Sei sulla pagina 1di 5

GENERALIDADES DEL LIDERAZGO Y LAS ACCIONES PARA EL DESARROLLO DEL EQUIPO DE

TRABAJO: ENFOQUE Y CRITERIOS PARA UN PLAN EFECTIVO DE DESARROLLO 

La sociedad actual se ha hecho más exigente en cuanto a las demandas de


conocimientos y destrezas que exige a sus ciudadanos. Un mundo de cambios
acelerados requiere de nuevos aprendizajes, y la posibilidad de disponer de
múltiples saberes alternativos en cualquier dominio del conocimiento humano,
plantea la necesidad de lograr una integración y relativización del conocimiento
que no puede seguir siendo sustentada en la tradicional forma de aprender por
simple reproducción.
La formación de equipos de trabajo para la unión de esfuerzos, ideas y
planteamientos para la actualización y generación del conocimiento y el cambio de
un clima organizacional para mejores relaciones entre docentes y alumnos. La
construcción de un factor estratégico como un desarrollo potencial centrado en el
ser humano como valor social. Dentro de todo el contexto anterior la
implementación de un modelo de evaluación de la calidad que combinen aspectos
de retroalimentación y orientación para el mejor manejo de las prácticas.

Calidad y actores involucrados

La calidad educativa es en general, un término que genera polémica en los


diversos actores involucrados. Cada uno de ellos, con su particular punto de vista,
interpreta lo que para ellos debe comprender la calidad.

Al ser parte de una institución educativa, los directores, profesores, padres de


familia, alumnos, administrativos tienen mucho que ofrecer y desarrollar en torno a
la idea de calidad de la educación.

La gestión educativa, en el ámbito de la calidad, otorga a la función directiva un


papel relevante, porque implica el tomar decisiones y articular los esfuerzos de los
actores y la estructura de la escuela en torno de los aprendizajes de los alumnos.
Es decir, el directivo tiene la capacidad de intervenir en todas las dimensiones de
la vida institucional para darle sentido a la organización, considerando las
intenciones pedagógicas de la escuela; es, además, un elemento que permite
construir la identidad de la institución para luchar por la capacitación de los
alumnos y profesores; porque el trabajo que realiza la dirección es la imagen de
calidad que muestra la escuela.

En lo que se refiere a los docentes, estos representan uno de los pilares más
sólidos de la institución, al no ser población flotante, al ser relevantes en la figura
de coordinación del director; por lo tanto, la capacidad de reproducir los principios
educativos, los docentes, además, inculcan en los alumnos los comportamientos,
actividades dentro de la escuela, además del saber, promovidas a través de las
prácticas pedagógicas.
Los docentes consideran, en este contexto, que la calidad se gestionará si se da
un clima propicio para el desarrollo de la transmisión de conocimientos, que facilite
el trabajo en equipo y supere los obstáculos para lograr la adquisición de
conocimientos; deben además cumplir con la tarea de asumir los retos que genera
su sociedad.

Consecuentemente, desde el papel que juegan los alumnos en la institución


escolar, la calidad educativa será entendida básicamente desde el aspecto social;
favoreciendo el clima de convivencia y fortalecimiento de lazos de amistad.

Por último, vinculado con los alumnos, se encuentra la esfera de los padres de
familia; que relacionan la calidad educativa con las actividades de impacto social a
lo externo de la comunidad en donde se inserta la escuela; además del ambiente
que generen los otros actores educativos, en cuanto a clima de respeto y
convivencia que se genere al interior de la institución.

Al ser identificada desde diversos actores, se puede apreciar que la calidad


educativa es un término difícil de definir por la cantidad de asuntos implicados y
por los puntos de vista de quienes se encuentran involucrados con ello.

Calidad y sistema educativo

Diferentes autores hablan sobre este complejo concepto, y la mayoría coincide en


que la calidad educativa depende de la satisfacción de las necesidades básicas de
aprendizaje. Cabe mencionar que una institución de calidad promueve el progreso
de sus estudiantes, maximiza la capacidad escolar, la participación de la
comunidad y la formación que promueve es de impacto en el campo laboral,
profesional y social.

En este contexto, las escuelas de todos los niveles educativos han buscado
siempre ofrecer un servicio de calidad, por lo anterior, instancias internacionales
como la OCDE, junto con el apoyo de programas como ISO, han determinado
estándares para maestros, líderes y alumnos que nos ayudan a determina la
calidad de las diferentes instituciones educativas.

En este contexto, se han diseñado instrumentos mediante los cuales se hace un


seguimiento riguroso a la calidad educativa que buscan dar un seguimiento al
proceso educativo y determinar los índices de calidad de la educación. Se
establecen objetivos para los sistemas de evaluación que buscan conseguir
estándares de calidad, que buscan calificar los resultados de dicho proceso para
determinar estrategias de seguimiento para el mejoramiento educativo. De esta
forma, la evaluación se propone obtener resultados numéricos que arrojen datos
cuantificables que den cuenta de la calidad educativa.

Los niveles de calidad varían mucho en que el sistema educativo y otro, y dentro
de un mismo sistema educativo, sin embargo, ésta debe estar presente en todos y
cada uno de los procesos que tengan que ver con la educación, niveles y actores;
misma que debe verse reflejada en la gestión educativa.

Gestión educativa

La gestión educativa es un proceso orientado al fortalecimiento de los Proyectos


Educativos de las Instituciones, que ayuda a mantener la autonomía institucional,
en el marco de las políticas públicas, y que enriquece los procesos
pedagógicos con el fin de responder a las necesidades educativas locales,
regionales.

