Sei sulla pagina 1di 19

DESCRIPCIÓN DEL CASO

Fecha: 5 de julio de 2018


Nombre y Apellido: María Gutiérrez
Lugar y fecha de nacimiento: Villavicencio Meta 24 de agosto de 1955
Edad: 75 años
Escolaridad: Bachiller
Género: Femenino
Ocupación: Pensionada
Historia personal:
Mujer de 75 años, sin antecedentes de interés, que acude a la consulta
acompañada de sus familiares porque observan deterioro de memoria
de al menos tres años de evolución.

Los primeros datos señalan despistes en la recepción de


mensajes (olvidaba recados que le dejaban o los transmitía a
destiempo, a veces de forma reiterada a la misma persona). En varias
ocasiones venía de la compra habiendo olvidado artículos básicos que
precisaba.

Terminó por llevar una lista exhaustiva de la que antes no dependía,


pero aun así se liaba con los cambios monetarios y en último término
tenía que ir siempre acompañada, sobre todo cuando acudía a realizar
alguna tarea bancaria.

Acumulaba dinero en casa, pero olvidaba dónde lo guardaba y lo


encontraba su familia. Empezaba a aquejar trastornos afectivos
(sentimientos de inutilidad, frustración, tristeza), aunque los síntomas
depresivos mejoraban con los tratamientos sólo transitoriamente.

Varias veces se había retrasado al llegar a casa al haber tenido


dificultades para regresar, habiéndose perdido y precisando de ayuda
para volver.
En su domicilio presentaba dificultades en tareas como cocinar (olvidaba
ingredientes o condimentaba en exceso) y se dejaba encendidos los
electrodomésticos a menudo.

Realizaba preguntas repetitivas sobre un mismo tema, hecho que


motivaba en ocasiones la desesperación de su familia, que la acusaba de
no prestar atención en las conversaciones. Ella se irritaba y se
quejaba frecuentemente de que la trataban con desdén.
Con el paso del tiempo, se fue mostrando cada vez más despreocupada
en su cuidado personal. Vestía de manera desordenada, utilizaba
prendas poco adecuadas al tiempo, mal combinadas, y a veces
abotonaba las camisas de forma irregular.

Poco a poco, sus habilidades comunicativas (era una gran conversadora)


se habían reducido: le costaba trabajo mantener el hilo conductor de las
conversaciones y le era difícil encontrar las palabras adecuadas al
contexto, no acertando con la nominación de objetos de uso común, lo
que salvaba con circunloquios. Por la calle recibía saludos de amigos que
veía con relativa frecuencia a los que no respondía por considerarlos
extraños.

Examen mental: Paciente alerta, con cierta indiferencia ante el motivo


de preocupación de sus familiares. Escasa fluidez verbal. Mini-examen
Cognoscitivo: 17/35.
Fallos en orientación temporal (no recordaba día del mes ni de la
semana), en orientación espacial (fallos en la ubicación de planta del
hospital), no recordaba 3 palabras a los cinco minutos.

Fallos en la repetición de dígitos en orden inverso y en cálculo mental


simple. Dificultades nominativas. Enlentecimiento en pensamiento
abstracto y asociativo. Fallo en la comprensión y ejecución de órdenes
escritas y en copia de gráficos.

A continuación, usted deberá alimentar con la información del caso la


Historia Clínica del consultante.

HISTORIA CLÍNICA

Datos Generales
Nombre y María Gutiérrez
Apellido
Lugar y Villavicencio Meta 24 de agosto de 1955
Fecha de
Nacimiento
Edad 75 años
Nacionalidad Colombiana
Ocupación Pensionada
Motivo Deterioro de memoria de al menos tres años de
aparente de evolución.
Los primeros datos señalan despistes en la recepción de
mensajes (olvidaba recados que le dejaban o los
transmitía a destiempo, a veces de forma reiterada a la
consulta misma persona). En varias ocasiones venía de la
compra habiendo olvidado artículos básicos que
precisaba.

Características socio demográficas de miembros de la familia


significativos
Nombre y Rol en la Eda Ocupació Estado
Estudios
Apellido familia d n Civil
No especificado

Genograma
Para el estudio de este cano no lo incluiremos ya que no tenemos
suficiente información del caso para realizar un adecuado genograma
de análisis del mismo, no se nombra la estructura ni relaciones
familiares.

Historia de vida del consultante


Adolescencia No especificado
Adultez Maria se muestra cada vez más despreocupada en su
cuidado personal, vistiendo de manera desordenada,
utiliza prendas poco adecuadas a la vez, mal
combinadas, y a veces abotona las camisas de forma
irregular, demostrando poco interes por organizarse y
verse bien.

Despistes en la recepción de mensajes (olvidaba


recados que le dejaban o los transmitía a destiempo, a
veces de forma reiterada a la misma persona). 

