Sei sulla pagina 1di 11

11 copias

Llomovatte, S. y Cappellacci, I. “Pedagogos latinoamericanos críticos. Las primeras Por eso resulta tan significativa la propuesta de Adriana Puiggrós (2005: 103) cuando
luchas”. 2013. En Revista Internacional De Educación Para la Justicia Social / plantea la imperiosa necesidad de recuperar las matrices de pensamiento
Internacional Journal Of Education For Social Justice. Universidad Autónoma de latinoamericanas y sus propuestas pedagógicas en el punto de encuentro, de cruce entre
Madrid. ISSN 2254-3139 la sincronía y la diacronía, en la conformación (aún posible) de Latinoamérica como sujeto
pedagógico. Y afirma que “para promover nuevos sujetos en la arrasada tierra de la
educación latinoamericana, no es suficiente convocar a nuevas generaciones sino
Pedagogos latinoamericanos críticos. Las primeras luchas nombrar las del pasado, reubicarlas y reubicarnos frente a ellas o con ellas. Sólo así
lograremos que un espectro de un pasado irresuelto se torne sedimento productivo para
la continuidad de nuestra historia”.

Pedagogos latinoamericanos críticos. Las primeras luchas


Es en este sentido que en este artículo intentaremos rescatar algunas de las voces que se
Silvia Llomovatte1 levantaron en América latina en el Siglo XIX y el temprano Siglo XX desde el campo
pedagógico, o lo que iba a ser el campo pedagógico, para oponerse y resistir a la
Inés Cappellacci2
impronta occidental y eurocéntrica en la construcción hegemónica de conocimiento.
Introducción3 Denunciaron las lógicas de producción del conocimiento como colonialidad del poder y
colonialidad del saber (Lander, 2000), aportando su pensamiento y escritos a la
A partir de la urgencia cotidiana de pensar, reconstruir y elaborar las epistemologías construcción de un pensamiento articulado a la idea de un proyecto político emancipador
locales para encontrar sustento conceptual para nuestras investigaciones y para colaborar que aparece tempranamente en América Latina como uno de sus rasgos identitarios.
en la comprensión de las nuevas diversidades que encontramos en nuestros estudiantes,
los derroteros académicos de quienes trabajamos en el marco de las pedagogías críticas
en las universidades de América Latina comenzaron a mostrar una suerte de sinergia
América Latina, entendida como “sociedad occidental” se constituye a partir de la
confluyente en la necesidad de rescatar del olvido a nuestros tempranos pedagogos. En
conformación de sus estados nacionales al mismo tiempo que se configuran sus sistemas
este sentido sostenemos que cuantiosas y valiosas teorías pedagógicas latinoamericanas
educativos en el marco del programa de la modernidad y como expresión de ese
merecen ser “desempolvadas” a fin de volver a ponerlas en discusión.
programa. De este modo, en el marco de la estructura epistémica y geopolítica de
Desde el campo de la Pedagogía, nos preocupa la desigual valoración que en los dominación del norte hacía el sur, la Pedagogía hegemónica fue inscribiendo una
procesos de formación se les otorga a los pensadores del “Norte” – europeos y dominación peligrosa por su sutileza: la dominación que impone la autoridad del
estadounidenses- en detrimento de aquellos de nuestra región. Muchas veces las conocimiento y sus formas de representación simbólica. En ese proceso “Educar al
principales referencias a nuestros desarrollos pedagógicos quedan ausentes de los soberano” es el enunciado pedagógico moderno-ilustrado que condensa y engloba la
currículos y los planes de estudio, por desconocimiento la mayoría de las veces. Sin aspiración al uso público de la razón como mecanismo emancipatorio de individuos que
embargo a lo largo de nuestra historia, diferentes movimientos sociales latinoamericanos se comprometen a la obediencia del contrato social, es decir, a su autonomía y al
han dado a luz a pensadores que desplegaron propuestas pedagógicas con fundamentos disciplinamiento para la mejor convivencia. De este modo, la escuela, como institución
y posicionamientos teóricos y metodológicos, en abierta resistencia a los impuestos desde ilustrada, viene a ocupar un lugar central en el escenario de los procesos emancipatorios”
los centros coloniales y neo coloniales, en momentos posteriores de la historia. Así, (Fernández Mouján, 2010).
podemos mencionar a Simón Rodríguez, José Martí, José Carlos Mariátegui, Paulo
Freire, Enrique Dussel, y, por supuesto, los aportes pedagógicos de muchos movimientos
sociales tanto de principio de siglo XX como de la actualidad. Esta mirada crítica de la matriz histórica latinoamericana revela la huella que imprimió la
colonización en los momentos fundacionales de las naciones (Argumedo, 1996) y sus
sistemas educativos funcionales a éstas a partir de la configuración de un modelo
1
integrado social y productivamente que implicó la eliminación de lo diferente; en otras
Facultad de Filosofía y Letras – Universidad de Buenos Aires
2
Facultad de Filosofía y Letras – Universidad de Buenos Aires
palabras, ese modelo de nación siguiendo el patrón moderno ilustrado pudo concretarse
3
Este artículo está inspirado en el trabajo realizado con ocasión del dictado del seminario Pensamiento reprimiendo y suprimiendo la cultura de las poblaciones originarias. Así, en el marco de la
Latinoamericano: Pedagogías decoloniales y Epistemologías locales, dictado por las autoras y las colegas Fernanda estructura geopolítica de dominación del norte hacía el sur, tanto la Epistemología
Juarros, Anahí Guelman y María Inés Fernández Mouján en el marco de la Cátedra Florestan Fernández de las Cátedras y
hegemónica como la Pedagogía hegemónica fueron inscribiendo una dominación
Seminarios virtuales de la Red CLACSO de Posgrados durante el año 2012.

