Sei sulla pagina 1di 203

FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

MISIÓN Y VISIÓN DE LA UMED

MISIÓN
Somos una institución fundada en los principios de la modalidad abierta
a distancia, que contribuye a la socialización de la educación superior
satisfaciendo las necesidades de formación profesional y mejora en la
calidad de vida de aquellos sectores de la población que no pueden
participar en un sistema escolarizado, mediante la conducción del
aprendizaje sustentado en valores éticos, metodologías, tecnologías de
vanguardia y servicios administrativos de calidad.

VISIÓN
Ser una institución educativa con alto reconocimiento social por su
liderazgo en la educación abierta a distancia tanto nacional como
internacional, comprometida con el desarrollo armónico de la sociedad
al proveerla de profesionales con sentido creativo, innovador y
humanista, que participen competitivamente en la solución de las
necesidades del entorno.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

Primera Edición. 2008

Copyright © 2008
Por Jorge Francisco Castro Muñoz
Cuernavaca, Morelos.

Los derechos de esta obra son propiedad de:


Fundación Morelense de Investigación y Cultura, S.C.
Coronel Ahumada Nº 33 Col. Lomas del Mirador
62350 Cuernavaca, Morelos, México.

Queda hecho el depósito que marca la Ley.

Derechos Reservados.

Impreso en México.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

FUNDACIÓN MORELENSE DE

INVESTIGACIÓN Y CULTURA, S. C.

UNIVERSIDAD MEXICANA

DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

GUÍA DE AUTOESTUDIO

DELITOS EN PARTICULAR I

LICENCIADO JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

ÍNDICE
Pág.

I. INTRODUCCIÓN.................................................................... 7

II. INSTRUCCIONES DE MANEJO............................................ 9

III. OBJETIVO GENERAL............................................................ 11

IV. CONTENIDO TEMÁTICO...................................................... 13

UNIDAD I
DELITOS CONTRA LA VIDA..................................................... 15

UNIDAD II
DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD CORPORAL.................. 57

UNIDAD III
DELITOS CONTRA LAS PERSONAS EN SU
PATRIMONIO.…......................................................................… 89

V. GLOSARIO........................................................................... 197

VI. BIBLIOGRAFÍA BÁSICA...................................................... 205

VII. ACTIVIDADES DE APLICACIÓN........................................ 206

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

I. INTRODUCCIÓN

Una de las instituciones de estudio en que se divide el Derecho Penal,


lo es el estudio de los Delitos en Particular. La presente materia es de
gran importancia para el estudiante de la licenciatura en Derecho, toda
vez que le permite analizar detalladamente cada una de las figuras
típicas a partir de los conocimientos previos en introducción al Derecho
Penal y en especial el dominio de la Teoría Jurídica del Delito.

Analizar cada una de las figuras típicas que se revisarán en ésta


materia, no sólo desde la legislación sustantiva penal, sino en especial
a partir de la teoría del delito, permite al participante comprender cada
delito en particular desde el planteamiento legislativo y, sobretodo
desde la naturaleza jurídica de cada uno de los ilícitos estudiados. Lo
cual no solamente le capacita para un desarrollo profesional en materia
penal con el dominio de cada delito en particular, sino que también lo
instrumenta para realizar el estudio de cualquier figura típica de manera
específica, comprendiendo los elementos de cada uno de los delitos,
sus tipos básicos y complementados, la conducta desplegada para la
comisión de unos y otros delitos, así como los posibles aspectos
inherentes a cada ilícito.

En la presente materia se revisarán y analizarán a profundidad los


delitos contra la vida, contra la integridad física o corporal y los delitos
contra el patrimonio. Clasificación que atiende al estudio de los ilícitos
que mayormente se presentan en la sociedad y, que a través de su
análisis y comprensión, permiten al participante, no sólo el dominio
teórico de cada delito, sino quizá más importante, su comprensión para
enfrentarlos en su desempeño como profesional del Derecho.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

II. INSTRUCCIONES DE MANEJO

Siguiendo los lineamientos del material preparado por la institución, en


esta Guía de Delitos en Particular I se incluyen:

a) Unidades. (3)
b) Glosario.
c) Bibliografía.
d) Actividades de Aplicación.

Cada una de las unidades comprende:

- Presentación.
- Objetivo de la Unidad.
- Contenido.
- Autoevaluación.
- Cuadro Resumen.

Atendiendo a lo anterior y a efecto de lograr óptimos desarrollo y


aprendizaje de la materia de Delitos en Particular I, es recomendable
explicar al alumno la manera de utilizar la presente Guía de
Autoestudio:

En primer término deberá leer el Índice con la finalidad de observar


tanto el contenido de la materia como la estructuración del material a
efecto de que el participante organice su desarrollo y aprendizaje.

En segundo lugar analizará cada una de las partes en que se divide a


fin de familiarizarse con la Guía.

A continuación, iniciará en el estudio de cada una de las Unidades,


mismas que incluyen subtemas que deberá analizar el participante,
avanzando de acuerdo a sus posibilidades y siguiendo en todo
momento las lecturas sugeridas a efecto de una mayor comprensión de
lo estudiado.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

10

La evaluación de cada Unidad se realizará a través de un cuestionario


de Autoevaluación con preguntas elaboradas a partir del material
contenido en la Guía de Autoestudio, así como en la bibliografía básica.

Reviste particular importancia que el participante conforma avanza en


el estudio de la materia, además de realizar las lecturas y
autoevaluación de cada Unidad, desarrolle los ejercicios sugeridos en
las Actividades de Aplicación. Lo anterior toda vez que la utilidad que
esto le reportará es no sólo para ampliar sus conocimientos, sino para
consolidar los mismos, ya que a través de la realización de éstas,
logrará adquirir paulatinamente el criterio jurídico indispensable para
alcanzar el objetivo general de la materia.

Al finalizar el desarrollo del Contenido Temático, se incluye un Glosario


cuya finalidad es que el alumno lo consulte en caso necesario, para en
esa medida, consolidar y sentar claramente aquellos conceptos más
usuales contenidos en el curso.

En la elaboración de la presente Guía de Autoestudio se tomaron como


Textos básicos los siguientes:

Amuchategui Requena, Irma Griselda. “Derecho Penal”. Editorial


Oxford. México. 2006.

González de la Vega, Francisco. “Derecho Penal Mexicano. Los


delitos”. Editorial Porrúa. México. 1998.

Jiménez Huerta, Mariano. “Derecho Penal Mexicano”. Tomo II y Tomo


IV. Editorial Porrúa. México 2003.

López Betancourt, Eduardo. “Delitos en Particular”. Tomo I. Editorial


Porrúa. México. 2002.

Leyes.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

11

III. OBJETIVO GENERAL

DISTINGUIRÁ Y EXPLICARÁ LOS DELITOS

CONTRA LA VIDA HUMANA, LA INTEGRIDAD

CORORAL Y LOS PATRIMONIALES DENTRO DE

LA LEGISLACIÓN PENAL VIGENTE EN

NUESTRO PAÍS. ANALIZARÁ Y PRECISARÁ LA

IMPORTANCIA JURÍDICA DE ESTA

CLASIFICACIÓN.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

13

IV. CONTENIDO TEMÁTICO

UNIDAD I
DELITOS CONTRA LA VIDA

I.1. El hecho y ausencia de conducta.


I.2. Tipo y atipicidad.
I.3. Tipos especiales.
I.4. Tipos complementados, circunstanciados
y subordinados (identidad con el delito de
lesiones).
I.5. Culpabilidad y las causas de inculpabilidad.
I.6. Punibilidad.

Autoevaluación. Cuadro Resumen.

UNIDAD II
DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD CORPORAL

II.1. El hecho y ausencia de conducta.


II.2. Tipo y atipicidad.
II.3. Culpabilidad.
II.4. Punibilidad.

Autoevaluación. Cuadro Resumen.

UNIDAD III
DELITOS CONTRA LAS PERSONAS EN SU
PATRIMONIO

III.1. Delito de robo.


III.2. Delito de abuso de confianza.
III.3. Delito de fraude.
III.4. Delito de despojo.
III.5. Delito de daño en propiedad ajena.

Autoevaluación. Cuadro Resumen.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

15

UNIDAD I

DELITOS CONTRA LA VIDA

PRESENTACIÓN

Los delitos contra la vida del individuo, son sino los más, si de los más
graves que protege la norma jurídica penal, toda vez que la vida es el
bien jurídico de mayor trascendencia no sólo para el individuo en
particular, sino para la sociedad en general.

La protección a la vida es uno de los rubros que mayor interés reviste


en la protección de conductas delictivas, atendiendo a la afectación que
su comisión representa para el adecuado desempeño de la sociedad.
Estos delitos no solamente violentan el bien de mayor importancia para
el individuo, sino que ante la comisión de los mismos, la sociedad se
vulnera en la percepción de la seguridad de la sociedad en la que se
desenvuelve.

Los delitos en contra de la vida, abarcan no solamente el delito de


homicidio en sus diversas modalidades o hipótesis típicas, tales como
el homicidio doloso, culposo, simple, calificado, en razón de parentesco
y con tipos especiales, también incluyen la protección de la vida antes
del nacimiento, como lo es el caso del aborto punible, el cual se
analizará en la presente unidad y, se incluye en el mismo sentido el
análisis de la participación en el suicidio en sus diversas formas
comisivas. Se hace mención que en la presente obra se considerará el
estudio de los diversos delitos a partir de la doctrina y de las
legislaciones Sustantivas Penales Federal, para el Distrito Federal y, la
propia del Estado de Morelos, atendiendo a la importancia que reviste
el estudio de las diferentes modalidades típicas abordadas en las
diversas legislaciones punitivas.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

16

Al finalizar esta Unidad, el alumno tendrá como:

Objetivo

Conocer y distinguir las características


generales y especiales de los delitos contra la
vida, destacando su naturaleza jurídica y
clasificación legal.

CONTENIDO

I.1. El hecho y ausencia de conducta.


I.2. Tipo y atipicidad.
I.3. Tipos especiales.
I.4. Tipos complementados, circunstanciados
y subordinados (identidad con el delito de
lesiones).
I.5. Culpabilidad y las causas de inculpabilidad.
I.6. Punibilidad.

Autoevaluación. Cuadro Resumen.

I.1. El hecho y ausencia de conducta.

Los tipos penales BÁSICOS referidos a los delitos contra la vida,


atienden como se ha mencionado al bien jurídico tutelado por la norma
jurídica penal en éstos delitos, a saber, la vida. Ahora bien, en los
diferentes cuerpos normativos vigentes, se establecen diversas
hipótesis típicas para los delitos contra la vida, dentro de los que se
contemplan principalmente, están, los tipos penales de:

a) HOMICIDIO.
b) ABORTO.
c) PARTICIPACIÓN EN EL SUICIDIO.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

17

Cabe señalar que con independencia de los tipos básicos de los delitos
antes indicados, también en las Leyes Sustantivas Penales se
establecen para cada uno de estos, sus correspondientes tipos
ESPECIALES, así como tipos complementados, circunstanciados y
subordinados, los cuales se analizarán posteriormente y, en el mismo
orden de ideas, se revisarán la culpabilidad y, en su caso, las causas
de inculpabilidad que desde luego determinan la penalidad
correspondiente a cada uno de los tipos penales.

Para efectos didácticos y en busca de lograr aprendizajes significativos,


se dividirá el estudio de cada uno de los tipos penales, básicos y
especiales, partiendo de la definición doctrinal de cada ilícito, la noción
legal de cada uno, sus elementos típicos a partir de la teoría jurídica del
delito, incluyendo las modalidades de comisión, su punibilidad y
posteriormente se revisar para cada delito, las diligencias básicas con
las cuales el titular de la acción penal acreditará el cuerpo del delito y la
probable responsabilidad en la comisión de cada delito.

I.2. Tipo y atipicidad.

HOMICIDIO SIMPLE.

El delito de homicidio es el más grave que puede tutelar el legislador,


toda vez que si no se cuenta con la vida, no es factible atribuir demás
bienes jurídicos a proteger por la norma. El homicidio consiste en la
acción de privar de la vida a otra persona, cualesquiera que sean sus
características etarias (de edad), de sexo, raza, condiciones sociales,
económicas, estado de salud o cualquier otra circunstancia. La
conducta típica del homicidio consiste pues, en la privación antijurídica
de la vida a otro ser humano.

Así pues el contenido del Artículo 302 del Código Penal Federal
estatuye:

Artículo 302. “Comete el delito de homicidio: el que priva de la vida a


otro”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

18

Como puede advertirse en el numeral trascrito, el legislador no


establece ninguna característica específica a la conducta típica de
homicidio, más que la privación de la vida, por una causa externa y
dejando abierto el elemento moral o subjetivo de la culpabilidad, ya sea
con dolo o culpa. Pero en todo caso, el núcleo del tipo es precisamente
privar de la vida a un ser humano.

Es conveniente distinguir que conjuntamente con el tipo penal de


homicidio simple, la legislación prevé distintas hipótesis típicas de
homicidio, tales como el homicidio en razón de parentesco (Parricidio,
infanticidio, uxoricidio, etcétera), el culposo, el calificado, en riña, entre
otros, no obstante los mismos se desarrollarán en el apartado de los
tipos especiales, así como los referentes a los tipos complementados,
circunstanciados y subordinados y, el presente punto se ajustará al
análisis del tipo básico y de la atipicidad en su caso.

Por cuanto hace a la naturaleza jurídica y análisis del delito de


homicidio, se tiene que éste delito atendiendo a su ordenación
metodológica es un tipo básico o fundamental, por su composición es
normal, por la conducta puede ser de acción o de comisión por omisión,
por el resultado es material, por el daño es un delito de lesión o de
daño, por su duración es instantáneo, de estructura simple,
unisubsistente por el número de actos de la conducta y unisubjetivo por
el número de sujetos, por su procedibilidad es un delito de oficio, de
formulación libre o amplia y autónomo o independiente.

Por cuanto hace al sujeto activo de la conducta típica de homicidio


simple, la ley no exige calidad alguna, por lo cual es genérico sin
importar ninguna característica más que la de la imputabilidad. Por
cuanto hace al sujeto pasivo del ilícito, también lo es cualquier persona
física y, aunque el mismo ordenamiento es omiso al respecto, es
comprensible que la vida que se priva en el homicidio es la vida
humana perteneciente a una persona física, toda vez que las personas
morales no tienen vida, sino existencia jurídica.

El objeto material de éste delito será en todo caso la persona física


sobre la que recae la conducta dañosa y se puede identificar con el

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

19

cadáver de la persona que tenía la vida previo a la comisión del injusto.


A su vez el objeto jurídico que protege la ley o bien jurídicamente
tutelado es desde luego la vida humana.

En el delito de homicidio simple no se precisa en la descripción típica


los medios o formas de ejecución para la comisión del delito, toda vez
que la conducta típica puede realizarse ya sea por acción o por
omisión, y dentro de los diversos medios de ejecución se tendrán los
más diversos, tales como medios físicos, químicos, mecánicos,
biológicos o con la utilización de instrumentos o personas diversas
como los inimputables, situación ésta última ante la cual habrán de
revisarse los diversos grados de responsabilidad que prevé la propia
ley penal. Por cuanto a los medios psicológicos que se pudieran utilizar
para producir la privación de la vida a otro, conviene ser cautelosos
atendiendo a que si bien es cierto que se puede “matar a alguien” a
través de enojos o sustos, tomando en consideración el estado de
salud alterado previo a la comisión de la conducta tendiente a privar de
la vida, debe quedar en éstos supuestos, plenamente establecido el
nexo causal entre la conducta y el resultado típico, para lo cual es de
utilidad estudios médico forenses y criminalísticos en busca de esa
vinculación necesaria entre la conducta y el resultado.

Conviene recordar que el nexo causal entre la conducta típica y el


resultado es precisamente el ligamen que una a la conducta con el
resultado típico a través de un nexo material que una a una con el otro.
Por lo cual debe quedar perfectamente establecido que el resultado en
el delito de homicidio, es decir, la privación de la vida, debe ser
precisamente ocasionada o derivada de la conducta tendiente a la
producción de dicho resultado.

En el Código Penal Federal, específicamente en el contenido de los


artículos 303, 304 y 305, se establece la existencia del nexo causal en
los dos primeros y en el último la no existencia de dicho nexo.
Considera dicho ordenamiento que las lesiones serán consideradas
mortales en las siguientes hipótesis:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

20

a) Que la muerte se deba a alteraciones causadas por la lesión en


el órgano interesado a consecuencias inmediatas o a una
complicación determinada por la lesión que no se pudo combatir
por ser incurable o por carecer de los recursos necesarios.
b) Al encontrarse el cadáver, dos peritos declaren después de la
necropsia que la lesión fue mortal.
c) No se encuentre el cadáver o no se haga la necropsia y dos
peritos declaren que la muerte fue resultado de las lesiones
inferidas.

AsImismo, la lesión se tendrá como mortal aunque se pruebe que se


hubiera evitado la muerte con auxilios oportunos, que la lesión no
habría sido mortal en otra persona y, que fue a causa de la constitución
física de la víctima o de las circunstancias en las cuales recibió la
lesión.

Mientras que se considera que no existe nexo causal, es decir, que la


lesión no es considerada como mortal, aunque muera quién la recibió,
en los siguientes casos:

a) Cuando la muerte sea resultado de una causa anterior a la


lesión y sobre la cual ésta no haya influido, y
b) Cuando la víctima se hubiere agravado por causas posteriores,
tales como medicamentos nocivos, operaciones quirúrgicas mal
practicadas o con consecuencias negativas, exceso o
imprudencias del paciente o de quienes lo rodearon y asistieron.

No obstante lo anterior, antes de las reformas penales de enero de


1994, se establecía para la existencia o presencia del nexo causal, la
exigencia de una temporalidad de 60 y hasta 90 días transcurridos
entre el momento de producirse la lesión y la muerte del lesionado y,
aunque algunas legislaciones todavía siguen dicho criterio, la mayoría
de los códigos penales ha dejado dicho criterio de lado.

Tomando en consideración que en el homicidio el resultado típico


derivado de la conducta será la privación de la vida, en el momento del
cese de la vida humana se tendrá por consumado el delito y cuando no

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

21

sea producido tal resultado típico, será factible que se cometa el delito
en grado de tentativa, con la diversa punibilidad aplicable a dichas
formas de comisión.

El delito de homicidio siempre y cuando no sea cometido o derivado de


un hecho fortuito, y en atención al elemento subjetivo de éste ilícito, se
presumirá la comisión dolosa, aunque se admite desde luego la forma
culposa de comisión.

La ausencia de conducta o aspecto negativo de la misma, es factible


que se pueda presentar en el delito de homicidio, pudiendo existir la vis
mayor, la vis absoluta, la hipnosis, los actos reflejos, el sueño y el
sonambulismo y, en tales casos, desde luego que no existirá delito, ya
que aunque exista el resultado, consistente en la privación de la visa,
no existen los elementos de la conducta, tales como la voluntad o el
conocimiento de la misma y, desde luego, que pueden
actualizarse alguna de las causas excluyentes de incriminación o
causas de justificación. Así mismo, cuando la conducta no encuadre
con exactitud en la descripción legal típica, careciendo de algunos de
los elementos objetivos, subjetivos o normativos para su integración,
estaremos ante un caso de atipicidad y, por ende no existirá el delito.
Un ejemplo claro de esta figura sería el caso del suicidio o mal
conocido como homicidio atípico, en el cual al recaer el sujeto activo y
pasivo de la conducta en la misma persona, faltarían los presupuestos
generales de delito por ende adolecería de existencia.

Por último, cabe destacar que la antijuridicidad en el homicidio, al estar


previsto en la norma jurídica la tutela a la vida y, privarse de la misma a
otra persona, se estará contraviniendo con lo previsto en ley y por
consecuencia dicho hecho será contrario al derecho, siempre y cuando
no exista alguna de las causas de justificación o licitud para el hecho,
tales como la legítima defensa, el estado de necesidad, el cumplimiento
de un deber y el ejercicio de un derecho, que eliminarían el elemento
antijurídico de la conducta y por consecuencia no sería penalmente
reprochable.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

22

Destaca por cuanto al estudio típico del homicidio simple, que en


legislaciones penales locales, tales como el Código Penal del Estado
de Morelos, junto con la descripción de la conducta típica, se establece
en el mismo ordenamiento las sanciones o penalidad aplicables que
además de la corporal, incluye la pecuniaria, en términos de:

Artículo 106. “Al que prive de la vida a otro se le impondrán de quince a


treinta años de prisión y de quinientos a diez mil días multa”.

En el mismo sentido se establece en el contenido normativo del Código


Penal para el Distrito Federal:

Artículo 124. “Al que prive de la vida a otro se le impondrán de ocho a


veinte años de prisión”.

ABORTO SIMPLE

El tipo penal para el delito de aborto, particularmente a partir de las


reformas de abril de 2007 del Código Penal para el Distrito Federal, ha
constituido hoy como siempre una de las conductas delictivas de mayor
polémica en diversos ámbitos como el jurídico, moral y social, y
atendiendo a ello es que es conveniente su análisis minucioso en el
marco de estudio de los delitos en particular.

En el Código Penal Federal se establece de manera puntual en el


artículo 329 que: “Aborto es la muerte del producto de la preñez en
cualquier momento de la concepción”.

Por su parte el Código Penal para el Distrito Federal, estatuye en su


artículo 144 reformado en abril de 2007, que: “Aborto es la interrupción
del embarazo después de la décima segunda semana de gestación”, y
continúa sosteniendo en su segundo párrafo que “Para los efectos de
este Código, el embarazo es la parte del proceso de la reproducción
humana que comienza con la implantación del embrión en el
endometrio”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

23

A su vez, la mayoría de las legislaciones locales como lo es el Código


Penal para el Estado de Morelos, dispone en su artículo 155: “Al que
diere muerte al producto de la concepción en cualquier momento del
embarazo sea cual fuere el medio que empleare, se le aplicarán: …” y
señala diversas sanciones de conformidad con la modalidad típica de
que se trate.

Tal y como puede apreciarse de diversos tipos penales contenidos en


los cuerpos normativos penales de nuestro país, encontramos
posiciones de similitud y diferencia en la conducta típica del aborto. En
todas las legislaciones penales, se tutela la vida del producto del
embarazo como proceso fisiológico de la reproducción, ya sea referido
como preñez o embarazo y, en lo que si encuentran serias
discrepancias lo seria en la característica temporal de la interrupción
del embarazo, ya sea en cualquier momento del mismo o –como lo es
para la Ley Sustantiva Penal vigente para el Distrito Federal- después
de la décima segunda semana de gestación, cuestión de la
temporalidad que ha puesto en el análisis jurídico por parte de nuestro
Máximo Tribunal, con miras a establecer si dicho precepto constituye o
no una controversia constitucional y existiera la posibilidad de ratificarlo
o modificarlo.

Con independencia del criterio de temporalidad (cualquier momento o


después de la décima segunda semana de gestación), en todo caso el
sujeto activo que comete la conducta de aborto descrita en la Ley penal
como tipo básico lo sería cualquier persona física, al no establecer la
legislación ninguna característica especial, en el tipo básico, no así en
los tipos complementados, subordinados o circunstanciados que se
revisarán más adelante.

Por cuanto hace al sujeto pasivo del aborto, éste por obvias razones
será en todo caso el producto de la concepción, siempre y cuando el
aborto se consuma dentro del término del embarazo, gestación o
preñez. Lo anterior es de importancia ya que de suceder la muerte de
producto una vez concluida la gestación o haber llegado el embarazo a
término, no se estará ante la conducta típica de aborto, será atípica del
mismo, aunque típica para diversa figura tal como el homicidio doloso,

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

24

culposo o en razón de parentesco en su modalidad de infanticidio,


según las características del activo y las hipótesis típicas que se
revisarán posteriormente.

El objeto material del aborto es la persona sobre la que recae el daño


sufrido por la conducta, es decir se identifica al objeto material con el
sujeto pasivo y, en ese orden de ideas se tendrá que el objeto material
del aborto lo es el producto de la concepción (en cualquier momento de
la preñez o después de la décima segunda semana de gestación). Por
su parte el bien jurídico tutelado por la norma penal, en cualquiera de
los casos es la vida en gestación o formación (con las mismas
diferencias temporales descritas) y, aunque la vida del producto es
cierto que depende de la madre, también lo es que aquélla no forma
parte de ésta y por ende la legislación la protege con independencia de
la vida de la madre.

Cabe recordar que por cuanto a los presupuestos de los delitos,


algunos de ellos requieren de ciertos presupuestos especiales e
indispensables para su existencia. En el caso del aborto el requisito
básico o especial para que se produzca, lo es el embarazo previo de la
mujer. El período de gestación, embarazo o preñez, inicia con la
concepción o implantación del producto de la misma en el endometrio
del útero y culmina con el nacimiento y expulsión del producto con vida,
período que normalmente tiene una duración por lo general, de nueve
meses de calendario.

La conducta típica para el delito de aborto, al igual que para el


homicidio, consiste en la privación de la vida, específicamente la vida
en gestación, pudiendo ser a través de conductas de acción o de
omisión.

Se manifiesta la conducta de acción cuando se realizan determinados


actos materiales tendientes a lograr u obtener el aborto y, la conducta
será de omisión, específicamente de comisión por omisión cuando
mediante abstenciones o “no hacer” se da la privación de la vida del
producto de la gestación.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

25

Existen diversas clasificaciones del tipo de aborto, tales como aborto


genérico, procurado, sufrido, consentido, honoris causa, terapéutico,
culposo, derivado de violación, entre otros, aunque generalmente es
aceptada por la legislación y la doctrina la clasificación en términos de:
Aborto Consentido, Aborto Procurado y Aborto Sufrido.

El aborto consentido es un delito por conducta de acción o de comisión


por omisión, unisubsistente, instantáneo, material, de daño o de lesión,
de ordenación metodológica fundamental o básico, autónomo o
independiente, de formulación libre o amplia, de composición normal, o
anormal en el supuesto del aborto honoris causa estructura simple y
unisubjetivo.

A su vez el aborto procurado es un delito de conducta de acción o de


comisión por omisión, unisubsistente, instantáneo, material, de daño o
lesión, de ordenación metodológica fundamental o básica, autónomo o
independiente, de formulación libre o amplia, de estructura simple,
unisubjetivo y de composición normal, pudiendo darse en el caso de
aborto procurado honoris causa la composición anormal.

Por último el aborto sufrido, es un delito de acción o comisión por


omisión, unisubsistente, instantáneo, material, de daño o lesión, de
ordenación metodológica fundamental o básico, de composición normal
de formulación amplia o libre, estructura simple, unisubjetivo y
autónomo.

Con independencia del tipo penal que se actualice en el aborto el


resultado típico será en todo caso la muerte del producto y en el
supuesto de no sobrevenir ésta, se estará ante el grado de tentativa en
la comisión.

Asimismo, entre la conducta y el resultado típico debe existir el nexo de


causalidad que los vincule y que ocasione que el resultado sea la
consecuencia de la conducta o causa del resultado, debiendo en todo
caso demostrarse la existencia del nexo material entre la conducta y el
resultado.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

26

Cabe mencionar que en el delito de aborto se pueden actualizar desde


luego todos los supuestos de ausencia de conducta, causas de
justificación y de atipicidad, debiendo hacer el análisis detallado tanto
de los hechos probablemente delictivos como de la conducta y el
resultado típico derivado de aquélla.

Lo anterior es de importancia ya que para la tipicidad del aborto, la


conducta debe encuadrar o adecuarse exactamente con la descripción
o abstracción legislativa, así como cumplir con todos los requisitos
señalados y exigidos por el tipo penal; de esta manera, al ocurrir la
muerte, el sujeto pasivo, deberá serlo producto de la gestación y, por
cuanto a la temporalidad está puede darse en cualquier momento del
embarazo o en el caso del Distrito Federal, después de la décima
segunda semana de gestación.

En las diversas hipótesis típicas del delito de aborto que señala la


legislación penal, ha de identificarse que se presenten cada uno de los
elementos típicos que dan vida al delito en sus diversas modalidades.
Tales elementos están, desde luego, contenidos en la descripción que
la propia legislación penal establece para cada uno de los tipos de
aborto.

La antjuridicidad en el aborto es clara al encontrarse previsto este delito


en la legislación penal, sin embargo, admite ciertas causas de
justificación tales como el ejercicio de un derecho en el caso de que el
embarazo sea provocado o derivado de una violación y en los
ocasionados por inseminación artificial no consentida, así como
también en el caso de los abortos eugenésicos, que se refieren a
maniobras abortivas practicadas cuando el producto tiene severas
alteraciones y no sería viable.

También en el supuesto de estado de necesidad se actualiza la causa


de justificación para la práctica del aborto conocido como terapéutico,
en el cual de no provocarse ocasionaría la muerte de la madre y, desde
luego del producto.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

27

PARTICIPACIÓN EN EL SUICIDIO.

El suicidio en sí mismo no es considerado por la ley penal como un


delito, lo que sí protege es la participación que se tenga con la
conducta tendiente a lograr el suicidio. En ese sentido, lo que se
sanciona es pues, la participación que tenga persona diversa en el
suicidio de otro.

El suicidio se ha definido como la autoprivación de la vida, como toda


muerte resultada mediata e inmediatamente de un acto positivo o
negativo. Debe entenderse al suicidio como un comportamiento
intencional autodestructivo realizado por una persona agravada por
diversas causas que lo hacen vulnerable y que se realiza en un
momento dado de la vida y que no se puede impedir, claro está, al
hacer referencia al suicidio consumado.

En diversos contextos culturales y aún religiosos se ha hecho


referencia a la figura del suicidio ya sea con connotaciones positivas,
necesarias o negativas, dependiendo de la ideología que se aborde,
pero en todo caso en materia jurídica, lo que importa es la pérdida de la
vida, pudiendo ser por maniobras producidas por la misma persona,
siempre y cuando exista la posibilidad de que otra persona diversa al
suicidado tenga cierta participación en dicha privación de la vida y, en
ese sentido es que tiene su génesis la figura típica de participación en
el suicidio.

En la legislación penal en relación con la participación en el suicidio, se


encuentran diversas clases de denominaciones dependiendo la forma
de participación, Así se encuentran los delitos de participación en el
suicidio, homicidio consentido, auxilio al suicidio, ayudo o inducción al
suicidio, haciendo referencia en tales casos a diferentes formas
comisivas de participación en el suicidio.

Normalmente la mayoría de las legislaciones penales mexicanas


disponen sendos capítulos dentro del título de los delitos contra la vida
y la integridad física o corporal, para el establecimiento de los tipos
penales de participación al suicidio, no siendo así en la legislación

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

28

penal federal, en donde se establecen las hipótesis típicas dentro del


apartado de las reglas comunes para las lesiones y el homicidio.

Así, en el Código Penal Federal se estatuye en su artículo 312: “El que


prestare auxilio o indujere a otro para que se suicide, será castigado
con la pena de uno a cinco años de prisión; si se lo prestare hasta el
punto de ejecutar él mismo la muerte, la prisión será de cuatro a doce
años”.

Por su parte el Código Penal del Estado de Morelos dispone en el


artículo 112: “Al que induzca a otro a suicidarse, se le impondrán las
sanciones correspondientes al homicidio simple si sobreviene la
muerte. Se aplicarán las sanciones de la tentativa, si la muerte no
ocurre por causas ajenas a la voluntad del inductor”.

Y a su vez, en el Código Penal para el Distrito Federal, se establece en


el primer párrafo del artículo 142: “Al que ayude a otro a que se prive
de la vida, se le impondrá prisión de uno a cinco años, si el suicidio se
consuma. Si el agente prestare el auxilio hasta el punto de ejecutar él
mismo la muerte, la pena aplicable será de cuatro a diez años de
prisión”.

Puede distinguirse en primer término que la hipótesis típica se refiere a


la ayuda al suicidio, en la que tanto el sujeto pasivo como el sujeto
activo son genéricos y sin especificidad alguna requerida. El objeto
material lo es la persona física privada de la vida por el suicidio
consumado y el objeto jurídico, desde luego que lo es la vida. Y
establece claramente como resultado típico la consumación del suicidio
para poder sancionar la conducta que le produce.

Ahora bien, conviene distinguir dentro del delito de Auxilio al suicidio


que el “auxilio” consiste en ayudar al suicida a lograr su propósito de
privarse de la vida, es decir, que en este supuesto el sujeto activo no
induce ni convence al pasivo para que éste se suicide, sino que éste ya
ha tomado la decisión y le solicita o pide ayuda material a otro para que
éste pueda lograr su objetivo de suicidarse (aunque a veces coinciden
ambos comportamientos). La ayuda puede consistir en darle el

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

29

instrumento necesario para quitarse la vida, tal como dar una pistola,
conseguir algún veneno, o en general dar cualquier ayuda material
tendiente a que el sujeto pasivo se suicide.

Un requisito necesario en ésta hipótesis de la ayuda al suicidio no


traspase los límites de un simple auxilio, ya que si el sujeto activo
interviniese directamente a privar la vida del pasivo, se estaría ante un
homicidio consentido.

Por otro lado, también se prevé la hipótesis típica de la Inducción al


suicidio. Entendiendo que la inducción se refiere a una actitud
psicológica que consiste en persuadir o convencer a alguien a cometer
determinada conducta que, en el delito que se desarrolla, lo es
persuadir a otro para privarse de la vida.

Generalmente la inducción se manifiesta como una instigación de


ejercer poder sobre la voluntad de alguien para lograr convencerle de
que se suicide.

A efecto de poder estarse a la inducción, debe considerarse que ésta


maquinación sobre la voluntad de otro, debe ser de tal magnitud que
sea lo suficientemente poderosa para influenciar y obtener el propósito
de convencer a la persona de que se prive de la vida, es decir
convencerla de que se suicide.

En la especie puede darse el caso de que la inducción al suicidio de


otra persona, obedezca a diversas causas, tales como sentimientos de
bondad o probidad para que el que se prive de la vida deje de sufrir o,
por el contrario que sea con intenciones malsanas, tales como obtener
una herencia por ejemplo, no obstante en la esfera del derecho penal,
no interesa y es irrelevante, aún cuando el juez considere los móviles a
fin de imponer la sanción más justa dentro del margen de lo que la ley
expresamente establece.

No obstante, se tiene que si el suicida es menor de edad o por


cualquier causa está disminuido en sus facultades de tomar decisiones,
como en el caso de los incapaces y, se le indujera al suicidio, desde

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

30

luego que desaparecería toda benignidad de la pena al considerar su


incapacidad intelectual, y la propia ley considera una agravante al
grado de considerar la sanción como su se tratase de homicidio o
lesiones calificadas.

En todo caso, para la tipicidad del delito de participación en el suicidio,


ya sea en la modalidad típica de inducción o auxilio, habrán de reunirse
en todo caso los elementos exigidos por la descripción típica de que se
trate, toda vez, que de no ser de esa manera, existirá el aspecto
negativo, o sea la atipicidad, tal y como pudiera ser que la conducta en
lugar de ser inductora o auxiliadora, fuere directamente la privación de
la vida, ante lo que estaríamos frente a una conducta atípica para el
delito de participación en suicidio, pero típica para el homicidio.

Conviene destacar por último, que la culpabilidad en el delito de


participación en el suicidio, aún qué la conducta sea motivada por
móviles piadosos, es en todo caso dolosa y no será configurable la
tentativa por cuanto a la modalidad de la inducción, pero sí para el
auxilio al suicidio.

I.3. Tipos especiales.

HOMICIDIOS ESPECIALES (ESPECÍFICOS).

Como se comentó en líneas anteriores el Código Penal Federal


establece en su artículo 302 que comete el delito de homicidio: el que
priva de la vida a otro. Descripción típica referida al delito simple
intencional y que en el numeral subsiguiente (303) del mismo
ordenamiento se dispone que, para la aplicación de las sanciones que
correspondan al que infrinja el artículo anterior, no se tendrá como
mortal una lesión, sino cuando se verifiquen las tres circunstancias
siguientes:

I.- Que la muerte se deba a las alteraciones causadas por la lesión en


el órgano u órganos interesados, alguna de sus consecuencias
inmediatas o alguna complicación determinada inevitablemente por la

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

31

misma lesión y que no pudo combatirse, ya sea por ser incurable, ya


por no tenerse al alcance los recursos necesarios;
III.- Que si se encuentra el cadáver del occiso, declaren dos peritos
después de hacer la autopsia, cuando ésta sea necesaria, que la lesión
fue mortal, sujetándose para ello a las reglas contenidas en este
artículo, en los dos siguientes y en el Código de Procedimientos
Penales.

Cuando el cadáver no se encuentre, o por otro motivo no se haga la


autopsia, bastará que los peritos, en vista de los datos que obren en la
causa, declaren que la muerte fue resultado de las lesiones inferidas.

En el mismo orden de ideas, en el artículo 304 de la misma legislación


se establece que siempre que se verifiquen las tres circunstancias del
artículo anterior, se tendrá como mortal una lesión, aunque se pruebe:

I. Que se habría evitado la muerte con auxilios oportunos;


II. Que la lesión no habría sido mortal en otra persona, y
III. Que fue a causa de la constitución física de la víctima, o de las
circunstancias en que recibió la lesión.

Por su parte el contenido del artículo 305, señala que no se tendrá


como mortal una lesión, aunque muera el que la recibió: cuando la
muerte sea resultado de una causa anterior a la lesión y sobre la cual
ésta no haya influido, o cuando la lesión se hubiere agravado por
causas posteriores, como la aplicación de medicamentos positivamente
nocivos, operaciones quirúrgicas desgraciadas, excesos o
imprudencias del paciente o de los que lo rodearon.

Y por último, respecto a el delito de homicidio en las circunstancias


establecidas, se establece en el artículo 307, que al responsable de
cualquier homicidio simple intencional que no tenga prevista una
sanción especial en este Código, se le impondrán de doce a
veinticuatro años de prisión.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

32

Ahora bien, en el propio Código Penal Federal, se establecen, con


independencia de las hipótesis típicas con reglas comunes para éste
delito y las lesiones, los tipos especiales de HOMICIDIO EN RIÑA y
HOMICIDIO EN DUELO.

Por cuanto hace al primero se establece en la primera parte del


artículo 308, que si el homicidio se comete en riña, se aplicará a su
autor de cuatro a doce años de prisión. Y, si el homicidio se comete en
duelo, se aplicará a su autor de dos a ocho años de prisión. Además de
lo dispuesto en los artículos 51 y 52 (individualización de sanciones)
para la fijación de las sanciones dentro de los mínimos y máximos
anteriormente señalados, se tomará en cuenta quién fue el provocado y
quién el provocador, así como la mayor o menor importancia de la
provocación.

Anteriormente, se incluía tanto en la Constitución Federal como en los


diversos ordenamientos punitivos tanto federal como estatales, los
delitos especiales de homicidio referidos a determinados sujetos
pasivos específicos, tales como los padres o los infantes (recién
nacidos); no obstante en la actualidad ya no se da dicho tratamiento
específico a esta clase de delitos especiales de homicidio,
estableciéndose el tipo especial de HOMICIDIO EN RAZÓN DE
PARENTESCO, el cual de conformidad con lo establecido en el mismo
Código Penal Federal, en su artículo 323, señala que “Al que prive de
la vida a su ascendiente o descendiente consanguíneo en línea recta,
hermano, cónyuge, concubina o concubinario, adoptante o adoptado,
con conocimiento de esa relación se le impondrá prisión de diez a
cuarenta años. Si faltare dicho conocimiento, se estará a la punibilidad
prevista en el artículo 307 (homicidio simple intencional), sin
menoscabo de observar alguna circunstancia que agrave o atenúe la
sanción a que se refieren los Capítulos II (homicidio simple) y III (reglas
comunes para el homicidio y las lesiones)”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

33

Por su parte en el contenido del Código Penal del Estado de Morelos,


por cuanto hace a los tipos especiales, los mismos se prevén en el
contenido de los artículos 107 (HOMICIDIO EN RAZÓN DE
PARENTESCO), 110 (HOMICIDIO EN RIÑA) y 111 (HOMICIDIO POR
PETICIÓN EXPRESA), los cuales establecen:

Artículo 107. “Al que, conociendo el parentesco, dolosamente prive de


la vida a cualquiera de sus ascendientes o descendientes por
consanguinidad en línea recta se le impondrán de veinte a cincuenta
años de prisión y de setecientos cincuenta a diez mil días multa.