Venía de la compra habiendo olvidado artículos básicos


que precisaba.

Habilidades comunicativas se redujeron, le costaba


mantener las conversaciones y le era difícil encontrar
las palabras adecuadas al contexto.
Familia manifiesta desesperación, ya que la acusaban
de no prestar atención en las conversaciones, causando
en Maria irritabilidad, además de
quejarse frecuentemente de que la trataban con
desdén.

Antecedentes de enfermedades
Enfermedades No refiere
físicas
Sin antecedentes de interés.
En María no existen datos de antecedentes familiares
relacionados con el desarrollo de las conductas
Antecedentes de
anormales, no se evidencian antecedentes
psicopatologías
psicopatológicos de interés y existe una buena
adaptación social y laboral.

Examen Mental
Paciente María Gutiérrez, de sexo femenino, edad de 75 años,
con una escolaridad de bachillerato, actualmente pensionada,
asiste con deterioro de memoria con al menos de tres años de
evolución con cierta indiferencia ante el motivo de
preocupación de sus familiares.
Escasa fluidez verbal. Mini-examen Cognoscitivo: 17/35.
Descripción Fallos en orientación temporal (no recordaba día del mes ni de
general del la semana), en orientación espacial (fallos en la ubicación de
sujeto planta del hospital), no recordaba 3 palabras a los cinco
minutos.

Fallos en la repetición de dígitos en orden inverso y en cálculo


mental simple. Dificultades nominativas. Enlentecimiento en
pensamiento abstracto y asociativo. Fallo en la comprensión y
ejecución de órdenes escritas y en copia de gráficos.
Procesos
psicológicos Perdida de la memoria. Varias veces se había retrasado al
básicos llegar a casa al haber tenido dificultades para regresar,
habiéndose perdido y precisando de ayuda para volver.
En su domicilio presentaba dificultades en tareas como cocinar
(olvidaba ingredientes o condimentaba en exceso) y se dejaba
encendidos los electrodomésticos a menudo.

La motivación, no relaciona ocupación del tiempo libre, ni


relación afectiva de confianza con algún ser querido.
Con el paso del tiempo, se fue mostrando cada vez más
despreocupada en su cuidado personal. Vestía de manera
desordenada, utilizaba prendas poco adecuadas al tiempo, mal
combinadas, y a veces abotonaba las camisas de forma
irregular.
Percepción. Este proceso se ve afectado toda vez que Maria por
la calle recibía saludos de amigos que veía con relativa
frecuencia y no les respondía por considerarlos extraños, no
logrando entender los estímulos sensoriales que suceden a su
alrededor o incluso, en su interior.

El Lenguaje. Se observa dificultad en este proceso ya que sus


habilidades comunicativas se habían reducido, costándole
trabajo mantener el hilo conductor de las conversaciones y le
era difícil encontrar las palabras adecuadas al contexto, no
acertando con la nominación de objetos de uso común, lo que
salvaba con circunloquios.
Procesos
La gnosis. Por la calle recibía saludos de amigos que veía con
psicológicos
relativa frecuencia a los que no respondía por considerarlos
superiores
extraños.

La toma de decisiones. Terminó por llevar una lista exhaustiva


de la que antes no dependía, pero aun así se liaba con los
cambios monetarios y en último término tenía que ir siempre
acompañada, sobre todo cuando acudía a realizar alguna tarea
bancaria.

Sueño: No especificado

Alimentación: No especificado
Funciones
vitales
Sexualidad. Se aqueja por trastornos afectivos. Por la calle
recibía saludos de amigos que veía con relativa frecuencia a los
que no respondía por considerarlos extraños.

Hipótesis diagnostica
Síntomas depresivos, que mejoraban con los tratamientos sólo
transitoriamente.
Codependencia
Descuido personal
Síntomas
Poco interes por su presentación personal.
Sentimiento de inutilidad
Se irrita y se queja frecuentemente de que la trataban con desdén.

Diagnostico Demencia degenerativa primaria de tipo Alzheimer, de comienzo senil

Teniendo en cuenta el diagnóstico demencia en la enfermedad de


Alzheimer, cuyo comienzo se presenta después de los 65 años de
edad, habitualmente al final de la séptima década de la vida, o incluso
más tarde, con progresión lenta, tenemos que s u principal
Pronostico
característica es el deterioro de la memoria. Con la atención
psiquiátrica y tratamiento farmacológico en curso, muy
probablemente el trastorno y afección que padece el consultante,
mejorara de manera progresiva su bienestar y calidad vida, así mismo
normalizar sus habilidades sociales y afectivas.
Buscar métodos que favorezcan a la memoria de la paciente.
Lograr mejorar la autoestima y el implemento de hábitos saludables.
Objetivos Fortalecer vínculos familiares que favorezcan al mejoramiento de la
terapéutico paciente.
s Intervención psicológica individual y familiar.
Reconocimiento de la enfermedad, aceptación de la misma.

