Sei sulla pagina 1di 4

Capı́tulo 1.

Introducción 3

ca incluyendo la evidencia empı́rica y los modelos computacionales que las


respaldan para destacar aquello que propone la Cognición Cimentada. El
capı́tulo 3 está dedicado a la exposición de distintos estudios sobre las pala-
bras abstractas a partir de las diferencias que guardan con las concretas. Es-
ta exposición mostrará que no hay una dicotomı́a entre concreto–abstracto
sino, más bien, un continuo. Posteriormente, dentro de este capı́tulo en la
sección 3.2 también se describirán las tres explicaciones más importantes
sobre el significado de las palabras abstractas defendidas en la Cognición
Cimentada y se hará una evaluación crı́tica de ellas. Éstas incluyen lo que
aquı́ se denomina “cimentación en la experiencia” ya sea (1) indirectamente
o (2) directamente (en las situaciones, las acciones y la experiencia social y
emocional), ası́ como (3) los modelos mixtos. En el capı́tulo 4 se discutirán
los puntos de controversia entre las teorı́as tradicionales y corporizadas y se
defenderán los modelos mixtos corporizados destacando las ventajas teóricas
que ofrecen para explicar de forma adecuada el significado de las palabras
concretas y abstractas. Además, se expondrán dos modelos computacionales
mixtos sobre la representación del significado de palabras abstractas. Éstos
–al igual que la evidencia empı́rica a favor de modelos mixtos– tienen limi-
taciones. Sin embargo, constituyen un avance significativo porque permiten
aproximarse al modelado computacional de la comprensión y adquisición de
palabras abstractas.

1.1. La Cognición Cimentada: Una revisión


de sus principales supuestos teóricos
De acuerdo con las teorı́as tradicionales o amodales de la cognición, los
procesos cognitivos son manipulaciones de sı́mbolos abstractos, arbitrarios
y vacı́os que no tienen nada que ver con el medio ambiente, la experiencia
y el cuerpo. En oposición, las teorı́as más recientes como la Cognición
Cimentada ponen énfasis en las relaciones complejas entre estos elementos
como las bases sobre las cuales se erigen todos los procesos cognitivos.
Debido a que la Cognición Cimentada cuenta con apenas tres décadas
de desarrollo (Barsalou, 2010), no exhibe un acuerdo definitivo sobre sus
principales propuestas teóricas, razón por la cual la revisión que aquı́ es
provista intenta ofrecer una descripción general aunque no exhaustiva de
éstas.

1. La noción de “cimentación” y las formas de cimentación. De acuerdo


con Pezzulo et al. (2013), “cimentación” significa que la cognición
4 1.1. La Cognición Cimentada

depende, en gran medida, de las propiedades fı́sicas del mundo. En un


sentido más amplio, puede decirse que los procesos cognitivos están
cimentados porque no ocurren en el cerebro de modo independiente
al resto del cuerpo ası́ como al medio fı́sico y social. Barsalou (2008a)
propone tres grandes formas mediante las cuales se pueden cimentar
los procesos cognitivos, a saber: los estados corporales, las situaciones
y las simulaciones modales. Los estados corporales comprenden los
sistemas de modalidad especı́fica: los procesos motores, la percepción
externa (vista, oı́do, tacto, gusto y olfato) y la percepción interna
que incluye a las emociones, la introspección, la propiocepción, entre
otras [Barsalou (1999), Pezzulo et al. (2013)]. Por otro lado, las
situaciones constituyen una forma de cimentación ya que los procesos
cognitivos no suceden de forma aislada sino, más bien, son altamente
dependientes de escenarios fı́sicos y sociales. Las simulaciones mo-
dales, de acuerdo con Barsalou (2008a), también son una forma de
cimentación. Durante una experiencia particular (por ejemplo, patear
una pelota), el cerebro integra y almacena la información de dicha
experiencia (sobre el color, tamaño de la pelota, etcétera) proveniente
de las distintas modalidades. Posteriormente esa información es
utilizada como una simulación o recreación débil para implementar
otros procesos cognitivos como la conceptualización y la comprensión.
Además, en otro artı́culo de 2010, Barsalou acepta que –en general–
también el medio ambiente puede ser concebido como una forma
de cimentación. Por último, tal como aclaran Barsalou (2010) y
Pezzulo et al. (2013), la Cognición Cimentada puede ser tomada
como una teorı́a corporizada porque incluye a los estados corporales
como una forma de la cimentación. Sin embargo, a diferencia de otras
propuestas de tipo corporizado, la Cognición Cimentada es mucho
más amplia porque destaca otras formas de cimentación como las
situaciones y las simulaciones.

