada, excepto la señal de Jonás el profeta. Y dejándolos con la palabra en la boca,
continuó su camino.

Los esenios, tenían una idea apocalíptica del fin del mundo, los fariseos si creían en la
resurrección y en la vida eterna.

Pablo era fariseo de fariseos y el predica la resurrección de los muertos y la resurrección


de Yeshua.

Hechos 23.7-9
7 Cuando dijo esto, se produjo un altercado entre los fariseos y los saduceos, y la
asamblea se dividió. 8 Porque los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni
espíritu, más los fariseos creen todo esto. 9 Se produjo entonces un gran alboroto; y
levantándose algunos de los escribas del grupo de los fariseos, discutían
acaloradamente, diciendo: No encontramos nada malo en este hombre; pero ¿y si un
espíritu o un ángel le ha hablado?.
1Cor 15.12-14
12 Ahora bien, si se predica que Yeshúa ha resucitado de entre los muertos, ¿cómo dicen
algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? 13 Y si no hay resurrección
de muertos, entonces ni siquiera Yeshua ha resucitado; 14 y si Yeshua no ha resucitado,
vana es entonces nuestra predicación, y vana también vuestra fe.

La venida del Mashiaj


Los saduceos no creían en el Mashiaj, porque estudiaban sólo la Torah; además la idea
de un Mashiaj que venía a instaurar el reino ponía en peligro sus intereses porque eran
aliados de Roma y disfrutaban de los beneficios de la administración del templo; por eso
Yeshua dijo que la casa de oración la han convertido en cueva de ladrones, en una clara
alusión a los saduceos.
Terminaron influenciados por la filosofía aristotélica.
Los fariseos en cambio creían en el Mashiaj que venía a derribar todo el sistema corrupto
sacerdotal y a instaurar el reino de Israel.

8
Los que le preguntaron a Yeshua cuando iban a instaurar el reino eran fariseos y zelotes
que era el partido político ultranacionalista.
Tanto es así que entre el 6 AEC y 66 EC, Roma crucificó a 34 mashiaj, ellos creían en un
mashiaj como un caudillo militar. Por eso Yeshua les pregunto quién es el hijo del
hombre.
Ejemplo de esta creencia la tenemos con la profeta Ana y Siméon en el templo.

Luc 2.21-38
21 Al octavo día, cuando era el tiempo para su brit-milah, le fue dado el Nombre de
Yeshúa, que es como el malaj le llamó antes de su concepción. 22 Cuando llegó el
tiempo de la purificación, de acuerdo a la Toráh de Moisés, le trajeron a Yerushalayim
para presentarlo a YHVH. 23 (Tal como está escrito en la Toráh de YHVH: "Todo
primogénito varón será dedicado a YHVH" [Ex 13:2, 12, 15] , 24 y también para ofrecer
sacrificios: Un par de palomas o dos pichones jóvenes,[Le 12:8] según requerido por la
Toráh de YHVH. 25 Había en Yerushalayim un hombre llamado Shimeon. Este hombre
era un tzaddik, devoto, aguardaba ansiosamente la restauración de Yisra'el, y el Ruaj
HaKodesh estaba sobre él. 26 Le había sido revelado por el Ruaj HaKodesh que no
moriría antes de haber visto al Mashíaj de YHVH. 27 Movido por el Ruaj, fue a los patios
del Templo; y cuando los padres trajeron al niño Yeshúa para dar cumplimiento a los
requerimientos de la Toráh, 28 Shimeon le tomó en los brazos, pronunció una berajah a
YHVH, diciendo: 29 "Ahora, YHVH, de acuerdo con tu palabra, tu siervo está en Shalom,
para cuando le quieras despedir; 30 porque he visto con mis propios ojos Tu yesha 31 la
cual has preparado en presencia de todos los pueblos; 32 una luz que traerá revelación a
los Goyim y gloría a tu pueblo Yisra'el." 33 El padre y la madre de Yeshúa estaban
maravillados con las cosas que Shimeon decía de El. 34 Shimeon les bendijo, y dijo a
Miryam la madre del niño: "Este niño provocará a muchos en Yisra'el a caer o levantarse,
se convertirá en una señal la cual la gente contradecirá; 35 además, una espada también
atravesará tu propio corazón. Todo esto sucederá para revelar los pensamientos más
profundos de los corazones mucha gente." 36 Había también un profetiza llamada Janah
Bat-Penuel, de la tribu de Asher. Era una mujer muy anciana; y había vivido con su
esposo siete años desde su matrimonio, 37 y desde entonces permaneció viuda; ahora
tenía ochenta y cuatro años. Nunca se apartó de los terrenos del Templo, sino que
adoraba allí noche y día ayunando y orando. 38 En ese momento ella pasó y comenzó a
dar gracias a , y a hablar acerca del niño con todos los que esperaban la liberación de
Yerushalayim.