Que información considera usted que debe tener para analizar y


comprender el caso.
 Su historia y relaciones familiares
 Enfermedades físicas
 Antecedentes de su historia clínica
 Antecedentes de su salud medica
 Antecedentes de la salud médica y psicológica de sus familiares
 Ambiente social en el que se desarrolla

Realicen como grupo 10 preguntas para profundizar en el caso.


1. Por cuantas personas está conformado su núcleo familiar?
2. Quien está más pendiente y con quien siente más acercamiento y
afinidad en su familia?
3. Ha ocurrido algún evento traumático que considere haya dejado
cierta afectación emocional?
4. Alguien más en su familia está presentando o ha presentado algunos
de sus síntomas. Cuales han sido esos síntomas?
5. Que actividades familiares o sociales suele realizar y con qué
frecuencia?
CONCEPTUALIZACIÓN DEFINICIÓN DE ADULTO Y ADULTO
MAYOR (Señale el autor y/o teoría que utilice, para explicar los conceptos de
adulto y adulto mayor desde las siguientes disciplinas)
PERSPECTIVA BIOLÓGICA (Señale y describa los principales cambios
físicos y biológicos que se presentan en estas etapas del ciclo vita):

Autor Levison.
Teoría del adulto. Es algo evolutivo y flexible, ya que se forma a lo
largo del progreso de la edad de acuerdo a los roles sociales que
asume cada individuo.
 Adulto mayor. Inicia cuando se encuentra en la última etapa de la
vida, la que sigue tras la adultez y que antecede al fallecimiento de la
persona porque es precisamente durante esta (ase que el cuerpo y las
facultades cognitivas de las personas se van deteriorando.

Cambios físicos y biológicos. Desde la temprana edad adulta hasta los


años intermedios, en general suceden cambios psicológicos que con
dificultades, la mayoría de los adultos presentan cambios en sus
capacidades reproductoras y sexuales, menopausia y período crítico
masculino, disminución de la habilidad al caminar con los cambios
físicos encontramos el funcionamiento sensorial y psicomotor como
vista, oído, gusto y olfato.
La sensibilidad del sentido del gusto empieza a disminuir, la habilidad
de discriminar, el gusto, la fuerza, la coordinación y tiempo de
reacción.
En el proceso de envejecimiento se enfrentan a muchos cambios
biológicos, psicológicos donde hay que enfrentar el estrés y con ello la
llegada de.
Deterioro en la salud en cuanto a la parte sentimental como lo es la
partida de los hijos a lo que no se acostumbra fácilmente
Disminución de la memoria e inteligencia
Baja autoestima
Soledad
PERSPECTIVA PSICOLOGÍA (Señale y describa un autor o teoría
representativo que explique estas etapas del ciclo vital):

Patrick y Erickson envejecer es comúnmente experiencia


fisiológicamente como un progresivo decline en las funciones
orgánicas y psicológicas como una pérdida de las capacidades
sensoriales y cognitivas.
Desde una perspectiva psicológica, es capaz de responsabilizarse por
sus actos y de producir o realizar un aporte al medio social en el
que se desarrolla, al tiempo que presenta cualidades psicológicas con
independencia de criterio, perspectiva que engloba los aspectos físico,
psicológico y social del bienestar de las personas, se define por la
evaluación, objetiva y subjetiva, que la persona hace de su condición
de vida.

PERSPECTIVA SOCIOLOGÍA (Señale y describa un autor o teoría


representativo que explique estas etapas del ciclo vital):

Autor Erikson. La vejez tiene significados diferentes para cada grupo


humano en su historia, su cultura, su organización social.

CONCEPTUALIZACIÓN DEFINICIÓN DE PSICOPATOLOGÍA


(Señale el autor y/o teoría que utilice, para explicar el concepto de psicopatología desde las
siguientes disciplinas)

PERSPECTIVA PSIQUIÁTRICA (Señale y describa un autor o teoría


representativo que explique la psicopatología):

En psiquiatría se emplean palabras que conforman la semiología


psiquiátrica y éstas son parcialmente compartidas por distintas
orientaciones y escuelas dentro de la disciplina, pero solo si
consideramos que los análisis fenomenológicos, existenciales,
objetivos, psicoanalíticos, etc. comparten esa misma serie de
relaciones objetivas que determinan su gramática podremos decir que
existe una estabilidad en el lenguaje psicopatológico desde sus inicios.

Psicopatología hace referencia a psique que sufre o que está enferma.