Cuando la madre prive de la vida a su hijo dentro de las 72 horas


siguientes al nacimiento de éste, el juez podrá disminuir la sanción
aplicable hasta quedar en una tercera parte de la prevista en el párrafo
anterior, tomando en cuenta las circunstancias del embarazo, las
condiciones personales de la madre y los móviles de su conducta, sin
perjuicio de las excluyentes que pudieren concurrir”.

Por cuanto hace al tipo especial de homicidio en riña, la legislación en


comento reputa: Artículo 110. “Al que cometa homicidio en riña se le
impondrán de cinco a doce años de prisión y de setecientos cincuenta
a cinco mil días – multa, si se trata de provocador, y de dos a siete, y
de quinientos a tres mil días – multa, si se trata del provocado”.

Y, tratándose del homicidio por petición expresa, el Código de Morelos


establece en su numeral 111: “Al que prive de la vida a otro, por
petición expresa, libre, reiterada, seria e inequívoca de éste, se le
impondrán de cuatro a doce años de prisión”. Entendiéndose éste tipo
especial, también con el nombre de homicidio consentido.

Por último, los tipos especiales de homicidio previstos en el Código


Penal vigente para el Distrito Federal, incluyen, con independencia del
tratamiento legislativo de los tipos previstos en las hipótesis comunes
para el homicidio y las lesiones, los tipos penales de HOMICIDIO EN
RAZÓN DE PARENTESCO (siendo una de las legislaciones penales
más expresamente desarrolladas), HOMICIDIO POR PETICIÓN
EXPRESA y HOMICIDIO EN RIÑA.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

34

Así en los artículos 125 y 126 de éste ordenamiento se señala que:


(125 HOMICIDIO EN RAZÓN DE PARENTESCO). “Al que prive de la
vida a su ascendiente o descendiente consanguíneo en línea recta,
hermano, adoptante o adoptado, cónyuge, concubina o concubinario u
otra relación de pareja permanente, con conocimiento de esa relación,
se le impondrán prisión de diez a treinta años y pérdida de los derechos
que tenga respecto a la víctima, incluidos los de carácter sucesorio. Si
faltare el conocimiento de la relación, se estará a la punibilidad prevista
para el homicidio simple”.

Como puede advertirse, en ésta legislación la relación de parentesco


es una de las más amplias previstas, toda vez que además de abarcar
a los ascendientes y descendientes tal como en diversas legislaciones,
se incluyen otros tipos de parentesco, tanto colaterales como de
afinidad. Señalando expresamente a su vez la atenuante de la
disminución de la punibilidad para el caso específico en que se
desconozca la relación tutelada por la norma.

No obstante, en el segundo párrafo del mismo numeral, expresamente


se establece que: “Si en la comisión de este delito (homicidio en razón
de parentesco) concurre alguna de las circunstancias agravantes
previstas en el artículo 138 (calificativas) de este Código, se impondrán
las penas del homicidio calificado. Si concurre alguna atenuante se
impondrán las penas que correspondan según la modalidad”.

A su vez el artículo 126 dispone: “Cuando la madre prive de la vida a su


hijo dentro de las veinticuatro horas siguientes a su nacimiento, se le
impondrá de tres a diez años de prisión, el juez tomará en cuenta las
circunstancias del embarazo, las condiciones personales de la madre y
los móviles de su conducta”.

Por cuanto hace al homicidio por petición expresa u homicidio


consentido, el Código Penal vigente para el Distrito Federal, establece
en el párrafo primero de su artículo 127: “Al que prive de la vida a otro,
por la petición expresa, libre, reiterada, seria e inequívoca de éste,
siempre que medien razones humanitarias y la víctima padeciere una

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

35

enfermedad incurable en fase terminal, se le impondrá prisión de dos a


cinco años”.

Ahora bien, y tomando en consideración la vigencia en el Distrito


Federal de la Ley de Voluntad Anticipada para el Distrito Federal, en el
Código Penal vigente, se incluyen en los párrafos segundo y tercero del
numeral en análisis, sendas causas excluyentes de incriminación en los
siguientes términos:

“Los supuestos previstos en el párrafo anterior no integran los


elementos del cuerpo del delito de homicidio, así como tampoco las
conductas realizadas por el personal de salud correspondiente, para los
efectos del cumplimiento de las disposiciones establecidas en la Ley de
Voluntad Anticipada para el Distrito Federal”.

“Tampoco integran los elementos del cuerpo del delito previsto en el


párrafo primero del presente artículo, las conductas realizadas
conforme a las disposiciones establecidas en la Ley de Voluntad
Anticipada para el Distrito Federal suscritas y realizadas por el
solicitante o representante, en el documento de Voluntad Anticipada o
el Formato expedido por la Secretaria de Salud para los efectos legales
ha que haya lugar”.

Respecto de estas causales excluyentes de incriminación


expresamente previstas en el Código Penal Federal vigente para el
Distrito Federal, ha de recordarse que en materia penal para el caso del
concurso normativo, opera la preeminencia de la Les Especial sobre la
General y, con ello se actualizan las excluyentes de incriminación
señaladas.

LECTURA.

Ley de Voluntad Anticipada para el Distrito Federal.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

36

Finalmente, dentro de los tipos especiales de homicidio considerados


en el Código Penal para el Distrito Federal, también se tipifica el
homicidio en riña, en términos de lo previsto por el artículo 129: “A que
prive de la vida a otro en riña se le impondrá de cuatro a doce años de
prisión, si se tratare del provocador y de tres a siete años, si se tratare
del provocado”.

ABORTOS ESPECIALES (ESPECÍFICOS).

Como se señaló anteriormente en el estudio de la conducta típica de


aborto, existen diversas hipótesis típicas en la legislación penal, que
señalan características específicas referidas generalmente al sujeto
activo del ilícito, al consentimiento de la madre y a diversas
modalidades tales como la utilización de medios comisivos del ilícito,
tales como la violencia.

Cabe destacar que en el apartado siguiente de ésta unidad, referida a


los tipos complementados, circunstanciados y subordinados, cabría el
análisis de los mismos tipos penales aquí desarrollados; no obstante,
en aquél se abordarán para fines didácticos, solamente los abortos no
punibles o que concurren junto a alguna excluyente de incriminación.

El Código Penal Federal sostiene respecto al tipo básico de aborto que


éste es “la muerte del producto de la concepción en cualquier momento
de la preñez” (329). Ahora bien, por cuanto a los tipos especiales de
aborto, éste ordenamiento establece el aborto provocado por persona
diversa a la mujer, con y sin consentimiento de ésta (artículo 330) y
también el supuesto de que el activo sea una persona calificada ya sea
profesional o empíricamente para la realización de la conducta abortiva
(331).

Artículo 330. “Al que hiciere abortar a una mujer, se le aplicarán de uno
a tres años de prisión, sea cual fuere el medio que empleare, siempre
que lo haga con consentimiento de ella. Cuando falte el consentimiento,
la prisión será de tres a seis años y si mediare violencia física o moral
se impondrán al delincuente de seis a ocho años de prisión”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

37

Artículo 331. ”Si el aborto lo causare un médico, cirujano, comadrón o


partera, además de las sanciones que le correspondan conforme al
anterior artículo, se le suspenderá de dos a cinco años en el ejercicio
de su profesión”.

A su vez el artículo 332, estatuye que “se impondrán de seis meses a


un año de prisión, a la madre que voluntariamente procure su aborto o
consienta en que otro la haga abortar, si concurren estas tres
circunstancias:

I. Que no tenga mala fama;


II. Que haya logrado ocultar su embarazo, y
III. Que éste sea fruto de una unión ilegítima.

Faltando alguna de las circunstancias mencionadas, se le aplicarán de


uno a cinco años de prisión.

El artículo 333 señala que: “No es punible el aborto causado sólo por
imprudencia de la mujer embarazada, o cuando el embarazo sea
resultado de una violación”.

Y por último, en el artículo 334 específicamente se dispone que: ”No se


aplicará sanción: cuando de no provocarse el aborto, la mujer
embarazada o el producto corran peligro de muerte, a juicio del médico
que la asista, oyendo éste el dictamen de otro médico, siempre que
esto fuera posible y no sea peligrosa la demora”.

El Código Penal del estado de Morelos, al igual que el Código Penal


Federal y la mayoría de las legislaciones penales de los estados,
considera al aborto (artículo 115) “…como la muerte del producto de la
concepción en cualquier momento del embarazo…”, y además
establece los medios comisivos para su realización, en términos de:
“…sea cual fuere el medio que empleare…”, estableciendo las diversas
hipótesis típicas específicas, tanto en las fracciones de éste numeral,
como en lo previsto en el artículo 116 respecto a la especificidad del
agente, en los siguientes términos:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

38

Artículo 115. ”… I. De uno a cinco años de prisión y de veinte a


doscientos días – multa, si se obra con el consentimiento de la mujer
embarazada. II. De tres a ocho años de prisión y de cuarenta a
cuatrocientos días – multa, si se obra sin el consentimiento de la mujer
embarazada; y III. De seis a ocho años de prisión si mediare violencia
física o moral…”.

Adicionalmente señala por cuanto al sujeto activo específico de


profesión médico, qué: “…Los médicos que realicen injustificadamente
el aborto serán sancionados de acuerdo con la fracción II de este
artículo, y si a ello se dedicaren, se les aplicará la prevista en la
fracción III de esta disposición; en ambos casos serán inhabilitados
para ejercer la profesión, condenándoseles, en su caso, a la
cancelación de su cédula profesional. Quienes siendo médicos,
realicen o practiquen el aborto, serán sancionados conforme a la
fracción III del presente artículo”.

Artículo 116. “Si el aborto lo causare un médico, cirujano, comadrona o


partero, además de las sanciones que le correspondan conforme al
artículo anterior, se le suspenderá de dos a cinco años en el ejercicio
de su profesión u oficio”.

Por su parte el artículo 117 establece que: “Se impondrá de uno a cinco
años de prisión, a la madre que voluntariamente procure, su aborto o
consintiere que otro la haga abortar”.

El artículo 118 por cuanto a la punibilidad de este ilícito establece que:


“El delito de aborto solamente se sancionará cuando se haya
consumado”, lo cual desde luego impide la posibilidad de la comisión
del mismo en grado de tentativa.

Y por último, entratándose de las excluyentes de incriminación, es


puntual el contenido del artículo 119 del ordenamiento en estudio, al
señalar que: “No es punible el aborto:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

39

I. Cuando sea resultado de una acción notoriamente culposa de la


mujer embarazada;

II. Cuando el embarazo sea resultado de un delito de violación;

III. Cuando de no provocarse el aborto, la mujer embarazada corra


peligro de muerte, a juicio del médico que la asista, oyendo éste último
el dictamen de otro médico, siempre que ellos fuere posible y no sea
peligrosa la demora;

IV. Cuando a juicio de un médico especialista se diagnostiquen


alteraciones congénitas o genéticas del producto de la concepción que
den como resultado daños físicos o mentales graves, siempre que la
mujer embarazada lo consienta; y

V. Cuando el embarazo sea resultado de la inseminación artificial


realizada sin el consentimiento de la mujer”.

En la legislación sustantiva penal vigente para el Distrito Federal, aún


que la misma se encuentra en mayo de 2008, sujeta a controversia
constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, debe
analizarse en el sentido de que se trata de una legislación no solo
vigente, sino positiva. Así pues, en el Código Penal vigente para el D.
F. se establece (artículo 144) que el: “Aborto es la interrupción del
embarazo después de la décima segunda semana de gestación”. Y en
el segundo párrafo del mismo numeral, señala específicamente que:
“Para los efectos de este Código, el embarazo es la parte del proceso
de la reproducción humana que comienza con la implantación del
embrión en el endometrio”.

Hasta aquí se tiene desde luego el tipo penal básico de éste injusto
para la legislación que se analiza. Ahora bien por cuanto a los tipos
especiales en ella contemplados, también se señalan de manera más
expresa que en diversas legislaciones, cada uno de los tipos especiales
en ella comprendida dentro de los artículos 145, 146 y 147, que
establecen:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

40

Artículo 145. “Se impondrá de tres a seis meses de prisión o de 100 a


300 días de trabajo a favor de la comunidad, a la mujer que
voluntariamente practique su aborto o consienta en que otro la haga
abortar, después de las doce semanas de embarazo. En este caso, el
delito de aborto sólo se sancionará cuando se haya consumado”. En el
presente numeral, destaca desde luego la pena alternativa que prevé la
norma, la cual lejos de ser cuestionable, resulta concordante y
congruente con los lineamientos y criterios definitorios del delito para
ésta legislación.

Ahora bien respecto a la conducta del activo, siendo éste diverso a la


mujer, pero con consentimiento de ésta, el párrafo segundo del artículo
145 en comento, señala que: “Al que hiciere abortar a una mujer, con el
consentimiento de ésta, se le impondrá de uno a tres años de prisión”.

El artículo 146, establece que: “Aborto forzado es la interrupción del


embarazo, en cualquier momento, sin el consentimiento de la mujer
embarazada”.

Agregando en su segundo párrafo: “Para efectos de este artículo, al


que hiciere abortar a una mujer por cualquier medio sin su
consentimiento, se le impondrá de cinco a ocho años de prisión. Si
mediare violencia física o moral, se impondrá de ocho a diez años de
prisión”.

A su vez, el artículo 147, dispone: “Si el aborto o aborto forzado lo


causare un médico cirujano, comadrón o partera, enfermero o
practicante, además de las sanciones que le correspondan conforme a
este capítulo, se le suspenderá en el ejercicio de su profesión u oficio
por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta”.

Las excluyentes de incriminación para el delito de aborto en ésta


legislación, se encuentran previstas en lo expresamente señalado en el
artículo 148 que dispone: “Se consideran como excluyentes de
responsabilidad penal en el delito de aborto:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

41

I. Cuando el embarazo sea resultado de una violación o de


una inseminación artificial a que se refiere el artículo 150
(inseminación con o sin consentimiento en menor de edad o
incapacitada) de este Código;
II. Cuando de no provocarse el aborto, la mujer embarazada
corra peligro de afectación grave a su salud a juicio del
médico que la asista, oyendo éste el dictamen de otro
médico, siempre que esto fuere posible y no sea peligrosa la
demora;
III. Cuando a juicio de dos médicos especialistas exista razón
suficiente para diagnosticar que el producto presenta
alteraciones genéticas o congénitas que puedan dar como
resultado daños físicos o mentales, al límite que puedan
poner en riesgo la sobrevivencia del mismo, siempre que se
tenga el consentimiento de la mujer embarazada; o
IV. Que sea resultado de una conducta culposa de la mujer
embarazada.

En los casos contemplados en las fracciones I, II y III, los médicos


tendrán la obligación de proporcionar a la mujer embarazada,
información objetiva, veraz, suficiente y oportuna sobre los
procedimientos, riesgos, consecuencias y efectos; así como de los
apoyos y alternativas existentes, para que la mujer embarazada pueda
tomar la decisión de manera libre, informada y responsable.”.

PARTICIPACIÓN EN EL SUICIDIO ESPECÍFICO.

En el Código Penal del Estado de Morelos, se establece como tipo


especial de participación en el suicidio, con independencia de las
hipótesis de inducción y auxilio al mismo, el de COOPERACIÓN al
suicidio, en términos de lo previsto por el artículo 113.

Artículo 113. “Al que coopere al suicidio de otro, realizando los actos o
aportando los elementos indispensables para la privación de la vida de
aquél, se le impondrá hasta la mitad de la sanción correspondiente al
homicidio simple.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

42

Dicho cooperador responderá por las lesiones de quién intenta


suicidarse, sin conseguirlo, y se le aplicará hasta la mitad de las
sanciones previstas para las mismas.

A quién preste ayuda a la persona que se suicida, para este propósito,


fuera de los casos previstos en el párrafo anterior, se le aplicará hasta
una tercera parte de la sanción establecida en el párrafo anterior”.

Puede apreciarse en éste tipo especial de participación al suicidio por


cooperación o auxilio al suicidio, que la penalidad es atenuada en
relación con la hipótesis de inducción, particularmente por la
circunstancia de ser menos grave la ayuda o cooperación que la propia
inducción, sean cuales fuera los motivos que la originen.

Y por último, el contenido del artículo 114 señala que: “Si entre el
inductor y el suicida existe alguno de los vínculos previstos en el
artículo 107 (parentesco) o el inductor es menor de edad o inimputable,
y el agente no actúa por móviles piadosos, se aplicará a éste la sanción
prevista para el homicidio calificado.

Si en el cooperador necesario concurre cualquiera de las circunstancias


previstas en el párrafo precedente, se podrá aplicar la sanción prevista
para el homicidio simple. Si se trata del que presta ayuda, sin ser
cooperador necesario, la sanción aplicable será la de dos tercios de la
correspondiente al homicidio simple”.

A su vez, en el Código Penal vigente para el Distrito Federal, se


contempla como hipótesis especial de participación en el suicidio, la
INDUCCIÓN al mismo con la obtención del resultado.

Así, en el párrafo segundo del artículo 142 de éste ordenamiento,


específicamente se señala: “Al que induzca a otro para que se prive de
la vida, se le impondrá prisión de tres a ocho años, si el suicidio se
consuma”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

43

También, en el tercer párrafo de éste mismo numeral, está


contemplada la hipótesis típica de no lograr el resultado típico de
privación de la vida, por causas involuntarias al activo, aunque sí la
producción de lesiones y, aún la ausencia de éstas, pero sí la
intencionalidad inductora o auxiliadora al suicidio: “Si el suicidio no se
consuma, por causas ajenas a la voluntad del que induce o ayuda, pero
sí se causan lesiones, se impondrá las dos terceras partes de la pena
anterior, sin que exceda de la pena que corresponda a las lesiones de
que se trate. Si no se causan éstas, la pena será de una cuarta parte
de las señaladas en este artículo”.

Especial mención merece lo previsto en los artículos 143 y 143 Bis, ya


que en el primero de ellos se atiende a circunstancias específicas del
pasivo y, en el último, se señalan expresamente causas excluyentes de
incriminación particulares para el Distrito Federal.

Artículo 143. “Si la persona a quien se induce o ayuda al suicidio fuere


menor de edad o no tuviere capacidad de comprender la relevancia de
su conducta o determinarse de acuerdo con esa comprensión, se
impondrán al homicida o inductor las sanciones señaladas al homicidio
calificado o a las lesiones calificadas”.

Artículo 143 Bis. “En los supuestos previstos en los dos artículos
anteriores no integran los elementos del cuerpo del delito de ayuda o
inducción al suicidio, las conductas realizadas por el personal de salud
correspondiente para los efectos del cumplimiento de las disposiciones
establecidas en la Ley de Voluntad Anticipada para el Distrito Federal.

Tampoco integran los elementos del cuerpo del delito previstos en el


párrafo anterior, las conductas realizadas conforme a las disposiciones
establecidas en la Ley de Voluntad Anticipada para el Distrito Federal
suscritas y realizadas por el solicitante o representante, en el
Documento de Voluntad Anticipada o el Formato expedido por la
Secretaría de Salud para los efectos legales a que haya lugar.”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

44

I.4. Tipos complementados, circunstanciados y subordinados (identidad


con el delito de lesiones).

Es conveniente recordar que de conformidad con la estructura


normativa penal, existen diversas clasificaciones de los tipos penales,
dentro de los que se contemplan aquellos considerados como
complementados, por existir o señalar dentro del mismo diversas
características tanto de los sujetos, como de la conducta o de la
penalidad que “complementan” a los tipos simples o básicos, ya sea
agravando o atenuando las sanciones. Así mismo, se tienen los
circunstanciados, referidos a los que señalan ciertos elementos
objetivos o subjetivos previstos en la norma y que constituyen medios
comisivos de la conducta o de las condiciones en las cuales se comete
y que pueden derivar ya sea en el resultado típico simple o en otro
diverso.

Y, por último, los tipos subordinados, son aquellos que requieren de


determinadas condiciones ya sea en la forma de comisión, en la
culpabilidad o en los sujetos activo y pasivo que, sin ser tipos
especiales o, inclusive, pudiendo serlos, señalan hipótesis típicas que
requieren de elementos distintos de los establecidos por el tipo penal
básico.

Por cuanto hace al delito de homicidio, tiene una estrecha vinculación


con el delito de lesiones, toda vez que comparten alteraciones en la
salud, en mayor o menor grado en el caso de éstas o en grado absoluto
en el caso de aquél. Derivado de lo anterior es que en los Códigos
Penales se incluyen disposiciones o reglas comunes para los delitos de
homicidio y las lesiones, en las cuales se incluyen modalidades típicas
consideradas como tipos complementados, circunstanciados o
subordinados que a continuación se revisan de conformidad con las
diferentes legislaciones que se han estudiado.

El Código Penal Federal establece en el Capítulo III del Título


Decimonoveno, las reglas comunes para lesiones y homicidio, las
cuales proporcionan, no solo los diversos tipos complementados,
circunstanciados y subordinados, sino que señala criterios legislativos

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

45

para cada una de las modalidades o hipótesis típicas que incluye de la


siguiente manera:

Artículo 310. Se impondrá de dos a siete años de prisión, al que en


estado de emoción violenta cause homicidio en circunstancias que
atenúen su culpabilidad. Si lo causado fueren lesiones, la pena será de
hasta una tercera parte de la que correspondería por su comisión.

Artículo 312. El que prestare auxilio o indujere a otro para que se


suicide, será castigado con la pena de uno a cinco años de prisión; si
se lo prestare hasta el punto de ejecutar él mismo la muerte, la prisión
será de cuatro a doce años.

Artículo 313. Si el occiso o suicida fuere menor de edad o padeciere


alguna de las formas de enajenación mental, se aplicarán al homicida o
instigador las sanciones señaladas al homicidio calificado o a las
lesiones calificadas.

Artículo 314. Por riña se entiende para todos los efectos penales: la
contienda de obra y no la de palabra, entre dos o más personas.

Artículo 315. Se entiende que las lesiones y el homicidio, son


calificados, cuando se cometen con premeditación, con ventaja, con
alevosía o a traición.

Hay premeditación: siempre que el reo cause intencionalmente una


lesión, después de haber reflexionado sobre el delito que va a cometer.

Se presumirá que existe premeditación cuando las lesiones o el


homicidio se cometan por inundación, incendio, minas, bombas o
explosivos; por medio de venenos o cualquiera otra sustancia nociva a
la salud, contagio venéreo, asfixia o enervantes o por retribución dada
o prometida, por tormento, motivos depravados o brutal ferocidad.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

46

Artículo 315 Bis. Se impondrá la pena del artículo 320 de este Código,
cuando el homicidio sea cometido intencionalmente, a propósito de una
violación o un robo por el sujeto activo de éstos, contra su víctima o
víctimas.

También se aplicará la pena a que se refiere el artículo 320 de este


Código, cuando el homicidio se cometiera intencionalmente en casa-
habitación, habiéndose penetrado en la misma de manera furtiva, con
engaño o violencia, o sin permiso de la persona autorizada para darlo.

Artículo 316. Se entiende que hay ventaja:

I. Cuando el delincuente es superior en fuerza física al ofendido y


éste no se halla armado;
II. Cuando es superior por las armas que emplea, por su mayor
destreza en el manejo de ellas o por el número de los que lo
acompañan;
III. Cuando se vale de algún medio que debilita la defensa del
ofendido, y
IV. Cuando éste se halla inerme o caído y aquél armado o de pie.

La ventaja no se tomará en consideración en los tres primeros casos, si


el que la tiene obrase en defensa legítima, ni en el cuarto, si el que se
halla armado o de pie fuera el agredido y, además, hubiere corrido
peligro de su vida por no aprovechar esa circunstancia.

Artículo 317. Sólo será considerada la ventaja como calificativa de los


delitos de que hablan los capítulos anteriores de este título: cuando sea
tal que el delincuente no corra riesgo alguno de ser muerto ni herido
por el ofendido y aquél no obre en legítima defensa.

Artículo 318. La alevosía consiste: en sorprender intencionalmente a


alguien de improviso, o empleando asechanza u otro medio que no le
dé lugar a defenderse ni evitar el mal que se le quiera hacer.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

47

Artículo 319. Se dice que obra a traición: el que no solamente emplea


la alevosía sino también la perfidia, violando la fe o seguridad que
expresamente había prometido a su víctima, o la tácita que ésta debía
prometerse de aquél por sus relaciones de parentesco, gratitud,
amistad o cualquiera otra que inspire confianza.

Artículo 320. Al responsable de un homicidio calificado se le impondrán


de treinta a sesenta años de prisión.

Artículo 321 Bis. No se procederá contra quien culposamente ocasione


lesiones u homicidio en agravio de un ascendiente o descendiente
consanguíneo en línea recta, hermano, cónyuge, concubino, adoptante
o adoptado, salvo que el autor se encuentre bajo el efecto de bebidas
embriagantes, de estupefacientes o psicotrópicos, sin que medie
prescripción médica, o bien que no auxiliare a la víctima.

Artículo 322. Además de las sanciones que señalan los dos capítulos
anteriores, los jueces podrán, si lo creyeren conveniente:

I. Declarar a los reos sujetos a la vigilancia de la policía, y

II. Prohibirles ir a determinado lugar, Municipio, Distrito o Estado, o


residir en él.

En el mismo sentido, encontramos en el Capítulo V del Título Primero


del Código Penal del Estado de Morelos, lo referente a las
disposiciones comunes para el homicidio y las lesiones, en términos de
lo previsto en los siguientes artículos:

Artículo 126. Se entiende que las lesiones y el homicidio son calificados


cuando se cometen con premeditación, ventaja, alevosía o traición, de
acuerdo con las siguientes disposiciones:

I. Premeditación: Existe siempre que el agente comete el delito


después de haber reflexionado sobre su ejecución. Se presumirá que
existe premeditación cuando las lesiones o el homicidio se cometan por
envenenamiento, asfixia, contagio venéreo, empleo de cualesquiera

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

48

sustancia nociva para la salud, inundación, incendio o explosivos, o por


retribución dada o prometida;

II. Se entiende que hay ventaja:

a) Cuando el inculpado es superior en fuerza física al ofendido y


éste no se halla armado;
b) Cuando el inculpado es superior por las armas que emplea, por
su
c) mayor destreza en el empleo de las mismas o por el número de
los que lo acompañan;
d) Cuando el activo se vale de algún medio que debilita la defensa
del ofendido, o
e) Cuando el pasivo se halle inerme o caído y el activo armado o de
pie.

III. Alevosía: Consiste en sorprender intencionalmente a alguno de


improviso o empleando asechanza u otro medio que no le de lugar a
defenderse ni evitar la acción delictiva que se le quiera hacer; y

IV. Traición: Obra a traición el que no solamente emplea la alevosía,


sino también la perfidia, violando la confianza que expresamente se
hubiere prometido a la víctima, o la tácita que debiere prometer por sus
relaciones de parentesco, gratitud, amistad o cualquiera otra que
inspire confianza.

Las calificativas deberán estar plenamente acreditadas.

Artículo 127. La riña es la contienda de obra entre dos o más personas


con el propósito de causarse daño.

Artículo 128. Cuando las lesiones se cometan culposamente con


motivo del tránsito de vehículos de servicio público o escolar, la sanción
se agravará hasta en una mitad más de la prevista para el delito
culposo y se aplicará al responsable la suspensión de los derechos en
cuyo ejercicio hubiese cometido el delito.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

49

Las mismas sanciones se impondrá si el agente actúa en estado de


ebriedad o bajo el influjo de estupefacientes, psicotrópicos u otras
sustancias que produzcan efectos similares, sin que exista prescripción
médica, o no auxilie a la víctima del delito y se de a la fuga.

Cuando se cause homicidio, en las circunstancias previstas en el


primer párrafo de este precepto, las sanciones serán de seis a veinte
años de prisión y privación o inhabilitación en el ejercicio de aquellos
derechos.

Artículo 129. Se aplicarán hasta dos terceras partes de la sanción


prevista para las lesiones o el homicidio culposo cuando éstos recaigan
en los ascendientes o descendientes consanguíneos en línea recta, el
cónyuge o la concubina o concubinario del agente, salvo que el autor
se encuentre bajo el efecto de sustancias embriagantes,
estupefacientes o psicotrópicos, sin que medie prescripción médica, o
no auxilie a la víctima. En estos casos se estará a las sanciones
generalmente aplicables a las lesiones o el homicidio culposos.

Artículo 130. Cuando el agente actúe en estado de emoción violenta, el


juzgador podrá reducir hasta en una cuarta parte la sanción aplicable a
las lesiones o al homicidio. Existe emoción violenta cuando en virtud de
las circunstancias en que ocurre el delito y de las propias del agente, se
halla considerablemente reducida la culpabilidad de éste, que exista
inimputabilidad plena o inimputabilidad disminuida.

Artículo 131. Si el juzgador lo estima pertinente, podrá imponer a los


responsables de homicidio y lesiones, además de las penas previstas
en este Título, supervisión de la autoridad y prohibición de concurrencia
o residencia.”.

Por último, en el Capítulo III, del Título Primero del Libro Segundo del
Código Penal vigente para el Distrito Federal, se establecen las Reglas
comunes para los delitos de homicidio y lesiones, en el contenido del
siguiente articulado:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

50

Artículo 136. Al que en estado de emoción violenta cometa homicidio o


lesiones, se le impondrá una tercera parte de las penas que
correspondan por su comisión.

Existe emoción violenta, cuando en virtud de las circunstancias que


desencadenaron el delito, se atenúa en forma considerable y transitoria
la imputabilidad del agente.

Artículo 137. La riña es la contienda de obra entre dos o más personas


con el propósito de causarse daño.

Artículo 138. El homicidio y las lesiones son calificadas cuando se


cometan con: ventaja, traición, alevosía, retribución, por el medio
empleado, saña o en estado de alteración voluntaria.

I. Existe ventaja:

a) Cuando el agente es superior en fuerza física al ofendido y éste


no se halla armado;
b) Cuando es superior por las armas que emplea, por su mayor
destreza en el manejo de ellas o por el número de los que
intervengan con él;
c) Cuando el agente se vale de algún medio que debilita la
defensa del ofendido; o
d) Cuando éste se halla inerme o caído y aquél armado o de pie.

La ventaja no se tomará en consideración en los tres primeros casos, si


el que la tiene obrase en defensa legítima, ni en el cuarto, si el que se
halla armado o de pie fuere el agredido y además hubiere corrido
peligro su vida por no aprovechar esa circunstancia.

II. Existe traición: Cuando el agente realiza el hecho quebrantando la


confianza o seguridad que expresamente le había prometido al
ofendido, o las mismas que en forma tácita debía éste esperar de aquél
por las relaciones de confianza real y actual que existen entre ambos;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

51

III. Existe alevosía: Cuando el agente realiza el hecho sorprendiendo


intencionalmente a alguien de improviso, o empleando acechanza u
otro medio que no le dé lugar a defenderse ni evitar el mal que se le
quiera hacer;

IV. Existe retribución: Cuando el agente lo cometa por pago o


prestación prometida o dada;

V. Por los medios empleados: Se causen por inundación, incendio,


minas, bombas o explosivos, o bien por envenenamiento, asfixia,
tormento o por medio de cualquier otra sustancia nociva para la salud;

VI. Existe saña: Cuando el agente actúe con crueldad o con fines
depravados; y

VII. Existe estado de alteración voluntaria: Cuando el agente lo comete


en estado de ebriedad o bajo el influjo de estupefacientes o
psicotrópicos u otras sustancias que produzcan efectos similares.

Artículo 139. No se impondrá pena alguna a quien por culpa ocasione


lesiones u homicidio en agravio de un ascendiente o descendiente
consanguíneo en línea recta, hermano, adoptante o adoptado,
cónyuge, concubina, concubinario o cuando entre el agente y el pasivo
exista relación de pareja permanente, amistad o de familia, salvo que el
agente se encuentre bajo el efecto de bebidas embriagantes, de
estupefacientes o psicotrópicos, sin que medie prescripción médica, o
bien que se diere a la fuga y no auxiliare a la víctima.

Artículo 140. Cuando el homicidio o las lesiones se cometan


culposamente con motivo del tránsito de vehículos, se impondrá la
mitad de las penas previstas en los artículos 123 (homicidio simple) y
130 (lesiones) respectivamente, en los siguientes casos:

III. El agente conduzca en estado de ebriedad o bajo el influjo de


estupefacientes o psicotrópicos u otras substancias que produzcan
efectos similares; o

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

52

IV. No auxilie a la víctima del delito o se dé a la fuga.

Cuando se ocasionen lesiones de las previstas en las fracciones VI y


VII del artículo 130 de este Código cometidas culposamente y se trate
de vehículos de pasajeros, carga, servicio público o servicio al público o
de transporte escolar, o servicio de transporte de personal de alguna
institución o empresa, y el agente conduzca en estado de alteración
voluntaria de la conciencia a que se refiere la fracción VII del artículo
138 de este Código, la pena aplicable será de dos años seis meses a
ocho años de prisión.

Además, se impondrá suspensión de los derechos en cuyo ejercicio


hubiese cometido el delito, por un lapso igual al de la pena de prisión
que se le imponga; o si es servidor público, inhabilitación por el mismo
lapso para obtener otro empleo, cargo o comisión de la misma
naturaleza.

Artículo 141. Cuando por culpa se cause homicidio de dos o más


personas, en las circunstancias previstas en el artículo anterior, las
penas serán de seis a veinte años de prisión y suspensión de los
derechos en cuyo ejercicio hubiese cometido el delito por un periodo
igual al de la pena de prisión impuesta; o si es servidor público,
destitución e inhabilitación por igual período para obtener empleo,
cargo o comisión de la misma naturaleza.

Cuando por culpa se causen a dos o más personas, lesiones de las


previstas en las fracciones V, VI ó VII del artículo 130 (lesiones) de este
Código, las sanciones correspondientes se incrementarán en tres
cuartas partes; adicionalmente, se impondrá suspensión de los
derechos en cuyo ejercicio hubiese cometido el delito y en el caso de
servidores públicos destitución e inhabilitación para obtener empleo,
cargo o comisión de la misma naturaleza, por un periodo igual al de la
pena de prisión impuesta”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

53

I.5. Culpabilidad y las causas de inculpabilidad.

Con relación con la culpabilidad o reprochabilidad de los delitos contra


la vida, dependiendo de cada tipo penal se tendrá diversas
modalidades de culpabilidad, es decir, cometidos los delitos por dolo o
culpa y, desde luego, la punibilidad en uno y otro caso será también
diferente.

El delito de Homicidio admite la culpabilidad de forma dolosa y culposa


y en algunas legislaciones en las que se admite aún la figura de la
preterintencionalidad, también puede cometerse el homicidio en éste
supuesto de culpabilidad.

El aspecto negativo de la culpabilidad, es decir la inculpabilidad, puede


presentarse en el caso del delito de homicidio, específicamente en los
casos de error de hecho invencible, caso fortuito, estado de necesidad
y legítima defensa.

El aborto, como se ha podido apreciar, admite también ambas formas


de culpabilidad, a saber, la dolosa y la culposa. Cuando se realiza de
manera dolosa o intencional, siempre tendrá una penalidad agravada
con respecto al aborto culposo, que se actualiza cuando el agente lo
realiza sin la intención de privar de la vida al producto, no obstante por
negligencia o falta de cuidado se produce. No obstante, en ésta última
forma, es común que se pretenda simular por parte de la mujer que
realmente finge hechos culposos cuando en verdad son dolosos y, para
ello, es de gran utilidad los estudios de medicina y obstetricia forense
que se practiquen. Ahora bien, si la conducta culposa es atribuida a un
tercero, forzosamente se estará a la punibilidad para el aborto culposo,
aunque el beneficio de exclusión de pena en éste delito culposo, sólo
beneficia a la mujer embarazada.

Por último en el delito de participación al suicidio, en cualquiera de sus


modalidades de inducción, ayuda o cooperación y con independencia
de los móviles de la conducta y aún del resultado mismo, en todo caso
será doloso y, no será configurable la tentativa en el supuesto de la
inducción, pero sí para el auxilio al suicidio.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

54

I.6. Punibilidad.

Como se ha podido apreciar por cuanto hace al estudio de cada uno de


los delitos contra la vida, la punibilidad de cada uno de ellos dependerá
de diversos factores tales como el grado de responsabilidad en forma
dolosa o culposa.

Las características especiales del tipo y de la tipicidad de la conducta a


una u otra de las hipótesis típicas, la posibilidad de excluyentes de
incriminación, de atenuantes o agravantes y, desde luego, la legislación
a la cual se tipifique cada una de las conductas delictivas analizadas.

LECTURAS.

Amuchategui Requena, Irma Griselda. “Derecho Penal”. Tercera


edición. Editorial Oxford. México. 2006. p.p. 139 a 246.

López Betancourt, Eduardo. “Delitos en Particular”. Tomo I. Editorial


Porrúa. México. 2002. p.p. 58 a 136.

Código Penal Federal. Libro Segundo, Título Decimonoveno, Artículos


302 a 334.

Código Penal vigente para el Distrito Federal. Libro Segundo, Título


Primero, Artículos 123 a 129 y 136 a 148.

Código Penal del Estado de Morelos. Libro Segundo, Título Primero,


Artículos 106 a 120 y 126 a 131.

Autoevaluación

1. ¿Cuál es el bien jurídico del delito de aborto?

2. ¿En qué consiste el objeto material del delito de homicidio?

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

55

3. ¿Cuántas clases de aborto y cuáles distingue la doctrina y la


legislación?

4. ¿Cuáles son los diversos criterios de temporalidad entratándose del


delito de aborto a partir de distintas legislaciones penales?

5. ¿Qué es el infanticidio?

6. Establezca las diferencias entre la inducción y el auxilio al suicidio.

7. ¿Cuál es el tratamiento legal que el Código Penal señala para la


inducción al suicidio en menores de edad?

8. ¿Cómo establece el Código Penal vigente para el Distrito Federal el


homicidio en razón de parentesco y, qué diferencias presenta
respecto al Código Penal Federal?

9. Explique cada una de las calificativas previstas en el Código Penal


para el Distrito Federal para el delito de homicidio.

10. ¿Qué excluyentes de incriminación se establecen para el delito de


aborto según el Código Penal Federal?

11. ¿En qué casos no es punible el aborto? Fundamente legalmente.

12. ¿Qué criterio temporal señala el Código Penal para el Distrito


Federal para considerar el delito de “infanticidio”?

13. ¿En qué consiste el homicidio en razón de parentesco?

14. ¿Cuántas modalidades prevé la legislación penal para la


participación en el suicidio y cuáles son las penalidades que
dispone para cada una de ellas?

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

56

CUADRO RESUMEN

DELITOS CONTRA LA VIDA

Simple doloso .
Específicos.
Calificado.
HOMICIDIO Culposo.
Atenuado.
Excluyentes de incriminación.

Simple.
Específicos.
Calificado.
ABORTO Culposo.
Atenuado.
Excluyentes de incriminación.

Simple.
Específicos.
Calificado.
PARTICIPACIÓN AL SUICIDIO Doloso.
Atenuado.
Excluyentes de incriminación.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

57
UNIDAD II

DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD CORPORAL

PRESENTACIÓN

El delito de lesiones es por supuesto una figura típica de daño, en


donde el bien jurídicamente tutelado lo es la integridad física, integridad
corporal o la salud del individuo. Puede considerarse al delito de
lesiones, como uno de los más frecuentemente presentados tanto en el
mundo fáctico como por cuanto al número de ilícitos denunciados y
sancionados y, por ello pudiere llegar a considerarse el estudio de éste
ilícito como necesario para el estudiante de Derecho.

Al igual que el delito de homicidio, es un delito en el que se protege al


individuo, solamente que en el caso de las lesiones, se tutela diverso
bien jurídico al de la vida, por estar referido el delito de lesiones a la
protección de la integridad corporal.