2. El papel del cuerpo. En la Cognición Cimentada el cuerpo no es


concebido simplemente como el soporte fı́sico de la cognición sino
que, más bien, el cuerpo posibilita la cognición junto con otros
factores como el medio ambiente (Pecher y Zwaan, 2005). Ademas,
también es ampliamente aceptado que las capacidades cognitivas de
los organismos son definidas, en gran medida, por las restricciones
fı́sicas que imponen sus cuerpos (Pezzulo et al., 2013).
Capı́tulo 1. Introducción 5

3. La distinción entre procesos cognitivos de bajo y alto nivel. En


las visiones tradicionales [por ejemplo: Fodor (1983)], los sistemas
modales de percepción y acción son concebidos a manera de sándwich
(Hurley, 2008) como procesos periféricos donde los primeros son
inputs y los otros outputs. De este modo, ambos son independientes
respecto a los procesos cognitivos centrales o de alto nivel como
el razonamiento y la memoria. Por el contrario, en la Cognición
Cimentada no hay una distinción ontológica (Pezzulo et al., 2013)
entre procesos de alto y bajo nivel. De ahı́ que, gran parte del esfuerzo
de quienes defienden la Cognición Cimentada sea mostrar que los
sistemas modales están presentes en los procesos de alto nivel.

4. Los procesos cognitivos son dinámicos y no modulares. A diferencia


de las teorı́as tradicionales, la Cognición Cimentada propone que
no hay procesadores centrales ni módulos para procesos cognitivos
especı́ficos localizados en áreas cerebrales determinadas, más bien,
éstos son el resultado de interacciones dinámicas de distintos circuitos
neuronales y regiones cerebrales.

5. La cognición fuera de lı́nea. El principal objetivo de quienes defienden


la Cognición Cimentada es mostrar que las distintas formas de
cimentación (simulaciones, las situaciones, los estados corporales y el
medio ambiente) no son epifenómenos sino que juegan un papel causal
(Barsalou, 2010) relevante para el desarrollo de los procesos fuera de
lı́nea, es decir, aquellos procesos de alto nivel que ocurren sin que
haya un acoplamiento entre el organismo y su medio (por ejemplo: la
imaginerı́a mental, la comprensión lingüı́stica, la conceptualización,
y la memoria). Tal como destaca Wilson (2002), los procesos fuera
de lı́nea son problemáticos para los modelos corporizados como la
Cognición Cimentada, por lo cual han sido objeto de interés y debate
en las investigaciones más recientes [ver Barsalou (2008a) y Barsalou
(2010) para una revisión de los estudios más importantes sobre
procesos de este tipo].

6. Cognición Cimentada y Empirismo. Barsalou (2010) sostiene que la


Cognición Cimentada es próxima al empirismo en sus múltiples ver-
tientes y reconoce como algunos de sus antecedentes al empirismo de
los siglos XVII y XVIII defendido por filósofos británicos como John
6 1.1. La Cognición Cimentada

Locke y David Hume, ası́ como al empirismo del siglo XX de filósofos


como Bertrand Russell. En lo que concierne a la representación de los
conceptos, una de las teorı́as más destacadas en la Cognición Cimen-
tada es la de los sı́mbolos perceptuales (Perceptual Symbol Systems)
defendida por Barsalou (1999), según la cual los sistemas de modali-
dad especı́fica son el principal soporte del procesamiento conceptual.
Esta propuesta ha generado interés en filósofos empiristas como Jesse
Prinz quien defiende una teorı́a sobre los conceptos en concordancia
con la de Barsalou [ver, por ejemplo: Prinz (2002)]. Esto ha llevado
a algunos filósofos como Machery (2007) a considerar que, dada la
importancia que se le asigna a la información modal (es decir, aquella
provista por los sistemas de modalidad especı́fica), la Cognición Ci-
mentada es una teorı́a neoempirista de la cognición por lo menos para
procesos cognitivos como la conceptualización. Además, la Cognición
Cimentada también puede ser vista como una teorı́a empirista sobre
la adquisición de las facultades cognitivas. Aunque Barsalou (2008a)
niega que ésta se halle en conflicto con el innatismo, en general, las
teorı́as corporizadas como la Cognición Cimentada enfatizan los as-
pectos sensoriales, motores y ambientales que subyacen a los procesos
de adquisición y desarrollo de capacidades cognitivas como el lenguaje
[por ejemplo, la robótica epigenética propuesta en trabajos como el de
Morse et al. (2010)].