“La Psicopatología es una ciencia que estudia las desviaciones
patológicas de la vida psíquica, especialmente la psicosis y las
psicopatías, y que constituye la base científica de la psiquiatría”.
Dorsch (1976)

La Psicopatología es la rama de la psicología que estudia los aspectos


desviados o anormales del funcionamiento mental y la conducta
humanas.
Toda forma de valoración psiquiátrica contiene componentes
que definen y delimitan lo que es comprensible o incomprensible,
racional o irracional, compulsivo o elegido, en función de los códigos
de nuestra comunidad (Horwick, 2002). Es la clase de valoración que
hace posible pensar en el paciente como unidad significativa y
motivada, la que permite clasificar sus conductas como anormales.
Inclusive los propios significados que las personas asignan a sus
trastornos constituyen, al momento de diagnosticar y comprender lo
que llamamos una enfermedad, algo tanto o más importante
que cualquier sistema formal de diagnóstico (Cohen, 2008).
El psiquiatra Otto Dorr (2002). Nos habla de la existencia de una
comunidad primordial, que se establece en el encuentro del psiquiatra
con el paciente de la ausencia de concordancia en las emanaciones
entre ambos, como algo que el psiquiatra experimente y usa para
arribar a un diagnóstico. Un sano juicio de la realidad nos dice
requiere una especial forma de movilidad, supone ser capa- de
colocarse en la perspectiva del otro y tratar de ver la realidad con sus
ojos, ponerse en la perspectiva del otro significa necesariamente
tomar distancia con respecto al propio punto de vista.
PERSPECTIVA PSICOLÓGICA (Señale y describa un autor o teoría
representativo que explique la psicopatología):

Perspectiva Humanista, plantea que todas las personas tienden a la


autorrealización, que poseen una fuerza capaz de restablecer el
equilibrio personal, desde este enfoque el ser humano es el
responsable de su existencia, de construir su realidad a partir de sus
valores, creencias y que su bienestar depende de la relación de la
persona con el mundo a través de sus experiencias.
La conducta anormal se da por un yo irreal y desorganizado y por
excesivas exigencias externas. Según Rogers uno de los principales
exponentes de esta teoría, las conductas de las personas se
manifiestan de acuerdo a sus experiencias vividas y a la forma de
interpretar su realidad, la persona tiene más conciencia de su propia
realidad. Según Rogers la única fuente de motivación humana es la
necesidad de auto actualización que impulsa a las personas a mejorar
y a progresar. Si hay congruencia entre el auto concepto y las
experiencias del organismo se dice que la persona ha alcanzado la
madurez.

DEFINICIÓN DE TRASTORNOS DEL ADULTO Y ADULTO MAYOR


(A continuación, realice un análisis donde mencione las principales características
de cada uno de los trastornos)
DELIRIUM, DEMENCIAS Y AMNESIAS (Defina brevemente estos
trastornos):

El delirium se caracteriza por una alteración de la conciencia y un


cambio de las cogniciones que se desarrollan a lo largo de un breve
período de tiempo. Los trastornos incluidos en el apartado «Delirium»
son enumerados de acuerdo con la etiología que se les presupone;
delirium debido a etiologías múltiples o delirium no especificado (si la
etiología es indeterminada).
La demencia se caracteriza por déficit cognoscitivos múltiples que
implican un deterioro de la memoria. Las demencias son también
enumeradas de acuerdo con su presumible etiología: demencia debida
a una enfermedad médica, demencia inducida por sustancias (p. ej.,
debida a abuso de drogas, a medicamentos, o a la exposición a un
tóxico), demencia debida a etiologías múltiples o demencia no
especificada (si la etiología es indeterminada).
El trastorno amnésico se caracteriza por el deterioro de la memoria
en ausencia de otros deterioros cognoscitivos significativos. Los
trastornos en el apartado «trastornos amnésicos» se enumeran de
acuerdo con su etiología presumible: trastorno amnésico debido a una
enfermedad médica, trastorno amnésico persistente inducido por
sustancias o trastorno amnésico no especificado

ESQUIZOFRENIA (Defina brevemente estos trastornos):

Los trastornos esquizofrénicos se caracterizan, en general, por


distorsiones fundamentales y típicas del pensamiento y de la
percepción, junto con una afectividad inadecuada o embotada.
Habitualmente se mantienen tanto la lucidez de la conciencia como la
capacidad intelectual, aunque con el transcurso del tiempo pueden
desarrollarse ciertas deficiencias intelectuales. Entre sus fenómenos
psicopatológicos más importantes se cuentan el pensamiento con eco,
la inserción o el robo del pensamiento, la difusión del pensamiento, la
percepción delirante y los delirios de control, de influencia o de
pasividad, voces alucinatorias que comentan o discuten al paciente en
tercera persona, trastornos del pensamiento y síntomas de
negativismo.
La evolución de los trastornos esquizofrénicos puede ser continua o
episódica, con déficit progresivo o estable, o bien puede haber uno o
más episodios, con remisión completa o incompleta. No debe hacerse
diagnóstico de esquizofrenia cuando hay síntomas depresivos o
maníacos extensos, a menos que haya quedado en claro que los
síntomas esquizofrénicos antecedieron a la perturbación afectiva.
Tampoco debe diagnosticarse esquizofrenia cuando existe una
enfermedad cerebral manifiesta, ni durante los estados de intoxicación
o de abstinencia de drogas. 