Existen diversas clasificaciones de las lesiones atendiendo


principalmente a la temporalidad de la recuperación de la salud, así
como el mayor o menor grado de afectación de la integridad; así mismo
existen diversas modalidades típicas, muchas de las cuales son
compartidas con el delito de homicidio, no obstante, en cualquier caso
–aún en las lesiones mortales- debe distinguirse con claridad la
conducta típica y los elementos del delito de las lesiones y del
homicidio, toda vez que el tratamiento legal y jurídico para unas y otro,
desde luego que también son diversos.

Al finalizar esta Unidad, el alumno tendrá como:

Objetivo

Identificar los delitos contra la integridad corporal en


nuestro régimen jurídico penal, precisando la
trascendencia y repercusión social de las lesiones.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

58

CONTENIDO

II.1. El hecho y ausencia de conducta.


II.2. Tipo y atipicidad.
II.3. Culpabilidad.
II.4. Punibilidad.

Autoevaluación. Cuadro Resumen.

II.1. El hecho y ausencia de conducta.

En orden al hecho o conducta, el delito de lesiones puede clasificarse


como un delito de:

a) Acción.
b) Omisión (comisión por omisión).
c) Unisubsistente o plurisubsistente.

Es de acción, cuando la conducta se expresa mediante movimientos


corporales constitutivos de una actividad o de un hacer, será de
omisión, por lo contrario, cuando la propia conducta se exterioriza
por un no hacer, inactividad, podrá ser integra por uno o varios actos.

La referencia al elemento material del delito de lesiones obliga,


necesariamente a hacer referencia también a su aspecto negativo.
Toda vez que al igual que en otros muchos delitos, en el de lesiones
pueden presentarse casos de ausencia de conductas.

Al respecto y de acuerdo con la doctrina se señalan estas dos


posiciones:

Ausencia de conducta en los casos de vis absoluta (fuerza física


irresistible), fuerza mayor y los movimientos reflejos, el sueño, la
embriaguez del sueño, sonambulismo, hipnosis y narcótico, como otras
hipótesis, son consideradas por algunos, como causas de
inimputabilidad.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

59

Conviene recordar de la teoría del delito que cuando se diferencian los


delitos de daño de los de peligro, se hace referencia a la afectación que
sufre el bien jurídico tutelado, daño o el riesgo en que se puso a este,
peligro.

Objetos.

Material. El objeto material se funde con el sujeto pasivo, o sea, con la


persona física que recibe el daño de la conducta típica.

Jurídico. El bien jurídicamente tutelado en las lesiones es la integridad


corporal, comprendida en su sentido más amplio, tanto en lo referente
al daño anatómico como al funcional, la salud.

Éste es el mencionado en el Título Decimonoveno del Código Penal


Federal, pero recuérdese que también se considera como bien jurídico
tutelado, en este delito a la salud individual.

En algunos casos, el objeto jurídico es dañado como consecuencia de


la conducta típica del sujeto activo. Esta afectación destruye o
menoscaba el bien tutelado y, por tanto, el reproche penal es de mayor
intensidad. En otros casos la conducta del agente no llega a dañar el
bien jurídico, sino que lo pone en peligro o riesgo de ser dañado, esto
es, se presenta la posibilidad de que afecte, sin que esto llegue a
ocurrir, así, pese a no haber daño, la ley considera necesaria una
sanción, pues el sujeto activo denota peligrosidad y el pasivo es
colocado ante el posible riesgo de ser afectado en el bien jurídico de
que se trate.

En todo caso, la figura típica cuyo bien jurídicamente tutelado lo


constituye la integridad corporal es el delito de lesiones.

Cabe destacar que son dos los bienes jurídicos protegidos, a saber, la
integridad corporal y la salud de las personas, entendiéndose la
primera como el conjunto de elementos que hacen posible el pleno
desarrollo y adaptación social, por encontrarse el cuerpo
entendiéndose a éste como soma y psique en un todo íntegro,

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

60

entendiéndose también a la salud como el estado de bienestar bio


psico social, es decir, no solamente el cuerpo forma parte del individuo,
sino también su estado anímico o mental en su estado saludable o no.

La conducta que los lesione puede consistir en una acción o en una


omisión, y los medios que se utilicen pueden ser de toda índole,
inclusive los llamados medios morales o psicológicos, como sería por
ejemplo, producir en la víctima estados de terror, miedo intenso,
pánico. El resultado consiste en producir en alguien una alteración en la
salud, o en causarle daño que deje huella en su cuerpo o psique.

El delito de lesiones se clasifica como sigue:

- En orden a la conducta: de acción u omisión.


- Por el número de actos: unisubsistente.
- Por su duración: instantáneo, con efectos permanentes o
continuados.
- Por su resultado: material.
- Por el daño: de daño o lesión.
- Por su ordenación metodológica: fundamental o básico.
- Por su autonomía: autónomo o independiente.
- Por su formulación: de formulación libre o amplia.
- Por su composición: normal.
- Por el número de personas: unisubjetivo.
- Por su estructura: simple.

Así pues, es comprensible que uno de los delitos “clásicos” por


excelencia lo constituye el delito de lesiones, que desde que la
sociedad substituyó el estado de barbarie por el de civilización, sintió la
necesidad de sancionar todas aquellas conductas que atentaban contra
el normal desarrollo del ser humano.

Este sentimiento, en su etapa primitiva estuvo sancionada con la ley del


Talión, que pronto tuvo que abandonarse con el advenimiento de
nuevas políticas de criminalidad sustentadas por el Estado, en el
sentido de dejar a su cargo la sanción de la ofensa a la sociedad, en
consideración a que el ofendido al vengarse de su ofensor siempre lo

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

61

hacía en exceso, de allí la necesidad que los bienes de la vida y la


salud quedaran su protección al orden social. Esta política del Estado,
primero en Roma, después en España, se traslada finalmente a nuestro
país, que desde el primer código de la República, se regularon
dejándose a cargo del Estado la instancia y acción pública en contra de
los sujetos que violan el bien del particular que resulta lesionado.

Ahora bien, todas las legislaciones han precisado la conducta


denominada lesiones, clasificándola en cuanto a la peligrosidad para la
vida que causan éstas, y de acuerdo al término de sanidad de las
mismas, amén de la alteración e incapacidad que dejen en la salud y
funcionamiento.

CONCEPTO DE LESIONES.

La lesión por definición legal es toda alteración en la salud y cualquier


otro daño que dejara huella material en el cuerpo humano, sus efectos
son producidos por una causa extraña, es decir, la definición envuelve
como presupuesto indispensable, la actualidad y la realidad del daño
sobre lo que debe estructurarse indefectiblemente la clasificación legal
de la lesión para el efecto de la penalidad a imponer.

Desde un punto de vista estrictamente anatómico, se tiene que bajo el


nombre de lesión se comprenden no solamente las heridas,
excoriaciones, contusiones, fracturas, dislocaciones, quemaduras sino
toda alteración en la salud y cualquier otro daño que deje huella
material en el cuerpo humano, si esos efectos son producidos por una
causa externa (artículo 285 del Código Penal del D. F.).

Del concepto anterior se desprenden los siguientes elementos:

a) Una alteración de la salud y cualquier otro daño que deje huella


material en el cuerpo humano, y

b) Que esos efectos sean producidos por una causa externa.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

62

Para Jiménez Huerta, por lesión debe entenderse todo daño inferior a
la persona que deja huella material en el cuerpo o le produzca una
alteración en la salud.

En tanto que para González de la Vega se debe entender como lesión


cualquier daño exterior o interior perceptible o no inmediatamente por
los sentidos en el cuerpo en la salud o en la mente del hombre.

Ahora bien hay que analizar los elementos que se desprenden del
delito de lesiones y que anteriormente se mencionaron.

1. Alteración de la salud: Es decir cualquier daño interior o exterior, en


el cuerpo, en la salud o en la mente del hombre. El objeto de la tutela
penal es la protección de la integridad humana, tanto física como
psíquica.

Existen tres categorías de daños:

a) Lesiones externas: Traumatismo y heridas traumáticas con


huellas materiales en la superficie del cuerpo perceptibles por la
simple observación de los sentidos.

b) Lesiones internas: Daños tisulares o viscerales, heridas no


expuestas al exterior, enfermedades, envenenamiento, etcétera,
se conocen por el diagnóstico clínico.

c) Lesiones psíquicas y nerviosas: Enajenaciones, neurosis,


etcétera.

2. Causa externa: La lesión debe ser efecto de una actividad humana


ajena al sujeto pasivo. Las causas consisten en:

a) Acciones positivas: golpes contundentes, puñaladas, disparos


de arma, etcétera.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

63

b) Omisiones: abandono, privaciones de alimentos, cuidados o


medicinas, etcétera y,

c) Acciones morales: amenazas estados de terror contrariedades,


etcétera.

3. Elemento moral: Intencionalidad o imprudencia del agente (dolo o


culpa), aunque diversas legislaciones penales, como se ha sostenido,
aún admiten la forma de preterintencionalidad de la culpabilidad o
elemento moral.

Evolución histórica del delito de lesiones.

El delito de lesiones en su evolución histórica, ha sufrido verdaderas


transformaciones. Al principio, la legislación penal se conformó con
prever y sancionar los traumatismos y las heridas propiamente dichas
con huella material externa perceptible directamente por los sentidos,
causando en la persona, tales como la equimosis, las cortaduras, las
rupturas o la pérdida de miembro, etcétera.

Posteriormente se extendió el concepto de lesiones, comprendiendo


también las alteraciones internas perturbadoras de la salud en general
provocadas exteriormente, tales como las resultantes de la ingestión de
sustancias físicamente dañinas o químicamente tóxicas, el contagio de
enfermedades.

Por último, el concepto adquirirá su mayor amplitud cuando se le hizo


abarcar las perturbaciones psíquicas resultantes de causas externas,
físicas o morales, pudiendo decirse desde entonces que el objeto de la
tutela penal es la protección de la integridad personal, tanto en su
individualidad física como en la psíquica.

Como se ha sostenido en el delito de lesiones el objeto material


siempre es otro hombre sobre quien recae la actividad física del activo,
y ese otro hombre es, igualmente siempre el sujeto pasivo del delito,
por su cualidad de “titular” del interés ofendido por el hecho. La acción
recae sobre otro hombre vivo, se requiere esta condición desde el

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

64

momento del nacimiento. Tal calidad de hombre vivo, sujeto pasivo,


cesa con la muerte. El hombre, objeto material, no es otra cosa que el
objeto natural sobre el que incide la conducta típica y debiendo ser éste
el cuerpo de una persona viva, ha de tenerse como presupuesto básico
a la persona viva y como tal, el compuesto psicofísico que la compone
y por lo tanto susceptible de sufrir la conducta del activo, tanto si ésta
incide en la dimensión, física o material como en la psíquica. En todo
caso, el resultado típico en el delito de lesiones es menoscabo de la
salud del sujeto pasivo.

No debe entenderse en un sentido estricto que la lesión es un


resultado, más bien, lesión es el “nomen iuris” tradicional del delito que
inoportunamente ha sido introducido en la definición de la figura
delictiva. Esta afirmación sostenida respecto de la legislación italiana es
válida también para nuestro derecho positivo, así como para el
español, pues tal cosa ha hecho el legislador nacional, cuando entre
otros, en el artículo 292 del Código Penal del Distrito Federal ha
determinado la pena para aquel que “infiera una lesión de la que resulte
una enfermedad segura o probablemente incurable, al que infiera una
lesión o consecuencia de la cual resulte incapacidad permanente para
trabajar, enajenación mental, etcétera, aún cuando la ley
desacertadamente determina por ejemplo: ”...Al que infiera una lesión
de la que resulte una enfermedad...“, de todos modos el delito no tiene
dos resultados, inferir la lesión (primer resultado) dejar herido al sujeto
pasivo, y el otro, ocasionado posteriormente y como consecuencia del
primer concretado en dejar al pasivo afectado de una enfermedad, o
inutilizarlo para el trabajo. Consecuentemente, tampoco se trata de un
estado de agravación del resultado.

La realización de las lesiones teniendo como origen omisiones,


presenta algunas veces la dificultad de la falta de pruebas auténticas o
incuestionables que demuestren la relación de causalidad entre la
omisión y el daño de lesiones, este problema puede manifestarse en la
realización del delito de lesiones como consecuencia del delito de
abandono de personas, de todas maneras, demostrada plenamente
dicha relación de causalidad, no puede caber duda alguna sobre la
existencia del delito si también concurren los otros elementos.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

65

El empleo de medios morales, tales como producir intencional o


dolosamente una alteración en la salud, una perturbación mental,
mediante amenazas contrariedades, estados de terror, impresiones
desagradables, entre otras, puede y debe ser considerado constitutivo
de lesiones, porque la alteración de la salud se realiza evidentemente
como efecto de causas externas, sin embargo, existen autores que
afirman lo contrario, debido a que a la codificación francesa (de la que
obviamente toma antecedentes los códigos penales nacionales), prevé
exclusivamente las lesiones resultantes de golpes, heridas y otro
género de violencias o vías de hecho, de tal manera que solo admite
los medios físicos, así pues, se sostiene como razón para no admitir los
medios morales como causas de las lesiones la dificultad de comprobar
legalmente la relación de causalidad o nexo causal entre el daño físico
como efecto y la causa moral, esta amplitud del sistema mexicano de
definición de las lesiones y porque es preciso no confundir la
posibilidad teorética de existencia del delito con la dificultad práctica de
la obtención de pruebas. Si en un proceso se logra la reunión de
pruebas idóneas y suficientes, no existe impedimento legal alguno para
considerar como lesiones las producidas o consecuencia de maniobras
morales.

Para considerar una lesión como delito no es suficiente, como ya lo


indicamos, la existencia de un daño en la salud, ni la comprobación de
que este daño se efectuó de una causa externa, es indispensable,
además la concurrencia del elemento moral, es decir, es necesario que
la causa externa del daño de lesiones sea imputable a un hombre por
su realización intencional o imprudente.

De éste tercer elemento integrante del delito se desprende una primera


clasificación jurídica de las lesiones, que las divide en: a) delito de
lesiones intencionales o dolosas y, b) delito de lesiones por
imprudencia o culposas.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

66

II.2. Tipo y atipicidad.

La conducta concreta que se presenta en la realidad debe encuadrar


perfectamente en el tipo legal o abstracción legislativa. Para que ello
ocurra deben satisfacerse todos los elementos del tipo. Así, será
necesario que una persona física, por cualquier medio, altere la salud
de otra o le cause un daño anatómico, y que en el caso concreto se
analice la clase de lesión de que se trata.

Para que ocurra esta adecuación conceptual o tipificación, como en


cualquier otro delito específicamente considerado, debe existir una
adecuación de la conducta al tipo o sea que, en este caso, el hecho
realizado por el agente se debe conformar al contenido de los artículos
específicos de los diversos Códigos Penales que hacen la descripción
del tipo penal en este delito.

En el delito de lesiones, la conducta típica consiste en inferir un daño


anatómico o en alterar la salud de una persona.

Formas y medios de ejecución.

La Ley no expresa ningún medio o forma especial para causar las


lesiones. Así, se entiende que puede ser cualquier forma o medio
empleado, siempre que resulte idóneo. No obstante, cabe mencionar
que los medios físicos, químicos, vegetales, el empleo de las fuerzas
de la naturaleza a voluntad del hombre, etcétera, son comunes, a
excepción de alguna lesión producida por un medio de ejecución
específico, tal y como el que contempla de manera especial el artículo
301 del Código Penal Federal, que establece “de las lesiones que a
una persona cause algún animal bravío será responsable el que con
esa intención lo azuce, lo suelte o haga esto último por descuido”.

Así como se clasifica el delito de lesiones en orden a la conducta es


obligado hacerlo con respecto al tipo. Así, puede sostenerse que el
delito de lesiones es un tipo fundamental básico, independiente o
autónomo, considerado que tiene vida por si mismo. Un tipo en
apariencia alternamente formado. Se considera que las lesiones

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

67

constituyen supuestos de alteración en la salud personal. Es indudable,


por tanto, que el tipo de lesiones no es alternativamente formado. Y
también un tipo normal, porque contiene únicamente elemento material.

ELEMENTOS DEL DELITO.

En el delito de lesiones se encuentran los siguientes elementos:

a). El Bien jurídico protegido.

En el delito de lesiones se hace patente que el objeto substancial


especifico o sea el bien jurídico que se protege, es precisamente la
salud personal, alternándose ésta, como se ha dicho anteriormente, al
causarse daños anatómicos, fisiológicos o psíquicos. La suprema Corte
de Justicia de la Nación, ha establecido que el tipo de las lesiones
tutela el bien jurídico “integridad corporal”.

b). Objeto material.

Por lo que respecta al delito en cuestión, el objeto material es la


persona a la que se lesiona, por lo que se puede afirmar que el objeto
material se identifica con el sujeto pasivo del delito.

c). Sujeto activo.

Cualquier persona puede ser sujeto activo del delito de lesiones, menos
el propio sujeto lesionado, es decir, no podría ser sujeto activo de las
propias lesiones que él se ha inferido. Será genérico el sujeto activo.

d). Sujeto Pasivo.

El sujeto pasivo puede ser igualmente cualquier persona, tratándose,


por tanto de un delito impersonal, por lo que igualmente será genérico
el pasivo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

68

Resulta requisito indispensable para que se infiera una lesión que el


sujeto pasivo a quien se le va a causar esté vivo.

Considerado como básico el requisito de la vida, habrá:

1. Delito imposible si se quiere lesionar a un sujeto creyéndolo


vivo, cuando en realidad se encuentra muerto.
2. Profanación de un cadáver o restos humanos, si se llevan
acabo actos de vilipendio, mutilación, obscenidad o brutalidad.
3. Lesiones, si se causa una alteración en la salud a un lesionado
con anterioridad.

Las dos primeras hipótesis se diferencian en orden al elemento


subjetivo, ya que mientras en la primera existe propósito de lesionar, en
la segunda, tal propósito lo es de ofender.

En el delito de lesiones no podrá hablarse de atipicidad por falta de


calidad en el sujeto activo porque en este delito el sujeto puede ser
cualquiera, es decir genérico, ni por falta de delito el sujeto puede ser
cualquiera, ni por falta de calidad en el sujeto pasivo puesto que el
sujeto pasivo es unipersonal, ni por falta de referencias temporales, ni
especiales ni del medio, porque presentarse una atipicidad por falta de
objeto ya sea material o jurídico, como por ejemplo, cuando
queriéndose lesionar a una persona no se encuentra en el lugar, o bien,
no ésta con vida, o porque los medios no sean idóneos, originándose
una tentativa imposible.

El aspecto negativo de la tipicidad se configurará cuando la conducta


concreta no se adecue al tipo, por ejemplo, si el resultado producido es
la muerte, será una conducta atípica de lesiones y típica de homicidio.

La alteración en la salud también será atípica cuando no se produzca


por una causa externa, como un trastorno orgánico que surja, en forma
espontánea, sin la intervención del hombre.

Ahora bien, siendo la antijuridicidad un elemento esencial general para


que exista el delito de lesiones el hecho debe ser antijurídico.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

69

Será antijurídico cuando, siendo típico no este protegido el sujeto activo


por una causa de licitud.

El delito de lesiones es antijurídico en tanto existe una contrariedad al


derecho. La ley tutela el bien jurídico de la integridad corporal y, si
alguien lo afecta, transgrede la ley y actúa antijurídicamente.

En las lesiones pueden presentarse todas las causas de justificación.


Así, alguien que actúa en legítima defensa puede causar lesiones,
también por estado de necesidad puede lesionarse a alguien, y en
todos los casos de causas justificativas, éstas pueden presentarse en
el delito que nos ocupa.

Circunstancias modificadoras.

Al igual que en el homicidio, existen determinadas consideraciones que


el legislador hace valer, y plasma en la ley modificaciones en la pena
en función de la menor o mayor antijuridicidad que reviste la conducta
típica del agente.

Atenuantes. Son las mismas que en el homicidio, excepto una de ellas:

a) Lesiones en riña o duelo, según el Código Penal Federal


(artículo 297).

b) Lesiones por Emoción violenta.

Como se observa, el único caso que no se contempla en el delito de


lesiones es el del consentimiento de la víctima, pues en éste ilícito, no
existe la autolesión ni el consentimiento otorgado por la víctima, como
sí ocurre en el homicidio.

Como se ha sostenido, cabe precisar que lo expuesto para el delito de


homicidio se aplica también al de lesiones, con excepción de las
punibilidades siguientes:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

70

a) En caso de riña o duelo, conforme al artículo 297 del Código Penal


Federal, podrán disminuirse hasta la mitad o hasta cinco sextos de
la condena según se trate de el provocado o del provocador,
considerando también la mayor o menor importancia de la
provocación.
Los artículos 133 y 137 del Código Penal para el Distrito Federal se
refieren a la riña.
b) En caso de emoción violenta la sanción será de hasta una tercera
parte de la que correspondería por su comisión, según lo dispone la
parte final del artículo 310 del Código Penal Federal.

El artículo 136 del Código Penal para el Distrito Federal se refiere a la


emoción violenta.

Existen diversas legislaciones penales locales que contemplan otras


tantas circunstancias atenuantes, como la infidelidad conyugal y el caso
del corruptor del descendiente, figuras éstas derogadas del Código
Penal para el Distrito Federal, por publicación en el Diario Oficial de 10
de enero de 1994.

Agravantes. Son las mismas que agravan el homicidio, tales como la


premeditación según el Código Penal Federal, alevosía, ventaja y
traición, por lo cual resulta aplicable en éste apartado lo expuesto en el
relativo al homicidio agravado, debiéndose tener en cuenta la regla que
el artículo 298 del Código Penal Federal señala para la aplicación de la
pena: “Al responsable de una lesión calificada se le aumentará la
sanción hasta el doble de la que corresponda por la lesión simple
causada”.

Una agravante específica se prevé en lo dispuesto en el artículo 300


del Código Penal Federal, el cual establece que si la víctima fuere
alguno de los parientes o personas a que se refieren los artículos 343
bis (parientes consanguíneos) y 343 ter (afines) y si viven en el mismo
domicilio, aumentará la sanción hasta en una tercera parte en su
mínimo y en su máximo, salvo que también se tipifique el delito de
violencia familiar.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

71

En este punto se incluye lo referente a las lesiones previstas por el


artículo 295 del Código Penal Federal, que señala: “Al que ejerciendo la
patria potestad o la tutela infiera lesiones a los menores o pupilos bajo
su guarda, el juez podrá imponerle, además de la pena correspondiente
a las lesiones, suspensión o privación en el ejercicio de aquéllos
derechos”.

Por su parte el artículo 131 del Código Penal para el Distrito Federal
establece una agravante en el caso siguiente: “A quién cause lesiones
a un ascendiente o descendiente consanguíneo en línea recta,
hermano, cónyuge, concubino o concubinario, pareja permanente,
adoptante o adoptado, se le aumentará en una mitad la pena que
corresponda, según las lesiones inferidas”.

Del mismo modo, el artículo 134 del mismo ordenamiento establece


que la punibilidad para las lesiones agravadas, en término de que
“Cuando las lesiones sean calificadas, la pena correspondiente a las
lesiones simples se incrementará en dos terceras partes”.

El derogado artículo 294 del Código Penal Federal preveía una excusa
absolutoria para éste último caso, cuando la lesión se infería en el
ejercicio del derecho de corrección. Actualmente, dicha excusa no
solamente ha desaparecido, sino que inclusive además de la sanción
correspondiente, se suspende o priva del ejercicio de la patria potestad
o la tutela al sujeto activo.

Otro caso específico contemplado en diverso precepto respecto de la


agravante en la sanción del este delito, es la descripta en el artículo
339 del Código Penal Federal, que forma parte del Capítulo Séptimo
sobre el abandono de personas, el cual establece en su parte relativa:
“...se presumirán éstas como premeditadas para los efectos de aplicar
las sanciones que a estos delitos correspondan”.

Dicho artículo se refiere a los resultados típicos de lesiones y homicidio


derivados de los delitos de abandono de niños incapaces de cuidarse a
sí mismos o de personas enfermas, así como del delito de abandono
de cónyuge e hijos.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

72

Ahora bien, por cuanto a las causas de justificación, plenamente


válidas para el delito de lesiones, se pueden incluir a la Legítima
defensa, el estado de necesidad cuando el bien sacrificado es de
menor importancia que el salvado y el ejercicio de un derecho,
principalmente.

CLASIFICACIÓN DE LAS LESIONES.

Para clasificar las lesiones existen diversos criterios según se trate de


la medicina o del derecho. Obviamente, aquí interesa la clasificación
que el Derecho Penal hace por medio de la doctrina y la ley, al precisar
que esta última agrupa las distintas lesiones sin darles una
denominación que las identifique, como lo hace la doctrina. Así, existen
los tipos de lesiones siguientes: levísimas, leves, graves y gravísimas.

A) LESIONES LEVÍSIMAS Y LEVES.

La primera parte del artículo 289 del Código Penal Federal señala: “Al
que infiera una lesión que no ponga en peligro la vida del ofendido y
tarde en sanar menos de quince días, se le impondrán de tres a ocho
meses de prisión, o de 30 a 50 días de multa, o ambas sanciones, a
juicio del juez...”.

Artículo 289. “Al que infiera una lesión que no ponga en peligro la vida
del ofendido y tarde en sanar menos de quince días, se le impondrán
de tres a ocho meses de prisión, o de treinta a cincuenta días multa, o
ambas sanciones a juicio del juez. Si tardare en sanar más de quince
días, se le impondrán de cuatro meses a dos años de prisión y de
sesenta a doscientos setenta días multa.

En estos casos, el delito se perseguirá por querella, salvo en el que


contempla el artículo 295, en cuyo caso se perseguirá de oficio”.

Para que una lesión sea levísima, se requiere, por disposición expresa
de la norma, lo siguiente:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

73

• Que no ponga en peligro la vida.

• Que tarde en sanar menos de quince días.

Con relación a las lesiones leves se refiere la segunda parte del artículo
289 del Código en comento: “...si tardare en sanar más de 15 días, se
le impondrán de cuatro meses a dos años de prisión y de 60 a 270 días
de multa”.

Esto significa que la lesión leve no debe poner en peligro la vida, pero a
diferencia de las levísimas, tarda en sanar más de quince días.

En relación con las lesiones levísimas debemos mencionar que la


clasificación de levísimas en cuanto a las lesiones depende de los
avances en la ciencia médica y que ésta ha progresado notablemente
en los últimos cien años variando consecuentemente la clasificación
de las lesiones, entonces, los daños producidos a la integridad de la
persona hace cien o cincuenta años y que tardaban en sanar menos
de quince días representaban en realidad una “levicidad” menor
incomparablemente menor a las que hoy en día pueden sanar,
gracias a aquellos adelantos médicos en menos de quince días.

En otras palabras las lesiones que actualmente se clasifican como


levísimas son de mayor gravedad que las que hace
aproximadamente cuarenta y seis años, requerían de ese mismo
lapso.

En cuanto a las lesiones leves, esta modalidad del delito de lesiones


no difiere en su aspecto subjetivo de la anterior y en el ámbito
objetivo solo varía el referente en cuanto a la mayor duración en
tiempo de la lesión o mejor aún de sus efectos.

B) LESIONES GRAVES Y GRAVÍSIMAS.

El tipo de lesiones de las consideradas graves son contempladas en los


artículos 290 y 291 del Código Penal Federal, en los siguientes
términos:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

74

Artículo 290. “Se impondrán de dos a cinco años de prisión y multa de


cien a trescientos pesos, al que infiera una lesión que deje al ofendido
cicatriz en la cara, perpetuamente notable”.

Artículo 291. “Se impondrán de tres a cinco años de prisión y multa de


trescientos a quinientos pesos, al que infiera una lesión que perturbe
para siempre la vista, o disminuya la facultad de oír, entorpezca o
debilite permanentemente una mano, un pie, un brazo, una pierna, o
cualquier otro órgano, el uso de la palabra o alguna de las facultades
mentales”.

La primera consecuencia de una lesión grave es dejar al sujeto pasivo


una cicatriz en la cara y que ésta sea perpetuamente notable.

Las lesiones graves en el rostro constan de los siguientes elementos:

• Cicatriz.
• Cara.
• Perpetuamente notable.

Tal cicatriz, por lo tanto, no podrá estar en otra parte sino sólo en la
cara y su notoriedad debe ser perpetua, o de por vida.

El artículo 291 del Código Penal Federal indica las otras lesiones que
también se estiman graves:

• Que perturbe para siempre la vista.


• Que disminuya la facultad de oír.
• Que entorpezca o debilite permanentemente una mano, un pie,
un brazo, una pierna o cualquier otro órgano, el uso de la
palabra o alguna de las facultades mentales.

En tales hipótesis se establece una disfunción permanente, en la cual


se configura una afectación no total, sino parcial: perturbar, disminuir,
entorpecer o debilitar.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

75

En cuanto al elemento objetivo en estos tipos de lesiones, solo cabe


insistir, desde el lado objetivo en lo relativo al “resultado”. Hay autores
que consideran que en las lesiones graves se da un resultado, que
consiste en la lesión y también una consecuencia de la lesión que se
carga en la culpabilidad del agente a título de responsabilidad
objetiva, consecuencias que agravan el delito de lesiones.

La consecuencia se separa de la lesión y afirma el doble absurdo de


que la lesión es el resultado del delito de lesiones y que la
consecuencia señalada en la ley es a su vez el resultado de lesión.

Como el precepto no se refiere a las lesiones que eventualmente


pudieran poner en peligro la vida, sino a los casos en que
efectivamente la víctima corrió inminente peligro de defunción, la
tarea de los médicos legistas es ardua y delicada, debiendo basar su
dictamen en el análisis de las diversas circunstancias que en su
concepto concurrieron para peligrar su vida.

Por cuanto al tipo de lesiones gravísimas es el Código Penal Federal


en sus artículos 292 y 293 donde se enumeran las afectaciones y los
daños que tal ordenamiento legal considera como lesiones gravísimas.

Artículo 292.- Se impondrán de cinco a ocho años de prisión al que


infiera una lesión de la que resulte una enfermedad segura o
probablemente incurable, la inutilización completa o la pérdida de un
ojo, de un brazo, de una mano, de una pierna o de un pié, o de
cualquier otro órgano; cuando quede perjudicada para siempre,
cualquiera función orgánica o cuando el ofendido quede sordo,
impotente o con una deformidad incorregible.

Se impondrán de seis a diez años de prisión, al que infiera una lesión a


consecuencia de la cual resulte incapacidad permanente para trabajar,
enajenación mental, la pérdida de la vista o del habla o de las funciones
sexuales.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

76

Artículo 293. Al que infiera lesiones que pongan en peligro la vida, se le


impondrán de tres a seis años de prisión, sin perjuicio de las sanciones
que le correspondan conforme a los artículos anteriores.

Las lesiones gravísimas en el Código Penal para el Distrito Federal


están previstas en las fracciones VI y VII del artículo 130 primero y
segundo grupos.

El primer grupo o fracción VI corresponde a la lesión que produce la


pérdida de cualquier función orgánica, de un miembro, de un órgano o
de una facultad cuando cause una enfermedad incurable o una
deformidad incorregible.

El segundo grupo fracción VII corresponde a la lesión que pone en


peligro la vida.

En el Código Penal para el Distrito Federal, el delito de lesiones se


establece de conformidad con los siguientes artículos:

Artículo 130. “Al que cause a otro un daño o alteración en su salud, se


le impondrán:

I. De treinta a noventa días multa, si las lesiones tardan en sanar


menos de quince días;
II. De seis meses a dos años de prisión, cuando tarden en sanar
más de quince días y menos de sesenta;
III. De dos a tres años seis meses de prisión, si tardan en sanar
más de sesenta días;
IV. De dos a cinco años de prisión, cuando dejen cicatriz
permanentemente notable en la cara;
V. De tres a cinco años de prisión, cuando disminuyan alguna
facultad o el normal funcionamiento de un órgano o de un
miembro;
VI. De tres a ocho años de prisión, si producen la pérdida de
cualquier función orgánica, de un miembro, de un órgano o de
una facultad, o causen una enfermedad incurable o una
deformidad incorregible; y

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

77

VII. De tres a ocho años de prisión, cuando pongan en peligro la


vida.

Las lesiones a que se refiere la fracción I serán sancionadas por este


Código únicamente cuando se produzcan de manera dolosa.

Artículo 131. A quien cause lesiones a un ascendiente o descendiente


consanguíneo en línea recta, hermano, cónyuge, concubina o
concubinario, pareja permanente, adoptante o adoptada, se le
aumentará en una mitad la pena que corresponda, según las lesiones
inferidas.

Artículo 132. Cuando las lesiones se infieran con crueldad o frecuencia


a un menor de edad o a un incapaz, sujetos a la patria potestad, tutela
o custodia del agente, la pena se incrementará con dos terceras partes
de la sanción prevista.

En ambos casos, a juicio del juez, se decretará la suspensión o pérdida


de los derechos que tenga el agente en relación con el sujeto pasivo,
por un tiempo igual al de la pena de prisión que se imponga.

Artículo 133. Al que infiera a otro lesiones en riña, se le impondrá la


mitad de las penas que correspondan por las lesiones causadas, si se
tratare del provocador, y la tercera parte si se trata del provocado.

7
Artículo 134. Cuando las lesiones sean calificadas, la pena
correspondiente a las lesiones simples se incrementará en dos terceras
partes.

Artículo 135. Se perseguirán por querella las lesiones simples que no


pongan en peligro la vida y tarden en sanar menos de quince días, así
como las lesiones culposas, cualquiera que sea su naturaleza, salvo
que sean con motivo de tránsito de vehículos, en los siguientes casos:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

78

I. Que el conductor hubiese realizado la acción u omisión en


estado de ebriedad, bajo el influjo de estupefacientes,
psicotrópicos o de cualquier otra sustancia que produzca
efectos similares;
II. Que el conductor haya abandonado a la víctima”.

Por otro lado, cabe destacar que la peligrosidad vinculada al delito de


lesiones, se considera como el conjunto de condiciones subjetivas que
autorizan un pronóstico acerca de la propensión de un individuo a
cometer delitos.

Los delitos de peligro se clasifican en delitos de peligro concreto y


delitos de peligro presunto o abstracto. La distinción entre los tipos de
lesión y los tipos de peligro, se apoya en la intensidad del ataque al
objeto de la protección jurídica o bien jurídico, considerando que los
segundos pueden a su vez distinguirse en tipos de peligro abstracto y
tipos de peligro concreto, siendo los primeros aquellos que se
consuman con la mera constatación de la conducta creadora del
riesgo y en los que no se precisa comprobar que el peligro
efectivamente se ha producido en el caso particular.

En tanto que los de peligro concreto exigen para su realización que se


compruebe que en el caso concreto se ha producido efectivamente
el peligro.

II.3. Culpabilidad.

La imputabilidad es condición indispensable, para fundamentar un juicio


de culpabilidad, la existencia en el sujeto de la capacidad y culpabilidad
lo cual significa que la gente tenga capacidad de entender y de querer,
ya que de lo contrario, nos encontraríamos de frente a una causa de
inimputabilidad, prevista en la Ley, consistente en obrar bajo un
trastorno mental de carácter transitorio.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

79

Cabe destacar que la existencia de la imputabilidad existe a contrario


sensu del contenido de la Ley mencionada, a diferencia de otros
ordenamientos que difieren de este ordenamiento.

Ahora bien en orden a la culpabilidad con relación a las lesiones


pueden presentarse las siguientes hipótesis:

1. Lesión, con animus laedenci: lesiones.


2. Lesión con animus necandi y occidendi: homicidio frustrado o
tentativa.
3. Lesión con animus laendio, produciéndose una de mayor
gravedad que la que se quiso inferir: lesiones
preterintencionales (previstas en algunos códigos penales).
4. Lesión sin dolo ni culpa, lesiones causales o caso fortuito.

El reproche penal en cuanto al delito de lesiones puede revestir dos


formas:

Lesiones dolosas o intencionales, que es cuando el sujeto activo desea


el resultado típico de lesionar al pasivo. Y las lesiones culposas,
imprudenciales o no intencionales, que pueden configurarse cuando,
sin intención de causarlas, ocurren por negligencia, impericia o falta de
cuidado por parte del activo. Son comunes en hechos de tránsito.

En algunas legislaciones penales de ciertos Estados en donde aún


existe la preterintención, pueden presentarse lesiones de este tipo
llamadas preterintencionales.

Respecto de las lesiones culposas el artículo 140 del Código Penal


para el Distrito Federal establece lo siguiente:” Cuando el homicidio o
las lesiones se cometan culposamente con motivo del tránsito de
vehículos, se impondrá la mitad de las penas previstas en los artículos
123 y 130 respectivamente, en los siguientes casos:

I. Se trate de vehículos de pasajeros, carga, servicio público o


servicio al público.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

80

II. Se trate de transporte escolar, o servicio de transporte de


personal de alguna institución o empresa.
III. El agente conduzca bajo estado de ebriedad o bajo el influjo de
estupefacientes o psicotrópicos u otras sustancias que
produzcan efectos similares o,
IV. No auxilie a la víctima del delito o se dé a la fuga.

A su vez, el artículo 141, segundo párrafo, también hace referencia a


las lesiones culposas, pero cuando se causan a dos o más personas, y
a las previstas en las fracciones V, VI y VII del artículo 130, en cuyo
caso se aumentará la punibilidad y habrá suspensión de derechos.

Al igual que en el homicidio, en las lesiones pueden presentarse las


causas de inculpabilidad que anularán el elemento o aspecto positivo
del delito, es decir, la culpabilidad. Puede haberlas por caso fortuito,
eximentes putativas, error esencial de hecho invencible, etcétera.

II.4. Punibilidad.

Entendida a partir de la teoría del delito, la punibilidad consistente en el


merecimiento de una pena en función de la realización de cierta
conducta. Un comportamiento es punible cuando se hace acreedor a la
pena, tal merecimiento acarrea la conminación legal de la aplicación de
esa sanción. También se utilizara la palabra punibilidad, con menos
propiedad, para significar la imposición concreta de la pena a quien ha
sido declarado culpable de la comisión de un delito.

En otros términos, es punible una conducta cuando por su naturaleza


amerita ser sancionada, se engendra entonces la conminación estatal
parta los infractores de ciertas normas jurídicas, ejercicio del ius
puniendi, igualmente se entiende por punibilidad, en forma menos
apropiada, la consecuencia de dicha conminación, es decir, la acción
específica de imponer a los delincuentes, a posteriori, las penas
conducentes.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

81

En este último sentido, la punibilidad se confunde con la función misma,


con la imposición concreta de las sanciones penales, con el
cumplimiento efectivo de la llamada amenaza normativa.

Diversas penalidades.

La pena correspondiente a la lesión causada dependerá de la clase de


afectación inferida, así como de la existencia de circunstancias
atenuantes, o agravantes, y del grado de culpabilidad del agente.

Excusas absolutorias.

El artículo 321 bis del Código Penal Federal establece una excusa
cuando se trate de lesiones culposas, siempre que el pasivo sea un
ascendiente, o descendiente consanguíneo en línea recta, hermano,
cónyuge, concubino, adoptante o adoptado, salvo que el agente se
encuentre bajo el efecto de bebidas embriagantes, estupefacientes o
psicotrópicos sin prescripción médica, o bien, si no auxilia a la víctima.

El artículo 139 del Código Penal para el Distrito Federal establece una
excusa absolutoria para el caso de las lesiones culposas cometidas en
contra de su ascendiente, descendiente consanguíneo en línea recta,
hermano, adoptante o adoptado, cónyuge, concubina, concubinario o
cuando entre el agente y el pasivo exista relación de pareja
permanente, de amistad o de familia, salvo que el agente se encuentre
bajo el efecto de bebidas embriagantes, de estupefacientes o
psicotrópicos sin mediar prescripción médica, o que se diere a la fuga y
no auxilie a la víctima.

Consumación y tentativa.

En las lesiones se presentan ambas situaciones.

Consumación.

El delito de lesiones se consuma en el momento de alterar la salud o de


causar el daño anatómico.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

82

Tentativa. Puede existir el grado de tentativa, ya sea acabada o


inacabada.

Concurso de delitos.

En las lesiones se pueden presentar los dos casos de concurso, el


ideal o formal y el real o material.