1 2

1/11
peligrosa por su sutileza: la dominación que concede la autoridad del conocimiento y sus Enmarcados en posiciones críticas, comprometidos en acciones de resistencia,
formas de representación simbólica. injustamente olvidados por los latinoamericanos del presente, consideramos sustantivos
los aportes de estos pensadores inscriptos en una concepción política de la educación
A principios del Siglo XIX, la independencia de las naciones latinoamericanas tuvo lugar como dispositivo esencial para el fortalecimiento de lo social, rescatando el componente
conjuntamente con un proceso de homogenización ideológica, proceso de imposición de utópico y la decidida imbricación de la teoría y la práctica en una praxis sólida y potente.
una única cosmovisión dominada por la creencia en la superioridad de la raza europea y Todos ellos fueron figuras políticas destacadas, sufrieron persecuciones, exilios, algunos
su cultura. El proceso de Modernidad y Colonialidad al mismo tiempo, imprimieron murieron lejos de su patria por causa de ello. Sólo intentaremos en este artículo poner a
entonces su marca en los modos de producir, circular, transmitir y legitimar un disposición algunos de los elementos de su pensamiento y acción política y pedagógica.
conocimiento y una estética en las recientemente fundadas naciones latinoamericanas a
partir de la configuración de sus sistemas educativos. La historia de las instituciones en
nuestros territorios se enlazó de este modo con el proyecto moderno-europeo-ilustrado
que buscaba la consolidación de un orden social, político y cultural afiliado a sus élites 1.- El pensamiento pedagógico articulado a proyectos políticos emancipadores: las
coloniales locales. ideas de Simón Rodríguez y José Martí
Simón Rodríguez (Venezuela, 1771 –Perú, 1854), pedagogo más recordado por haber
formado a Simón Bolívar que por sus propias ideas, elaboró sus distintas propuestas
De entre las voces críticas que en su momento se alzaron desde quienes ya veían a la desde fines del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX. Recorrió gran parte de Europa,
educación como un medio privilegiado no solo de sujeción y dominio, sino también como Estados Unidos y otros países de América pero decide volver a Venezuela a colaborar en
una posibilidad de liberación, hemos elegido las más destacadas para nosotras, y la nueva formación social que implicaba la creación de estados independientes de
proponemos acá iniciar un debate acerca de su actualidad y pertinencia en el momento España.
presente. Por razones obvias de espacio, solo vamos a referirnos a dos temáticas:
algunas de sus propuestas sobre la educación popular y sobre el papel de los Enuncia propuestas que suponen el desarrollo de un sistema educativo público para
intelectuales, de los universitarios, en la búsqueda de un modelo de vida más justo en las América Latina en el proceso de independencia que se inicia a principios del siglo XIX,
sociedades de su tiempo. pero que se extiende casi hasta nuestros días. Alienta a los latinoamericanos a hacer el
futuro con sus propias manos. El desafío era y es no reeditar experiencias de otros
países, sino partir de la propia historia y de la propia experiencia para así armar una
Desde mediados del siglo XIX, Simón Rodríguez había concebido las primeras propuesta propia. Escribe que “la importación y asimilación de pautas ajenas pueden ser
propuestas educativas ligadas al compromiso con la identidad de nuestros pueblos y la contraproducentes. Por manía de IMITAR SERVILMENTE a las Naciones CULTAS,
consolidación de una revolución independentista. Ya en el siglo XX, José Martí planteaba venga la América a hacer el PAPEL DE VIEJA, en su INFANCIA”. América tenía el reto de
el ideario pedagógico inserto en una relectura política de los procesos atravesados por la no imitar, sino de “SER ORIGINAL”, ya que no se parecía en nada al resto de los países
región, hecha desde ella misma con el fin de reconocerse a partir de su conformación (en Consejos de amigo dados al Colegio de Latacunga, Rodríguez, 198, las mayúsculas
socio-cultural. Ambos pueden considerarse tempranos exponentes del pensamiento de la corresponden al original del autor). Así advierte sobre la imposición de matrices sociales y
educación popular. Asimismo, el movimiento reformista iniciado en 1918 en Córdoba, educativas europeas que atentan contra el desarrollo de una América Latina con recursos,
Argentina, que rápidamente se extendió a la mayoría de las universidades ideas, necesidades y perspectivas distintas.
latinoamericanas, es una referencia obligada para muchos debates actuales en el ámbito
universitario, ya que constituyó no solo un rechazo a la cerrada influencia clerical sobre la
universidad sino además, una propuesta de democratización pedagógica y política de la
Llama la atención su visión acerca de cómo los sistemas educativos trasplantados a
educación y la cultura frente a los academicismos. Finalmente, la interpretación dialéctica América iniciaron un proceso de homogeneización, centrado fundamentalmente en la
del movimiento reformista de 1918 que sostuvieron el cubano Julio Mella, el peruano José inclusión social. En la conformación de la nueva subjetividad se reemplazó la pretendida
Mariátegui y el argentino Aníbal Ponce, inauguraron una nueva generación fundacional de igualdad por el ordenamiento jerárquico de la sociedad a partir de instituciones
un marxismo latinoamericano. Estos autores pensaron el compromiso del intelectual y de civilizatorias, homogeneizantes y disciplinadoras que colonizaron los saberes y las
la educación y aportaron a la construcción de sociedades plurales, democráticas, basadas miradas, presentando una cosmovisión que se enseñó en nuestros territorios como única
en el poder de los pueblos, convirtiendo su pensamiento y acción política en la tarea de y que sin embargo, había sido trasplanta desde la Europa Moderna. Fue precisamente
sus vidas. esa modernidad europea la que definió y determinó las categorías que instituyeron la vida
social, la vida política, los modos de producción e intercambio, el arte, la estética, las
3 4
2/11
formas de generar, validar y transmitir conocimiento en nuestros territorios Escribió libros de poesía (Ismaelillo, Versos Libres y Versos Sencillos) y una revista