F20.0 Esquizofrenia paranoide


En la esquizofrenia paranoide predominan los delirios relativamente
estables, a menudo de tipo paranoide, los cuales se acompañan
habitualmente de alucinaciones, especialmente del tipo auditivo, y de
perturbaciones de la percepción. No hay perturbaciones del afecto, ni
de la volición, ni del lenguaje, como tampoco síntomas catatónicos, o
bien esta sintomatología es relativamente poco notoria.
Esquizofrenia parafrénica

F20.1       Esquizofrenia hebefrénica
Forma de esquizofrenia en la cual hay importantes cambios afectivos,
delirios y alucinaciones fugaces y fragmentarios, comportamiento
irresponsable e impredecible, en tanto que son frecuentes los
manerismos. El humor es superficial e inadecuado. El pensamiento se
halla desorganizado y el lenguaje es incoherente. Hay tendencia al
aislamiento social. Por lo común el pronóstico es sombrío, debido al
rápido desarrollo de síntomas “negativos”, especialmente de un
aplanamiento del afecto y de una pérdida de la volición. Normalmente
debe diagnosticarse hebefrenia sólo en adolescentes o en adultos
jóvenes.
Esquizofrenia desorganizada
Hebefrenia
F20.2       Esquizofrenia catatónica
En la esquizofrenia catatónica predominan importantes perturbaciones
psicomotoras, las cuales pueden alternar entre extremos tales como la
hipercinesis y el estupor o entre la obediencia automática y el
negativismo. El paciente puede mantener posiciones y actitudes
forzadas durante largos períodos. Una característica llamativa de esta
afección son los posibles episodios de excitación violenta. Los
fenómenos catatónicos pueden combinarse con un estado onírico
(oneiroide), con alucinaciones escénicas vívidas.
Catalepsia esquizofrénica
Catatonia esquizofrénica
Estupor catatónico
Flexibilidad cérea esquizofrénica
 
F20.3       Esquizofrenia indiferenciada
Afecciones psicóticas que cumplen con los criterios diagnósticos
generales señalados para la esquizofrenia pero que no se ajustan a
ninguno de los subtipos descritos en F20.0–F20.2, o bien exhiben las
características de más de uno de ellos sin claro predominio de ningún
conjunto de rasgos diagnósticos en particular.
Esquizofrenia atípica

F20.4       Depresión postesquizofrénica
Episodio depresivo, que puede ser prolongado y que aparece como
secuela de un mal esquizofrénico. Puede haber todavía algunos
síntomas esquizofrénicos, tanto “positivos” como “negativos”, pero
éstos ya no son los que predominan en el cuadro clínico. Estos estados
depresivos se asocian con un alto riesgo de suicidio. Si el paciente ya
no tiene ningún síntoma esquizofrénico, debe diagnosticarse el
episodio depresivo (F32.-). Si los síntomas esquizofrénicos son aún
floridos y relevantes, debe mantenerse el diagnóstico en el subtipo
correspondiente de esquizofrenia (F20.0-F20.3).

F20.5       Esquizofrenia residual
Estadio crónico del desarrollo de un mal esquizofrénico en el que se
haya registrado un claro progreso desde una etapa inicial a otra más
avanzada que se caracteriza por síntomas “negativos” de larga
duración, aunque no necesariamente irreversibles, entre los que se
hallan la lentitud psicomotriz, la hipoactividad, el aplanamiento del
afecto, la pasividad y la falta de iniciativa, la pobreza del lenguaje en
cantidad y en contenido, la mediocridad de comunicación no verbal
(mediante la expresión facial, el contacto visual, la modulación de la
voz y la posición), el descuido personal y pobre desempeño social.
Esquizofrenia crónica indiferenciada
Estado esquizofrénico residual
Restzustand (esquizofrénico)

F20.6       Esquizofrenia simple
Trastorno en el cual se da un desarrollo insidioso pero progresivo de -
comportamiento extravagante, con incapacidad para cumplir con los
requerimientos sociales y declinación del desempeño en general. Los
rasgos negativos característicos de la esquizofrenia residual (por
ejemplo, el aplanamiento del afecto, la pérdida de la volición, etc.) se
desarrollan sin ser precedidos por ninguna sintomatología psicótica
manifiesta.