Ideal o formal.

Ocurre cuando con una conducta se producen diversos resultados


típicos y uno de ellos es el de lesiones, por ejemplo, al colocar veneno
en la sal de la cocina de un restaurante, se produce lesiones y
homicidio.

Real o material.

También puede suceder que diferentes conductas generen varios


resultados típicos, uno de los cuáles sea la producción del delito de
lesiones, por ejemplo, en un asalto a una casa un sujeto roba, mata y
lesiona, y todo ello implica comportamientos diferentes.

Participación.

Igual que en el homicidio, en las lesiones pueden presentarse todos los


grados de participación: autoría, coautoría, encubrimiento, etcétera.

Perseguibilidad o procedencia.

En el delito de lesiones, la procedibilidad es de oficio, excepto en dos


casos:

Lesiones levísimas. Se persiguen por querella de la parte ofendida


conforme al artículo 289, segundo párrafo, del Código Penal Federal,
excepto si las realiza quien ejerce la patria potestad o la tutela.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

83

Lesiones por hechos de tránsito. Según el artículo 62, segundo párrafo,


del Código Penal Federal, las lesiones se perseguirán por querella
“cualquiera que sea su naturaleza”, cuando se causen por culpa y con
motivo del tránsito de vehículos y si quién lesiona no se encuentra bajo
el efecto de bebidas embriagantes o de estupefacientes o
psicotrópicos.

Artículo 62. Cuando por culpa se ocasione un daño en propiedad ajena


que no sea mayor del equivalente a cien veces el salario mínimo se
sancionará con multa hasta por el valor del daño causado, más la
reparación de ésta. La misma sanción se aplicará cuando el delito
culposo se ocasione con motivo del tránsito de vehículos cualquiera
que sea el valor del daño.

Cuando por culpa y por motivo del tránsito de vehículos se causen


lesiones, cualquiera que sea su naturaleza, sólo se procederá a
petición del ofendido o de su legítimo representante, siempre que el
conductor no se hubiese encontrado en estado de ebriedad o bajo el
influjo de estupefacientes, psicotrópicos o de cualquiera otra sustancia
que produzca efectos similares y no se haya dejado abandonada a la
víctima.

El artículo 135 del Código Penal para el Distrito Federal establece las
reglas para la procedencia por querella.

Para una más amplia información para el participante, y, a manera de


análisis comparativo entre las diversas legislaciones penales vistas
hasta el momento en ésta unidad, a continuación se presenta lo que el
Código Penal para el Estado de Morelos expone acerca del delito de
lesiones, en los siguientes términos:

Artículo 121. Al que cause a otro un daño en su salud, se le impondrán:

I. De diez a sesenta días multa o de diez a sesenta días de


trabajo en favor de la comunidad, si las lesiones tardan en
sanar menos de quince días;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

84

II. De tres a seis meses de prisión o de treinta a ciento veinte


días de trabajo a favor de la comunidad, si las lesiones tardan
en sanar más de quince y menos de treinta días;
III. De un año a dos años de prisión y de cien a quinientos días-
multa, si tardan en sanar más de treinta días;
IV. De dos a cuatro años de prisión y de doscientos a mil días-
multa, si dejan cicatriz permanentemente notable en la cara;
V. De dos a cinco años de prisión y de doscientos a mil
quinientos días-multa, cuando disminuyan gravemente
facultades o el normal funcionamiento de órganos o
miembros;
VI. De dos a seis años de prisión y de doscientos a dos mil días-
multa, si ponen en peligro la vida;
VII. De tres a seis años de prisión y de trescientos a dos mil días-
multa, si causan incapacidad por más de un mes y menos de
un año para trabajar en la profesión, arte u oficio que
desarrolla el ofendido y de la que obtiene sus medios de
subsistencia;
VIII. De tres a ocho años de prisión y de trescientos a tres mil días-
multa, si producen la pérdida de cualquier función orgánica,
miembro, órgano o facultad, o causan una enfermedad cierta
o probablemente incurable o una deformidad grave e
incorregible; y
IX. De cinco a diez años de prisión y de quinientos a cinco mil
días-multa, si causan, por más de un año, la incapacidad
mencionada en la fracción VII de este artículo.

De las lesiones que a una persona cause un animal, será responsable


el que con esa intención lo azuce o haga esto último por descuido.

Artículo 122. Se sancionará con hasta una mitad más de la sanción


correspondiente a las lesiones inferidas, a quien las cause en los casos
previstos en el artículo 107.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

85

Además, se podrá privar al agente de los derechos que tenga con


respecto al ofendido, inclusive los de carácter sucesorio, cuando el
delito recaiga en persona sobre la que ejerza patria potestad, tutela o
custodia.

Artículo 123. Cuando las lesiones sean calificadas, se aumentará la


pena hasta en dos terceras partes.

Artículo 124. Al que infiera lesiones en riña se le impondrá hasta la


mitad de las sanciones correspondientes, si se trata del provocador, y
hasta la tercera parte, si se trata del provocado.

Artículo 125. Son perseguibles por querella las lesiones previstas en la


fracción I del artículo 121, las consideradas en las fracciones II, III y IV
del mismo precepto, si fueron inferidas en forma culposa, y las
ocasionadas al ascendiente o descendiente, en ambas líneas,
hermano, cónyuge, concubina, concubinario, adoptante o adoptado de
quien inflige las lesiones, salvo cuando se trate de delito cometido con
motivo del tránsito de vehículos y el conductor responsable se
encuentre en los casos previstos por el segundo párrafo del artículo
128.

En todo caso se perseguirán de oficio las lesiones causadas en los


términos del artículo 128.

LECTURAS.

Amuchategui Requena, Irma Griselda. Op. Cit. p.p. 247 a 268.

López Betancourt, Eduardo. Op. cit. pp. 145 a 172.

Código Penal Federal. Libro Segundo, Título Decimonoveno, Artículos


288 a 301.

Código Penal vigente para el Distrito Federal. Libro Segundo, Título


Primero, Artículos 130 a 135.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

86

Código Penal del Estado de Morelos. Libro Segundo, Título Primero,


Artículos 121 a 125.

Autoevaluación

1. Explique en qué consisten los elementos del delito para el delito de


lesiones.

2. Señale la diferencia entre tipicidad y antijuridicidad en el delito de


lesiones.

3. Mencione las causas de licitud en el delito de lesiones.

4. Mencione la concepción teórica de tipicidad en relación con las


lesiones.

5. Diga las hipótesis establecidas en el Código Penal Federal en


relación a la punibilidad de los casos especiales mencionados en
los artículos 300, 343bis y 343ter, así como en el artículo 295 y 134.

6. ¿Cuál es la diferencia y la relación existente con el delito de


lesiones entre imputabilidad e inimputabilidad?

7. En cuanto a la culpabilidad en el delito de lesiones, ésta puede ser


de dos tipos, ¿cuáles son?

8. ¿Cuáles son Las formas o medios de ejecución que la ley


contempla para causar lesiones?

9. ¿Cuáles son las lesiones consideradas graves y su fundamentación


legal?

10. Según el Código Penal Federal ¿Cuál es la penología para quien


infiera una lesión de la que resulte una incapacidad permanente
para trabajar?

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

87

11. ¿En qué consiste la punibilidad y qué órganos jurídicos se encargan


de aplicarla?

12. Mencione algunos ejemplos de causas justificativas, modificadoras


o atenuantes en el delito de lesiones.

13. Explique la relación existente entre el abandono de personas y el


delito de lesiones.

14. Explique la diferencia entre lesiones dolosas y lesiones culposas.

15. ¿Cuáles son las causas agravantes en el delito de lesiones, y cuál


es su fundamentación legal?

16. ¿Cuáles son las lesiones leves y su fundamentación legal?

17. Explique la diferencia entre consumación y tentativa en el delito de


lesiones.

18. En relación al hecho de la existencia del delito de lesiones ¿cómo


puede realizarse o llevarse a cabo éste?

19. Mencione el concepto general de “lesiones”.

20. ¿En qué consiste la conducta típica en el delito de lesiones?

21. ¿Cuál es el bien jurídico tutelado en el delito de lesiones?

22. Explique el concepto de atipicidad en el delito de lesiones.

23. Mencione la clasificación legal de las lesiones.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

88

CUADRO RESUMEN

DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD CORPORAL

LESIONES

Conducta típica y clasificación

Levísimas Leves Graves Gravísimas

Calificativas

Premeditación Alevosía Ventaja Traición

Culpabilidad

Dolosas Culposas

Punibilidad

Agravantes Atenuantes

Causas excluyentes de incriminación

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

89

UNIDAD III

DELITOS CONTRA LAS PERSONAS EN SU PATRIMONIO

PRESENTACIÓN

Los delitos que incluyen conductas típicas tendientes a violentar


antijurídicamente el bien jurídicamente tutelado del patrimonio del
individuo, son también conocidos como delitos “patrimoniales”. Estos
ilícitos incluyen la protección de la esfera jurídica patrimonial o
pecuniaria del sujeto, ya en lo particular o en lo colectivo, a través del
señalamiento preciso en la legislación sustantiva penal de tipos penales
tanto básicos como especiales.

La protección del patrimonio es de gran importancia atendiendo a que


constituye uno de los medios indispensables de vida del individuo, toda
vez que con el patrimonio se puede lograr la satisfacción de las
necesidades básicas del individuo y de la familia. En este sentido es
que la descripción de los delitos patrimoniales, reviste enorme interés
en la seguridad jurídica del gobernado y, asimismo, permite establecer,
en la medida que se evitan los delitos patrimoniales, lograr condiciones
de armonía y paz sociales, objeto último del Derecho Penal.

Dentro de los delitos patrimoniales se contemplan figuras típicas tales


como el robo, el fraude, el abuso de confianza, el daño en propiedad
ajena, el despojo, el abigeato, la usura y el encubrimiento por
receptación; cada uno de los cuales admite diversas modalidades o
hipótesis típicas de comisión diversa, tales como los delitos simples, los
calificados, los equiparados, los genéricos, los específicos, atenuados,
agravados, en grado de tentativa y, con las más diversas
clasificaciones, de los cuáles en la presente se analizarán las
generalidades de algunos de éstos.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

90

Al finalizar esta Unidad, el alumno tendrá como:

Objetivo

Identificar los diversos delitos patrimoniales


previstos en la legislación penal, distinguiendo
las modalidades típicas y naturaleza jurídica de
cada uno de ellos.

CONTENIDO

III.1. Delito de robo.


III.2. Delito de abuso de confianza.
III.3. Delito de fraude.
III.4. Delito de despojo.
III.5. Delito de daño en propiedad ajena.

Autoevaluación. Cuadro Resumen.

III.1. Delito de robo.

El delito de robo es el de comisión más frecuente de todos los


patrimoniales, debido a su simplicidad, ejecutiva, sobre todo en sus
formas más primarias de exteriorización, las que pueden quedar
perfeccionadas para un único acto, remover la cosa ajena con intención
de lucro.

La sencillez o complejidad ejecutiva de dicha acción típica ha dado,


precisamente, lugar a la clásica diferenciación entre hurto y robo o
hurto y rapiña establecida en algunas legislaciones, aunque no en la de
México, la cual inspirada en el Código Napoleónico no establece este
separación.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

91

Por su parte, en el Código Penal de Italia, el hurto y la rapiña se


distinguen por la violencia o la amenaza que en la segunda se emplea
para efectuar el apoderamiento común a ambas formas de delito. Y en
la legislación española el robo y el hurto se diferencian también por las
modalidades de su ejecución, pues en tanto que en el robo, el
apoderamiento ha de efectuarse ejerciéndose violencia sobre las
personas o mediante el empleo de fuerza en las cosas, en el hurto se
realiza sin la concurrencia de ninguna de las modalidades, restando,
por exclusión, como sus formas típicas, la astucia y la clandestinidad.

Aunque la cuestión no reviste otra importancia que la meramente


formal, pues la diferenciación entre los diversos modos de ejecutarse
en el apoderamiento tiene también trascendencia penal en aquellas
legislaciones que, como en la de México, no admiten dicha forma
dualidad típica. Si la violencia constituye otro delito se aplicarán las
reglas de la acumulación.

Los antecedentes históricos del delito que se estudia y que pueden ser
utilizados para la explicación retrospectiva, de nuestros preceptos
legales vigentes, así como la comprensión de la naturaleza jurídica de
éste ilícito, son principalmente los principios del Derecho Romano
acerca de las diferentes sustracciones de la propiedad ajena o sea de
lo que los juristas franceses y españoles tomaron en cuenta como
figuras de sustracción, la primera relativa al delito de robo y la segunda
referente al hurto y robo.

A partir del Derecho Penal Romano, puede distinguirse que el hurto del
derecho moderno, sólo aproximadamente corresponde al furtum
Romano, supuesto que éste último abarca también las distracciones e
interceptaciones y que se distinguía en las siguientes clases:

I. Hurto en general y sobre todo de bienes privados.


II. Hurto entre cónyuges o actiorerum amotarum.
III. Hurto de bienes pertenecientes a los Dioses, (sacrilegium) o al
estado (Peculatos).
IV. Hurto de cosechas.
V. Hurto cualificado de la época imperial.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

92

VI. Hurto de herencias.

El derecho romano no consideró al hurto violento, o sea al robo, como


un delito independiente, sino que, sin excluirlo del concepto general del
Furtum, lo incluyo entre los delitos de coacción, concediendo para
perseguirlo, tanto la acción de homicidio, en el caso de salteamiento o
robo en los caminos, como la de daño violento en las cosas. Se incluye
también el robo de hombres o usurpación del derecho dominical o
Plagium, delito éste que, aunque puede ser afín al hurto, no es en
realidad un robo como tal, sino una figura jurídica y legal asimilable.

ROBO EN GENERAL

Respecto de éste delito es preciso y necesario distinguir sus


generalidades del misma, y así se tiene que, se puede asegurar que el
robo nace con el hombre mismo, y que a través de los siglos se ha
reglamentado de diversas maneras. En la actualidad es un delito tan
común que ha alcanzado grandes proporciones, debido a la expansión
demográfica, y entre otra causa importante el desempleo que ha traído
como consecuencia el aumento de la delincuencia, robo a manos
armada y otras modalidades típicas tales como son el fraude y el
abuso de confianza, en la cual los sujetos activos demuestran más
inteligencia para actuar, para delinquir.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación da una definición de lo que


debemos entender por robo y a continuación se transcribe para aclarar
éste concepto:

"ROBO. Comete el delito de robo, el que se apodere de una cosa ajena


mueble sin derecho y sin consentimiento de la persona que pueda
disponer de ella con arreglo a la Ley".

En general el delito de robo está definido de igual manera en todos los


Códigos Penales a nivel Federal, en los Estados y del Distrito Federal
en nuestra República Mexicana, en más o menos los mismos términos
que incluyen a cada uno de los elementos del delito.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

93

Por cuanto a la tutela penal del delito de robo, se protegen por la norma
jurídico punitiva aquellas cosas de naturaleza mueble que integran el
acervo patrimonial de cada persona, en cuanto dichas cosas muebles
están en poder del titular de dicho patrimonio.

Es por tanto, el poder que de hecho se tiene sobre las cosas muebles o
la posesión de las mismas el interés patrimonial que se protege en este
delito, habida cuenta de que la conducta típica que la integra consiste
en el apoderamiento de la cosa mueble, lo cual presupone
conceptualmente desapoderar de ella a quien la tiene en su poder.

Tener la cosa mueble en nuestro poder significa poseerla. En el delito


de robo al calce de la tutela penal abarca ampliamente toda posesión
ya sea originaria o derivada a los que recurrió Savigny en su teoría
subjetiva o de la voluntad, esto es, todo poder de hecho que el sujeto
pasivo tenga sobre cualquier cosa mueble que le interesa conservar,
sin que sea necesario que este poder de hecho, sea permanente e
interrumpido.

Antes de examinar los diversos requisitos que yacen en la estructura de


éste tipo penal, es necesario precisar claramente, por la determinación
y fijación de sus perfiles y contornos, el quid patrimonial que se tutela
en el delito de robo o, de otra manera dicho, el activo patrimonial
protegido penalmente en esta especie típica y el aspecto del mismo
sobre el que se proyecta la tutela penal.

De la lectura del artículo 367 del Código Penal Federal, se pone de


manifiesto que la tutela penal en el delito de robo se proyecta
rectilíneamente sobre aquellas cosas de naturaleza mueble que
integran el acervo patrimonial en tanto en cuanto dichas cosas mueble
están en el poder del titular de dicho patrimonio. Es pues, el poder de
hecho que se tiene sobre las cosas muebles o la posesión de las
mismas, el interés patrimonial que se protege en este delito habida
cuenta de que la conducta típica que la integran consiste en el
apoderamiento de la cosa mueble, lo cual presupone conceptualmente
desapoderar de ella a quien la tiene en su poder.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

94

Tener la cosa mueble en nuestro poder, tanto significa civilmente como


poseerla. El artículo 790 del Código Civil para el Distrito Federal,
elocuentemente proclama que "es poseedor de una cosa el que ejerce
sobre ella el alcance de la tutela penal abarca ampliamente toda
posesión”, esto es, todo poder de hecho que el sujeto pasivo tenga
sobre cualquier cosa mueble que le interesa conservar. No es
necesario, empero, que este poder de hecho sea permanente e
interrumpido. Puede afirmarse que sin correr el riesgo de transformar el
orden económico de la vida cotidiana, no se puede negar que se este
en posesión de los muebles que se tienen en nuestras casas, incluso
cuando estamos se está ausente o se viaja. El agricultor esta en
posesión del arado dejado durante la noche en el campo, el viajero en
el de su equipaje que deja en el vagón mientras almuerza en el
restaurante, el nadador en la de sus vestidos dejados en la orilla
mientras está en el agua.

Dicho poder de hecho tanto puede ser emanación del pleno derecho
real de dominio, ius possidendi como simple encarnación de la
protección provisoria constitutiva de derecho real de posesión ius
possesionis.

La enorme deuda contraída por nuestro país con los países del primer
mundo, así como con grandes potencias y organismos internacionales,
la devaluación de Diciembre de 1994 y las subsecuentes, las ventas de
bancos, ferrocarriles, Teléfonos de México, Puertos Marítimos, el
aumento de los intereses, la negativa reducción de créditos de las
Instituciones Bancarias, la desorbitada inflación de precios en los
artículos de primera necesidad, la inestabilidad política, el nacimiento
de movimientos sociales violentos de rebelión, tales como la guerra y
Ejército Zapatista de Liberación Nacional, entre otras causas, pueden
ser francamente considerados como causas que han provocado o
favorecido, tanto la quiebra de muchas casas comerciales, como la
desestabilización de la economía doméstica y consecuentemente con
el cierre de ciertas empresas se ha creado un gran número de espacios
laborales vacíos, con lo que surgió el flagelo social del desempleo,
acarreando paralelamente el incremento de las necesidades de las
familias de escasos recursos y como consecuencia un considerable

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

95

aumento en la comisión de los delitos patrimoniales y en especial el


robo.

Claro está que no se justifica por la dinámica social contemporánea, el


aumento en la incidencia del robo o de los delitos patrimoniales en
general, no obstante, cabe destacar que lo anterior puede servir de
punto reflexivo para comprender algún aspecto generador de éstos
delitos.

ELEMENTOS DEL TIPO.

La definición del delito de robo contenida en el Código Penal Federal,


se integra por una serie de requisitos o elementos de naturaleza
heterogénea. Estos conceptuales requisitos o elementos son:

* APODERAMIENTO.
* COSA MUEBLE.
* AJENA.
* PATRIMONIO.
* SIN DERECHO Y SIN CONSENTIMIENTO.
* INTERVENCIÓN DE SUJETO PASIVO Y SUJETO ACTIVO.

El núcleo del tipo de robo radica en el apoderamiento que ha de


realizar el sujeto activo. Apoderarse uno de alguna cosa, significa,
según el diccionario de la Academia Española, como "ponerla bajo su
poder" empero, como para la continuación o configuración del delito de
robo se precisa que la causa esté previamente en posesión ajena, esto
es, un poder de otra persona, necesario es determinar cuando previo
quebrantamiento de dicha posesión, la cosa queda en poder del
agente. Esta determinación tiene importancia capital, pues la
concurrencia de los demás elementos típicos, hacen la perfección del
delito.

Existen de antiguo diversos criterios para determinar en que consiste y


cuando se integra el apoderamiento típico del delito de robo. Sin
embargo, como el concepto de apoderamiento ejecutivo del delito, en
general, las diversas teorías elaboradas en orden al problema fincan

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

96

sus pilares en los diversos momentos del proceso ejecutivo. Se


expondrán a continuación, sin dar importancia a los nombres latinos
con que son conocidos, pues como a dichos nombres no se otorga por
los escritores igual significación, su empleo es proclive a confusiones y
equívocos.

Según la más antigua teoría, el robo se perfecciona por el hecho de


tocar el sujeto activo la cosa con la mano, ésta teoría esta impregnada
del sacramental simbolismo del primigenio derecho romano, en la
actualidad es insostenible, pues el sólo hecho de tocar la cosa no
implica que quebranta la posesión o poder de hecho que sobre la cosa
tiene el sujeto pasivo.

Extraordinaria importancia ha tenido y tiene la teoría de la remoción.


Carrará sostiene que el robo se consuma cuando la cosa ajena ha sido
desplazada del sitio en que se hallaba y no ya por el acto de ponerse la
mano sobre ella, pues sólo cuando acaece aquél desplazamiento surge
la violación de la posesión ajena.

Se prescinde del momento de la remoción el cual implica en si mismo


una violación completa de la posesión, no se podría encontrar un
criterio exacto para determinar el momento consumativo del robo, pues
incluso, entre los que niegan que la esencia del delito radica en la
remoción de la cosa, se advierte una fluctuación ineludible. Unos
sostienen que se consuma cuando el objeto robado es sacado de la
cámara en que se encuentra, otros de la casa, otros de las adyacentes,
y, finalmente, otros, cuando el ladrón se ha llevado la cosa al lugar a
que destinaba.

Un tercer criterio estima insuficiente la simple remoción de la cosa, por


quedar impreciso el sitio al que se desplaza, y exigen que la cosa sea
transportada por el ladrón a otro lugar fuera de la esfera en que estaba
y colocada en la sección del culpable.

Finalmente, una cuarta teoría, considera que sólo puede tipificarse el


delito, cuando la cosa ha sido transportada por el ladrón al lugar seguro
donde se propuso, antes del robo, ocultarla.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

97

Formas de ejecución:

- Simples.
- Calificadas.
- Con violencia en las personas.
- Con allanamiento de morada o de lugar cerrado.
- Por quebrantamiento de fe o seguridad.
- Tentativa y ejecución.
- En situación de la pareja.

Sobre las formas de ejecución del delito de robo, en concordancia con


lo expresado por Jiménez Huerta, es posible sostener que la conducta
ejecutiva del delito de robo se concreta en el plano de actos materiales
que realiza el sujeto activo para lograr el apoderamiento de la casa.
Este comportamiento material, siempre de carácter comisivo, reviste
mayor o menor complejidad según la naturaleza de la cosa, el lugar en
que ésta se encuentra y las facilidades o dificultades que el agente
tenga que vencer para consumar el apoderamiento, puede el delito ser
unisubisistente, el ratero arrebata de un jalón el bolso de mano que la
dama porta y plurisubsistente, el ladrón fractura puertas y ventanas
para introducirse en el lugar en que se encuentra el cuadro o joya de
que se quiere apoderar, empero, también en el delito de robo
unisubsistente puede configurarse la tentativa, tal y como sería en el
caso del ladrón que no logra apoderarse del bolso de mano a pesar del
fuerte jalón que dio del mismo, debido a la simultánea resistencia
reactiva desplegada por su propietario. El delito de robo es siempre y
en cualquier incidencia de su proceso ejecutivo, un delito de resultado o
material.

El diverso tratamiento legislativo penal, bien puesto de relieve en la


sanción acordado en los Códigos Penales a los distintos medios y
circunstancias, motivaciones y finalidades que pueden concurrir en la
comisión del robo, permite distinguir sus formas de presentación en
simples, calificadas y privilegiadas.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

98

El robo simple esta en el ápice de las acciones punibles, y es lo gris y


cotidiano de la criminalidad. Las formas simples de ejecución del delito
de robo sólo por exclusión pueden determinarse, pues como en el
Código se establecen penas agravadas para cuando se ejecute con
violencia en las personas, allanamiento de morada, o de lugar cerrado
y quebrantamiento de fe o seguridad, resulta por eliminación que el
robo es simple únicamente cuando se ejecuta sin la concurrencia de
alguno de los medios o circunstancia a que se refieren los citados
elementos.

Si con el pensamiento se precisan las formas de ejecución que, por


descarte de las calificadas, pueden dar lugar al robo simple, de
inmediato puede advertirse que sólo los apoderamientos efectuados
con astucia, destreza o clandestinidad integran dichas sencillas e
incompletas formas.

La astucia implica la puesta en juego directa o indirectamente de un


medio ingenioso de apoderamiento de la cosa o séase mañoso o
sagaz. Sirvan de ejemplos los robos que se efectúan con animales
amaestrados o valiéndose a personas a quienes se induce en error o
sin capacidad penal, inimputables, menores, etcétera, la destreza
estriba en hacer uso para lograr la remoción de la cosa de alguna
especial habilidad o adiestramiento, bien puesta de relieve en los robos
que de consumo efectúan las características profesionales en trenes,
metros o camiones.

La clandestinidad supone que el apoderamiento se realiza en secreto,


ocultamente, en un instante en que el agente no es visto por nadie.
Éstas formas ejecutivas son valga la paradójica frase, la de mayor
pureza Jurídico Penal, pues en ella estrictamente se dañan intereses
patrimoniales al contrario que acaece con las calificadas, en las que
como vamos a ver a continuación simultáneamente se lesionan otros
bienes jurídicos tutelados también penalmente.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

99

Asimismo, existen formas de ejecución que califican el robo, esto es,


que aumentan su sanción penal. Dichas circunstancias agravan el
delito debido a que cuando concurre una de ellas en su ejecución,
contemporáneamente a la lesión del interés patrimonial que sobre la
cosa tiene el ofendido, se lesionan también otros bienes jurídicos de
naturaleza distinta, como lo son los de su libertad y seguridad
individual. La violencia en las personas el allanamiento de morada o de
lugar cerrado y el quebrantamiento de la fe o seguridad debidas, con
las formas de ejecución que, según el sistema del Código Penal para el
Distrito Federal, agravan el robo. Y a ellas, separadamente, se hará
referencia a continuación.

Por cuanto al robo con Violencia en las personas, ha de advertirse que


si el delincuente que aspira a enriquecerse con las cosas ajenas, hace
violencia sobre la persona del propietario para alcanzar su pérfido fin,
realiza un ilícito que, aún cuando cauce daño efectivo a la persona
ofendida, presenta siempre caracteres de extrema gravedad. En estos
casos se lesionan dos, e incluso tres derechos, pues el agresor
además de atacar el de propiedad, lesiona también por el medio que
emplea el derecho de libertad individual, y algunas veces hasta el de la
integridad de las personas. Por otra parte, dichas conductas ofenden
intensísimamente los ideales valorativos de la colectividad, pues el
hecho de que recurra a la violencia o a la amenaza como medio para
desapoderar a las personas de sus bienes patrimoniales engendra una
profunda alarma. Y congruentemente con estos fundamentos, el
Código Penal para el Distrito Federal, estatuye que se agrava el robo
"… cuando se cometa con violencia física o moral, o cuando se ejerza
violencia para darse a la fuga o defender lo robado” (Artículo 225,
fracción I). En otros Códigos Penales, tales como el Alemán y el
Italiano, el uso de la violencia configura un complejo delito denominado
atraco o rapiña. Y en el mismo sentido, en todos los Códigos Penales
mexicanos, se considera a la violencia como una calificativa punible
que agrava el tipo penal.

Conviene subrayar que la violencia integra tanto el uso de la fuerza


física como el de la fuerza moral, pues igual es que el propietario haya
sido aferrado, encerrado en una habitación, golpeado o atacado con

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

100

lazos para que no impida el robo, como que con el mismo fin se la haya
puesto una pistola al pecho o de otra manera se le haya intimidado. Y
congruentemente con estas ideas, expresa el Código Penal, que la
violencia a las personas se distingue en física y moral. Se entiende por
violencia física en el robo, la fuerza material que para cometerlo se
hace a una persona. Hay violencia moral, cuando el sujeto amaga o
amenaza a una persona con un mal grave, presente o inmediato, capaz
de intimidarla. En una y otra se constriñe, no solamente la libertad de
obrar.

La fuerza material empleada en la comisión de un robo da lugar a la


agravante de violencia física cuando haya impedido corporalmente a la
víctima de manera reactiva defender los objetos robados o, de otra
manera dicho, la hubiere imposibilitado muscularmente al poner en
juego sus naturales reacciones orgánicas para retener la cosa en su
poder, ora paralizando, ora dificultando la acción del culpable.

Existe violencia física si se mata, lesiona, golpea, amordaza o ata a la


víctima para eliminarla o inmovilizarla, o cuando a una persona distinta
de la robada, que se halle en compañía de ella, por ejemplo parientes o
empleados.

No existe la calificativa de violencia física si la fuerza material se ejerce


sobre la cosa no sobre la persona, para arrancarla de manos de la
víctima, como, por ejemplo, acontece cuando se da un manotazo o
jalón sobre el bolso de mano que una señora porta. Empero, si el
ladrón después de haberse apoderado del bolso, ejerce violencia para
proporcionarse la fuga o defender lo robado, sobre su víctima u otra
persona que, por ejemplo, la ha agarrado de la ropa para evitar que
huya, existe la calificativa de agravante.

No es necesario que la fuerza material sea irresistible, esto es, que


reduzca a una total y compleja impotencia a la persona sobre que se
ejerce, basta que disminuya, aunque sólo fuere en parte, su libertad de
movimientos, pues el empleo de la más mínima fuerza material,
además de dificultar físicamente la reacción de la víctima para defender
o recuperar la cosa, tiene un enorme poder intimidante cuenta habida

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

101

de que es lógico que quien la sufre piense en la intensidad de los males


que la esperan en caso de que intente resistir la fuerza material que
sobre ella se hace.

Los actos de violencia física no deben rebasar la ofensa a la libertad


personal, esto es, no deben lesionar otro bien jurídico. Cuando a
consecuencia de la fuerza material desplegada sobre la víctima se
lesiona otro interés o bien jurídico penalmente tutelado o dicho en
términos de las legislaciones penales, si el robo se ejecutare con
violencia física o moral a la pena que corresponda por el robo simple se
agregarán las reglas de la acumulación según la penología que
corresponda al delito adicionado. Si la violencia constituye otro delito se
aplicarán igualmente dichas reglas de la acumulación.

En torno a la violencia moral surgen problemas de no escaso interés.


Esta violencia existe, también contemplada en los Códigos Penales,
disponiendo que haya violencia moral cuando el sujeto activo amaga o
amenaza a una persona con un mal grave, presente o inmediato, capaz
de intimidarla.

Es grave, aquello que reviste mucha entidad o importancia. Y aplicado


el concepto al problema en examen, es grave aquel mal que amenaza
con privar de la vida o con inferir alguna lesión corporal, pues estos
males, dada su magnitud, son idóneos para enervar o destruir la
libertad de las personas.

Es presente o inmediato, el mal que amaga o amenaza en cualquier


instante del proceso ejecutivo o en un momento posterior al
consumativo, siempre que no hubiere habido solución de continuidad,
esto es, sin que el ladrón hubiere logrado huir u ocultar lo robado, si
quien amenaza no exige la entrega inmediata de la cosa sino que
condiciona la causa del mal a que el sujeto pasivo no se la entregue en
un plazo más o menos largo durante el cual queda sustraído a la
presencia de aquel, no existe robo pues el mal no es actual o inmediato
y, en consecuencia, la entrega que el amenazado hiciere
posteriormente no podría estimarse desde el punto de vista del agente
como un apoderamiento de la cosa.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

102

El mal a otro como amenaza ha de ser capaz de intimidarla, esto es, ha


de hacer surgir en el amenazado de la representación de un peligro
que coarte su libre voluntad. No es necesario que se demuestre
objetivamente que el mal era real y cierto, basta que tenga la suficiente
apariencia objetiva para subjetivamente intimidar.

Robo con allanamiento de morada o de lugar cerrado.

Si para apoderarse el ladrón de la cosa que es objeto material del delito


de robo irrumpe en el domicilio o en la cerrada heredad ajena, su
conducta adquiere desde el punto de vista de la desvalorización penal
una plural significación, pues contemporáneamente lesiona el
patrimonio de la persona ofendida y el bien jurídico de su libertad
individual en cuanto el domicilio y la heredad cerrada materializan la
intima personalidad del hombre que en ellos halla reposo en su trabajo,
descanso en sus fatigas, paz en sus tormentos, refugio en sus luchas,
consuelo en sus afiliaciones, protección para sus secretos y resguardo
y seguridad para sus pertenencias, de ahí que la Ley la agrave.

Robo por quebrantamiento de fe o seguridad.

Agrava también el delito de robo, perpetrarlo en ocasión de quebrantar


la fe y confianza socialmente existente entre sujeto activo y pasivo, en
virtud de determinados vínculos laborales o de hospitalidad que
presuponen una tácita seguridad o fe que atempera la eficiencia de la
defensa privada.

Tentativa y ejecución.

Por ser el robo un delito material o de resultado es configurable la


tentativa siempre que el sujeto activo realice actos encaminados
directamente a apoderarse de la cosa, ya sea removiéndola del lugar
en que la tiene colocada su poseedor, o bien sustrayéndola de su
esfera de vigilancia en los casos en que el sujeto activo tenga contacto
físico con ella por razones de dependencia, trabajo o cualesquiera otra
oriunda de la vida social. La posibilidad conceptual de configuración de
la tentativa en el delito de robo, está en razón directa de la pluralidad

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

103

de actos que el sujeto activo, dada su ubicación en relación con la cosa


o con la esfera de vigilancia del poseedor, tenga que realizar para
lograr removería del lugar en que se halla o para sustraería de dicha
esfera de vigilancia del poseedor, que tenga que realizar para lograr
removerla del lugar en que se haya o para sustraerla de dicha esfera
de vigilancia.

Mientras sean mayores los obstáculos que la gente tiene que vencer
para lograr remover la cosa o sustraerla de la vigilancia del poseedor,
mayores son también las posibilidades fácticas de configuración de la
tentativa. Es por tanto, en los robos calificados por el empleo de la
violencia a las personas o por la irrupción del ladrón en el lugar
cerrado, o habitado en que se haya la cosa de que pretende
apoderarse, en los que la tentativa presenta mayor posibilidad, sin
perjuicio de que conceptualmente sea también estructurable en el robo
simple, como acontece por ejemplo, cuando la mano del ladrón es
detenida sobre el bolsillo del que intenta extraer la cosa o la cartera.

El delito de robo queda consumado en el mismo instante en que el


sujeto activo quebranta la posesión existente sobre la cosa ajena
mediante la remoción antijurídica que de la misma hace con fin de
apropiársela o venderla, pues en este instante tiene en su poder la
cosa robada.

Causas de justificación.

Pueden presentarse algunas de ellas, como por ejemplo el estado de


necesidad, el ejercicio de un derecho y el cumplimiento de un deber.

Está expresamente previsto en algunos códigos penales un caso


específico de estado de necesidad en el robo, es el conocido en la
doctrina como robo de famélico, robo de indigente o bien, robo por
estado de necesidad, previsto en el artículo 379 del Código Penal
Federal, que establece que: “No se castigará al que, sin emplear
engaño ni medios violentos, se apodera una sola vez de los objetos
estrictamente necesarios para satisfacer sus necesidades personales o
familiares del momento”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

104

Tanto en la doctrina como en la práctica se ha discutido si es posible el


surgimiento del delito de robo entre socios. Hay quienes sostienen que
no, por ser socios y tener parte de su dinero en el capital social, pero
hay quienes opinan que aún así, puede existir el delito de robo.

Se piensa casi de manera casi general que el delito entre socios si


puede darse en razón de que el patrimonio de cada uno de ellos es
independiente del patrimonio social. En el momento en que algún socio
toma dinero u objetos pertenecientes al patrimonio social, ya está
cometiendo robo, pues se está apoderando de cosas muebles ajenas,
masa económica que no le pertenece, independientemente de su
aportación a la sociedad.

Por cuanto al robo entre copropietarios de la cosa, es recomendable


estarse a lo expresamente previsto en el contenido normativo del
artículo 938 del Código Civil para el Distrito Federal que establece:
“Hay copropiedad cuando una cosa o un derecho pertenecen
proindiviso a varias personas”. Esto significa que cada uno de los
copropietarios es propietario de todas las partes que forman el todo, es
decir, en forma alícuota.

En este sentido puede señalarse que la copropiedad, propiedad


indivisa o comunidad de bienes no es sustancialmente distinta de la
propiedad individual, es un accidente de ésta, es la simultaneidad en el
derecho que varios individuos tienen respecto de una cosa en la cual
poseen una parte ideal que se denomina la parte alícuota. Los dueños
no pueden alegar derecho a una parte determinada y concreta de la
cosa, hay unidad en el objeto y pluralidad de sujetos.

Con estas ideas como base y con apoyo en el Derecho civil que explica
la figura de la copropiedad como la propiedad de varios sobre una
misma cosa, en donde todos tienen los mismos derechos y la cosa se
haya indivisa, se observa la respuesta al planteamiento original. No
puede darse el robo entre copropietarios porque, para que haya robo,
la cosa debe de ser ajena y en la copropiedad cada uno es dueño del
todo en su porción alícuota. Por supuesto, refiriéndose a la copropiedad
de muebles.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

105

Por cuanto al robo entre cónyuges, primeramente conviene aclarar que


cuando se hace referencia a cónyuges, se implica la existencia de un
matrimonio civil, pues para efectos legales, aún en materia penal, es el
único matrimonio que reconoce la ley.

Doctrinalmente algunos distinguen entre matrimonio por separación de


bienes y el de sociedad conyugal, donde en el primer caso si se daría
el robo y en el segundo no.

De manera general es posible afirmar que en el matrimonio celebrado


mediante separación de bienes, cada uno de los cónyuges conserva el
derecho de propiedad exclusivo sobre sus bienes, por lo que el
apoderamiento efectuado por uno de ellos en relación con dichos
bienes es constitutivo de robo.

En referencia al robo entre ascendientes y descendientes, el contenido


de los artículos 399 bis del Código Penal Federal y el 246 del Código
Penal para el Distrito Federal, son los que señalan las reglas de
perseguibilidad en éste caso.

Si puede representarse el robo entre ascendientes, descendientes y


parientes por consanguinidad hasta el segundo grado, según marcan
éstas leyes, con mayor razón se presentará entre cónyuges, pues el
lazo que los une deriva de su voluntad y está legitimado por la ley, pero
es más fuerte el lazo que tienen entre sí los parientes por
consanguinidad y, en consecuencia, resulta más dañoso un atentado
entre ellos, sea cual fuere su naturaleza, pues en el fondo, existe una
auténtica traición, sin que ésta se confunda con la circunstancia
agravante de los delitos de homicidio y lesiones.

Existen comportamientos que en sí mismos no constituyen propiamente


robo, pero por equiparación expresa de la ley se castigan como tales.

El artículo 368 del Código Penal Federal equipara y castiga como robos
las siguientes conductas:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

106

En la fracción I, se dice que “El apoderamiento o destrucción dolosa de


una cosa propia mueble, si ésta se haya por cualquier título legítimo en
poder de otra persona y no medie consentimiento”. Este
comportamiento, no es un robo, pues la conducta típica no recae en
una cosa ajena, sino propia, pero la ley equipara esta conducta
antijurídica al robo y lo sanciona como tal.

La fracción II del artículo mencionado establece: “El uso o


aprovechamiento de energía eléctrica, magnética, electromagnética, de
cualquier fluido, o de cualquier medio de transmisión, sin derecho y sin
consentimiento de la persona que legalmente pueda disponer de los
mismos”. Esta otra conducta, en rigor, tampoco sería un robo, debido a
que la conducta típica no consiste en un apoderamiento, sino un
aprovechamiento respecto de la cosa, objeto material del delito, no es
propiamente un mueble sino algo que tiene otras características muy
diversas. Sin embargo, la ley considera como robo ésta conducta.