latinoamericanos. mensual –La Edad de Oro- destinada a los niños, en los que, entre otros escritos, queda
de manifiesto su profunda concepción humanista de la educación, en función de su
creencia por el mejoramiento humano y en el futuro. En gran medida esta posición estuvo
Las propuestas de Rodríguez articulan explícitamente el proyecto educativo a un proyecto fuertemente influenciada por el movimiento krausista.
político, social y económico. Por ello plantea que es necesario educar ciudadanos Plantea que la educación es para “preparar al hombre para la vida, es ponerlo al nivel de
productores y desarrollar la industria y el comercio, motivándolos con políticas su tiempo” ya que no se trata solo de transmitir conocimientos. Sino que debe comprender
proteccionistas. Estos proyectos parten de una concepción igualitaria de los sujetos para lograr su trascendencia. Para Martí, “educar es depositar en cada ser humano toda
(blancos, negros, pardos, morenos, indígenas, etc.), con la lógica de un desarrollo propio la obra humana que la ha antecedido: es ponerlo el nivel de su tiempo, para que flote
latinoamericano. Cree profundamente en la igualdad de los hombres, en la que incluye a sobre él y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote”, desde una
los pueblos originarios y mestizos. Pero advierte a la igualdad como no-abstracta, como perspectiva de la cultura universal. Sin embargo, plantea la necesidad de conocer la
una meta a conquistar y que requería de trabajo para su concreción. Por ello prioriza la historia latinoamericana que articule la historia universal pero siendo aquella la que le da
educación de los “pardos” quienes son los habitantes originarios de estas tierras y sentido a esta: “injértese en nuestras repúblicas el mundo; pero el tronco ha de ser el de
desarrolla propuestas sumamente detalladas educativas para ellos. nuestras repúblicas” (Martí, 1985). Prevalece de este modo como eje estructurador de
La instrucción y la producción eran condiciones para recuperar el estado de igualdad. La todo su pensamiento toda América.
combinación entre ambas actividades encarnaría los saberes socialmente productivos que Propone también la necesidad de brindar una educación igualitaria para niños y niñas y
proveerían la emancipación de Iberoamérica. Sostiene que los hombres deben prepararse “con independencia de credos, razas y latitudes”, dado que plantea que la educación es
al goce de la ciudadanía con cuatro especies de conocimiento, materializados a través de un derecho humano. Expresa que “al venir a la tierra todo hombre tiene derecho a que se
la instrucción: “instrucción social”, para hacer una nación prudente; una “instrucción le eduque, y después, en pago, el deber de contribuir a la educación de los demás” (Martí,
corporal”, para hacerla fuerte; una “instrucción técnica”, para hacerla experta y una 1985). De esta forma, se adelanta casi un siglo y medio con este planteo.
“instrucción científica”, para hacerla pensadora. Sorprende esta visión integral que tiene
de los sujetos, destacando en todo momento la importancia sustantiva de la instrucción, Su concepción de la educación articula la educación del espíritu, la de los sentimientos,
de carácter popular, que propone en la construcción de las jóvenes sociedades del amor a la tierra en la que nació. Distingue educación de instrucción. La educación
americanas. remite a la esfera de los sentimientos, en tanto que la instrucción se dirige al
pensamiento. Y plantea la necesidad de unir ambos tipos de formación. Y afirma que es
La propuesta educativa plantea la necesidad de la formación en oficios, forma de necesario “dirigir la educación de manera que prepare a los hombres para vivir sin ahogo
desarrollar la industria y el comercio y no depender de otros. Esta formación de oficios en la patria en la que nacieron” (Martí, 1985).
supone partir de los conocimientos preexistentes y de los nuevos (traídos de las
metrópolis). También se deben enseñar idiomas, partir de los idiomas originales –quichua- Las principales líneas directrices que condensa el pensamiento de Martí sobre la
y el castellano, para arribar como finalidad a la educación política y económica. Es educación pueden sistematizarse de esta manera (Barrios, 2011): desarrollar las
necesario formar ciudadanos para esta nueva América y trabajadores, pero advierte que potencialidades y fuerzas naturales tanto en cada persona como en los pueblos, así como
esta formación debe ser articulada en un proyecto americano. Afirma que los hombres no actuar en correspondencia con la naturaleza; garantizar la transmisión de la experiencia
son ignorantes por ser pobres, sino que son pobres por ser ignorantes (en Educación histórico-social de una generación a otra; posibilitar la actuación científica, técnica y
Republicana, Rodríguez, 1980). cultural del hombre con respecto a la época en que vive; proveer al hombre de medios
personales, como conocimientos, hábitos y habilidades para vivir de su trabajo
honradamente; desarrollar espiritualmente al hombre, y crear una actitud ante lo bello
José Martí (Cuba, 1853 –Cuba, 1895) fue escritor, poeta, periodista pero ante todo un como vía de educación; desarrollar la inteligencia como atmósfera natural en la vida del
militante. Desarrolló una amplia producción, cuya principal característica fue abogar por la hombre, así como la capacidad de crear en cada individuo y en los pueblos; habilitar el
independencia de Cuba y de América Latina toda. De origen cubano de mediados del hombre para aprender por sí mismo, incentivando el autodidactismo; consolidar la
siglo XIX, tuvo que exilarse desde muy joven y recorrió parte de América Latina –donde identidad nacional y desarrollar una formación patriótica; estimular a pensar por sí mismo,
conoció la América indigenista- y vivió gran parte de su vida en Nueva York. Participó en a ser honesto, honrado, virtuoso y a vivir con decoro; poner coraza contra los males:
el proceso independentista de Cuba y murió en plena defensa de su país casi al finalizar egoísmo, vanidad, servidumbre, codicia, prever extravíos, evitar la manipulación y la
ese mismo siglo. Si bien no estudió cuestiones directamente vinculadas con la educación dependencia; y preparar la paz, la felicidad y la independencia individual y social como
y la pedagogía, una parte sustantiva de su trabajo estuvo vinculada a ellas.