F20.8       Otras esquizofrenias
Esquizofrenia cenestopática
Psicosis esquizofreniforme SAI
Trastorno esquizofreniforme SAI

F20.9       Esquizofrenia, no especificada
TRASTORNOS DE PERSONALIDAD (Señale y describa brevemente los
trastornos de personalidad mencionados en el DSM):

Trastornos de la personalidad y del comportamiento en adultos


(F60–F69)
Este grupo comprende una diversidad de afecciones y de rasgos
conductuales clínicamente significativos, que tienden a ser persistentes y que
parecen ser la expresión del estilo de vida característico de la persona y de
su modo de relacionarse consigo mismo y con los demás. Algunas de estas
afecciones y rasgos de la conducta surgen tempranamente en el curso del
desarrollo individual, como producto tanto de factores constitucionales como
de experiencias sociales, mientras otros se adquieren más tarde. Trastornos
específicos de la personalidad (F60.–), trastornos mixtos y otros trastornos
de la personalidad (F61.–), y cambios perdurables de la personalidad (F62.–)
constituyen formas de la conducta profundamente arraigadas y
permanentes, que se manifiestan como respuestas invariables a un amplio
abanico de situaciones personales y sociales. Representan desviaciones
extremas o significativas con respecto a la forma en que el individuo
promedio de una cultura dada percibe, piensa, siente y, especialmente, se
relaciona con los demás. Estos esquemas conductuales tienden a ser
estables y a abarcar múltiples dominios del comportamiento y del
funcionamiento psicológico. Se asocian frecuentemente, pero no siempre,
con diversos grados de aflicción subjetiva y de deterioro de la actuación
social.

F60         Trastornos específicos de la personalidad


Son alteraciones graves de la personalidad y de las tendencias conductuales
de la persona, que no proceden directamente de enfermedades, daños u
otros traumas del cerebro, ni de otro trastorno psiquiátrico. Habitualmente
afectan varias áreas de la personalidad. Casi siempre se asocian con aflicción
personal considerable y con desorganización en la vida social. Por lo general
se manifiestan desde la niñez o desde la adolescencia, y se mantienen
durante la edad adulta.
F60.0       Trastorno paranoide de la personalidad
Trastorno de la personalidad caracterizado por sensibilidad excesiva a los
reveses, incapacidad para olvidar ofensas, suspicacia y tendencia a
distorsionar experiencias, malinterpretando las acciones neutras o amistosas
de los demás, como si fueran hostiles o despreciativas. Hay un sentido
agresivo y tenaz de los derechos personales. Hay sospechas recurrentes y
sin justificación acerca de la fidelidad del esposo o del compañero sexual.
Puede haber autovaloración excesiva, y a menudo hay excesiva
autorreferencia.
Personalidad:
• expansivo-paranoide
• fanática
• paranoide
• querellante
• sensitivo-paranoide
Excluye:    esquizofrenia paranoide (F20.0)
                   estado paranoide (F22.0)
                   paranoia (F22.0)
                   paranoia querellante (F22.8)
                   psicosis paranoide (F22.0)

F60.1       Trastorno esquizoide de la personalidad


Trastorno de la personalidad que se caracteriza por apartarse de los
contactos afectivos, sociales y demás, con preferencia por la fantasía, las
actividades solitarias y la introspección. Hay incapacidad para expresar
sentimientos y para experimentar placer.
Excluye:    esquizofrenia (F20.-)
                   síndrome de Asperger (F84.5)
                   trastorno delirante (F22.0)
                   trastorno esquizoide de la niñez (F84.5)
                   trastorno esquizotípico (F21)
 
F60.2       Trastorno asocial de la personalidad
Trastorno de la personalidad caracterizado por descuido de las obligaciones
sociales y endurecimiento de los sentimientos hacia los demás. Hay gran
disparidad entre el comportamiento de la persona y las normas sociales
prevalecientes. La conducta no se modifica fácilmente a través de la
experiencia adversa ni aun por medio del castigo. La tolerancia a la
frustración es baja, lo mismo que el umbral tras el cual se descarga la
agresión, e incluso la violencia. Hay tendencia a culpar a otros, o a ofrecer
racionalizaciones verosímiles acerca del comportamiento que lleva a la
persona a entrar en conflicto con la sociedad.
Personalidad:
• amoral
• antisocial
• asocial
• psicopática
• sociopática
Excluye:    personalidad emocionalmente inestable (F60.3)
                   trastornos de la conducta (F91.-)

F60.3       Trastorno de la personalidad emocionalmente inestable


Trastorno de la personalidad caracterizado por una tendencia
definida a actuar impulsivamente y sin considerar las consecuencias. El
humor es impredecible y caprichoso. Son probables los arrebatos
emocionales, con incapacidad para controlar las explosiones
conductuales. Hay tendencia a un comportamiento pendenciero y a generar
conflictos con los demás, especialmente cuando las acciones impulsivas son
fustradas o censuradas. Se pueden distinguir dos tipos: el impulsivo,
caracterizado preponderantemente por inestabilidad emocional y por falta de
control de los impulsos, y el limítrofe, que se caracteriza además por
perturbaciones de la autoimagen, de las aspiraciones y de las preferencias
íntimas, por sentimientos crónicos de vacío, por relaciones interpersonales
intensas e inestables y por una tendencia al comportamiento
autodestructivo, que incluye acciones suicidas e intentos de suicidio.
Personalidad:
• agresiva
• explosiva
• limítrofe
Excluye:    trastorno asocial de la personalidad (F60.2)