Antes que nada, cabe precisar que el delito de robo entre cónyuges no
divorciados no producía responsabilidad penal, según el Código Penal
de 1929, específicamente en referencia a los Códigos Penal Federal y
del Distrito Federal. Los Códigos Penales vigentes modifican el sistema
asimilando el robo entre cónyuges a los que producen responsabilidad,
como lo es el robo entre concubinos, esta responsabilidad es penal y
en ambos casos se requiere la querella para su persecución.

El tema sobre el robo entre concubinos ha despertado mucha polémica,


pero desde el punto de vista doctrinario, ya que tanto la Legislación
Federal como la Local la contempla, aunque si bien es cierto
llenándose previamente algunos requisitos como son la querella
necesaria.

La razón que se tomó en cuenta para establecer la persecución por


querella necesaria en los robos entre concubinos fue la de no hacer
intervenir a la autoridad oficiosamente en los conflictos de la intimidad
familiar, prefiriéndose dejar a la decisión del concubino del que queda
como ofendido o sea el sujeto pasivo la conveniencia de la
persecución, él debe resolver el conflicto que se le presenta entre una

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

107

posible desorganización familiar en este caso de los concubinos y la


necesidad de represión de los autores del delito.

No obstante está consideración moral, el sistema adolece del efecto


general de la forma de persecución a instancia de parte, en la que la
necesidad la acción pública represiva se sustituya por una acción cuasi
de venganza privada.

Cabe hacer la observación que la tutela penal en estudio es derivada y


es consecuencia de lo tipificado en relación a los cónyuges por eso
cabe hacer mención previamente a ello, en tanto la queja del ofendido
en el robo entre cónyuges produce responsabilidad penal, el juzgador
deberá examinar con severo escrúpulo las pruebas en que se funde la
acción penal, para determinar si efectivamente existe un robo por el
apoderamiento ilícito y no consentido hecho por uno de los cónyuges
en los bienes del otro. Al efecto deberá establecerse en el proceso si el
matrimonio ha sido celebrado bajo el régimen de sociedad conyugal o
bajo el régimen de separación de bienes.

Ahora en relación al concubinato, es de tomarse en consideración la


idiosincrasia de las parejas entre el hombre y la mujer en nuestro país,
toda vez que en México la unión libre en la forma más común de la
unión sexual, en el que de facto, se establece generalmente entre los
concubinos cierta unidad patrimonial en los bienes que constituye el
caudal doméstico, por estas razones, se incluye en los mismos
términos la aplicación de los conceptos del robo entre cónyuges a los
concubinos.

Es considerada como muy acertada la postura del legislador de incluir a


los concubinos bajo la tutela jurídica penal de este ilícito pues sería se
dice injusto desproteger a éstos de dicha tutela.

El delito de robo en sí es tan especial, que tiene bien definidos sus


elementos para no confundirlo con ningún otro delito patrimonial, y que
al faltar uno de ellos estaríamos en presencia de cualquier delito
patrimonial, pero menos frente al de robo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

108

Uno de los elementos principales y que caracterizan al delito de robo,


dándole el tono diferencial entre los delitos patrimoniales lo es
precisamente el apoderamiento, ya que en el abuso de confianza el
sujeto activo tiene la tenencia aunque sea precaria del objeto u cosa,
en el fraude le entregan al sujeto activo la cosa u objeto, que obtiene
por medio de artimañas o maquinaciones; y en el robo, el sujeto activo
va hacia la cosa y se apodera de ella.

El bien jurídico tutelado por el delito de robo, es precisamente el acervo


patrimonial de cada persona, determinando y fijando sus perfiles y
contornos.

El objeto o cosa, como elemento del delito de robo, es y siempre será


mueble, ya que al tratarse de un inmueble, estaríamos ante una
conducta atípica para robo y frente a una figura delictiva de despojo.

En el delito de robo, por ser un delito material o de resultado se puede


configurar la tentativa siempre que el sujeto activo realice actos
encaminados directamente a apoderarse de la cosa removiéndola del
lugar en que la tiene colocada su poseedor o sustrayéndola de su
esfera de vigilancia en los casos de que el sujeto activo tenga contacto
físico con ella por razones de dependencia trabajos o cualesquiera otra
oriunda de la vida social.

Así pues, comete el delito de robo el que se apodera de una cosa ajena
mueble, sin derecho y sin consentimiento del a persona que pueda
disponer de ella con arreglo a la ley. Hay que tener presente que los
elementos de este delito son: el apoderamiento o posesión material de
una cosa mueble ajena, que el apoderamiento sea sin derecho y sin
consentimiento de la persona que puede disponer de la cosa conforme
a la ley.

Por otro lado se equipara robo y se castiga como tal el


aprovechamiento de energía eléctrica o de cualquier otro fluido,
ejecutado sin derecho y sin consentimiento de la persona que
legalmente puede disponer de él.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

109

Para la aplicación de la sanción se da por consumado el robo desde el


momento en que el ladrón tiene en su poder la cosa robada, aun
cuando la abandone o lo desapoderen de ella.

Para los efectos de la aplicación de la pena a este delito, la ley lo


divide en robo simple, robo calificado y robo con violencia.

El criterio que sigue el legislador para aplicar las sanciones


correspondientes al robo simple es el valor en dinero de la cosa
robada. Cuando el robo simple se agrava, en virtud de las
circunstancias que lo rodean, se denomina robo calificado. Las
circunstancias agravantes del robo se relacionan con la persona del
que lo ejecuta o con el lugar en que éste se efectúa. El robo calificado
se sanciona efectuando de tres días a tres años las penas aplicables al
robo simple.

La ley establece sanciones de tres días a 10 años para el que robe en


edificio, vivienda, aposento o cuarto que estén habitados o destinados
a habitación. El robo con violencia es el más grave entre los tipos de
este delito. La ley establece que la violencia puede ser: física o moral.
Se entiende por violencia física en el robo, la fuerza material que para
cometerlo se ejerce sobre una persona. Hay violencia moral cuando el
ladrón amaga o amenaza a una persona con un mal grave presente o
inmediato, capaz de intimidarla. Este tipo de delito se castiga
agregando a la pena que correspondería por el robo simple seis meses
de prisión.

Por otro lado, y para efecto de precisar legalmente cada una de las
figuras y modalidades típicas del delito de robo, así como las
características consideradas por el legislador para sancionar la
conducta típica, a continuación se incluyen para ahondar en su
revisión, las Leyes Sustantivas Penales vigentes, Federal, para el
Distrito Federal y para el Estado de Morelos.

El Código Penal Federal, en su Titulo Vigésimo Segundo de los Delitos


en contra de las Personas en su Patrimonio, dispone en su articulado
respecto del robo y las diversas hipótesis típicas:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

110

Artículo 367. Comete el delito de robo: el que se apodera de una cosa


ajena mueble, sin derecho y sin consentimiento de la persona que
puede disponer de ella con arreglo a la ley.

Artículo 368. Se equiparan al robo y se castigarán como tal:

I.- El apoderamiento o destrucción dolosa de una cosa propia mueble,


si ésta se halla por cualquier título legítimo en poder de otra persona y
no medie consentimiento; y

II.- El uso o aprovechamiento de energía eléctrica, magnética,


electromagnética, de cualquier fluido, o de cualquier medio de
transmisión, sin derecho y sin consentimiento de la persona que
legalmente pueda disponer de los mismos.

Artículo 368 Bis. Se sancionará con pena de tres a diez años de prisión
y hasta mil días multa, al que después de la ejecución del robo y sin
haber participado en éste, posea, enajene o trafique de cualquier
manera, adquiera o reciba, los instrumentos, objetos o productos del
robo, a sabiendas de esta circunstancia y el valor intrínseco de éstos
sea superior a quinientas veces el salario.

Artículo 368 Ter. Al que comercialice en forma habitual objetos


robados, a sabiendas de esta circunstancia y el valor intrínseco de
aquéllos sea superior a quinientas veces el salario, se le sancionará
con una pena de prisión de seis a trece años y de cien a mil días multa.

Artículo 368 quáter. Al que sustraiga o aproveche hidrocarburos o sus


derivados, cualquiera que sea su estado físico, sin derecho y sin
consentimiento de la persona que legalmente pueda autorizarlo, de los
equipos o instalaciones de la industria petrolera a que se refiere la Ley
Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del Petróleo,
se le impondrán de tres a diez años de prisión y de quinientos a diez
mil días multa.

La sanción que corresponda se aumentará en una mitad cuando se


realice en los ductos o sus instalaciones afectos a la industria petrolera

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

111

o cuando el responsable sea o haya sido servidor público de dicha


industria.

Artículo 369. Para la aplicación de la sanción, se dará por consumado


el robo desde el momento en que el ladrón tiene en su poder la cosa
robada; aún cuando la abandone o la desapoderen de ella. En cuanto a
la fijación del valor de lo robado, así como la multa impuesta, se tomará
en consideración el salario en el momento de la ejecución del delito.

Artículo 369 Bis. Para establecer la cuantía que corresponda a los


delitos previstos en este Título, se tomará en consideración el salario
mínimo general vigente en el momento y en el lugar en que se cometió
el delito.

Artículo 370. Cuando el valor de lo robado no exceda de cien veces el


salario, se impondrá hasta dos años de prisión y multa hasta de cien
veces el salario.

Cuando exceda de cien veces el salario, pero no de quinientas, la


sanción será de dos a cuatro años de prisión y multa de cien hasta
ciento ochenta veces el salario.

Cuando exceda de quinientas veces el salario, la sanción será de


cuatro a diez años de prisión y multa de ciento ochenta hasta
quinientas veces el salario.

Artículo 371. Para estimar la cuantía del robo se atenderá únicamente


el valor intrínseco del objeto del apoderamiento, pero si por alguna
circunstancia no fuere estimable en dinero o si por su naturaleza no
fuere posible fijar su valor, se aplicará prisión de tres días hasta cinco
años.

En los casos de tentativa de robo, cuando no fuere posible determinar


su monto, se aplicarán de tres días a dos años de prisión.

Cuando el robo sea cometido por dos o más sujetos, sin importar el
monto de lo robado, a través de la violencia, la asechanza o cualquier

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

112

otra circunstancia que disminuya las posibilidades de defensa de la


víctima o la ponga en condiciones de desventaja, la pena aplicable será
de cinco a quince años de prisión y hasta mil días multa. También
podrá aplicarse la prohibición de ir a lugar determinado o vigilancia de
la autoridad, hasta por un término igual al de la sanción privativa de la
libertad impuesta.

Artículo 372. Si el robo se ejecutare con violencia, a la pena que


corresponda por el robo simple se agregarán de seis meses a cinco
años de prisión. Si la violencia constituye otro delito, se aplicarán las
reglas de la acumulación.

Artículo 373. La violencia a las personas se distingue en física y moral.

Se entiende por violencia física en el robo: la fuerza material que para


cometerlo se hace a una persona.

Hay violencia moral: cuando el ladrón amaga o amenaza a una


persona, con un mal grave, presente o inmediato, capaz de intimidarlo.

Artículo 374. Para la imposición de la sanción, se tendrá también el


robo como hecho con violencia:

I. Cuando ésta se haga a una persona distinta de la robada, que


se halle en compañía de ella, y
II. Cuando el ladrón la ejercite después de consumado el robo,
para proporcionarse la fuga o defender lo robado.

Artículo 375. Cuando el valor de lo robado no pase de diez veces el


salario, sea restituido por el infractor espontáneamente y pague éste
todos los daños y perjuicios, antes de que la Autoridad tome
conocimiento del delito no se impondrá sanción alguna, si no se ha
ejecutado el robo por medio de la violencia.

Artículo 376. En todo caso de robo, si el juez lo creyere justo, podrá


suspender al delincuente de un mes a seis años, en los derechos de
patria potestad, tutela, curatela, perito, depositario o interventor judicial,

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

113

síndico o interventor en concursos o quiebras, asesor y representante


de ausentes, y en el ejercicio de cualquiera profesión de las que exijan
título.

Artículo 376 bis. Cuando el objeto robado sea un vehículo automotor


terrestre que sea objeto de registro conforme a la ley de la materia, con
excepción de las motocicletas, la pena será de siete a quince años de
prisión y de mil quinientos a dos mil días multa.

La pena prevista en el párrafo anterior se aumentará en una mitad,


cuando en el robo participe algún servidor público que tenga a su cargo
funciones de prevención, persecución o sanción del delito o ejecución
de penas y, además se le aplicará destitución e inhabilitación para
desempeñar cualquier empleo, cargo o comisión públicos por un tiempo
igual al de la pena de prisión impuesta.

Artículo 377. Se sancionará con pena de cinco a quince años de prisión


y hasta mil días multa, al que a sabiendas y con independencia de las
penas que le correspondan por la comisión de otros delitos:

I. Desmantele algún o algunos vehículos robados o comercialice


conjunta o separadamente sus partes;

II. Enajene o trafique de cualquier manera con vehículo o


vehículos robados;

III. Detente, posea, custodie, altere o modifique de cualquier


manera la documentación que acredite la propiedad o
identificación de un vehículo robado;

IV. Traslade el o los vehículos robados a otra entidad federativa o


al extranjero, y

V. Utilice el o los vehículos robados en la comisión de otro u otros


delitos.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

114

A quien aporte recursos económicos o de cualquier índole, para la


ejecución de las actividades descritas en las fracciones anteriores, se le
considerará copartícipe en los términos del artículo 13 de este Código.

Si en los actos mencionados participa algún servidor público que tenga


a su cargo funciones de prevención, persecución o sanción del delito o
de ejecución de penas, además de las sanciones a que se refiere este
artículo, se le aumentará pena de prisión hasta en una mitad más y se
le inhabilitará para desempeñar cualquier empleo, cargo o comisión
públicos por un período igual a la pena de prisión impuesta.

Artículo 378. Al que elabore o altere sin permiso de la autoridad


competente una placa, el engomado, la tarjeta de circulación o los
demás documentos oficiales que se expiden para identificar vehículos
automotores o remolques se le impondrán de cuatro a ocho años de
prisión y de trescientos a mil días multa.

Las mismas penas se impondrán al que posea, utilice, adquiera o


enajene, cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo anterior, a
sabiendas de que son robados, falsificados o que fueron obtenidos
indebidamente.

Igualmente se impondrán dichas penas a quien, a sabiendas, utilice


para un vehículo robado o que se encuentre ilegalmente en el país, las
placas, el engomado o los demás documentos oficiales expedidos para
identificar otro vehículo.

Artículo 379. No se castigará al que, sin emplear engaño ni medios


violentos, se apodera una sola vez de los objetos estrictamente
indispensables para satisfacer sus necesidades personales o familiares
del momento.

Artículo 380. Al que se le imputare el hecho de haber tomado una cosa


ajena sin consentimiento del dueño o legítimo poseedor y acredite
haberla tomado con carácter temporal y no para apropiársela o
venderla, se le aplicarán de uno a seis meses de prisión o de 30 a 90
días multa, siempre que justifique no haberse negado a devolverla, si

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

115

se le requirió a ello. Además, pagará al ofendido, como reparación del


daño, el doble del alquiler, arrendamiento o intereses de la cosa usada.

Artículo 381. Además de la pena que le corresponda conforme a los


artículos 370 y 371, se aplicarán al delincuente las penas previstas en
este artículo, en los casos siguientes:

I.- Cuando se cometa el delito en un lugar cerrado.

II.- Cuando lo cometa un dependiente o un doméstico contra su patrón


o alguno de la familia de éste, en cualquier parte que lo cometa.

Por doméstico se entiende; el individuo que por un salario, por la sola


comida u otro estipendio o servicio, gajes o emolumentos sirve a otro,
aun cuando no viva en la casa de éste;

III.- Cuando un huésped o comensal o alguno de su familia o de los


criados que lo acompañen, lo cometa en la casa donde reciben
hospitalidad, obsequio o agasajo;

IV.- Cuando lo cometa el dueño o alguno de su familia en la casa del


primero, contra sus dependientes o domésticos o contra cualquiera otra
persona;

V.- Cuando lo cometan los dueños, dependientes, encargados o


criados de empresas o establecimientos comerciales, en los lugares en
que presten sus servicios al público, y en los bienes de los huéspedes
o clientes, y

VI.- Cuando se cometa por los obreros, artesanos, aprendices o


discípulos, en la casa, taller o escuela en que habitualmente trabajen o
aprendan o en la habitación, oficina, bodega u otro lugar al que tenga
libre entrada por el carácter indicado.

VII.- Cuando se cometa estando la víctima en un vehículo particular o


de transporte público;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

116

VIII.- Cuando se cometa aprovechando las condiciones de confusión


que se produzcan por catástrofe o desorden público;

IX.- Cuando se cometa por una o varias personas armadas, o que


utilicen o porten otros objetos peligrosos;

X.- Cuando se cometa en contra de una oficina bancaria, recaudatoria


u otra en que se conserven caudales, contra personas que las
custodien o transporten aquéllos.

XI.- Cuando se trate de partes de vehículos estacionados en la vía


pública o en otro lugar destinado a su guarda o reparación;

XII.- Cuando se realicen sobre embarcaciones o cosas que se


encuentren en ellas;

XIII.- Cuando se comete sobre equipaje o valores de viajeros en


cualquier lugar durante el transcurso del viaje;

XIV.- Cuando se trate de expedientes o documentos de protocolo,


oficina o archivos públicos, de documentos que contengan obligación,
liberación o transmisión de deberes que obren en expediente judicial,
con afectación de alguna función pública. Si el delito lo comete el
servidor público de la oficina en que se encuentre el expediente o
documento, se le impondrá además, destitución e inhabilitación para
desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos, de seis meses a
tres años;

XV.- Cuando el agente se valga de identificaciones falsas o supuestas


órdenes de alguna autoridad, y

XVI.- Cuando se cometa en caminos o carreteras.

En los supuestos a que se refieren las fracciones I, II, III, IV, V, VI, XI,
XII, XIII, XIV y XV, hasta cinco años de prisión.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

117

En los supuestos a que se refieren las fracciones VII, VIII, IX, X y XVI,
de dos a siete años de prisión.

Artículo 381 Bis. Sin perjuicio de las sanciones que de acuerdo con los
artículos 370, 371 y 372 deben imponerse, se aplicarán de tres días a
diez años de prisión al que robe en edificios, viviendas, aposento o
cuarto que estén habitados o destinados para habitación,
comprendiéndose en esta denominación no sólo los que estén fijos en
la tierra, sino también los movibles, sea cual fuere la materia de que
estén construidos, así como en aquellos lugares o establecimientos
destinados a actividades comerciales. En los mismos términos se
sancionará al que robe en campo abierto o paraje solitario una o más
cabezas de ganado mayor. Cuando el robo se realice sobre una o más
cabezas de ganado menor, además de lo dispuesto en los artículos
370, 371 y 372, se impondrán hasta las dos terceras partes de la pena
comprendida en este artículo.”.

A su vez, el Código Penal para el Distrito Federal, incluye en su Título


Décimo quinto, a los Delitos contra el Patrimonio, en los siguientes
artículos:

Artículo 220. Al que con ánimo de dominio y sin consentimiento de


quien legalmente pueda otorgarlo, se apodere de una cosa mueble
ajena, se le impondrán:

II.- Prisión de seis meses a dos años y sesenta a ciento cincuenta días
multa, cuando el valor de lo robado no exceda de trescientas veces el
salario mínimo o cuando no sea posible determinar el valor de lo
robado;

III. Prisión de dos a cuatro años y de ciento cincuenta a cuatrocientos


días multa, cuando el valor de lo robado exceda de trescientas pero no
de setecientas cincuenta veces el salario mínimo, y

IV. Prisión de cuatro a diez años y de cuatrocientos o seiscientos días


multa, cuando el valor de lo robado exceda de setecientas cincuenta
veces el salario mínimo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

118

Para determinar la cuantía del robo, se atenderá únicamente al valor de


mercado que tenga la cosa en el momento del apoderamiento.

Artículo 221. Se impondrán las mismas penas previstas en el artículo


anterior, a quien sin consentimiento de la persona que legalmente
pueda otorgarlo:

I. Aproveche energía eléctrica o cualquier otro fluido; o

II. Se apodere de cosa mueble propia, si ésta se encuentra en poder de


otra persona por cualquier título legítimo.

Artículo 222. Al que se apodere de una cosa ajena sin consentimiento


del dueño o legitimo poseedor y acredite que dicho apoderamiento se
ha realizado con ánimo de uso y no de dominio, se le impondrá de tres
meses a un año de prisión o de treinta a noventa días multa. Como
reparación del daño, pagará al ofendido el doble del alquiler,
arrendamiento o interés de la cosa usada, conforme a los valores de
mercado.

Artículo 223. Se aumentarán en una mitad las penas previstas en el


artículo 220 de este Código, cuando el robo se cometa:

I. En un lugar cerrado;
II. Aprovechando alguna relación de trabajo, de servicio o de
hospitalidad;
III. Por quien haya recibido la cosa en tenencia precaria;
IV. Respecto de equipo, instrumentos, semillas o cualesquiera
otros artículos destinados al aprovechamiento agrícola,
forestal, pecuario o respecto de productos de la misma índole;
V. Sobre equipaje o valores de viajero, en cualquier lugar
durante el transcurso del viaje o en terminales de transporte;
VI. Por los dueños, dependientes, encargados o empleados de
empresas o establecimientos comerciales, en los lugares en
que presten sus servicios al público, sobre los bienes de los
huéspedes, clientes o usuarios;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

119

VII. Respecto de documentos que se conserven en oficinas


públicas, cuando la sustracción afecte el servicio público o
cause daño a terceros. Si el delito lo comete un servidor
público que labore en la dependencia donde cometió el robo,
se le impondrá además, destitución e inhabilitación de uno a
cinco años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión
públicos;
VIII. En contra de persona con discapacidad o de más de sesenta
años de edad;

Artículo 224. Además de las penas previstas en el artículo 220 de este


Código, se impondrá de dos a seis años de prisión, cuando el robo se
cometa:

I. En lugar habitado o destinado para habitación, o en sus


dependencias, incluidos los movibles;
II. En una oficina bancaria, recaudadora, u otra en que se
conserven caudales o valores, o contra personas que las
custodien o transporten;
III. Encontrándose la víctima o el objeto del apoderamiento en un
vehículo particular o de transporte público;
IV. Aprovechando la situación de confusión causada por una
catástrofe, desorden público o la consternación que una
desgracia privada cause al ofendido o a su familia;
V. En despoblado o lugar solitario;
VI. Por quien haya sido o sea miembro de algún cuerpo de
seguridad pública o personal operativo de empresas que
presten servicios de seguridad privada, aunque no esté en
servicio;
VII. Valiéndose el agente de identificaciones falsas o supuestas
órdenes de la autoridad;
VIII. Respecto de vehículo automotriz o parte de éste; o
IX. En contra de transeúnte, entendiéndose por éste a quien se
encuentre en la vía pública o en espacios abiertos que
permitan el acceso público.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

120

Artículo 225. Las penas previstas en los artículos anteriores, se


incrementarán con prisión de dos a seis años, cuando el robo se
cometa:

I. Con violencia física o moral, o cuando se ejerza violencia para darse


a la fuga o defender lo robado; o

II. Por una o más personas armadas o portando instrumentos


peligrosos.

Se equipara a la violencia moral, la utilización de juguetes u otros


objetos que tengan la apariencia, forma o configuración de armas de
fuego, o de pistolas de municiones o aquéllas que arrojen proyectiles a
través de aire o gas comprimido.

Artículo 226. Para la aplicación de la sanción, se dará por consumado


el robo desde el momento en que el inculpado tiene en su poder la
cosa robada, aún cuando la abandone o lo desapoderen de ella.”.

Por último, en el Código Penal para el Estado de Morelos se incluyen


en los delitos contra el Patrimonio en el Título Noveno, a las hipótesis o
modalidades típicas del robo, bajo el siguiente articulado:

Artículo 174. A quien se apodere de una cosa mueble ajena, con ánimo
de dominio, sin consentimiento de quien pueda otorgarlo conforme a la
ley, se le aplicarán:

I. De seis meses a un año de prisión, de quince a noventa días de


trabajo a favor de la comunidad, así como de diez a cincuenta
días-multa, cuando el valor de la cosa no exceda de veinte
veces el salario mínimo, o no sea posible determinar su valor;

II. De dos a cuatro años de prisión y de cincuenta a ciento veinte


días-multa cuando el valor de la cosa exceda de veinte pero no
de doscientas cincuenta veces el salario mínimo;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

121

III. De cuatro a diez años de prisión y de ciento veinte a


cuatrocientos días-multa cuando el valor de la cosa exceda de
doscientas cincuenta pero no de seiscientas cincuenta veces el
salario mínimo; y

IV. De diez a catorce años de prisión y de cuatrocientos a


seiscientos días-multa cuando el valor de la cosa exceda de
seiscientas cincuenta veces el salario mínimo. No se castigará
al que sin emplear engaño ni medios violentos, se apodere por
una sola vez de los objetos estrictamente indispensables para
satisfacer sus necesidades personales o familiares del
momento.

Artículo 175. Se impondrán las sanciones previstas en el artículo


anterior cuando quien comete el robo haya recibido el objeto de éste en
detentación subordinada.

Artículo 176. En los casos de robo se atenderá, asimismo a lo previsto


en las siguientes calificativas:

A).- Se aumentarán hasta en una mitad las sanciones previstas en los


artículos anteriores cuando el robo se realice:

I. Con violencia contra las personas, para cometer el robo,


facilitarse la fuga o conservar lo robado;
II. En lugar cerrado, habitado o destinado para habitación, o en
sus dependencias;
III. Hallándose el ofendido en un vehículo, particular o de
transporte público;
IV. Con aprovechamiento de la confusión resultante de una
catástrofe o un desorden público;
V. Por una o varias personas armadas o portando instrumentos
peligrosos;
VI. En contra de cualquier oficina en que se conservan caudales
o valores, o en contra de las personas que tienen aquéllos
bajo su cuidado;
VII. En local abierto al público;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

122

VIII. Con quebranto de la confianza o seguridad derivadas de una


relación de servicio, trabajo u hospitalidad;
IX. Respecto de equipo, instrumentos, semillas y cualesquiera
otros artículos destinados al aprovechamiento agrícola,
forestal o pecuario;
X. Respecto de documentos que se conserven en oficinas
públicas, cuando la sustracción afecte el servicio público o
cause daño a terceros. Si el delito lo comete un servidor
público que labore en la dependencia donde se cometió el
robo, se le aplicará, además, destitución e inhabilitación para
desempeñar otro empleo, cargo o comisión por uno a cinco
años.

En estos casos no operará la fracción I del artículo 174. Cuando el


valor de lo sustraído se halla en los términos de dicha fracción se
estará a lo estipulado en la fracción II para determinar la pena que
servirá de base para establecer el incremento que corresponde
conforme a este precepto.

XII. Cuando se realice sobre embarcaciones o cosas que se


encuentren en ellas; y
XIII. Cuando se realice sobre equipaje o valores de viajeros en
cualquier lugar durante el viaje.

B).- Cuando el robo sea cometido por dos o más sujetos, sin importar el
monto de lo robado, a través de la violencia, la asechanza o cualquier
otra circunstancia que impida la defensa de la víctima y el valor de lo
sustraído se encuentre en los términos de la fracción IV del artículo
174, la sanción aplicable será de cinco a quince años de prisión y de
cincuenta a mil días multa. También podrá aplicarse la prohibición de ir
a lugar determinado o vigilancia de la autoridad, hasta por un término
igual al de la sanción privativa de libertad impuesta.

A).- VIII. Respecto de vehículos estacionados en la vía pública o en


otro lugar destinado a su guarda o separación;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

123

C).- Se sancionará con cinco a quince años de prisión y de cien hasta


mil días multa, con independencia de las sanciones que correspondan
por otros delitos cometidos, a quien:

I. Desmantele uno o más vehículos robados o comercialice


conjunta o separadamente sus partes;
II. Enajene o trafique de cualquier manera con vehículo o
vehículos robados;
III. Detente, posea, custodie, altere o modifique de cualquier
manera la documentación que acredite la propiedad o
identificación de un vehículo robado;
IV. Traslade el o los vehículos robados a otra entidad federativa o
al extranjero, y
V. Utilice el o los vehículos robados en la comisión de otro u otros
delitos.

A quien aporte recursos económicos o de cualquier índole para la


ejecución de las actividades descritas en las fracciones anteriores, se le
considerará responsable en los términos que correspondan, conforme
al artículo 18 de este Código.

Si en los actos mencionados en las cinco fracciones anteriores, a


propósito de robo de vehículos, participa algún servidor público que
tenga a su cargo funciones de prevención, persecución o sanción del
delito o de ejecución de penas, a las sanciones que correspondan se
aumentarán hasta una mitad más de la pena de prisión correspondiente
y se le inhabilitará para desempeñar cualquier empleo, cargo o
comisión públicos por un período igual al de la sanción privativa de
libertad impuesta.

Artículo 176-BIS. Se impondrá de cinco a veinte años de prisión y de


cien hasta mil días de multa, a quien se robe un vehículo automotor.
Asimismo se sancionará con las citadas penalidades, a quien o
quienes, sean responsables o no del robo de vehículos automotores, y
que realice o realicen cualquiera de las siguientes conductas:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

124

I. Desmantele uno o más vehículos automotores que posea


ilegalmente o comercialice conjunta o separadamente sus
partes o las utilice en otros vehículos sin que acredite la
legitima procedencia de estas, o las adquiera, detente, posea,
custodie, enajene o trasmita de cualquier manera a sabiendas
de su origen ilícito;
II. Enajene, trafique, permute o realice cualquier transacción del
traslado de dominio de uno o más vehículos automotores a
sabiendas de su procedencia ilícita;
III. Altere, modifique, elabore o reproduzca, de cualquier manera,
la documentación que acredite la propiedad o los datos de
identificación o la documentación que acredite el pago de la
tenencia, de uno o más vehículos automotores, sin la
autorización de la autoridad competente para hacerlo;
IV. Detente, posea o custodie instrumentos para la alteración,
modificación, elaboración o reproducción, de documentación
que acredite la propiedad o los datos de identificación o la
documentación que acredite el pago de la tenencia, de un
vehículo automotor o bien elabore o posea, documentación y
elementos de identificación, falsos, de uno o más vehículos
automotores, con propósito de su comercio ilícito;
V. Detente, posea, custodie o adquiera uno o más vehículos
automotores con conocimiento de que son de procedencia
ilícita o a sabiendas de que su forma de adquisición advierte
su origen ilegal;
VI. Detente o posea en más de una ocasión algún vehículo que
haya sido robado, salvo adquisición de buena fé que se
presume al haberse realizado el registro y haberse obtenido la
certificación correspondiente del Registro Estatal de Vehículos
y Automotores del Estado de Morelos;
VII. Traslade uno o más vehículos automotores a otro Estado de
la República o al extranjero con conocimiento de que son
robados;
VIII. Utilice uno o más vehículos automotores robados en la
comisión de otro u otros delitos;
IX. Se robe un vehículo automotor en la vía pública o en otro
lugar destinado a su guarda o reparación;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

125

X. Organice y determine a otro u otros a la participación y


ejecución de cualquiera de las conductas antes referidas; y
XI. Si en el robo de algún vehículo automotor se ejerce violencia
física o moral, se impondrá una mitad más de la pena que
corresponda.

A quien proporcione medios de cualquier especie o aporte recursos


económicos o de cualquier índole para la ejecución de las actividades
descritas en las fracciones anteriores, se le considerará responsable en
los términos que correspondan, conforme al artículo 18 de este Código.

Si en los actos mencionados en las fracciones anteriores del presente


artículo, participa algún servidor público, brinda protección o
proporciona información o de cualquier manera encubre a los
responsables de dichos delitos, a las sanciones que le correspondan,
se le aumentara hasta una mitad más en la pena de prisión
correspondiente y se le inhabilitará para desempeñar cualquier empleo,
cargo o comisión públicos, por un período al doble de la sanción
privativa de libertad que se le imponga, y si se trata de algún servidor
público que tenga en su cargo funciones de prevención, persecución o
sanción del delito o de ejecución de penas, a la sanción que
corresponda se aumentará hasta el cien por ciento más de la pena de
prisión correspondiente y se le inhabilitará para desempeñar cualquier
empleo, comisión o cargo público.

Artículo 177. Se impondrán las penas previstas en el artículo 174 a


quien:

I.- Se apodere de cosa propia mueble, si ésta se encuentra en poder de


otra persona, por cualquier título legítimo, sin su consentimiento; o
II. Use o aproveche energía eléctrica o algún fluido sin consentimiento
de la persona que pueda disponer de aquellos conforme a la ley.

Artículo 178. Al que se apodere de una cosa mueble ajena, sin


consentimiento del dueño o del poseedor legítimo, acredite que la
sustrajo para usarla temporalmente y no para apropiársela o venderla,
y acceda a devolverla cuando se le requiera para ello, se le aplicarán

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

126

de seis meses a un año de trabajo en favor de la comunidad, si justifica


no haberse negado a devolverla si se le requirió para ello. Como
reparación del daño, además, pagará al ofendido el doble del alquiler,
arrendamiento o interés de la cosa usada. Si ésta no se halla invertida
o sujeta a alquiler o arrendamiento, la reparación se estimará conforme
a los valores de mercado”.

También y para efectos didácticos, se incluye en la presente


clasificación legal del delito de robo, de conformidad con el Código
Penal del Estado de Morelos, a una figura típica diversa, tal y como lo
es el delito de ABIGEATO, toda vez que es de enorme importancia
tener nociones del mismo.

Artículo 179. Al que se apodere de una o más cabezas de ganado


equino, bovino, caprino, ovino o sus híbridos, sin consentimiento de
quien legalmente pueda disponer de las mismas, se le impondrán de
cinco a dieciséis años de prisión y de cincuenta a mil días multa.

Quien se apodere de cualquier otra especie pecuaria no comprendida


en el párrafo anterior será sancionado de acuerdo a lo señalado para
quienes cometen el delito de robo.

Artículo 180. Se equipara al delito de abigeato y se impondrán las


mismas penas previstas en el artículo que antecede, a quien a
sabiendas de que es producto de abigeato:

I. Comercie, transfiera o adquiera bajo cualquier título, animales,


carne en canal, pieles u otros derivados del ganado;
II. Contrahierre, contramarque, contraseñe, borre, modifique,
destruya o altere de cualquier forma, las marcas o señales que
sirven para identificar el ganado;
III. Expida o haga uso de certificados o guías falsos, simulando
actos jurídicos de enajenación o negociación del ganado, de sus
pieles o subproductos;
IV. Sacrifique, desuelle o destase clandestinamente el ganado;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

127

V. En campo propio o ajeno, hierre, marque o señale, para si o


para otro personalmente o por interpósita persona, ganado
ajeno, sin hierro, marca o seña.

Artículo 181. Se aumentarán hasta en una tercera parte las sanciones


previstas en este capítulo, cuando el abigeato se cometa con las
siguientes calificativas:

I. En corrales construidos exprofesamente para el encierro del


ganado, sea en zona urbana o en campo despoblado;
II. Encontrándose los animales a bordo de vehículos de
transporte público o privado;
III. Cuando se cometa el delito en campo abierto o paraje
solitario;
IV. Con violencia contra las personas para cometer el delito, para
facilitarse la fuga o para conservar el ganado.
Independientemente de que la violencia se haga al propietario
de los animales, o a su legítimo poseedor, o a sus familiares,
dependientes, trabajadores, o cualquier persona que en el
acto de la comisión se halle con estas, o a la que pretenda
impedir la comisión del delito;
V. Cuando se cometa por una o mas personas armadas, o que
utilicen o porten otros objetos peligrosos o intimidatorios;
VI. Cuando el agente activo se valga para cometer el delito, de
identificaciones falsas o inexistentes ordenes de autoridad;
VII. Con quebranto de la confianza o seguridad derivada de una
relación de servicio como, trabajo u hospitalidad.

Artículo 182. Cuando el agente activo que comete el delito o participe


en él, sea servidor público, se le aplicarán además de las penas
previstas en este capítulo, la destitución del puesto, empleo cargo o
comisión público encomendado y quedara inhabilitado de tres a seis
años para desempeñar cualquier otra función pública.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

128

Artículo 183. A quien a sabiendas de que es producto de abigeato,


almacene, posea o transporte ganado, carnes, pieles, u otros
derivados, se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y
hasta ciento ochenta días multa”.

III.2 Delito de abuso de confianza.

El delito de abuso de confianza se encuentra previsto en el artículo 382


del Código Penal Federal, definiéndolo como. “Al que, con perjuicio de
alguien, disponga para sí o para otro, de cualquier cosa ajena mueble,
de la que se le haya transmitido la tenencia y no el dominio, se le
sancionará con prisión hasta de 1 año y multa hasta de 100 veces el
salario, cuando el monto del abuso no exceda de 200 veces el salario”.

El Código Penal para el Distrito Federal, respecto de éste delito señala


en su artículo 227: “Al que con perjuicio de alguien disponga para sí o
para otro de una cosa mueble ajena, de la cual se le haya transmitido la
tenencia pero no el dominio, se le impondrán: ...” estableciendo la
punibilidad de conformidad con el valor de lo dispuesto.

En concordancia en el Código Penal para el Estado de Morelos, se


dispone para éste ilícito en su artículo 186: “A quién con perjuicio de
alguien, disponga para sí o para otro de una cosa mueble de la que se
le haya transmitido la tenencia, pero no la propiedad, se le
impondrán:…” e igualmente dispone en sendas fracciones las diversas
sanciones atendiendo al valor de lo dispuesto.

Por cuanto a los sujetos intervinientes en el abuso de confianza, se


tiene que el sujeto Activo, puede serlo cualquier persona física, y
respecto del sujeto pasivo, también puede serlo cualquier persona, ya
sea física o moral.

El objeto Material, al igual que en el delito de robo, es la cosa ajena


mueble de la cual se dispone, mientras que el objeto jurídico, es el
patrimonio, ya sea de una persona física o moral.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

129

El delito de abuso de confianza es un delito que se puede clasificar de


la siguiente manera:

- Por la conducta: de acción u omisión.


- Por el número de actos: unisubsistente.
- Por el número de sujetos: unisubjetivo.
- Por el daño: de lesión.
- Por el resultado: de resultado material.
- Por su duración: instantáneo.
- Por su formulación: común o indiferente.
- Por su autonomía: autónomo.
- Por su ordenación metodológica: fundamental.

Por cuanto hace a la conducta típica, en el delito de abuso de


confianza, su núcleo típico viene a ser la forma en que se comporta el
sujeto activo, para de esta manera integrar el delito como tal de
disponer para sí o para otro de una cosa ajena mueble.

A diferencia del robo donde la conducta típica es el apoderamiento, en


el delito de abuso de confianza, es la disposición de la cosa.

En el abuso de confianza se requiere un presupuesto básico que


consiste en la previa transmisión al sujeto activo de la tenencia de la
cosa ajena mueble. Transmitir la tenencia significa que el pasivo deja
de tener la cosa para quedar en posesión de otro, no importa por qué
medio, siempre y cuando no se transmita la propiedad.

Para explicar más claramente el presupuesto básico de éste delito, es


decir, las características que debe tener dicha transmisión, debe
precisarse que para que realmente se trate del presupuesto básico,
éste debe estar plenamente acreditado, pues no cualquier transferencia
física constituye el mencionado presupuesto, sino sólo puede estimarse
que se ha transmitido al activo dicha tenencia, cuando el poder de
hecho que sobre ella obtiene lo ejerce con autonomía, independencia y
sin vigilancia del que se la transmitió.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

130

Por lo anteriormente expresado, es posible inferir que las


características que debe reunir la transmisión de la tenencia, o sea el
presupuesto básico, a saber son:

- Autonomía.
- Independencia.
- Sin vigilancia.

Y dicha transmisión debe ser del dueño o de quien transmitió la


tenencia.