En esta gestión educativa se enmarcan los equipos de trabajo, que se ubican en la


forma en que proporcione a la institución escolar una visión compartida acerca de
hacia dónde se quiere ir y cuáles son las concepciones y los principios educativos
que se pretenden promover. También tiene que ver con los procesos que faciliten
la comprensión, la planificación, la acción y la reflexión conjunta acerca de qué se
quiere hacer y cómo, que para ser efectivos deben desarrollarse de manera
colegiada.

Equipos de trabajo

La conformación de equipos de trabajo se da en tiempos y formas diversas, esto


no significa que sus miembros trabajen en colaboración, pues se presentan
implicaciones necesarias de reconocer, como la adaptación de los nuevos
miembros a las formas de trabajo existente, la conjunción de liderazgos, la
apropiación de los propósitos de grupo, la inclusión en tareas colectivas y la
aportación de la individualidad para la construcción colectiva, entre otras.

Estas implicaciones se convierten en tarea fundamental de una organización; se


requiere de esfuerzos que tienen sentido siempre y cuando se concentren en
lograr la concurrencia de factores como voluntad, decisión y participación por parte
de los miembros del grupo, de los que muestran alguna resistencia a los
propósitos generales y de los que se integran.

Clima organizacional

El clima, entonces, está representado por el ambiente interno existente entre el


personal de la institución y que repercutirá en los factores externos y la calidad
educativa, establecida como un elemento indispensable en la Reforma educativa
mexicana.

Tiene una dependencia a las situaciones que se presenten en la institución,


retoma elementos de la personalidad de los integrantes de la institución, está
determinado por las características, las conductas, las actitudes, las aptitudes, el
conocimiento, la motivación, las relaciones sociales entre los miembros de la
institución (directivos, personal administrativo, docentes, estudiantes, padres de
familia, comunidad), los valores, la cultura, las expectativas, el comportamiento y
el tipo de Gestión que se realice en la institución, de tal forma que observar todos
estos elementos permitirá un ambiente propicio para el cumplimiento de los
objetivos.

La gestión debe dejar a un lado los usos y costumbres que propician la rutina y el
aislamiento profesional. Lo que se propone es liderar procesos que aseguren los
resultados; trabajar en equipo para asumir corresponsablemente las decisiones
que llevan a lograr lo planeado, impulsar el involucramiento y la participación
activa de los padres de familia, en la formación de sus hijos; evaluar el desempeño
docente y el de los alumnos, con base en un enfoque de mejora continua. De lo
que se trata es de entender, diseñar y ejecutar la planeación de la escuela y del
aula de una manera totalmente renovada.

Con base en el tipo de Gestión que se desarrolle en la institución y del plan de


trabajo, se desarrollará un clima institucional y organizacional, siendo este y sus
tipos, elementos básicos para la armonía en la institución u organización y existen
cuatro tipos de clima organizacional: Orientado al Control (basado en sistemas);
orientado al Desarrollo de la Libertad Profesional (basado en la confianza de la
gente); orientado a la Productividad y el Rendimiento (basado en la optimización
continua de los procesos de producción); orientado al Desafío (basado en la
colaboración en equipo).

La detección del tipo de clima en la organización o institución resulta


fundamental para el cumplimiento de los objetivos, requiriendo de destreza,
estrategia y determinación.

Contribución del factor humano

La sociedad está constituida por grupos de personas que actúan


recíprocamente, que tienen actividades que se centran alrededor de objetivos
comunes, que comparten creencias, actitudes y conductas colectivas; cuando
se pertenece a grupos organizados con intereses afines, la relación personal es
más directa y existen mayores oportunidades de establecer vínculos estrechos y
definitivos que logran un beneficio común.

Con la colaboración de la comunidad se origina una nueva actitud ante las


autoridades escolares y municipales; la población, a través de su participación
colectiva, procura resolver aquellos problemas que están dentro de sus
posibilidades en corresponsabilidad con el fin de asegurar el bienestar general.
Con el desarrollo de la participación social se crea capital social, entendido
como el conjunto de normas y vínculos que permiten la acción colectiva.

Evaluación de la calidad.

Por lo general, la evaluación educativa se piensa principalmente como


evaluación de aprendizajes. Esta dimensión, si bien importante, no es la única.
Los aprendizajes son sólo una parte de los resultados del sistema educativo. La
educación no constituye solamente un mecanismo de producción de
conocimientos o habilidades para el mercado de trabajo, sino que también es
una agencia fundamental de socialización, esto es, de formación en valores y
actitudes compatibles con un modelo de sociedad.

También debe tenerse en cuenta que una evaluación integral del sistema
educativo supone atender también a los insumos, los actores, las condiciones, y
especialmente, a los procesos educativos. Es necesario, por lo tanto, elaborar
indicadores válidos y confiables de aspectos como los recursos disponibles en
las escuelas; las capacidades, representaciones y prácticas pedagógicas de los
maestros; las condiciones de vida de los alumnos; la gestión y el clima escolar.

Sólo atendiendo a estos aspectos es posible pasar de la descripción a la


explicación de los fenómenos, ampliando así las posibilidades de intervención.
Otros aspectos importantes a evaluar son los programas de estudio de los
alumnos, la formación docente, o el funcionamiento del sistema. Asimismo, es
fundamental una evaluación sistemática de las políticas y programas
educativos, en particular de su impacto.

La evaluación de la calidad comprende aquellas actividades realizadas por una


empresa, institución u organización en general, para conocer la calidad en ésta.
Supervisa las actividades del control de calidad. Habitualmente se utilizan
modelos de calidad o referenciales, que permiten estandarizar el proceso de la
evaluación y sus resultados, y por ello comparar.