F60.4       Trastorno histriónico de la personalidad


Trastorno de la personalidad que se caracteriza por una afectividad super-
ficial y lábil, dramatización de sí mismo, teatralidad, expresión exagerada de
las emociones, sugestionabilidad, egocentrismo, autoindulgencia, falta de
consideración por los demás, demanda continua de aprecio, estímulo y
atención, y facilidad para sentirse herido.
Personalidad:
• histérica
• psicoinfantil
 
F60.5       Trastorno anancástico de la personalidad
Trastorno de la personalidad que se caracteriza por sentimientos de duda,
meticulosidad, verificación y preocupación por los detalles, terquedad,
precaución y rigidez excesivas. Puede haber pensamientos o impulsos
insistentes y rechazados, que no alcanzan la gravedad de un trastorno
obsesivo-compulsivo.
Personalidad:
• compulsiva
• obsesiva
• obsesivo-compulsiva
Excluye:    trastorno obsesivo-compulsivo (F42.–)

F60.6       Trastorno de la personalidad ansiosa (evasiva, elusiva)


Trastorno de la personalidad caracterizado por sentimientos de tensión y
aprehensión, inseguridad e inferioridad. Hay un anhelo permanente por
gustar y ser aceptado, una hipersensibilidad al rechazo y a la crítica,
conjuntamente con una restricción de los afectos personales y una tendencia
a evitar ciertas actividades, por exageración habitual de los peligros y de los
riesgos potenciales de las situaciones cotidianas.

F60.7       Trastorno de la personalidad dependiente


Trastorno de la personalidad que se caracteriza por una dependencia pasiva
prevalente de otras personas para tomar decisiones en la vida, tanto las
importantes como las menores. Hay gran temor al abandono, sentimientos
de desamparo y de incompetencia, complacencia pasiva con los deseos de
los mayores y de los demás, y una débil respuesta a las demandas de la vida
cotidiana. La falta de vitalidad puede hacerse evidente en las esferas
intelectual o emocional. A menudo hay tendencia a transferir la
responsabilidad a los demás.
Personalidad:
• asténica
• inadecuada
• pasiva
• derrotista

F60.8       Otros trastornos específicos de la personalidad


Personalidad:
• excéntrica
• inmadura
• narcisista
• pasivo-agresiva
• psiconeurótica
• tipo “inestable”

F60.9       Trastorno de la personalidad, no especificado


Neurosis del carácter SAI
Personalidad patológica SAI
 
F61        Trastornos mixtos y otros trastornos de la personalidad
Esta categoría se destina a los trastornos de la personalidad que a menudo
son molestos, pero que no muestran la estructura sintomática específica que
caracteriza a los trastornos descritos en F60.–. Debido a esto, con frecuencia
son más difíciles de diagnosticar que los de la categoría F60.–.
Entre los ejemplos de estos trastornos se incluyen:
• -trastornos mixtos de la personalidad con rasgos de varias de las
alteraciones incluidas en la categoría F60.–, pero sin un conjunto
predominante de síntomas que permita un diagnóstico más específico, y
• -cambios molestos de la personalidad, no clasificables en F60.– o en F62.–
y considerados secundarios a un diagnóstico principal de un trastorno
afectivo o de ansiedad coexistente.
Excluye:    rasgos acentuados de la personalidad (Z73.1)

F62        Cambios perdurables de la personalidad, no atribuibles a


lesión o a enfermedad cerebral
Trastornos de la personalidad o de la conducta en adultos, que se han
desarrollado en personas sin trastorno previo de la personalidad después de
la exposición a estrés prolongado, catastrófico o excesivo, o después de una
enfermedad psiquiátrica grave. Estos diagnósticos deben hacerse sólo
cuando hay evidencia de un cambio definido y perdurable del modo en que la
persona percibe, se relaciona o piensa acerca de su entorno o sobre sí
misma. El cambio de la personalidad debe ser significativo y debe estar
asociado con conductas invariables e inadaptadas, que no existían antes de
la experiencia patógena. El cambio no debe ser una manifestación directa de
otro trastorno mental, ni un síntoma residual de cualquier alteración mental
precedente.
Excluye:    trastornos de la personalidad y del comportamiento debidos a
enfermedad, lesión o disfunción cerebral (F07.–)
F62.0       Cambio perdurable de la personalidad después de una
experiencia catastrófica
Cambio perdurable de la personalidad, que dura al menos dos años, después
de la exposición a tensión catastrófica. La tensión debe ser tan extrema que
no sea necesario tomar en cuenta la vulnerabilidad personal para explicar
sus efectos profundos sobre la personalidad. El trastorno se caracteriza por
una actitud hostil y desconfiada hacia el mundo, aislamiento social,
sentimientos de vacío o de desesperanza, y una sensación crónica de “estar
al borde”, como si se estuviera constantemente amenazado y enajenado.
Este tipo de cambio de la personalidad puede ser precedido por un trastorno
de estrés postraumático (F43.1).
Cambio de la personalidad consecutivo a:         
• cautividad prolongada con posibilidad inminente de ser asesinado
• desastres
• experiencias en campo de concentración
• exposición prolongada a situaciones de amenaza para la vida, tales como la
posibilidad de ser víctima del terrorismo
• tortura
Excluye:    trastorno de estrés postraumático (F43.1)