Una consecuencia de no precisar adecuadamente este supuesto


básico son los errores y las malas interpretaciones, de ahí que con
frecuencia sean confundidos los delitos de robo y abuso de confianza,
no solo desde el punto de vista de su estudio, sino aún en casos
prácticos donde parecen no distinguirse con claridad los linderos entre
uno y otro.

Los siguientes ejemplos casuísticos servirán para esclarecer un poco la


confusión existente al respecto:

Se entenderán como casos específicos de robo, conductas tales como:


cuando una persona se lleva un cenicero del restaurante donde estaba
comiendo; cuando la persona se lleva una de las toallas del hotel
donde pasó unos días y cuando el obrero se lleva el martillo que
diariamente utiliza en el taller donde trabaja, incluso, en éste caso, se
trata de un robo agraviado.

Mientras que serán casos específicos de abuso de confianza, los que


se cometan, por ejemplo, cuando alguien vende el automóvil que se le
dejó en custodia durante un mes, cuando el depositario regala el collar
que se le dejó en depósito y cuando una persona vende o dona el
aparato eléctrico que se le dejó mientras el dueño viajaba.

A manera de incrementar la comprensión del delito que nos atañe en


ésta ocasión, no está de más comentar que es un error manejar la idea
de que se traiciona la confianza, e incluso se dice que de ahí proviene

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

131

el nombre del delito. La verdad es que no es de esa forma, ya que


existen casos en los cuales no media la confianza, y sin embargo, la
cosa mueble se deja en poder de una persona. En algunas situaciones
sí existe la confianza depositada con antelación, lo cual no quiere decir
que sea la regla, por no siempre ocurrir del mismo modo.

La ley penal no señala ningún medio de ejecución, por lo que podrá


serlo cualquiera, siempre que sea idóneo. Disponer, como conducta
típica en éste delito y como verbo, posee diversas acepciones, de tal
modo es posible deducir ejemplos en los cuales alguien dispone de la
cosa de la cual se le transmitió la tenencia, por ejemplo, cuando se le
regala, la arrienda, la vende, la hereda, la da en prenda o la rifa, por
mencionar algunos, en los que si bien es cierto se da la transmisión,
también lo es que no necesariamente se actualiza la conducta típica
para el abuso de confianza, ya que se dispone de los bienes a título de
dueño.

Diferente situación lo será para la transmisión de determinados bienes,


con la obligación de devolverlos al que la transmitió por no ser dicha
transmisión a título de propietario y, si aún así se dispone de ella,
entonces se tendrá la conducta típica de abuso de confianza.

Conviene aclarar por supuesto la exclusión del comportamiento


consistente en dañar, destruir o deteriorar la cosa, pues estas
conductas son constitutivas del delito de daño en propiedad ajena.
También es prudente mencionar que en el Código Penal Federal se
establece que sin lugar a dudas, el comportamiento típico del abuso de
confianza debe presentarse con perjuicio de alguien, con lo que se está
remarcando el daño patrimonial. Si no hay perjuicio para alguien no
habrá delito.

Habrá tipicidad en este delito cuando todos los elementos de la


conducta encuadren en la descripción legal contemplada para este
caso en las leyes correspondientes. Por su parte, será atípico el
comportamiento cuando falta alguno de los elementos típicos.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

132

Éste delito resulta antijurídico toda vez que atenta en contra del bien
jurídico tutelado por la ley, siendo, el patrimonio. La expresión legal,
con perjuicio de alguien usada legalmente, subraya tal antijuridicidad
sin ser necesario decir sin derecho.

No existe alguna causa justificativa especialmente prevista en la ley


penal, pero en la práctica es posible observar la existencia de algunas,
tales como el estado de necesidad, el cumplimiento de un deber y el
consentimiento del titular del bien jurídico.

En el mismo sentido no existen circunstancias atenuantes o agravantes


en el delito de estudio, sin embargo es posible que se presenten
circunstancias excluyentes como la ausencia de conducta y causas de
justificación; y con mayor frecuencia, es posible la configuración del tipo
equiparado.

La culpabilidad en el abuso de confianza es plenamente dolosa. Ya que


la única manera posible para que se presente este delito, por lo
referente a la culpabilidad, es la forma dolosa o intencional.

Por otro lado, y sin resultar muy factible, es posible que se presente el
error de hecho esencial invencible y alguna de las eximentes putativas,
como el estado de necesidad putativo.

Las reglas para sancionar este delito atendiendo, al igual que en el


caso de robo, al monto del daño patrimonial, y la fijación de la pena,
tomando como base el salario mínimo general diario vigente en la
localidad, se fundamentan en los artículos 382 y 383 del Código Penal
Federal, en concordancia con lo dispuesto en los artículos 227 y 228
del Código Penal Federal para el Distrito Federal y, lo previsto en los
artículos 186 y 187 del correlativo Código Penal del Estado de Morelos.

En éste delito no existen atenuantes ni agravantes, así como tampoco


se actualiza alguna de las excusas absolutorias previstas legalmente.

A su vez, la consumación del delito se da en el preciso instante de


disponer de la cosa, por lo que se trata de un delito instantáneo, sin

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

133

embargo, también tiene efectos permanentes e inclusive admite la


consumación continuada. En los supuestos del artículo 383 del Código
Penal Federal, que equipara ciertas conductas al abuso de confianza,
se consuma, en relación con las fracciones I, II y III, en el momento de
disponer o sustraer la cosa, y por último, en el momento de hacer
aparecer como suyo el depósito. En el caso del artículo 384, se
consuma el delito en el momento de negarse a devolver la cosa tras el
requerimiento para ello, o bien, en el momento cuando el activo
dispone de la cosa o se niega a entregar el vehículo.

Se debe advertir que en el artículo 228 del Código Penal para el Distrito
Federal la consumación se dará en los distintos momentos que la ley
señala en cada hipótesis legal. Respecto de la fracción I, en el
momento en que el activo “disponga de la cosa”. En la fracción II, en el
exacto momento de “hacer parecer como suyo el depósito”. En la
fracción III, en el momento de “distraer de su destino o desvirtuar los
fines de las mercancías” y, en la fracción IV, en el momento de “no
destinar al objeto de la operación concertada y disponer de los bienes”.
En el caso previsto en el artículo 329, en el momento de “negarse a
devolver la cosa”.

Por cuanto al grado de tentativa en el abuso de confianza, caben aquí,


los mismos razonamientos hechos en el caso del robo en grado de
tentativa, que a saber es la certeza de que sí es configurable la figura
en este delito, lo difícil en muchos casos es precisar el momento y
demostrar cuándo se lleva a cabo la comisión.

En la comisión de éste ilícito, también se puede actualizar la hipótesis


de concurso de delitos, ya sea en concurso Ideal o formal. No obstante,
es difícil que pueda presentarse la concurrencia de dos o más
resultados típicos con un solo comportamiento, tratándose del delito en
estudio. No obstante por cuanto al concurso real o material, sí es
factible, ya que con distintas conductas pueden darse varios delitos,
como en el caso del abuso de confianza. Por ejemplo, además de
disponer de la cosa o negarse a devolverla, se profieren amenazas, se
causan lesiones, etcétera.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

134

En el delito de abuso de confianza, al igual que en la mayoría de los


delitos patrimoniales, pueden presentarse todos los grados de
participación, que prevé la norma penal.

Por disposición expresa de los artículos 399 bis del Código Penal
Federal y 246, inciso b, del Código Penal para el Distrito Federal, este
delito siempre se persigue a petición de parte ofendida. En el mismo
sentido se establece en el Código Penal de Morelos, específicamente
en el contenido del artículo 199.

Diferencias entre Robo y Abuso de Confianza.

Por criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se ha


sostenido que el elemento primordial para la existencia del delito de
abuso de confianza, es que alguien entregue a otro la tenencia material
de una cosa o de una cantidad de dinero y no el dominio, además de
que no tiene que llevar a cabo ningún esfuerzo para hacerse de las
cosas, por lo que si el quejoso era sólo empleado de la empresa
afectada, pues a pesar de que se le haya encomendado su custodia y
vigilancia así como de que tuviera acceso a ella con cierta autonomía,
ésta no había salido de la esfera del control del dueño, y de haber
desplazado el inculpado cierta cantidad de dinero sin consentimiento de
quien podía disponer de ella, esa acción constituye un verdadero
apoderamiento y no una disposición de cosa ajena de la que se haya
transmitido la tenencia; máxime que el quejoso en ningún momento
recibió la tenencia material del dinero, por tanto su conducta se
encuadra dentro del ilícito de robo y no en el de abuso de confianza.

Diferencias ente el Abuso de Confianza y Administración


Fraudulenta.

Ambos son delitos patrimoniales previstos, respectivamente, por los


artículos 382 del Código Penal Federal, 227 del Código Penal para el
Distrito Federal, y 186 del Código Penal de Morelos; difieren en que en
el primero el activo puede serlo cualquier persona física y la disposición
indebida que realiza recae en una cosa ajena, mueble y determinada,
de la que previamente se le transmite sólo la tenencia mas no el

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

135

dominio, y en el segundo, el agente únicamente lo es el administrador o


cuidador de los bienes muebles y/o inmuebles ajenos, además de
determinados o un conjunto de ellos, corpóreos o incorpóreos, mismos
que pudieron o no estar antes en posesión material del sujeto pasivo y
de los que el activo tiene completo manejo.

En el abuso de confianza la condicionante consiste en la previa


rendición de cuentas por el infractor, en cambio, en la administración
fraudulenta no lo es tal, sino la demostración plena de un provecho
injusto, obtenido en perjuicio de otro, mediante el abuso que el
administrador hace de sus facultades o posición, tanto que en el mismo
instante en que esto acontece, el delito queda consumado.

En el Código Penal Federal, se dispone por cuanto al abuso de


confianza:

Artículo 382. Al que, con perjuicio de alguien, disponga para sí o para


otro, de cualquier cosa ajena mueble, de la que se le haya transmitido
la tenencia y no el dominio, se le sancionará con prisión hasta de 1 año
y multa hasta de 100 veces el salario, cuando el monto del abuso no
exceda de 200 veces el salario.

Si excede de esta cantidad, pero no de 2000, la prisión será de 1 a 6


años y la multa de 100 hasta 180 veces el salario.

Si el monto es mayor de 2,000 veces el salario la prisión será de 6 a 12


años y la multa de 120 veces el salario.

Artículo 383. Se considera como abuso de confianza para los efectos


de la pena:

I.- El hecho de disponer o sustraer una cosa, su dueño, si le ha sido


embargada y la tiene en su poder con el carácter de depositario judicial,
o bien si la hubiere dado en prenda y la conserva en su poder como
depositario a virtud de un contrato celebrado con alguna Institución de
Crédito, en perjuicio de ésta.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

136

II.- El hecho de disponer de la cosa depositada, o sustraerla el


depositario judicial o el designado por o ante las autoridades,
administrativas o del trabajo.

III.- El hecho de que una persona haga aparecer como suyo un


depósito que garantice la libertad caucional de un procesado y del cual
no le corresponda la propiedad.

Artículo 384. Se reputa como abuso de confianza la ilegítima posesión


de la cosa retenida si el tenedor o poseedor de ella no la devuelve a
pesar de ser requerido formalmente por quien tenga derecho, o no la
entrega a la autoridad, para que ésta disponga de la misma conforme a
la ley.

Artículo 385. Se considera como abuso de confianza y se sancionará


con seis meses a seis años de prisión y multa hasta de cien veces el
salario a quien disponga indebidamente o se niegue sin justificación a
entregar un vehículo recibido en depósito de autoridad competente,
relacionado con delitos por tránsito de vehículos, habiendo sido
requerido por la autoridad que conozca o siga conociendo del caso.”.

En concordancia en el Código Penal para el Distrito Federal, el


tratamiento legal para éste delito es de conformidad con lo que prevén
los siguientes artículos:

Artículo 227. Al que con perjuicio de alguien disponga para sí o para


otro de una cosa mueble ajena, de la cual se le haya transmitido la
tenencia pero no el dominio, se le impondrán:

I. De treinta a noventa días multa, cuando el valor de lo dispuesto


no exceda de cincuenta veces el salario mínimo, o no sea
posible determinar su valor;
II. Prisión de cuatro meses a tres años y de noventa a doscientos
cincuenta días multa, cuando el valor de lo dispuesto exceda de
cincuenta pero no de quinientas veces el salario mínimo;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

137

III. Prisión de tres a cuatro años y de doscientos cincuenta a


seiscientos días multa, cuando el valor de lo dispuesto exceda
de quinientas pero no de cinco mil veces el salario mínimo;
IV. Prisión de cuatro a seis años y de seiscientos a novecientos
días multa, si el valor de lo dispuesto excede de cinco mil pero
no de diez mil veces el salario mínimo; y
V. Prisión de seis a doce años y de novecientos a mil doscientos
cincuenta días multa, si el valor de lo dispuesto excede de diez
mil veces el salario mínimo.

Artículo 228. Las mismas penas previstas en el artículo anterior se


impondrán:

I. Al propietario o poseedor de una cosa mueble, que sin tener la


libre disposición sobre la misma a virtud de cualquier título
legítimo en favor de tercero, disponga de ella con perjuicio de
otro;
II. Al que haga aparecer como suyo, sin ser de su propiedad, un
depósito que garantice la libertad caucional de una persona;
III. Al que, habiendo recibido mercancías con subsidio o en
franquicia para darles un destino determinado, las distraiga de
ese destino o desvirtúe en cualquier forma los fines perseguidos
con el subsidio o la franquicia; y
IV. A los gerentes, directivos, administradores, mandatarios o
intermediarios de personas morales, constructores o
vendedores que, habiendo recibido dinero, títulos o valores por
el importe total o parcial del precio de alguna compraventa de
inmuebles o para constituir un gravamen real sobre éstos, no
los destine al objeto de la operación concertada y disponga de
ellos en provecho propio o de tercero.

Artículo 229. Se equipara al abuso de confianza, y se sancionará con


las mismas penas asignadas a este delito; la ilegítima posesión de la
cosa retenida si el tenedor o poseedor de ella no la devuelve a pesar
de ser requerido formalmente por quien tenga derecho, o no la
entregue a la autoridad para que ésta disponga de la misma conforme
a la ley”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

138

Por último, en el Código Penal del Estado de Morelos, específicamente


se señalan las conductas típicas de abuso de confianza simple y
equiparada, en términos de los numerales:

Artículo 186.- A quien con perjuicio de alguien, disponga para sí o para


otro de una cosa mueble de la que se le haya transmitido la tenencia,
pero no la propiedad, se le impondrán:

I. De treinta a ciento veinte días de trabajo en favor de la comunidad y


de veinte a noventa días multa, cuando el valor de lo dispuesto no
exceda de cincuenta veces el salario mínimo, o no sea posible
determinar su valor;

II. De seis meses a dos años seis meses de prisión y de noventa a


doscientos días multa, cuando el valor de lo dispuesto exceda de
cincuenta pero no de trescientas cincuenta veces el salario mínimo;

III. De dos años seis meses a cuatro años seis meses de prisión y de
doscientos a cuatrocientos cincuenta días multa, cuando el monto de lo
dispuesto exceda de trescientas cincuenta pero no de setecientas
cincuenta veces el salario mínimo; y

IV. De cuatro años seis meses a once años de prisión y de


cuatrocientos cincuenta a seiscientos cincuenta días multa cuando el
valor de lo dispuesto exceda de setecientas veces el salario mínimo.

Artículo 187. Se aplicarán las sanciones del abuso de confianza a quien


disponga de una cosa mueble de su propiedad, cuando no tenga,
legalmente, la libre disposición de aquélla, o la retenga indebidamente.

III.3. Delito de fraude.

Antes que nada es necesario precisar la noción legal de los tipos de


fraude que la legislación penal contempla, existiendo en ella un fraude
genérico y varios especiales, existiendo también otros preceptos que
consideran algunas conductas equiparadas al fraude, que no son otra

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

139

cosa que fraudes especiales o específicos, respecto de éstos existen


también sus propias nociones legales.

El delito de fraude consiste en inducir a engaño o aprovechar el error


en que se encuentra una persona para obtener un lucro indebido, en
producir una falsa idea de realidad dirigida a obtener una prestación
que el pasivo en forma voluntaria proporciona, merced a este error o
bien lograr una prestación igualmente voluntaria aprovechando el error
en que se encuentra el pasivo, siendo ésta, una circunstancia conocida
por el activo.

Cabe mencionar que dentro de la figura típica del fraude, se encuentran


diversas modalidades o hipótesis típicas previstas en la legislación y
que generalmente se les distingue en términos generales como fraude
genérico (o tipo penal básico) y fraude específico (tipos
complementados, circunstanciados, equiparados y subordinados).

FRAUDE GENÉRICO.

En lo que se refiere al fraude genérico es contemplado en el artículo


386 del Código Penal Federal, en términos de: “Comete el delito de
fraude el que engañando a uno o aprovechándose del error en que éste
se halla, se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro
indebido”.

El Código Penal para el Distrito Federal refiriéndose al delito de fraude


genérico en su artículo 230, lo define diciendo: “Al que por medio del
engaño o aprovechando el error en que otro se halle, se haga
ilícitamente de alguna cosa u obtenga un lucro indebido en beneficio
propio o de un tercero, se le impondrán...” (Diversas penalidades).

Mientras que en el Código Penal de Morelos se establece en su artículo


188: “A quien obtenga ilícitamente una cosa o alcance un lucro
indebido, en beneficio propio o de un tercero, engañando a alguien o
aprovechando el error en el que éste se encuentra, se le aplicarán:…”
señalando en diversas fracciones las penalidades correspondientes
dependiendo del monto de lo defraudado.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

140

De la propia norma se desprende que puede ser activo en el delito de


fraude genérico cualquier persona física, es decir, que es también
genérico el activo. Por su parte, para cada fraude específico se señala,
quiénes pueden ser los sujetos activos. Mientras que el sujeto pasivo,
puede ser cualquier persona física o moral.

En el delito de fraude el objeto material es, indistintamente, la cosa


mueble o inmueble, incluso abarca derechos y demás cosas
incorpóreas. Y por cuanto hace al objeto jurídico, desde luego que será
el patrimonio de las personas.

El delito de fraude se clasifica:

- Por la conducta: de acción u omisión.


- Por el número de actos: unisubsistente o plurisubsistente.
- Por el daño: de lesión.
- Por el resultado: de resultado material.
- Por su duración: instantáneo o continuado.
- Por su ordenación metodológica: fundamental.
- Por su autonomía: autónomo.
- Por su composición: anormal.
- Por su formulación: común o indiferente.
- Por su número de sujetos: monosubjetivo.

Conducta típica. En el fraude genérico la conducta típica presenta dos


modalidades: engañar a alguien o aprovecharse del error del pasivo.

Engañar significa dar apariencia de verdad a lo que es mentira,


provocar una falsa concepción de algo.

Implica fraude mediante el engaño, un mecanismo psicológico por parte


del activo para inducir al pasivo a que caiga en una situación incierta.
Caracterizan al activo en este delito su habilidad, astucia e ingenio, los
cuales despliega sobre el pasivo, quien voluntariamente accede a las
pretensiones de aquél de acuerdo con una falsa idea de lo que en
realidad ocurre.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

141

Un rasgo característico de este delito es la ausencia de medios


violentos.

El engaño puede ser verbal o escrito, consistir en hechos o versar


sobre la causa, el presupuesto, las condiciones, etcétera, de la
pretensión, o ser simple o calificado.

Aprovecharse del error del pasivo es otra posibilidad típica que implica
que el propio pasivo propicie con su error que el agente aproveche esa
situación para cometer el ilícito. Curiosamente, en este caso no es el
activo el iniciador de la conducta, sino el propio pasivo quien por una
equivocación facilita la comisión del fraude.

La ley no exige ningún medio comisivo, por tanto puede afirmarse que
cualquiera, siendo idóneo, está en condiciones de utilizar el agente
para cometer el fraude.

En realidad, el propio engaño suele ser simultáneamente la conducta y


el medio, lo mismo se puede decir del aprovechamiento del error.
Cualquier artificio, maquinación etcétera, que emplee el activo
tendiente a cometer el fraude, es factible en este delito.

Aquí no se presenta ninguno de los casos de ausencia de conducta, ya


que el delito exige dolo y existencia del elemento volitivo especial
tendiente a engañar, confundir, aprovecharse del error, etcétera, algo
incompatible con los casos de la ausencia de conducta.

Habrá conducta típica cuando se reúnan todos los elementos exigidos


en el tipo legal, tanto en el caso del tipo genérico como en cada uno de
los específicos.

Así pues y recapitulando, los elementos del fraude genérico son los
siguientes:

Sujetos. Activo, cualquier persona física.

Pasivo. Cualquier persona física o moral.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

142

Conducta típica. Engañar o aprovecharse del error del sujeto pasivo.

Resultado típico. Hacerse ilícitamente de alguna cosa o lograr un


lucro indebido.

Elemento normativo. Está contenido en las expresiones ilícitamente e


indebido.

Objeto material. Cualquier cosa mueble o inmueble, e incluso


inmaterial.

Objeto jurídico. El patrimonio.

La atipicidad se presenta cuando falta alguno de los elementos típicos


y, por tanto, la conducta no encuadra en el tipo. Por ejemplo, será
atípico el comportamiento de quien alcanza un lucro indebido, pero no
por medio de engaño ni de aprovechamiento del error del pasivo, sino
por un apoderamiento con violencia.

FRAUDES ESPECÍFICOS.

Denominados también doctrinalmente especiales o espurios y están


contemplados en las 21 fracciones del artículo 387 del Código Penal
Federal, así como en los artículos 388, 389 y 389 bis. En el Código
Penal para el Distrito Federal. Los fraudes específicos se encuentran
previstos en los artículos 231 en sus 15 fracciones, 232 y 233,
denominado en la ley como equiparado y en el Código Penal de
Morelos, se incluyen en las descripciones típicas previstas en los
artículos 189 a 192.

Toda vez que cada una de las mencionadas fracciones contempla un


fraude especial e independiente del genérico, lo mismo que en el caso
de los tres artículos señalados, se recomienda al alumno dar lectura a
cada uno de ellos para una mejor comprensión de cada fraude
específico.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

143

Se deriva de la violación al precepto mismo que tutela el patrimonio


como bien jurídico.

Elementos Normativos.

La antijuridicidad se destaca de manera especial en el fraude mediante


las expresiones ilícitamente o indebido, a las cuales hacen referencia
los artículos 386 del Código Penal Federal, 230 del Código Penal en el
Distrito Federal y 188 del Código Penal de Morelos.

Elementos Objetivos.

Están constituidos principalmente por la obtención de un bien mueble o


inmueble, que pueda ser cuantificado a través de medios tales como
las periciales en contabilidad o en valuación. Y que dichos bienes
pasen de la esfera de derechos del pasivo a la del activo.

Elemento Subjetivo.

Aunque en ocasiones es uno de los elementos de más difícil


comprobación, el elemento Engaño, como subjetivo del delito de
fraude, debe acreditarse fehacientemente, ya que en caso de no ser
así, desde luego que se estará ante una conducta atípica para éste
delito.

Causas de Justificación.

Es prácticamente que en el delito de fraude pueda encontrarse alguna


causa justificadora, debido a la exigencia legal de los medios
empleados y del dolo requerido para su configuración.

Solamente en algunos casos de fraudes específicos podría


presentarse, por ejemplo, el estado de necesidad, planteado en los
artículos 387, fracción IV, del Código Penal Federal y 231, fracción IV
del Código Penal en el Distrito Federal. Cuando alguien se hace servir
un alimento y no lo paga.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

144

El Código Penal Federal, al respecto señala en su Artículo 387, fracción


IV. “Al que se haga servir alguna cosa o admita un servicio en cualquier
establecimiento comercial y no pague el importe;…”. Mientras que al
efecto se reputa en el Código Penal en el Distrito Federal, en el artículo
231, fracción IV que “Al que se haga servir alguna cosa o admita un
servicio en cualquier establecimiento comercial y no pague el importe
debidamente pactado comprobado;…”.

Los fraudes específicos en la legislación penal para el Distrito Federal


se encuentran previstos en el artículo 231 y son 15 las fracciones y los
232 y 233 que hacen referencia a conductas equiparadas que en la
doctrina son consideradas también como fraudes específicos.

Así, el Código Penal para el Distrito Federal en su artículo 231 señala


que: “Se impondrán las penas previstas en el artículo anterior, a quien:

I. Por título oneroso enajene alguna cosa de la que no tiene derecho a


disponer o la arriende, hipoteque, empeñe o grave de cualquier otro
modo, si ha recibido el precio, el alquiler, la cantidad en que la gravó,
parte de ellos o un lucro equivalente;

II. Obtenga de otro una cantidad de dinero o cualquier otro lucro, como
consecuencia directa e inmediata del otorgamiento o endoso a nombre
propio o de otro, de un documento nominativo, a la orden o al portador,
contra una persona supuesta o que el otorgante sabe que no ha de
pagarlo; Cuando el lucro obtenido consista en un vehículo automotor,
independientemente de su valor, se aplicarán las penas previstas en la
fracción V del artículo inmediato anterior.

III. Venda a dos personas una misma cosa, sea mueble o inmueble, y
reciba el precio de la primera, de la segunda enajenación o de ambas,
o parte de él, o cualquier otro lucro, con perjuicio del primero o del
segundo comprador;

IV. Al que se haga servir alguna cosa o admita un servicio en cualquier


establecimiento comercial y no pague el importe debidamente pactado
comprobado;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

145

V. En carácter de fabricante, comerciante, empresario, contratista o


constructor de una obra, suministre o emplee en ésta materiales o
realice construcciones de calidad o cantidad inferior a las estipuladas,
si ha recibido el precio convenido o parte de él, o no realice las obras
que amparen la cantidad pagada;

VI. Provoque deliberadamente cualquier acontecimiento, haciéndolo


aparecer como caso fortuito o fuerza mayor, para liberarse de
obligaciones o cobrar fianzas o seguros;

VII. Por medio de supuesta evocación de espíritus, adivinaciones o


curaciones, explote las preocupaciones, superstición o ignorancia de
las personas;

VIII. Venda o traspase una negociación sin autorización de los


acreedores de ella o sin que el nuevo adquirente se comprometa a
responder de los créditos, siempre que estos últimos resulten insolutos;

IX. Valiéndose de la ignorancia o de las malas condiciones económicas


de un trabajador a su servicio, le pague cantidades inferiores a las que
legalmente le corresponden por las labores que ejecuta o le haga
otorgar recibos o comprobantes de pago de cualquier clase, que
amparen sumas de dinero superiores a las que efectivamente entrega;

X. Valiéndose de la ignorancia o de las malas condiciones económicas


de una persona, obtenga de ésta ventajas usurarias por medio de
contratos o convenios en los cuales se estipulen réditos o lucros
superiores a los vigentes en el sistema financiero bancario;

XI. Como intermediarios en operaciones de traslación de dominio de


bienes inmuebles o de gravámenes reales sobre éstos que obtengan
dinero, títulos o valores por el importe de su precio a cuenta de él o
para constituir ese gravamen, si no los destinaren al objeto de la
operación concertada por su disposición en provecho propio o de otro.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

146

Para los efectos de este delito se entenderá que un intermediario no ha


dado su destino o ha dispuesto del dinero, títulos o valores obtenidos
por el importe del precio o a cuenta del inmueble objeto de la traslación
de dominio o del gravamen real, si no realiza su depósito en cualquier
institución facultada para ello dentro de los treinta días siguientes a su
recepción en favor de su propietario o poseedor, a menos que lo
hubiese entregado dentro de ese término al vendedor o al deudor del
gravamen real o devuelto al comprador o al acreedor del mismo
gravamen.

El depósito se entregará por la institución de que se trate a su


propietario o al comprador.

XII. Construya o venda edificios en condominio obteniendo dinero,


títulos o valores por el importe de su precio o a cuenta de él, sin
destinarlo al objeto de la operación concertada.
En este caso, es aplicable lo dispuesto en el párrafo segundo de la
fracción anterior.

Las instituciones y organismos auxiliares de crédito, las de fianzas y las


de seguros, así como los organismos oficiales y descentralizados
autorizados legalmente para operar con inmuebles, quedan
exceptuados de la obligación de constituir el depósito a que se refiere
la fracción anterior.

XIII. Con el fin de procurarse ilícitamente una cosa u obtener un lucro


indebido libre un cheque contra una cuenta bancaria, que sea
rechazado por la institución, en los términos de la legislación aplicable,
por no tener el librador cuenta en la institución o por carecer éste de
fondos suficientes para su pago de conformidad con la legislación
aplicable.

La certificación relativa a la inexistencia de la cuenta o a la falta de


fondos suficientes para el pago deberá realizarse exclusivamente por
personal específicamente autorizado para tal efecto por la institución de
crédito de que se trate.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

147

XIV. Para obtener algún beneficio para sí o para un tercero, por


cualquier medio accese, entre o se introduzca a los sistemas o
programas de informática del sistema financiero e indebidamente
realice operaciones, transferencias o movimientos de dinero o valores,
independientemente de que los recursos no salgan de la Institución; o

XV. Por sí o por interpósita persona, sin el previo permiso de las


autoridades administrativas competentes o sin satisfacer los requisitos
señalados en el permiso obtenido, fraccione o divida en lotes un terreno
urbano o rústico, con o sin construcciones, propio o ajeno y transfiera o
prometa transferir la propiedad, la posesión o cualquier otro derecho
sobre alguno de esos lotes.

Artículo 232. A quien por medio del engaño o aprovechando el error en


que otro se halle le cause perjuicio patrimonial, se le impondrán de
cuatro meses a dos años seis meses de prisión y de setenta y cinco a
doscientos días multa.

Artículo 233. Se equipara al delito de fraude y se sancionará con prisión


de seis meses a diez años y de cuatrocientos a cuatro mil días multa, al
que valiéndose del cargo que ocupe en el gobierno o en cualquiera
agrupación de carácter sindical, social, o de sus relaciones con
funcionarios o dirigentes de dichos organismos, obtenga dinero,
valores, dádivas, obsequios o cualquier otro beneficio, a cambio de
prometer o proporcionar un trabajo, un ascenso o aumento de salario
en los mismos.

Circunstancias Modificadoras.

No se presentan circunstancias atenuantes ni agravantes. La sanción


atiende al monto del daño patrimonial.

Culpabilidad.

Sólo es posible la forma dolosa o intencional, y es configurable la culpa


o imprudencia.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

148

Sin embargo, sí es posible la culpa en el caso del fraude específico


previsto en la fracción XXI del artículo 387 del Código Penal Federal y
en el artículo 231, fracción XIII, del Código Penal para el Distrito
Federal, cuando un cheque expedido no tiene fondos por la negligencia
del librador en anotar las cantidades libradas. En este caso no hay
ánimo de engaño ni de obtener un lucro, simplemente se da la actitud
culposa por no tener cuidado de llevar una contabilidad adecuada. Sin
embargo, la opinión general es que no puede presentarse ningún
fraude culposo.

Por otra parte, el propio precepto citado, en su segundo párrafo, indica:


“No se procederá contra el agente cuando el libramiento no hubiese
tenido como fin el procurarse ilícitamente una cosa u obtener un lucro
indebido”. Con esto queda sin sanción lo que se podría llamar fraude
culposo, porque falta el elemento subjetivo, esto es, la intención por
parte del activo de alcanzar un lucro indebido.

En el mismo ordenamiento legal, el artículo 387 del Código Penal


Federal, fracción XXI, dispone que al que libre un cheque contra una
cuenta bancaria, que sea rechazado por la institución o sociedad
nacional de crédito correspondiente, en los términos de la legislación
aplicable, por no tener el librador cuenta en la institución o sociedad
respectiva o por carecer éste de fondos suficientes para el pago. La
certificación relativa a la inexistencia de la cuenta o a la falta de fondos
suficientes para el pago, deberá realizarse exclusivamente por personal
específicamente autorizado para tal efecto por la institución o sociedad
nacional de crédito de que se trate.

No se procederá contra el agente cuando el libramiento no hubiese


tenido como fin el procurarse ilícitamente una cosa u obtener un lucro
indebido.

Las Instituciones, sociedades nacionales y Organizaciones Auxiliares


de Crédito, las de Fianzas y las de Seguros, así como los organismos
Oficiales y Descentralizados, autorizados legalmente para operar con
inmuebles, quedan exceptuados de la obligación de constituir el
depósito a que se refiere la fracción XIX.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

149

En este sentido el Código Penal para el Distrito Federal, en su artículo


291, fracción XIII, establece que quién con el fin de procurarse
ilícitamente una cosa u obtener un lucro indebido libre un cheque
contra una cuenta bancaria, que sea rechazado por la institución, en los
términos de la legislación aplicable, por no tener el librador cuenta en la
institución o por carecer éste de fondos exclusivamente por personal
específicamente autorizado para tal efecto por la institución de crédito
de que se trate.

Inculpabilidad.

Sería posible que la inculpabilidad se representara como tal en algún


caso de fraude específico cuando se presentara el error esencial de
hecho invencible y la no exigibilidad de otra conducta.

Cuando alguien, ante la amenaza de un asaltante y para salvar la vida


de un ser allegado, firma un documento que perjudica patrimonialmente
a otro, la ley no puede exigirle un comportamiento diferente.

Punibilidad.

En este ilícito se sigue el mismo criterio que en los anteriores delitos


patrimoniales: se considera el daño patrimonial y se toma como base
para la sanción el salario mínimo general diario vigente en la localidad y
en el momento de la comisión del delito.

El artículo 386 del Código Penal Federal, en sus tres fracciones, señala
las penas imponibles siguiendo la misma regla para el caso de los
fraudes específicos previstos en el artículo 387. Únicamente el artículo
389 señala una pena especial, que va de seis meses a 10 años de
prisión, y, comparativamente, queda comprendida en la pena prevista
entre las fracciones II y III del artículo 386, sin embargo, señala también
una multa de 400 a 4 000 pesos.

El artículo 228, en sus cuatro fracciones, establece las reglas para


determinar la punibilidad en función de la cuantía de lo defraudado.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

150

Por cuanto hace a las excusas absolutorias, en éste delito no se


presenta ninguna. La consumación ocurre en el instante en que el
activo se hace de la cosa o alcanza el lucro indebido. En cada fraude
específico la propia norma lo establece: el momento consumativo es
aquel en el que queda integrado el resultado típico al agotarse todos
los elementos del tipo. Así mismo no es posible la comisión del delito
en grado de tentativa.

CONCURSO DE DELITOS.

Ideal o formal.

Con la misma conducta no pueden producirse varios delitos


patrimoniales, se da uno u otro, pero no varios, pues son excluyentes.
Por cuanto hace a otros delitos pudieran presentarse, por ejemplo, el
fraude previsto en el artículo 389 del Código Penal Federal
simultáneamente con el estupro, cuando el activo promete un ascenso
a la persona menor de 18 años engañándola.

Real o material.

Sí, ocurre que con varias conductas se den varios resultados típicos y
uno de ellos sea el fraude. Puede haber falsificación de documentos,
falsedad en declaraciones, etcétera.

Participación.

Pueden presentarse los distintos grados de la participación. En los


fraudes que forman parte de los delitos de cuello blanco generalmente
participan varios sujetos y existe, incluso, una gran organización.
Muchos fraudes se realizan en forma reiterada por verdaderos grupos
de delincuencia organizada.

Por cuanto a la procedibilidad o procedencia, el fraude se persigue por


querella particularmente cuando lo comete alguna de las personas a las
que se refiere el artículo 399 bis del Código Penal Federal (familiares).

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

151

En los artículos 246 al 249 del Código Penal en el Distrito Federal se


encuentran las reglas sobre la perseguibilidad o procedencia.

El tercer párrafo de dicho precepto señala que el fraude se perseguirá a


petición de la parte ofendida cuando su monto no exceda del
equivalente a 550 veces el salario mínimo general vigente en el lugar y
en el momento de su comisión, siempre que el ofendido sea un solo
particular.

La diferencia esencial que hay entre los delitos robo y fraude, consiste
básicamente en el procedimiento empleado por el sujeto activo para
hacerse del patrimonio de la víctima, en la primera de las figuras
delictivas el agente se apodera sin consentimiento del bien, empleando
medios violentos o furtivos, mientras que en el fraude la víctima o
sujeto pasivo, mediante engaños o aprovechamiento de su error,
entrega voluntariamente el objeto, es decir, no resiste sino que coopera
para que el delito se perfeccione, debido claro está, a la actitud
engañosa que mediante el uso de una serie de recursos intelectuales o
habilidades en la maniobra o conducta ilícita, hace o emplea el activo,
por lo que en el caso concreto, si éste trató de obtener mercancía de
una tienda de autoservicio, pretendiendo pagar un precio inferior al
marcado en los productos, engañando a los representantes de la
empresa, poniéndose de acuerdo con una de las cajeras, para que
marcara en la caja registradora cantidades menores, sin conseguirlo, al
ser sorprendidos en su maniobra por un supervisor, se tipificó el delito
fraude en grado de tentativa y no robo.

CÓDIGO PENAL FEDERAL.

Artículo 386. Comete el delito de fraude el que engañando a uno o


aprovechándose del error en que éste se halla se hace ilícitamente de
alguna cosa o alcanza un lucro indebido.

El delito de fraude se castigará con las penas siguientes:

I.- Con prisión de 3 días a 6 meses o de 30 a 180 días multa, cuando el


valor de lo defraudado no exceda de diez veces el salario;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

152

II.- Con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 10 a 100 veces el


salario, cuando el valor de lo defraudado excediera de 10, pero no de
500 veces el salario;

III.- Con prisión de tres a doce años y multa hasta de ciento veinte
veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas
veces el salario.

Artículo 387. Las mismas penas señaladas en el artículo anterior, se


impondrán:

I.- Al que obtenga dinero, valores o cualquiera otra cosa ofreciendo


encargarse de la defensa de un procesado o de un reo, o de la
dirección o patrocinio en un asunto civil o administrativo, si no efectúa
aquélla o no realiza ésta, sea porque no se haga cargo legalmente de
la misma, o porque renuncie o abandone el negocio o la causa sin
motivo justificado;

II.- Al que por título oneroso enajene alguna cosa con conocimiento de
que no tiene derecho para disponer de ella, o la arriende, hipoteque,
empeñe o grave de cualquier otro modo, si ha recibido el precio, el
alquiler, la cantidad en que la gravó, parte de ellos o un lucro
equivalente;

III.- Al que obtenga de otro una cantidad de dinero o cualquiera otro


lucro, otorgándole o endosándole a nombre propio o de otro, un
documento nominativo, a la orden o al portador contra una persona
supuesta o que el otorgante sabe que no ha de pagarle;

IV.- Al que se haga servir alguna cosa o admita un servicio en cualquier


establecimiento comercial y no pague el importe;

V.- Al que compre una cosa mueble ofreciendo pagar su precio al


contado y rehúse después de recibirla, hacer el pago o devolver la
cosa, si el vendedor le exigiere lo primero dentro de quince días de
haber recibido la cosa del comprador;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

153

VI.- Al que hubiere vendido una cosa mueble y recibido su precio, si no


la entrega dentro de los quince días del plazo convenido o no devuelve
su importe en el mismo término, en el caso de que se le exija esto
último.

VII.- Al que vende a dos personas una misma cosa, sea mueble o raíz y
recibe el precio de la primera o de la segunda enajenación, de ambas o
parte de él o cualquier otro lucro con perjuicio del primero o del
segundo comprador.

VIII.- Al que valiéndose de la ignorancia o de las malas condiciones


económicas de una persona, obtenga de ésta ventajas usuarias por
medio de contratos o convenios en los cuales se estipulen réditos o
lucros superiores a los usuales en el mercado.

IX.- Al que para obtener un lucro indebido, ponga en circulación fichas,


tarjetas, planchuelas u otros objetos de cualquier materia como signos
convencionales en substitución de la moneda legal;

X.- Al que simulare un contrato, un acto o escrito judicial, con perjuicio


de otro o para obtener cualquier beneficio indebido.

XI.- Al que por sorteos, rifas, loterías, promesas de venta o por


cualquiera otro medio, se quede en todo o en parte con las cantidades
recibidas, sin entregar la mercancía u objeto ofrecido.

