Sei sulla pagina 1di 1

El niño y los dulces

Un día un niño descubrió un recipiente lleno de dulces, así


que decidió tomar algunos, metió la mano al recipiente,

Institución Educativa Leticia - Hora de la lectura “Leer por leer”


agarró todos los que pudo con su puño y cuando trató
de sacar la mano no pudo ya que su mano llena de
dulces era más grande que el cuello de la botella.
Cuando uno de sus amigos lo vio batallando para
sacar la mano del recipiente le aconsejó que
tomara solo la mitad de los dulces que traía en
la mano, así su puño sería más pequeño y
cabría por el cuello de la botella.
-Esopo
Moraleja:
A quién no le gustaría tener muchos dulces como al niño de la historia, o
mucho dinero o muchos juguetes. Es fácil que cuando queremos conseguir
muchas cosas nos dejemos llevar por la avaricia pero como en la historia
tiene sus consecuencias. No quiere decir que siempre te tengas que
conformar con lo mínimo pero desde niño debes ir aprendiendo a buscar el
equilibrio, como mínimo lo que necesitas y además, aprendiendo a
compartir y sin ser egoísta.