También vemos este pensamiento farisaico de la destrucción del sistema sacerdotal


corrupto y del templo en palabras de Yeshua.
Jua 2.19
Yeshua respondió y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

iv) Yeshua y las casas de Hillel y Shammai

Los fariseos del siglo I AEC tenían cientos de escuelas halajicas, tanto de la casa de Hillel
como la de la casa de Shamai; desde el siglo I AEC dos escuelas rabínicas ejercieron
gran influencia en la enseñanza e interpretación de la Torah; Yeshua tenía sus

9
controversias con las enseñanzas de estas casas, especialmente con la casa de
Shammai que era de línea muy dura.
Veremos algunas posiciones de Yeshua con respecto a estas dos casas de enseñanza.

Enfermos en Shabat
La casa de Hillel decía que el shabat fue dado para el hombre, no el hombre para shabat;
por tanto si había un enfermo podía buscar un médico.
La casa de Shammai decía que si hay un enfermo en shabat, podía morirse, que no se
podía cambiar la voluntad divina y por lo tanto, no se podía buscar un médico en shabat
ya que la torah estaba sobre la vida del hombre.
Yeshua en este aspecto tenía una posición cercana a Hillel, pero fue más allá.

Mar 2:27
Entonces, dijo a ellos: "El Shabbat fue hecho para la humanidad, no la humanidad para el
Shabbat;

Los rabinos añadieron 39 tipos de trabajos (malajot) que no podía realizarse en shabat,
hicieron estas 39 subcategorías añadidas prohibidas en Shabbat. Esto es "Tradición de
los Ancianos," y es añadir a la Toráh.

Mat 12.9-12
9 Saliendo de ese lugar fue a la sinagoga. 10 Había allí un hombre con una mano seca.
Buscando una razón para acusarlo de algo, ellos le preguntaron (los de la casa de
Shammai): "¿Es permitido sanar en Shabbat?" 11 Pero El contestó: "Si ustedes tienen
una oveja que se cae en un pozo en Shabbat, ¿quién de ustedes no la agarra, y la saca?
12 ¡Cuánto mucho más valioso es un hombre que una oveja! Por lo tanto, lo que es
permitido en Shabbat es hacer el bien."

El divorcio
Hillel decía si tu cocina mal, puedes divorciarte, en cambio los de la casa de Shammai
decían que el divorcio puede ser sólo en caso de fornicación, José el esposo de Miriam,
aplicó esta norma de Shammai cuando no abandonó a ella al enterarse de que estaba
embarazada y esto fue por revelación de un ángel (Mat 1.18-25); cuando fueron a ponerle
una trampa al preguntarle si era lícito divorciarse por cualquier causa, ya sabemos que
escuela fue la que preguntó esto.

Mat 19.3-9
3 Y se acercaron a Él unos fariseos para tentarlo, diciendo: ¿Es lícito que un hombre
repudie a su mujer por cualquier causa? 4 Él respondió y dijo: ¿No leísteis que el que los
creó, desde el principio los hizo varón y hembra? 5 Y dijo: Por esto dejará el hombre al
padre y a la madre, y se unirá a su mujer, y vendrán a ser los dos una sola carne. 6 Así
que ya no son dos, sino una sola carne. Por tanto, lo que Dios unció al mismo yugo no lo
separe un hombre. 7 Le dicen: ¿Por qué pues Moisés mandó dar carta de divorcio, y
repudiar? 8 Les dice: Por la dureza de vuestro corazón os permitió Moisés repudiar a
vuestras mujeres, pero desde un principio no fue así. 9 Y os digo que cualquiera que
repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera.

10