XII.- Al fabricante, empresario, contratista, o constructor de una obra


cualquiera, que emplee en la construcción de la misma, materiales en
cantidad o calidad inferior a la convenida o mano de obra inferior a la
estipulada, siempre que haya recibido el precio o parte de él;

XIII.- Al vendedor de materiales de construcción o cualquiera especie,


que habiendo recibido el precio de los mismos, no los entregare en su
totalidad o calidad convenidos;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

154

XIV.- Al que venda o traspase una negociación sin autorización de los


acreedores de ella, o sin que el nuevo adquirente se comprometa a
responder de los créditos, siempre que estos últimos resulten insolutos.

Cuando la enajenación sea hecha por una persona moral, serán


penalmente responsables los que autoricen aquella y los dirigentes,
administradores o mandatarios que la efectúen;

XV.- Al que explote las preocupaciones, la superstición o la ignorancia


del pueblo, por medio de supuesta evocación de espíritus,
adivinaciones o curaciones.

XVII.- Al que valiéndose de la ignorancia o de las malas condiciones


económicas de un trabajador a su servicio, le pague cantidades
inferiores a las que legalmente le corresponden por las labores que
ejecuta o le haga otorgar recibos o comprobantes de pago de cualquier
clase que amparen sumas de dinero superior a las que efectivamente
entrega.

XVIII.- Al que habiendo recibido mercancías con subsidio o franquicia


para darles un destino determinado, las distrajere de este destino o en
cualquier forma desvirtúe los fines perseguidos con el subsidio o la
franquicia.

XIX.- A los intermediarios en operaciones de traslación de dominio de


bienes inmuebles o ha de gravámenes reales sobre éstos, que
obtengan dinero, títulos o valores por el importe de su precio, a cuenta
de él o para constituir ese gravamen, si no los destinaren, en todo o en
parte, al objeto de la operación concertada, por su disposición en
provecho propio o de otro.

Para los efectos de este delito se entenderá que un intermediario no ha


dado su destino, o a dispuesto, en todo o en parte, del dinero, títulos o
valores obtenidos por el importe del precio o a cuenta del inmueble
objeto de la traslación de dominio o del gravamen real, si no realiza un
depósito en Nacional Financiera, S. A. o en cualquier Institución de
Depósito, dentro de los treinta días siguientes a su recepción a favor de

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

155

su propietario o poseedor, a menos que lo hubiese entregado, dentro


de ese término, al vendedor o al deudor del gravamen real, o devuelto
al comprador o al acreedor del mismo gravamen.

Las mismas sanciones se impondrán a los gerentes, directivos,


mandatarios con facultades de dominio o de administración,
administradores de las personas morales que no cumplan o hagan
cumplir la obligación a que se refiere el párrafo anterior.

El depósito se entregará por Nacional Financiera, S. A. o la Institución


de Depósito de que se trate, a su propietario o al comprador.

Cuando el sujeto activo del delito devuelva a los interesados las


cantidades de dinero obtenidas con su actuación, antes de que se
formulen conclusiones en el proceso respectivo, la pena que se le
aplicará será la de tres días a seis meses de prisión.

XX.- A los constructores o vendedores de edificios en condominio que


obtengan dinero, títulos o valores por el importe de su precio o a cuenta
de él, si no los destinaren, en todo o en parte, al objeto de la operación
concertada por su disposición en provecho propio o de otro.
Es aplicable a lo dispuesto en esta fracción, lo determinado en los
párrafos segundo a quinto en la fracción anterior.

XXI.- Al que libre un cheque contra una cuenta bancaria, que sea
rechazado por la institución o sociedad nacional de crédito
correspondiente, en los términos de la legislación aplicable, por no
tener el librador cuenta en la institución o sociedad respectiva o por
carecer éste de fondos suficientes para el pago. La certificación relativa
a la inexistencia de la cuenta o a la falta de fondos suficientes para el
pago, deberá realizarse exclusivamente por personal específicamente
autorizado para tal efecto por la institución o sociedad nacional de
crédito de que se trate.

No se procederá contra el agente cuando el libramiento no hubiese


tenido como fin el procurarse ilícitamente una cosa u obtener un lucro
indebido.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

156

Las Instituciones, sociedades nacionales y Organizaciones Auxiliares


de Crédito, las de Fianzas y las de Seguros, así como los organismos
Oficiales y Descentralizados, autorizados legalmente para operar con
inmuebles, quedan exceptuados de la obligación de constituir el
depósito a que se refiere la fracción XIX.

Artículo 388. Al que por cualquier motivo teniendo a su cargo la


administración o el cuidado de bienes ajenos, con ánimo de lucro
perjudique al titular de éstos, alterando las cuentas o condiciones de los
contratos, haciendo aparecer operaciones o gastos inexistentes o
exagerando los reales, ocultando o reteniendo valores o empleándolos
indebidamente, o a sabiendas realice operaciones perjudiciales al
patrimonio del titular en beneficio propio o de un tercero, se le
impondrán las penas previstas para el delito de fraude.

Artículo 388 Bis. Al que se coloque en estado de insolvencia, con el


objeto de eludir las obligaciones a su cargo con respecto a sus
acreedores, se le impondrá pena de seis meses a cuatro años de
prisión y de cincuenta a trescientos días multa.

En caso de quiebra se atenderá a lo previsto por la ley especial.

Artículo 389. Se equipara al delito de fraude y se sancionará con prisión


de seis meses a diez años y multa de cuatrocientos a cuatro mil pesos,
el valerse del cargo que se ocupe en el gobierno, en una empresa
descentralizada o de participación estatal, o en cualquiera agrupación
de carácter sindical, o de sus relaciones con los funcionarios o
dirigentes de dichos organismos, para obtener dinero, valores,
dádivas, obsequios o cualquier otro beneficio, a cambio de prometer
o proporcionar un trabajo, un ascenso o aumento de salario en tales
organismos.

Artículo 389 Bis. Comete delito de fraude el que por sí o por interpósita
persona, cause perjuicio público o privado al fraccionar y transferir o
prometer transferir la propiedad, la posesión o cualquier otro derecho
sobre un terreno urbano o rústico, propio o ajeno, con o sin
construcciones sin el previo permiso de las autoridades administrativas

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

157

competentes, o cuando existiendo éste no se hayan satisfecho los


requisitos en él señalados. Este delito se sancionará aún en el caso de
falta de pago total o parcial.

Para los efectos penales se entiende por fraccionar la división de


terrenos en lotes.

Este delito se sancionará con las penas previstas en el artículo 386 de


este Código, con la salvedad de la multa mencionada en la fracción
tercera de dicho precepto, que se elevará hasta cincuenta mil pesos.

CÓDIGO PENAL PARA EL DISTRITO FEDERAL.

Artículo 230. Al que por medio del engaño o aprovechando el error en


que otro se halle, se haga ilícitamente de alguna cosa u obtenga un
lucro indebido en beneficio propio o de un tercero, se le impondrán:

I. De veinticinco a setenta y cinco días multa, cuando el valor de lo


defraudado no exceda de cincuenta veces el salario mínimo, o no sea
posible determinar su valor;

II. Prisión de cuatro meses a dos años seis meses y de setenta y cinco
a doscientos días multa, cuando el valor de lo defraudado exceda de
cincuenta pero no de quinientas veces el salario mínimo;

III. Prisión de dos años seis meses a cuatro años y de doscientos a


quinientos días multa, cuando el valor de lo defraudado exceda de
quinientas pero no de cinco mil veces el salario mínimo;

IV. Prisión de cuatro a seis años y de quinientos a ochocientos días


multa, cuando el valor de lo defraudado exceda de cinco mil pero no de
diez mil veces el salario mínimo; y

V. Prisión de seis a once años y de ochocientos a mil doscientos días


multa, cuando el valor de lo defraudado exceda de diez mil veces el
salario mínimo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

158

Cuando el delito se cometa en contra de dos o más personas, se


impondrá además las dos terceras partes de las penas previstas en las
fracciones anteriores.

Artículo 231. Se impondrán las penas previstas en el artículo anterior, a


quien:

I. Por título oneroso enajene alguna cosa de la que no tiene derecho a


disponer o la arriende, hipoteque, empeñe o grave de cualquier otro
modo, si ha recibido el precio, el alquiler, la cantidad en que la gravó,
parte de ellos o un lucro equivalente;

II. Obtenga de otro una cantidad de dinero o cualquier otro lucro, como
consecuencia directa e inmediata del otorgamiento o endoso a nombre
propio o de otro, de un documento nominativo, a la orden o al portador,
contra una persona supuesta o que el otorgante sabe que no ha de
pagarlo; Cuando el lucro obtenido consista en un vehículo automotor,
independientemente de su valor, se aplicarán las penas previstas en la
fracción V del artículo inmediato anterior.

III. Venda a dos personas una misma cosa, sea mueble o inmueble, y
reciba el precio de la primera, de la segunda enajenación o de ambas,
o parte de él o cualquier otro lucro, con perjuicio del primero o del
segundo comprador;

IV. Al que se haga servir alguna cosa o admita un servicio en cualquier


establecimiento comercial y no pague el importe debidamente pactado
comprobado;

V. En carácter de fabricante, comerciante, empresario, contratista o


constructor de una obra, suministre o emplee en ésta materiales o
realice construcciones de calidad o cantidad inferior a las estipuladas,
si ha recibido el precio convenido o parte de él, o no realice las obras
que amparen la cantidad pagada;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

159

VI. Provoque deliberadamente cualquier acontecimiento, haciéndolo


aparecer como caso fortuito o fuerza mayor, para liberarse de
obligaciones o cobrar fianzas o seguros;

VII. Por medio de supuesta evocación de espíritus, adivinaciones o


curaciones, explote las preocupaciones, superstición o ignorancia de
las personas;

VIII. Venda o traspase una negociación sin autorización de los


acreedores de ella o sin que el nuevo adquirente se comprometa a
responder de los créditos, siempre que estos últimos resulten insolutos;

IX. Valiéndose de la ignorancia o de las malas condiciones económicas


de un trabajador a su servicio, le pague cantidades inferiores a las que
legalmente le corresponden por las labores que ejecuta o le haga
otorgar recibos o comprobantes de pago de cualquier clase, que
amparen sumas de dinero superiores a las que efectivamente entrega;

X. Valiéndose de la ignorancia o de las malas condiciones económicas


de una persona, obtenga de ésta ventajas usurarias por medio de
contratos o convenios en los cuales se estipulen réditos o lucros
superiores a los vigentes en el sistema financiero bancario;

XI. Como intermediarios en operaciones de traslación de dominio de


bienes inmuebles o de gravámenes reales sobre éstos que obtengan
dinero, títulos o valores por el importe de su precio a cuenta de él o
para constituir ese gravamen, si no los destinaren al objeto de la
operación concertada por su disposición en provecho propio o de otro.

Para los efectos de este delito se entenderá que un intermediario no ha


dado su destino o ha dispuesto del dinero, títulos o valores obtenidos
por el importe del precio o a cuenta del inmueble objeto de la traslación
de dominio o del gravamen real, si no realiza su depósito en cualquier
institución facultada para ello dentro de los treinta días siguientes a su
recepción en favor de su propietario o poseedor, a menos que lo
hubiese entregado dentro de ese término al vendedor o al deudor del
gravamen real o devuelto al comprador o al acreedor del mismo

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

160

gravamen. El depósito se entregará por la institución de que se trate a


su propietario o al comprador.

XII. Construya o venda edificios en condominio obteniendo dinero,


títulos o valores por el importe de su precio o a cuenta de él, sin
destinarlo al objeto de la operación concertada.

En este caso, es aplicable lo dispuesto en el párrafo segundo de la


fracción anterior.

Las instituciones y organismos auxiliares de crédito, las de fianzas y las


de seguros, así como los organismos oficiales y descentralizados
autorizados legalmente para operar con inmuebles, quedan
exceptuados de la obligación de constituir el depósito a que se refiere
la fracción anterior.

XIII. Con el fin de procurarse ilícitamente una cosa u obtener un lucro


indebido libre un cheque contra una cuenta bancaria, que sea
rechazado por la institución, en los términos de la legislación aplicable,
por no tener el librador cuenta en la institución o por carecer éste de
fondos suficientes para su pago de conformidad con la legislación
aplicable. La certificación relativa a la inexistencia de la cuenta o a la
falta de fondos suficientes para el pago deberá realizarse
exclusivamente por personal específicamente autorizado para tal efecto
por la institución de crédito de que se trate;

XIV. Para obtener algún beneficio para sí o para un tercero, por


cualquier medio accese, entre o se introduzca a los sistemas o
programas de informática del sistema financiero e indebidamente
realice operaciones, transferencias o movimientos de dinero o valores,
independientemente de que los recursos no salgan de la Institución; o

XV. Por sí o por interpósita persona, sin el previo permiso de las


autoridades administrativas competentes o sin satisfacer los requisitos
señalados en el permiso obtenido, fraccione o divida en lotes un terreno
urbano o rústico, con o sin construcciones, propio o ajeno y transfiera o

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

161

prometa transferir la propiedad, la posesión o cualquier otro derecho


sobre alguno de esos lotes.

Artículo 232. A quien por medio del engaño o aprovechando el error en


que otro se halle le cause perjuicio patrimonial, se le impondrán de
cuatro meses a dos años seis meses de prisión y de setenta y cinco a
doscientos días multa.

Artículo 233. Se equipara al delito de fraude y se sancionará con prisión


de seis meses a diez años y de cuatrocientos a cuatro mil días multa, al
que valiéndose del cargo que ocupe en el gobierno o en cualquiera
agrupación de carácter sindical, social, o de sus relaciones con
funcionarios o dirigentes de dichos organismos, obtenga dinero,
valores, dádivas, obsequios o cualquier otro beneficio, a cambio de
prometer o proporcionar un trabajo, un ascenso o aumento de salario
en los mismos”.

CÓDIGO PENAL PARA EL ESTADO DE MORELOS.

Artículo 188.- A quien obtenga ilícitamente una cosa o alcance un lucro


indebido, en beneficio propio o de un tercero, engañando a alguien o
aprovechando el error en el que éste se encuentra, se le aplicarán:

I. De treinta a ciento veinte días de trabajo en favor de la comunidad y


de veinte a noventa días multa, cuando el valor de lo defraudado no
exceda de cincuenta veces el salario mínimo, o no sea posible
determinar su valor;

II. De seis meses a dos años seis meses de prisión y de noventa a


doscientos días multa cuando el valor de lo defraudado exceda de
cincuenta pero no de trescientas cincuenta veces el salario mínimo;

III. De dos años seis meses a cuatro años seis meses de prisión y de
doscientos a cuatrocientos cincuenta días multa, cuando el monto de lo
defraudado exceda de trescientas cincuenta pero no de setecientas
veces el salario mínimo; y

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

162

IV. De cuatro años seis meses a once años de prisión y de


cuatrocientos cincuenta a seiscientos cincuenta días multa cuando el
valor de lo dispuesto exceda de setecientas veces el salario mínimo.

Las mismas sanciones se impondrán a quien por los medios descritos


en el primer párrafo cause a otro un perjuicio patrimonial.

Artículo 189. Se aplicarán las sanciones previstas en el artículo


anterior, a quien:

I. Para hacerse del importe del depósito que garantiza la libertad


caucional del procesado o detenido, o de parte de él, cuando no le
corresponda, haga aparecer dicho depósito como de su propiedad;

II. Por título oneroso enajene alguna cosa con conocimiento de que no
tiene derecho a disponer de ella, o la arriende, hipoteque, empeñe o
grave de cualquier otro modo, si ha recibido el precio, el alquiler, la
cantidad en que la gravó, parte de ellos o un lucro equivalente;

III. Obtenga de otro una cantidad de dinero o cualquier otro lucro, como
consecuencia directa e inmediata del otorgamiento o endoso a nombre
propio o de otro, de un documento nominativo, a la orden o al portador,
contra una persona supuesta o que el otorgante sabe que no ha de
pagarlo;

IV. Venda a dos personas una misma cosa, sea mueble o raíz, y reciba
el precio de la primera o de la segunda enajenación o de ambas, o
parte de él, o cualquier otro lucro, con perjuicio del primero o del
segundo comprador:

V. Realice un acto jurídico, un contrato o un acto judicial, simulados,


con perjuicio de otro o para obtener cualquier beneficio indebido;

VI. Siendo fabricante, empresario, contratista o constructor de una obra


emplee en ésta materiales o realice construcciones de calidad o
cantidad inferior a las estipuladas, si ha recibido el precio convenido; o
no realice las obras que amparen la cantidad pagada, y

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

163

VII. Provoque deliberadamente cualquier acontecimiento, simulando


que se trata de caso fortuito o fuerza mayor, para liberarse de
obligaciones o cobrar fianzas o seguros.

Administración Fraudulenta.

Artículo 190. Se impondrán las sanciones previstas en el artículo 188,


según el valor del lucro obtenido o del perjuicio causado, en el término
que resulte más elevado, a quien tenga a su cargo la administración o
el cuidado de bienes ajenos y perjudique al dueño de éstos, con ánimo
de lucro, alterando las cuentas o las condiciones de los contratos,
haciendo aparecer operaciones o gastos inexistentes o exagerando los
reales, ocultando o reteniendo valores, empleando éstos
indebidamente o realizando conductas perjudiciales para el patrimonio
del titular de los bienes, en beneficio propio o de un tercero, cuando
exista conflicto de intereses.

Insolvencia Fraudulenta en Perjuicio de Acreedores.

Artículo 191.- Al que artificiosamente se coloque en estado de


insolvencia con el objeto de eludir las obligaciones que tenga frente a
sus acreedores, se le impondrán las sanciones previstas para el delito
de fraude, conforme al valor de las obligaciones incumplidas.

Delitos Cometidos por Fraccionadores.

Artículo 192. Se impondrán las sanciones previstas para el fraude,


conforme al monto del daño o al perjuicio que resulten, al que fraccione
o divida un terreno en lotes, transfiera o prometa transferir la propiedad,
posesión o cualquier otro derecho, careciendo del permiso previo de la
autoridad administrativa correspondiente, o cuando teniéndolo no
cumpla con los requisitos prometidos”.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

164

III.4. Delito de despojo.

El delito de despojo consiste en la ocupación de un inmueble, su uso o


el uso de un derecho real por medio de la violencia, la furtividad o el
engaño, esto es, ocupar por los medios señalados un inmueble ajeno o
uno propio que esté en poder de otro, usar un inmueble ajeno o un
derecho real que no pertenezca al activo o ejercer en un inmueble
propio actos de dominio que lesionen derechos legítimos del ocupante.

El despojo implica tomar posesión de un inmueble, ocuparlo


materialmente, los medios comisivos son la violencia que se acompaña
a la propia autoridad, la furtividad, la amenaza, que es una forma de
violencia o el engaño.

Una clara definición legal de éste delito, es la que se encuentra prevista


en el artículo 395 del código Penal Federal, que establece:

Artículo 395. Se aplicará la pena de tres meses a cinco años de prisión


y multa de cincuenta a quinientos pesos:

I.- Al que de propia autoridad y haciendo violencia o furtivamente, o


empleando amenaza o engaño, ocupe un inmueble ajeno o haga uso
de él, o de un derecho real que no le pertenezca;

II.- Al que de propia autoridad y haciendo uso de los medios indicados


en la fracción anterior, ocupe un inmueble de su propiedad, en los
casos en que la ley no lo permite por hallarse en poder de otra persona
o ejerza actos de dominio que lesionen derechos legítimos del
ocupante, y

III.- Al que en los términos de las fracciones anteriores, cometa despojo


de aguas.

La pena será aplicable, aun cuando el derecho a la posesión de la cosa


usurpada sea dudosa o esté en disputa. Cuando el despojo se realice
por grupo o grupos, que en conjunto sean mayores de cinco personas,
además de la pena señalada en este artículo, se aplicará a los autores

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

165

intelectuales y a quienes dirijan la invasión, de uno a seis años de


prisión.

Por su parte en el artículo 237 del Código Penal en el Distrito Federal


se define este delito de la manera siguiente:

Artículo 237. Se impondrán de tres meses a cinco años de prisión y de


cincuenta a quinientos días multa:

I. Al que de propia autoridad, por medio de violencia física o


moral, el engaño o furtivamente, ocupe un inmueble ajeno, haga
uso de él o de un derecho real que no le pertenezca;
II. Al que de propia autoridad y haciendo uso de cualquiera de los
medios indicados en la fracción anterior o furtivamente, ocupe
un inmueble de su propiedad, en los casos en que la ley no lo
permite por hallarse en poder de otra persona o ejerza actos de
dominio que lesionen derechos legítimos del ocupante; o
III. Al que en los términos de las fracciones anteriores, cometa
despojo de aguas.

El delito se sancionará sin importar si el derecho a la posesión de la


cosa usurpada sea dudosa o esté en disputa.

Por cuanto hace a los sujetos, el Activo, puede serlo cualquier persona
física. Este delito puede ser cometido por grupos de personas y la
norma penal señala que cuando esto ocurra, en tratándose de más de
cinco, la pena será agravada.

Un asunto interesante resulta del cuestionamiento de que si es posible


que el cónyuge pueda cometer despojo respecto del inmueble
constituido como domicilio conyugal. La respuesta es afirmativa. La
Suprema Corte de Justicia de la Nación ha pronunciado una tesis
respecto del caso, y, aclara que la misma hace referencia al código
penal anterior, que era aplicable al Distrito Federal en materia de fuero
común y para toda la República en materia federal.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

166

A su vez el sujeto Pasivo, al igual que el activo es genérico, lo cual


quiere decir que puede serlo cualquier persona física o moral, e incluso
resultar afectada la nación.

El Objeto Material en el despojo puede recaer indistintamente sobre


tres posibles objetos que expresamente señala la ley:

a) Inmuebles.
b) Derechos reales.
c) Aguas.

En todo caso, el Objeto Jurídico, es el Patrimonio.

Algunos tratadistas insisten en afirmar que no es el patrimonio sino la


posesión o propiedad de los inmuebles, pero nuestra legislación penal
habla del patrimonio como bien jurídicamente tutelado al referirse a
delitos patrimoniales.

El delito de Despojo admite la siguiente clasificación:

• Por la conducta: de acción.


• Por el número de actos: unisubsistente.
• Por el resultado: de lesión de resultado material.
• Por su duración: instantáneo.
• Por el número de sujetos: monosubjetivo o plurisubjetivo.
• Por su ordenación metodológica: fundamental o básico.
• Por su autonomía: autónomo o independiente.
• Por su composición: anormal.

Conducta Típica.

Pueden presentarse las siguientes maneras de realizarla, siempre de


propia autoridad.

a) Ocupar un inmueble ajeno.


b) Hacer uso de él.
c) Hacer uso de un derecho real que no le pertenezca al activo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

167

d) Ocupar un inmueble propio en los casos en que la ley no lo permite


por hallarse en poder de otro.
e) Ejercer actos de dominio sobre un inmueble propio, lesionando los
derechos legítimos del ocupante.
f) Cometer despojo de aguas.

OCUPAR UN INMUEBLE AJENO. Consiste en tomar posesión del


inmueble que no le pertenece al agente. Implica que el activo penetra y
se asienta en dicho inmueble actuando con ánimo de dueño.

HACER USO DE UN INMUEBLE AJENO. Aunque parecería que se


trata del mismo comportamiento antes mencionado, éste es otro. Toda
vez que la expresión hacer uso lleva implícita la idea de obtener un
beneficio o una ventaja del inmueble, por ejemplo, acudiendo al
inmueble periódicamente para usarlo en cualquier forma.

HACER USO DE UN DERECHO REAL QUE NO LE PERTENEZCA


AL ACTIVO. Tomando en cuenta la opinión de Jiménez Huerta, quien
afirma que es innecesario incluir en la descripción típica este
comportamiento, ya que, en cualquier caso, se caería en el
comportamiento consistente en hacer uso de un inmueble ajeno.

OCUPAR UN INMUEBLE PROPIO CUANDO LA LEY NO LO


PERMITE POR HALLARSE EN PODER DE OTRO. Igualmente refiere
un comportamiento semejante al de la primera hipótesis, pero con la
diferencia de que en este caso se tarta de un inmueble propio, esto es,
que pertenece al activo. En este caso la antijuridicidad reside en que la
propia ley limita al propietario en el uso del inmueble de su propiedad
por encontrase en posesión de otro, un ejemplo sería el del dueño que
ocupa el departamento arrendado a otro.

EJERCER ACTOS DE DOMINIO SOBRE UN INMUEBLE PROPIO,


LESIONÁNDOSE DERECHOS LEGÍTIMOS DEL OCUPANTE.
Consiste no en ocupar, sino en efectuar actos que revelen el ánimo del
dueño cuando el inmueble propio está en poder de un tercero respecto
del cual se están lesionando sus derechos. Por ejemplo, cuando el

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

168

dueño suspende el suministro de agua del departamento arrendado en


perjuicio del arrendatario.

COMETER DESPOJO DE AGUAS. Consiste en usar o disponer de


aguas, o bien, desviarlas de su cause normal y natural.

Cabe mencionar que cuando el agua se encuentra envasada se


comete delito de robo, pero cuando circula en cauce normal o artificial
hecho por el hombre, ocurre el despojo.

Formas y medios de ejecución.

El Código Penal Federal Señala únicamente los siguientes:

a) Violencia.
b) Furtividad.
c) Amenaza.
d) Engaño.

El Código Penal para el Distrito Federal hace referencia a los


siguientes:

a) Violencia física o moral.


b) Engaño.
c) Furtividad.

El Código local no alude a la amenaza, por quedar ésta comprendida


en la violencia moral.

Se requiere solamente una de estas formas, no todas, para configurar


el despojo.

VIOLENCIA. Consiste en efectuar actos materiales en los que se


emplea la fuerza física o mecanismos tendientes a dañar.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

169

En materia federal, la violencia a que se refiere el despojo es


únicamente física. En el Código Penal para el Distrito Federal, al
referirse a violencia, se precisa tanto la física como la moral.

La violencia puede estar dirigida al pasivo, a las personas que están


con él o en el inmueble que se pretende despojar, o bien, hacia el
propio inmueble o las cosas que le rodean, es decir, conjuntamente
sobre personas y cosas.

FURTIVIDAD. Significa a escondidas, ocultamente, sin ser visto. Esto


generalmente ocurre cuando el dueño no se encuentra en el inmueble,
por lo que este medio elimina la violencia. Se produce por las noches,
evitando testigos.

AMENAZA. Consiste en amagar o amedrentar al pasivo o a quien


cuida del inmueble motivo del despojo. Es lo que en otros delitos
constituye la violencia moral. Las amenazas generalmente se refieren a
un mal grave futuro para el dueño, sus familiares o los cuidadores. El
Código Penal en el Distrito Federal no la incluye como medio de
comisión, por quedar, como se dijo antes, comprendida dentro de la
noción de violencia moral.

ENGAÑO. Consiste en falsear la verdad, darle apariencia de cierto a lo


que no es. Puede ocurrir cuando el dueño de un inmueble lleva un
plomero para que aparentemente repare algún desperfecto, pero en
realidad la idea es obstruir la tubería para dejar sin suministro de agua
al arrendatario.

Basta uno solo de los cuatro medios indicados, no es necesario que se


den dos, tres y mucho menos los cuatro, pues incluso hay algunos que
excluyen a los otros. Por ejemplo, la furtividad es incompatible con la
violencia y la amenaza.

Ahora bien, generalmente se considera que en la comisión de éste


ilícito, no puede presentarse algún caso con ausencia de conducta,
dada la necesidad de emplear alguno de los medios comisivos.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

170

La tipicidad de la conducta se dará cuando se integren todos los


elementos y se encuadren en el tipo:

a) Realizar la conducta típica, cualquiera de las previstas en la norma.


b) Emplear cualquiera de los cuatro medios ejecutivos.
c) Sujetos activo y pasivo.
d) Objeto material, cualquiera de los tres señalados.
e) Objetividad jurídica tutelada.

Mientras que la atipicidad existirá cuando falte alguno de los


mencionados elementos típicos. Si lo que se ocupa por medio de
furtividad es un vehículo, será robo, si se trata de agua envasada,
también será robo, si no se emplea alguno de los medios de ejecución,
no será despojo.

La antijuridicidad en el despojo, radica en la violación de la norma que


tutela este tipo de comportamiento, la expresión de propia autoridad
indica la antijuridicidad. Asimismo, el empleo de cualquiera de los
medios de comisión indica la antijuridicidad del hecho. Todo despojo es
antijurídico, ya que lo prevé y sanciona la ley penal.

Es posible por cuanto a las causas de justificación, que en algún caso


pudiera darse un estado de necesidad o el consentimiento del titular del
bien jurídico.

Es, a su vez preciso destacar que en el despojo no hay circunstancias


atenuantes y por cuanto hace a los agravantes, se presentan dos
casos:

a) El previsto en el artículo 395, quinto párrafo, del Código Penal


Federal, que se refiere al despojo cometido por grupos de más de
cinco personas. La pena será de uno a seis años de prisión,
además de la señalada.

b) El párrafo siguiente contempla una pena de dos a nueve años de


prisión a quienes se dediquen reiteradamente a promover el
despojo de inmuebles urbanos en el Distrito Federal.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

171

El Código Penal en el Distrito Federal establece:

a) De uno a seis años de prisión, además de la pena indicada, cuando


se cometa por grupo o grupos que en su conjunto sean más de
cinco personas, según el artículo 238, segundo párrafo de éste
ordenamiento.
b) Cuando se cometa contra persona mayor de 60 años de edad o con
discapacidad, la pena se incrementará en una tercera parte, según
el mismo artículo, del mismo ordenamiento señalados arriba,
también en el segundo párrafo.
c) Cuando se realice en forma reiterada en inmuebles urbanos en el
Distrito Federal, se impondrán de dos a nueve años de prisión y de
100 a mil pesos de día multa, ahora señalado en el tercer párrafo,
pero mismo artículo, mismo ordenamiento.

Únicamente se da la culpabilidad en éste delito de forma dolosa o


intencional, ya que la culposa no es posible. Cuando alguien, sin darse
cuenta, introduce su llave y se abre el que cree es su departamento por
equivocarse de piso, aunque abra la puerta y se introduzca
momentáneamente, no habrá despojo por faltar la intención y alguno de
los medios de ejecución exigidos por la norma. De ahí que no se
prevea legalmente ninguna causa de inculpabilidad, ni excusa
absolutoria que pueda hacerse valer.

El Código Penal Federal señala las penas siguientes:

a) De tres meses a cinco años de prisión y multa de 50 a 500 pesos,


en su artículo 395.
b) Además de la pena antes señalada, se impondrán de uno a seis
años de prisión cuando el despojo se cometa en grupos que en su
conjunto sean mayores de cinco personas. Artículo 395, fracción III,
segundo párrafo.
c) De dos a nueve años de cárcel a quienes se dediquen de manera
reiterada a promover el despojo de inmuebles urbanos en el Distrito
Federal. Último párrafo del artículo 395.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

172

El Código Penal para el Distrito Federal establece:

a) De tres meses a cinco años de prisión en su artículo 237.


b) De uno a seis años de prisión, además de la pena indicada, cuando
se cometa por grupo o grupos que en su conjunto sean más de
cinco personas, señalado lo anterior en el artículo 238.
c) Cuando se cometa contra persona mayor de 60 años o con
discapacidad, la pena se incrementará en una tercera parte, según
el segundo párrafo del mismo articulo mencionado arriba.
d) Cuando se realice en forma reiterada en inmuebles urbanos en el
Distrito Federal, se impondrán de dos a nueve años de prisión y de
100 a mil pesos de días multa, tercer párrafo, mismo artículo.

La consumación se da, en cada caso, en el momento de ocupar el


inmueble, de hacer uso de él, de un derecho real o en el momento de
cometer el despojo de aguas. La tentativa sí se puede llegar a
presentar, por tratarse de un delito de resultado material. El concurse
de delitos Ideal o formal, sí puede darse, por ejemplo, cuando se
configura por engaño, con la misma conducta puede surgir el delito de
despojo y el de usurpación de funciones, O cuando es con violencia
pueden surgir el despojo y la portación de arma de fuego. Y el concurso
Real o material, también puede presentarse. El artículo 396 del Código
Penal Federal establece: “A las penas que señala el artículo anterior se
acumulará la que corresponda por la violencia o la amenaza”. Puede
haber lesiones, daño en propiedad ajena, aborto, homicidio,
falsificación de documentos, etcétera.

Pueden presentarse todos los grados de la participación de personas


en este delito. Los artículos 395 del Código Penal Federal y 238 del
Código Penal para el Distrito Federal expresamente se refieren a los
autores intelectuales y a quienes dirigen la invasión.

El delito de Despojo se persigue de oficio, según lo disponen los


artículos 399 bis del Código Penal Federal y 246 del Código Penal para
el Distrito Federal, a menos que lo cometa alguna de las personas que
el propio precepto señala, en cuyo caso se perseguirá a petición de la
parte ofendida.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

173

Al que con engaño o por medio de violencia ocupe un inmueble ajeno


se le impone sanción, para los autores intelectuales o para los que
dirijan, si participan en grupo mayor de cinco personas, se establece
una pena que va de uno a seis años de prisión, se agrava con una
tercera parte de las penas, si el ilícito se comete en contra de una
persona mayor de sesenta años de edad. Se contempla en éste
capítulo la comisión del ilícito en áreas naturales protegidas, parques y
zonas de conservación, con un incremento a la pena de un tercio a los
que propicien, dirijan o realicen la invasión de bosques, zonas
forestales o áreas verdes, se les impondrán de tres a diez años de
prisión, y para los instigadores y dirigentes en este supuesto, la pena
antes señalada se aumentará en una mitad.

Despojo de Cosas Inmuebles o de Aguas.

Se llama así el delito que consiste en apoderarse de un inmueble o de


un derecho real ajenos, ejerciendo violencia física o moral sobre las
personas o valiéndose de amenazas o engaños. El despojo de aguas
es un delito semejante al anterior. La pena es de tres meses a dos
años de prisión, y multa de cincuenta a quinientos pesos, aunque en
todo caso, depende de la legislación penal aplicable.

La Tipicidad en este delito patrimonial debe tomar en consideración a


aquella persona del activo por cuanto a la forma comisiva, que por
medio de la violencia, se haga dueña de un inmueble ajeno o haga un
uso indebido de él, también se suele considerar robo el acto que lleva a
cabo quien utilizando fuerza en las cosas, o violencia o intimidación en
las personas, entra a cazar o pescar en una finca cerrada o terreno
vedado

CÓDIGO PENAL FEDERAL.

Artículo 395. Se aplicará la pena de tres meses a cinco años de prisión


y multa de cincuenta a quinientos pesos:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

174

I.- Al que de propia autoridad y haciendo violencia o furtivamente, o


empleando amenaza o engaño, ocupe un inmueble ajeno o haga uso
de él, o de un derecho real que no le pertenezca;

II.- Al que de propia autoridad y haciendo uso de los medios indicados


en la fracción anterior, ocupe un inmueble de su propiedad, en los
casos en que la ley no lo permite por hallarse en poder de otra persona
o ejerza actos de dominio que lesionen derechos legítimos del
ocupante, y

III.- Al que en los términos de las fracciones anteriores, cometa despojo


de aguas.

La pena será aplicable, aun cuando el derecho a la posesión de la cosa


usurpada sea dudosa o esté en disputa. Cuando el despojo se realice
por grupo o grupos, que en conjunto sean mayores de cinco personas,
además de la pena señalada en este artículo, se aplicará a los autores
intelectuales y a quienes dirijan la invasión, de uno a seis años de
prisión.

A quienes se dediquen en forma reiterada a promover el despojo de


inmuebles urbanos en el Distrito Federal, se les aplicará una sanción
de dos a nueve años de prisión. Se considera que se dedican a
promover el despojo de inmuebles urbanos en forma reiterada, quienes
hayan sido anteriormente condenados por esta forma de participación
en el despojo, o bien, se les hubiere decretado en más de dos
ocasiones auto de formal prisión por este mismo delito, salvo cuando
en el proceso correspondiente se hubiese resuelto el desvanecimiento
de datos, el sobreseimiento ó la absolución del inculpado.

Artículo 396. A las penas que señala el artículo anterior, se acumulará


la que corresponda por la violencia o la amenaza.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

175

CÓDIGO PENAL PARA EL DISTRITO FEDERAL.

Artículo 237. Se impondrán de tres meses a cinco años de prisión y de


cincuenta a quinientos días multa:

I. Al que de propia autoridad, por medio de violencia física o


moral, el engaño o furtivamente, ocupe un inmueble ajeno, haga
uso de él o de un derecho real que no le pertenezca;
II. Al que de propia autoridad y haciendo uso de cualquiera de los
medios indicados en la fracción anterior o furtivamente, ocupe
un inmueble de su propiedad, en los casos en que la ley no lo
permite por hallarse en poder de otra persona o ejerza actos de
dominio que lesionen derechos legítimos del ocupante; o
III. Al que en los términos de las fracciones anteriores, cometa
despojo de aguas.

El delito se sancionará sin importar si el derecho a la posesión de la


cosa usurpada sea dudosa o esté en disputa.

Artículo 238. Cuando el despojo se realice por grupo o grupos, que en


conjunto sean mayores de cinco personas, además de la pena
señalada en el artículo anterior, se impondrá a los autores intelectuales
y a quienes dirijan la invasión, de uno a seis años de prisión.

Cuando el delito se cometa en contra de persona mayor de sesenta


años de edad o con discapacidad, las penas previstas en el articulo
anterior, se incrementarán en una tercera parte.

A quienes cometan en forma reiterada el despojo de inmuebles


urbanos en el Distrito Federal, se les impondrán de dos a nueve años
de prisión y de cien a mil días multa.”.

CÓDIGO PENAL DEL ESTADO DE MORELOS.

Artículo 184. Se aplicará prisión de seis a diez años y de doscientos a


ochocientos días de multa, al que sin consentimiento de quien tenga
derecho a otorgarlo o engañando a éste:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

176

I. Disponga de un inmueble que ha recibido a título de depositario


judicial;
II. Ocupe un inmueble ajeno o haga uso de él o de un derecho real
que no le pertenezca, o impida el disfrute de uno u otro;
III. Ocupe un inmueble de su propiedad que se halle en poder de otra
persona por alguna causa legítima o ejerza actos de dominio que
lesionen los derechos del ocupante;
IV. Altere términos o linderos de predios o cualquier clase de señales
o mojoneras destinados a fijar los límites de los predios contiguos,
tanto de dominio público como de propiedad particular;
V. Desvíe o haga uso de las aguas propias o ajenas, en los casos en
que la ley no lo permita, o haga uso de un derecho real sobre
aguas que no le pertenezcan; o
VI. Ejerza actos de dominio que lesionen derechos legítimos del
usuario de dichas aguas.

Las sanciones previstas en este Capítulo se impondrán aunque los


derechos posesorios sean dudosos o estén sujetos a litigio.

Artículo 185. Se incrementarán hasta en una mitad las sanciones


aplicables conforme al artículo anterior, con respecto a quienes figuren
como inductores en la comisión del delito de despojo.

La misma sanción prevista en el párrafo anterior se aplicará cuando el


despojo se realice por tres o más personas, o con empleo de violencia,
o se cometa en lugar despoblado.

La misma sanción prevista en el párrafo anterior se aplicará cuando el


despojo se realice por tres o más personas, o con empleo de violencia.

III.5. Delito de daño en propiedad ajena.

Cuando por cualquier medio se causen daño, destrucción o deterioro a


cosa ajena, o de cosa propia en perjuicio de un tercero y comete
también este delito el o los que causen incendio, inundación o
explosión con daño o peligro de un edificio, vivienda o cuarto donde se
encuentre alguna persona ropas muebles objetos, archivos públicos o

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

177

notariales, bibliotecas, museos, templos, escuelas o edificios,


monumentos públicos y montes bosques, selvas y pastos
imponiéndose una pena de 5 a 10 años de prisión multa de 100 a 5000
pesos.

Como puede observarse y, se analizará más adelante el daño del delito


en cuestión, puede darse también y de hecho se da, sobre cosas
propias, siempre que haya perjuicio para terceros, tal como lo indica la
ley. Se afirma, en otras palabras, que no se requiere que la propiedad
sea ajena.