5 6

3/11
condición y consecuencia última de todo el sistema de influencias o requerimientos para 2,- La Universidad Latinoamericana y el grito democratizador de “Córdoba”.
formar al hombre para la vida. Argentina, 1918
Su posición político ideológica se inicia con profundo anticolonialismo –que guió su
participación en el proceso de independencia de Cuba respecto de España-. Más
adelante se convertirá en antiimperialismo, al anticipar el papel regional que jugará años A medida que se consolidaban los Estados Nacionales y las instituciones que lo
más adelante Estados Unidos. Inicialmente admira la pujanza de ese país. Pero pronto se configuraban, los sistemas educativos se ampliaron y diversificaron en cobertura y
da cuenta de las fuertes contradicciones que alberga. Por ello afirma que “conocer es modalidades y el sistema universitario no fue ajeno a esto. El vínculo entre el ámbito
resolver. Conocer el país y gobernarlo conforme al conocimiento es el único modo de universitario y el ámbito político se había afianzado durante el período 1880-1920, cuando
librarlo de tiranía. (…) La historia de América, de los incas a acá, ha de enseñarse al los intelectuales de las clases dominantes ejercían cargos gubernamentales y
dedillo, aunque no se enseñe la de los arcontes de Grecia. Nuestra Grecia es preferible a burocráticos al mismo tiempo que dirigían las casas de estudio. Así, en correspondencia
la Grecia que no es nuestra. Nos es más necesaria. (…) Crear es la palabra de pase de con un sistema político restrictivo y excluyente, las universidades formaban los cuadros
esta generación” (Martí, 1985). dirigentes de las clases dominantes.
Efectivamente, en consonancia con las intuiciones anticipatorias de Martí, los análisis más La Universidad latinoamericana había surgido de una copia particular del modelo
recientes, nos dicen que se utilizó la creencia de la superioridad de Europa para poder napoleónico con resabios del modelo colonial, reflejo de las estructuras sociales que la
cimentar y fundamentar la difusión y emplazamiento de ese orden a partir de la creación Independencia no había logrado cambiar. De algún modo, seguían siendo los “virreinatos
de instituciones occidentales en América, por ello, el proyecto de la modernidad- como del espíritu” y conservaban su carácter de “coloniales fuera de la colonia” orientadas en la
señala Mignolo (2007) fue el proyecto de la Colonialidad. Modernidad y Colonialidad son formación de los profesionales requeridos por el nuevo orden (Tünnermann, 2001). La
“caras de una misma moneda”, es decir, la Colonialidad es la cara negada de la ciencia y la cultura también estaban en función de sus aplicaciones profesionales
modernidad. Tal como señala Quijano (2010) los conquistadores y colonizadores traían inmediatas, y toda su actividad cultural nunca fue planteada más allá de sus aulas.
algo mucho más poderoso que todo eso: un conjunto de ideas, de imágenes y de mitos,
de formas de conocer, de explicar, que no solamente reprimían el previo imaginario, el
previo patrón de memoria y de olvido, el previo modo de producir explicación, El primer cuestionamiento serio a esta Universidad latinoamericana tradicional ocurrió en
conocimiento y sentido, lo reprimían imponiendo encima su propia atmósfera, su propia 1918 en Córdoba, Argentina. Esta primera confrontación entre la sociedad que
mentalidad, su propio modo de entender el mundo, su propio modo de ver, su propio comenzaba a experimentar cambios en su composición interna, mientras que la
modo de impedir ver. Esto es, colonizando la subjetividad, la intersubjetividad de los Universidad mantenía pensamientos, esquemas y prácticas obsoletos surge a partir del
dominados. llamado Movimiento de Reforma Universitaria4, cuando se inician una serie de jornadas
promovidas por estudiantes de la Universidad de Córdoba, quienes denunciaban el
carácter aristocrático de la educación superior que se ofrecía y buscaban generar un
Se destaca como corolario del pensamiento de José Martí –donde no se agotaron todos nuevo tipo de universidad. Dichas jornadas culminaron con la redacción del "Manifiesto de
los tópicos desarrollados respecto a la educación- el clásico párrafo incluido en Educación Córdoba". Sus postulados referían a:
Popular que da cuenta de la importancia atribuida a la educación:
1. El cogobierno de profesores y estudiantes.
“A un pueblo ignorante puede engañársele con la superstición y hacérsele servil. 2. La autonomía política, docente y administrativa de la universidad.
Un pueblo instruido será siempre fuerte y libre. Un hombre ignorante está en
camino de ser bestia, y un hombre instruido en la ciencia y en la conciencia, ya 4
En la Argentina, en estas primeras décadas del siglo XX es posible identificar movimientos históricos políticos que se
está en camino de ser Dios. No hay que dudar entre un pueblo de Dioses y un
relacionan directamente con los cambios que surgirían del Programa Reformista. En 1912 se había sancionado la Ley
pueblo de bestias. El mejor modo de defender nuestros derechos, es conocerlos Sáenz Peña que instauró el voto universal, secreto y obligatorio, como intento de terminar con el “orden conservador”,
bien; así se tiene fe y fuerza: toda nación será infeliz en tanto no se eduque a sus cimentado en el principio de “amplias libertades individuales y restringidas libertades políticas”. Como consecuencia de
esta reforma electoral se desarrollaron entre 1916 y 1930 los gobiernos sucesivos de dos presidentes radicales, Hipólito
hijos. Un pueblo de hombres educados será siempre un pueblo de hombres libres.
Irigoyen y Marcelo T. de Alvear, que desde el punto de vista político y cultural afirmaron los rasgos de una sociedad más
La educación es el único medio de salvarse de la esclavitud” (Martí, 1975). abierta y móvil. Durante esos años, el sistema educativo operó efectivamente “nacionalizando” a la población nativa e
inmigrante, básicamente a través de la alfabetización del sistema de educación pública y del surgimiento de asociaciones
civiles, como las bibliotecas, cooperativas, sociedades de fomento, y de los partidos políticos.
7 8
4/11
3. La elección de los dirigentes de la universidad por asambleas de profesores,
estudiantes y egresados.
4. El fortalecimiento de la función social de la universidad. En cuanto a las exigencias de este movimiento, en palabras de Portantiero, (2001:83)
5. La ayuda social a los estudiantes. “Dos temas aparecen como centrales (…): por un lado, la autonomía entendida no sólo
6. La elección de profesores por medio de concursos públicos y la supresión de su como independencia académica sino en su aspecto institucional de cogobierno de todos
autoridad incuestionable. los estamentos y, por el otro, la extensión universitaria como función agregada a la
7. La renovación periódica de los nombramientos a los profesores. universidad junto a las de docencia e investigación.” . La extensión es la modalidad que
8. La asistencia libre a clases. adopta la preocupación por abrir la universidad a la comunidad en ese temprano momento
9. La libertad de cátedra. del Siglo XX.
10. La inclusión de estudios humanísticos y de problemas sociales en los planes
de estudio de las carreras profesionales.
En términos algo más detallados, los jóvenes estudiantes reformistas exigían algunas de
las transformaciones que hoy se han convertido en rasgos reglamentarios instituidos que
En el Manifiesto redactado por Deodoro Roca y firmado por la mesa directiva del caracterizan a las universidades públicas argentinas: cambios en el gobierno de las
movimiento el 21 de junio de 1918, se establecía: “La Juventud ya no pide. Exige que se universidades a fin de incluir la participación formal de los estudiantes en el mismo, que
le reconozca el derecho a exteriorizar ese pensamiento propio en los cuerpos será formado por profesores, graduados y estudiantes-; la instalación de la autonomía
universitarios por medio de sus representantes. Está cansada de soportar a los tiranos. Si universitaria con respecto a la Iglesia y, fundamentalmente, al Estado y, muy en especial,
ha sido capaz de realizar una revolución en las conciencias, no puede desconocérsele la la implementación, de la extensión universitaria como estrategia privilegiada de relación
capacidad de intervenir en el gobierno de su propia casa”. El movimiento se reconocía con la comunidad y el establecimiento de universidades populares.
como pluralista, democrático y americanista, con un hondo contenido social y ético. El
argumento fundamental era la libertad: "(…) La autoridad, en un hogar de estudiantes, no
se ejercita mandando sino sugiriendo y amando: enseñando" (Manifiesto Liminar).
Esa actividad denominada extensión proponía vincular a la universidad con la sociedad;
por primera vez era posible ver a la universidad intentando superar su condición de torre
de marfil aunque todavía adolecía de cierta imposición cultural y paternalismo: “Si
Aquel Manifiesto de Córdoba dio lugar a diversos movimientos de reforma universitaria en recorremos los discursos de rectores y ministros en función hacia finales del siglo XIX y
diferentes puntos del subcontinente, reforma que no en todos los casos culminó comienzos del XX, encontraremos repetida la frase que califica a la universidad como
exitosamente, no obstante haberse reconocido la autonomía de un número importante de “faro de alta cultura”(Caldelari, 2002:55).
universidades. Sin embargo, la gran mayoría de las instituciones de educación superior
fueron receptivas con este espíritu de época, y modificaron sus Estatutos. De hecho, el
movimiento de Córdoba representó el punto de partida de un proceso consignado a definir
el ser y el deber ser de la Universidad Latinoamericana por medio de la búsqueda de un Gabriel del Mazo, uno de los ideólogos del Movimiento, argumentaba esta intención de
modelo crítico y nacionalista adecuado a los problemas y necesidades de cada país en proyectar la labor universitaria a la comunidad dando origen a una nueva función para la
particular y de la región en general (Santamaría Ambiz, 2006). Universidad latinoamericana, la función social. Es decir, la intención de poner el saber
universitario al servicio de la sociedad y de hacer de sus problemas tema fundamental de
sus preocupaciones. Esta nueva función representa la que más contribuye a
caracterizarla y distinguirla de las instituciones universitarias de otras regiones del mundo.
Las medidas de lucha y las reivindicaciones circularon por los diferentes países desde
Argentina y Uruguay hasta México. Brunner, (1990: 36), recuerda que “En su trayectoria
por el continente el movimiento de la reforma universitaria no siguió un camino pretrazado
sino que se fue zigzagueando por los países, adaptándose a la geografía de las Unos años más tarde, en 1949, se realizó el Primer Congreso de Universidades
condiciones políticas locales. En todas partes, sin embargo, las banderas de lucha fueron Latinoamericanas, que se tuvo lugar en la Universidad de San Carlos de Guatemala,
similares. Ellas habían sido enarboladas durante el Primer Congreso Internacional de aprobando una serie de resoluciones relacionadas con el concepto mismo de Universidad
Estudiantes de México (1921) (...)”Y agrega un poco más adelante: “El concepto difuso y en América Latina, sobre la acción social de ésta y su extensión cultural. Allí se aprobó la
urgente de que el mundo entraba en un ciclo nuevo, despertaba en los jóvenes la “Carta de las Universidades Latinoamericanas”, iniciativa del guatemalteco José Rolz
ambición de cumplir una función heroica y de realizar una obra histórica”.(36/37)

