Sei sulla pagina 1di 1

El león y el ratón

Después de haber pasado el día cazando, un león decidió


descansar y tomar una siesta, pero un ratón travieso

Institución Educativa Leticia - Hora de la lectura “Leer por leer”


interrumpió la siesta cuando se le ocurrió subirse a
jugar en la melena del león. El león despertó enojado,
lo atrapó y le reprochó al ratón por molestarlo
amenazándolo con comérselo.
El ratón lleno de miedo le suplicó que no se lo
comiera y le prometió que si lo dejaba ir en un
futuro él le ayudaría cuando lo necesitara.
Aunque el león se burló pues no imaginaba
como una criatura tan diminuta podría
ayudarlo a él que era mucho más grande y fuerte, finalmente lo dejó ir.
Días después el león fue atrapado por una red de cazadores y cuando
luchaba por salir de ahí apareció el ratón que al verlo en un apuro le
prometió salvarlo y así fue, el pequeño ratón empezó a morder la red hasta
romperla dejando libre al feroz león.
-Esopo
Moraleja:
No subestimes las moneditas. A veces tratamos las monedas de baja
denominación, de $50, de $100 o $200 pesos, como al ratón, como si no
tuvieran valor. Hoy en día con $100 son muy pocas las cosas que puedes
comprar, pero recuerda también que $100 puede ser lo que necesitas para
completar una golosina, el juguete para el que has estado ahorrando, o los
tenis de moda. No rechaces las moneditas sólo porque valen poco, júntalas
y te sorprenderá lo que te ayudarán a comprar un día.