Indistintamente se habla de daños, daño a la propiedad o daño en


propiedad ajena, aunque el primero es el término más adecuado, en
virtud de que el nombre de este delito induce al error de creer que
solamente puede recaer sobre cosas ajenas, cuando en realidad no es
así.

Reflexionando en lo visto ya en puntos anteriores sobre los delitos


patrimoniales de ésta unidad, nos es posible observar que en todos
ellos el objeto material es siempre ajeno, pero también, en todos, es la
propia ley la que prevé por lo menos un caso para cada delito, donde el
objeto material pertenece al sujeto activo. Éstos son:

ROBO. En la conducta equiparada al robo prevista en el artículo 368,


fracción I, del Código Penal Federal, la cosa mueble, objeto del delito,
pertenece al propio agente.

ABUSO DE CONFIANZA. Igualmente, en la conducta equiparada


prevista en el artículo 383, fracción I, del Código Penal Federal, la cosa
mueble es propiedad del activo.

FRAUDE. Puede darse un fraude por engaño o error del pasivo cuando
recaiga sobre la cosa perteneciente al activo y con la que alcanzará un
lucro indebido.

DAÑOS. El artículo 399, del Código Penal Federal, prevé que el delito
de daños pueda recaer sobre cosa propia en perjuicio de un tercero.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

178

DESPOJO. El artículo 395, fracción II del Código Penal Federal, se


refiere a la ocupación de un inmueble propiedad del activo cuando la
ley no lo permite por encontrarse ocupándolo otra persona.

Como es posible deducir de lo anteriormente plasmado, en todos los


delitos patrimoniales puede recaer la conducta típica sobre cosas
propias, sin embargo, sólo el delito de daños alude en su denominación
a la ajeneidad de la cosa, aunque, como puede verse, esto no siempre
es verdad. En los delitos de robo y abuso de confianza, la noción de
ajeneidad está contemplada en el objeto material.

También resulta necesario precisar que el Código Penal Federal


denomina a este tipo penal, delito de daño en propiedad ajena,
mientras que el Código Penal para el Distrito Federal lo llama, delito de
daño a la propiedad.

Noción Legal.

En los artículos 397 y 399 del Código penal Federal se prevé este
delito, el cual contempla dos tipos, uno genérico o básico y otro
específico, que incluso admite tanto el daño como el peligro.

Tipo genérico o básico de daños, previsto en el artículo 399: “Cuando


por cualquier medio se causen: daño, destrucción o deterioro de cosa
ajena, o de cosa propia en perjuicio de tercero, se aplicarán las
sanciones del robo simple”.

El tipo específico de daños, que al mismo tiempo es agravado y puede


ser también de peligro, se encuentra previsto en el artículo 397 del
Código Penal Federal:

Artículo 397. Se impondrán de cinco a diez años de prisión y multa de


cien a cinco mil pesos, a los que causen incendio, inundación o
explosión con daño o peligro de:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

179

I. Un edificio, vivienda o cuarto donde se encuentre alguna


persona;

II. Ropas, muebles u objetos en tal forma que puedan causar


graves daños personales;

III. Archivos públicos o notariales;

IV. Bibliotecas, museos, templos, escuelas o edificios y


monumentos públicos, y

V. Montes, bosques, selvas, pastos, mieses o cultivos de cualquier


género.

El Código Penal para el Distrito federal se refiere al delito de daño a la


propiedad genérico en su artículo 239 de la manera siguiente: “Al que
destruya o deteriore una cosa ajena o una propia en perjuicio de otro,
se le impondrán las penas previstas en el artículo 220 de este Código”.

El tipo de daño a la propiedad específico se encuentra previsto en el


artículo 241:

“Las penas previstas en el artículo 239 de este Código, se aumentarán


en una mitad, cuando por incendio, inundación o explosión,
dolosamente se cause daño a:

I. Un edificio, vivienda o cuarto habitado;

II. Ropas u objetos en tal forma que puedan causar graves daños
personales;

III. Archivos públicos o notariales;

IV. Bibliotecas, museos, templos, escuelas o edificios, monumentos


públicos y aquellos bienes que hayan sido declarados como patrimonio
cultural; o

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

180

V. Montes, bosques, selvas, pastos, mieses o cultivos de cualquier


género.

Cuando el delito se cometa culposamente, en las hipótesis previstas en


este artículo, se impondrá la mitad de las penas a que se refiere el
artículo 239 de este Código.

Sujetos.

Activo. Tanto en el tipo genérico como en el específico puede serlo


cualquier persona física.

Pasivo. Igualmente puede serlo cualquiera, esto es, tanto una persona
física como una moral, incluso la nación según lo explican los artículos
397, fracciones III y IV del Código Penal Federal, y, 241, fracciones III y
IV, del Código Penal para el Distrito Federal.

Objetos.

Material. Es tanto el objeto o cosa mueble como el inmueble.

Jurídico. Es el patrimonio. Cabe destacar una característica de este


delito: el perjuicio patrimonial para el pasivo sin beneficio económico
para el activo. En la medida en que hay disminución o perjuicio para el
pasivo, se da un incremento o beneficio patrimonial para el activo. Este
fenómeno explicable en los delitos patrimoniales, no se presenta en el
caso del daño en propiedad ajena.

En él sólo hay menoscabo para el pasivo, pero no beneficio o


incremento para el activo.

Este fenómeno, explicable en los delitos patrimoniales, no se presenta


en el caso de daño en propiedad ajena. En él sólo hay menoscabo para
el pasivo, pero no beneficio o incremento para el activo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

181

Lo anterior lleva a reflexionar en un elemento psicológico característico


de este ilícito. El activo se contenta y satisface causando un daño
patrimonial a otro, sin obtener más que un gozo o una emoción que lo
deja satisfecho, como es el caso de quien raya un vehículo estacionado
en la vía pública. Otro rasgo distintivo de este delito es el hecho de que
es el único patrimonial que admite la forma culposa.

Clasificación del delito:

• Por la conducta: de acción u omisión.


• Por el número de actos: unisubsecuente o plurisubsecuente.
• Por el resultado: de lesión o peligro.
• Por el daño: de resultado material.
• Por su duración: instantáneo o continuado.
• Por el número de sujetos: monosubjetivo.
• Por su ordenación metodológica: fundamental o básico y
especial.
• Por su autonomía: autónomo o independiente.
• Por su composición: anormal.

La conducta típica en el tipo genérico de daños, la conducta consiste


en tres posibles formas:

Dañar, Destruir o Deteriorar.

Dañar significa afectar la cosa, ya sea en forma total o parcial. Se trata


de una noción amplia, se podría decir que dañar es el género y destruir
y deteriorar es la especie. Por ejemplo: sumergir un reloj en agua causa
daño.

Destruir. Se entiende como el daño o afectación total de la cosa. Se


destruye lo que pierde su integridad corpórea, lo que ya no hay manera
de reparar. Por ejemplo, un automóvil que se incendia queda destruido.

Deteriorar. Es un daño o afectación parcial o reparable. Equivale a una


descompostura o alteración en la cosa, pero ésta, puede volver a su

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

182

estado anterior. Por ejemplo, se deteriora por el uso un libro que se


desencuaderna.

Por cuanto hace al tipo especial, la conducta consiste en dañar o poner


en peligro cualesquiera de los bienes indicados en las fracciones I, II,
III, IV y V del artículo 397 del Código Penal Federal y 241 del Código
Penal para el Distrito Federal, también en sus cinco fracciones.

El tipo genérico de daños no exige ninguna forma especial o medio


comisivo, tal y como se desprende de la expresión legal por cualquier
medio. A esto sólo agregaremos que puede tratarse de un medio
comisivo o acción u omisivo u omisión

En lo que toca al delito especial de daños, la propia norma exige


cualquiera de estos medios comisivos:

• Incendio.
• Inundación.
• Explosión.

El empleo de cualquier otro medio distinto de los señalados, hará que


la figura sea atípica de este delito, pudiendo sin embargo ser típica
respecto del tipo genérico.

El resultado típico en el tipo genérico se causa daño, destrucción o


deterioro a la cosa. En el específico se daña, o simplemente se coloca
el bien en estado o situación de peligro.

Para la integración de este delito basta poner en peligro la cosa:


incendiarla, inundarla o hacerla explotar, aun cuando no se le cause
ningún daño.

Es posible el aspecto negativo de la conducta o incluso ausencia de


conducta, mediante vis absoluta, vis maior, hipnosis y sonambulismo.
Lo anterior en atención a que la Tipicidad se da cuando se presentan
todos los elementos del tipo que describe la ley:

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

183

a) Sujetos activo y pasivo.


b) Conducta típica.
c) Medios ejecutivos.
d) Resultado típico.
e) Objetos material y jurídico.

(En cada caso, ya sea genérico y específico).

La atipicidad a su vez, se presenta cuando falta alguno de los


elementos mencionados arriba. Por ejemplo, cuando una persona usa
o dispone de una cosa ajena mueble surge el abuso de confianza si se
le ha transmitido previamente la tenencia: que la use, siempre que no la
deteriore.

En el caso del tipo especial, cuando se emplea un medio distinto de los


enumerados en la ley, la conducta será atípica, lo mismo cuando el
objeto material sobre el cual recae el daño o peligro no es alguno de los
señalados en las cinco fracciones de los preceptos legales a saber,
Código Penal Federal artículo 397 y Código Penal para el Distrito
Federal en su artículo 241.

El comportamiento del delito de daño, es desde luego antijurídico, pues


la ley tutela el patrimonio de las personas por medio de este tipo. No
obstante, se estiman admisibles ciertas causas de justificación, toda
vez que se estima que es posible la existencia de alguno de los casos
de causas de justificación, por ejemplo, estado de necesidad, ejercicio
de un derecho, cumplimiento de un deber y consentimiento del titular
del bien jurídico. Por ejemplo, el soldado que destruye sembradíos, al
quemar marihuana no comete el delito de daños o, dicho de otra
manera, su comportamiento no es antijurídico.

Circunstancias Modificadoras.

Atenuantes. No se trata propiamente de circunstancias atenuantes,


pero el artículo 62 del Código Penal Federal prevé el delito de daños (y,
todos los descriptos en la parte especial) cuando es culposo, en cuyo
caso la punibilidad se ve disminuida. Es el caso cuando el daño no sea

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

184

mayor del equivalente a 100 veces el salario mínimo o por hechos de


tránsito de vehículos. El artículo 241, último párrafo, del Código Penal
Federal también se refiere a esta situación.

Agravantes. Únicamente se da la forma agravada en el delito de daño


en el tipo específico, según los artículos 397 del Código Penal Federal,
y los 241 y 242, último párrafo, del Código Penal para el Distrito federal.

La culpabilidad o elemento moral en éste ilícito, admite las modalidades


de daño doloso en propiedad ajena y también culposo.

Como ya se ha mencionado anteriormente, éste es el único delito


patrimonial que admite la forma culposa o imprudencial. Basta pensar
en los hechos de tránsito para tener los ejemplos más claros de dicho
delito o cuando por un actuar negligente se rompe algo en una tienda,
etcétera. Sin embargo, también cabe aclarar que no se presenta
ninguna excusa absolutoria en éste ilícito.

Por cuanto a las causas de inculpabilidad, puede darse por temor


fundado, caso fortuito o por error esencial de hecho invencible. No
obstante, se señala con total claridad en el artículo 397 del Código
Penal Federal prevé una pena de cinco a 10 años de prisión y multa de
100 a 5000 pesos. El artículo 399 indica que se castigará con las
sanciones del robo simple. Del mismo modo, el artículo 239 del Código
Penal para el Distrito Federal establece la punibilidad para el delito de
daño a la propiedad genérico. El artículo 240 alude al delito de daño a
la propiedad culposo. El artículo 241 alude al daño a la propiedad
específico, que es agravado. El artículo 242 hace referencia al delito de
daño a la propiedad culposo con motivo del tránsito de vehículos.

La consumación del delito en comento, curre cuando la cosa se daña,


destruye o deteriora, o bien en el caso especial cuando la cosa se daña
o es puesta en peligro. Así mismo, es posible que el tentativa puede
darse. Pero en lo referente al tipo especial, sólo podrá presentarse
cuando se trate del daño. En lo tocante al peligro, una vez que surge ya
se ha consumado, por lo que resulta imposible su configuración en
grado de tentativa.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

185

El concurso de delitos ideal o formal, puede presentarse, por ejemplo,


al incendiar un vehículo donde se encuentra una persona dormida, por
lo que surgen con la misma conducta dos resultados típicos diferentes:
daños y homicidio, lesiones o aborto.

El concurso real o material, también puede presentarse cuando con dos


o más conductas se producen dos o más resultados típicos. Por
ejemplo, cuando el asaltante, además de robar en un establecimiento,
lesiona y causa daños a cosas que no se roba, siempre que tales
daños no hubiesen sido necesarios para penetrar al lugar o para
apoderarse de los objetos robados.

El artículo 398 del Código Penal Federal señala: “Si además de los
daños directos resulta consumado algún otro delito se aplicarán las
reglas de la acumulación”.

Pueden presentarse todos los grados de la participación. En banda o


pandilla es común la comisión de este delito. Merecería un estudio
especial el delito de daños cometido por grupos en ocasión de
encuentros deportivos, sobre negociaciones y vehículos estacionados
en la vía pública, así como pintar los muros, práctica ésta tan frecuente
en la ciudad que daña la propiedad ajena y muchas veces es realizada
por menores de edad con toda impunidad.

Este delito siempre se persigue a petición de la parte ofendida o por


querella, según lo dispone el tercer párrafo del artículo 399 bis del
Código Penal Federal y el 246 del Código Penal para el Distrito
Federal, así como el Código Penal de Morelos.

Daño en Propiedad por Vehículos del Servicio Público Federal de


Autotransporte.

El solo hecho de haber intervenido en un accidente de tránsito terrestre


un autotransporte del servicio público federal, no determina que el
delito de daños, originado en el evento, sea perseguible de oficio, pues
ninguno de los dispositivos legales aplicables en esos casos,
concretamente los artículos 60, 399 y 399 bis, de la ley sustantiva penal

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

186

federal, para definir si los delitos que resulten de un accidente de


tránsito son perseguibles de oficio o bien a petición de parte ofendida,
atiende a la clase de servicio que presten los vehículos, y en tal razón,
debe observarse la regla expresa contenida en el último de los
preceptos citados, acerca de que el delito de daño en propiedad ajena,
sin distinción alguna, es perseguible a petición de parte ofendida.
Comete el delito de robo el que se apodera de una cosa ajena mueble,
sin derecho y sin consentimiento de la persona que puede disponer de
ella con arreglo a la ley. En el delito de robo existen varias modalidades
como el robo equiparado, robo con violencia, aplicándose una pena
máxima hasta de 15 años dependiendo las causas y condiciones en
que se lleve a cabo dicho delito.

CÓDIGO PENAL FEDERAL.

Daño en propiedad ajena.

Artículo 397. Se impondrán de cinco a diez años de prisión y multa de


cien a cinco mil pesos, a los que causen incendio, inundación o
explosión con daño o peligro de:

I.- Un edificio, vivienda o cuarto donde se encuentre alguna persona;

II.- Ropas, muebles u objetos en tal forma que puedan causar graves
daños personales;

III.- Archivos públicos o notariales;

IV.- Bibliotecas, museos, templos, escuelas o edificios y monumentos


públicos, y

V.- Montes, bosques, selvas, pastos, mieses o cultivos de cualquier


género.

Artículo 398. Si además de los daños directos resulta consumado algún


otro delito, se aplicarán las reglas de acumulación.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

187

Artículo 399. Cuando por cualquier medio se causen daño, destrucción


o deterioro de cosa ajena, o de cosa propia en perjuicio de tercero, se
aplicarán las sanciones del robo simple.

Artículo 399 Bis. Los delitos previstos en este título se perseguirán por
querella de la parte ofendida cuando sean cometidos por un
ascendiente, descendiente, cónyuge, parientes por consanguinidad
hasta el segundo grado, concubina o concubinario, adoptante o
adoptado y parientes por afinidad asimismo hasta el segundo grado.
Igualmente se requerirá querella para la persecución de terceros que
hubiesen incurrido en la ejecución del delito con los sujetos a que se
refiere el párrafo anterior. Si se cometiere algún otro hecho que por sí
solo constituya un delito, se aplicará la sanción que para éste señala la
ley.

Se perseguirán por querella los delitos previstos en los artículos 380 y


382 a 399, salvo el artículo 390 y los casos a que se refieren los dos
últimos párrafos del artículo 395.

Daño en Propiedad Ajena.

Los que provoquen un incendio, inundación o explosión con daño o


peligro de un bien mueble o inmueble cometen el delito de daño en
propiedad ajena. La sanción que se les aplica es de cinco a diez años
de prisión y multa de cien a cinco mil pesos.

CÓDIGO PENAL PARA EL DISTRITO FEDERAL.

Daño a la Propiedad.

Artículo 239. Al que destruya o deteriore una cosa ajena o una propia
en perjuicio de otro, se le impondrán las siguientes penas:

I. De veinte a sesenta días multa, cuando el valor del daño no exceda


de veinte veces el salario mínimo, o no sea posible determinar su valor;

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

188

II. Prisión de seis meses a dos años y sesenta a ciento cincuenta días
multa, cuando el valor del daño exceda de veinte pero no de trescientas
veces el salario mínimo;

III. Prisión de dos a tres años y de ciento cincuenta a cuatrocientos días


multa, cuando el valor del daño exceda de trescientos pero no de
setecientas cincuenta veces el salario mínimo; y

IV. Prisión de tres a siete años y de cuatrocientos a seiscientos días


multa, cuando el valor del daño exceda de setecientas cincuenta veces
el salario mínimo.

Artículo 240. Cuando los daños sean causados por culpa, sólo se
impondrá al responsable multa hasta por el valor de los daños y
perjuicios causados, y se le condenará a la reparación de éstos. Si se
repara el daño antes de que el Ministerio Público ejercite acción penal,
se extinguirá la pretensión punitiva. Se sobreseerá el juicio, si el
inculpado repara los daños y perjuicios, antes de que se dicte sentencia
en segunda instancia.

Artículo 241. Las penas previstas en el artículo 239 de este Código, se


aumentarán en una mitad, cuando por incendio, inundación o
explosión, dolosamente se cause daño a:

I. Un edificio, vivienda o cuarto habitado;

II. Ropas u objetos en tal forma que puedan causar graves daños
personales;

III. Archivos públicos o notariales;

IV.- Bibliotecas, museos, templos, escuelas o edificios, monumentos


públicos y aquellos bienes que hayan sido declarados como patrimonio
cultural; o

V. Montes, bosques, selvas, pastos, mieses o cultivos de cualquier


género.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

189

Cuando el delito se cometa culposamente, en las hipótesis previstas en


este artículo, se impondrá la mitad de las penas a que se refiere el
artículo 239 de este Código.

Artículo 242. Cuando los daños se ocasionen culposamente con motivo


de tránsito de vehículos, se impondrá la mitad de las penas previstas
en el artículo 239 de este Código, en los siguientes casos:

III. El agente conduzca en estado de ebriedad o bajo el influjo de


estupefacientes o psicotrópicos u otras substancias que produzcan
efectos similares; o

IV. No auxilie a la víctima del delito o se dé a la fuga.

Se impondrá además, suspensión de los derechos en cuyo ejercicio


hubiese cometido el delito, por un lapso igual al de la pena de prisión
que se le imponga, o si es servidor público, inhabilitación por el mismo
lapso para obtener otro empleo, cargo o comisión de la misma
naturaleza.

CÓDIGO PENAL DEL ESTADO DE MORELOS.

Daño.

Artículo 193. A quien por cualquier medio destruya o deteriore una cosa
ajena o propia, en perjuicio de otro, se le impondrán las sanciones
aplicables al robo simple.

Artículo 194. Si el daño recae en bienes de valor científico, artístico,


cultural o de utilidad pública, o se comete por medio de inundación,
incendio o explosivos, se aplicará el incremento previsto para el robo
calificado. En este caso, el supuesto de la fracción I del artículo 174
quedará comprendido dentro de la sanción establecida por la fracción
II, para precisar la pena básica que deberá incrementarse.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

190

Artículo 195. Las sanciones previstas en este Capítulo se reducirán en


una mitad cuando el agente dañe una cosa propia si ésta se encuentra
en poder de otra persona, por cualquier título legítimo”.

Una modalidad típica del delito de daño que resulta en un tipo


específico subordinado, previsto en el Código Penal del Estado de
Morelos, por reforma de 2004, es el delito de Alteración de la Imagen
Urbana, el cual por su interés conviene revisar legalmente en términos
del:

Artículo 195 BIS. A quien por cualquier medio realice inscripciones,


leyendas, consignas, anuncios, pintas, letras, grabados, marcas,
signos, símbolos, rayas, nombres, palabras o dibujos en la vía pública,
en bienes inmuebles o muebles de propiedad privada o pública, como
expresión gráfica denominada graffiti, utilizando elementos que dañen
su apariencia o estado normal u original, como pueden ser aerosoles,
lijas, abrasivos o lacas y sus derivados, sin que cuenten previamente
con la autorización de la persona que deba otorgarlo, se le impondrán:

I.- De seis meses a un año de prisión, de quince a treinta días de


trabajo a favor de la comunidad y de veinte a cincuenta días-multa,
cuando el monto del daño causado no exceda de veinte veces el
salario mínimo; y

II.- De ocho meses a un año seis meses de prisión, de veinticinco a


cincuenta días de trabajo a favor de la comunidad y de cincuenta a
ciento veinte días-multa, cuando el monto del daño causado exceda a
veinte veces el salario mínimo.

En caso de reincidencia, la sanción será de uno a tres años de prisión y


la multa se incrementará hasta un cincuenta por ciento, de acuerdo al
monto del daño ocasionado.

De ésta manera es que se tiene el análisis jurídico legal de los delitos


contra el individuo, entratándose de diversos bienes jurídicos tutelados
por la norma punitiva, a saber, en ésta última unidad, los delitos

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

191

patrimoniales, en la segunda los delitos contra la integridad corporal y,


en la primera, los delitos contra la vida.

LECTURAS.

Amuchategui Requena, Irma Griselda. Op. Cit. p.p. 445 a 519.

Jiménez Huerta, Mariano. “Derecho Penal Mexicano”. Tomo IV.


Editorial Porrúa. México. 2003. p.p. 325 a 390.

Autoevaluación

1. Explique en que consisten las formas de ejecución en el delito de


robo y mencione cuáles son.

2. Explique los objetos material y jurídico en el delito de abuso de


confianza.

3. Según el diccionario de la Academia Española, ¿qué es


apoderamiento?

4. ¿Cuál es el presupuesto básico en el delito de abuso de confianza?

5. ¿Cuál es la conducta típica que integra el delito de robo?

6. Exprese el concepto de fraude.

7. ¿Quiénes pueden ser los sujetos pasivos en el delito de fraude?

8. Señale las características principales del robo entre cónyuges.

9. ¿Cómo se define el delito de abuso de confianza y cuál es su


fundamentación legal?

10. ¿En qué consiste la conducta típica en el delito de fraude?

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

192

11. Mencione la clasificación del delito de abuso de confianza

12. ¿En qué momento es posible decir que se encuentra integrada la


conducta típica del delito de robo?

13. ¿En qué consiste la tentativa en el delito de daños?

14. Mencione las diversas formas o modalidades típicas en que puede


presentarse el delito de robo.

15. Explique las conductas equiparadas al robo y su fundamentación


legal.

16. ¿Cuáles son los requisitos o elementos que de acuerdo al concepto


dado por Código penal Federal, son constitutivos del delito de robo?

17. Describa la diferencia entre el robo entre cónyuges en la


antigüedad y en la época actual.

18. ¿Cuál es el bien jurídicamente tutelado en el delito de robo?

19. Histórica y doctrinalmente ¿cómo ha sido la evolución en la


conformación típica en el delito de robo?

20. ¿Qué se conoce como Furtum?

21. Mencione las principales diferencias entre el robo y el abuso de


confianza.

22. ¿Es posible que se tipifique la figura de robo entre concubinos?


¿por qué?

23. ¿Cuáles son las diferencias existentes entre el fraude genérico y los
especiales o específicos?

24. ¿En qué momento queda consumado el delito de robo?

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

193

25. Explique los conceptos unisubsistente, plurisubsistente y tentativa.

26. Explique la diferencia del robo entre socios y robo entre


copropietarios.

27. Explique la diferencia entre robo simple y robo calificado.

28. ¿En qué consiste la perseguibilidad o procedencia en los delitos


patrimoniales?

29. ¿Cuáles son las principales diferencias entre el robo y el abuso de


confianza?

30. ¿Cuáles son los principales conceptos que fundamentan la


antijuridicidad en el delito de fraude?

31. Explique la diferencia entre causas de justificación y circunstancias


modificadoras e inculpabilidad en los delitos patrimoniales.

32. Explique el concepto de punibilidad, describiendo la penología


aplicada en los delitos de fraude y despojo.

33. ¿Cómo puede ser la forma de participación en el delito de fraude?

34. Explique en qué consiste el delito de despojo y su fundamentación


legal.

35. ¿Cuáles son las conductas o formas de ejecutar el delito de


despojo para su tipificación?

36. ¿Cuáles son los atenuantes y cuáles los agravantes en el delito de


despojo?

37. Mencione la definición y punibilidad del delito de daño en propiedad


ajena.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

194

38. ¿Por qué se habla de propiedad ajena en el delito de daños?

39. El Código Penal Federal en tratándose del delito de daño en


propiedad ajena prevé dos tipos ¿cuáles son estos y en que
consisten?

40. ¿Cuáles son las tres posibles formas para tipificar el delito de
daños?

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

195

CUADRO RESUMEN

DELITOS CONTRA LAS PERSONAS EN SU PATRIMONIO

ROBO
.

Tipo Calificativas Culpabilidad Punibilidad

Básico Específicos

Calificado Equiparado Famélico Abigeato

ABUSO DE CONFIANZA

Tipo Culpabilidad Punibilidad

FRAUDE

Tipo Culpabilidad Punibilidad

Genérico Específico Equiparado

(continua)

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

196

CUADRO RESUMEN
(continuación)

DESPOJO

Tipo Culpabilidad Punibilidad

DAÑO EN PROPIEDAD AJENA

Tipo Culpabilidad Punibilidad

OTROS DELITOS PATRIMONIALES

Usura Encubrimiento por receptación Alteración de imagen urbana

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

197

V. GLOSARIO

ABUSO. Uso de una cosa o ejercicio de un derecho en forma contraria


a su naturaleza y con una finalidad distinta de la que sea licito
perseguir.

ABUSO DE CONFIANZA. Disponer para sí o para otra persona de una


cantidad de dinero, de un documento o de cualquier cosa ajena que
implique obligación, liberación o transmisión de derecho y con lo cual
se obtiene la tenencia pero no la pertenencia.

ACCIÓN. Ver conducta.

ALEVOSÍA. Asechanza y vigilancia del futuro sujeto pasivo, que impide


su natural reacción de defensa.

ANTIJURIDICIDAD. Violación del valor o del bien protegido a que se


contrae el tipo penal respectivo.

APODERAMIENTO. Tomar una cosa ajena, privando de ella a su


propietario o detentador.

ASCENDIENTE CONSANGUÍNEO. El padre, la madre, los abuelos


paternos y maternos.

ATENUANTE. Circunstancia que el juzgador toma en cuenta para


imponer una sanción mínima.

ATIPICIDAD. Ausencia de adecuación en el precepto legal por estar


ausente alguno de los requisitos constitutivos del tipo.

AUXILIO NECESARIO. Dícese de las conductas de amparo a favor de


terceros justificadas por estado de necesidad.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

198

AUTORÍA. Existe cuando se lleva a cabo una conducta antijurídica con


dominio de la acción, puede ser dolosa o imprudencial.

BIEN JURÍDICO. Es todo aquello que representa un valor para las


personas o la sociedad.

CAUSA DE JUSTIFICACIÓN. En sentido técnico significa la exclusión


de la antijuridicidad de una conducta por legítima defensa, estado de
necesidad justificante, cumplimiento de un deber o ejercicio legítimo de
un derecho. En sentido material, existe una causa de justificación
cuando se da una crisis para los bienes jurídicos, que existe ex ante, y
se confirma ex post, que el ordenamiento resuelve a favor del interés
preponderante.

CALIFICATIVA. Agravante del delito.

CAPACIDAD. Aptitud para adquirir un derecho, o para ejercerlo y


disfrutarlo.

COACCIÓN FÍSICA. Fuerza física que priva a la persona del libre


ejercicio de su voluntad compeliéndolo a actuar de una forma
determinada.

COACCIÓN MORAL. Amagos o amenazas de un mal grave presente e


inmediato que intimida a la persona para que no ejerza su voluntad de
manera libre.

COMISIÓN POR OMISIÓN. Aquella estructura de imputación por la


que se imputa un resultado a la omisión de una conducta debida, en
determinadas circunstancias.

CONDICIÓN OBJETIVA DE PUNIBILIDAD. Elementos de los que


depende, no la existencia del hecho, sino su relevancia penal objetiva.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

199

Pueden ser propias, si restringen la punibilidad de un hecho que sería


punible de no darse la mentada condición o impropias, si vienen a
permitir la sanción.

CONDUCTA. Proceso humano, externo y susceptible de autocontrol.

CONSUMACIÓN. Se da cuando se realizan todos los actos exigidos en


la conducta descrita en un tipo delictivo; en los delitos que incluyen la
producción de un resultado, ésta se identifica con la consumación.

COSA MUEBLE. La cosa que se pueda trasladar sin que pierda su


esencia o sustancia.

CULPA. Es la terminología con la que se denominaba también la


imprudencia. Todavía hoy puede emplearse, y se emplea, como
sinónimo de imprudencia. Debe diferenciarse de la culpabilidad que se
exige para poder responder por un delito.

CULPABILIDAD. Cualidad del agente en la medida en que se le


imputa a título de reproche (como culpable) un hecho típicamente
antijurídico.

DELINCUENCIA. Fenómeno social constituido por las infracciones


contra las normas fundamentales de convivencia producidas en un
tiempo y lugar determinados.

DELINCUENTE. Es la persona autora de uno o varios delitos.

DELITO. Es cualquier acción u omisión voluntaria fuera de Derecho


que comete una persona, por lo que es castigada por la ley.

DELITOS ESPECIALES. Son aquellos delitos que exigen que el


ejecutor reúna una cualificación específica para poder ser autor.
Plantean problemas en sede de autoría mediata y coautoría y
participación, cuando no todos los intervinientes sean cualificados.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

200

DELITOS SEXUALES. Son las acciones en donde una persona es


objeto, contra su voluntad, de actos de connotación sexual como
hostigamiento o la violación.

DENUNCIA. Acto mediante el cual se pone en conocimiento de la


autoridad la comisión de algún delito o infracción legal.

DESPOJO. Ocupar de propia mano y por medio de la violencia física,


de la amenaza o del engaño de un inmueble ajeno, o hacer uso de éste
con perjuicio patrimonial de alguien.

DETENTACIÓN. Retención de una cosa sin ánimo de apropiársela.

DOLO. Conciencia de estar realizando los actos que exige el respectivo


tipo de un delito.

DOMINIO. Facultad de usar y disponer libremente de una cosa.

ENAJENACIÓN MENTAL. Uno de los casos que, en la legislación


penal mexicana, excluye la imputabilidad.

ENGAÑO. Distorsión de la verdad presentando como verdaderas


actitudes falsas que pueden producir un estado de confusión.

ESTADO DE NECESIDAD DE TERCEROS. Aquella situación de crisis


en que el agente obra en beneficio de terceros (auxilio necesario).

EXTORSIÓN. Consiste en la obtención de un lucro causando un


perjuicio patrimonial a la víctima al obligarla, mediante el uso de la
fuerza física o moral, a hacer, tolerar o dejar de hacer algo.

FRAUDE. Obtener ilícitamente una cosa o alcanzar un lucro indebido


para sí o para otro, engañando o aprovechándose del error o la
ignorancia de la víctima.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

201

FUERZA IRRESISTIBLE. Violencia física, externa y no susceptible de


superar que influye sobre un sujeto impidiendo el autocontrol. Ha de
distinguirse de la vis moralis o vis compulsiva. Estas dos últimas dan
lugar a situaciones de amenazas o coacciones: influjo sobre la
formación de la decisión.

HERIDA. Es una afectación producida en la carne o el cuerpo vivo.

HOMICIDIO. Acción por la cual una persona priva de la vida a otra.

HONESTIDAD. Correcta actitud moral y material ante las diferentes


circunstancias de la vida.

IMPRUDENCIA. Falta de conocimiento o pericia de que con la


conducta se están realizando los actos exigidos por un tipo delictivo, y
que da lugar a la imputación de la conducta a pesar de faltar el aspecto
subjetivo que de ordinario se exige.

IMPUTABILIDAD. Condición mínima necesaria para declarar a un


agente culpable del hecho, consistente en la capacidad de conocer las
normas y regirse mediante éstas.

INCONSCIENCIA. Imposibilidad de actuar por pérdida de la capacidad


de volición.

INCULPABILIDAD. Son las causas que impiden la integración de la


culpabilidad. Aspecto negativo de la culpabilidad.

INDUCCIÓN. Inductor existe cuando se hace surgir en otro, mediante


medios de influjo psíquico, la resolución de cometer un delito.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

202

LESIONADO. Persona que sufre una agresión, con o sin intención, que
altera su salud o le provoca cualquier otro daño y que deja huella
evidente en su cuerpo, debido a la utilización de cualquier agente
externo.

LEGAL. Prescrito por la ley.

LEGALMENTE. Conforme a la ley o a cualquier norma de derecho.

LESIVIDAD. Comprobación por el juzgador de la necesidad en


abstracto de sancionar por el hecho en función de su gravedad y de
otros factores.

MINISTERIO PÚBLICO. Cuerpo de funcionarios que tiene como


actividad característica, aunque no única, la de promover el ejercicio de
la jurisdicción, en los casos preestablecidos, personificando el interés
público existente en el cumplimiento de esta función estatal.

MINORÍA DE EDAD. Supuesto en el que el agente (de edad inferior a


18 años) es considerado no culpable de acuerdo con el Derecho penal
de adultos (código penal), pero culpable según el de menores.

MOVIMIENTO REFLEJO. Proceso en el que se transmite un impulso


desde un centro sensor a un centro motor, por vía subcortical, sin
interposición de la conciencia.

NEGLIGENCIA. Falta de atención en el cumplimiento de las


obligaciones o en el ejercicio de los derechos.

NORMA JURÍDICA. Regla dictada por legítimo poder para determinar


la conducta humana.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

203

OBJETIVO JURÍDICO. Es el bien o el interés jurídico, objeto de la


acción incriminable.

OBJETO MATERIAL. Es la persona o la cosa sobre la que recae el


delito.

OMISIÓN. Delitos cuya esencia consiste en la infracción de un deber


de actuar positivamente que el Ordenamiento exige a los destinatarios
en determinadas circunstancias.

PRESUPUESTOS DEL DELITO. Son las circunstancias jurídicas o de


hecho, cuya existencia debe ser previa a la realización del delito.

PUNIBILIDAD. Último estadio de la teoría del delito en el que se


constata la necesidad en concreto de aplicar una pena al agente.

PUNIBLE. Merecedor de castigo

RESULTADO. Efecto exterior perceptible producido por una conducta


típica. No confundir con la consumación, que viene dada por la
realización del último hecho del tipo.

SUJETO ACTIVO. Persona física que comete el delito.

SUJETO PASIVO. Persona física o moral sobre quien recae el daño o


peligro causado por la conducta realizada por el activo.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

204

TENTATIVA. (Delito en grado de). Existe cuando se da principio a la


ejecución de un delito directamente por hechos exteriores, practicando
todos o parte de los actos que objetivamente deberían producir el
resultado, y sin embargo éste no se produce por causas
independientes de la voluntad del sujeto.

TIPICIDAD. Es la adecuación de una conducta concreta con la


descripción legal formulada en abstracto.

TIPO. Es la creación legislativa, la descripción que el Estado hace de


una conducta en los preceptos penales.

TRAICIÓN. Quebrantar la fidelidad que se debe guardar al sujeto


pasivo del delito.

VENTAJA. Actitud tomada mediante estrategias para lograr una


superioridad respecto de otra persona

VÍCTIMA. Es la persona que padece algún daño a manos de otra o de


manera fortuita.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

205

VI. BIBLIOGRAFÍA

Amuchategui Requena, Irma Griselda. “Derecho Penal”. Editorial


Oxford. México. 2006.

González de la Vega, Francisco. “Derecho Penal Mexicano. Los


delitos”. Editorial Porrúa. México. 1998.

Jiménez Huerta, Mariano. “Derecho Penal Mexicano”. Tomo II y Tomo


IV. Editorial Porrúa. México. 2003.

López Betancourt, Eduardo. “Delitos en Particular”. Tomo I. Editorial


Porrúa. México. 2002.

LEGISLOGRAFÍA

Código Penal Federal.

Código Penal para el Distrito Federal.

Código Penal del Estado de Morelos.

Ley de Voluntad Anticipada para el Distrito Federal.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

206

VII. ACTIVIDADES DE APLICACIÓN

UNIDAD I

DELITOS CONTRA LA VIDA

Investigue las reformas de abril de 2007 al Código Penal para el Distrito


Federal respecto del delito de ABORTO, transcríbalas, compare con el
contenido normativo de la Ley Sustantiva Penal Federal y proporcione
su punto de vista respecto de las reformas.

Desarrolle un mapa conceptual referente a las características y


modalidades legalmente previstas en la comisión del delito de
participación en el suicidio de conformidad con lo previsto en el Código
Penal correspondiente a la entidad federativa a la que pertenece.

UNIDAD II

DELITOS CONTRA LA INTEGRIDAD CORPORAL

Investigue en algún medio de comunicación y transcriba dos ejemplos


de lesiones culposos y dos de lesiones dolosos. Analice en cada
ejemplo (4) los elementos de cada delito y el precepto legal aplicable;
citando por supuesto la fuente y su fecha de publicación.

Elabore un cuadro sinóptico del delito de lesiones. Incluyendo su


clasificación, elementos, tipicidad, atipicidad, causas de justificación,
procedibilidad, punibilidad, repercusiones jurídicas y sociales, así como
los datos que considere más relevantes. Sin omitir al final del mismo,
su comentario personal.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

207

UNIDAD III

DELITOS CONTRA LAS PERSONAS EN SU PATRIMONIO

Investigue en algún periódico o revista, citando fuente, fecha de


publicación y demás datos hemerográficos, por lo menos una nota
referente a cada uno de los delitos patrimoniales vistos en esta Unidad,
con la finalidad de que sea capaz de establecer para cada uno de los
ilícitos, con los elementos siguientes:

a) Objeto material.
b) Medios de ejecución.
c) Resultado típico.
d) Punibilidad.
e) Sujetos.
f) Tipo penal aplicable.

Realice un cuadro comparativo en donde incluya las diferencias y


semejanzas de los delitos contra las personas en su patrimonio,
destacando en cada uno de ellos la fundamentación legal referida en
los Códigos Penales tanto el Federal como en los locales para el
Distrito Federal o el correspondiente a la entidad federativa del
participante.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ


FMIC UNIVERSIDAD MEXICANA DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

Todos los derechos reservados bajo las sanciones establecidas en las


Leyes de Derecho de Autor y Propiedad Industrial, queda
rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares de
copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier
medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento
informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o
préstamo públicos.

ESTA GUÍA DE AUTOESTUDIO SE TERMINÓ DE IMPRIMIR EN EL


MES DE JULIO DEL 2008 EN SISTEMAS Y MEDIOS EDUCATIVOS,
S.A. DE C.V. CALLE ESTRADA CAJIGAL N° 104 ALTOS, COLONIA
DEL EMPLEADO, CUERNAVACA, MORELOS. TELÉFONOS
(777)102-02-98 Y 102-02-99.

Esta edición consta de 100 ejemplares más sobrantes para su


reposición.

DELITOS EN PARTICULAR I LIC. JORGE FRANCISCO CASTRO MUÑOZ