9 10

5/11
Bennett, carta que desde entonces constituye el ideario de la Unión de Universidades de graduación, la asignación de fondos y recursos, etc. El requisito de autonomía implica
América Latina (UDUAL) creada en este mismo Congreso. esencialmente una protección a la comunidad académica frente a las intromisiones del
Estado y sus organismos burocráticos o represivos, pero suponía asimismo cierto grado
Por otra parte, los cambios que generó la Reforma resultaron muy significativos en de independencia ante las presiones ejercidas por la sociedad civil y los grupos de poder.
diversos aspectos, toda vez que replantearon de modo diferente la vida universitaria. La
mayoría de los autores que estudian la Reforma Universitaria coinciden en señalar sus iv) El antiimperialismo y la unidad de los pueblos latinoamericanos: La reforma se
"cuatro grandes banderas": presenta interesada tanto en los problemas políticos como en los pedagógicos y como
respuesta a una situación histórica concreta. Las expresiones de la cultura
latinoamericana son consecuencia de la sociedad que las expresa y, por lo tanto, su
i) Modernización de la enseñanza: referida a una nueva concepción de lo que debe ser la estudio sólo puede realizarse vinculándolas, interdisciplinariamente, en el marco de la
enseñanza, de lo que debe ser la docencia y de lo que debe ser la universidad. Con la historia social de la cultura.
reforma universitaria, se cambia el modo de enseñanza dogmática, autoritaria y
conservadora. Para ello se establece el acceso a los cargos docentes por concurso Como señalamos, el Movimiento le había asignado a la Universidad nuevas funciones
público de antecedentes y oposición y por determinada periodicidad, a fin de impedir la hacia un mayor compromiso con el pueblo, tales como la definición del
perpetuación en la docencia y obliga a la formación y actualización permanente. “latinoamericanismo” y el “antiimperialismo” como valores políticos, la solidaridad con las
Asimismo, se incluyó la posibilidad por parte de la institución de crear cátedras con luchas sociales de la clase obrera y la defensa de la democracia representativa. Durante
diferentes orientaciones y/o escuelas y para los alumnos, la libertad de elegir entre una y los años treinta, el reformismo continuó definiendo el papel de la Universidad en la
otra. Complementaria del anterior, la libertad de cátedra tiene como finalidad desarrollar la sociedad según esos mismo postulados, agregando a ellos el de la lucha antifascista. Sin
ciencia y la cultura garantizando la autonomía y la independencia. embargo, el sistema de enseñanza continuaba siendo restrictivo, con exámenes de
ingreso y aranceles inaccesibles para amplios sectores de la sociedad. La cultura de elite
se reforzaba con las formalidades propias de los valores aristocráticos que los sectores
ii) Participación de los estudiantes en el cogobierno universitario: Cogobierno significa medios habían adoptado de las minorías dominantes y con cuyas prácticas sociales
gobierno cogestionado de docentes estudiantes y graduados, y tiende primordialmente a (desde la vestimenta, los hábitos de sociabilidad, las lecturas) se identificaban
asegurar la participación activa de los estudiantes en la enseñanza y su específica plenamente.
representación -con voz y voto- en los consejos académicos. La participación de los tres
claustros o estamentos es una conquista de la reforma que promueve el diálogo entre los
distintos actores, el debate de ideas, el consenso reemplazando el autoritarismo por la La tensión entre los intereses de las elites de profesionales liberales y las aspiraciones de
democratización de la vida académica. cierto sector del reformismo se mantuvo, a veces en forma manifiesta y a veces de
manera latente. Era innegable su “ajenidad” al “pueblo”, continuaba siendo formadora de
una minoría. De hecho, las posibilidades de transformación de las instituciones
iii) Autonomía de las universidades: Cada Universidad posee un Estatuto que regula su académicas habían sido limitadas por el predominio de las corporaciones profesionales.
funcionamiento. La autonomía hace referencia a: El movimiento de la Reforma que cuestionaba ese estilo de Universidad había adoptado
justamente un perfil profesionalista, no pudiendo desbancar esta impronta que siguió
• La potestad normativa de la Universidad para dictar sus propios estatutos y reglamentos prevaleciendo durante las décadas del veinte y el treinta.
• La potestad académica para organizar sus estudios (aprobar planes y programas, crear
carreras)
• La potestad económica para disponer y administrar sus bienes y rentas. Aún considerando sus contradicciones y sus promesas incumplidas, este movimiento
• La potestad administrativa para organizar sus servicios, nombrar y remover a su reformista iniciado en Córdoba, que rápidamente se extendió a la mayoría de las
personal docente y administrativo con sujeción a normas legales y reglamentarias universidades latinoamericanas, se anticipó medio siglo al Mayo Francés, al movimiento
pertinentes. de Tlatelolco y a los movimientos de resistencia en algunas universidades de EEUU,
Se destacaba que es sustancial al régimen democrático de gobierno la existencia de buscando la libertad de pensamiento y el compromiso de la educación con la sociedad, y
universidades autónomas. En primer término, se subrayaba la importancia de la sigue siendo una referencia obligada para muchos debates actuales en el ámbito
autonomía política, docente y administrativa de las que debían gozar las casas de estudio universitario. Aquel cuestionamiento a la universidad cerrada sobre sí misma y la
en su evolución interna. Se enfatizaba con ello la libertad para seleccionar el personal y
los alumnos, los temas de investigación, los planes y programas, los criterios para la
11 12
6/11
propuesta de anudarla a las problemáticas sociales fue recuperado por Darcy Ribeiro, Esta noción de “marxismo latinoamericano” no fue homogénea entre sus propulsores en
antropólogo, intelectual y político brasilero, en las décadas del sesenta y setenta5.] la crítica a la mirada marxista clásica, tachándola de universalista y europeísta en su
desconocimiento de las particularidades de la cultura y la historia de América Latina. Este
universalismo llevaría a considerar los modos de dominación del capital como globales,
3.- Soberanía popular, identidad e intelectuales: José Carlos Mariátegui, Julio Mella sin tomar en cuenta sus particularidades (Kohan, 2004). Mella y Mariátegui adhirieron sin
y Aníbal Ponce reservas a la mencionada crítica, centrando su visión en el contexto histórico, político,
cultural y económico de la región y de sus países; Ponce, por su parte, aunque también
La interpretación dialéctica del movimiento reformista de 1918 que sostuvieron Julio consciente de su rol como intelectual latinoamericano, enfatizó en la mayor parte de sus
Mella (Cuba, 1903- México, 1929) , José Mariátegui (Perú,1894 - Perú, 1930), y Aníbal obras, la aplicación del análisis marxista a los grandes problemas de su tiempo. La gran
Ponce (Argentina, 1898–México, 1938) , se constituyó en fundacional del marxismo coincidencia de nuestros tres autores reside en sus consideraciones críticas acerca de la
latinoamericano.6 Sus aportes se centraron en la elaboración de nuevas líneas de lucha educación en general y de la Universidad en particular en la sociedad de clases.
social al servicio del pueblo para transmitirle una dirección intelectual. Se puede hablar de
un período que va más allá de la difusión, el momento fundacional en la búsqueda de la
construcción de un marxismo latinoamericano revolucionario, que se extiende, según El pensamiento de José Carlos Mariátegui parte de la tradición marxista europea pero
algunos autores, desde 1918 –con el puntapié inicial de la Reforma Universitaria- hasta se abre a vanguardias estéticas, al psicoanálisis, al surrealismo y al problema indígena,
aproximadamente, 1930. representando una mirada abierta y original del marxismo dado que adapta este encuadre
teórico para analizar y entender a América Latina.

Contribuye a la fundación de varias organizaciones políticas: el Partido Socialista del Perú