F62.1       Cambio perdurable de la personalidad consecutivo a una


enfermedad psiquiátrica
Cambio de la personalidad, que dura por lo menos dos años, atribuible a la
experiencia traumática de haber sufrido una enfermedad psiquiátrica grave.
El cambio no puede explicarse por un trastorno previo de la personalidad y
debe diferenciarse de la esquizofrenia residual y de otros estados de
recuperación incompleta de un trastorno mental precedente. Este trastorno
se caracteriza por una dependencia excesiva y por una actitud de demanda
hacia los demás. Hay convicción de haber sido cambiado o estigmatizado por
la enfermedad, lo cual da lugar a una incapacidad para construir y para
mantener relaciones personales estrechas y seguras, así como también al
aislamiento social. Hay pasividad, reducción de los intereses y de la
participación en actividades recreativas, y quejas persistentes de estar
enfermo, lo cual puede asociarse con preocupaciones hipocondríacas y con
una conducta enfermiza. El humor es disfórico o lábil, no debido a un
trastorno mental actual ni precedente con síntomas afectivos residuales. Hay
prolongación de los problemas del funcionamiento social y ocupacional.

F62.8       Otros cambios perdurables de la personalidad


Síndrome de personalidad en el dolor crónico

F62.9       Cambio perdurable de la personalidad, no especificado

TRASTORNOS DEL ESTADO DE ANIMO (Defina brevemente estos


trastornos):

Los trastornos del estado de ánimo están divididos en trastornos


depresivos («depresión unipolar»), trastornos bipolares y dos
trastornos basados en la etiología: trastorno del estado de ánimo
debido a enfermedad médica y trastorno del estado de ánimo inducido
por sustancias. Los trastornos depresivos (p. ej., trastorno depresivo
mayor, trastorno distímico y trastorno depresivo no especificado) se
distinguen de los trastornos bipolares por el hecho de no haber
historia previa de episodio maníaco, mixto o hipomaníaco. Los
trastornos bipolares (p. ej., trastorno bipolar I, trastorno bipolar II,
trastorno ciclotímico y trastorno bipolar no especificado) implican la
presencia (o
historia) de episodios maníacos, episodios mixtos o episodios
hipomaníacos, normalmente acompañados por la presencia (o historia)
de episodios depresivos mayores.

TRASTORNOS DE ANSIEDAD (Defina brevemente estos trastornos):

Redes de apoyo social


La red de apoyo social está conformada por un conjunto restringido de
relaciones familiares y no familiares que brindan alguna o varias
formas de apoyo. Si bien la persona no recibe permanentemente estas
ayudas, puede disponer de ellas en situaciones críticas y
fundamentalmente para desarrollar soluciones creativas frente a
conflictos y problemas.

La red de apoyo social puede ser evaluada en lo que respecta a sus


características estructurales, funcionalidad y atributos de los vínculos
que la componen.
Las características estructurales aluden al “tamaño de la red”
(cantidad de personas que la conforman), la “densidad” (grado de
interrelación entre los miembros), la “distribución” (ubicación de las
relaciones en los cuadrantes y círculos del mapa de red), la
“dispersión” (distancia espacial entre los miembros), la
“homogeneidad o heterogeneidad” (similitud o diferencia de
características sociales, culturales y
demográficas entre los miembros de la red) (Sluzki, 1996: 45).

Importancia de las redes sociales en el adulto mayor


Referencias
Arias C. (2009). Facultad de Psicología – Universidad Nacional de Mar del
Plata. Argentina. Revista de Psicologia da IMED, vol.1, n.1, p. 147-158, 2009

AMERICAN PSYCHIATRIC ASSOCIATION (APA). (2002). Manual Diagnóstico y


Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV-TR. Barcelona: Masson. (pp. 1-
897). Recuperado de
https://psicovalero.files.wordpress.com/2014/06/manual-diagnc3b3stico-y-
estadc3adstico-de-los-trastornos-mentales-dsm-iv.pdf