Sei sulla pagina 1di 22

GRACIAS A TI

hoy es un dia mejor, E cielo tiene color


en el aire se respeira el amor
hay una nueva ilusion que llena mi corazon
en mi mundo se ha borrado el temor
te entrego en esta cancion
las palabras de mi corazon
hoy quiero darte las gracias por darme esperanza
y poder caminar junto a ti
por ayudar con el alma y darme confianza
por darme fuerzas para seguir
que mas te puedo decir
hoy puedo soñar y reir
gracias a ti a ti a ti
gracias a ti a ti a ti

me haz enseñado a vivir a no olvidar ser feliz


a cada dia el amor copartir
te entrego en esta cancion las palaras de mi corazon
y poder caminar junto a ti
por ayudar con el alma y brindarme confianza
por darme fuerzas para seguir
que mas te puedo decir
hoy puedo soñar y reir
gracias a ti a ti a ti
gracias a ti a ti a ti
lu
mnos aprovechan para dedicarles un detalle a sus maestros preferidos,
sobre todo, los alumnos de primaria y secundaria que es donde mas
cariño se les toma a los maestros. Que mejor detalle que dedicarle
un poema del día del maestro, así que, a continuación te dejo una
serie de poemas del día del maestro ideales para dedicar un lindo
detalle a tus maestros, que he recopilado de diferentes sitios y que
espero te sirvan para darle un bonito detalle a los maestros que además
de los padres son las personas encargadas de enseñarnos en las
etapas tempraneras de nuestra vida.
El día del maestro es una festividad que honra la labor de los
catedráticos y profesores mexicanos. En México, el día del Maestro se
conmemoró por primera vez en 1918 y se propuso que fuera el 15 de
Mayo la fecha destinada a conmemorar a todos estos profesionistas que
se encargan de enseñar o guiar a los estudiantes.

La propuesta pretendía que se instituyera un día en homenaje a los


maestros y que fuera el 15 de mayo, fecha conmemorativa de la toma de
Querétaro. Dicha iniciativa fue aprobada en 1917, y un año después se
celebro por primera vez está fecha.

Poemas del día del maestro


Recomendado:  Frases del día del maestro, para alentar a los
maestros en su día

Maestro
Tan inmensa es tu transmisión, tan vasta tu sabiduría,
que la simple palabra, maestro ¡no basta!
Cuánto me enseñas, cuando me dices
¡no me llames maestro!
Tú eres tu propio maestro

Por María Eugenia (mandar como ecard )

Para el dia del maestro


La educación de los niños
es la base primordial,
si un árbol crede derecho
de mayor seguirá igual
es la labor del maestro
¡es su misión principal!

Teresita Vázques (Mandar como ecard )

Mi maestro
Me diste parte de tu intelecto
Parte de tu valioso tiempo
Confiaste en mi aprendizaje
Cómo a ti pagarte,
Hoy, en tu día te recuerdo

Mi querido Maestro

Magina222 (Mandar como ecard )


Extraidos de PoesiaVirtual.com

Más poemas del día del maestro


Maestra amiga
Un despertar distinto, aquella mañana fría
Tu rostro ante nosotros se mostró
Como aquella rebosante flor
Que luego de la lluvia, cayó.

Tu triste mirada se escondió


En el fondo de aquel pizarrón
Pero tu corazón no pudo más
Y de tus ojos una lágrima brotó.
De aquella inocente niña entonces
Un regalo recibiste
Y su insólita carta leías
Mientras ella con inocencia te veía.

En tu rostro una sonrisa


Entonces se dibujó
Y aquella paloma blanca
Dentro de tu corazón voló.

Los números en recuerdos se habían convertido


Aquella materia una nueva historia llegó a ser
Y en aquella solitaria aula
Dos nuevas amigas se empezaban a conocer.

Tus enseñanzas fueron muchas


Pero más lo fueron los bellos recuerdos
Y aquella niña a la que un día regañaste
A Dios agradeció por haber encontrado
Una maestra así como tú….