Si el primer período se había concentrado en un par de grandes ciudades como México
DF y Buenos Aires, éste segundo abarca todo el continente, con exponentes como José y la Central Obrera Peruana (CGTP) y de diversas revistas y periódicos, entre ellos la
Ingenieros (1877–1925, Buenos Aires) y su discípulo Aníbal Ponce, Luis E. Recabarren revista Amauta. En su primer número (1926), Mariátegui da cuenta de su posición política
(1876–1924, Santiago de Chile), Julio Antonio Mella , José Carlos Mariátegui , Agustín y ideológica al plantear que “el objeto de esta revista es el de plantear, esclarecer y
conocer los problemas peruanos desde puntos de vista doctrinarios y científicos. Pero
Farabundo Martí (1892–1932, El Salvador), Augusto Cesar Sandino (1895-1934,
consideraremos siempre al Perú dentro del panorama del mundo. Estudiaremos todos los
Nicaragua), entre otros. Estos pensadores, militantes y luchadores sociales le dieron una
visión propia desde América Latina, a las ideas elaboradas por Marx y Engels. De igual grandes movimientos de renovación políticos, filosóficos, artísticos, literarios y científicos.
manera se fue constituyendo un movimiento intelectual progresista inspirado en el Todo lo humano es nuestro. Esta revista vinculará a los hombres nuevos del Perú,
primero con los de los otros pueblos de América, en seguida con los de los otros pueblos
marxismo que, como lo explica Agustín Cueva (1987), “podría considerárselo como el
del mundo”.
fundamento de toda la cultura moderna de América Latina.(p.170)”.
Carlos Piñeiro Iñiguez (2006) cita a Aníbal Quijano quien planteó que “el pensamiento de
Mariátegui fue desarrollándose en el curso de una frenética exploración personal del
horizonte histórico de su tiempo, ramificándose en una insólita riqueza de facetas y en
distintos planos, y fue madurando sobre todo a medida que fue concentrándose su
5
Según Llomovatte (2006) América latina y Argentina se convirtieron durante los 60 en arena de lucha entre dos
condición de dirigente revolucionario… ello implica la necesidad de aproximarse a su
posturas diferentes en cuanto a su interpretación del cambio social: la corriente desarrollista con sede en la CEPAL y los estudio no como un compendio sistemático y cerrado sino como a un proceso que, como
movimientos políticos e ideológicos revolucionarios de la década. En ambos extremos del arco ideológico se manifestaba el de cualquier hombre abrasado por la pasión del conocimiento y de la acción, va
preocupación por el papel prescindente de las instituciones universitarias con respecto a las problemáticas sociales más
severas y en ambos casos se proponía reformular la responsabilidad social de las mismas. En el campo desarrollista,
haciéndose y rehaciéndose en todo o en parte, en función de la atmósfera en que vive en
instalando a las sociedades latinoamericanas en el camino del modelo de desarrollo industrial de los países del Norte, se cada momento… mucho más el de un hombre como Mariátegui, autodidacta desde las
adjudicaba a la universidad un claro papel modernizante y entre los intelectuales inspirados por la Revolución cubana y bases de su formación, en lucha sin tregua contra la adversidad física y el tiempo. Lo
los movimientos del mayo francés, se esbozaba la idea de una universidad comprometida con la sociedad y con los
sectores más marginados, al servicio de un proyecto emancipador.
esencial de su obra fue hecho en siete años, y no de modo sistemático, sino por las
6
El marxismo se introduce en América Latina a fines del siglo XIX, en el contexto de la lucha social y los esfuerzos por la necesidades polémicas y vitales de esos años” (pp. 651-652).
constitución del movimiento obrero, con algunos hitos importantes en la difusión de su ideario, utilizando como vías
privilegiadas el periodismo y la traducción de obras fundamentales: el MANIFIESTO COMUNISTA se traduce y publica en Y en este sentido va a afirmar que “hace cien años, debimos nuestra independencia como
México en 1870, mientras que en Buenos Aires aparecen el periódico marxista EL OBRERO en 1890, LA VANGUARDIA en naciones al ritmo de la historia de Occidente, que desde la colonización nos impuso
1894 y en 1898 se traduce el tomo I de EL CAPITAL.
ineluctablemente su compás. Libertad, democracia, parlamento, soberanía del pueblo,

13 14

7/11
todas las grandes palabras que pronunciaron nuestros hombres de entonces, procedían principales impulsores de la latinoamericanización» del socialismo. Esto es: el intento de
del repertorio europeo. La historia, sin embargo, no mide la grandeza de esos hombres utilizar creativamente - y no repetitivamente - las herramientas teóricas del socialismo
por la originalidad de estas ideas, sino por la eficacia y genio con que las sirvieron. Y los europeo. En el marxismo de Mella, jamás se separan las luchas nacionales y
pueblos que más adelante marchan en el continente son aquellos donde arraigaron mejor antiimperialistas (fundamentalmente contra el gobierno de los Estados Unidos) de la
y más pronto. La interdependencia, la solidaridad de los pueblos y de los continentes, tradición socialista. El suyo es un socialismo que se define y se conforma a partir de la
eran sin embargo, en aquel tiempo, mucho menores que en este. El socialismo, en fin, confrontación con el imperialismo.”
está en la tradición americana. La más avanzada organización comunista, primitiva, que
registra la historia, es la incaica. No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en
América calco y copia. Debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra Julio Mella pone en evidencia su concepción original que integra su militancia Reformista
propia realidad, en nuestro propio lenguaje, al socialismo indoameriano. He aquí una en la Universidad con su ideario socialista. Un extracto de la carta “El concepto socialista
misión digna de una generación nueva” (Este fragmento pertenece a una editorial de su de la Reforma Universitaria”, aparecida en la revista mexicana Tren Blindado, año 1, N° 1,
revista Amauta publicada en el N° 17, Año II, septiembre de 1928 que en 1929 fue
septiembre de 1928, da cuenta de esta originalidad: “Lo primero que necesitamos definir
incorporada a la «Carta colectiva del grupo de Lima»).
es el concepto real de la Reforma Universitaria. Hay mucha palabrería liberal y vacía
Entre los muchos artículos y libros que elaboró se destaca Siete ensayos de sobre Reforma Universitaria, debido a que los elementos que en muchas partes tomaron
interpretación de la realidad peruana. Se trata de un ejemplo del análisis marxista que se parte de este movimiento lo eran de la burguesía liberal. Pero si la reforma va a
ajusta a la realidad latinoamericana y especialmente peruana. Es un autor que relaciona acometerse con seriedad y con espíritu revolucionario no puede ser acometida más que
fuertemente la economía con la política, dándole mayor énfasis a la primera de las con un espíritu socialista, el único espíritu revolucionario del momento. Las universidades
disciplinas. En este libro, grupo de ensayos heterogéneos que ya habían sido publicados están hechas para sostener y ayudar el dominio de la clase que está en el poder (…). Es
en el diario Mundial y en la revista Amauta, realiza un esquema de la evolución en las universidades, en todas las instituciones de enseñanza, donde se forja la cultura de
económica; pone en primer plano el problema del indio; cuestiona la posesión de las la clase dominante, donde salen sus servidores en el amplio campo de la ciencia que ella
tierra; realiza un análisis del proceso de la instrucción pública, analiza a la religión, discute monopoliza. (…). Luchamos por una universidad más vinculada con las necesidades de
sobre el regionalismo y el centralismo y compila una serie de artículos sobre el proceso de los oprimidos, por una universidad más útil a la ciencia y no a las castas plutocráticas, por
la literatura. (Disponible en http://www.yachay.com.pe/especiales/7ensayos/) una universidad donde la moral y el carácter del estudiante no se moldee ni en el viejo
principio del magister dixit, ni en el individualista de las universidades republicanas de la
Durante la década de los años 20, Mariátegui realiza varios escritos sobre la educación en América Latina o los Estados Unidos. Queremos una Universidad nueva que haga en el
diarios y revistas; que se encuentran compilados en el libro Temas de Educación. Algunos campo de la cultura lo que en el de la producción harán las fábricas del mañana sin
de los temas que allí lo ocupan son la concepción de la educación pública, las corrientes accionistas parásitos ni capitalistas explotadores.”
pedagógicas, las reuniones de grupos docentes de América Latina, la Universidad, las
bibliotecas, las editoriales, la mujer y el feminismo, entre otros temas. Resulta
sorprendente el grado de conocimiento de los debates del campo educativo tanto en Se encuentra aquí una importante crítica al carácter burgués de algunos participantes de
América Latina como en Europa y su preocupación por esta temática. Algunas de las ese movimiento y una propuesta para que las juventudes de cada país se apropien de la
argumentaciones presentadas en los diferentes artículos permiten apreciar la mirada
misma y la pongan en práctica respetando las necesidades y demandas particulares de
crítica sobre las propuestas liberales-burguesas de la educación, tanto para el sistema
los diversos momentos de la lucha social. Las advertencias de Mella resuenan, entonces,
educativo en general como para la Universidad. profundamente lúcidas y estrechamente situadas en el difícil contexto colonial de América
Central y el Caribe en aquel momento.
Julio Antonio Mella (1903-1929, Cuba) tuvo una vida muy corta e igualmente intensa:
Cinco años después de la Reforma Universitaria, en 1923, fue presidente del Primer Se destaca también la necesidad de que los estudiantes universitarios nunca se separen
Congreso Nacional de Estudiantes y fundador de la Universidad Popular "José Martí". En
del proletariado y de sus luchas de emancipación, convicción que fue sostenida por Mella
1924 crea la Liga Anticlerical y en 1925, la sección cubana de la Liga Antiimperialista de
en varios de sus escritos. De la Declaración De Derechos Y Deberes Del Estudiante,
Las Américas. Posteriormente a su expulsión de la Universidad, en 1926 debido a sus aprobada por aclamación unánime en el Primer congreso nacional de estudiantes, 17 de
actividades revolucionarias y a su consecuente huelga de hambre, se exilia en México. octubre de 1923 (ver http://www.cubaliteraria.cu/autor/julio_antonio_mella/html/textos.html),
Desde allí asiste a congresos revolucionarios en Europa y la URSS. Dice Néstor Kohan resalta el primero de los deberes: “1. El Estudiante tiene el deber de divulgar sus
(2007) que “junto con José Carlos Mariátegui (1894-1930), Mella fue uno de los
15 16
8/11
conocimientos entre la Sociedad, principalmente entre el proletariado manual, por ser este sobre los padres y a hacerles olvidar o avergonzar de sus orígenes modestos. Formar una
el elemento más afín del proletariado intelectual, debiendo así hermanarse los hombres aristocracia obrera, arribista y adicta, es una de las intenciones más claras de la
de Trabajo, para fomentar una nueva sociedad, libre de parásitos y tiranos, donde nadie enseñanza popular dentro de la burguesía.”
viva sino en virtud del propio esfuerzo.”