¡Mi maestra amiga!

De Johana Karolina

En tu honor Maestro
En las horas de enseñanza te hemos visto bajar tu mirada marchita, en
donde se asoma con tristeza tu lágrima, como el que ha perdido toda
esperanza; cuando con desconsuelo vez que tus anhelos de enseñanza
han sido ignorados por lo que deben de escuchar para aprender, o
ignorado por los que examinas.
Desconsolado por tanto trabajo, llegado el momento en el que te dan
como trofeo su indiferencia o desprecio.

Orgulloso debes sentirte, porque el mañana te lo gratificará y a él se lo


cobrará.

Con gran amargura recordará tus sabias enseñanzas, pero, sólo se, lo
lamentará…

De Raquel Ramírez

Educador (Acróstico)
Eres voz que corrige e impulsa
Donde quieras, tu misión realizas
Unas veces allá en las ciudades
Como otras también en provincia
Amistad y sapiencia tú entregas
Das cariño y forjas ideales
Oh. Maestro tus manos benditas
Rieguen paz y ventura infinita
De Rosa Esther Fonseca Cifuentes

Ser maestro es un verdadero orgullo


El verdadero maestro es aquel que acepta correcciones, que conoce
verdaderamente la palabra educación… Es aquel que ayuda y da
consejos cuando alguien lo necesita y por sobre todas las cosas corrige
sus errores… Cuando un niño te dice algo escúchalo está diciendo la
verdad…

No ocultes las verdaderas emociones delante de un niño pues él es


sabio y te delata más de una vez… Cuando tengas a un niño delante de
ti sonríele así le demuestras tu sinceridad y tu verdadera vocación como
maestra… No olvides que fuiste un niño y si recuerdas algún problema
cuando eras pequeña, evítalo que pase con ese niño que tienes a tu
responsabilidad, pues los sentimientos frustrados tienden a perseguirte
por no sacarlos de tu vida…

Un maestro es un héroe que ha enviado Dios a nuestro mundo para


salvar al ser humano de la ignorancia… Sé feliz, ama, enseña todo lo
que sabes y lo que no sabes también tienes bajo tu responsabilidad a un
sin fin de esponjitas que esperan por ti… Esponjitas porque todo lo que
tú le digas para los niños es cierto… Delante de un grupo de niños sé tú
también una niña y verás la verdadera paz que sientes de ser otra vez
niño después de tanto tiempo…

De Ana Carolina Delgado

Maestra vieja
Adusta y noble traza con su lápiz
sus cuadrículas llenas de ternura
Más que una informadora es una madre
que pule el sentimiento de los niños

Maestra vieja de encaladas sienes


la miro iluminada como un rezo
como una sabia que destila huellas
para que los cachorros no se pierdan

En el aula trabaja y sigue en casa


diseccionando libros y horizontes
Prepara el pasto para sus corderos
Es un milagro si le dan buen sueldo
La estrella de su vida siempre brilla
porque nació para alumbrar caminos
ORACIÓN DEL EDUCADOR
Señor, tú que eres
el único y verdadero Maestro,
concédeme la gracia de ser,
a ejemplo tuyo, maestro para mis alumnos.

Haz que yo sepa, con mi vida,


educarlos en la libertad
y, con mi sabiduria, capacitarlos
para un auténtico compromiso
hacia los demás.

Haz que yo sea capaz de hablarles de ti


y de enseñarles a hablar contigo.
Que ellos se den cuenta de que son amados
y de que yo sólo busco su verdadero bien.

Haz que mi amistad contigo sea la fuente


de mi amistad con ellos.

Jesús Maestro, gracias por haberme llamado


a tu misma misión.
Que mi docencia sea un reflejo de la tuya.
Amén.
http://lasrutasdeangelica.blogspot.com

ORACIÓN DEL PROFESOR


Señor: Concédeme la gracia
de brillar cual lucero,
que ilumine las tinieblas
y disipe el mal consejo.