Dejó asimismo sus reflexiones sobre la Reforma Universitaria en una conferencia de 1935
Más arriba se mencionaba que las visiones de este marxismo latinoamericano sostenido para conmemorar el 17º año de la misma. Y se pregunta “¿Cómo alzar el edificio de la
por nuestros tres autores diferían en grados desde miradas estrictamente locales y Universidad futura en esta sociedad actual que detiene el avance de las técnicas, que
regionales hasta otra más universalista: “5. El Estudiante tiene el deber de trabajar niega a las masas estudiantiles el derecho de la cultura, que las rechaza de plano bajo el
intensamente por el progreso propio, como base del engrandecimiento de la familia, de la pretexto del examen de ingreso, que las persigue en las casas de estudio con aranceles
Región, de la Nación, de nuestro Continente y de la Humanidad; por ser este progreso la monstruosos, que alarga innecesariamente los estudios para impedir que salga de manos
suprema aspiración de los hombres libres, ya que reconocemos una completa de la burguesía el monopolio de la cultura y de la ciencia? (…). La "nueva universidad" a
superioridad de los valores humanos, sobre los continentales, de estos sobre los la que todos aspiramos, el "hombre libre", cuya existencia queremos hacer una realidad
nacionales, de los nacionales sobre los regionales, de estos sobre los familiares y de los sobre la tierra, exigen como condición primera la transformación radical de la sociedad sin
familiares sobre los individuales, ya que el individuo es base y servidor de la familia, de la alma. La universidad nuestra será libre cuando las masas americanas hayan conquistado
región, de la Nación, de nuestro Continente y de la Humanidad”. Mella muestra en este también su libertad; cuando después de confiscar los latifundios, arrojar a los banqueros
fragmento de otro de los Deberes de los estudiantes en el documento mencionado una invasores y aplastar el enemigo de tantos siglos, empiecen a construir desde los propios
integración de ambas visiones. cimientos la única sociedad en que podrán vivir la universidad "nueva" y el "hombre libre".
(…). El proletariado sí es el heredero legítimo de la cultura humana porque siendo entre
todas las clases sociales la única que no aspira a perpetuarse como clase, puede por eso
Aníbal Ponce (1898-1938, Argentina) fue uno de los tantos intelectuales marxistas asegurar al hombre la plenitud de su desarrollo. En el frente resuelto de todas las
latinoamericanos, argentino en este caso, que analizó la realidad de su tiempo mediante izquierdas tiene, como ninguna, el derecho de ocupar su puesto en la vanguardia. Como
ninguna también sabe con absoluta claridad qué es lo que quiere y adónde va. Quizá por
las rigurosas herramientas metodológicas provistas por el marxismo. Alguno de sus temas
ello no juega nunca con la revolución. Pero cuando la toma por bandera la conduce hasta
centrales se centran en el análisis de la superestructura y el papel de los intelectuales, en
aproximadamente la misma época que Gramsci hace lo propio. La sociedad de clases y el fin entre sus puños cerrados” (Ponce, 1935).
sus efectos de dominación y sustento de los privilegios en la sociedad actual y en la
historia.
Sus aportes se centraron en la elaboración de nuevas líneas de lucha social al servicio del
pueblo para transmitirle una dirección intelectual, los problemas de las naciones y la
soberanía popular´el compromiso del intelectual, la acción de los sujetos colectivos y la
Se interesó por el papel de la educación en todos sus niveles y modalidades, incluyendo
identidad nacional, la educación y la construcción de sociedades plurales, democráticas,
la terciaria y universitaria. Entre sus obras se destaca Educación y lucha de clases, serie
de conferencias dictadas en 1934 en el Colegio Libre de Segunda Enseñanza, creado por basadas en el poder de los pueblos.
él, donde en un análisis de la educación y la influencia de los ambientes sobre la
educación de los niños que se extiende desde las sociedades primitivas hasta el momento
en que se publica, realiza un análisis exhaustivo del tema en cuestión. Llega hasta Reflexiones finales
centrarse en el caso argentino, “(…) al mismo Saavedra Lamas, en Argentina, le parece
que no es razonable suponer que “el 80% de los niños y jóvenes que fracasan en su
tentativa de escapar a su condición proletaria sean seres biológicamente ineptos”. Noten En las Universidades del mundo, uno de los puntos más controversiales que aparece
ustedes de pasada la confesión expresiva del ministro: la de suponer que los que recorren frecuentemente entre investigadores y especialistas en Universidad es el de cómo fijar la
íntegramente el ciclo de la escuela primaria “intentan” escapar a “la condición del agenda de debates, de investigación, de estudios, de reformas. Son tantas las
proletario”. Y no dice mal el señor ministro. La escuela primaria está orientada de tal modo dimensiones posibles que resulta complejo privilegiar algunas en su forma pura, las
que aleja del proletariado a los escasos hijos de obreros que la frecuentan. Mediante una referidas a los actores (estudiantes, docentes/ investigadores, empresas y comunidad
enseñanza hábilmente dirigida y continuada, se los lleva a comprender su “superioridad” circundante, movimientos sociales) a la geopolítica (lo global, lo local, lo glocal) a lo