Que mis alumnos me vean


sin temor y sin recelo.
Que abra camino siempre
hacia el bien y el cumplimiento.

Que si hay pena, duda o llanto,


les lleve yo el amparo,
y que me recuerden siempre
a través de los años. 
Amen.
http://buenosdiasgranada.wordpress.com

ORACIÓN DEL MAESTRO


Señor:
Gracias por mi vocación a la enseñanza.
Concédeme ejercerla con amor,
prudencia, sabiduría y paciencia.
Ayúdame a ver a mis alumnos
con Tu mirada de misericordia
para sólo captar el bien en cada uno,
conocer sus cualidades,
alentar sus sueños y proyectos,
y enseñarlos con dulzura y firmeza
a corregir sus faltas y tropiezos.
Que sepa compartir sus alegrías,
comprender sus inquietudes
y consolar sus tristezas.
Maestro Bueno:
Haz que logre enseñarles a ser
constructores de justicia y de paz,
honestidad, fraternidad y perdón,
defensores de la vida y la verdad.
Que sepa compartirles la fe,
comunicarles esperanza,
animar su perseverancia y valentía,
alentar su caridad y alegría
y sembrar en su corazón la voluntad
de caminar Contigo y hacia Ti
dedicando sus dones y talentos
al servicio y al bien de los demás.
Amén
Alejandra María Sosa Elízaga
http://www.ediciones72.com/

ORACIÓN DEL EDUCADOR

Padre de bondad, quisiera


que ensancharas mi alma
hasta el extremo de poder
acoger y educar
a estos hijos tuyos
con el amor
que revelaste tenernos en Jesús
y con aquella ternura
que él mismo mostró hacia los niños

Cuando se acercan a mí
me siento estremecido.
Sus miradas, sus preguntas,
sus deseos
son el estímulo más fuerte
para vivir ilusionado
esta misión de gracia,
de luz y liberta
a pesar del sacrificio
y del cansancio
y de que no todos entienden por igual
qué es esto de ayudar a crecer
a los pequeños
a cuenta del olvido de uno mismo.

Sé tú Jesús
mi guía, mi apoyo
en quien confiar mi trabajo
y opción por los niños.
AMÉN.
 http://www.rmm.cl/
ORACIÓN DEL PROFESOR

Dame divino Maestro, un amor sincero por mis alumnos y un profundo respeto por los dones
particulares de cada uno.

Ayúdame a ser un profesor fiel y dedicado, con mis ojos puestos en el bien de aquellos a quienes sirvo.

Que imparta el conocimiento humildemente, que escuche con atención, que colabore de buena gana, y
busque el bien último de aquellos a los que enseño.

Que esté presto a comprender, lento a condenar, ávido de animar y de perdonar.


Mientras enseño ideas y entreno en competencias, que mi vida y mi integridad abran sus mentes y sus
corazones a la verdad.

Que mi cálido interés por cada uno les enseñe el sabor de la vida y la pasión por aprender.
Dame la fuerza para admitir mis limitaciones, el coraje para empezar cada día con esperanza, y la
paciencia y el humor que necesito para seguir enseñando.

Acepto a cada alumno venido de tus manos. Creo que cada uno de ellos es una persona de valor
exclusivo, aunque ellos mismo no se vean así.

Sé que tengo la oportunidad de dar a muchos jóvenes luz y esperanza, un sentido de misión y entrega.
Sé que Tú confías en mí y que estás conmigo.

Te pido tu bendición al comienzo de un nuevo día. Te pido que me bendigas a mí y a mis alumnos, sus
sueños y esperanzas.

Que aprendamos de la sabiduría del pasado. Que aprendamos de la vida, y los unos de los otros. Que
yo aprenda de tu guía, por encima de todo, y de las vidas de aquellos que te conocen bien.

Este es el verdadero aprendizaje: conocer cómo debemos vivir nuestra vida, conocer cómo somos
nosotros mismos, y escuchar tu voz en cada palabra que aprendamos.