17 18

9/11
temporal (anclaje en las glorias de una edad dorada, el presente o la mirada prospectiva a
las actividades universitarias (docencia/formación, investigación, vinculación tecnológica,
extensión/transferencia social). Creemos que los autores presentados constituyen los cimientos y otorgan parte del
andamiaje conceptual para las posturas actuales acerca de la decolonización de la cultura
y de la Universidad. Con este espíritu los hemos presentado brevemente.
En este artículo, que no se inscribe metodológica ni disciplinariamente en la Historia de la
Educación aunque su materia sea lo histórico, hemos privilegiado para lanzar el debate la
mirada de continuidad sociopedagógica histórico-política sobre lo educativo y sobre el Bibliografía
papel de los universitarios, los intelectuales comprometidos con su tiempo histórico y con Argumedo, A. (1996) Los silencios y las voces en América Latina. Notas sobre el
una visión emancipatoria, en y por América Latina. pensamiento nacional y popular. Buenos Aires: Ediciones del Pensamiento Nacional.
Barrios, Miguel Ángel (2011), El latinoamericanismo educativo en la perspectiva de la
Así, se seleccionaron algunos intelectuales, hombres de su tiempo y se presentan a la integración regional. Buenos Aires: Editorial Biblos.
consideración algunas de sus ideas y propuestas. Este artículo carece de mujeres Boaventura de Sousa Santos (2006) Renovar la teoría crítica y reinventar la emancipación
pedagogas del Siglo XIX y principios del Siglo XX y manifestamos acá que trataremos de social (encuentros en Buenos Aires). Buenos Aires: CLACSO.
colaborar en el arduo proceso de visibilizar el papel de las mujeres intelectuales, que no
faltaron, por el contrario, en la construcción del campo pedagógico crítico en nuestra Brunner, J. J. (1990) Educación Superior en América Latina: Cambios y Desafíos.
región del mundo Santiago de Chile: Fondo de Cultura Económica. (Pág. 36, 37, 38, 39, 177)
Caldelari, M. (2002) “Apuntes sobre Extensión Universitaria en la UBA, 1955-166.” en
Krotsch, Pedro (organizador) Marcelo Prati (editor), La Universidad Cautiva. Legados,
Como universitarias, suscribimos a Boaventura de Souza Santos en su obra “Sociología Marcas y Horizontes. La Plata: Ediciones Al Margen. (Pág. 48, 55).
de las ausencias” (2006) donde cuestiona precisamente los conocimientos y las teorías
legitimadas en y por la Universidad, aventurando que el papel que ésta debe asumir en la Carli, S. (2010) Manifiesto Liminar de la Reforma Universitaria (Federación Universitaria
radicalización de las democracias es la radicalización de la democratización del saber. de Córdoba – 1918). Mesa Trasatlántica de la Educación. OEI, Metas 2010.
Para ello es preciso democratizar el proceso de producción de conocimiento generando
condiciones más participativas dentro de la sociedad; y es preciso a su vez que la Cueva, A. (1987) La teoría marxista. Quito: Planeta Letraviva.
universidad se conecte con otros saberes distintos al saber universitario, realizando lo que
Fernández Mouján, I. (2010) “El rastro fanoniano en el concepto de liberación freireano”
denomina “una extensión al revés”: atrayendo al interior de la universidad los saberes
en Revista Pilquen. Neuquén: Universidad Nacional del Comahue. Año XI. N° 6.
populares. Los movimientos sociales, los pueblos originarios, las organizaciones de
mujeres campesinas, etc. poseen saberes que es preciso que la universidad pueda Kohan, N. (2004). Ni calco ni copia. Ensayos sobre el marxismo argentino y
articular y sintetizar. latinoamericano. http://www.lahaine.org/amauta/b2-img/nestor_calco.pdf
Kohan, N. (2007) Introducción al Pensamiento Socialista. Bogotá: QuebecorWorld.
Prácticamente todos nuestros autores podrían suscribir también este modo de articulación Lander, E. (2000) Colonialidad del Saber, Eurocentrismo y Ciencias Sociales. Buenos
entre sistema educativo, que integra y comprende a la Universidad como su nivel más Aires: CLACSO-UNESCO.
elevado, y sociedad. Articulación de ida y vuelta, en la que la Universidad pueda resolver
la tensión que la llevó en 1918 y sigue traccionándola para seguir considerándose Llomovatte, S. (2006) La responsabilidad social en Universidades de Argentina y de
vanguardia cultural. Hoy, a casi 100 años de aquel momento, persiste la polémica entre Canadá, en Llomovatte, S. y J. Naidorf (directoras temáticas) “Perspectivas críticas en
quienes sostienen el mito fundacional acerca del carácter profundamente transformador educación en Argentina y Canadá. Debates actuales y experiencias compartidas”. Buenos
de la Reforma del ´18 en lo referente a la nueva relación establecida entre universidad y la Aires: Centro de Estudios Argentino Canadienses.
sociedad y quienes creemos que, aunque es justo reconocer que sus propuestas fueron
Mariátegui, J. C. (1979) 7 Ensayos de interpretación de la realidad peruana, Caracas:
muy valiosas, fue difícil para los reformistas evitar la tentación de considerarse “faro de la
Biblioteca Ayacucho.
sociedad”.
19 20
10/11
Mariátegui, J. C. (1986) Temas de educación. Lima: Editorial Amauta.

Martí, J. (1975) Educación popular, Obras Completas. La Habana: Editorial Ciencias


Sociales

Martí, J. (1985) Nuestra América, Caracas: Biblioteca Ayacucho.

Miglievich-Ribeiro (2011) A crítica pós-colonial a partir de Darcy Ribeiro: uma releitura de


o povo brasileiro. En: Revista Estudos Antiutilitaristas e Poscoloniales v. 1, n. 1

Mignolo, W. (2007) La idea de América Latina. La herida colonial y la opción decolonial.


Barcelona: Gedisa,

Piñeiro Iñiguez, C. (2006) Pensadores latinoamericanos del siglo XX. Ideas, utopías y
destino. Buenos Aires: Instituto Di Tella, Ed. Siglo XXI.

Ponce, A. (1935) "Condiciones para la Universidad libre”. Discurso pronunciado en el acto


de la Federación Universitaria de Córdoba, para conmemorar el 17° aniversario de la
Reforma de 1918.

Ponce, A. (1984) Educación y Lucha de Clases. Buenos Aires: Editorial Cartago.

Portantiero, J. C., “El sentido de la Universidad Pública” en Naishtat Francisco, Ana María
García Raggio y Susana Villavicencio (compiladores) Filosofías de la universidad y
conflicto de racionalidades. Buenos Aires: Ediciones Colihue.

Puiggrós, A. (2005) De Simón Rodríguez a Paulo Freire: educación para la integración


iberoamericana. Bogotá: Editorial Convenio Andrés Bello.

Quijano, A. (2010) “La crisis del horizonte de sentido colonial, moderno, eurocentrado”. En
Casa de las Américas 259 260 abril septiembre 2010.

Ribero, D. (1969) La Universidad Necesaria. Buenos Aires: Editorial CEAL

Rodríguez, S. (1980) Inventamos o erramos. Caracas: Monte Ávila.

Sader, E; Gentili, P; Aboites, H; Ornelas Delgado, J. (2008) La reforma universitaria:


desafíos y perspectivas noventa años después. Actualidad de la Reforma Universitaria.
Buenos Aires: CLACSO.

Santamaría Ambriz, R. (2006) “La Unión de Universidades de América Latina. 51 años en


la historia de la educación superior latinoamericana”. Disponible en:
http://www.udual.org/CIDU/Revista/21/51UDUAL.htm

Tünnermann, C (2008) Noventa años de la Reforma Universitaria de Córdoba (1918-


2008). Capítulo IV. Proyección latinoamericana del Movimiento. Buenos Aires: CLACSO.

21

11/11